HOY LLORAMOS POR ANA FABRICIA CÓRDOBA CABRERA


por PIEDAD CÓRDOBA*

A pesar de una realidad maquillada mediáticamente que nos dice que aquí ya
no pasa nada hoy nos toca volver a llorar. Esta vez, es por una mujer negra,
de extracción popular, que sufrió en vida en carne propia de los rigores de
la guerra.

Hoy nos toca volver a llorar, más que por la pariente oriunda del Chocó, por
una valiente que se sobrepuso al desplazamiento del que fuera víctima en
2001, tras la pérdida de su esposo y algunos de sus hijos en la Urabá
violenta de las épocas en que el Ex Presidente Alvaro Uribe Vélez fue
gobernador en Antioquia y en la que se pavoneaban impunemente los
paramilitares, arropados en la legalidad que les daba las Convivir.

Hoy nos toca llorar por ANA FABRICIA CÓRDOBA CABRERA una madre que, a pesar
de haber perdido recientemente a su joven hijo Jonathan Arley Ospina Córdoba
en un extraño incidente con la Policía, no le temblaba la voz para exigir
desde el barrio La Cruz en las comunas Nororientales de Medellín, respeto y
dignidad para las mujeres cuya situación les obliga a medigar alimentos en
las plazas de mercado de la ciudad para alimentar a los suyos.

Lloramos porque nos duele la muerte de una lidereza de Poder Ciudadano en
Medellín que no temía a las amenazas. Hemos perdido a una excepcional mujer
cuyos desvelos eran en favor de la comunidad desde Latepaz, la organización
comunitaria que fundó para trabajar por el mejoramiento de la calidad de
vida de los y las desplazados y demás víctimas de la violencia
invisibilizada, en una ciudad que es todo, menos equitativa y humana.

Nos entristece la partida temprana y violenta de ANA FABRICIA, porque
recuerda que no estamos a salvo ni siquiera en el anonimato de un bus
urbano; porque rememora la necesidad de acabar el conflicto en el que
vivimos; porque demuestra lo poco que sirve denunciar ante la
Vicepresidencia de la República y el Ministerio del Interior lo que aún
sucede en las calles de barrios populares y, porque el luto en su memoria,
nos lleva a exigir la conformación urgente del Comité Metropolitano de
Derechos Humanos para implementar medidas de seguridad para los y las
líderes que participan en los procesos de reclamación de tierras en la
ciudad de Medellín, en el departamento de Antioquia y en Colombia.

Hoy en medio del llanto, solicitamos a la sociedad un grito de condena, y a
quienes ejercen puestos de autoridad una rápida investigación y una justa
sanción de este asesinato, al tiempo de que sean fortalecidos los programas
de protección de los líderes amenazados en todo el territorio nacional.

Descanso en su tumba para ANA FABRICIA CÓRDOBA, y jamás olvido a quienes han
ofrendado su vida por la reconciliación y la paz.

*Abogada, Defensora de Derechos Humanos y lidereza de
Colombian@s<mailto:Colombian@s> por la Paz

http://www.piedadcordoba.net&lt;http://www.piedadcordoba.net/>

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: