28 Agosto/11 “Vete! Eres un estorbo para mi” Mateo 16:21-27


EL EVANGELIO TEJIDO POR MUJER (51)

“Vete! Eres un estorbo para mi” 

Mateo 16:21-27

 

Olga Lucia Álvarez Benjumea

En el Evangelio del Domingo pasado, leíamos que Jesús le había hecho entrega de “las llaves del Reino” a Pedro. La actitud de desacuerdo de este discípulo nos permite articular el Evangelio anterior con el de hoy.

Podemos imaginar a Pedro y a los demás, con una gran cara de satisfacción al recibir “las llaves del Reino” y todavía hay quienes ponen esa cara cuando les “dan” las llaves del Reino. Porque viven del concepto, de la ambición, la ansiedad, el triunfalismo y el poder mesiánico Lo que no se imaginaron jamás, son las consecuencias de la propuesta de Jesús, que tiene el recibir las dichosas “llaves”.

Después de entregadas “las llaves del Reino”, Jesús, manifiesta a sus amigos que debe ir a Jerusalén para recibir toda la agresividad e improperios del estado romano!

Pedro, teniendo  “las llaves” en la mano, quien todavía no había captado el significado de lo que el Maestro les quiso decir, increpa a Jesús, (Mateo 16:22). Típica reacción humana de miedo, a perder el poder, que acaba de recibir. Sabemos que le dijo Jesús y a donde lo envió.

“El que quiera venirse conmigo, que reniegue de sí mismo,

 que cargue con su cruz y entonces me siga”

(Mateo 16:24)

 

La propuesta de Jesús, es para todos/as no tiene reversa, para los que se creen de “arriba” y para los que se creen de “abajo”.

No todas las alabanzas que se dicen, son para quien las escucha. Esas son para quien las dice. Hay un refrán popular, que quien recibe la alabanza responde: “con tus reflejos”. Precisamente como esas alabanzas no nos pertenecen, no las podemos almacenar en nuestro ego-centrismo. Sin embargo eso es lo que hacemos. Quien las dice, es quien quiere que se las digan y así va creciendo el círculo de nuestros “egos”.

El circulo de “egos” que hemos creado a nuestro alrededor, supuestamente nos protege y “da” una identidad falsa. Esto nos da inseguridad, por eso dependemos de las “alabanzas”. Esto nos está demostrando que no sabemos quién somos, porque vivimos preocupados de lo que digan de nosotros los demás.

Ese “reniegue de sí mismo” al que nos invita Jesús, es la sugerencia a dejar ese casco, ese caparazón de “egos”. Por estar pendientes de ellos que nos envuelven y da miedo, desconocemos nuestro origen divino, no nos conocemos y nos olvidamos de Dios.

Deshacernos de estos absurdos no es fácil, ni “barato” siempre estamos recateando el  “precio”.  Todo lo queremos rápido, sin ningún esfuerzo. Resulta que el tomar consciencia es un proceso, largo y costoso para hacer desaparecer nuestro “yo”.

Vivimos maquillando, retocando, nuestro “yo”. Es como cuando el médico da un diagnóstico grave, siempre se busca el que sea un error, se busca y se buscan otras opiniones. Además que la operación es costosa. Ante la evidencia se suplica y ruega que sea más barato. Es como proponer al galeno, que maquille la ecografía, la radiografía, o altere los exámenes de laboratorio, y seguimos sin salud…nosotros mismos nos estamos haciendo el mal, no estamos matando. Todo esto nos ocurre por no conocernos y el conocernos resulta que no es tan fácil ni tan barato.

Aceptemos que tenemos que renunciar a nuestro “yo” para seguir a Jesús,no nos dejemos engañar, ante lo que dicen de nosotros, no nos preocupemos aprendamos a mirarnos dentro de nosotros mismos, busquemos nuestros orígenes que nos llevan a Dios.

“Mi yugo es suave y mi carga ligera”

Mateo 11:25-30

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 280 seguidores

%d personas les gusta esto: