Oro. Alfredo Molano Bravo


 Elespectador.com

Cuando se habla de oro, y de minas, se piensa en un hueco largo, con vigas de madera y chorritos de agua que se deslizan por las paredes del túnel.

Cuando se habla de Santa Bárbara de Iscuandé, quizás se piensa en la costa del Pacífico. Si se agrega que hubo una docena de muertos en ese lugar, muchos pensarán que no cuadra la cosa. ¿Muertos en una mina de oro en Iscuandé? ¿Acaso hay socavones en los manglares? Pues no. Socavones no, pero minas de oro, sí.
Sí, porque el oro que se está sacando por toneladas en el litoral Pacífico se saca usando retroexcavadoras, buldóceres, dragas, mercurio y muertos. En Iscuandé puede haber 300 o 400 retroexcavadoras. Cada una obtiene, en promedio, una libra semanal; remueven miles de toneladas de tierra y dejan huecos en los que no se recuperará la vegetación ni sembrando yarumos, un árbol que se da en todas partes. Es tierra envenenada que ha pasado por las uñas de las retroexcavadoras, por los canelones llenos de mercurio y por las manos de los negros que la vuelven a lavar con una batea de madera para sacar, si la suerte les ayuda, un adarme de oro, o sea lo que pesa un grano de maíz blanco y criollo.
Las retroexcavadoras entran sin licencia y pasan frente a las autoridades —legítimas e ilegítimas—, que cobran por dejarlas entrar a trabajar y luego cobran por dejar sacar el oro. Las retros hacen huecos que pueden tener 50 metros de diámetro. Remueven horizontal y verticalmente lo que llaman, con asepsia encubridora, “material”. En realidad es la delgada capa vegetal —donde antes había selva— más piedras, arenas y gredas. Todo. Los negros van detrás de las retros, o mejor, a su lado, y en cada tronera que abren las máquinas se meten 100 o 200 barequeros. Las retros escarban y ahondan y las paredes de ese “material” se derrumban sobre la gente que está trabajando. En general son miembros de la misma comunidad con la que el patrón de la retroexcavadora ha hecho un trato. A veces les pagan con plata, a veces con una moto, con un par de celulares, con un revólver. Todo depende del cateo que el patrón haya hecho para saber cuánto oro puede dar la veta, o el sitio.
La costa del Pacífico está toda cateada por las compañías de empresarios mineros y por las grandes empresas auríferas colombianas, canadienses, surafricanas. El único que no sabe cuánto oro hay, ni donde está, es el Estado. Y no quiere saberlo, porque los gobiernos locales ganan por un lado o por el otro con esa explotación y dejan que el gobierno central conserve su calculada inocencia.
Circula en los medios de comunicación la noticia de muertos, heridos y sepultados en una mina de oro. Las autoridades competentes, para llamarlas como las llaman, y que son todo lo contrario, no saben cuántos muertos son porque la Armada Nacional dice que es muy difícil llegar allá, a esos manglares que están bajo su responsabilidad militar, y por donde se saca madera, oro, coca, cocaína, y entran armas, insumos.
A los muertos —que pueden ser muchos— los sacarán en “helicópteros medicados”, como dice la información que circula. Los sacarán y la gente los llorará con sus gritos eternos y después de nueve noches volverán con sus bateas a seguir sacando lo que dejan las retros y lo que el Estado —de cosas— permite.
Dirección web fuente:

http://www.elespectador.com/opinion/oro-columna-475283

Iglesia San Estanislao corteja un nuevo futuro


A los ojos de la Rev. Marek Bozek, St. Stanislaus Kostka polaco Parroquia Católica es como una princesa, que es cortejada por muchos pretendientes.

Durante meses, la parroquia – que tenía una muy publicitada ruptura con la Iglesia Católica Romana en 2005 – ha estado coqueteando con afiliaciones que podrían definir la identidad de la congregación.

Primero en la lista de socios potenciales es la Iglesia Episcopal. También está la Iglesia Católica Ecuménica, que se describe como parte de la iglesia cristiana universal.

Además, San Estanislao se encuentra en conversaciones con lo que algunos lo consideren como grupos más marginales, como romanos Womenpriests (Mujeres Presbiteras católicas) católicas, formado por mujeres que sostienen que han tomado de nuevo su derecho otorgado por Dios a ministrar.

Y el reverendo Stanley M. Bilinski, obispo ordinario de la Diócesis de Occidente de la Iglesia Católica Nacional Polaca, que fue fundada por el polaco-americanos que antes eran católicos romanos, se encuentra en medio de la planificación de una visita a San Estanislao.

“Nosotros queremos tener opciones. No queremos poner todos los huevos en una sola canasta “, dijo Bozek, en una reciente entrevista en su oficina en San Estanislao. “No queremos decir que esta es la única manera que podemos imaginar nuestro futuro.”

Una vez dicho esto, Bozek está favoreciendo los acuerdos que permitirían San Estanislao para mantener sus lazos católicos.

Dijo que es parcial a la Iglesia Episcopal, pero sólo porque está en plena comunión con la Iglesia Católica Antigua de Utrecht. El organismo europeo separó de Roma en el siglo 19 sobre la doctrina de la infalibilidad papal, pero es reconocido por el Vaticano como tener sacramentos válidos, así como la sucesión apostólica, la línea ininterrumpida de obispos dice que se remontan a los apóstoles de Jesucristo.

“Nosotros no queremos llegar a ser episcopal. Estaríamos encantados de trabajar con ellos en comunión con ellos para obtener nuestro objetivo de ser una parroquia católica vieja “, dijo Bozek.

“Hemos crecido creyendo que somos católicos, y nos vamos a morir creyendo que somos católicos. El adjetivo antes – Católica Romana, o católico polaco, o Católica Antigua – los adjetivos son secundarios. Nuestra identidad católica está en la base de cómo nos identificamos a nosotros mismos “.

Pero entre algunos miembros de la parroquia, resentimientos permanecen sobre la división de San Estanislao de Roma.Hace un año – como medio para poner fin a una disputa legal de larga data con la Arquidiócesis de St. Louis – St. Stanislaus acordó ya no describirse a sí misma como católica romana.

John Baras vende seguros de vida por la Alianza Nacional de Polonia. Él todavía hace que la caminata de 32 millas de San Estanislao de Eureka tan a menudo como le sea posible. Pero él está nervioso por el futuro de la iglesia.

“Personalmente no me siento que va en la dirección correcta”, dijo Baras, quien agregó que muchos feligreses están bajo la influencia del encanto de Bozek. “Él no les permite pensar por sí mismos.”

Otros, sin embargo, creen que San Estanislao es todavía una gran familia. Y eso como una familia, que hará que la decisión sobre qué afiliación para elegir juntos.

“Esto es algo que nos afectará en el futuro, por lo que queremos que sea una buena decisión”, dijo Janice Merzweiler, 75, una feligrés que es miembro de la junta directiva de la iglesia de directores como secretaria.

GOING INDEPENDIENTE

Como San Estanislao lucha por su futuro, es entre una comunidad frágil pero creciente de parroquias católicas independientes de la Iglesia Católica Romana.

Julie Byrne, profesora asociada de religión en la Universidad de Hofstra en Hempstead, Nueva York, cuyo libro “The Other católicos” es que saldrá el próximo año, estima que hay cerca de 250 comunidades católicas EE.UU. independientes de Roma.

Estas comunidades, que las cifras Byrne abarcan aproximadamente 1 millón de feligreses, son enormemente diversas. Algunos, como la Sociedad de San Pío X, claman por una iglesia ultra-tradicional, donde el sacerdote, de espaldas a la congregación, todavía recita la misa en latín, como en los días antes del Concilio Vaticano II.

Otros, como San Estanislao, tienen como objetivo ser un lugar más acogedor que, lo que en su opinión, es una interpretación demasiado estricta Iglesia Católica Romana, aunque el Papa Francisco, con su charla de no juzgar a los demás, ha matizado  la postura.


El Rev. Marek Bozek da el último minuto estímulo para el monaguillo Michael Gallaway, 8, antes del inicio de la misa en San Estanislao iglesia católica polaca en Domingo, 16 de febrero 2014. Foto por Laurie Skrivan, lskrivan@post-dispatch.com

“Un poco de vapor ha salido de las velas de los católicos independientes”, dijo Byrne, señalando algunos católicos pueden optar por esperar y ver qué hace el nuevo Papa, en lugar de abandonar el barco.

Aquí en San Luis, además de San Estanislao, existen otras comunidades católicas independientes, como Santa Catalina de Siena, que se anuncia como un hogar para los católicos contemporáneos. Las mujeres pueden ser sacerdotes. Los sacerdotes pueden casarse.Comunión se ofrece a cualquiera.

Pero ir independiente está lejos de ser una garantía de un futuro más próspero.

“La mayoría de estas comunidades son muy pequeñas, y son muy frágiles”, dijo Kathleen Kautzer, profesor asociado de sociología en Regis College en Weston, Massachusetts, y un autor en el catolicismo.

Una de las iglesias independientes de mayor éxito es la Iglesia Spiritus Christi en Rochester, Nueva York, que cuenta con 1.500 miembros. La Rev. Mary Ramerman, pastora de la iglesia, dice que da la bienvenida a todos y apoya a las personas con problemas mentales y físicos, así como los que están haciendo la transición de la prisión a la sociedad.

Pero Kautzer dijo: mayoría de las congregaciones autónomas no les fue tan bien.

“Somos las víctimas ‘

St. Stanislaus, justo al norte del centro de la ciudad, con cerca de 300 miembros, ha luchado por su supervivencia y la autonomía ya la arquidiócesis primero pidió la parroquia en 2003 para entregar el control de sus bienes y activos.

Desde el siglo 19, la iglesia ha regido sus propias finanzas. Sus estatutos declararon que una junta laica controla la propiedad y los bienes de la iglesia, mientras que el arzobispo podía nombrar a la junta directiva y pastor.

Cuando San Estanislao se negó a dar su consentimiento a la petición de la arquidiócesis, entonces Arzobispo Raymond L. Burke respondió tirando de los párrocos. Los miembros del Consejo también fueron excomulgados, o se colocan fuera de la comunión de la iglesia, aunque la reconciliación sigue siendo una posibilidad.

Por cerca de 16 meses, San Estanislao fue sin un párroco. En la Nochebuena de 2005, Bozek, que acababa de ser contratado por la junta, dispuesto a decir su primera misa Fue excomulgado de inmediato por Burke, y más tarde laicizado por el Papa Benedicto XVI. El 29 de diciembre de 2005, la arquidiócesis anunció que la iglesia ya no era parte de la Iglesia Católica Romana.

Para el 2008, la arquidiócesis había demandado por el control de la iglesia, sólo para perder cuatro años más tarde, cuando un Tribunal de Circuito de St. Louis dictaminó en 2012 a favor de San Estanislao. Después de San Estanislao no accedió a afiliarse al Vaticano, la arquidiócesis acordó el año pasado para desestimar su recurso de casación.

Desde entonces, San Estanislao ha tratado de replantear nuevas afiliaciones.

Sin embargo Bozek mantiene que no tiene una buena opinión de la gran mayoría de las organizaciones católicas independientes.

Muchas personas en el movimiento, dijo, muestran una “falta de madurez, tanto teológica como personalmente. Muchas veces se centran en títulos y vestimentas que suenan de lujo, mientras que su ministerio es prácticamente inexistente, o basado en la web “.

Bozek también dice que está decepcionado por los bajos estándares de muchos de los grupos tienen para la ordenación.

Los expertos dicen que los movimientos católicos independientes han luchado por otras razones, también: los católicos están acostumbrados a ser parte de algo más grande.

“Los católicos no dividids en un millón de pedacitos. Eso es algo diferente. Eso es protestante. Eso no es católico “, dijo Byrne.

A algunos les preocupa que el aumento de las comunidades católicas de autogobierno tiene también feligreses confundidos, lo que les deja sin saber qué es exactamente lo que significa ser católico.

Bozek, por su parte, tiene la esperanza de que con la llegada del Papa Francisco, la Iglesia Católica tendrá la oportunidad de venir una vez más juntos. Hasta entonces, Bozek cree que su parroquia es una perspectiva atractiva para cualquier obispo.

“No quiero sonar arrogante, pero somos conscientes de que quien nos unimos, se beneficiarán tanto como lo haríamos”, dijo.

Sin embargo, “podría ser el caso si Francisco se mueve hacia adelante, no habría ninguna necesidad de buscar un lugar diferente”, continuó. “Estamos seriamente creemos que somos las víctimas, injustamente castigado por nada. Nos encantaría ser vindicada. Nos encantaría volver a ser bienvenido “.

Lilly Fowler es el reportero de la religión en el Post-Dispatch. Síguela en Twitter  @ LillyAFowler

 

Francia: Los peligros que acechan


LUNES, 17 DE FEBRERO DE 2014
Hugo Moreno (SINPERMISO)

El año 2014 comenzó con expresiones singulares de la crisis económica política, moral y cultural que atraviesa la sociedad francesa. La Marcha por la vida, el 19 de enero; El Día de la cólera, el 26 de enero; y la Manif para todos, el domingo 2 de febrero: fueron, todas, expresión inédita de una masa conservadora y reaccionaria movilizada que ocupó las calles. Lejos quedan ya las grandes jornadas de lucha popular convocadas por los sindicatos y los partidos de izquierda. Lo cierto es que la presencia en las calles de cientos de miles de personas de persuasión conservadora, desde luego en París y en otras grandes ciudades como Lyon, es un hecho que, no por hasta ahora insólito, haya que minimizar.

Esta es, en efecto, la novedad: por vez primera en mucho tiempo se asiste a una ocupación de gran envergadura del espacio público por parte de la Francia conservadora y aun reaccionaria. El antecedente hay que buscarlo el 30 de mayo de 1968. Entonces, convocados por el general De Gaulle, un millón de franceses se volcaron en los Campos Elíseos. Fue expresión del miedo y la hostilidad despertados por la revuelta de la juventud estudiantil y por las huelgas obreras y las ocupaciones de fábrica que le siguieron. Esa masa conservadora se movilizó entonces con un común denominador : el temor -harto real- a la revolución. No en vano el recuerdo de aquel momento histórico sigue, décadas después, resultando perturbador para las clases dominantes. ¿No estamos asistiendo ahora a un estallido vengativo, a la culminación de un largo proceso de desquite contra las conquistas -políticas, culturales, sexuales- de mayo del 68 y, más de fondo aún, contra las que fue imponiendo e institucionalizando el movimiento obrero y el Consejo Nacional de la Resistencia en la primera década que siguió a la Liberación?

Hay, por lo pronto, una connotación inédita que conviene destacar. Las tres grandes manifestaciones de comienzos de año, se hicieron al margen de la derecha política tradicional, ya sea la UMP u otras organizaciones institucionalizadas. Y encima, sin contar tampoco con la presencia de figura carismática ninguna. Las manifestaciones de esta abigarrada y heterogénea masa fueron convocadas por la red, por las asociaciones familiares católicas, por los integristas de Civitas y por una plétora de grupúsculos reaccionarios tan desconocidos como prestos a autoatribuirse poder de convocatoria. Se ha visto el resurgir de integrismos del más dispar origen, unidos todos, empero, por la oposición al matrimonio para todos, por la xenofobia y por el racismo de la eterna Francia para los franceses, por el cuestionamiento de la ley Veil de 1974 (que legalizó, con el apoyo de la izquierda parlamentaria, el derecho al aborto), por la tutela de los “valores tradicionales”, por la fobia al “Islam” y a la homosexualidad, por la defensa de la familia patriarcal, etc. Es decir, algunos de esos miedos múltiples, muchos irracionales, que nacidos de y exacerbados por los efectos devastadores de una crisis, como la actual, suicidamente gestionada por el grueso del establishment político -centroderecha y centroizquierda de consuno- con necias políticas económicas procíclicas..

La historiadora Danielle Tartakowsky observó recientemente desde las páginas de L’Humanité la reviviscencia de “una Francia maurrasiana, aunque sea sin saberlo”. La evocación de Charles Maurras es significativa. Como se sabe, éste fue el teórico, en la primera mitad del siglo pasado, de la derecha católica, reaccionaria, antiparlamentaria y monárquica, profundamente antisemita (el “judío” entonces como chivo emisario, como hoy el “musulmán” o el “extranjero” que no sea blanco y católico). Ese movimiento de ideas del “nacionalismo integral” maurrasiano -aun si diferenciado del fascismo de Mussolini o del nacionalsocialismo de Hitler- fue terreno propicio para la extrema derecha. Las fronteras entre uno y otro eran frágiles y permeables. Y Maurras mismo, como se sabe, terminó su carrera política apoyando al Estado Francés del Mariscal Pétain y la colaboración con la Alemania hitleriana.

Otra época, otro escenario. De acuerdo. Pero una preocupación legítima flota en el ambiente actual. A la crisis económica europea -de la que Francia no puede escapar- se suma una crisis social y política que nutre el descrédito de los partidos y de la misma política. El errático comportamiento del gobierno de François Hollande y Jean-Marc Ayrault, su primer ministro, ha contribuido a aumentar ese sentimiento de desencanto generalizado, especialmente vivo entre los sectores más frágiles de la sociedad. Los obreros, empleados, desocupados, y en particular, la juventud marginalizada, son los más afectados. Una parte de la población ha perdido ya toda esperanza. Si quedaba alguna, Hollande terminó por enterrarla, pues la continuidad con el “sarkozismo” acentuada en los últimos tiempos le ha arrebatado hasta el beneficio de la duda. Y en ese ambiente de desempleo crónico, estrangulamiento del gasto público, destrucción salarial y desbaratamiento de la regulación política republicana tradicional del “mercado de trabajo”, impotencia democrática y estrechamiento general de los horizontes vitales de la población ¿cabe esperar otra cosa que el resurgir en forma de “ideas” de las bajas pasiones antirrepublicanas y antidemocráticas inveteradamente latentes en el Hexágono? ¿Tan sorprendente resulta el progresivo afloramiento a superficie de las zonas más abisales, más atrasadas y más reaccionarias de la sociedad?

El reciente Pacto de Responsabilidad acordado con el Medef -la organización patronal del gran empresariado francés- es acaso el ejemplo más elocuente del nuevo rumbo adoptado por el actual gobierno “socialista”. El sometimiento coram populo al gran capital y a los suicidas imperativos de la elite neoliberal europea no puede dejar de verse sino como una nueva vuelta de tuerca en la progresiva degradación de la relación de fuerzas en disfavor de las clases populares. El movimiento obrero, otrora poderoso, se bate en retirada. Diríase que se sabe impotente ahora mismo siquiera para predstar un adarme de resistencia a la feroz ofensiva grancapitalista.

Repárese en ello: no se trata solo de un episodio más en la larga historia de la lucha de clases en Francia; se trata de un cambio profundo, epocal, pretendidamente funcional al tránsito hacia un mundo económico capitalista políticamente remundializado. La remundialización destruye todo en su insaciable frenesí de mercantilización, de financiarización, de concentración de la riqueza y privatización neofeudal por la vía del despojo y saqueo de los bienes comunes y del patrimonio público; como barre fronteras, destruye soberanías populares y derechos sociales adquiridos. Genera impotencia política, y con ella, desencanto social, malestar público y frustraciones de toda laya en unos ciudadanos crecientemente reducidos a la condición de súbditos. Cuando se asiste impotente a la destrucción de conquistas sociales resultantes de más de medio siglo de luchas, cuando el espectro de perder el empleo -o de no acceder nunca más a uno- se convierte en una pesadilla cotidiana, se entra en terreno fértil para los movimientos más retrógrados.

En la población de los barrios periféricos de París y otras grandes ciudades, más del 50 % de los jóvenes está en esta situación. Es una juventud frecuentemente de origen extranjero, marginada y abandonada a su suerte, estigmatizada por el color de su piel o por sus costumbres y modos de vida. La economía sumergida, el pequeño hurto, el tráfico de drogas y, desde luego, la expresión puntual del hartazgo han venido aquí a reemplazar cualquier horizonte de “integración”, movilidad y ascenso social “honrado”. Francia se ha convertido en un país atomizado, socialmente desintegrado, moralmente desjarretado y culturalmente enfermo. Esa es la verdad. Uno se pregunta cómo es posible que no haya habido hasta ahora una explosión social de gran magnitud. Y hasta cuando.

Hollande ha perdido su apuesta a favor del empleo -preocupación capital de los franceses, según los sondeos de opinión-: el compromiso de reducirlo a fines de 2013. Al contrario, el número de desocupados aumentó, aunque sea levemente. Día tras día se destruyen puestos de trabajo, los empresarios despiden, regiones enteras son arrasadas. Según el Insee (Instituto de estadísticas), el “Polo empleo” registró, en diciembre 2013, 10.200 nuevos inscriptos sin empleo alguno, más otros 12.000 que habían ejercido una actividad parcial. El resultado sobrepasa los 3,3 millones de desocupados sin ninguna actividad, y 5,5 millones sumando aquellos con algún trabajo precario. Es posible, sin exagerar, que esta cifra oficial sea mayor. Los desocupados que ya no se inscriben en el “Polo Empleo” son numerosos, perdida la esperanza de encontrar nuevamente un empleo.

El crecimiento de la economía fue desfavorable. Esa es la verdad. Osciló entre un 0,1 % negativo, y apenas un 0,5 % en los tres últimos trimestres de 2013. Pero la política de austeridad adoptada conduce a un callejón sin salida. Son siempre los trabajadores, las estratos populares y, en particular, la juventud, quienes cargan con sus consecuencias. Así pues, no es solo una boutade cuando se dice que Francia sigue la vía española. Es un peligro real. La política procíclica de austeridad – núcleo central del programa impuesto por la Troïka – conduce inexorablemente a la recesión. Es la fuente del más profundo malestar social que mina la sociedad entera. ¿Acaso no se ven sus nefastas consecuencias en Grecia, en Portugal, en España, en Italia, en Chipre o en Irlanda?

Tampoco en el plano internacional va François Hollande a la zaga. Si Sarkozy fue “el Americano”, Hollande ha venido a reemplazarlo alegremente. La Francia actual se presenta, según es bien es sabido, como el mejor aliado de EEUU, y eso al tiempo que se hunde nuevamente por cuenta más o menos propia en guerras africanas libradas, para mayor escarnio, en nombre de los “derechos humanos”: en realidad, una política exterior neocolonial de intervención militar y consecuencias imprevisibles.

De todos esos polvos, estos lodos: la caída estrepitosa de la popularidad de Hollande y su gobierno. Según una encuesta del instituto YouGov, el presidente sedicentemente “normal” bate un récord histórico: Hollande obtiene apenas un 16 % de opinión favorable, contra un 77 % desfavorable, y -dato significativo- recoge un 50 % de opiniones negativas entre los votantes socialistas. Ningún presidente desde 1958 había caído tan bajo. La cuestión de la legitimidad está sobre el tapete. Las dimensiones del descrédito gubernamental revelan seguramente una crisis de hegemonía que va más allá del PS. La urdimbre moral, el sustento de ideas e instituciones, por así decirlo, de la dominación de las clases dominantes, los partidos y sus élites políticas, parece visiblemente agrietado. La desorientación y pérdida de norte del centroderecha republicano tradicional saltan a la vista: la progresiva “lepenización” espiritual de un amplio sector de la UMP es un solo un ejemplo, aunque sobresaliente; otro, claro está, es el ascenso persistente del propio Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen.

El FN continúa su progresión, concitando en vísperas de las elecciones municipales de marzo y de las europeas en mayo unos niveles de apoyo sin ejemplo histórico. Según un sondeo de TNS-Sofres para Le Monde, France Info y Canal Plus publicado el pasado miércoles, 12 de febrero, más de un tercio de los franceses dan su apoyo a las ideas del FN y de Marine Le Pen. “Ella comprende los problemas cotidianos, dicen, y es capaz de reagrupar más allá de su campo”. Una cuarta parte de los franceses, el 24 % del electorado, manifiesta su disposición a votar al FN. Entre ellos, dato singular, un número creciente de obreros y jóvenes. La desdiabolización en que se empeñó la hija del fundador del FN está dando sus frutos. La debacle política del PS, así como la complicidad de la derecha republicana tradicional representada por la UMP -las dos fuentes de la crisis de hegemonía mencionada- han contribuido lo suyo. El partido ultra-derechista, xenófobo y racista de Jean-Marie Le Pen se ha convertido en un partido con el que hay que contar, en todo caso para combatirlo.

En este contexto, la única fuerza política que podría ofrecer una alternativa de izquierda, republicana y socialista -el Frente de Izquierda- no logra aún encontrar la vía para canalizar la simpatía y el apoyo que motivaron los cuatro millones que votaron por él en el primer turno de las elecciones presidenciales de mayo 2012. En épocas de disolución y reacción como la que vivimos, no es tarea fácil la consolidación de una alternativa. Se pueden, desde luego, tener presentes los peligros; encontrar los medios para combatirlos es harina de otro costal. Sin embargo, la experiencia y las tradiciones acumuladas por el movimiento obrero y popular siguen vigentes. Como nada es fatal, no queda otra que resistir y prepararse para las próximas batallas. Recuperar las calles, las plazas y las ciudades, ocupar nuevamente el espacio público, se ha convertido en un imperativo. Es una tarea ardua y difícil, pero un combate político y cultural fundamental para alejar los peligros que acechan, antes que sea demasiado tarde.

“Católico ignorante, futuro protestante”: rector de la Catedral de León


VANIA JARAMILLO / Publicada el 16/02/2014


El rector de la Catedral de León, advirtió que un católico que no participa en las actividades propias de la iglesia, es susceptible de cambiarse a otra religión. FOTO: ARCHIVO.

“Católico ignorante futuro protestante”,  así calificó el aumento de otras religiones en el municipio de León, el rector de la Catedral Metropolitana, José Salomé Lemus, recordando la frase del entonces obispo Rafael González.
El rector  opinó que el motivo de que los creyentes se alejen de la religión católica era por ignorancia y poca participación en la vida evangelizadora.
“No podemos desconocer que sí sigue habiendo ignorancia en el mundo católico,  ahí es donde buscan las sectas y donde buscan estos grupos religiosos llevarse algunos  (católicos) o muchos por medios de supuestamente socorrerlos y ayudarlos.

“La caridad nunca debe ser convenenciera nunca debe ser ejercida a cambio de vente para acá”, dijo Salome Lemus.
AM publicó hoy  de acuerdo a cifras del INEGI casi el 6% de los habitantes del municipio ejercen una religión distinta a la católica o se asumen no creyentes. Ésto es, en cifras, unos 87 mil leoneses que no son católicos, de los cuales 67 mil profesan otra religión y 20 mil son ateos.
A decir del rector, la iglesia católica trabaja a diario para mejorar las condiciones de evangelización.

 

http://www.am.com.mx/leon/local/catolico-ignorante-futuro-protestante-rector-de-la-catedral-de-leon-85778.html

Más Iglesia y menos Papa: Jorge Costadoat, SJ


06 22:34:01 de febrero de 2014
image

 

 

 

 

 

 

 

 

Jorge Costadoat, SJ

¿Por qué América latina celebra el nombramiento de Francisco? Porque es natural ser algo niños. El chovinismo es infantil. Estamos felices de que haya “ganado” uno de los nuestros. Pero hay una razón más importante. Con Francisco está en juego que se nos considere adultos, y no más niños. Los latinoamericanos estamos cansados de ser tratados como menores de edad. Con quinientos años de historia creemos que podemos hacer las cosas a nuestra manera. Llegó la hora. Justo cuando nuestra adolescencia amenazaba una ruptura fatal con la paternidad europea.

Hasta hace poco, y aún en buena medida, hemos padecido a la Santa Sede como una monarquía absoluta. Los últimos papas cuadraron la Iglesia con la doctrina. Los nombramientos episcopales, en su gran mayoría, recayeron en personas inobjetables desde un punto de vista doctrinal pero muy poco audaces, sin todo el arrojo evangélico necesario. Las presiones y el control de la curia romana han hecho que no pocos parezcan obispos asustadizos. Cuántos de ellos llegaron a las oficinas romanas acoquinados, pidiendo permiso y perdón, como si no fueran pastores en propiedad de sus diócesis. Hubieron de ser ortodoxos doctrinalmente, porque les pareció peligrosa la ortopraxis: discernir qué hacer ante los signos de los tiempos de América latina y crear, imaginar alternativas y correr el riesgo de implementarlas.

El vértigo a la libertad que el Vaticano II generó, ha sido probablemente la causa del encogimiento de nuestras iglesias. Recién cuando empezábamos a forjar una Iglesia auténticamente latinoamericana, con nuestra teología propia, comunidades y liturgias adecuadas a nuestra realidad cultural, nos cortaron las alas. Castigaron a nuestros teólogos. Encerraron a los seminaristas en claustros que los protegían de sus contemporáneos, cuando no de su propia humanidad. Todo debió ajustarse milimétricamente a una sola visión, a la única manera de pensar posible, la de la Curia, que explotó el nombre del Papa a tal grado que terminó por corromper el prestigio de la Santa Sede. En pos de la unidad, todos debimos ser iguales. Se nos obligó a cerrar filas frente a un mundo adverso y en contra del pluralismo; debimos, así, neutralizar nuestra propia diversidad.  Nos habíamos ilusionado con el Concilio, pues respondía a nuestro anhelo de Iglesia católica más profundo. A fuerza de miedo, empero, se nos hizo retroceder a antes del Vaticano II. Los pontífices no parecían deberle nada a nadie. Por el contrario, los demás debían considerarse deudores de su beneplácito.

Francisco, en cambio, asume pidiendo la bendición del pueblo de Dios. No se cita a sí mismo. Cita a las conferencias episcopales de todas las regiones eclesiásticas del planeta. La diferencia es radical. Como “obispo de Roma”, restringiéndose a su diócesis hará posible que los demás obispos del mundo puedan respirar y hacerse cargo de las suyas sin temor a equivocarse. Él, el Papa, habla sin papeles. Puede equivocarse. Las improvisaciones y gestos espontáneos son ocasión de errores, quién no lo sabe. Pero así da el ejemplo contrario. Un Papa falible libera a los cristianos, a la jerarquía y al clero de la necesidad de ser infalibles y de la maldición de aparentarla. Francisco, no teme ponerse una nariz de payaso para identificarse con quienes transmiten el Evangelio jugando, alegrando la vida a niños y personas devorados por la tristeza. Un papa que juega, con una pelota roja en la cara, sí es infalible. Atina con la libertad cristiana, cuando el criterio último de su actuación es el amor. La infalibilidad evangélica estriba en el amor. Busca la manera de liberar a los demás para que también estos puedan hacerse responsables de sus vidas y de la de los demás con inventiva, con más discernimiento que con anatemas.

A Francisco le falta una sola cosa; desaparecer. Hasta el momento ha hecho las cosas bien, porque a causa de su audacia probablemente ha cometido más de un error. Sus errores autorizan a ensayar y a equivocarse. ¿Tendrá su sucesor que parecérsele? Ojalá que sea él mismo y no un imitador de Francisco. Lo decisivo será que Francisco mengue en importancia para que prosperen las iglesias de todo el mundo. Que lo haga ahora, que deje  instalada la tendencia. Para que su sucesor no se angustie con “salvar” la Iglesia en vez de inventar, no sin todas las iglesias, un mundo nuevo, mejor, más hermoso, más libre.

Jorge Costadoat, SJ

 

 

http://www.reflexionyliberacion.cl/articulo/3298/mas-iglesia-y-menos-papa-.html

‘Riesgo en Colombia baja e inversión crece': nuevo embajador español


Por:  |

8:19 p.m. | 14 de Febrero del 2014

 

Ramón Gandaria

Ramón Gandarias buscará fortalecer las relaciones y los procesos deinversión en Colombia.

Foto: Ana María García/ EL TIEMPO

Comparte este artículo

 
0
Read Later

Instapaper

 
 

La nueva cara diplomática de España en Bogotá dice que su país se puso las pilas para invertir.

A su llegada a Bogotá, el nuevo embajador de España en Colombia, Ramón Gandarias, habló con EL TIEMPO sobre la misión que desarrollará en el país, la exención de visas para colombianos en la Unión Europea y lainversión española.

¿Cuál es su principal misión al llegar a Bogotá?

Me enviaron aquí porque Colombia es uno de los países de habla hispana más importantes, más amigos y más próximos. No solamente por su papel dentro del continente americano, sino también por su liderazgo en la Alianza del Pacífico.

Como es un país que está en una etapa nueva, en una etapa de gran esperanza por el posconflicto, pues es el gran momento para empezaruna relación muy fuerte y muy importante. Y eso creo que muchas empresas españolas lo han visto y han empezado a invertir fuertemente en Colombia, y pues esa será también una de las etapas más importantes de mi misión: acompañar esa inversión.

En lo de la exención de la visa para que los colombianos visiten Europa fue clave la participación de España. ¿Qué papel va a seguir teniendo su país en ese proceso?

Aún faltan algunos trámites necesarios. Después de eso hay que irla implementando y también ir negociando con Colombia una serie de temas.

Por ejemplo, Colombia exige visas a algunos países de la Unión Europea y tiene que dejar de hacerlo porque son países de nueva incorporación.

En estos tiempos de crisis, en general de Europa, pero en particular en España, ¿cómo se han comportado las relaciones económicas entre Colombia y su país?

Han mejorado porque los españoles se han tenido que “poner las pilas”, es decir, el negocio en España está más bien en el exterior, en el sentido de que, por primera vez en muchísimo tiempo en la historia, la balanza comercial es positiva para España y eso se debe a que la gente se ha puesto a exportar.

Lo que se quiere es vender y para vender hay que ir al extranjero, cosa que antes no hacía falta. Y, al igual que exportas bienes, también exportas capital.

Por ejemplo, los tres grandes bancos de España estarán acá: Bilbao Vizcaya ya estaba, Santander regresa, y llega la Caixa, el banco número uno del país. Y todo eso viene porque hay una inversión importante española de empresas y esos bancos vienen a Colombia a acompañar el negocio.

¿La Caixa va a comprar?

No, la Caixa va a ser un banco de segundo piso. No es un retail banking. Es un banco de bancos, va a ayudar mucho sobre todo al tema de importación y exportación; así es como empieza.

¿Qué se habla en cuanto a la inversión española en Colombia?

Es muy importante. Y yo creo que para trabajar en Colombia hay que invertir en Colombia. Y en fin, el riesgo en Colombia ha ido bajando y lainversión ha ido creciendo.

Ahora lo que se mira también es el punto en donde también habría inversión de Colombia en España. Este es un buen momento para invertir en España; es un momento en que todavía está asequible.

REDACCIÓN POLÍTICA

 

 

http://www.eltiempo.com/politica/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-13503859.html

URUGUAY: Fotos: Mujica abre las puertas de su modesta casa a la prensa


Publicado: 14 feb 2014 | 3:36 GMT Última actualización: 14 feb 2014 | 12:21 GMT
© REUTERS Andres Stapff

Durante una entrevista para Reuters, el presidente uruguayo permitió a los reporteros entrar a su modesta casa y hacer fotos de sus pertenencias como su Volkswagen, sus libros y sus mascotas. El tema principal de la conversación fue el narcotráfico.

Los EE.UU. y Europa deberían cambiar su estrategia en la lucha contra las drogas y considerar el ejemplo de Uruguay, que legalizó la producción y venta de marihuana para combatir el narcotráfico, afirmó el presidente uruguayo José Mujica en la entrevista para la agencia.

© REUTERS Andres Stapff

Es necesario que las grandes economías, que disponen de mayores recursos y son los principales consumidores de drogas ilegales del mundo, enfrenten el problema con herramientas distintas a la represión, agregó.

© REUTERS Andres Stapff

Si un país pequeño como Uruguay puede ensayar la legalización, también es muy posible para un país desarrollado por los medios que tiene, cree el presidente.

© REUTERS Andres Stapff

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/119863-mujica-invoca-eeuu-europa-cambiar-estrategia-drogas?utm_source=Email-Message&utm_medium=Email&utm_campaign=Email_weekly

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 300 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: