03 AGOSTO/14. LO POCO VIENE A SER MUCHO EN LAS MANOS DE JESUS. MENSAJES PARA NIÑOS/AS


Mensajes para niños

Sermón de la semana

Propio 13 (18) Año A

03 de agosto 2014
Sermón de la semana
Título: Un Festín Para Todos

Tema: Lo poco viene a ser mucho en las manos de Jesús – Propio 13 (18)

Objeto: Una canasta de pasadía

Escrutura: “Todos comieron hasta quedar satisfechos, y los discípulos recogieron doce canastas llenas de pedazos que sobraron” (Mateo 14:20 – NVI).

¿A cuántos de ustedes les gusta ir de pasadía? ¡A mí me gusta también! Bueno, hoy traje la canasta que uso cuando voy de pasadía. Vamos a usar nuestra imaginación y a pensar en las cosas que pondríamos dentro si fuéramos a un pasadía. Veamos: habría emparedados (sandwiches), papitas, galletas, y algún refresco o jugo. ¿Pueden pensar en algo más que nos gusta comer y que se me haya olvidado? (Dele tiempo a los niños para que le digan lo que desean comer en el pasadía.)

Creo que tenemos bastante comida en nuestra canasta para gozar de un buen pasadía, ¿no creen? Si tuviéramos todas las cosas que hemos mencionado, ¿creen que habría suficiente comida para nuestro grupo de niños? ¿Qué pasaría si toda la iglesia viniera al pasadía? Si todas las personas del pueblo vinieran a nuestro pasadía, ¿habría comida para todos? ¡De ninguna manera! No podríamos alimentar a todo el pueblo con sólo esta canasta de alimentos.

En una ocasión Jesús y sus discípulos deseaban tener un ratito de relajación. Se montaron en un bote y se fueron a un lugar tranquilo a descansar. Cuando llegaron habían personas que estaban esperando a Jesús para que les enseñara y sanara a los enfermos. Jesús habría deseado descansar, pero cuando vio la gente se olvidó de cuán cansado estaba, porque les amaba mucho. Sanó enfermos y les enseñó acerca del reino del reino celestial.

Al poco tiempo se hizo la hora de comer. Los discípulos fueron a Jesús y le pidieron que despidiera a las personas para que pudieran comer. “No tienen que irse,” dijo Jesús, “dénles de comer ustedes.”

“Todo lo que tenemos es cinco panes y dos pescados” dijeron los discípulos.

Jesús les pidió a los discípulos que le trajeran los panes y pescados y que les dijeran a las personas que se sentaran en la grama. Jesús tomó los panes y pescados, miró al cielo y dio gracias. Entonces le entregó los alimentos a los discípulos para que los repartieran. Todo el mundo comió hasta que estar satisfecho. Entonces los discípulos recojieron lo que había sobrado, ¡y llenaron doce canastas! La Biblia nos dice que allí habían cinco mil hombres que fueron alimentados además de las mujeres y niños.

¿Puedes imaginarte alimentando a toda la gente de un pueblo con los alimentos que quepan en una canastita de ir de pasadía? Con Jesús, ¡todo es posible!

Querido Jesús, ayúdanos a recordar que cuando te damos aún lo poquito que tenemos, eso es suficiente. En su nombre oramos. Amén.

Páginas para colorear y actividades

 

(Imprima la primera página y luego insértela en la impresora para imprimir el otro lado.  Doble el boletín por la mitad y tendrá un boletín de cuatro páginas para los niños.)

 

Enlaces a los sermones
Impresión amistosa:    “Un Festín Para Todos”

 

Otro sermón basado en Mateo 14:13-21: “Alimentando los 5000″

 

Otro sermón basado en Génesis 32:22-31: “Jacob lucha con Dios”

 

Tenemos materiales para ayudarle con los niños

Tenemos un CD conteniendo estos materiales:

Tres años de sermones de Sermons4Kids
Páginas para colorear del Antiguo y Nuevo Testamento
Una serie de páginas para colorear de Graham Kennedy
Lecciones: La vida de Cristo de cada uno de los cuatro Evangelios
Canciones para la Escuela Bíblica de Niños
Catorce presentaciones de PowerPoint
Un año de lecciones del Antiguo Testamento (de Mission Arlington)

Para imprimir una forma para ordenarlo haga clic aquí. (Es gratis)

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá
Derechos de autor Sermons4Kids, Inc.
Todos los derechos reservados.

Ofreciendo Los Tesoros: Homilía de la Rev. Judy Lee para el 17 OT Domingo 27 de julio 2014


Oración inicial: Nuestro amor a Dios, ¿Quieres todas las cosas buenas de tu pueblo y Tú nos das tesoro incomparable en Su amor y en Su Palabra y en Su Hijo Jesús, el Cristo a quien seguimos. Concédenos valora tus regalos y llevar la nuestra a usted para su pariente reino puede venir. Te lo pedimos en el nombre de Jesús que vive contigo y con el Espíritu Santo, un solo Dios, por siempre jamás . Amén.

Hoy Jesús nos enseña que hay un tesoro que se encuentra, y que sólo podría tropezar con él; hay perlas de incalculable valor que se encuentran cuando buscamos para ellos; y hay peces en abundancia aunque algunos pueden no ser sabroso. En palabras de la epístola a los Romanos (8:28-30), cuando amamos a Dios “todas las cosas les ayudan a bien” para nosotros. Y cuando nos encontramos con los tesoros del kin-dom, que vale la pena todo. ¡Qué maravilloso es lo que Dios nos da.

Valoro las pocas cosas que he recibido de mi abuela Ella y la madre Ana que han sobrevivido a las décadas desde que era una niña. Tanto me dio los dones intangibles y duraderos de amor incondicional y la fe. Ellos me querían a toda costa. Y su fe en Dios se ha transmitido a mí como su legado. Esos son regalos sin precio que hizo toda la diferencia en mi vida.Sobre la chimenea en la sala de nuestra casa siempre había un poco de 3 “por 4″ placa enmarcado en pan de oro, con piñas y pequeñas ramas de abeto en dos esquinas que decían: “Todas las cosas ayudan a bien a los que aman a Dios” ( Romanos 8:28). Lo tengo delante de mí ahora.Sabíamos que la pobreza y la enfermedad y las buenas y en las malas. Mi abuela hizo comentarios como los malos tiempos pasados-”Todo funcionó a bien, como Dios dijo”. A veces no podía verlo, sobre todo en momentos de pérdida y dolor o cambiar. Pero con el tiempo se hizo evidente. ¡Qué regalo no tiene precio! Como el Sr. Gary, nuestro anciano de la iglesia, a menudo dice: Dios tiene su parte posterior! Guau!

En la primera lectura de los Reyes (3:5,7-12), Salomón pidió sólo una cosa de Dios, un sabio y entendido, discernimiento, el corazón y Dios le concedió su oración. Ese era su tesoro, su don de Dios, y él se lo dio vuelta en una buena medida. Muchos de los que aconsejan a otros han orado para que la oración en medio de las complejidades y desafíos de la vida, especialmente cuando se lucha por ayudar a los que sufren y malestar. Es precioso cuando se contesta la oración.

A veces, los mayores tesoros se encuentran cuando no estamos buscando nada. Pastor JudyB y yo me encontré con el tesoro de servir a las personas sin hogar y hambrientos en Fort Myers cuando el Ayuntamiento amenazó con que nadie podía alimentar a la gente en el parque. Salimos a unirse a los de Cordero de Dios, una comunidad Luterana y Episcopal, haciendo precisamente eso. Y fuera de eso, todo nuestro ministerio y la iglesia ha desarrollado. Nos tropezamos con el tesoro del pueblo de Dios. También estábamos buscando activamente la manera de servir y para promulgar la justicia y el amor. Hemos encontrado el camino, para nosotros, la perla de gran valor, en el desarrollo del ministerio de la iglesia en el parque y luego a la iglesia en la casa. También arrojamos nuestras redes y nos tiramos en una gran cantidad de peces en los últimos años de ser el Pastor Bueno Inclusive comunidad católica. No todo el mundo se quedó con nosotros, algunos se alejó nadando por su propia voluntad y algunos murieron como hemos tratado de ayudarlos. Pero un vistazo a la distancia, un vistazo a la gente que servimos, para nosotros ese es el tesoro y la perla de gran precio. Usted, nuestro pueblo, está el tesoro, nuestra iglesia es la perla de gran precio.

IMG_0050

Entonces, ¿qué debemos hacer? Renunciar a todo para mantener a mantener la perla de gran precio para-sí, por supuesto! Pero esto es cierto para todos nosotros, cada uno de nosotros tiene algo que dar a la gente de Dios y es posible que tengamos que renunciar a muchas otras cosas para dar nuestro máximo para el más fino, el pueblo de Dios de Dios. El último versículo de la lectura del Evangelio nosotros (Mateo 13:52) guía: nosotros, los que aman y estudiar y enseñar a los familiares reino de Dios debemos llevar a cabo nuestros tesoros, antiguos y nuevos, para servir a nuestros clientes. No nos limitamos a tirar lo viejo y dar paso a lo nuevo, traemos nuevos y antiguos tesoros de la despensa del amor de Dios, la ley y la palabra, y, siguiendo a Jesús, puso la mesa antes de que el pueblo de Dios, y todos somos bienvenidos! Amén. Rev. Dr. Judy Lee

Con La consagramos Comunidad, Damos gracias y Entregamos Nuestros dones a la Esencia Divina de la Vida    Mujer Sacerdote Rev. OlgaLucia Alvarez Benjumea servir en la MesaTerminada la EucaristÃa, la abuela Gladys Madre del novio, nos PREPARA ³ ONU delicioso Almuerzo, Para Todos los invitados.Le ayudaron a SERVIR las tias Ninfa, Cecilia y los Muchachos.

 

 

DÁDLES VOSOTROS DE COMER: JOSÉ ANTONIO PAGOLA


 

 

Jesús está ocupado en curar a aquellas gentes enfermas y desnutridas que le traen de todas partes. Lo hace, según el evangelista, porque su sufrimiento le conmueve. Mientras tanto, sus discípulos ven que se esta haciendo muy tarde. Su diálogo con Jesús nos permite penetrar en el significado profundo del episodio llamado

erróneamente “la multiplicación de los panes”.

Los discípulos hacen a Jesús un planteamiento realista y razonable: “Despide a la multitud para que vayan a las aldeas y se compren de comer”. Ya han recibido de Jesús la atención que necesitaban. Ahora, que cada uno se vuelva a su aldea y se compre algo de comer según sus recursos y posibilidades.

La reacción de Jesús es sorprendente: “No hace falta que se vayan. Dadles vosotros de comer”. El hambre es un problema demasiado grave para desentendernos unos de otros y dejar que cada uno lo resuelva en su propio pueblo como pueda. No es el momento de separarse, sino de unirse más que nunca para compartir entre todos lo que haya, sin excluir a nadie.

Los discípulos le hacen ver que solo hay cinco panes y dos peces. No importa. Lo poco basta cuando se comparte con generosidad. Jesús manda que se sienten todos sobre el prado para celebrar una gran comida. De pronto todo cambia. Los que estaban a punto de separarse para saciar su hambre en su propia aldea, se sientan juntos en torno a Jesús para compartir lo poco que tienen. Así quiere ver Jesús a la comunidad humana.

¿Qué sucede con los panes y los peces en manos de Jesús? No los “multiplica”. Primero bendice a Dios y le da gracias: aquellos alimentos vienen de Dios: son de todos. Luego los va partiendo y se los va dando a los discípulos. Estos, a su vez, se los van dando a la gente. Los panes y los peces han ido pasando de unos a otros. Así han podido saciar su hambre todos.

El arzobispo de Tánger ha levantado una vez más su voz para recordarnos “el sufrimiento de miles de hombres, mujeres y niños que, dejados a su suerte o perseguidos por los gobiernos, y entregados al poder usurero y esclavizante de las mafias, mendigan, sobreviven, sufren y mueren en el camino de la emigración”.

En vez de unir nuestras fuerzas para erradicar en su raíz el hambre en el mundo, solo se nos ocurre encerrarnos en nuestro “bienestar egoísta” levantando barreras cada vez más degradantes y asesinas. ¿En nombre de qué Dios los despedimos para que se hundan en su miseria? ¿Dónde están los seguidores de Jesús?

¿Cuándo se oye en nuestras eucaristías el grito de Jesús. “Dadles vosotros de comer”?

 

Remitido al e-mail

 

27 de julio/14 IGLESIA CATÓLICA INCLUSIVA “SAN ROMERO DE AMÉRICA”


                                                              Iglesia Católica Inclusiva Oscar Romero

El boletín para el domingo, el 27 de julio 2014
17 domingo de tiempo ordinario

Monseñor Oscar A.Romero

Monseñor Oscar A.Romero

Mis amigos y amigas,

Esta fue una semana de alegría y de tristeza. La alegría que ya conocen:
celebramos nuestra primera Misa Migrantes del año en la pequeña casita que
el agricultor que nos dejaron usar para la próxima temporada. ¡Hurra! El
martes, Tonia y yo limpiamos y lavamos para que esté listo, y el jueves por la
noche llamaron a la puerta vecina a invitarlos. “Bienvenido a la iglesia de
san Romero!” saludamos a cada persona. Hemos tenido una mezcla de viejos
conocidos y nuevos: Santiago estaba allí, y Pedro, que estaba con nosotros
los dos primeros años, pero estaba demasiado lejos para viajar el pasado
año. La pareja llegó con sus tres hijos menores de edad, y otra familia con
tres hijos mayores. Todos juntos éramos quince. Fue genial tener hijos! Nos
sentamos en las sillas que Jim Morasco ha donado. Me olvidé de poner los
hosts, pero que estaba bien porque había unas tortillas de Tonia que podíamos
usar. Hemos orado y cantado  en la  celebración de la Misa, y luego compartimos las galletas
y nos habló sobre qué hacer con la casa. Llegamos al acuerdo de las clases
de inglés los martes por la noche, y que a veces tenemos suerte las cenas
de los Sábados. Si puedo conseguir un proyector dvd, podemos proyectar
películas en la pared y que noche de cine! Tal vez en la noche tenemos
clases de Inglés también podríamos haber clases de español. Estamos tan
agradecidos por tener este espacio y esta oportunidad.

La semana pasada también tuvimos tristeza. Celebramos nuestra primera misa en la
casita en la memoria de Mary Ann Schoettly, que murió el martes en Nueva
Jersey. Mary Ann fue ordenada sacerdote en la misma ceremonia en la que me
fui ordenada diácono, en abril de 2009. Ella y su comunidad Sophia han sido
grandes amigos a la iglesia de San Romero. Cuando pienso en Mary Ann
recordamos tanto su fuerza y su sensibilidad. Su apoyo y la amistad que nos dio
en su la vida para mí. Nuestras Oraciones y el amor a la Comunidad Sophia, y su co-pastor,
Michael Corso, que se encargará de todas las labores de consuelo, duelo y
organizando, junto con la gracia. Quién era ella es parte de lo que eres
ahora, Sofía Comunidad. Dios sea con ustedes, como te lloran.

El pasado fin de semana estuve en la ciudad de Cleveland para la reunión
nacional de la Federación de Ministerios Cristianos, de la que somos los
miembros de la comunidad. Fue tal el consuelo de que Michael y su esposa
Teresa, así como mi hermana sacerdote Gloria Carpeneto se han adjudicado y
otro Maryanne, un miembro de la Comunidad. Hemos vivido una de las gracias
de la comunidad, que es consolarnos mutuamente en la tristeza. Me acordé de
Spiritus Christi en 2001, cuando estábamos llorando la muerte de Maureen
Nielsen: cómo nos hemos convertido en como agua, disuelto en nuestras
fronteras, se aferraban a los demás y lloramos en nuestro dolor.

Juntos en la alegría y en la tristeza, y que el reino de los Cielos.
Venga y únase a nosotros algunas semanas, si lo desea. Aún estamos en San
José el domingo por la mañana a las 11 de la mañana, adorando en Inglés. Si
te gustaría hacer algo para ayudar a misa de migrantes, siempre podemos
utilizar galletas! Alrededor de dos docenas de una sola Misa, si seguimos
con la misma asistencia.

María Magdalena Iglesia de 1008 East Main Street en East Rochester acogerá
una charla por Dorothy Irvin el próximo sábado 2 de agosto a las 1:30. Ella
se trata de las evidencias arqueológicas de las mujeres ministros en la iglesia
de los primeros siglos. También predicar en su Misa Dominical, 10 de la
mañana del 3 de agosto. He visto trabajos de Dorothy en CTA y siempre lo
hemos encontrado fascinante! Espero verte allí.

El día en el que Mary Ann murió fue la fiesta de Santa María Magdalena, la
apóstol de los apóstoles. A veces creo que Dios nos usa para hacer un punto.
Descansar en alegría, Mary Ann.

Benediciones y amor a todos,

Chava+ RCWP

Aquí es una lista de deseos para la casa, si usted tiene cualquiera de
estas cosas que se encuentra alrededor y quisiera compartirlo:
una estantería, un microondas, una mini-nevera, sillas plegables, mesas
plegables, un proyector que puede reproducir dvd, artículos para el rincón
de los niños – de tamaño infantil mesa y sillas, y oraciones, tambien, por
favor, es bienvenido. Gracias.

Iglesia Católica Oscar Romero
Una comunidad inclusiva de la liberación, la justicia y la alegría
adorar en el marco de la Tradición católica
Misa: Los domingos, 11 am
de San José Casa de Hospitalidad
402 South Ave Rochester, NY 14620
Un miembro de la Federación de Ministerios Cristianos
 

Homilía semanal del P. Jim Hogan para el 17o Domingo del Tiempo Ordinario, 27 de julio 2014


Publicado el por Reyanna Arroz

• 1 Reyes 3:5, 7-12 • Romanos 8:28-30 • Mateo 13:44-48 •

Semanal Lectura de las Escrituras:  17o Domingo del Tiempo Ordinario

Recientemente, mientras se espera que pagar por unos pocos tomates en una tienda de conveniencia de Canadá, me di cuenta de que la mujer frente a mí pasó una cantidad considerable de dinero para los billetes de lotería. Supongo que, como tantos otros, tenía la esperanza de ganar uno de los grandes premios, quizá millones de dólares, probablemente pensando riqueza traerá felicidad. Es triste pero cierto, que muchos de los que han ganado millones descubrir la riqueza no puede asegurar la felicidad y, a menudo complica la vida de manera negativa.

Las historias de tesoros enterrados están entre las fábulas más antiguas y universales de la cultura humana. Tal vez estamos tan familiarizados con las tres parábolas que no somos capaces de escuchar y apreciar lo que Jesús de Mateo está diciendo. Así que vamos a tratar de encontrar una nueva apreciación de ellos.

Jesús era un maestro que vio a la “realidad”, como muchas personas no lo hacen. Vio que Clemente
Misterio nombramos a Dios en cada experiencia, y en todas las personas que conocía. Para él, así de simple frase – “el reino de los cielos” se refiere a Dios presente y trabajando efectivamente en nuestra vida cotidiana y en toda la creación.

Sus parábolas nos dicen “el reino de los cielos es como un tesoro escondido en un campo, “y ” como una perla de gran valor “.  Ambas imágenes se refieren a ese Misterio Clemente llamamos Dios. Nos están diciendo que, si bien en general, sin ser detectados, Dios está aquí entre nosotros y en nosotros, entretejido en todo.

En lugar de esa frase de uso común – “el reino de los cielos / Dios”, yo prefiero usar la frase “nueva realidad de Dios.”  Para mí que sugiere más claramente el “mundo más humano” que Dios está produciendo entre nosotros en Cristo.

Como cualquier profesor, Jesús no utilizó parábolas para añadir algo a nuestro acervo de conocimientos. Él usó las parábolas para cambiar la forma en que procesamos nuestros conocimientos y la forma en que percibimos la realidad. Él usó las parábolas como medio de reorganización de nuestro cerebro y despertar nuestro “ojo interior”.

Dos investigadores desarrollaron un experimento que demuestra la mayoría de las personas no han desarrollado su capacidad de ver todo lo que pasa a través de su campo de visión. En su pueblo de experimentos se les dijo que contar el número de pases de un equipo de baloncesto específica hace. Mientras se realizan los pasos, una niña en un traje de gorila entra a la cancha, anda en medio de los jugadores, en un punto incluso se encuentra directamente en frente de la acción, luego se va. Aunque casi todo el mundo se acercó con el número correcto de pases, muchos no ven el gorila! Ellos simplemente no estaban buscando a ella. Su experimento comprobó que nuestra visión es selectiva. Sólo vemos lo que esperamos o estamos condicionados a ver.

Con esas imágenes de “tesoro enterrado” y “perla de gran valor” Jesús está hablando de su
experiencia de Dios. Se transformó por completo su vida. Él nos llama a ver a continuación o más allá de lo externo. Él nos llama a experimentar ese Misterio Clemente cuando observamos una puesta de sol hermosa o una cascada corriendo, o escuchar un rugido del viento o los truenos de una tormenta de verano. Él nos llama a experimentar ese Misterio Clemente cuando llevamos un bebé o abrazar a alguien que amamos?

La tercera de las parábolas de hoy en día a menudo se pasa por alto.   “El reino de los cielos es semejante a una red que fue echada al mar, recoge toda clase de peces. Cuando está llena, los pescadores la sacan a la orilla. Se sentaron y recogieron los peces buenos en canastas, pero echaron fuera lo malo. ”  La vida es corta y, a menudo complicada por cosas como billetes de lotería o los pagos de la hipoteca. Sé sabio, exigente y selectivo. Por librar yo de todo lo que es accidental y por extracción de uno mismo de lo que es superfluo puedo escuchar más fácilmente a los susurros despertaron en mi corazón por estas parábolas.

Nos recuerdan lo que es importante – el proyecto de humanizar el mundo. Ese es el proyecto del Misterio Clemente llamamos Dios que está aquí entre nosotros y en nosotros, sin ser visto, entretejido en todo y con todos. Si usted comete auto a ese proyecto en lugar de verse sólo para su propio bienestar, encontrará satisfacción y felicidad ahora con más seguridad que al ganar la lotería.

 

 

http://concernedcatholicsmt.org/weekly-homily-from-father-jim-hogan-for-the-17th-sunday-in-ordinary-time-july-27-2014/

Domingo XVII Tiempo Ordinario 27 julio 2014   Evangelio de Mateo 13, 44-52


 

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente:

— El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra, lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo.

El Reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas que, al encontrar una de gran valor, se va a vender todo lo que tiene y la compra.

 

******

LO QUE NO ES EL REINO DE DIOS

Jesús lo tiene claro: el “Reino de los cielos” es el tesoro por antonomasia, aquel que, al descubrirlo, llena de gozo desbordante y te capacita para desprenderte de todo lo demás.

El siguiente paso consiste en preguntarnos en qué consiste exactamente ese “Reino de los cielos”.

Durante mucho tiempo, se pensó que se trataba del cielo posterior a la muerte, o de la fe que nos garantizaba la salvación, o incluso de la propia Iglesia. Sin embargo, estas lecturas nos resultan hoy insuficientes y, en último término, inadecuadas para comprender lo que Jesús quería transmitir.

El “Reino de Dios” no es el “cielo”.

Uno de los motivos por el que se cayó en esa confusión se debió al hecho de que fuera el propio evangelio de Mateo –el más leído en toda la historia de la Iglesia- el que hablara de “Reino de los cielos”. Sin embargo, es claro que tal denominación se debe únicamente al hecho de que, en el judaísmo, se evitaba pronunciar el nombre divino, sustituyéndolo por algún otro término equivalente: Señor, Altísimo, Gloria, Cielos… Pero parece claro que Jesús no hablaba de un reino que sería posible “post mortem”, sino del “Reinado de Dios” en medio de nuestra vida, aquí y ahora.

Al identificarlo con el cielo, el proyecto de Jesús se espiritualizó y se pospuso, al tiempo que, en la práctica, fue adquiriendo un tono cada vez más doctrinal y más individualista, en una línea similar a como se entendía la “salvación del alma”.

Pero a Jesús no le preocupaba el “más allá” de la muerte, sino el “más acá” de la vida de los humanos. Por eso, no habla del “tesoro” como de una realidad futura, sino como un acontecimiento presente, que solo necesita ser descubierto, acogido y vivido.

Para él, el “Reino de Dios” constituye el secreto último de lo real: por eso es fuente de gozo y, al mismo tiempo, de transformación personal en radicalidad. Se trata, en definitiva, de otro modo de ver y, en consecuencia, de otro modo de vivir.

El “Reino de Dios” no es equivalente a la fe.

         A veces se ha identificado el Reino con una adhesión mental a determinadas creencias. El motivo es que, según se enseñaba, era precisamente la fe la que garantizaría nuestra salvación eterna. De ahí que se concluyera que se entraba en el Reino a través de la fe.

Sin embargo, el Reino no es objeto de fe, del mismo modo que un tesoro no es algo “creído”, sino descubierto. Por eso, al reducirlo a un objeto de fe, el tesoro dejaba de ser tal, porque no se veía ni se experimentaba.

El “Reino de Dios” no es la Iglesia.

Durante siglos, en una eclesiología que no está del todo superada, se llegó a identificar, en la práctica, el Reino con la Iglesia, a veces incluso contraponiéndola con el “reino del mundo”.

Esta confusión llevó a absolutizar la Iglesia –y el poder jerárquico dentro de ella- y a vivirla enfrentada al “mundo”, que se consideraba pecador y adversario. Las consecuencias de tal postura se manifestaron pronto en forma de dualismo casi maniqueo, fundamentalismo, fanatismo y proselitismo.

Si tenemos en cuenta que Jesús ni siquiera fundó una iglesia, advertiremos fácilmente que tal “deslizamiento” –del Reino a la Iglesia- no solo carecía de cualquier fundamento, sino que fue origen de peligrosos malentendidos y de creencias sectarias.

 

El “Reino (reinado) de Dios” es una expresión que designa el proyecto de Jesús. Con él se apunta a un tipo de comunidad humana regida por la fraternidad, desde la consciencia de compartir el mismo origen y la misma fuente (Dios, “Abba”).

Y dado que “el Padre y yo somos uno”, y nuestro fondo es el mismo y único fondo de todo lo real, el “Reino de Dios” es otro nombre más para referirnos a él, a ese fondo que constituye nuestra verdadera identidad.

Desde esta perspectiva –y me parece que así es como lo vivía y lo anunciaba Jesús-, no cabe ningún dualismo ni tampoco ningún exclusivismo. El Reino de Dios no esta separado de nada ni deja nada fuera, sino que es el fondo común que todos compartimos.

Y no se trata, según el propio Jesús, de creer en él, sino de verlo. Cuando “tocamos” ese fondo que nos constituye –y constituye todo lo real- hemos descubierto y palpado el tesoro, nos llenamos de alegría y “vendemos” (nos despojamos de) lo que tenemos para hacernos con él y vivirnos desde él.

http://www.enriquemartinezlozano.com

 

 

28 de Julio/14 ENCONTRAMOS NUESTRO TESORO EN LA CRUZ. MENSAJES PARA NIÑOS/AS


Mensajes para niños
Sermón de la semana
Propio 12 (17) Año A
27 de julio 2014
Sermón de la semana
Título: La X señala el lugarTema: Encontramos nuestro tesoro en la cruz. – Propio 13 (18)

Objetos: Un mapa de un tesoro escondido que puede hacer usted mismo y una cruz de madera.

Escritura: “El reino de los cielos es como un tesoro escondido en un campo. Cuando un hombre lo descubrió, lo volvió a esconder, y lleno de alegría fue y vendió todo lo que tenía y compró ese campo” (Mateo 13:44 – NVI).

Hubo un tiempo en el cual cuando alguien tenía algo de gran valor lo enterraba para que nadie lo encontrara y se lo llevara. Desde luego, siempre había el riesgo de que uno se olvidase de donde estaba enterrado el tesoro, así que para asegurarse de saber dónde estaba, muchas veces hacían un mapa como este. Usualmente marcaban el lugar en el cual se encontraba el tesoro con una “X” como esta que está aquí. De ahí es que viene la expresión “La X señala el lugar”.

¿Has soñado alguna vez en haber encontrado un mapa antiguo y llegado al lugar donde el pirata ha enterrado el baúl lleno de oro? Bueno, esta mañana deseo contarles acerca del tesoro que tiene más valor que un baúl lleno de oro y te diré cómo llegar a él.

Jesús dijo una vez: “El reino de los cielos es como un tesoro escondido en un campo. Cuando un hombre lo descubrió, lo volvió a esconder, y lleno de alegría fue y vendió todo lo que tenía y compró ese campo.” Si deseas encontrar el tesoro del cual Jesús estaba hablando, quizás la Biblia pudiera ser el mapa que te lleve a ese tesoro. La Biblia contiene mucha información en ella, pero en ocasiones es difícil para nosotros entenderla, así que ¿cómo puedes saber dónde se encuentra el tesoro? Eso es fácil porque “la X señala el lugar.” (Enseñe la cruz en un ángulo que semeje la letra X.) Jesús murió en la cruz para que tú y yo podamos entrar el reino celestial. Cuando miras hacia la cruz y pones tu confianza en Jesús, el tesoro será tuyo.

El entrar al reino de los cielos es el tesoro mayor que uno puede desear. Es más precioso que la plata, oro o joyas. Por eso es que Jesús nos llama a que le demos todo lo que tenemos y le sigamos.

Querido Jesús, nada que tengamos puede compararse al reino de los cielos. Ayúdanos a confiar en ti para que podamos encontrar ese tesoro de tanto valor. En su nombre oramos. Amén.

Páginas para colorear y actividades

 

(Imprima la primera página y luego insértela en la impresora para imprimir el otro lado.  Doble el boletín por la mitad y tendrá un boletín de cuatro páginas para los niños.)

 

Enlaces a los sermones
Impresión amistosa:   “La X señala el lugar 

Otro sermón basado en Mateo 13:44-45: El precio es correcto”

Otro sermón basado en Génesis 29:28: “Una promesa cumplida”

 

Tenemos materiales para ayudarle con los niños

Tenemos un CD conteniendo estos materiales:
Tres años de sermones de Sermons4Kids
Páginas para colorear del Antiguo y Nuevo Testamento
Una serie de páginas para colorear de Graham Kennedy
Lecciones: La vida de Cristo de cada uno de los cuatro Evangelios
Canciones para la Escuela Bíblica de Niños
Catorce presentaciones de PowerPoint
Un año de lecciones del Antiguo Testamento (de Mission Arlington)

Para imprimir una forma para ordenarlo haga clic aquí. (Es gratis)

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá
Derechos de autor Sermons4Kids, Inc.
Todos los derechos reservados.

¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ? por Vicente Martínez


Sunday, July 20, 2014

“No veo la miseria que hay, sino la belleza que aún queda” (Ana Frank)
20 de julio, domingo XVI de TO
Mt 13, 24-43.
El reinado de DIOS es como un hombre que sembró semilla buena en su campo. Pero mientras la gente dormía, vino su enemigo y sembró cizaña en medio del trigo, y se marchó. Cuando el tallo brotó y empezó a granar, se descubrió la cizaña.
Sófocles pone en Edipo rey estas trágicas palabras en boca del Sacerdote: “La ciudad, como tu mismo puedes ver, está ya demasiado agitada y no es capaz todavía de levantar la cabeza de las profundidades por la sangrienta sacudida. Se debilita en las plantas fructíferas de la tierra, en los rebaños de bueyes que pacen y en los partos infecundos de las mujeres”.
Dramático lamento de un Universo sembrado de trigo y de cizaña desde su nacimiento hasta nuestros días por no se sabe qué suerte de sembrador. Las piadosas intenciones de Creonte “Afirmo que incluso las aficiones, si llegan felizmente a término, todas pueden resultar bien” no consolaron –y siguen sin consolar- a los habitantes de Tebas. Un místico sufí lo avaló en este elocuente relato: Hace mil años mi vecino me dijo: “Odio la vida porque está llena de dolor.”
Ayer pasé por el cementerio: vi a la vida danzar sobre su tumba.
La realidad tangible del mal será compañera inseparable de la historia del universo. Con el telón de DIOS como transfondo es difícilmente explicable y comprensible. Únicamente más allá de la otra ribera esperamos se pueda descifrar. Michael Jackson lo pronostica para sí en el segundo disco póstumo Xcape, recién editado: “Donde me fui, este mundo problemático no me molesta más”.
En cualquier caso la cizaña está ahí tan bien arraigada y tan copiosamente regada como el trigo: mafias de la prostitución y la droga, niños que mueren en una peregrinación, creyentes perseguidos por su fe. Como el trigo: Francisco obispo de Roma, la Primavera, la sonrisa confortante de un niño que sonríe. Los “Benedictus” nacen con las amapolas, y el rocío siembra de Luz la oscuridad.
“¿Por qué permite Dios tanto mal? La respuesta está en la lectura de hoy”. Pregunta con respuesta del Calendario Litúrgico-Pastoral, que produce vértigos en el sentido común. Excepto las palabras de Jesús versión siglo XXI, ninguno de los textos litúrgicos del día son fácilmente digeribles. Hasta el Espíritu -según San Pablo Rom 8, 22-23- se esfuerza por convertir los dolores de parto de la creación entera, en gemidos inefables de plegaria.
En último término cabe pensar que la Naturaleza tiene razones que la razón no puede comprender. Y una buena receta para paliar esta sin razón, podrían ser las palabras de Ana Frank en su Diario: “No veo la miseria que hay, sino la belleza que aún queda”. Porque, con El Niño Sabio de El Tonto Emocional, de J. Maronna y D. Samper, “Si escuchas sólo a tu cerebro, corres el peligro de perder la más sana condición del ser humano, que es la del Hombre Integral”.
Quizás nos quede hoy sólo implorar -no sabemos a quien- con el Coro de Suplicantes: “En auxilio de estos males, ¡oh dura hija de Zeus!, envía tu AYUDA, de agraciado rostro”.
LUZ EN LA NATURALEZA
Los olores del bosque son intensos y salvajes en esos momentos; como si todos los seres vivos empezaran a despertar a la vez en el dormitorio del mundo, como si todos exhalaran sus secretos y sus maldades: las plantas, los animales y también los seres humanos. Se levanta un viento suave, como cuando alguien despierta, aspira y suspira al acordarse en el mundo en que ha nacido.
El follaje húmedo, los helechos, los musgosos fragmentos de corteza desprendidos de los árboles, el sendero del bosque cubierto de espinas descompuestas, hojarasca y agujas que forman un taliz blando, resbaladizo y uniforme, lleno de gotas de rocío, desprenden un olor a tierra tan embriagador como el perfume de la pasión que desprende el sudor de los enamorados.
Es un instante misterioso: los antiguos paganos lo celebraban en medio de los bosques, con devoción, con los brazos alzados, con el rostro vuelto hacia Oriente, en una espera mágica, la misma que renace una y otra vez en el corazón de los humanos, atados a la materia, que anhelan el momento de la llegada de la luz, o sea, de la razón y del conocimiento.
Sandor Marai, El último encuentro.
Vicente Martínez
Fe Adulta

LA DECISIÓN MÁS IMPORTANTE: JOSÉ ANTONIO PAGOLA


 

     

      El evangelio recoge dos breves parábolas de Jesús con un mismo mensaje. En ambos relatos, el protagonista descubre un tesoro enormemente valioso o una perla de valor incalculable. Y los dos reaccionan del mismo modo: venden con alegría y decisión lo que tienen, y se hacen con el tesoro o la perla. Según Jesús, así reaccionan los que descubren el reino de Dios.

Al parecer, Jesús teme que la gente le siga por intereses diversos, sin descubrir lo más atractivo e importante: ese proyecto apasionante del Padre, que consiste en conducir a la humanidad hacia un mundo más justo, fraterno y dichoso, encaminándolo así hacia su salvación definitiva en Dios.

¿Qué podemos decir hoy después de veinte siglos de cristianismo? ¿Por qué tantos cristianos buenos viven encerrados en su práctica religiosa con la sensación de no haber descubierto en ella ningún “tesoro”? ¿Dónde está la raíz última de esa falta de entusiasmo y alegría en no pocos ámbitos de nuestra Iglesia, incapaz de atraer hacia el núcleo del Evangelio a tantos hombres y mujeres que se van alejando de ella, sin renunciar por eso a Dios ni a Jesús?

Después del Concilio, Pablo VI hizo esta afirmación rotunda: ”Solo el reino de Dios es absoluto. Todo lo demás es relativo”. Años más tarde, Juan Pablo II lo reafirmó diciendo: “La Iglesia no es ella su propio fin, pues está orientada al reino de Dios del cual es germen, signo e instrumento”. El Papa Francisco nos viene repitiendo: “El proyecto de Jesús es instaurar el reino de Dios”.

 

 

Remitido al e-mail

Si ésta es la fe de la Iglesia, ¿por qué hay cristianos que ni siquiera han oído hablar de ese proyecto que Jesús llamaba “reino de Dios”? ¿Por qué no saben que la pasión que animó toda la vida de Jesús, la razón de ser y el objetivo de toda su actuación, fue anunciar y promover ese proyecto humanizador del Padre: buscar el reino de Dios y su justicia?

La Iglesia no puede renovarse desde su raíz si no descubre el “tesoro” del reino de Dios. No es lo mismo llamar a los cristianos a colaborar con Dios en su gran proyecto de hacer un mundo más humano, que vivir distraídos en prácticas y costumbres que nos hacen olvidar el verdadero núcleo del Evangelio.

El Papa Francisco nos está diciendo que “el reino de Dios nos reclama”. Este grito nos llega desde el corazón mismo del Evangelio. Lo hemos de escuchar. Seguramente, la decisión más importante que hemos de tomar hoy en la Iglesia y en nuestras comunidades cristianas es la de recuperar el proyecto del reino de Dios con alegría y entusiasmo.

Homilía semanal del P. Jim Hogan para el 16 º Domingo del Tiempo Ordinario, 20 de julio 2014


• Sabiduría 12: 13, 16-19; Romanos 8:26-27; Mateo 13: 24-43 •

Semanal Lecturas Bíblicas: 16o Domingo en tiempo ordinario

El texto de hoy del Evangelio de Mateo contiene tres parábolas. Uno está sobre el trigo y las malas hierbas. El segundo se trata de la semilla de mostaza. El tercero es sobre levadura del pan horneado. Tal vez estamos tan familiarizados con estas parábolas que no somos capaces de escuchar y apreciar lo que Jesús de Mateo está diciendo. Así que vamos a tratar de encontrar una nueva, quizá nueva apreciación de ellos. Desde mi nacimiento hace casi 80 años, seis personas se han sentado en la cátedra de Pedro. Tres de esos obispos eran grandes en la doctrina de la “infalibilidad”. Consideraron que su responsabilidad de proteger a la doctrina de la iglesia del error y de hacer cumplir las rígidas categorías de la teología moral y derecho canónico.”¿Qué vamos a hacer con las malas hierbas?”  John Pablo II y Benedicto XVI se asomó por el balcón de San Pedro en Roma, vio una infestación de malezas, e hizo todo lo posible para”deshacerse de las malas hierbas.”  El estilo y la enseñanza de la actual obispo de Roma es completamente diferente . Francis se asoma desde el mismo balcón y ve un campo de cultivos competidores. Él ve “el reino de Dios,” / “nueva realidad de Dios” emergente, que crece dondequiera que las personas aman a sus hermanos y hermanas y promover la dignidad de cada ser humano. Francisco es un plantador de “buena semilla” - el mensaje de Jesús, el evangelio del amor incondicional de Dios. Él ha pasado por alto las categorías más rígidas de la teología moral y derecho canónico que caracterizó la enseñanza de sus predecesores y nos llama a proclamar “la misericordia y el perdón.” Sus esfuerzos han despertado tanto vítores y abucheos dentro de nuestra familia de la fe. Las malas hierbas han comenzado a brotar en forma de oposición a su estilo y mensaje. Esa oposición es sutil pero real. En lugar de reaccionar a sus críticos con la condena o la ira y “deshacerse de ellos”,   Francis abraza el camino de Cristo. “Que tanto las malas hierbas y el trigo crezcan juntos hasta la cosecha.” Francis es un hombre de fe que confía en la vida es más de lo que ver o experimentar. Él camina con humildad ante el misterio de Dios. Las cosas no pueden seguir como él o esperamos o intención. Sin embargo, él confía en “la nueva realidad de Dios” está surgiendo entre nosotros. Él confía en que mientras nos ocupamos de nuestras vidas sin darse cuenta de nada especial, algo misterioso está sucediendo dentro de la vida, bajo la superficie. Él confía en el Misterio Clemente llamamos Dios está transformando el mundo en silencio. En su libro, “El medio divino”, comparte el Padre Teilhard de Chardin abundante conocimiento de estas parábolas y el Misterio Misericordioso que el nombre de Dios. Él escribió:    Por encima de todo, la confianza en la lenta obra de Dios. Estamos muy naturalmente, impaciente en todo para llegar al final sin demora. Estamos impacientes de estar en el camino hacia algo desconocido, algo nuevo.    Sólo Dios puede decir lo que forma en nosotros el Espíritu de Dios se revelan poco a poco.   Creer que la mano de Dios te guía desde el interior y todo se cumplirá. “ Jesús repitió una y otra vez otra vez: Dios está transformando la creación desde lo más profundo. “nueva realidad de Dios” - “el reino de Dios” está surgiendo entre nosotros. Siga el ejemplo de Francisco.Caminar humildemente delante de Dios. Sé como el grano de mostaza. Fideicomiso “nueva realidad de Dios” está emergiendo y permitir que el evangelio para transformar su manera de vivir, amar, reír y ser. Abrazar la sabiduría de Teilhard de Chardin.   “Sólo Dios puede decir lo que el Espíritu de Dios se forma dentro de nosotros revelará poco a poco.”    Sé como la levadura que una mujer se esconde en la masa. Comparte las incertidumbres, crisis y contradicciones de nuestros conciudadanos. Confía en que la suave influencia de su vida va a transformar la sociedad en general. Parece evidente para muchos que las malas hierbas se han infiltrado en nuestra iglesia y las sociedades humanas en general. ¿Qué hacemos con las malezas? Proclamar “la misericordia y el perdón”, y “dejar que tanto las malas hierbas y el trigo crezcan juntos hasta la cosecha.”

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 279 seguidores

%d personas les gusta esto: