28 SEPTIEMBRE/14 TEMA: JESUS HACE UNA ADIVINANZA. MENSAJE PARA NIÑOS/AS


Mensajes para niños
Sermón de la semana
Propio 21 (26) Año A
28 de septiembre 2014
Sermón de la semana
Título: Jesús hace una adivinanza

Tema: Jesús deja perplejos a los principales sacerdotes y los ancianos con una adivinanza (Propio 21 (26) Año A)

Objetos: Una esponja, una toalla de mano y un guante (de trabajo).

Escritura: “Jesús entró en el templo y, mientras enseñaba, se le acercaron los jefes de los sacerdotes y los ancianos del pueblo. –¿Con qué autoridad haces esto? –lo interrogaron–. ¿Quién te dio esa autoridad? Yo también voy a hacerles una pregunta. Si me la contestan, les diré con qué autoridad hago esto. El bautismo de Juan, ¿de dónde procedía? ¿Del cielo o de la tierra?” (Mateo 21:23-25 NVI).

¿Les gustan las adivinanzas? Tengo algunas adivinanzas o acertijos que hacerles esta mañana. No son muy difíciles, pero tienen que pensar un poquito. Les diré esto: Tengo la contestación de cada adivinanza aquí en este bolso y es algo que ustedes han visto antes.

He aquí la primera adivinanza. ¿Qué cosa mantiene el agua, sin que se pierda, a pesar de que está lleno de hoyos u orificios? Si crees saber la contestación alza tu mano. Tengo la contestación aquí en mi bolso. ¡Es una esponja!

Tengo otra adivinanza para ustedes. ¿Qué se moja mientras está secando? Definitivamente alguien debe adivinar ésta. ¡Es una toalla!

Tengo otra adivinanza más. Escuchen atentamente. Cuando estoy lleno puedo trabajar o jugar; cuando estoy vacío, no hago nada en todo el día. ¿Qué es? ¡Un guante!

Creo que a Jesús le gustaban las adivinanzas. A veces las usaba para enseñarle a las personas una lección. Un día Jesús estaba enseñando en el templo. Los sacerdotes y ancianos del templo no creían que Jesús era el Hijo de Dios y estaban molestos porque él había estado haciendo milagros.

“Quién te dio autoridad para hacer estas cosas?” le preguntaron.

Jesús les dijo: “Yo también voy a hacerles una pregunta. Si me la contestan, les diré con qué autoridad hago esto. El bautismo de Juan, ¿de dónde procedía? ¿Del cielo o de la tierra?”

Los sacerdotes no pudieron contestar la adivinanza de Jesús. Si decían que era del cielo, Jesús podría preguntarles por qué no le creyeron a Juan el Bautista cuando dijo que Jesús era el hijo de Dios. Y si decían que era de la tierra, es decir, de los hombres, el pueblo se pondrían en contra de ellos porque ellos creían que Juan era un profeta de Dios.

La única forma en que pudieron contestar fue: “No sabemos.”

Bueno, tal vez los sacerdotes y ancianos no sabían quién le había dado a Jesús la autoridad para hacer milagros, pero nosotros sabemos, ¡su Padre celestial!

Querido Señor, te damos gracias por enviarnos a Jesús, tu único hijo. Te damos gracias porque le diste el poder y autoridad para hacer todas las cosas. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Páginas para colorear y actividades

 

(Imprima la primera página y luego insértela en la impresora para imprimir el otro lado.  Doble el boletín por la mitad y tendrá un boletín de cuatro páginas para los niños.)

 

Enlaces a los sermones
Impresión amistosa:    “Jesús hace una adivinanza”

 

Otro sermón basado en Mateo 21:23-27: “¿Sí o no?”

 

Otro sermón basado en Éxodo 17:1-7: “Agua de una Roca”

 

Tenemos materiales para ayudarle con los niños

Tenemos un CD conteniendo estos materiales:

Tres años de sermones de Sermons4Kids
Páginas para colorear del Antiguo y Nuevo Testamento
Una serie de páginas para colorear de Graham Kennedy
Lecciones: La vida de Cristo de cada uno de los cuatro Evangelios
Canciones para la Escuela Bíblica de Niños
Catorce presentaciones de PowerPoint
Un año de lecciones del Antiguo Testamento (de Mission Arlington)

Para imprimir una forma para ordenarlo haga clic aquí. (Es gratis)

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá
Derechos de autor Sermons4Kids, Inc.
Todos los derechos reservados.

Homilía semanal del Padre Jim Hogan para el 25 Domingo del Tiempo Ordinario,Mateo 20: 1-16


 • 21 de septiembre 2014 Publicado el 20 de septiembre 2014 por Reyanna Rice • Isaías 55: 6-9 • Filipenses 1: 20-24, 27 •

Lecturas Bíblicas Semanales:  25 Domingo del Tiempo Ordinario

Los científicos nos dicen que había una explosión hace casi 14 mil millones años – el primer “Big Bang.” Se
dio lugar a este increíble cosmos. El proceso creativo de la evolución estaba en marcha.Formas iniciales de vida surgieron 10 mil millones años más tarde y “hermosas criaturas, complejos que interactúan en los ecosistemas que sustentan la vida pronto cubrieron este planeta. Nosotros que andamos en posición vertical y sabemos que sabemos estamos entre ellos.

En esta parábola Mateo nos dice algo acerca de nosotros, que somos como seres humanos y
algo acerca de Dios. De los cuatro evangelistas, Mateo solo incluye esta parábola en su evangelio. Lo hace porque gentiles buscaban pertenencia a su comunidad. Esto causó resentimiento entre los judíos cristianos.

Jesús de Mateo introduce esta parábola acerca de “un propietario que salió en la mañana a contratar obreros para su viña” como lo hace la mayoría de las parábolas. Él dice, “el reino de los cielos es semejante a …”   “El reino de los cielos” fue la pasión que arde en su corazón.

Los eruditos creen que esta parábola fue manera creativa de Matthew de animar a su comunidad a aceptar gentiles. Miembros judíos de su comunidad verían a sí mismos como los trabajadores contratados en la madrugada para trabajar los viñedos y los gentiles como los contratados en las últimas horas.

Así que vamos a considerar lo que dice la parábola acerca de nosotros! Sugiero Teilhard deChardin nos puede ayudar en nuestro esfuerzo. Era un sacerdote paleontólogo jesuita. Su investigación y trasfondo teológico lo convencieron de que, como especie, los seres humanos estamos aún no está totalmente evolucionado, aún no del todo humano. Es por esto que Jesús de Nazaret es una persona única. Él es el primero entre nosotros para ser plenamente humano. Los grandes escritores espirituales abogan por la “imitación de Cristo” porque los modelos de Cristo por nosotros lo que Dios quiere que seamos.

Veo “el arrendador” en esta parábola como ejemplo o modelo de lo que significa ser plenamente humano. Fue persistente en llegar y acogedor. Trataba a todos por igual. Era generoso. En otras palabras, él amaba a todos incondicionalmente. Eso es lo que significa ser plenamente humano.

Por otra parte, “los obreros” son un ejemplo o modelo de lo que significa ser menos que humanos. Ellos tenían envidia y murmuraron. Ellos pensaban que merecían más que los
últimos en llegar. Protestaron generosidad del propietario. Todavía no han comprendido y
abrazado una vida de amor incondicional. Hasta que lo hagan, se quedarán menos que humanos.

Ahora vamos a considerar lo que dice la parábola acerca de Dios. Si “el dueño de la viña” es una imagen de cómo es Dios, esta parábola es revolucionario! Rompe todas nuestras arraigadas expectativas, imágenes y conceptos erróneos de este misterio de gracia.

La imagen retratada es totalmente más allá de nuestra comprensión. “del propietario de la tierra” el amor es
incondicional. En lugar de contar el número de horas trabajadas cada uno, él simplemente responde a las necesidades del trabajador y da a cada uno lo que ellos y sus familias necesitan comer esa noche. El propietario de la tierra – Dios – quiere la paz y el bienestar – una vida plenamente humana para todos.

El punto es el amor incondicional de Dios abarca todos los pueblos, todas las personas, independientemente de si lo merecen o no! “Todo el mundo” significa “gente de fe”, así como ateos o agnósticos, políticos egocéntricos, instigadores de la guerra, los autores de la tortura o el genocidio, y no hay excepciones. “La bondad de Dios se desborda todos nuestros cálculos, y va más allá tanto de la fe de los creyentes y el ateísmo de los no creyentes.”

Catorce mil millones de años después del “Big Bang” el proceso creativo de la evolución continúa. Los “signos de los tiempos” nos dicen que nos encontramos en un momento decisivo, un nuevo umbral en la evolución de la especie humana. La parábola nos invita a cruzar ese umbral, a abrazar el camino del amor incondicional y llegar a ser como Jesús – más plenamente humanos.

 

http://concernedcatholicsmt.org/weekly-homily-from-father-jim-hogan-for-the-25th-sunday-in-ordinary-time-september-21-2014/

POR DELANTE DE NOSOTROS: JOSÉ ANTONIO PAGOLA


 

Un día Jesús pronunció estas duras palabras contra los dirigentes religiosos de su pueblo: “Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de de Dios”. Hace unos años pude comprobar que la afirmación de Jesús no es una exageración.

Un grupo de prostitutas de diferentes países, acompañadas por algunas Hermanas Oblatas, reflexionaron sobre Jesús con la ayuda del libro Jesús. Aproximación histórica. Todavía me conmueve la fuerza y el atractivo que tiene Jesús para estas mujeres de alma sencilla y corazón bueno. Rescato algunos de sus testimonios.

.“Me sentía sucia, vacía y poca cosa, todo el mundo me usaba. Ahora me siento con ganas de seguir viviendo porque Dios sabe mucho de mi sufrimiento… Dios está dentro de mí. Dios está dentro de mí. Dios está dentro de mí. ¡Este Jesús me entiende!…”.

.“Ahora, cuando llego a casa después del trabajo, me lavo con agua muy caliente para arrancar de mi piel la suciedad y después le rezo a este Jesús porque él sí me entiende y sabe mucho de mi sufrimiento… Jesús, quiero cambiar de vida, guíame porque tú solo conoces mi futuro…”

.“Yo pido a Jesús todo el día que me aparte de este modo de vida. Siempre que me ocurre algo, yo le llamo y él me ayuda. El está cerca de mí, es maravilloso… Él me lleva en sus manos, él me carga, siento la presencia de él…”

. “En la madrugada es cuando más hablo con él. Él me escucha mejor porque en este horario la gente duerme. Él está aquí, no duerme. Él siempre está aquí. A puerta cerrada, me arrodillo y le pido que merezca su ayuda, que me perdone, que yo lucharé por él…”

. “Un día yo estaba apoyada en la plaza y dije: Oh, Dios mío, ¿será que yo solo sirvo para esto? ¿Solo para la prostitución?… Entonces es el momento en que más sentí a Dios cargándome, ¿entendiste?, transformándome. Fue en aquel momento. Tanto que yo no me olvido. ¿Entendiste?…”

. “Yo ahora hablo con Jesús y le digo: aquí estoy, acompáñame. Tú viste lo que le sucedió a mi compañera (se refiere a una compañera asesinada en un hotel). Te ruego por ella y pido que nada malo suceda a mis compañeras, Yo no hablo, pero pido por ellas pues ellas son personas como yo…”

. “Estoy furiosa, triste, dolida, rechazada, nadie me quiere, no sé a quien culpar, o sería mejor odiar a la gente y a mí, o al mundo. Fíjate, desde que era niña yo creí en Ti y has permitido que esto me pasara… Te doy otra oportunidad para protegerme ahora. Bien, yo te perdono, pero por favor no me dejes de nuevo…”

 

REMITIDO AL E-MAIL

Jesús y los Trabajadores: Homilía de la Rev. Judy para el domingo 25 en TO 09/21/14


Rvda Judy Beaumont y algunos de nuestros trabajadores del Buen PastorIMG_0001

Una vez más en el Evangelio de esta semana, Mateo 20: 1-16, Jesús se dirige la orden religiosa y social al revés y nos muestra que no podemos entender la mente de Dios, ni comprender la profundidad del amor de Dios para todos. El profeta Isaías se dirige a este tema así: “… Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos”, dice su Dios ‘(Is 55, 8). Justo antes de esto Isaías ofreció la invitación de Dios a los que estaban sedientos y hambrientos a venir y beber y comer “sin dinero y sin precio” (Is 55, 1). Dios está de nuevo prometiendo el mismo “amor fiel” Dios prometió a David y los hijos de David.Y leemos la invitación en dos niveles: cuando el profeta dice “escuchar a mí y comed del bien, y se deleitará vuestra alma en la tarifa más rico” (Is 55, 2) que dice escuchar y aprender lo que es la enseñanza de nuestro Dios, recibir la enseñanza que es bueno y vivir! Esta invitación es también el prefacio a la escucha del Evangelio de hoy, así es como nos encontramos con nuestro Dios. Y, también es una invitación específica a los que no tienen dinero para comprar. Consistentemente durante las Escrituras Dios provee para los que tienen el menor de los bienes de este mundo y se preocupa por los pobres y los marginados, los que están por lo general queda fuera.

Jesús ‘parábola de los obreros de la viña no es un tratado sobre las relaciones laborales para tanto como yo apoyo Sindicatos en la obtención de sólo pagas y beneficios para los que trabajan no pueden aprobar las enseñanzas de Jesús aquí. Jesús quiere dar a todos el mismo salario y beneficios sin importar las horas trabajadas. Para entender esta parábola tenemos que ponernos en los zapatos de los últimos en ser contratados, o incluso aquellos que probablemente no serán contratados en absoluto.

Aquí en Fort Myers hay una piscina de Trabajo que reúne en una esquina de la calle a las 5 AM. Se compone de hombres y mujeres que quieren trabajar y no tienen un trabajo regular. Quieren trabajar para el día o, preferentemente, por el mayor tiempo posible. Mucha de nuestra gente sin hogar son parte de esta mano de obra. Algunos nos preguntan por botas de trabajo o botas con puntas de acero porque el jefe de trabajo quiere sólo los que en realidad podría sobrevivir en una obra de construcción.Durante un tiempo, cuando nos servimos en el parque local se nos conocía como el ministerio de arranque porque tomaríamos tamaños y entregar las botas a estas personas. La parte más triste de esto fue que el jefe tomó sólo el más joven y más fuerte de los hombres y los hombres mayores, hombres o mujeres enfermizas casi nunca fueron elegidos. Sin embargo, ellos irían día tras día como de vez en cuando había trabajo “más fácil” que se dará a cabo y que sólo puede conseguir uno. Siempre había mucha más gente espera de ser contratados que fueron efectivamente contratado. Hay un lugar de espera similar en otro lugar en Fort Myers y en Immokalee rural cercano donde los trabajadores agrícolas son elegidos para el día. Una vez más, cientos de personas pueden estar allí y cincuenta serán elegidos por el día. De hecho, la primera se eligen primero a menos que alguien más joven y más fuerte está detrás de ellos. Algunos simplemente se rinden y dejan de ir. Sabemos un hombre mayor que iba todos los días con la esperanza de ser elegido. Una vez que fue elegido para barrer en un sitio.Esa fue la primera sonrisa que he visto en el rostro. Duele ser pasado por alto y dejar de lado.

El desempleo está mejorando en los EE.UU. con 6.2 como la tasa de desempleo actual (Reuters.com Lucia Mutikani 08/01/14). Los años de Obama son comparables con los años de Roosevelt en la mejora de la economía deprimida heredado de una época anterior a la persona que trabaja (Carta en el artículo Wikipedia.com sobre el desempleo). Esto es verdaderamente notable, pero no para los que se quedan en paro y necesitados, incluidos los que han renunciado. En el mundo hay lugares con la tasa de desempleo representa casi el 50% de la población capaz de trabajar. Muchos ni siquiera pueden sobrevivir sin la ONU y otras fuentes de ayuda externa. En un país como los EE.UU., donde la parte superior del 1% tiene el 90% de los recursos de ingresos más altos muchos se pasan por alto si en la competencia por un puesto de trabajo y los salarios o en la estima de los demás. Esta parábola es un comentario sobre eso. De ello se sigue, de hecho, la historia del joven rico que fue el encargado de vender sus bienes y den a los pobres a tener “tesoro en el cielo” y seguir a Jesús.El joven “se fue triste, porque tenía muchas riquezas”. Así que Jesús enseña que luego con él, con Dios, la igualdad de salarios (premios / regalos de amor y dinero) se dan a todos, no importa cuando vienen a Dios. El no elegido y marginado merece ser el primero, que han soportado el peso de la necesidad y querer y el estigma de los marginados.

Jesús sabía que, amó profundamente la no elegida de este mundo y nos dijo antes y después de esta parábola que “los últimos serán los primeros”.Los que se suele dejar en este mundo serán los primeros en el reino de Dios. Los económicamente pobres y los que quedan fuera debido a una enfermedad mental, diferencia física, raza, color, clase, casta, origen nacional, orientación sexual, o cualquier otra diferencia juzgado por otros convencionales no ser lo suficientemente bueno será el primero con Dios.El don de la vida, la vida eterna y el amor insondable de Dios se le dará atodo lo que n partes iguales. Y eso debería comenzar ahora, no en algún momento más tarde como ahora es cuando nos pide que seamos trabajo en la Viña. La mano de obra de los seguidores de Cristo es nuestro esfuerzo para traer la justicia, la compasión y el amor a la fruición, aquí y ahora, para que los que esperan en la mano de obra puede ser debidamente recompensado por su espera, así como su trabajo. Esta parábola es también de infinita y desbordante generosidad de Dios. Si somos tacaños y no generosos con nuestro tiempo, dinero, recursos y esfuerzo en el trabajo por la justicia y la inclusión somos como los trabajadores que estaban envidiosos de otros de los salarios sólo. Justicia en el sueño de Dios significa que todos en todo el país y en todo el mundo comer y tener un techo y respeto, dignidad y amor. Podemos sostener la creencia secreta que nos merecemos todas las cosas buenas, pero “los otros” no lo hacen. El camino de Dios es dar generosamente regalos que ninguno de nosotros mérito: la vida, la salud, el amor, amplios medios, y libremente Joy- dado a todos. Esa es la forma-lo de Dios es mi camino?¿Cuál es su forma? Se nos pide que reflexionar sobre que esta semana, y para dar gracias por el amor ilimitado de Dios. Amén!

Rev. Dr. Judy Lee, RCWP

Co-Pastor Buen Pastor Inclusive Comunidad Católica, Fort Myers, Florida

 

http://judyabl.wordpress.com/2014/09/19/jesus-and-the-workers-rev-judys-homily-for-the-25th-sunday-in-ot-92114/

Homilía en Espíritu Santo Comunidad Católica, 25 OT A, 21 de septiembre 2014 Rvda. Bev Bingle


Mi abuela materna tenía nueve años
cuando ella se retiró de tercer grado, para ir a trabajar.
Mi abuelo materno tenía catorce años
cuando abandonó la escuela después de 8 º grado, para ir a trabajar.
Mi madre tenía diecisiete años
cuando terminó la escuela secundaria y se fue a trabajar.
Sus padres estaban muy orgullosos de ella.
Y como cada uno de sus tres nietos se graduó de la universidad,
su orgullo y alegría no tuvo límites.
Es una historia que se repite una y otra vez
en las familias de todo nuestro país.
Ancestros que son inmigrantes, sin educación, extremadamente pobre.
Los niños reciben una educación que sus antepasados ​​no tenían,
obtener puestos de trabajo de sus antepasados ​​nunca podrían haber soñado,
y la familia se regocija.
Nadie es celoso o envidioso de ellos porque tienen éxito.
___________________________________
Pero no siempre es así.
En el Evangelio de hoy Jesús nos dice acerca de algunas personas que,
a pesar de que reciben un trato justo,
aún así obtener celoso y enojado
porque alguien recibe algo
que piensan que no se ha ganado.
Todos hemos conocido gente así,
personas que se quejan
porque tenemos algo que ellos piensan que no merecíamos.
______________________________________
Me encanta este Evangelio.
Cada vez que lo escucho, me animo-que hay esperanza para mí!
Me-una mujer en una sociedad patriarcal;
alguien que rara vez corrió una carrera y nunca ganó uno;
uno de América es casi-pero-no-bastante pobre;
un hereje-me excomulgado!

El evangelio de hoy pone al desnudo
uno de los grandes principios de la Enseñanza-social católica
la opción preferencial por los pobres.
El Evangelio no tiene sentido para la gente
que piensan que son inteligentes y ricos y perfecta,
y que piensan que consiguieron inteligente y rica y perfecta por su cuenta.
Pero sí tiene sentido para Dios.
______________________________________
Como Isaías pone en la primera lectura,
Los pensamientos de Dios no son nuestros pensamientos,
y de Dios fue no son nuestros caminos.
Los caminos de Dios nos dice que cada uno de nosotros está tan querido como el siguiente.
Los caminos de Dios nos dicen que somos guardianes de nuestro hermano hermana y de.
Los caminos de Dios nos dicen que compartir con aquellos que están en necesidad.
______________________________________
Abajo en Casa Claver sirven realmente bueno de alimentos
Brownberry pan integral
y canela Pepperidge Farm remolino,
queso fresco y ensalada de papa de Los Anderson,
piña fresca, tortitas con jarabe de la señora Butterworth,
guisos caseros y sopas
con un montón de carne.
Especialmente hacia el final de cada mes,
Me encuentro con personas que están sin trabajo,
muchos de ellos sin un coche o incluso sin dinero para el autobús,
y algunos de ellos sin una casa para ir a casa.
Ellos saben que están en el extremo de la línea-al final de su cuerda-
al igual que los trabajadores que no son contratados hasta la última hora del día.
Y llegan a comer la misma buena comida, todo lo que quieran,
que las personas con buenos trabajos están comiendo.
Ellos están agradecidos por el refugio para desamparados,
agradecido por las comidas,
agradecidos por el apoyo que reciben de la comunidad de Toledo.
Se alejan satisfecho, dispuesto a continuar,
listo para seguir tratando de encontrar un trabajo,
tratando de encontrar una manera de ganarse la vida,
luchando para llegar a fin de mes
con un ingreso de salario mínimo a tiempo parcial.
En contraste, en el noticiero de la noche oigo un miembro del Congreso,
teniendo un salario mínimo de $ 174.000 por parte del gobierno,
quejándose de los $ 135 al mes en cupones de alimentos
que los pobres se hacen,
quejándose de que “esa gente”
que tenga que salir adelante por sus propios esfuerzos
y conseguir un trabajo.
_____________________________________
Pasaje del Evangelio de hoy nos habla de la generosidad de Dios superando.
Es una generosidad sin excepción, y sin límites.
Es una generosidad que nos ha dado todas las cosas buenas que tenemos.
Es una generosidad que estamos llamados a imitar.
En nuestra segunda lectura de hoy,
Pablo nos dice que debemos comportarnos
de una manera digna del Evangelio.
Este Evangelio nos dice que debemos actuar con generosidad,
no sólo con las cosas
pero con nuestras actitudes y comportamientos.
No importa lo poco que tengamos, estamos llamados a compartir …
alimentos, ropa, vivienda, dinero en efectivo,
o, como muchos me encuentro en Casa Claver,
lo único que les queda para dar:
una sonrisa de bienvenida, un corazón agradecido, y una palabra amable.

-
Espíritu Santo Comunidad Católica
en 3535 Executive Parkway (Unidad de Toledo)
Sábados a las 4:30 pm
Domingos a las 5:30 pm
www.holyspirittoledo.org

Rev. Dr. Bev Bingle, Pastor
419-727-1774

 

Remitido al e-mail

Domingo XXV Tiempo Ordinario 21 septiembre 2014 Evangelio de Mateo 20, 1-16. Enrique Martinez L


 

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:

El Reino de los Cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña.

Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo:

— Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido.

Ellos fueron.

Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde, e hizo lo mismo.

Salió al caer la tarde y encontró a otros, parados, y les dijo:

— ¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?

Le respondieron:

— Nadie nos ha contratado.

El les dijo:

— Id también vosotros a mi viña.

Cuando oscureció, el dueño dijo al capataz:

— Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros.

Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno.

Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo:

— Estos últimos han trabajado solo una hora y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno.

El replicó a uno de ellos:

— Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo liberta para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?

Así, los últimos serán los primeros y los primeros los últimos.

 

******

 

DE LA RELIGIÓN ALIENANTE A LA ESPIRITUALIDAD LIBERADORA

 

A veces, las religiones se han movido entre la utilidad y el temor. Es fácil comprenderlo, si tenemos en cuenta que el ser humano se percibe como necesidad y debilidad. Desde la necesidad, Dios es visto como quien puede llenar los propios vacíos: nace así la religión de lo útil. Desde la debilidad, Dios es visto como poder y, fácilmente, nace la religión del temor.

No es difícil constatar que ambas características –necesidad y debilidad- resaltan en la vivencia del niño frente a sus padres. Ambas hacen que el niño sienta un doble impulso: a “tener-que-agradar” para no ser abandonado, y a “utilizarlos”  para obtener lo que necesita. El “salto” de esta experiencia infantil a una formulación religiosa que repita aquellos mismos esquemas, fuertemente grabados en el inconsciente del niño, es prácticamente espontáneo.

Si unimos ambas características, el resultado será una religión basada en la idea del mérito, que generará una religiosidad mercantilista: “Te doy para que me des”. Gracias al mérito, el sujeto busca –como el niño ante sus padres- agradar a Dios; pero, al mismo tiempo, se cree con ciertos “derechos” ante él (como los jornaleros de la primera hora).

 

¿Dónde se esconde la trampa de este planteamiento? En concebir a Dios como un “patrón” separado, que premia o castiga según nuestros méritos o nuestros pecados.

De hecho, esa idea de Dios salta por los aires en el mensaje de Jesús. Lo que este revela de Dios supone un giro de ciento ochenta grados con respecto a lo que enseña la formación “religiosa” habitual. Para Jesús, Dios es Gracia, Amor gratuito que es solo bondad (“¿Vas a tener envidia porque yo soy bueno?”).

Cuando vemos a Dios como un Ente separado, no podemos sino pensarlo como un “señor” que “controla” nuestros actos y que nos recompensará de acuerdo con ellos. Por eso, es normal que la persona religiosa trate de obtener de él un beneficio, aunque sea a costa de un comportamiento alienante. Ello podría explicar que, con frecuencia, cuando la persona crece en autonomía y en seguridad, aquella imagen de Dios se venga abajo. Es decir, cuando la persona se encuentra en profundidad, la religión se pierde.

En realidad, aquel dios nunca había existido sino en la mente de quien así lo proyectaba. Todo ello parece que nos invita a pasar de la “religión” –entendida como una construcción humana- a la “espiritualidad” –en cuanto dimensión básica del ser humano-. Aun asumidas conscientemente la necesidad y la debilidad (fragilidad, vulnerabilidad) del yo, la espiritualidad –la inteligencia espiritual- nos hace caer en la cuenta de que nuestra identidad no es ese yo carenciado, sino la Consciencia plena, el sustrato común y compartido con todo lo que es. La religión había sido un “mapa” que quería traernos hasta aquí; la espiritualidad es el “territorio” en el que siempre –aun sin saberlo- habíamos estado.

En ese Territorio ya no buscamos que nos paguen un “denario” –o algo más, si nos creemos ser de la “primera hora”-, porque hemos descubierto que toda la “viña” es nuestra y que ahí radica precisamente nuestro Gozo. Por ello, lo que estamos deseando es que todos los seres puedan descubrirlo.

 

http://www.enriquemartinezlozano.com

 

NO DESVIRTUAR LA BONDAD DE DIOS: JOSE ANTONIO PAGOLA


 

 

A lo largo de su trayectoria profética, Jesús insistió una y otra vez en comunicar su experiencia de Dios como “un misterio de bondad insondable” que rompe todos nuestros cálculos. Su mensaje es tan revolucionario que, después de veinte siglos, hay todavía cristianos que no se atreven a tomarlo en serio.

Para contagiar a todos su experiencia de ese Dios Bueno, Jesús compara su actuación a la conducta sorprendente del señor de una viña. Hasta cinco veces sale él mismo en persona a contratar jornaleros para su viña. No parece preocuparle mucho su rendimiento en el trabajo. Lo que quiere es que ningún jornalero se quede un día más sin trabajo.

Por eso mismo, al final de la jornada, no les paga ajustándose al trabajo realizado por cada grupo. Aunque su trabajo ha sido muy desigual, a todos les da “un denario”: sencillamente, lo que necesitaba cada día una familia campesina de Galilea para poder vivir.

Cuando el portavoz del primer grupo protesta porque ha tratado a los últimos igual que a ellos, que han trabajado más que nadie, el señor de la viña le responde con estas palabras admirables: “¿Vas a tener envidia porque yo soy bueno?”. ¿Me vas a impedir con tus cálculos mezquinos ser bueno con quienes necesitan su pan para cenar?

¿Qué está sugiriendo Jesús? ¿Es que Dios no actúa con los criterios de justicia e igualdad que nosotros manejamos? ¿Será verdad que Dios, más que estar midiendo los méritos de las personas como lo haríamos nosotros, busca siempre responder desde su Bondad insondable a nuestra necesidad radical de salvación?

Confieso que siento una pena inmensa cuando me encuentro con personas buenas que se imaginan a Dios dedicado a anotar cuidadosamente los pecados y los méritos de los humanos, para retribuir un día exactamente a cada uno según su merecido. ¿Es posible imaginar un ser más inhumano que alguien entregado a esto desde toda la eternidad?

Creer en un Dios, Amigo incondicional, puede ser la experiencia más liberadora que se pueda imaginar, la fuerza más vigorosa para vivir y para morir. Por el contrario, vivir ante un Dios justiciero y amenazador puede convertirse en la neurosis más peligrosa y destructora de la persona.

Hemos de aprender a no confundir a Dios con nuestros esquemas estrechos y mezquinos. No hemos de desvirtuar su Bondad insondable mezclando los rasgos auténticos que provienen de Jesús con trazos de un Dios justiciero tomados del Antiguo Testamento. Ante el Dios Bueno revelado en Jesús, lo único que cabe es la confianza.

 

 

Remitido al e-mail

Anteriores Entradas antiguas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 300 seguidores

%d personas les gusta esto: