AMÉRICA LATINA: «UN PUEBLO SIN PIERNAS PERO QUE CAMINA»


 

Discurso pronunciado por el periodista colombiano Hollman Morris, al momento de recibir el premio internacional de ddhh de la ciudad de Núremberg, el pasado domingo 25 de septiembre de 2011.  Lea a continuación el discurso completo de Hollman Morris quien retoma la frase del grupo musical Calle 13 como título.
Ver aquí el Video: http://www.contravia.tv/espanol
 
Latinoamérica, ‘Un Pueblo sin Piernas pero que Camina’
El que aquí les habla viene de un gran barrio llamado Latinoamérica. Por mis venas corre sangre mestiza: indígena, europea y africana; en los genes de nuestra gente está la memoria de las tragedias, el sufrimiento, los sueños y las esperanzas. Tener memoria latina es saber que un día somos inmigrantes saltando fronteras, visitantes no deseados, prostitutas, exiliados, desaparecidos. Somos conocedores de gobernantes populistas y de crueles dictadores. Pero también está en nuestra tradición la capacidad eterna de resolver problemas e inventar en medio de las crisis.
Toda la gente de mi barrio comparte los mismos problemas y las mismas esperanzas.
Déjenme contarles:
Hoy al sur del continente se levanta un hermoso movimiento de jóvenes universitarios chilenos que protestan por más y mejor educación pública. Su consigna es válida en toda Latinoamérica. En nuestro continente una educación media y el acceso a servicios de salud no son derechos adquiridos sino mercancías que se transan como cualquier otra. Los jóvenes chilenos se opusieron a que les quitaran la poca educación que ya tienen, o que le subieran su costo, y consiguieron detener dicha reforma.
Si giramos al norte y nos vamos a México, vemos un movimiento ciudadano que se levanta en contra de la violencia del narcotráfico, en contra de los señores de la muerte, y en contra de la corrupción del mal gobierno. El México de hoy vive en el terror de la guerra de los narcos, mientras el gobierno responde con más violencia, y aprovecha para perseguir a líderes sociales, y encubrir a los corruptos.
Pero las Caravanas por la Paz que hoy recorren todo el país escuchando los relatos de familiares de víctimas de homicidio y desaparición forzada muestran que esas víctimas no son casos aislados. Insisten en recordar a sus amigos y familiares, recuperar la memoria, y llevar un mensaje de Paz.
A lo largo y ancho del continente los movimientos indígenas nos recuerdan que no todo en este mundo se puede comprar, y que no todo en este mundo tiene un precio. Que las personas no pueden valer por lo que producen y consumen. Nos recuerdan todo el tiempo que en las raíces de nuestros pueblos originarios las relaciones están mediadas por el NOSOTROS y no por el YO.
Hoy, cuando vivimos un nuevo boom de la minería, nuestros pueblos ancestrales nos recuerdan una historia de más de 500 años: la de los CONQUISTADORES DE “EL DORADO”. El Dorado, esa ciudad de oro que nuestros indígenas nombraban y que los conquistadores buscaron con frenesí en tiempos de la Colonia.
En su búsqueda los conquistadores arrasaron territorios, mataron indígenas y transformaron para siempre las relaciones al interior de la comunidad. Hoy ese “Dorado” son los grandes yacimientos de cobre en Chile, de gas en Bolivia, de carbón en Argentina, de oro en Perú y en Colombia, perseguidos por empresas poderosas con el mismo ahínco de hace cinco siglos.
Sin embargo, a diferencia de grandes líderes indios como Atahualpa o la gran Cacica Gaitana, los actuales jefes de nuestras naciones hacen que el camino de la explotación de los recursos por parte de las grandes empresas mineras del mundo sea muy fácil. La locura en la búsqueda del gran Dorado continúa y es el origen de una ola de violaciones de los Derechos Humanos, y causal de más violencia en todo el continente.
Nosotros seguiremos denunciando, pero hay que dar un paso más. No puede ser que grandes empresas sigan operando y aprovechándose de graves conflictos sociales, de la fragilidad de los gobiernos, y de la avaricia y poses de demócratas de algunos mandatarios latinoamericanos. No pueden seguir aprovechándose de esto para acabar con la vida y el medio ambiente de poblaciones, regiones y países.
Una mujer de la región bananera en Colombia, donde la multinacional Chiquita Brand financió a los grupos de extrema derecha e izquierda -apoyo, que terminó con el asesinato de miles de campesinos- dice: “aquí no hay mata de plátano que no haya sido abonada con un muerto”. Parafraseándola, tendremos que decir que en Latinoamérica no hay petróleo que no esté manchado de sangre; carbón que no esté envuelto en la contaminación de ciénagas; oro que no haya acabado con la vida y los recursos de comunidades indígenas en ese continente llamado Latinoamérica.
Nuestra lucha aislada, sin embargo, no será suficiente. Al igual que con uno de nuestros mayores flagelos, el narcotráfico, en el campo de la minería es necesario asumir con seriedad el principio de corresponsabilidad. No podemos seguir asumiendo el costo social, ambiental y en vidas humanas de estas luchas, en tanto los países del primer mundo no implementen políticas dirigidas a controlar la demanda por estos productos. Estamos dispuestos a cooperar, pero necesitamos gente indignada en el mundo desarrollado que se pregunte el origen y el cómo de tantos recursos naturales. Estamos cansados de ponerle muertos al desarrollo.
Déjenme terminar este viaje por nuestro continente mencionando otros dos casos preocupantes. En nuestra Guatemala indígena es muy probable que resulte elegido como Presidente un ex militar con un pasado lleno de violaciones a los Derechos Humanos. Mientras tanto, en Honduras son escandalosas las cifras de asesinatos de periodistas y su situación actual es muy preocupante.
Así, a pesar de ciertas mejoras que hemos visto en términos de democracia al comparar nuestra situación actual con la de hace unas décadas –cuando la presencia de gobiernos autoritarios se extendía por toda la región- es aún muy largo el camino que nos falta recorrer en materia de defensa de los Derechos Humanos. Esto debe ser parte fundamental de nuestra agenda.
Ahora permítanme hablar de mi casa en ese barrio: Colombia, país en el cual ni mis abuelos, ni mis padres, ni yo, ni ahora mis hijos, conocemos un solo día de Paz. Por el contrario, el árbol de la guerra ha crecido muy fuerte, echa raíces de odio y da como fruto una barbarie inimaginable que nos atrapa y se fortalece todos los días. Son cuatro millones de desplazados internos, campesinos humildes despojados de sus tierras; 50 mil desaparecidos; dos mil sindicalistas asesinados en las últimas décadas; 160 periodistas asesinados en 30 años. Y podría continuar citando cifras.
Siguiendo con las muestras de grandeza y de dignidad de nuestros pueblos, la sociedad civil en Colombia se reúne a hablar de Paz; una postura audaz en medio de un conflicto centenario. Y son precisamente las comunidades que más han sufrido el asesinato, desplazamiento forzado y la desaparición, las que hoy toman la iniciativa para buscar una salida negociada al conflicto; la única salida posible.
Otro gran ejemplo de que en la adversidad, Latinoamérica no se rinde; se levanta y sigue adelante.
En el último capítulo escrito de esta historia en Colombia, tenemos la apuesta por la guerra por parte del anterior gobierno. Una apuesta que algunos dicen que le devolvió la seguridad al país, pero sobre la que otros ponemos el acento en lo que nos costó.
Por ejemplo, la ejecución extrajudicial de más de dos mil jóvenes humildes por parte de las fuerzas militares; detenciones masivas y arbitrarias, y una persecución criminal desde los propios organismos de seguridad del Estado contra todo aquel que pensara diferente. Mi familia y yo fuimos víctimas de esa cacería al igual que más de 300 personas y sus organizaciones. Como si fuera poco, fue el propio ex presidente quien públicamente nos descalificaba, sabiendo muy bien que esa descalificación pública ponía en riesgo nuestras vidas.
Son muchos pasajes tristes los que deja esa persecución, pero de lo más dañino y enfermizo fue la estigmatización de todo aquel que pronunciara un discurso de Paz. Como consecuencia de esto, buena parte de la sociedad colombiana sigue viendo al defensor de los Derechos Humanos, al activista por la Paz, al periodista independiente, como enemigo de la sociedad, y no como lo que realmente somos: sus aliados.
Por eso hoy desde aquí y con ustedes como testigos, le pido al Presidente de Colombia Juan Manuel Santos que en un gesto de grandeza para con las víctimas de esa persecución por parte del Estado, convoque a un gran acto público de desagravio. Es necesario que a la sociedad le quede claro que en cualquier país que se diga democrático los defensores de los Derechos Humanos son vitales para su funcionamiento.
Aprovecho también este estrado en el marco de los tribunales de Núremberg que tanto bien le han hecho a la humanidad, para hacer un llamado por que los crímenes organizados desde el Estado durante el gobierno anterior no queden en la impunidad. En el caso del espionaje por parte de la agencia de seguridad del gobierno, las investigaciones han llegado hasta niveles muy altos y sus víctimas no creemos que el ex presidente Álvaro Uribe Vélez haya sido ajeno a estos hechos.
La realidad es muy dura, pero somos muchos los colombianos que desde diferentes frentes trabajamos por ver un país digno y en Paz; que no somos ingenuos pensando que la Paz es solo el silencio de los fusiles; sino que pensamos que la Paz consiste en reformas estructurales; en la redistribución de la riqueza del país, de su tierra; en acceso a servicios de salud y educación; e igual acceso a las oportunidades.
Exijo a la guerrilla que cese el flagelo del secuestro, que libere ya a todos los secuestrados que  dé señales claras de una férrea voluntad de Paz. En este escenario no estoy solo. Hablo en nombre de muchos que son los destinatarios de esta distinción; los que esperan la justicia desde la soledad de las tumbas de sus seres queridos o aquellos de quienes nunca volvimos a saber; los que gimieron en la tortura y siguen gimiendo en el dolor de sus familiares; los que lo perdieron todo por culpa del terror y del miedo.
Este premio no será para mí de carácter pasivo; por el contrario, lo pongo al servicio de la Paz de Colombia; por la libertad de expresión y por los Derechos Humanos; para que haya más ciudadanos que puedan expresarse desde diferentes puntos de vista. Creemos que ciudadanos mejor informados serán más independientes y más libres. Creemos en la Paz y la libertad de expresión como derechos fundamentales de los hombres y mujeres del mundo.
Quiero agradecerle al alcalde de la ciudad de Núremberg, Ulrich Maly, a la oficina de Derechos Humanos de la ciudad de Núremberg y a su directora Martina Mittenhuber, así como a Doris Gross y a todos los que desde la alcaldía han trabajado y sacado adelante este premio. Agradezco también porque nuevamente han puesto sus ojos en Latinoamérica.
Le agradezco a mi equipo de trabajo en el programa Contravía con quienes estamos convencidos de que la pobreza y el sufrimiento tienen un rostro que la sociedad debe conocer. También estamos convencidos de que la voz de las víctimas tiene que escucharse más fuerte que las voces de los armados y de los poderosos, y también debe ser más fuerte que el ruido de los fusiles. Es la labor del periodismo que la voz de los más débiles que los más pobres suene más alto y suene más duro.
No puedo dejar de mencionar aquí a las cientos de personas que desde Colombia y el exterior han apoyado nuestro proyecto periodístico, en especial Open Society Institute y su programa Media Program.
Tengo una gratitud infinita por quienes siguen creyendo que en nuestro inmenso barrio, Latinoamérica, no todo se ha perdido. Por nuestros trabajadores, estudiantes, campesinos, e intelectuales, que día a día nos muestran que, tal como dicen nuestros artistas: Latinoamérica es ‘un pueblo sin piernas pero que camina’.
Finalmente, le agradezco a Patricia, mi esposa. También a mis hijos Daniela y Felipe, que a sus cortas edades han tenido que ver y vivir pasajes muy duros, pero que también saben que el trabajo por la gente y la lucha por un mundo mejor tienen sus momentos felices y sus reconocimientos. El camino aun es largo para dejarles a ellos un mundo que se merezcan. Un mundo más humano. Para eso estamos trabajando.
Voy a terminar mi discurso con una frase que ya hace parte de mi país. “Porque tenemos memoria, seguimos en CONTRAVIA”
¡Seguimos!
http://www.contravia

Luteranos en Chile dan los primeros pasos hacia la unidad


 

En el pueblo de Frutillar, adonde llegaron los colonos alemanes en 1863, a las orillas del lago Llanquihue, se realizó los días 13 y 14 octubre la Conferencia de Pastores conjunta, entre pastores de la Iglesia Luterana (ILCH) y la Iglesia Evangélica Luterana (IELCH). El tema tratado fue la división de la iglesia en el años 1975. Para esta oportunidad se invitó al estudiante de Teología, de la iglesia Evangélica Alemana (EKD en alemán), Daniel Lenski, que trabajó en su tesis de grado sobre la división de la Iglesia Luterana. en Chile.

Héctor Carrillo
Concepción, jueves, 27 de octubre de 2011

Lenski comenzó desarrollando la historia de la iglesia y como se van desplegando los diferentes actores en la vida de la iglesia. Desde una iglesia alemana a una iglesia luterana y el cambio del idioma alemán al español. Analiza, la tesis, la iglesia en el tiempo del gobierno de Salvador Allende y el Sínodo 1970, en la ciudad de Valdivia en que se elige como obispo a Helmut Frenz. El nuevo obispo crea la diaconía y asume la presidencia de la CONAR. Viene el golpe militar y crea el Comité pro paz y asume una de la presidencia. Una parte de la iglesia no está de acuerdo con su postura y es cuestionado en los sínodos de Vitacura y  Frutillar. En este último Sínodo se produce el cisma de la iglesia.

Después de la exposición se entró en una dinámica de  conversaciones entre los pastores, la gran mayoría no vivieron el proceso de la división, se informaron y mostraron muy entusiasmado de cómo se está llevando el proceso de la unificación.

Por otro lado, el Consejo de Iglesias Luteranas en Chile (CILCH) tiene una agenda de la unificación. Se baraja la idea de que cada iglesia siga con su sínodo, similar como es en Alemania o Estados Unidos pero formar un ente como una “Federación” o “Consejo” de iglesias luteranas que estará integrada por miembros de las dos iglesias en cantidades iguales.Esta figura fomentará el trabajo de misión de la iglesia, la formación de pastores y agentes pastorales, y el trabajo diaconico,etc.

En estos momentos se han realizando algunos pasos de acercamientos, como la conferencia de pastores en conjuntos, Sínodo y convenciones donde son invitados miembros de ambas iglesias, encuentro de jóvenes y mujeres en conjunto.
Se fijó para que en el año 2014 sea realidad la unificación con la celebración del gran culto de la unidad.

 

http://www.alcnoticias.net/interior.php?codigo=20673&lang=687

Pastoral de Negritud lanza “Perlas Negras”


Existen perlas negras en la sociedad brasileña? Para la coordinadora de la Pastoral de Negritud del Consejo Latinoamericano de Iglesias (Clai) Región Brasil, Vera Maria Roberto, ellas pululan aquí y allí.

Sao Paulo, jueves, 27 de octubre de 2011

Es lo que apunta el libro “Perlas Negras”, una selección de testimonios de 15 mujeres, que cuentan experiencias de vida y es la percepción que cada una tiene de ser mujer, negra y cristiana.

Las 15 mujeres de Perlas Negras viven, sueñan y se desarrollan personal y profesionalmente, relata Vera Maria. Además de las actividades que ejercen, ellas concilian el cuidado de la familia con la actuación religiosa, “sin perder la gracia y la suavidad”.

Para tanto, echan mano de estrategias mantenedoras de sus principales características: la fuerza y la belleza.

El libro es una iniciativa de la Pastoral de Negritud del Clai/Brasil y será lanzado el sábado 12 de noviembre, en el Instituto Salesiano Pio XI, en San Pablo.

Vera Maria tiene una maestría en Ciencias de la Religión, especialista en Salud Pública y Salud Colectiva. Ella reside en el Balneario Camboriú, Santa Catarina, y pertenece a la Iglesia Presbiteriana Independiente del Brasil.

Fuente: http://www.alcnoticias.net

31 OCTUBRE/11 IGLESIA CATÓLICA ROMANA INCLUSIVA «SAN ROMERO DE AMÉRICA»



Oscar Romero Iglesia Católica Inclusiva 
El boletín para el domingo, el 30 de octubre de 2011
el domingo 31 en el Tiempo Ordinario
Mis amigos y amigas,
Cada domingo a las 10:55 de la mañana, empiezo a temer que nadie acuda a la Misa de las 11a.m.  Hasta este punto, alguien siempre llega. La única persona quien está siempre presente – los sábados y los domingos – es Michael Swan. ¡Mike tendrá 60 años este jueves! Vamos a celebrarlo con un pastel para él y otros dos hombres que tienen su cumpleaños esta semana. ¡Gracias por estar siempre con nosotros, Michael!
Cuando una sugerencia fue propuesta esta semana en favor de un cambio radical en la manera en que operamos, pensé que Michael debería ser la primera persona a quien fuéramos para obtener su opinión… y él nos ha dado un «sí» entusiasta. La idea que estamos considerando es que en la primavera, trasladaremos la Misa dominical al oeste de Rochester, y que ésa será nuestra Misa en español (o bilingue). Somos una comunidad bastante pequeña para llegar a esta decisión por consenso, y no hay ninguna prisa. La primavera ya queda muy lejos. Por favor, oren que seamos la iglesia que Dios imagina, y que lleguemos juntos.
Esta idea resultó de mi almuerzo con Mimi Youngman esta semana. Mimi frecuentemente ha desempeñado un papel profético en mi vida, y fue ella quien sugirió por primera vez que ofreciéramos la Misa en el comedor de San Joseph.  Esta semana, después de escuchar la historia de nuestra Misa Migrante este verano pasado y cómo se ha desarollado, ella dijo que tenía una preocupación por los que me dijeron en junio que a ellos les gustaría asistir pero quienes nunca acudían. Es probable que tengan miedo de salir de sus casas. Ciertamente hemos visto este otoño que su temor a la migra tiene su base en la realidad. No sé si una Misa dominical sería más comoda, pero quizás podamos cambiar el sitio cada semana. Otra idea es que tendríamos más de una…celebrando en varias casas de los migrantes.(En realidad, yo no me veo siguiendo ese plan al mismo tiempo que trabajo en tres capacidades….otra cosa para depositar en las manos divinas.)
Cada semana nuestro boletín es traducido al español (con mucha ayuda de Mary Wilkins) y luego puesto en un blog en Sud América por la Rvda. Olga Álvarez, la primera mujer sacerdote de Colombia. Aquí tienen ustedes un enlace a un artículo sobre ella: http://iglesiadescalza.blogspot.com/2011/10/first-colombian-woman-priest.html. Le costó mucho coraje permitirse ser entrevistada, pero ella dice que ha recibido apoyo positivo y estupendo desde la aparición del artículo.
Nuestros amigos en El Salvador, con el resto de la América Central, han sufrido lluvias torrenciales e inundaciones. Nuestras oraciones serían apreciadas. Donativos a Shekina Baptist Church en Santa Ana para la ayuda de inundaciones pueden hacerse en http://cieloazulfund.blogspot.com/2011/10/shekina-responds-to-national-emergency.html.
Les invitamos a venir a San Joseph el jueves que viene, el 3 de noviembre, a las cuarto de la tarde para escuchar a Gustavo Monzone y Alicia Rouch. Hablarán sobre sus casas del Trabajador Católico en México. Tambíen, la semana próxima habrá dos charlas sobre la inmigración. Voy a hablar como parte de una mesa redonda en ambas: el miércoles, 2 de noviembre a las 7 de la tarde en Downtown United Presbyterian, y el viernes, 4 de noviembre, a las 6 en Friends Meetinghouse, Scio St.
Espero que tengan la oportunidad de disfrutar de todos los colores del otoño. Vi un árbol cerca de mi casa hoy enteramente de color rojo brillante. ¡Que las estaciones al cambiar sean un mensaje que Dios ya no ha terminado con nosotros! ¡Hay siempre esperanza de cambio y desarollo!
Bendiciones y amor a todos/as,
Chava+RCWP
Dos citas de Facebook esta semana:
«La Iglesia no es comunidad en el Sanctuario, sino un sanctuario en la comunidad.» Rev. Colin Pritchard
«Tengan cuidado con líderes grandes. Esperen que haya muchísimos líderes pequeños.» Pete Seeger en «Occupy Wall Street»
¡Vengan a adorar con nosotros cuando quieran!
La Iglesia de Oscar Romero
Una Comunidad de Liberación, Justicia y Alegría donde veneran en la
tradición católica
La Misa: los domingos a las once de la mañana
la Casa de San Joseph de la Hospitalidad, 402 South Avenue, Rochester NY
14620
Remitido al e-mail

Dimite el ‘canciller’ de la catedral de St. Paul en apoyo a los ‘indignados’


Exteriores de la catedral londinense. | Reuters

Exteriores de la catedral londinense. | Reuters

  • El obispo de Londres ofrece un ‘trato’ a los ocupantes
  • ‘Organizamos un debate y después levantáis el campamento’
  • La policía decidirá mañana si desaloja la plaza

Carlos Fresneda (Corresponsal) | Londres

Actualizado jueves 27/10/2011 19:12 horas

El reverendo Giles Fraser, ‘canciller’ de la catedral de St. Paul, ha renunciado a su puesto como responsable del funciomamiento del templo en protesta por la amenaza de desalojo del campamento de los ‘indignados’.

«He dimitido porque creo que el curso de las acciones que se están tomando puede llevar a la violencia en el nombre de la iglesia», comunicó en Twitter el popular reverendo, que dio personalmente la bienvenida a los ‘okupantes’ durante la manifestación del 15-O y les dedicó el sermón del templo en la misa dominical al día siguiente.

Un trato para alcanzar la paz

El Monopoly de Bansky. | ReutersEl Monopoly de Bansky. | Reuters

Fraser, máximo responsable del funcionamiento diario de la catedral,se enfrentó al decano de St. Paul, Graeme Knowles, y al propio obispo de Londres, Richard Chartres (tercero en el esacalafón de la Iglesia Anglicana). Su sonada dimisión ha obligado a rectificar al propio Chartres, que el miércoles pidió sin más a los ‘indignados’ que desalojaran la plaza y ahora les ha retado a que acepten un trato…

«Si los ocupantes acceden a dispersarse pacíficamente, me uniré al decano y a otros líderes religiosos, y crearemos un panel con miembros del mundo político y empresarial en el que también estarán representados los manifestantes. El domingo por la mañana estaré disponible, fuera de St. Paul, para escuchar y participar en el debate. Nuestro mensaje es así de simple: empaquetar vuestras tiendas pacíficamente y ayudaremos a que vuestro mensaje sea escuchado».

La propuesta ha cogido por sorpresa a los organizadores de OccupyLSX, el grupo que está detrás de la ocupación. La decisión, en cualquier caso, será adoptada en la Asamblea General que a diario se celebra al mediodía en las escalinatas del templo.

Cerrado por ‘salud y seguridad’

La intención inicial de los manifestantes del 15-O era ocupar la plaza Paternoster, donde está situada la Bolsa londinense. Ante el muro policial, la protesta echó raíces en la cercana catedral de St. Paul, que el pasado fin de semana echó el cierre temporal alegando los problemas de «salud y seguridad» generados por el campamento de 200 tiendas.

Como signo de buena voluntad, el templo (que asegura perder más de 16.000 libras diarias por el cierre, a 14,50 libras la entrada) volverá a abrir este viernes únicamente durante las ceremonias religiosas. Ante un posible desalojo, los ocupantes decidieron abrir también esta semana un segundo campamento en el Finsbury Square, en el periferia de la City londinense.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/10/27/internacional/1319735573.html

Un día para la paz: JOSE ARREGI


Jose Arregi, 27-Octubre-2011

Hoy ha amanecido como todos los días, un milagro cada vez. ¡Oh mañana, yo te saludo! Sobre el horizonte del Andutz, el cielo ha pasado del oscuro al rosado, al violeta, al azul, un azul muy suave y limpio.

 

En la pradera soleada que baja hasta la estación de Arroa pastan las vacas plácidamente. Las niñas y los niños juegan en el patio de la guardería, como si toda la vida no fuera más que eso, y tal vez no lo es, aunque esa visión aún se nos escapa a los mayores y pronto la perderán también ellos, los niños. El petirrojo que canta en los matorrales del riachuelo Narrondo, justo aquí debajo, no dejará, sin embargo, de cantar mientras queden petirrojos. Y la hoja del chopo seguirá temblando hasta que un día se desprenda y caiga suavemente, buscando la tierra de la que brotó. ¡Oh Dios, oh Misterio de paz en tanta belleza, oh Belleza de la Paz que anhelamos!

Así es cada día, y hoy es uno más, pero no es un día cualquiera. Es el día siguiente al 20 de octubre, es el “primer día del resto de toda nuestra vida”, la que nos quede. Ayer, a última hora, ETA anunció el cese definitivo de toda actividad armada y, si de mí dependiera, haría que las humildes campanas de Arroa y de todas nuestras ermitas, incluida San Lorente, repicaran cada hora como si fuera el Ángelus.

Sé que exagero, que el mundo sigue hoy tan afligido como ayer, que en nuestro pueblo queda todavía casi todo por hacer, casi todo que construir, mucho dolor que aliviar, muchos rencores que suavizar, queda la gran casa de la paz por edificar. Pero saludemos este día infinitamente esperado, tantas veces frustrado, tantas veces reclamado, este día tan merecido. ¡Dejad que lo celebremos!

Sé también que todo cuanto diga aquí será subjetivo y parcial, discutible, pero alguna vez tendremos que aprender a expresarnos con franqueza y respeto, sin que nadie pretenda poseer el monopolio de la verdad y de la ética, sin que nadie se crea dueño del bien y de la justicia, sin que a nadie se le niegue su parte de dolor y de razón. Alguna vez tendremos que reconocernos a nosotros mismos y a los demás el derecho al error o cuando menos al riesgo de errar. Alguna vez tendremos que curar el odio y sanar la memoria para seguir construyendo.

Hoy no es un día para pedirnos cuentas, ni siquiera para rendirlas, sino para dar gracias a todos los que han creído que era posible y han hecho posible que llegara este día, el día después de ETA. A todos los que lo han intentado y fracasado. A todos los que han sido duramente injuriados por seguir creyendo y arriesgando. A todos los que lo han pagado con su vida. Y a aquellos que lo están pagando con la cárcel. Hoy es un día para agradecerles a ellos y para volver a creer en nosotros mismos y en el otro. Es un día para volver a creer en el niño feliz y bueno que fuimos sin saberlo cuando empezamos en el vientre de la madre o en el sueño de Dios. ¿Y ese que te ha desgarrado la vida y que maldices como malo? Haz lo que puedas, pero procura creer también en él, pues de otro modo, tenlo por seguro, nunca podrás recuperar la fe en ti mismo, en ti misma. Y sin esa fe no tendrás paz dentro de ti, y sin paz no podrás vivir.

Hoy tampoco es un día para proclamar vencedores a un lado y vencidos al otro, aunque esto pueda sonar demasiado duro para muchos que han sufrido demasiado. Quiero comprenderlos. Pero yo quiero la paz mejor para todos, y la paz mejor es aquella en que todos ganan. Solo ha de ser vencido el fanatismo, la amenaza, la imposición, la violencia en todas sus formas. Pero también los violentos, todos ellos, han de salir ganando, y saber que ganan haciendo la paz en vez de la guerra.

Habrá tiempo, habrá días, para recordarlo todo, para sentarnos en corro, como los niños de esa guardería, y escuchar sin prisa y sin interrupción la historia del otro, y contar la nuestra desde el principio hasta el fin, aunque nadie conoce en realidad el principio ni el fin de su historia, pero en ese breve intervalo nos ha juntado la vida y hemos de seguir tejiendo esta historia en común. Y es seguro que solo aquel fin que sea bueno para todos será bueno para cada uno, y que solamente juntos podremos levantarlo día a día ya desde hoy. Habremos de darnos tiempo para que cada uno desgrane lentamente la historia de sus dolores, e incluso de sus rencores. Solo así desatará sus nudos, al narrarse y sentirse escuchado. Solo así podremos reconciliarnos con nosotros mismos y nuestras heridas, y luego –mejor, al mismo tiempo– con el otro, también él herido.

Hoy no es todavía el día para eso, pero sí de creer que podemos hacerlo. Y de aceptar, ya desde hoy, que no tenemos por qué contar todos de la misma manera nuestra historia común, ni tenemos por qué coincidir en el juicio del pasado, ni en la opción del presente ni en el proyecto de futuro. Basta que sea común la voluntad de ser sinceros con nosotros mismos, de sentir o comprender el dolor del otro y de erigir juntos otro futuro.

No todo es igual, por supuesto. Y pronto, cuanto antes, habrá que volver a nombrar uno por uno a todos los muertos, para honrar su memoria, para reconocer y atenuar el dolor de los vivos, para reparar en lo posible todas sus pérdidas. Ojalá llegue el día en que aquel que mató pueda decir: “¡Qué horror! ¡Cuánto lo siento! Perdóname”. Solo entonces será libre, aunque no le perdonen. Ojalá llegue el día en que aquel que fue herido pueda decir: “Creo en ti y te perdono”. Solo entonces curará su herida, aunque nadie le pida perdón. No habrá que olvidar nada, pero solo habrá que recordar para restaurar, no para quedar prisioneros del pasado. Y no habrá que olvidar a nadie, y no porque se haya de equiparar a todos, sino porque todos necesitan ser dignificados, cada uno a su manera, cada uno en su lugar. Hay dolor, mucho dolor, en todos los lados. Y somos muchos, muchísimos, los que tenemos amigos y familiares que han perdido la vida o sufren en ambos lados, y no podemos olvidar a ninguno.

Hoy no es un día para igualar a la víctima y al verdugo, pero sí para recordar que nunca haremos plena justicia a la víctima mientras no le ayudemos cuanto podamos a no volverse sin darse cuenta verdugo; y nunca haremos justicia al verdugo, mientras no adoptemos todas las medidas posibles para que se vuelva humano, hermano. Entonces, no habrá ningún daño que justificar, pero no habrá tampoco nadie a quien condenar, pues cada vez que condenamos a alguien, condenamos también con él una parte esencial de nosotros mismos. Si condenas, te condenas. Es así de claro, creámoslo. Dios es el Misterio Santo, Indemne, Sano, que no condena a nadie sino que –por eso mismo–  santifica, salva, sana a todos.

Hoy es un día para creer en El, en la Paz. Aún amanecerán muchos días, y deberemos poner nuestro grano de arena para que cada día sea un día para la paz.

 

(Publicado en el Diario DEIA)

Para orar

No hagáis daño a ningún ser viviente:
he ahí el camino eterno, permanente e inalterable de la Vida.
Perdono a todas las criaturas, y que todas las criaturas me perdonen.
Para todas tengo amistad, para ninguna enemistad.
Quien vive de la espada es presa del miedo.
A quien tratas de golpear no es, en verdad, otro que tú mismo.
A quien tratas de gobernar no es, en verdad, otro que tú mismo.
A quien tratas de torturar no es, en verdad, otro que tú mismo.
A quien tratas de convertir en esclavo no es, en verdad, otro que tú mismo.
A quien tratas de matar no es, en verdad, otro que tú mismo.
Todos los seres desean vivir, ninguno desea morir.
Toda arma, por poderosa que sea,
siempre puede ser reemplazada por otra superior;
pero ningún arma puede ser superior a la no-violencia.

(Oración jainista. Jainismo: religión fundada en la India por Mahavira en el s. V a.C.)

Tema: PazReconciliación
Fuente: http://www.atrio.org

CÁNCER AMIGO: Eloy Roy


“Esto vale para toda persona que amontona para sí misma”

(Lc 12, 21)

Grandes progresos se han dado en la lucha contra el cáncer, pero nada lo para. Sigue expandiéndose de forma asombrosa. Ya forma parte de nuestra vida. Casi un amigo. Un amigo muy parecido a nosotros mismos.

El cáncer es la célula que se ríe de todo, se burla del organismo del que forma parte, se hincha, se reproduce; creyéndose bella, única y perfecta, no cesa de multiplicarse.

Es una célula que está llena de sí misma, no tiene ojos más que para sí misma, sólo piensa en satisfacer sus deseos, en saciar sus pantagruélicos apetitos de poseer, sus ansías tan devoradoras que, cuando, al final, no queda nada a su alcance, tiende a devorarse a sí misma.

El cáncer es la historia de una pequeña célula, que ha perdido el norte y el sentido de sus límites; se embala, estalla y se vuelve loca. Es la desmesura, la hipertrofia, el desequilibrio absoluto.

Es esa vieja enfermedad del ser humano que parece haber nacido con él, la misma que estigmatizan el mito de Prometeo entre los griegos, la leyenda del gigante Kua Fu entre los chinos, la teoría del pecado original entre los cristianos, el insaciable deseo del ego como causa del sufrimiento en Buda, la fábula de la rana y el buey del buen Lafontaine. El cáncer se confunde casi con nuestra propia historia.

Por el camino hemos dejado a Dios a un lado con el pretexto de que había hecho mal las cosas y hemos tomado su lugar pensando poder arreglarnos mejor sin él.

Y he aquí lo que hemos logrado: nuestro césped y nuestros árboles están enfermos, nuestros pájaros y nuestros peces también; un cuarto de la humanidad es obesa, devora y mata, mientras otro cuarto, con el estómago vacío, es devorado y matado, y el resto se queda estancado entre ambos.

Me gusta consumir. Consumo, luego soy. El cáncer es la necesidad de consumir trasladada a mis células.

El cáncer es mi vida. Es el alma del famoso sistema económico que rige el planeta y que está acabando con él, al que nosotros mismos damos de comer mientras él nos devora.

Ya lo dije, el cáncer es un amigo. Es más: es nuestro dios, a nuestra imagen y semejanza.

Eloy Roy

 Fuente: http://www.feadulta.com

LA MÚSICA DE DIOS: Dolores Aleixandre rscj



Habíamos subido a Jerusalén para la fiesta de Pascua y fuimos a la sinagoga donde el rabino leyó o más bien recitó cantando, como es la costumbre en la semana pascual, el Cantar de los Cantares. Estábamos contentos y, al salir, Felipe caminaba canturreando las palabras que acabábamos de escuchar:

“Vuélvete, vuélvete, Sulamita;

vuélvete, vuélvete, para que te veamos.

¿Qué miráis en la Sulamita

cuando danza en medio de dos coros?” (Cant 7,2)

 

Nicodemo, que siempre aprovecha la ocasión para demostrarnos que conoce las Escrituras mejor que ninguno de nosotros, comentó que los profetas hablan con frecuencia de la danza para expresar la alegría de la salvación y citó al profeta Jeremías:

 

                 “De nuevo saldrás enjoyada a bailar

                 con panderos en corros

                 y vendrán entre aclamaciones a la altura de Sión (…)

                 Entonces la muchacha gozará bailando

                 y los ancianos igual que los mozos;

                convertiré su tristeza en gozo,

                los consolaré y aliviaré sus penas” (Jer 31,4.12-14).

 

Eso nos hizo recordar la narración del éxodo que habíamos escuchado durante la cena pascual, cuando después de atravesar el Mar Rojo, Miryam, la hermana de Moisés, se puso a danzar en la orilla celebrando la victoria del Señor (Ex 15,20-21).

 

Cuando nos dimos cuenta, estábamos ya ante la puerta llamada de las Ovejas, donde hay un estanque conocido con el nombre de Betesda, que tiene cinco soportales. En ellos hay siempre muchos enfermos recostados en el suelo: ciegos, cojos y paralíticos y, como es natural, es un lugar lleno de malos olores, moscas y suciedad.

 

Nosotros nos quedamos fuera para huir de todo aquello y evitar contagios pero Jesús, a quien parecen atraerle siempre esos lugares, empezó a pasear por los pórticos mirando a los que se sentaban apoyados en las paredes o yaciendo en camillas.

 

Desde lejos le vimos detenerse y entablar conversación con un anciano inválido postrado en una de ellas y contemplamos con asombro cómo, de pronto, aquel hombre se ponía de pie, tomaba su camilla y echaba a andar con paso rápido, abriéndose camino  entre los otros lisiados que le miraban atónitos (Cf. Jn 5,1-10).

 

Cuando Jesús volvió a unirse a nosotros, Susana dijo que la familia del paralítico curado era vecina suya y que sabía que aquel hombre llevaba treinta y ocho años postrado pero que seguramente ahora estaría dando gracias a Dios con las palabras de un salmo:

 

“Cambiaste mi luto en danza,

me desataste el sayal y me has vestido de fiesta”

(Sal 30,12-13).

 

Más tarde supimos que el asunto había causado revuelo y provocado un sin fin de críticas y murmuraciones contra Jesús por haber realizado una curación precisamente en sábado: a los fariseos y escribas les daba igual que aquel hombre volviera a caminar, sólo les importaba que una ley había sido quebrantada. Por eso no nos resultó extraño oír de Jesús  estas palabras:

 

“¿A quién se parecen los hombres de esta generación? ¿A quién los compararemos? Se parecen a unos niños que, sentados en la plaza, gritan a otros:

“Tocamos la flauta y no bailáis, cantamos lamentaciones y no lloráis” (Lc 7,31-32).

 

Había un tono triste en su voz que, más allá de la queja, trataba de sacudir la incapacidad de los que le oían para salir de su anquilosamiento y comenzar a moverse en otra dirección diferente de la que esclerotizaba su mente.

 

Los estaba convocando, a ellos y a todos nosotros, a salir fuera del espacio estrecho y asfixiante de nuestras viejas tradiciones que solo nos permitían girar en círculo, repitiendo siempre las mismas ideas, las mismas preocupaciones, las mismas imágenes sobre nosotros y sobre Dios.

 

“- Abandonad vuestra rigidez y vuestras parálisis”, parecía decirnos,  “dejaos llevar por la música de Dios que os llevará más allá de vuestros calculados movimientos. El es el Tañedor de flauta que os introducirá en el ritmo de su amor. Porque lo suyo es cambiar vuestro luto en danza y desatar vuestros sayales para que os pongáis en pie y, como aquel paralítico, podáis volver a caminar por una nueva vida revestidos de fiesta”.

 

 

Dolores Aleixandre

 

(Un tesoro escondido. Las parábolas de Jesús. Ed CCS)

Fuente: http://www.feadulta.com

Prostitución sí, ateos no


Rita Barberá permite anuncios de clubes de alterne pero prohibió una campaña que negaba la existencia de Dios por considerarla “una provocación”
ELPLURAL.COM | 26/octubre/2011
Los autobuses valencianos de la Entidad de Transporte Metropolitano (ETM), empresa de titularidad pública, publicitan prostíbulos de la ciudad desde hace varios días sin que ni el Ayuntamiento ni la Generalitat hagan nada para impedirlo. Sin embargo, el Gobierno municipal que dirige Rita Barberá prohibió una campaña atea hace dos años por considerarla “un disparate y una provocación”.

 

Campaña de prostitución en los autobuses de Valencia

“Tu cita con el placer” o “Hello baby” son algunos de los mensajes en los grandes cartelones que contienen imágenes provocativas, colocados en la parte trasera de decenas de autobuses valencianos de nueve líneas distintas.

El Ayuntamiento alega que no todos llevan esa publicidad
La gerente de la Agencia Valenciana de Movilidad, de la que depende la ETM, Mar Martínez, en declaraciones a Público intentó intentó quitar hierro al asunto al justificar que “no todos llevan este tipo de publicidad”. La responsable municipal agregó que las líneas se subcontratan a empresas privadas, y “no cabe fiscalización alguna” sobre los anuncios que colocan en sus autobuses.

La Generalitat dice que no estaba enterada
La Conselleria d’Infraestructures que dirige Isabel Boning, también consultada, se excusó con que desconocía que los autobuses públicos publicitan negocios que se dedican a la explotación sexual. Aunque reconoció que “personalmente” le parece “poco éticos” estos anuncios, se limitó a decir que el asunto “se mirará y se verá si son o no oportunos”.

La prohibición a los ateos
En 2009, ni el Ayuntamiento de Valencia ni la Generalitat que entonces presidía Francisco Camps, tuvieron dudas a la hora de prohibir una campaña publicitaria de la Asociació Valenciana d’Ateus y Lliurepensadors (Avall), que habían solicitado poner publicidad en los autobuses de la Empresa Municipal de Transporte (EMT), cuyo eslogan era: “Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta la vida” . Una iniciativa, que sin embargo, fue aprobada en Barcelona.

Barberá la consideró “una provocación”
La alcaldesa valenciana, Rita Barberá, la calificó de “disparate y provocación” y aseguró que no iba a dedicar “ni un segundo a disipar el gran problema que tiene España”, en referencia la crisis económica y el índice de paro, por lo que lamentó que “cuando hay un problema serio salen otros debates para dispersar las ideas o correr un tupido velo”.

El objetivo de los promotores, sin embargo, estaba bien lejos de ser lo que Barberá intentó hacer creer. Según lo que explicaron sus organizadores, la campaña tenía el objetivo de sensibilizar a los ciudadanos ateos, no creyentes y librepensadores sobre la necesidad de hacerse visibles y de reivindicar los mismos derechos y libertades que se reconocen a otros ciudadanos por sus creencias religiosas.

http://www.elplural.com/wp-content/uploads/111282.jpg

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: