ASI LO DICEN LOS EVANGELIOS


 

8 DE MARZO “IGUALDAD DE DERECHOS IGUALDAD DE OPORTUNIDADES PARA LA MUJER… EN NUESTRA IGLESIA, ASÍ, LO DICEN LOS EVANGELIOS

Posted: 08 Mar 2010 06:24 PM PST

Por Carmen Hernández
Publicado por El Blog de X. Pikaza
Que hoy se siga cuestionado el por qué Jesús no cogió a mujeres para difundir el Evangelio, o como Discípulas… Es por lo menos un rasgo de miopía, ser cortos de vista, o simplemente “mentir” a los ojos de la Palabra.

Todo los Evangelio están lleno de hechos donde Jesús se relaciona con las mujeres, y donde él se religa a ellas por medio de las acciones de esta, y las propias.

La praxis con las que Jesús aborda cada encuentro, no son meras catequesis como ocurre en otros muchos temas, en ellas Jesús se deja aleccionar y aún más descubre por medio de sus palabras y actos que, ellas están más capacitadas para ese encuentro con Dios que los varones con los cuales se encuentran, inclusos aquellos que son hombres pertenecientes a la casa de Levi, o los Sumos sacerdotes.

no podemos olvidar, que el Evangelio Nace con una mujer mayor, estéril que engendra al precursor de Jesús, y ana niña que estando embarazada y casi repudiada por aquella clase social y religiosa Camina hacía aquella ruta donde la otra mujer terminará la historia antigua de un pueblo y la relación de Dios con él…

Ahora, esta niña nos hace VISIBLE Y presente este Nuevo Camino, la nueva Historia de la Humanidad donde es Dios quién se Encarna dentro de ella para que seamos libre antes los arcaicos preceptos, los primitivos arquetipos, y sobre todo para que las simbologías con la que vamos a descubrir que no se necesita nada para sentirnos hijs de Dios, ni siquiera pertenecer a una religión, ser de un determinado pueblo, sin una decretada y establecida raza.

El sumo sacerdote del A.T ha quedado mudo ante la maternidad que nos habla que la mujer no es estéril para preconizar la Palabra, y lo que es más escandaloso aún…
¡Una niña! apenas una incipiente mujer de clase pobre y sin parentesco de alianza vetusta, es la que está capacitada para engendrar la nueva y única forma con la que Dios quiere Sellar la Relación con la humanidad.

La Apóstola de los Samaritanos16 (Jn 4:1-42)

Seguirá esta actividades conjuntas de Jesús con nosotras, desde la Samaritana donde él se muestra con un género subversivo, un hombre dialogando con una mujer… Y es que tanto Jesús como la Mujer Samaritana, entra en un plática escatológica, el Pozo es manantial de Agua Viva hoy y para nosotras, nos hace coparticipe del anuncio a todo un pueblo Sumaría-todo el mundo, como signo de la divulgación nunca expuesta, hasta ese dialogo intercultural…
Jesús, no Revela, que dentro de la búsqueda personal Dios no distingue hechos pasados, como a la vez decencia impuesta por los varones. que atentamente miraban recelosos todo cuanto sucedía entre la Samaritana y Jesús, siendo luego (como somos hoy) criticado por ellos, en la más estricta forma farisea

La suegra de Pedro,

interpretamos que una mujer que ha quedado sin herencia, sin hijos varones, por lo que la sociedad la anula como ejemplo de estar enferma, encastrada en una cama, inservible para un la comunidad… sin embargo Jesús saca de ese enclaustramiento a la suegra de Pedro y la restituye con todo lo honores de la dueña de la familia… Ella está limpia de prejuicios sin cimientos, se deja agasajar por una mujer sometida y perturbada sin que ella sepa el por qué, de ahí ese estado desconcertante de la fiebre.
Cuando Jesús, quiere contradecir aquel modelo ostráscico, donde la mujer está representada por un sexo como único y valedor “signo reproductor” dice aquella famosa frase ¡ Dichosos más bien los que oyen la palabra de Dios y la guardan! (Lc 11,27-28).
Es precisamente a una mujer, a la que corrige para dirigirle a un nuevo modelo para ellas… Para nada nos cosifica dentro de aquel modelo patriarcal y desnaturalizado, ellas están capacitadas para escuchar e interpretar un nuevo orden dentro de aquella sociedad abierta sin prejuicios a todos.

Nuestras opciones de vida, no pasa por la genitalidad sino por la Sabiduría y el don de saber y gustar a Dios dentro de nuestra Vida, somos tejedoras y engendradora de la Palabra, somos portadoras y Evangelizadoras, porque fuimos invitadas de primera manos. Estuvimos comiendo (sin testigos oculares de varón) con Jesús, se dejó acariciar por nuestras manos sanadoras, nos dejamos restituir sin miedo, siendo el eslabón donde Jesús vinculó la ternura de Dios Madre y Padre.

La mujer sirofenicia,

contiende con Jesús para que la liberación y la práctica del evangelio sea ecuménica y universal, no solo para un círculo elitista, por lo tanto como dice Schussler Fiorella es la “antigua madre apostólica” de los gentiles que acogieron el cristianismo. Ella y solo ella supo abrirle los ojos a Jesús sobre la no confinación del aquel SMS que iba proclamando, es más ella entro directamente contra los prejuicios que Jesús tenía ante aquello que no eran de su cultura, y religión “No está bien quitarle el pan a los hijos para echárselo a los perrillos” (Mc 7, 24-31; Mt 15,26-28), ante la contra directa de ella “también los perrillos comen bajo la mesa migajas de sus amos” solo le queda aceptar que Dios es Universal, capacitándole y evangelizándole para aquella labor de Salvación ecuménica, desde un desconocimiento teológico, pero no de una restauración amorosa a la salud y a la vida en todos su contenido.

María de Magdala,

anuncio de la Buena Nueva, al hablar de mujeres en misión, la primera en recibir la experiencia del Resucitado y su encargo: . Ella es testigo fiel de la enseñanza, la vida, muerte y resurrección de Jesús ¡Id y decid! (Jn 20,17)”
María de Magdala y otras mujeres se le ha revelado todo Misterio sobre el Reino, la el amor de estas mujeres son fieles hasta más allá de la tumba, y la muerte.
María, la de Santiago, la de Joset, Salomé… todas ellas, eran mujeres disponible y atentas, caminaban junto a Jesús.
María de Magdala guardó en su corazón todo lo visto y oído, y le confesó como como su maestro “Rabbuní”. Aquel Kerigma apostólicos conducente a los apóstoles iba de manos de una mujer, Hch 1:21-22)

(Auque hoy día, para los Ortodoxos María de Magdala es “apóstol de los apóstoles”, para los católicos sigue siendo “la pecadora prostituta y arrepentida”)

La ungidora María la de Betanía y su perfume (Mc 14:3-9)

Ella considerada pecadora por una sociedad machista, irrumpe vestida con una túnica y con su pelo al descubierto (signo de mujer pecadora) y cayéndole como un fiel manto de estrellas, no necesita que nadie diga donde está el Maestro, se arrodilla a sus pies, y los lava con su lágrimas, ante nadie más pidio disculpa, solo ante Jesús ella se dispone a destapa el frasco de Nardo para ungirle en vida… no hay censura ante este hecho de parte de Jesús sino acogimiento, esperanza y benevolencia para ella, ante la actitud de ella.
E hecho provocador por los varones, por ser un gasto innecesario nos propone donde está el presupuesto de la caridad de los que acompaña a Jesús.
EL absolutismo histórico, marca este acto de amor y recogimiento de la mujer ante aquel que ella proclama como único juez y dueño, es en este profético acto donde ella gasta hasta el último centavo que le queda de su anterior vida. La Buena Nueva ha sido proclamada desde aquellos cabellos derramados ante él, hasta sus últimas lagrimas, y ese frasco quebrado traspasado signo de su propia alma, en total disponibilidad en la Buena Nueva.

Ivonne Gebara manifiesta que “este pasaje es un momento preñado de futuro…”

Las mujeres discípulas ¿economía sumergida? para el Reinado de Dios? (Lc 8,1-3)
Comunidad de discípulos y apóstoles a las mujeres. Recorrió a continuación ciudades y pueblos, proclamando y anunciando la Buena Nueva del Reino de Dios; le acompañaban los doce y algunas mujeres que había aliviadas, restituidas (espíritus malignos) y empoderadas María,de Magdala,Juana, mujer de Cusa, administrador de Herodes, Susana… se han olvidado a otras muchas que servían con sus asistencias personales y económicas (Lc 8:1)
Porque ellas, se desprendieron de todo yugo saliendo a recorrer junto a él cada pueblo, o nación, sirviendo sin miedo a toda la representación que como mujer tenían y siendo las autenticas testigas y discípulas.
Dando un portazo a todo desprecio, o descrédito, que ha quedado plasmado en los mismo textos, y que tuviesen que pasar por ser enfermas y curadas de siete o veinte demonios o de la lepra.

Ellas seguían aunque fuese de lejos y nunca sintieron la necesidad de ponerse delante del maestro, como si hiciera Pedro, o tener un lugar a la derecha de Dios, como así pidiera otros discípulos. Tenían ya recuperada toda credibilidad y autoestima, Jesús, las liberó del repudio social, y el enclaustramiento hogareño.

(Tomado de Camino Misionero)

A %d blogueros les gusta esto: