Melómanos rinden culto en catedrales


Ian Youngs

BBC

Sábado, 5 de noviembre de 2011

iglesia inglesaA Marling la catedral de York inicialmente la intimidó.

La galardonada cantante Laura Marling y la banda Elbow son los más recientes artistas que han dejado de lado los escenarios subidos de tono y llenos de cerveza, típicos del circuito tradicional de conciertos, para presentarse en lugares sagrados.

Marling se encuentra en este momento en un tour de 16 presentaciones en catedrales inglesas, mientras Elbow tendrá a su cargo un show especial para la BBC en la catedral de Manchester.

«Es un poco intimidante este recinto, ¿no?», dice Marling, mientras observa los siete imponentes vitrales, el techo abovedado y las gárgolas que esperan ansiosas la próxima canción.

El lugar es el Chapter House de la catedral de la ciudad de York, una construcción que impresionante que se terminó de edificar en 1286, fue la sede del Parlamento de Eduardo I en 1297 y todavía se usa para las reuniones del cabildo de canónigos.

Y ahora, su hermoso cuarto octagonal construido en el siglo XIII es probablemente el escenario probablemente más antiguo en el que se ha presentado un concierto de música indie-folk, tras las dos presentaciones de Marling, quien también estará en la catedral anglicana de Liverpool, la catedral de Winchester y el vestíbulo central de Westminster.

Los rostros de piedra que fueron tallados en las esquinas de Chapter House quedaron congelados en varios estados de deleite y disgusto, pero todos los visitantes de carne y hueso veneran a Marling y sus canciones confesionales semiacústicas.

Con los espectadores embelesados, canta sobre «arrodillarse para rezar» durante Sophia, su canción final.

Pero esta es una canción sobre fidelidad romántica no sobre la fe, y sus imágenes son lo más parecido a ser religioso.

Marling es apenas una de varios músicos modernos que han decidido interpretar canciones laicas en lugares sagrados.

La tendencia

La cantautora Emmy the Great y el grupo indieBombay Bicycle Clubhicieron tours cortos en iglesias, mientras el dúo Show of Hands realizó en 2010 una serie de presentaciones bajo el nombre de Spires and Beams (chapiteles y vigas).

artista en una iglesiaEl tour de Marling por las catedrales sucede luego de que fue galardonada como mejor artista femenina británica en los Brit Awards.

«Muchas iglesias han abierto sus puertas recientemente a las artes», dice Emma-Lee Moss, cuyo nombre artístico es Emmy theGreat.

«Son lugares hermosos y siempre han albergado música en ellos. Y también, están perdiendo dinero. El mantenimiento cuesta mucho dinero así que tiene sentido», dice.

Moss agrega que una iglesia puede terminar siendo un escenario más memorable para un concierto que uno de los lugares tradicionales. «Uno puede de verdad entrar en ambiente cuando observa un techo que se extiende y se extiende y al final hay un ángel».

En Londres, la Union Chapel ha sido una pionera de este tipo de eventos, pues en su recinto se han presentado artistas como U2, Adele y Noel Gallagher, mientras continúa ofreciendo servicios religiosos.

Ahora, iglesias como St Giles-in-the-Fields y St Leonard’s, ambas en Londres, y St Philip’s, en Salford, han comenzado a aceptar conciertos seculares de manera regular.

Nuevos visitantes

Entre las catedrales, la de Manchester es la más roquera, con cinco conciertos de artistas como Anna Calvi, Wild Beasts y Turin Brakes en camino este mes.

Emmy the GreatA Emmy the Great estos escenarios sagrados le parecen hermosos. Foto: Michael East.

Los ingresos se destinarán al presupuesto para educación musical de la catedral, que contribuye a otorgarle becas a coristas de orígenes humildes.

«En estas épocas de dificultad económica, los ingresos adicionales que recibimos hace una gran diferencia y nos permite realizar nuestra misión principal, que es servir a la ciudad y sus alrededores», dice el reverendísimo Rogers Govender, deán de Manchester.

«La situación económica ha afectado nuestros ingresos y las fuentes han comenzado a reducirse».

Agrega que los conciertos también están motivados por el deseo de atraer a más personas a la catedral.

«Nos permiten atraer a la población más joven a la catedral, que a duras penas vendría por otras razones», dice.

«Cuando vienen por un concierto descubren que este edificio justo en el centro de la ciudad es una gran joya. Eso, muchas veces, lleva a que vuelvan a visitar en horas normales».

Reconoce que algunos miembros de la congregación regular no estaban muy contentos cuando la catedral empezó a recibir a cantantes laicos hace dos años.

«Los fieles tienden a ser conservadores y algunas de las quejas eran legítimas, así que hemos tenido que ver cómo organizamos estos eventos», argumenta.

«Pero en general las personas han apoyado (la idea) y entienden la necesidad de abrir el espacio especialmente a una audiencia más joven».

Las reglas

No todo está permitido y hay reglas sobre lo que pueden decir y tocar las bandas.

«Nos aseguramos, por ejemplo, que no haya groserías en las letras de las canciones, que no se difundan mensajes de maldad y ese estilo de cosas».

Los conciertos en las iglesias son apropiados para ciertos tipos de artistas, principalmente cantautores y los más artistas más calmados como las bandas indie que, en general, no tienden a escribirle himnos a Satanás.

El promotor de conciertos Maz Tappuni, quien ha organizado eventos en tres iglesias londinenses, dice: «Creo que sería difícil que un artista dehip-hop, de grime o un grupo de metal negro pudiera tocar en una iglesia».

concierto en una iglesiaLa banda Grizzly Bear de Brooklyn realizó uno de los primeros conciertos en la Catedral de Manchester, en 2009.

Pero para los fanáticos de esas bandas apropiadas, ofrece una experiencia especial, dice.

«La gente quiere algo diferente hoy en día, especialmente con la recesión y porque las personas no están pudiendo ver tanta música en vivo como en el pasado».

«Las personas vienen y se quedan pasmadas. Si uno pone un show común y corriente en un escenario típico, es más de lo mismo… la gente quiere algo diferente», dice.

Tappuni añade que los fanáticos tienden a sentarse en silencio y absorben tanto la música como el ambiente, aunque admite que le ha tocado «prender el incienso para eliminar el olor a cerveza» después de que las masas se han ido.

Moss, sin embargo, no cree que las bandas o los espectadores deberían ser más reverenciales porque están en en un ambiente religioso.

«Hemos tocado en conciertos donde los espectadores se quedan sentados, erguidos en estos bancos porque sienten que tienen la necesidad de ser reverentes», dice. «Para una banda eso nunca se siente bien».

«A los shows de Sheffield y Manchester fue un público normal y no les importó que estaban sentados en una iglesia. Afortunadamente tuvimos un público bien estridente».

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/11/111028_entretenimiento_fans_musica_iglesia.shtml

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: