COMUNICADO DE PRENSA:Iglesia de Ecuador dice que reforma penal pretende limitar la libertad religiosa


 La Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) expresó hoy su preocupación por un proyecto de reforma al código penal que, a su juicio, pretende limitar «en forma drástica la libertad religiosa y de expresión» en el país.
El secretario de la CEE, monseñor Ángel Polivio Sánchez, comentó a Efe que la reforma planteada se denomina «desprestigio a la autoridad por prédica» y establece penas de prisión de hasta un año.
Para él, el artículo 270 propuesto contiene una «discriminación exprofesa» y una «dedicatoria muy especial» contra quienes ejercen la prédica religiosa.
Los obispos ecuatorianos trataron el tema en una asamblea efectuada esta semana en la ciudad costera de Portoviejo, al oeste del país, tras la cual emitieron hoy una declaración que expresa su «serio malestar» con esa disposición del proyecto, el cual analiza actualmente la Asamblea Nacional.
Sánchez precisó que el artículo cuestionado señala que se sancionará a «los autores de lecciones pastorales, prédicas o sermones, sea cualquiera la forma en la que se las diere al pueblo, si fueren encaminadas a desprestigiar a la autoridad, presentándola como contraria a los dogmas, a la disciplina o a los intereses de una iglesia o culto aceptada en la República».
Esta infracción, añadió Sánchez al leer el artículo propuesto en la reforma penal, «será sancionada con pena privativa de libertades de seis meses a un año».
El secretario del Episcopado afirmó que con este artículo «se pretende limitar drásticamente la libertad religiosa, la libertad de expresión y, sin duda, la igualdad ante la ley» entre los ecuatorianos.
Por ello, sostuvo Sánchez, la Conferencia Episcopal se ha volcado a analizar la situación para «poder hacer una orientación adecuada a los fieles» sobre la referida reforma y también defender el derecho religioso ante el órgano legislativo.
Agregó que la CEE prepara una alegación ante la Comisión de Legislación de la Asamblea, que es la que tramita actualmente la reforma para su eventual debate, y no descartó que encamine sus objeciones al pleno del Parlamento si así se requiere.
http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5ijpnVyPxznPnDW3jDD2XVvSPFR6A?docId=1635935
Remitido al e-mail

Educando con el ejemplo


By Eduardo Galeano

  La escuela del mundo al revés es la más democrática de las instituciones educativas. No exige examen de admisión, no cobra matrícula y gratuitamente dicta sus cursos, a todos y en todas partes, así en la tierra como en  el cielo: por algo es hija del sistema que ha conquistado, por primera vez en toda la historia de la humanidad, el poder universal. En la escuela del mundo al revés, el plomo aprende a flotar y el corcho, a hundirse. Las víboras aprenden a volar y las nubes aprenden a arrastrarse por los caminos.

Los modelos del éxito

El mundo al revés premia al revés: desprecia la honestidad, castiga el trabajo, recompensa la falta de escrúpulos y alimenta el canibalismo. Sus maestros calumnian la naturaleza: la injusticia, dicen, es la ley natural. Milton Friedman, uno de los miembros más prestigiosos del cuerpo docente, habla de «la tasa natural de desempleo». Por ley natural, comprueban Richard Herrstein y Charles Murray, los negros están en los más bajos peldaños de la escala social. Para explicar el éxito de sus negocios, John D. Rockefeller solía decir que la naturaleza recompensa a los más aptos y castiga a los inútiles; y más de un siglo después, muchos dueños del mundo siguen creyendo que Charles Darwin escribió sus libros para anunciarles la gloria.

¿Supervivencia de los más aptos? La aptitud más útil para abrirse paso y sobrevivir, el killing instinct, el instinto asesino, es virtud humana cuando sirve para que las empresas grandes hagan la digestión de las empresas chicas y para que los países fuertes devoren a los países débiles, pero es prueba de bestialidad cuando cualquier pobre tipo sin trabajo sale a buscar comida con un cuchillo en la mano. Los enfermos de la patología antisocial, locura y peligro que cada pobre contiene, se inspiran en los modelos de buena salud del éxito social. Los delincuentes de morondanga aprenden lo que saben elevando la mirada, desde abajo, hacia las cumbres; estudian el ejemplo de los triunfadores y, mal que bien, hacen lo que pueden para imitarles los méritos. Pero los «jodidos siempre estarán jodidos», como solía decir don Emilio Azcárraga, que fue amo y señor de la televisión mexicana. Las posibilidades de que un banquero que vacía un banco pueda disfrutar, en paz, del fruto de sus afanes son directamente proporcionales a las posibilidades de que un ladrón que roba un banco vaya a parar a la cárcel o al cementerio.

Cuando un delincuente mata por alguna deuda impaga, la ejecución se llama ajuste de cuentas; y se llama plan de ajuste la ejecución de un país endeudado, cuando la tecnocracia internacional decide liquidarlo. El malevaje financiero secuestra países y los cocina si no pagan el rescate: si se compara, cualquier hampón resulta más inofensivo que Drácula bajo el sol. La economía mundial es la más eficiente expresión del crimen organizado. Los organismos internacionales que controlan la moneda, el comercio y el crédito practican el terrorismo contra los países pobres, y contra los pobres de todos los países, con una frialdad profesional y una impunidad que humillan al mejor de los tirabombas.

El arte de engañar al prójimo, que los estafadores practican cazando incautos por las calles, llega a lo sublime cuando algunos políticos de éxito ejercitan su talento. En los suburbios del mundo, los jefes de estado venden los saldos y retazos de sus países, a precio de liquidación por fin de temporada, como en los suburbios de las ciudades los delincuentes venden, a precio vil, el botín de sus asaltos.

Los pistoleros que se alquilan para matar realizan, en plan minorista, la misma tarea que cumplen, en gran escala, los generales condecorados por crímenes que se elevan a la categoría de glorias militares. Los asaltantes, al acecho en las esquinas, pegan zarpazos que son la versión artesanal de los golpes de fortuna asestados por los grandes especuladores que desvalijan multitudes por computadora. Los violadores que más ferozmente violan la naturaleza y los derechos humanos, jamás van presos. Ellos tienen las llaves de las cárceles. En el mundo tal cual es, mundo al revés, los países que custodian la paz universal son los que más armas fabrican y los que más armas venden a los demás países; los bancos más prestigiosos son los que más narcodólares lavan y los que más dinero robado guardan; las industrias más exitosas son las que más envenenan el planeta; y la salvación del medio ambiente es el más brillante negocio de las empresas que lo aniquilan. Son dignos de impunidad y felicitación quienes matan la mayor cantidad de gente en el menor tiempo, quienes ganan la mayor cantidad de dinero con el menor trabajo y quienes exterminan la mayor cantidad de naturaleza al menor costo.

Caminar es un peligro y respirar es una hazaña en las grandes ciudades del mundo al revés. Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen. El mundo al revés nos entrena para ver al prójimo como una amenaza y no como una promesa, nos reduce a la soledad y nos consuela con drogas químicas y con amigos cibernéticos. Estamos condenados a morirnos de hambre, a morirnos de miedo o a morirnos de aburrimiento, si es que alguna bala perdida no nos abrevia la existencia.

¿Será esta libertad, la libertad de elegir entre esas desdichas amenazadas, nuestra única libertad posible? El mundo al revés nos enseña a padecer la realidad en lugar de cambiarla, a olvidar el pasado en lugar de escucharlo y a aceptar el futuro en lugar de imaginarlo: así practica el crimen, y así lo recomienda. En su escuela, escuela del crimen son obligatorias las clases de impotencia, amnesia y  resignación. Pero está visto que no hay desgracia sin gracia, ni cara que no tenga su contracara, ni desaliento que no busque su aliento. Ni tampoco hay escuela que no encuentre su contraescuela.

Patas arriba. La escuela del mundo al revés.

eduardogaleano.org/2011/10/07/educando-con-el-ejemplo/

Inmigración: Una Peregrina en “El Purgatorio”


Publicado el 2011/10/18 por Vanessa Rivera de la Fuente
Inmigración: Mujeres y niños 1911

Un Mal Chiste para Comenzar

Un hombre, sintiendo la muerte próxima, le pide a Dios que le conceda visitar el infierno, para saber de que se trata. Cuando se abren las puertas del infierno, lo reciben con una alfombra roja. Una comitiva de demonios vestidos de etiqueta le espera con un buffet de los alimentos más sabrosos y las bebidas más exóticas. El Diablo en persona, le dedica unas palabras de bienvenida y se encarga de hacerle un tour por el infierno. El hombre no puede creer lo que está pasando, todo parece tan lujoso y bien atendido.

Satanás le dice: “Aquí en el infierno tenemos todas las comodidades para que el alma humana pecadora siga disfrutando de los placeres mundanos de la vida terrenal. Todos son bienvenidos y, a pesar de sus culpas, contamos con todos los servicios para hacer de su estancia eterna una maravillosa experiencia. Tenemos casino, bar abierto 24/7, piscina temperada y las más bella selección de chicas condenadas por lujuria.” Al despedirse, el Demonio le dice: “por favor reciba un llavero con nuestro logo como recuerdo por su visita. Lo esperamos cordialmente”.

El hombre muere y luego del juicio final, es condenado al infierno. Cuando se abren las puertas, los demonios de la policía de seguridad lo arrojan al suelo, revisan su equipaje, su cartera y sus documentos; le hacen mil preguntas sobre las razones por las cuales se encuentra ahí: ¿A qué viene, porqué, tiene parientes viviendo aquí? . Cuando busca un lugar para establecerse, le dicen que primero tiene que  sacar turno y hacer la fila. El hombre tiene el número 2.467.607.409 y el contador electrónico señala “atendiendo al 12.345″. Cuando finalmente llega su turno, el suicida a cargo de los permisos le dice que le falta un papel por lo tanto debe sacar nuevamente turno y esperar. En sus idas y vueltas, se encuentra cara a cara con el mismísimo Diablo. El hombre le dice furioso: “¡Pero esto no es lo que tú me mostraste!”. Satanás le contesta: “¡Ja!, ¡Es que una cosa es el turismo y otra la inmigración!”.

Una Historia que No es un Chiste

Yasna es mexicana. Llegó a Argentina en el año 2007. Hasta ahora, octubre de 2011, no tiene residencia definitiva ni menos DNI (Documento Nacional de Identidad). Ella no existe para el Estado, a pesar de que es casada con un ciudadano argentino y tiene una hija nacida en el territorio. Lleva 5 años peregrinando entre el Servicio de Migraciones,el Registro Civil y el Ministerio de Desarrollo Social. Es uno de los tantos casos de inmigrantes que caen en el “Purgatorio Burocrático”: Esa mezcla compuesta de esperas en filas interminables y solicitudes en ventanillas cerradas, sin fecha de término, por una legitimidad avalada en un certificado y un rectángulo plástico.

No es el único caso. He sido inmigrante más de una vez y sé lo que significa tomar la decisión de cambiarse de país y comenzar de nuevo. Sobre todo, sé lo que significa tratar con el sistema, representado por funcionarios que algunas veces, para mala suerte de los inmigrantes, parecen estar sobre una bicicleta sin pedales, actuando dentro de una rutina de trabajo, sin darse cuenta de las consecuencias del “vuelva en 6 meses”. Sí, ni siquiera existe la esperanza del “pase mañana a la misma hora y sin hacer la fila”. Seis meses. Una eternidad cuando eres ilegal y, por lo tanto, un perfecto anónimo.

Yasna vino desde México, enamorada, con planes de formar una familia y progresar en el país de su esposo; aún sigue enamorada y ya formó una familia; sin embargo, el progreso, la estabilidad, la inclusión no han llegado para ella y por rebote, no han llegado a su hija. Como inmigrante, no quiere nada gratis. Quiere lo justo. Su derecho a ser incluida de acuerdo a la Constitución y las leyes de la República.

Recién llegada al país, se dirigió al Servicio de Migraciones a fin de legalizar su presencia en Argentina. Con su pasaporte vigente sacó un turno que le dieron para seis meses adelante. Durante esos seis meses, se casó, trató de buscar una casa, un trabajo, recolectar los papeles que de acuerdo a la  Ley Nº 25.871 son necesarios para obtener la residencia. Sin embargo, no la obtuvo; le dijeron que debía volver a sacar turno, para 6 meses más “porque en uno de los papeles no se ve claro tu segundo nombre”.

Ha pasado mucho tiempo desde aquella primera vez. Entre sus idas y venidas, se le terminó el dinero; no ha conseguido un trabajo estable, trabaja “en negro” 14 horas al día; tiene problemas con su jefe por los permisos, cada vez que debe concurrir a Migraciones porque las esperas son interminables “te citan a las 9 am y te atienden recién al mediodía”; si bien acude al hospital público, no tiene seguridad social; no ha podido inscribirse en la Universidad como era su deseo; tampoco puede alquilar una casa, porque para ello necesita DNI, una garantía o recibos de sueldo de un trabajo “en blanco”.

Si bien su hija asiste a la escuela, no ha podido beneficiarse de los programas sociales que el gobierno ha creado, como la asignación universal por hijo: “No me resigno a ser una excluida del sistema, pero parece que no me queda de otra. Estoy cansada. No tengo contactos que me puedan ayudar ni siquiera plata para pagar un soborno. Si pudiera lo haría, sé que funciona, he visto como los abogados y gestores consiguen rápido los papeles de algunos inmigrantes, incluso sin pedir turno. Veo mis planes chocar contra la ventanilla de atención y partirse en mil pedazos. Ya estoy aquí y a estas alturas, no me voy a devolver”.

Argentina, país de inmigración 1920

La Trampa Legal y el Drama de los Plazos 

El asunto de la vigencia de los papeles, las atribuciones de la ley y las fechas de los turnos en Migraciones, es una madeja que demuestra la falta de coordinación entre los organismos involucrados. Por ejemplo: Supongamos que una persona llega a la Argentina con la intención de radicarse y vivir aquí. Su condición primaria será de turista y seguramente su autorización de permanencia será de 90 días. Supongamos además que comienza con los trámites el día después de llegar al país.

Veamos: Algunos de los certificados a presentar tienen una vigencia menor al plazo estipulado para presentarse en Migraciones. El turno será para 6 meses más. Para ese entonces la persona ya será ilegal. Por lo tanto al llegar el día, su visa de permanencia así como algún papel estarán vencidos. Entonces, ¿Qué ocurre?: la persona se verá obligada a asistir, sabiendo que tal vez tendrá que volver en 6 meses más, porque las fechas de vigencia de los certificados y la de concurrencia están desfasadas. Y así, ya pasa un año.

Por otro lado, la ley autoriza a la Dirección Nacional de Migraciones, en los hechos, al funcionario de turno, a solicitar cualquier documento, antecedente o referencia “adicional a la detallada”. Esta es una trampa peligrosa, porque no establece limites a esta facultad, sino que deja todo al criterio del personal en ventanilla. Quiere decir en la práctica, que la persona puede tener todos los papeles necesarios, cumplir con los requisitos legales y aún así, no obtener su residencia ni menos su DNI por un tiempo indefinido, hasta que el funcionario se aburra de solicitar ampliación de antecedentes. El ejercicio injustificado de esta atribución, es la que, finalmente, lleva a muchos inmigrantes a desistir de convertirse en ciudadanos legales con pleno derecho.

Política Migratoria

El Comité de Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares (CMW), organismo de la ONU, calificó positivamente la política migratoria argentina. El ente creado por la Asamblea General de la ONU, evaluó a la Argentina los días 12 y 13 de septiembre en su sede del Wilson Palace, Ginebra, Suiza.

El país adhirió a la Convención homónima que regla en la materia en 2007; siendo éste su “primer examen” en Naciones Unidas respecto a la cuestión migratoria. La conclusión del CMW, a cargo de José Brillantes, embajador filipino, expresó: “La política migratoria argentina permite el diálogo y es constructiva, además de que el acceso a la educación es un punto muy positivo”. Y concluyó: “El informe fue de tan alta calidad que podría considerarse como presentación de modelo para otros países”.

El Comité es el órgano de expertos independientes que supervisa la aplicación de esta convención internacional, el cual inició sesiones en marzo de 2004. Los estados parte deben presentar informes periódicos sobre la manera en que se ejercitan los derechos. Se examina cada informe y se expresan las preocupaciones y recomendaciones al Estado parte en forma de “observaciones finales”. Representantes permanentes de la misión argentina en la ONU, Raúl Peláez, Sebastián Rosales y Paulo Cavaleri, junto con el director General de Inmigración de la DNM, Fernando Manzanares, y Soledad Figueroa de la Dirección de Derechos Humanos de Cancillería, fueron quienes efectuaron la ponencia.

“Argentina tiene una política de bienvenida con los inmigrantes. El artículo 20 de la Constitución del país establece los mismos derechos para éstos que para los nacidos en suelo argentino. Este artículo permitió construir una nación en base a la inmigración”, afirmó Peláez. Agregó: “Allí hay altos estándares de protección al inmigrante, tanto en educación, salud, justicia y otros aspectos cívicos. Esta buena política no está basada en una situación económica que pueda cambiar cíclicamente. No se planean hacer políticas de control más restrictivas debido a que obligaría a un número creciente de personas a la marginalidad e ilegalidad siendo rentable directamente al fenómeno del tráfico de personas”.

El informe es cierto. En Argentina, un inmigrante puede enviar sus hijos al colegio, recibir asistencia médica gratuita en los hospitales públicos, así como tiene derecho a que se respeten sus derechos humanos. En general, es bien recibido. Crear redes y lazos de apoyo es fácil, ya que el argentino guarda en la memoria los genes de sus ancestros italianos, polacos, rusos, ingleses, que vinieron a esta tierra en busca de un porvenir. Tal como lo hacen ahora los bolivianos, paraguayos, africanos, chinos. La Argentina es un país generoso en su gato-pardismo: cambia para seguir igual y los argentinos siguen descendiendo de los inmigrantes, integrando en cada década, nuevas olas migratorias, renovándose cada lustro con gente nueva.

Sin embargo, Este punto respecto a la posibilidad de solicitar información adicional, puede prestarse fácilmente para prácticas de discriminación y como en el caso de Yasna, puede coartar los planes de futuro y el ejercicio pleno de derechos. Yasna tiene la impresión que la mayor facilidad o dificultad para realizar los trámites de residencia depende “de la cara” : “De todos los años que llevo paseándome por Migraciones, nunca he encontrado un europeo con los problemas que tenemos los latinoamericanos para realizar los trámites. A ellos no les ponen problemas porque son blancos, rubios, del primer mundo. Acá se da la residencia por cara, por color de piel, pelo y nacionalidad del pasaporte. La Constitución dice otra cosa pero la realidad es muy distinta. Difícilmente te vas a encontrar a un francés viviendo en una villa miseria porque no tiene DNI para alquilar”.

Llegada de inmigrantes

La Claridad es Necesaria

En el paso fronterizo Chacalluta, cerca de Arica, en la frontera chilena con Perú, hay un aviso pegado en cada ventanilla de atención, con los requisitos que las personas necesitan para obtener una visa de turista. Las normas migratorias son más estrictas en mi país de origen, Chile, y la policía de frontera no tiene nada que envidiar a ” la migra” estadounidense. Pero quienes toman la decisión de emigrar saben a qué atenerse desde el momento mismo en que pisan la frontera: luego, será su decisión seguir adelante o no. Este filtro aplicado a-priori, basado en requisitos académicos y financieros, es brutal pero también honesto. Quienes no los cumplen simplemente no pueden ingresar al país. Punto.

No dudo de las buenas intenciones del Estado Argentino para recibir inmigrantes. Tampoco dudo de la intención de los inmigrantes de querer ser legales, para gozar de los beneficios de ser ciudadano. Nadie goza de la situación de exclusión, no existe una persona que disfrute los riesgos de la marginalidad. No creo que exista alguien que, voluntariamente, renuncie a la seguridad de su tierra, para mudarse a otra y convertirse en un anónimo permanente. En mi experiencia personal, no he encontrado grandes dificultades. Pero cuando me encuentro con casos como el de Yasna, pienso que falta claridad.

¿A qué se refiere la ley con “información adicional”? ¿Cuánta información extra es suficiente y de qué tipo? ¿Cuántas veces se puede negar la residencia a una persona basado en la falta de requisitos extra a los establecidos en la ley? ¿Qué opciones reales tiene el inmigrante ilegal que sospecha que está siendo discriminado en función de dicha atribución? Los requisitos básicos para la obtención de residencia y con ello, la inclusión progresiva de los inmigrantes a la sociedad están claros, pero dicha claridad se ve oscurecida por la terrible posibilidad de convertirse en un peregrino de los servicios de inmigración, con todos los problemas que ello acarrea, gracias a los vacíos de la ley que transforman las salas de espera en un verdadero purgatorio, un limbo donde no eres legal ni ilegal, pero tampoco estás en proceso de ser algo. El sueño de la Patria Grande, y los sueños de Yasna y tantos otros, se consumen lentamente en el infierno de “le falta un papel” o el “vuelva en 6 meses” haciendo de cualquier certeza, un interminable Quizás.

23 OCTUBRE/11 IGLESIA CATÓLICA INCLUSIVA «SAN ROMERO DE AMÉRICA»


Oscar Romero Iglesia Católica Inclusiva 
El boletín para el domingo, el 23 de octubre de 2011
Mis hermanas y hermanos,

Primero, hola a todos en El Salvador… oraciones para Ustedes en este
tiempo dificil.

Esta semana tenemos  algunas nuevas….. he escrito un parte del boletín en
español por mi misma!.


Esta semana pasada, tuve que hacer una cosa que no me hubiera gustado…… necesité
llamar el dueño del campo, la empleadora de nuestros amigos en Iglesia de
San Romero, para pedir permiso para poner un teléfono en su casa, para que
ellos no tengan que utilizar los brazaletes gps de tobillo que es tapado
en la pared durante tres horas cada día. No quiero confrontar personas.
Pero hablo con dignidad y libertad, y al fin, ella dice “sí.” Después de
llamar al teléfono, mirar  las escrituras fuí a preparar  las oraciones
de la manaña en el asilo para la proxima semana. Fue Matteo 10:16-22: ‘Los envío
como ovejas en medio de lobos. Por tanto, sean astutos como serpientes y
sencillos como palomas. … no se preocupen por lo que van a decir o cómo van
a decirlo. …porque no serán ustedes los que hablen, sino que el Espíritu
Santo hablará por medio de ustedes.” 

Les digo, los escrituras están en fuego ahora. andar con algunas de las
personas más impotentes en nuestro país, muchas cosas se miran diferente. ¡Las
palabras de los Evangelios se vivifican! Como este del Éxodo 22: »No
maltrates ni oprimas a los extranjeros, pues también tú y tu pueblo fueron
extranjeros” … o de Éxodo 3: —Ciertamente he visto la opresión que sufre
mi pueblo en Egipto. Los he escuchado quejarse de sus capataces, y conozco
bien sus penurias.Así que he descendido para librarlos … (ésto me hizo
lloro)

Entonces hay el Hijo Pródigo, volviendo su dignidad. ¡Se trata de dignidad!
Ayer doy los hombres de Iglesia de San Romero un papel de “Conozca sus
derechos.” Uno de los hombres me miró con tal tristeza y derrota. “Ilegales
no tienen derechos,” dice. (Fue como un golpe en el estomago para me) Digo,
“Nadie es ilegal en los ojos de Dios.”
Desafortunadamente, fue casi correcto. Las personas que están aquí sin
documentos tienen pocos derechos legales – ni el derecho a un abogado. Pero
hay algunos. Y todos, por todos partes, tienen los derechos básicos de los
humanos. Mas importante, no hay un solo ser humano ilegal.

Y ahora, atrás a la traducción de Mary. ¡Tengo mucho gratitud a Mary
Wilkins para todo el trabajo que hace, traduciendo el boletín cada semana!
Espero pronto que mi español será suficiente bueno para hacerlo yo misma!
Por ahora, muchas gracias, Mary.

El sábado nos encontramos en la panadería para el primer Día de Planificación de la Iglesia de San Romero.
Tratamos de crear un anuncio para el periódico sobre la iglesia, y la gente me informó cuán importante es mantener la palabra «inclusivo» en nuestra auto-definición. No es exactamente obvio, ¿verdad? Decidimos hacernos miembro de la Federación de Ministerios Cristianos, un acto que va a permitir que utilicemos su clasificación como 501 (3)(C).
Todas las decisiones se hicieron por consenso. El grupo aprobó el uso del título «pastora», cuando sea necesario, como por ejemplo cuando tengo que decir «Soy su pastora y estoy aquí para pagar su fianza». Propusimos un sistema de rendición de cuentas. No he querido reembolsarme por gastos porque no había manera de mantener la responsabilidad. Rachel va a encargarse de eso. Y, finalmente,
había una sugerencia que cambiemos la hora de la Misa dominical a las 10 o las 10 y media. Hay un asistente regular quien está en favor del cambio y otro en contra. ¿Qué opinan ustedes? Muchas gracias a Bill, Caryl, Linda, Don y Rachel por donar su tiempo para crear nuestra iglesia.
Notamos con tristeza la muerte del padre Dean Brackley, SJ. El fue uno de los sacerdotes que ofrecieron sustituirse por los seis Jesuitas asesinados el 16 de noviembre de 1989. Cuando visité El Salvador por primera vez en 2005, él dijo de la gente de los Estados Unidos «Vienen, se enamoran, vuelven a casa, destruidos para siempre.» ¡Tenía razón!
Y, por último, el padre Roy Bourgeois está en Roma, donde él y dos mujeres, Erin Hanna de la Conferencia de la Ordenación de Mujeres y Miriam Duignan, fueron detenidos en el Vaticano por protestar sin permiso. ¡Había tres sacerdotes mujeres con ellos y ellas no fueron detenidas porque llevaban vestiduras sacerdotales! Maravilloso, en mi opinión.
Bendiciones y amor a todos/as,
Chava

«Les invito a descubrir su vocación en la movilidad descendente. Es una
petición espantosa… El mundo es obsesionado por riqueza y seguridad y

movilidad hacia arriba y prestigio. Pero enseñemos la solidaridad, andando
con las víctimas, sirviendo y adorando. Ofrezco esto para su consideración
– la movilidad hacia abajo. Y diría que en esta empresa que hay mucha
esperanza. Tengan el valor para…no  perder el control. Tengan el valor para no sentirse
inútil. Tengan el valor para escuchar. Tengan el valor para recibir. Tengan el
valor para no permitir que el corazón sea roto. Tengan el valor para sentirse.
Tengan el valor para enamorarse. Tengan el valor para no ser arruinado para la
vida. Tengan el valor para hacerse amigos unos de otros«. Dean Brackley, S.J. ¡(Tenía razón!)!

También es digno de nota:

Barrett Smith fue uno de las personas que Eli y yo encontramos en El
Salvador el abril pasado. Su comunidad, la Iglesia del Carpintero en
Lubbock, Tejas, es una iglesia de y con los pobres de esa ciudad. Por algunos
meses ellos han tenido una Ciudad de Tiendas que ha sido vivificante para
muchas personas, y ellos solicitan a la Municipalidad para que la declaren como un refugio oficial.
Si querrían firmar una petición que muestra su apoyo, vayan al siguiente link:
http://signon.org/sign/lubbock-city-council?source=s.em.mt&r_by=1384353

No ha aparecido mucho en las noticias aquí, pero la América Central ha estado
sufriendo de tempestades: El Salvador ha recibido más de 4 pies de
lluvia en sólo la semana pasada. Para aprender acerca de lo que nuestros
amigos en Baptista de Shekina en Santa Ana hacen para ayudar, y para donar
si desean, vayan al link:
http://cieloazulfund.blogspot.com/2011/10/shekina-responds-to-national-emergency.html.
(San Romero ha dado su primer diezmo a Shekina para este fin)

Dos conversaciones y una película, todas sobre la inmigración, en la primera
semana de noviembre (todas gratis) :

El miércoles, 2 de noviembre – «Las Caras de Inmigración – Cómo nuestro
Sistema Injusto y Roto Destruye Vidas – y lo que Podemos Hacer acerca de
Ello». varios hablantes, inclusive yo misma y un maestro del colegio que
trata de organizar el apoyo para personas desaparecidas, y un pariente de alguien que haya sido retenido.

A las 7:00 de la tarde, Downtown Presbyterian Church, 121 N. Fitzhugh, Rochester.

El jueves, 3 de noviembre – documental «Después De Que Recojo la Fruta» por
Nancy Ghertner, St. John Fisher College, Basil Auditorium,
A las 6:00 de la tarde – sobre las vidas de 5 mujeres que trabajan en los campos

El viernes, 4 de noviembre – Wally Ruehle, un adolescente que ha estado
trabajando por los derechos de inmigración.Estaré hablando en Friends Meetinghouse, 84 Scio
a las 6:00 de la tarde

La Iglesia de Oscar Romero 
Una comunidad de libertad, justicia y alegria
donde veneran en la tradicion catolica
La Misa: Los domingos a las 11 
en la Casa de San Joseph de la Hospitalidad, 
402 South Avenue, Rochester NY 14620 EEUU

Remitido al e-mail

“No es crimen de odio, apedrear una iglesia”, dice Policía de EE UU


Vándalos desconocidos, arrojaron trozos de ladrillos de hormigón contra una ventana de vidrio ubicada en entrada de la escuela de una iglesia. Los ladrillos tenían un mensaje que decía que pararan la homofobia de lo contrario la iglesia sufriría actos de violencia.

Estados Unidos | Viernes 21 de Octubre, 2011 | Por Nínro Ruíz Peña |

Illinois .- En horas de la madrugada, mientras se preparaba la Academia Libertad Cristiana para luchar contra la agenda activista homosexual, las cámaras de seguridad captaron en el campus un ataque anti-cristiano catalogado como un “crimen de odio”, en contra de esta escuela que es dirigida por la Iglesia Libertad Cristiana, ubicada en Arlington Heights, Illinois, publica el Miami Herald.

 

Vándalos desconocidos, arrojaron trozos de ladrillos de hormigón contra una ventana de vidrio ubicada en entrada de la escuela. Los ladrillos tenían un mensaje que decía que pararan la homofobia de lo contrario la iglesia sufriría actos de violencia.

El Dr. Animado Scott, quien es un activista pro-familia y autor de La esvástica rosa, era homenajeado en el evento. Una nota adjunta a uno de los ladrillos decía: “Esto es sólo una muestra de lo que vamos a hacer si no se cierran Scott Lively y Aftah”.

La Policía dice que “en el sentido estricto de la ley estatal, en realidad no se ajusta a los criterios”, según el sargento Mike Hernández, por lo cual el ataque a la academia -propiedad de la iglesia- sea catalogado como un “crimen de odio”, de odio contra de la congregación.

Sin embargo, la ley de Illinois dice en la Sección 12-7.1 que “una persona comete un crimen de odio cuando, por razón de raza, color, credo, religión, sexo, orientación sexual, discapacidad física o mental, independientemente de la existencia de cualquier otro factor o factores de motivación, comete asalto, agresión, asalto agravado, robo menor, entrada ilegal a la residencia, daño menores a la propiedad, allanamiento de morada a los vehículos, allanamiento de morada a los bienes inmuebles, acción de alteración del orden público”.

Hernández, dijo que si la investigación, revela los motivos de “crimen de odio” podría calificarse como delito. “Lo estamos investigando”, dijo. “En este momento, no hay daño a la escuela. Tenemos que averiguar cuáles eran los motivos”.

“Consideramos que la agenda homosexual se ha vuelto tan arrogante cada vez mayor, pero nunca hemos visto esto antes, lo que podríamos llamarlo homofacismo elevado a la categoría de terrorismo doméstico”, dijo Peter LaBarbera presidente de Academia Libertad Cristiana.

Cuando se le preguntó si la iglesia respondería al ataque, él dijo que “en la oración, el Señor, es nuestro último defensor, y confiamos en que el Señor nos dará la seguridad y hará justicia por el daño cometido en contra de la iglesia y la academia”.

La ilusión de una economía verde


Leonardo Boff, 21-Octubre-2011

Todo lo que hagamos para proteger el planeta vivo que es la Tierra contra factores que le quitan su equilibrio y provocan, como consecuencia, el calentamiento global, es válido y debe ser apoyado. En realidad, la expresión «calentamiento global» esconde fenómenos como sequías prolongadas que diezman cosechas de granos, grandes inundaciones y vendavales, falta de agua, erosión de los suelos, hambre, degradación de 15 de los 24 servicios enumerados en la Evaluación de Ecosistemas de la Tierra (ONU), y que son responsables de la sostenibilidad del planeta (agua, energía, suelos, semillas, fibras, etc.). La cuestión central ni siquiera es salvar la Tierra. Ella se salva a sí misma y, si fuera preciso, lo haría expulsándonos de su seno. Pero ¿cómo vamos a salvarnos nosotros mismos y a nuestra civilización? Esta es la pregunta real, ante la cual la mayoría se encoge de hombros.

 

La producción de bajo carbono, los productos orgánicos, la energía solar y eólica, la mayor disminución posible de la intervención en los ritmos de la naturaleza, buscar la reposición de los bienes utilizados, el reciclaje, todo lo que viene bajo el nombre de economía verde son los procesos más buscados y difundidos. Y es recomendable que se imponga ese modo de producir.

Así y todo no debemos ser ilusos y perder el sentido crítico. Se habla de economía verde para evitar la cuestión de la sostenibilidad, porque ésta se encuentra en oposición al actual modo de producción y de consumo, pero en el fondo aquella (la economía verde) se sirve de medidas dentro del mismo paradigma de dominación de la naturaleza. No existe lo verde y lo no verde. Todos los productos contienen en las distintas fases de su producción elementos tóxicos para la salud de la Tierra y de la sociedad. Hoy mediante el Análisis del Ciclo de Vida podemos exhibir y monitorizar las complejas interrelaciones entre las distintas etapas: la extracción, el transporte, la producción, el uso y el descarte de cada producto y sus impactos ambientales. Ahí queda claro que el pretendido verde no es tan verde como parece. Lo verde representa solamente una etapa de todo el proceso. La producción nunca es del todo ecoamigable.

Tomemos como ejemplo el etanol, considerado como energía limpia y alternativa a la energía fósil y sucia del petróleo. Es limpio solamente en la boca de la bomba de suministro. Todo el proceso de su producción es altamente contaminante: los productos químicos aplicados al suelo, las quemas, el transporte en grandes camiones que emiten gases, los líquidos efluentes y el bagazo. Los pesticidas eliminan bacterias y expulsan las lombrices que son fundamentales para la regeneración de los suelos; sólo vuelven después de cinco años.

Para garantizar una producción necesaria para la vida, que no estrese ni degrade la naturaleza, es necesario algo más que la búsqueda de lo verde. La crisis es conceptual y no económica. La relación con la Tierra tiene que cambiar. Somos parte de Gaia y mediante nuestra actuación cuidadosa la volvemos más consciente y con más oportunidad de asegurar su vitalidad.

Para salvarnos no veo otro camino que el indicado por la Carta de la Tierra: «el destino común nos convoca a buscar un nuevo comienzo; esto requiere un cambio en la mente y en el corazón; demanda un nuevo sentido de interdependencia global y de responsabilidad universal» (final).

  • Cambio de mente: adoptar un nuevo concepto de Tierra como Gaia. Ella no nos pertenece a nosotros, sino al conjunto de los ecosistemas que sirven a la totalidad de la vida, regulando su base biofísica y los climas. Ella creó toda la comunidad de vida, no sólo a nosotros. Nosotros somos su porción consciente y responsable. El trabajo más pesado lo hacen nuestros socios invisibles, verdadero proletariado natural, los microorganismos, las bacterias y los hongos, que son miles de millones en cada cucharada de tierra. Ellos son los que sustentan efectivamente la vida desde hace ya 3,8 miles de millones de años. Nuestra relación con la Tierra debe ser como la que tenemos con nuestras madres: de respeto y gratitud. Debemos devolver, agradecidos, lo que ella nos da y mantener su capacidad vital.
  • Cambio de corazón: además de la razón instrumental con la cual organizamos la producción, necesitamos la razón cordial y sensible, que se expresa por el amor a la Tierra y por el respeto a cada ser de la creación porque es nuestro compañero en la comunidad de vida, y por el sentimiento de reciprocidad, de interdependencia y de cuidado, pues esa es nuestra misión.

Sin esta conversión no saldremos de la miopía de una economía verde. Sólo nuevas mentes y nuevos corazones gestarán otro futuro.

 

Fuente.www.atrio.org

«El aborto terapéutico es ético»


 

La entrevista de Cecilia Orozco |15 Oct 2011 – 9:00 pm


Por: Cecilia Orozco Tascón / Especial para El Espectador

El sacerdote jesuita Carlos Novoa, doctorado en Ética, analiza como religioso y como científico la propuesta de prohibir en cualquier circunstancia el aborto en Colombia.

http://www.elespectador.com/files/img_ipad/60fffd4cfb5d088a8f6f939f9c3e1406.jpg
«No comparto argumentaciones del Procurador», dice el padre Novoa. / Óscar Pérez
Cecilia Orozco Tascón.- ¿Los deberes éticos que nacen de la teología se le pueden imponer a una sociedad entera?
Padre Carlos Novoa– No, de ninguna manera. El Concilio Vaticano II, del cual vamos a celebrar en 2012 los 50 años de su iniciación, mencionó expresamente la libertad religiosa. En la declaración Dignitatis humanae (Dignidad humana) el santo Concilio dice, acerca de la libertad religiosa, que a ninguna persona se le puede imponer una religión. Dicho de otra manera, a nadie se le puede violentar su conciencia, mucho menos en materia de asuntos religiosos. Adicionalmente, la Constitución del 91 que estableció que Colombia es un Estado Social de Derecho, también declaró que es un Estado no confesional. Estos son los marcos de la discusión sobre el aborto.
C.O.T.- ¿Se puede violentar la conciencia de otros con el argumento de que priman las creencias religiosas del grupo más numeroso o el más poderoso?
P.C.N.- Jamás se puede violentar la conciencia del otro.
C.O.T.- ¿Usted está de acuerdo con el proyecto primero legislativo, y en el futuro mediante referendo, que pretende hacer aprobar la prohibición absoluta de la práctica del aborto en contravía de una decisión de la Corte Constitucional?
P.C.N.- Evidentemente la sociedad civil tiene derecho a debatir todos sus puntos de vista y a los católicos también nos asiste el derecho de intervenir, aunque no con argumentaciones religiosas. Pese a que como dice el gran maestro de la ética contemporánea Jürgen Habermas, hay que oír las religiones, esta discusión debe ser secular. Como sacerdote y al mismo tiempo como hombre de ciencia, resumiría la situación del debate sobre el aborto diciendo que estamos cargando las tintas donde no hay que cargarlas…
C.O.T.- ¿Por qué?
P.C.N.- Porque el problema del aborto no se soluciona con la prohibición ni encarcelando a nadie. No podemos manejar de cualquier manera lo que implica ese drama, ni podemos asimilarlo a un homicidio que se comete con premeditación y alevosía. Ese planteamiento no tiene presentación desde la óptica de la ética teológica, de la ética filosófica o de la jurisprudencia, porque en la mayoría absoluta de los casos el aborto es un drama que se presenta cuando las mujeres se quedan sin otra alternativa.
C.O.T.- Esa afirmación en labios de un sacerdote católico suena fuerte. ¿Es su opinión personal o tiene un fundamento teórico que lo sustente?
P.C.N.- Claro que sí: de nadie más ni nadie menos que Juan Pablo II. En su encíclica Evangelium vitae (Evangelio de vida, N° 17) dice textualmente: “Las opciones contra la vida —entre ellas el aborto, añado yo— proceden, a veces, de situaciones difíciles o incluso dramáticas de profundo sufrimiento, soledad, falta total de perspectivas económicas, depresión y de angustia por el futuro. Estas circunstancias pueden atenuar incluso notablemente la responsabilidad subjetiva y la consiguiente culpabilidad de quienes hacen estas opciones en sí mismas moralmente malas”. Así que desde la concepción de Juan Pablo II no se puede ver el drama del aborto simplemente con soluciones de cárcel, de penalización o de castigo.
C.O.T.- Cuando usted dice que “se están cargando las tintas” en donde no hay que hacerlo, ¿se refiere a la “atenuación de la responsabilidad” de la que habla Juan Pablo II en la cita que menciona?
P.C.N.- Exactamente. No conozco a la primera mujer a la que le encante abortar. Creo que todos estamos de acuerdo en que el aborto no es ideal. Pero hay que comprender humanamente “las situaciones difíciles o incluso dramáticas y de profundo sufrimiento” que enfrenta una mujer angustiada y sola.
C.O.T.- ¿Cuál es su opinión sobre los promotores del proyecto de prohibición y penalización total del aborto que ahora intentarán hacer un referendo?
P.C.N.- Hay que decir la verdad: tenemos entre los promotores de ese proyecto a un grupo de personajes de la más dudosa reputación. Ellos son como el diablo que pretende hacer hostias. No sé con qué cara los señores del PIN, a los que conoce bien la opinión pública, hablan de ética. Concreto más: ¿qué autoridad moral tienen algunos de los actuales congresistas del Partido Conservador para meterse a agitar esa bandera? Por ejemplo, ¿qué hace ahí el señor Corzo que se quejaba hace unos días de que no tenía dinero para la gasolina de su vehículo y el de sus escoltas, mientras que Planeación sostiene que quien gane $190.000 al mes está por encima del nivel de pobreza? ¡Qué cinismo el de los partidos que votaron por ese proyecto y que simultáneamente tienen a varios de sus miembros encarcelados por la narcoparapolítica!
C.O.T.- ¿Cree que los prohibicionistas están buscando limpiar su imagen ante la población creyente del país?
P.C.N.- Claro que lo creo. Esos políticos quieren lavarse la cara y aparecer como muy católicos y cristianos para recoger votos a costa del dolor de muchas mujeres.
C.O.T.- Los extremismos de cualquier creencia, ¿promueven o le hacen daño a la religión?
P.C.N.- Les hacen daño no sólo a las religiones, sino también a la sociedad.
C.O.T.- ¿Qué reflexión se hace usted ante el hecho de que el gran promotor de ese proyecto sea el procurador general de la Nación, que parece velar por los derechos sólo de aquel sector de la población que comparte creencias con él?
P.C.N.- No comparto muchas de las argumentaciones del procurador, pero es necesario hacer una claridad: nadie quiere incentivar la práctica de los abortos. Todos estamos de acuerdo en que es un drama que hay que evitar. Hay una gran polémica sobre el momento en que surge la vida humana y yo, como hombre de ciencia, no me puedo cerrar a la discusión y tengo que reconocer que hay argumentos muy serios en uno y otro sentido. Sin embargo, usted lo ha señalado: el problema de fondo es que se está moviendo una agenda muy sutil de tergiversación de la sensibilidad católica.
C.O.T.- ¿Cuál de las posiciones sobre el momento en que hay vida humana asume usted?
P.C.N.- La de la Iglesia, que dice que hay vida desde la fusión del óvulo y el espermatozoide, que es, al mismo tiempo, una postura científica seria dentro de muchas otras. Por eso nosotros no estamos de acuerdo con el aborto y eso debe quedar claro. Pero al mismo tiempo, tampoco estoy de acuerdo con el encarcelamiento y castigo para las mujeres que abortan.
C.O.T.-. Vuelvo al tema del procurador: con su autoridad, él ejerce presión sobre la conciencia de las mujeres, pero también sobre las de los médicos y las clínicas a los que, además, amenaza con investigaciones. El ejercicio del poder en esas condiciones, ¿no llega a ser abusivo y en consecuencia inmoral?
P.C.N.- En términos generales, diría que no se debe cultivar un ejercicio punitivo del poder ni tampoco incentivar las caserías de brujas frente a todas las situaciones de conflicto, como es el tema del aborto. En concreto, pienso que no es papel del procurador imponer posturas éticas en temas absolutamente polémicos. En este sentido, se daría un abuso de autoridad y de poder.
C.O.T.- ¿Un tema con tantas implicaciones científicas y de salud pública puede decidirse en un referendo popular?
P.C.N.- Esa respuesta no se puede dar en sentido general, sino que es necesario ubicarse en el momento cultural colombiano. Si hubiera educación sexual integral de la población en sus tres niveles, es decir, el psicológico, el fisiológico y el espiritual, la gente sería capaz de decidir con pleno conocimiento del tema. Lamentablemente la situación en Colombia no es la ideal para plantear ese tipo de problemas en las urnas.
C.O.T.- La Corte ha dicho, y se mantiene vigente su orden, que es posible abortar en tres casos específicos…
P.C.N.- Hay que afinar el argumento que algunos tergiversan: la Corte lo que ha hecho es despenalizar el aborto en tres situaciones extremas: violación, malformación y pocas posibilidades de vida del feto, o peligro para la vida de la madre. No es cierto que haya dicho que el aborto es legal.
C.O.T.- ¿Usted está de acuerdo con esa sentencia de la Corte?
P.C.N.- Es una pregunta muy compleja. A la comunidad católica no le resulta clara esa sentencia de la Corte Constitucional. Como sacerdote tengo que decir que no estoy de acuerdo, pero como ciudadano pienso que es respetable.
C.O.T.- ¿Cómo se resuelve el dilema desde el punto de vista de la ética teológica: la vida de la madre o la vida del hijo? ¿Es preferible que ella muera para que viva el hijo?
P.C.N.- Técnicamente hablando, usted está refiriéndose al aborto terapéutico que es el que se practica por razones médicas. Por ejemplo, un embarazo extrauterino, o sea el que se desarrolla en las trompas de Falopio, pone en riesgo la vida de la mujer. Pero del otro lado allí hay vida humana, según corrientes muy serias de la biología, la genética y la medicina. Su pregunta entra, entonces, en un campo muy delicado de la ética que tiene que ver con el bien moral más valioso, el de la vida humana que hay que proteger de manera especial. No obstante, ese bien no es un absoluto. Por eso se puede decir que el aborto terapéutico es ético.
C.O.T.- ¿Cómo así que la vida humana no es un bien absoluto?
P.C.N.- Un absoluto ético es aquel horizonte contra el cual yo no puedo actuar jamás. Los absolutos éticos en el consenso mínimo universal son la base de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Personales y Sociales de 1948: la dignidad de la persona humana y la solidaridad. Nadie puede actuar en contra de esos absolutos. En cuanto a la vida humana, debo protegerla, pero hay ciertos momentos en que puedo actuar contra ella. Por ejemplo, en legítima defensa personal. O en el ejercicio del monopolio de las fuerzas por parte del Estado, aunque ajustado, claro está, al Derecho Internacional Humanitario. O por una causa superior, como la de Jesucristo, que puso en peligro su propia vida por la humanidad. En esos momentos surge un paradigma ético que consiste en la ponderación de los bienes morales, en este caso, el de la vida del cigoto y el de la vida de la madre. Prima el de la madre.
C.O.T.- ¿Es éticamente aceptable que una mujer violada quiera abortar?
P.C.N.- En ese caso nos encontramos con las situaciones límite de que nos habla Juan Pablo II. Yo la invitaría, la comprendería y le pondría terapia psicológica para que se quede con la vida. Le proporcionaría soluciones de última instancia, como la adopción. Pero en última instancia es ella quien tiene que decidir en conciencia lo que va a hacer. Lo dice el Concilio y lo dice la Constitución de Colombia.
C.O.T.- Un médico católico común y corriente, que trabaja en un hospital público, ¿cómo debe actuar cuando llega una mujer para que le practique un aborto?
P.C.N.- Debe examinar, oír a su conciencia y decidir.
C.O.T.- ¿Cómo se decide en conciencia?
P.C.N.- Cuando yo respeto la dignidad humana y cuando soy sinceramente solidario, todos mis comportamientos se orientan a las opciones que se toman en conciencia. Evidentemente si el médico es católico no va a creer que el aborto es el camino ideal, pero podrá evaluar si está ante una mujer que —parafraseando a Juan Pablo II— se encuentra en “una situación difícil o incluso dramática, de profundo sufrimiento, soledad, falta total de perspectivas económicas, de presión y de angustia por el futuro”. Esas circunstancias pueden atenuar “incluso notablemente la responsabilidad subjetiva y la consiguiente culpabilidad” del médico frente a esa tragedia terrible que es el aborto.
Aborto, un tema para el campo constitucional
El padre Carlos Novoa es licenciado en Teología y en Filosofía, con maestría y doctorado en Ética. Se especializó en ética sexual y en ética económica-política. Es profesor investigador en las facultades de Teología, Economía, Arquitectura y en el doctorado de Derecho. Ha publicado 13 libros y 50 artículos especializados.
C.O.T.- ¿Los lectores no creyentes pueden interesarse en sus respuestas?
P.C.N.- De una parte soy un hombre de ciencia y, de la otra, un sacerdote. No me puedo abstraer de lo uno o de lo otro, pero sí sé cuidar bien las diferencias.
C.O.T.- ¿Un teólogo estudia la ética desde el punto de vista de los creyentes?
P.C.N.- Esta ciencia tiene dos vertientes: una teológica, que evidentemente es para los creyentes, y una filosófica. Ambas son autónomas. He estudiado las dos y por eso sé que desde la ética teológica se les pueden hacer propuestas a los no creyentes. Éstos se mueven en la esfera de la ética filosófica.
C.O.T.- ¿Cuál de esas dos es pertinente para discutir el intrincado tema del aborto?
P.C.N.- En ese debate, que tenemos que resolver dentro del consenso constitucional, la única ética que cabe es la filosófica.
«Aman tanto la moral que tienen dos»
C.O.T.- Los políticos ultraconservadores que posan de religiosos, ¿representan a los católicos?
P.C.N.- Van a contrapelo del núcleo del catolicismo que es el Evangelio. No me parece católica alguien dedicado al robo del erario o al narcoparamilitarismo. El Evangelio dice: “No he venido a buscar la muerte del pecador, sino a que se convierta y viva”. La perspectiva católica auténtica no consiste en castigar a las personas que están en dificultades. Usted no se imagina cuántas mujeres nos buscan a los sacerdotes para confiarnos el drama que viven. Y encima proponemos meterlas a la cárcel. Esa actitud no tiene nada de cristiana.
C.O.T.- De todas maneras, ellos se tomaron las banderas del catolicismo…
P.C.N.- Como dice Daniel Samper Ospina, esos personajes aman tanto la moral que tienen dos. ¿Por qué en vez de promover proyectos punitivos no le metemos una plata a un gran programa nacional de educación sexual? O, ¿no destinamos esfuerzos y recursos a disminuir una de las grandes causas del aborto que es la pobreza? ¿Por qué no atacamos las causas sociales que provocan, según cifras del Ministerio de la Protección Social, 300 mil abortos clandestinos al año, 70 decesos anuales y 132 mil víctimas de traumas físicos?
*************************

A %d blogueros les gusta esto: