Brasil – La esclavitud sin fin


Monday 31 october 2011

injusticia-300x225

 
Estudio revela un perfil de quienes son los trabajadores esclavos y quienes los patrones esclavistas
 
La mayoría de los 20 mil esclavos son personas negras y jóvenes

Geralda Doca 
Jornal O Globo, Río de Janeiro, 26-10-2011

http://oglobo.globo.com/
Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

El principal programa de transferencia de ingreso del gobierno, el Bolsa Familia, y la fiscalización no han sido suficientes para extirpar el trabajo esclavo en Brasil. Un estudio divulgado ayer por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) trazó, por primera vez, el perfil de las víctimas del trabajo esclavo en el país. Elaborado a partir del testimonio de 121 trabajadores rescatados entre 2006-2007, el estudio mostró la baja escolaridad de los rescatados y la falta de acciones para crear oportunidades en las regiones que más ofrecen este tipo de mano de obra.

En el 67% de las familias de trabajadores liberados, existían niños y adolecentes, siendo que el 28% (casi un tercio) de ellas eran beneficiarias de Bolsa Familia. El estudio reveló también que casi el 60% de los trabajadores rescatados en el país ya fueron esclavizados antes y que la fiscalización del gobierno consiguió liberar apenas al 12% del universo de trabajadores en estas condiciones de acuerdo a datos del Ministerio de Trabajo.

La investigación apuntó la relación fuerte entre trabajo esclavo y trabajo infantil en el país: 92% del total de entrevistados comenzaron a trabajar antes de los 16 años. En promedio, a los 11,4 años, aunque cerca del 40% ya trabajaba antes.

Según Luiz Antonio Machado, coordinador del proyecto de la OIT de combate al trabajo esclavo en Brasil, Bolsa Familia ayuda a reducir la vulnerabilidad de los trabajadores porque mejora la alimentación de las familias. Pero, por sí sólo, no evita que los jefes de familias se sometan a condiciones degradantes de trabajo, con cercenamiento de libertad, lo que caracteriza el trabajo esclavo.

El Bolsa Familia es insuficiente y la fiscalización no consigue cubrir todo el país o incluso los estados con mayor concentración (de la irregularidad), afirmó Machado.

Agropecuaria concentra el trabajo esclavo

Machado destacó que el alto índice de recurrencia -59,7% de los rescatados ya habían estado en la situación de esclavitud anteriormente- se debe a la falta de alternativas, restando a los trabajadores sin calificación en las áreas rurales apenas las actividades que exigen sólo la fuerza física. Según él, también es preciso invertir en campañas de concientización frecuentes para estimular a los propios trabajadores para hagan la denuncia. En la mayoría de las veces, ellos son liberados al final de hacer el trabajo sin recibir pago por el servicio.

El ingreso medio declarado de esos trabajadores fue de un tercio del salario mínimo, siendo que un 40% informaron ser el único responsable por el ingreso de las familias que tienen, en promedio, 2,4 hijos.

Machado defiende la necesidad de acciones complementarias para tornar más efectivas las políticas públicas. Entre ellas, estimular la creación de empleos en los lugares de residencia de los trabajadores y ofrecer cursos de capacitación profesional.

De acuerdo con la investigación, 85% de los trabajadores entrevistados, además de tener una bajísima escolaridad (analfabetos y con menos cuatro años de estudio), nunca hicieron curso de calificación. En tanto, 81% declaran que gustarían hacer algún curso, principalmente los más jóvenes (95,2% de los que tienen menos de 30 años). La preferencia recae en las áreas de automóviles, operación de máquinas, construcción civil y computación.

Maranhão, Paraíba y Piauí son los exportadores de mano de obra esclava hacia otros estados. Ellos están entre los principales orígenes de los trabajadores rescatados en Goías (88%) y Pará (47%. En Mato Grosso y en Bahía, 95% de ellos eran de la propia región

Según la OIT, la agropecuaria continúa siendo el sector de mayor concentración de trabajo esclavo, sobre todo en las haciendas de caña de azúcar y producción de alcohol, como es el caso de Pará; plantaciones de arroz  (Mato Grosso); culturas de café, algodón y soja (Bahía); y levadura de tomate y caña (Tocantins y Maranhão).

Para el estudio, el reclutamiento se da, en la mayoría de los casos, por la red de relaciones personales; los «gatos» (reclutadores) y escritorios que funcionan como agencias de empleo aparecen en segundo lugar. En tercer lugar están los hoteles, pensiones y locales públicos, como las terminales de ómnibus, estaciones de trenes y calles de las ciudades.

El concepto de trabajo esclavo apuntado por la OIT considera, además de las condiciones precarias (falta de alojamiento, agua potable y baños, por ejemplo), atropello a la libertad por la presencia de hombres armados, dificultad de acceso a las haciendas y deudas contraídas de manera forzada por los trabajadores para pagar alimentación y gastos con herramientas usadas en el servicio.

El Ministerio de Trabajo informó que la cartera no comentaría la investigación porque el responsable del área de fiscalización no podía ser ubicado ayer.

Perfil de los hacendados esclavistas

El estudio de la  OIT, sobre el perfil de las víctimas del trabajo esclavo definió también quienes son los hacendados acusados de explotar ese tipo de mano de obra. En base a la Lista Sucia del Ministerio de Trabajo y en los testimonios de 12 de los 66 contactados, que aceptaron participar del estudio, la OIT concluyó que la mayoría nació en el Sudeste, tiene buena formación (enseñanza superior completa) y es afiliada a partidos políticos.

Con una edad media de 47,1 años y de color blanco, la mayoría nació en ciudades de Rio de Janeiro, Minas Gerais, São Paulo y Espírito Santo y optó por residir próximo a las haciendas, en las regiones del Nordeste, Norte yCentro-Oeste.

Formados en Administración de Empresas, Ingeniería Agrónoma y Medicina Veterinaria, declaran como ocupación ser productores agropecuarios, hacendados, administradores, comerciantes y veterinarios. Algunos de los entrevistados dijeron ser afiliados del PMDB, el PSDB y el PR. La mayoría afirma no creer en la existencia de trabajo esclavo en Brasil.

Quien está en la Lista Sucia del gobierno queda impedido de tomar créditos en instituciones públicas federales, iniciativa destacada en el estudio de la OIT.

Los «gatos» también tienen baja escolaridad como los reclutados y la edad media es de 45,8 años. La mayor parte nació en el Nordeste y vive en las regiones del Norte y Centro-Oeste.

* Además de las entrevistas con los involucrados, la OIT utilizó los datos del Ministerio de Trabajo, entre 2002 y 2007, cuando fueron rescatados 9.762 trabajadores (Geralda Doca)


 20 mil esclavos en el país
 
La mayoría de las personas son negras y jóvenes

 

Júnia Gama 
Correio Braziliense, Brasilia, 26-10-2011

http://www.correioweb.com.br/

 
La OIT divulgó ayer un perfil del trabajo esclavo en Brasil, indicando que 81% de las personas que viven en condiciones análogas a la esclavitud son negras, jóvenes y con baja escolaridad. El estudio fue hecho a partir de entrevistas con personas liberadas, reclutadores y patrones en haciendas Pará, Mato Grosso, Bahía y Goiás entre 2006 y 2007.

Además de la predominancia negra, el documento revela que cerca del 93% de esas personas iniciaron la vida profesional antes de los 16 años, lo que configura trabajo infantil, y que casi 75% de ellas son analfabetas. El estudio identificó que la mayoría de los empleadores y reclutadores, los llamados «gatos», es blanca.

Para el coordinador del área de combate al trabajo esclavo de la OIT, Luiz Machado, el dato refleja la condición de vulnerabilidad de la población más pobre al trabajo esclavo, compuesta mayoritariamente por negros. «Eso es un resquicio de la explotación colonial», afirmó. El hecho de no haber frecuentado la escuela en la infancia también es destacado por el coordinador como un inductor del problema. «El trabajo infantil quita las posibilidades futuras y facilita el camino al trabajo esclavo. Personas sin escolaridad no tienen posibilidades».

El Ministerio de Trabajo estima que cerca de 20 mil personas están sometidas al trabajo forzado o degradante en Brasil hoy. Desde 1995, más de 40 mil trabajadores fueron liberados en el país, que asumió un compromiso internacional para erradicar esa práctica antes del 2015. La coordinadora nacional de Combate al Trabajo Esclavo del Ministerio de Trabajo, , Débora Tito, relata que las políticas sobre el tema se han concentrado en lo que ella llama «pedagogía del bolsillo»

La idea es enfrentar el problema por medios de multas altas e inclusión de nombres de los empleadores en catastros negativos para que dejen de conseguir financiamientos de los bancos. «Tenemos que tornar esa práctica económicamente inviable, para que los hacendados paren de economizar a costa de la dignidad del trabajador», dice la procuradora. Según ella, la pena a para sancionar al empleador de trabajo esclavo es dos años a ocho años de prisión, pero existen pocas condenas en el país.

http://elpolvorin.over-blog.es/article-brasil—la-esclavitud-sin-fin-87627788.html

Papa Benedicto XVI llama a actuar contra la hechicería en África


El pontífice calificó como «inaceptable» que sean los niños y ancianos, principalmente, las «víctimas» de determinados «rituales».

por DPA – 30/10/2011 – 01:46
 El papa Benedicto XVI llamó a la iglesia, la sociedad y la política de África a actuar contra el fenómeno de la hechicería en ese continente, durante un encuentro con obispos africanos de Angola y Santo Tomé en el Vaticano.
El pontífice dijo que son sobre todo los niños y los ancianos las «víctimas» de determinados «rituales», lo cual no es aceptable.

De acuerdo con Radio Vaticano, Benedicto XVI habló de su próxima visita a Benin, en el oeste de África, entre el 18 y 20 de noviembre.

Durante su segundo viaje a África, presentará el documento final del Sínodo Africano de 2009 y, además, festejará junto a fieles el inicio de la misión católica en ese país hace 150 años.

http://www.latercera.com/noticia/mundo/2011/10/678-402077-9-papa-benedicto-xvi-llama-a-actuar-contra-la-hechiceria-en-africa.shtml

AÑO INTERNACIONAL DE LOS/AS AFRODESCIENTES 2011

Dos imágenes de las mujeres y la prisión en Colombia


Libardo José Ariza Higuera

Coordinador Relatoría de Prisiones

Facultad de Derecho, Universidad de los Andes.

 

La primera imagen se puede observar en un domingo de visita a cualquiera de los  establecimientos carcelarios y penitenciarios del país. Una larga fila de hermanas, madres, esposas, novias que aguardan con paciencia la hora de entrada mientras llevan en sus manos ropa limpia, útiles de aseo, una cobija, una colchoneta y una vianda de comida que el interno intentará hacer durar lo más que pueda, que comerá incluso cuando haya cambiado de olor y color. Sin perder de vista a los niñas y niñas que llevan al penal, las visitantes se organizan junto a una pared húmeda en la cual se apoyan para quitarse los zapatos de tacón y calzarse unas chanclas que junto a la obligatoria falda corta dan forma a la vestimenta común de las mujeres que van un domingo de visita a la cárcel.

El guardia instructor de caninos pasea con sus perros a lo largo de la fila aguardando atentamente a que el perro, que olfatea por igual a mujeres, cobijas y colchonetas, le dé una señal para separar a la mujer detectada. Rodeada de murmullos, escoltada por un grito de indignación lejano y anónimo, la mujer es conducida al interior de la prisión para preguntarle si está tratando de ingresar un elemento prohibido. La época de las requisas intrusivas y los tactos vaginales va quedando poco a poco en la memoria de la infamia de los centros de detención colombianos. Sin embargo, el salto a la modernidad aún está por darse, de lo cual dan testimonio los equipos arrumados y desconectados, algunos destruidos deliberadamente,  que deberían servir para realizar escáneres corporales.

La mujer niega que lleve algo y alega que viene de muy lejos a hacer efectivo su derecho a la visita conyugal. De hecho, ha pasado la noche en la calle durmiendo para ser de las primeras de la fila y recibir en su antebrazo el golpe del sello que le estampará una figura en tinta negra. El guardia duda, no sabe si dejarla entrar o prohibirle la entrada. Cualquiera de las dos opciones le resulta incómoda. La única solución es esperar a que sea detectado un número suficiente de mujeres que justifique la remisión en un vehículo del INPEC hasta el Aeropuerto El Dorado, donde se encuentra el escáner más cercano. Para cuando el trámite se ha surtido, el domingo de visita se ha acabado. La mujer se ha quedado sin visita y puede que en esta odisea la vida le haya jugado una mala pasada. Antes intentaba entrar a la prisión y ahora lucha desesperadamente buscando una salida. La odisea la ha llevado a hacer parte de las 4851 mujeres que se encuentran recluidas en las cárceles y penitenciarias colombianas.

La segunda imagen, la de la mujer recluida, se contempla en el Buen Pastor, la cárcel de mujeres de Bogotá. Los pavos reales que caminan tranquilamente en el césped  del asentamiento militar adyacente parecen observar indiferentes a los visitantes que cubren la distancia entre la Calle 80 y el portón de entrada a la cárcel. El Buen Pastor se mimetiza silenciosamente con los conjuntos cerrados que la rodean, se esconde tras las casas de la gente libre y parece confiar en que la vergüenza y el oprobio del encierro sean borrados por la misma indiferencia que hace caso omiso de las penosas condiciones de reclusión que soportan las mujeres privadas de la libertad.

El Buen Pastor tiene capacidad para albergar a 1100 internas, pero en su interior se encuentran cerca de 1800 mujeres recluidas. La aplicación de las políticas de mano dura contra la delincuencia menor preocupa por igual a internas y guardias, quienes ven impotentes como crece día a día el número de mujeres detenidas sin que la puerta se abra con tanta frecuencia cuando se trata de dejarlas salir.

El silencio del penal se mantiene al cruzar la puerta. Una interna recibe a cambio de una ficha roja billeteras, monedas y celulares que serán devueltos al dejar penal. Un jardín adorna la entrada al puesto de control y no se percibe la intensidad del bazuco que inunda a centros de reclusión como La Modelo. El silencio se ve perturbado por un sonido inusual para una prisión. El llanto y las risas de niños y niñas se mezclan y cruzan la puerta del Patio 4, en donde se encuentran las madres presas con sus hijos e hijas menores de tres años. Después, el régimen cambiará. Las madres sólo podrán ver una vez al mes a sus hijos menores de 12 años, el último domingo de cada mes.

Los niños y niñas que viven en el Buen Pastor quizá no recuerden que nacieron en el encierro, que sus primeros pasos no fueron en un patio de juego sino en un patio penitenciario, que crecieron en medio de las cuatro paredes húmedas de una celda hacinada. Si lo recuerdan, si algún día alguien les cuenta, resultará difícil explicarles por qué no fuimos capaces, o no quisimos, imaginar una imagen distinta de la mujer presa en Colombia.

Remitido al e-mail

 

John Knox: se enciende la luz de Escocia


Mario Escobar Golderos

John Knox: se enciende la luz de Escocia

Reproducción de unos presos en galeras

La valentía de Knox le costaría la libertad.

29 DE OCTUBRE DE 2011

Cuando John Knox sintió la llamada al ministerio no respondió inmediatamente. Necesitaba estar seguro de que el paso que daba era el correcto. ¿Podría él servir a Dios?

Una característica fundamental era que el temperamento de Knox era muy fuerte. Él era consciente de ello, pero al igual que muchos escoceses estaba cansado de los abusos de la Iglesia Católica.

Un ejemplo. El todavía joven reformador acudió en una ocasión a una iglesia católica en la que se hablaba abiertamente en contra de la Reforma. Cuando el sacerdote defendió desde el púlpito que la Iglesia Católica podía dictar quién era un hereje y condenarlo, Knox se puso en pie en medio de la congregación y afirmó que la Iglesia Católica estaba tan corrupta que no era quien para juzgar a nadie.

Después de aquel incidente, Knox se decidió a ser predicador. El primer sermón del reformador escocés levantó mucha expectación. La iglesia estaba repleta aquel día. Muchos monjes y sacerdotes habían acudido a la cita para desprestigiar al joven y altivo predicador.

Knox hablo sobre el libro de Daniel, capítulo siete. Describió los diferentes imperios que representaba la gran estatua de la visión del profeta, para añadir al final, que el último imperio derrotado sería el de Roma. Una Roma representada por el papado y la curia romana. Denunció las herejías de la Iglesia Católica y la vida licenciosa de los papas.

Nadie contradijo al predicador, y su sermón corrió como el fuego entre los protestantes y los católicos, que le pidieron discutir sobre el tema en privado, pero al final se negaron a aceptar sus ideas.

 La valentía de Knox le costaría la libertad . Los católicos escoceses solicitaron ayuda a Francia para asaltar el castillo de San Andrés y eliminar a los protestantes de la ciudad.

En 1543, la ciudad fue asaltada por los franceses y  Knox fue llevado a galeras . Una dura condena de la que muchos no regresaban con vida.

Siendo prisionero no dejó de denunciar las prácticas supersticiosas de la Iglesia Católica. Rechazó besar un ídolo que llevaban sus carceleros, después de una celebración religiosa. La tomó en sus manos y la arrojó al mar.

 Tras seis años de cautiverio, Knox regresó a casa. Se había forjado un líder indestructible que cambiaría Escocia para siempre.

¿Cómo ejercería Knox su ministerio? ¿Cuál sería el resultado final del enfrentamiento entre católicos y protestantes en Escocia?

Autores: Mario Escobar Golderos
©Protestante Digital 2011

Creative Commons

La Iglesia en Filipinas denuncia que la gran mayoría de los asesinatos de sacerdotes quedan impunes


DE 13 ASESINATOS EN MINDANAO, SÓLO UNO SE RESOLVIÓ

De los 13 sacerdotes asesinados en Mindanao desde 1970, sólo un caso ha sido resuelto, con la averiguación de quiénes fueron los responsables del asesinato. Otros 12 permanecen en la impunidad, según declaran las fuentes de Fides en la Iglesia en Mindanao, la isla más grande del sur de Filipinas, donde fue asesinado el 17 de octubre el misionero Fausto Tentorio.

30/10/11 6:49 AM |

(Fides) Su excelencia monseñor José Cabantan, obispo de Malaybalay y Presidente de la Comisión Episcopal para los pueblos indígenas en Mindanao, dice a la agencia Fides que “hay una cultura de impunidad que debe ser abordada con urgencia por todos los medios. Por todos estos sacerdotes asesinados, y también por muchos líderes laicos de la sociedad civil, no sabemos quiénes son los autores materiales e intelectuales y las razones que hay detrás de los asesinatos. Sólo podemos imaginar las cosas”.

Según el obispo, “el problema, incluso en el caso de P. Tentorio, es que los testigos tienen miedo. Sabemos que en el pasado había recibido amenazas de grupos paramilitares. Estos grupos están vinculados a empresas mineras para expropiar las tierras a los nativos, que el misionero defendía. Este es un punto de conflicto en el que se debe investigar”.

Monseñor Cabantan hace un llamamiento: “Como Iglesia pedimos al gobierno que realice unprograma serio de protección de testigos, para que salga la verdad y para que esta nefasta cultura de la impunidad, que reina en Mindanao, venga erradicada. Esto debería ser una prioridad en el gobierno para preservar la verdadera democracia y el estado de derecho”.

http://infocatolica.com/

La Reforma protestante, 494 años después


 

El 31 de octubre de 1517 el monje agustino Martín Lutero clavaba en las puertas de su iglesia un compendio de propuestas críticas a las prácticas de la Iglesia Católica, desencadenando el comienzo del cisma que cambió para siempre el rumbo del cristianismo universal. Años después traduciría la Biblia al alemán en un lenguaje simple y la entregaría al pueblo, cambiando para siempre la forma de vivir la fe cristiana

Al traducir la Biblia al lenguaje simple y entregarla al pueblo, Martín Lutero culminó con éxito una tarea que siglos antes habían comenzado grupos espirituales como el conformado por Pedro Valdo, alrededor de 1170. La historia del cisma protestante incluye siglos de muerte, persecución y anonimato, antes y después del nacimiento de los llamados padres de la Reforma, título que Lutero comparte con el francés Juan Calvino.
Desde sus inicios, la Biblia para el pueblo ha sido y sigue siendo el gran legado de la Reforma. Hoy por hoy, las denominaciones cristianas nucleadas en la corriente protestante mantienen con firmeza esta premisa de los primeros reformadores y bregan por brindar herramientas a los problemas actuales a la luz de las Escrituras.
El doctor en Teología y pastor protestante Jerónimo Granados visitó ayer nuestra ciudad para brindar sendas conferencias en la Iglesia Reformada Cristo Vive. Y, en diálogo con este diario, resaltó los aciertos como así también los errores que hoy día, 494 años después, definen a las denominaciones que tuvieron origen en la Gran Reforma de Lutero y de Calvino.
«No nos creamos que somos los mejores. Tenemos mecanismos, formas de ser, tenemos una fuente indiscutible como la Biblia que nos lleva a releer la tradición, la doctrina, y que nos permite una interpretación -siempre discutible- pero que nos definen como protestantes. Pero asimismo también lleva a las divisiones, se conformaron estructuras, hay verticalismo también. El hombre es pecador, el hombre cae, y la iglesia tiene imperfecciones», aclaró, sobre el principio.

El problema de la premisa «Sólo Escritura»
«Sólo Escritura, sólo fe, sólo gracia» fue el gran lema de Martín Lutero. Asimismo, a lo largo de los siglos, y conforme fue creciendo la diversidad de denominaciones cristianas, al mismo tiempo aumentó el número de interpretaciones de la Biblia. En este sentido, Granados consideró que más allá de las posibles interpretaciones, lo fundamental es no olvidar el contexto ni la correlación existente de punta a punta de la Escritura. «En la Biblia todo está relacionado, el Antiguo Testamento con el Nuevo, y siempre se vuelve a la necesidad imperiosa de leerla en su contexto. Ller un pasaje en particular, literalmente, descontextualizado, nos quita la posibilidad de ver al Libro como un todo. Las divisiones en las distintas denominaciones protestantes, o evangélicas, surgen debido a que hay una serie de elementos que depende la interpretación se dogmatizan, se convierten en doctrina. Pero en definitiva la Biblia es historia pero no es solamente historia, es filosofía pero no es sólo filosofía: es kerigma, es mensaje. Hay que buscarlo por ese lado, que dice la Biblia para la vida actual, y que dice Jesucristo para la vida actual. Su mensaje sigue siendo novedoso, sigue siendo profético, y no pasa de moda», expresó.

En busca del equilibrio
Ante la consulta Granados reconoce a medias que entre las que podríamos llamar líneas más «clásicas» surgidas de la Reforma -la valdense, la luterana, la reformada- existe un cierto equilibrio con respecto al catolicismo más ortodoxo y el pentecostaltismo más fundamentalista. Asimismo aclara de inmediato que «tenemos nuestras cosas, no nos hemos liberado de los verticalismos, porque ante todo somos humanos, y pecadores. A mí me cuesta mucho decir que nosotros tengamos algo que otros no tienen; de hecho creo que todas las denominaciones tienen algo que las otras no tienen».
Y rescata, entre los aciertos, «la educación cristiana bíblica dentro del mundo protestante, mal o bien, con más o menos fundamentalismo. Esto de tener la Biblia en mano, de compartirla, de estudiarla, de interpretarla. De mostrarle a la sociedad esto que somos, una comunidad que trabaja en pos del otro, con libertad cristiana, esa libertad que sólo es tal cuando se fundamenta en el servicio del otro».

Seguir a Jesús
Hoy por hoy, a 494 años de aquel día que Lutero clavó las 95 tesis en la puerta de la parroquia del castillo de Wittemberg, en Alemania, los protestantes se definen como pueblo-iglesia. «Y es que, siguiendo lo que dijo Lutero, la iglesia como edificio jamás fue un medio de salvación. La iglesia es el pueblo de Dios. Y ser pueblo de Dios implica seguir a Jesús. Y Jesús se metió en la sociedad, en el templo, en el Sanedrín, como así también se metió con los marginados. En síntesis tocó todos esos elementos que molestaban en su época y siguen molestando hoy en día», manifestó.
En una suerte de reflexión de cierre, el teólogo opinó que «no es que el mundo sea distinto gracias a nosotros, gracias a la Reforma. Pero sí tenemos algo que decir, tenemos algo profético que marcar, y eso es gracias a la Biblia, no gracias a nosotros. La iglesia está formada por humanos, se deja seducir, se antagoniza, como por ejemplo ahora, con temas como el aborto, o el matrimonio igualitario. Algunos grupos quedamos en el medio y ahí yo creo que sí, que tenemos una raíz evangélica, una raíz cristiana, de Cristo Jesús, de acercarnos a estos grupos marginales. ¿Yo tengo que medir con mi vara la moral o me pongo en el lugar del otro y veo que angustia, que situación difícil está viviendo esa persona en ese momento? ¿Lo dejo solo y lo condeno, o trato de ayudarlo? ¿Ponemos el dogma por delante o nos comprometemos? A mí me parece que, en este sentido, hay un compromiso de las comunidades evangélicas reformadas más explícito con ciertas cuestiones o problemáticas de la sociedad».

http://www.lavozdelpueblo.com.ar/interior.php?ar_id=65905

A %d blogueros les gusta esto: