TEOLOGIA DE LA MUJER: P.GERARDO JARAMILLO G.


Me llama la atención la flagrante discriminación de sexos y la discriminación de género y teniendo muy presente el recuerdo de mi madre (una mujer buena en demasía y firme en sus convicciones religiosas como un padre de la iglesia, pensando en la Hermana Judith mi hermana, que se hizo Misionera Teresita, de quien no tengo sino argumentos de santidad, por la vida que llevaba en el convento y en los equipos de trabajo donde fungió su ministerio, en Lucila y Ligia, mis otras hermanas, buenas como el pan, pensando en mi esposa, mujer excepcional, en mis dos hijas y hasta en mi nieta, que han hecho las tres a una, de mí como un ídolo que les merece aprecio, admiración, deferencia y un amor que tengo que calificar de infinito, y pensando en esos apóstoles femeninos que constituyen el grupo ó movimiento USEMI,(Unión Seglar de Misioneras)  me he sentido motivado a emprender esta reflexión teológica sobre la mujer, una meditación acerca de la grandeza (a veces ni siquiera perceptible), de la mujer.

La discriminación y minusvaloración de la mujer es la que me hace pensar en su grandeza:

– Porqué en tiempos de Jesús, la gente se extrañaba de que un hombre hablase a solas con una mujer, como se dio en el caso de la Samaritana. Jesús hablaba con ella y hasta sus apóstoles se extrañaban de que el Maestro se encontrase hablando a solas con una samaritana.

– Por qué entre los judíos, cuando iban por la calle esposo y esposa, ésta tenía que ir dos o tres pasos atrás de su esposo. ¿Porqué?

-Por qué las mujeres de algunas naciones del Cercano Oriente tienen que ir por las calles cubiertas de pies a cabeza con esos hábitos, dejando solamente los orificios para los ojos? !Qué seres más extraños parecen esas mujeres con esos atuendos que las ponen en evidente inferioridad!

En fin, en los tiempos modernos, y teniendo en cuenta la cultura occidental, podíase pensar que la mujer está al nivel del hombre en los menesteres de política pero no es así. Con todo no es verdad. Vayan brevemente dos o tres ejemplos:

– El sueldo de la mujer siempre está por debajo del que se paga al hombre.

– La posición social de la mujer siempre se supedita al estatus dell hombre, la que se palpa sobre todo en los matrimonios.

– En fin, muy de tener en cuenta es que, a la mujer se le ha concedido el derecho al sufragio solamente ahora de cincuenta años para acá, cuando a un dictador se le antojó que para conquistar simpatía y votos, darle tal dereho a la mujer era una buena jugada política. Lo que destacamos no es la igualdad conquistada por la mujer, sino que como quiera que se vean las cosas, entre nosotros, cultura occidental, la mujer, todavía es una novata en política. Todavía es sorpresa ver que una mujer, así sea de armas tomar, se lanza a la candidatura de la Presidencia de la República, o a una Gobernación, o a una Alcaldía Municipal.

Para ver las dimensiones de la Mujer,

– Quiero mostrar, así sea someramente, el gran paradigma de la Mujer: La Bendita Virgen María.

Enumero sin tener en cuenta cronología alguna, a personajes femeninos del Antiguo y del Nuevo Testamento. No callo la afirmación de que también la mujer es sujeto de pecado, pero resalto cualidades muy palmarias:

– La comparo con las flores, para hablara de su belleza y enumero algunas de sus cualidades internas como su tino incomparable, su comprensión y tinte de corazón cuando se trata de gobernar o sencillamente de mandar.

Para cerrar la reflexión mostrando la grandeza moral de la mujer, enumerando casos concretos.

NUEVA HERMENEUTICA FRENTE A LA DESIGUALDAD DE SEXOS

Desde el Génesis se pone en desigualdad al hombre con la mujer: Parece que se quiere mostrar la inferioridad de ésta en relación con el hombre.

La verdad es que no podemos quedarnos anclados en hermenéuticas superardas, sino que tenemos que acogernos a las más modernas interpretaciones del Libro Santo. La verdad revelada se nos manifiesta pregresivamente, incluso a la luz de los avances del conocimiento lógico y hasta tecnológico del hombre. La verdad es que el hombre es igual a la mujer y que ésta es igual al hombre, como creatura de Dios, como ser racional, como la mitad de la naranja. Aunque, como lo veremos en muchos puntos, se hace casi eviente la superioridad femenina sobre la masculinidad del hombre.

La cosa revelada en toda esta doctrina, es que el hombre (Hombre- Mujer), fué infiel a Dios. De tal manera que lo esencial no es que la serpiente incitó, que la mujer consintió y que el hombre asintió en la invitación de la mujer. Si otra perícope nos narra algo similar pero poniendo primero al hombre como tentador, la realidad de lo revelado no cambiaría, quedaría en pie lo enseñado por el Espíritu Santo: El hombre (Hombre- Mujer), pecó, manteniendo la tesis central, se reivindica a la serpiente que representa al diablo, se reivindica a la mujer que aparece como la causa del estado del mundo y queda en pie, a secas, que el hombre (Hombre- Mujer) que en alguno de los principales momentos de la creación fué infiel al Creador. El hombre, pues, es igual a la mujer. Y no se puede afirmar en ningún momento, que sea más pecadora Eva que Adán, ni que Adán sea más pecador que Eva.

CUANDO DIOS HACIA EL MUNDO PENSABA EN LA MUJER………………..

En este punto de mi clase, se me viene a la memoria la expresión poética del cantautor Nino Bravo, quien en su canto a América, en forma poética o mística, si se quiere, dice:

“Cuando Dios hizo el Edén
pensó en América”…

Esta frase, de un hombre del común, me sugiere muchas cosas que quiero expresar:

– Cuando Dios hizo el mundo, cuando lo dió a luz, pensó en la mujer, en la que pondría todas las cosas bellas de la creación.

– Cuando dió a luz la luz, pensó en la mujer quien daría a luz al Verbo su Verbo que era Luz. Y puso en la mujer todo lo grande y maravilloso que es dar a luz. Lo más maravilloso de la creación quedó como patrimonio de la mujer. La MUJER es una creatura Maravillosa, que al Parir está Creando, a una, con el Creador.

– Cuando maldice al demonio, piensa igualmente en que un día, un Hijo de Mujer quebrantará su cabeza, y piensa en la que en el tiempo será la Genitora de la Luz.

– Cuando Dios le dijo al hombre: “Dominad la tierra”, pensó en el proceso evolutivo que ha seguido el hombre hasta llegar a los pasmosos avances y descubrimientos de la era actual. Se puede pensar que las mujeres que paren Cerebros, paren al mismo tiempo las Fuerzas de Cambio y el Progreso de la Humanidad. En palabras más llanas, LAS MUJERES SON EVIDENTES GENITORAS DE LA EVOLUCION DEL HOMBRE, DE LA VIDA Y DEL UNIVERSO.

¡Qué grande! ¡Qué asombrosamente grande es la MUJER!. Los seis mil millones de seres humanos, hombres y mujeres, para venir al mundo han debido pasar por LAS ENTRAÑAS DE UNA MUJER siguiendo el Proceso de Dios. Los seis mil millones de hombres entre hombres y mujeres TODOS SOMOS HIJOS DE MUJER. La mujer como es hoy y como ha sido siempre, es MADRE DE LA HUMANIDAD. ¡Qué grande es ser Mujer!

DEN PASO A LA MUJER!!!!!!!!!!!!!!

¿De dónde, entonces, ese apocamioento que ha sufrido la mujer en tantos períodos de historia como en las culturas de todos los tiempos?. Fueron aberraciones culturales de las que hoy lenta pero seguramente va saliendo la mujer como la diosa de la leyenda griega, cuando iba saliendo radiante de entre las olas procelosas del inmenso mar. ¡Qué grande es la Mujer! Pero no es suficiente decirlo. Es necesario vivirlo y reconocerlo.

¡Abran paso a la mujer!…Ya ha entrado en las universidades, y ha tomado la rienda en muchas profesiones, ya es presidenta de varias naciones. Díganlo, sino, Chile, Inglaterra, Argentina, Brasil, Panamá, Alemania e Israel en tiempos recién pasados.

MUJERES GRANDES

EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

Dios ha tachonado todo el Antiguo Testamento de mujeres grandes al punto que la perícope “¿Quién encuentra una mujer fuerte? ” , que insinúa la escasez de mujeres grandes, ya aminora su rigor de regla para convertirse en excepción. Así,

– Aparece Sara, la esposa de Abraham, a la que se le puede llamar, al menos por extensión, “Abuela de los Patriarcas”.

– María, la hermana de Moisés, profetiza y guía a lo largo de la travesía por el desierto.

– Débora, la profetiza y cuarta Juez del Pueblo de Dios.

– Judith, que enjaezada con vistosas ajorcas, pulseras, anillos y aretes y embellecida para la conquista, se va al lecho del enemigo del pueblo y corta la cabeza de Holofernes de un golpe, para presentarla como trofeo de triounfo al ejército de los Hebreos.

– Ruth, la Moabita , estoicamente fiel con Noemí, fiel hasta las últimas consecuencias….

-Para concluir con María, la llena de gracia, la elegida por Dios para ser la Madre del Verbo de Dios, grande por encima de la grandeza de todos los elegidos de Dios.

EL GRAN PARADIGMA DE LA MUJER

Cuando el ángel la saluda, le dice precisamente: “Ave, gratia plena, dominus tecum..Dios te salve, llena de gracia, bendita tú entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre”. María, lo más grande de la creación  de Dios es el máximo paradigma de la mujer. La grandeza del paradigma habla muy a las claras del sujeto paradigmático que es la mujer.

¿Que no conoce varón? Tranquila que: “El Espíritu    Santo te cubrirá con su sombra” .

Isabel la saludó como la Madre de “Mi Señor”, a lo que ella con humildad responde:

“Engrandece mi alma al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador,

Porque ha mirado la bajeza de su esclava.

Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones,

Porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso, santo es su , nombre,

Y su misericordia es de generación en generación a los que le temen. Hizo proezas con su brazo,

Esparció a los soberbios en el pensamiento de sus corazones,

Quitó de los tronos a los poderosos, y exaltó a los humildes.

A los hambrientos los colmó de bienes, y a los ricos envió vacíos,

Socorrió a Israel su siervo, acordándose de su misericordia, de la cual habló a nuestros padres, para con Abraham y su descendencia para siempre.

MUJERES GRANDES EN EL NUEVO TESTAMENTO

Con María, también aparece el  Nuevo Testamento tachonado de mujeres grandes o de grandes cosas protagonizadas por ellas, como:

– En una madre joven que reconviene a su hijo, cuando ella no es más que una niña y el niño reconvenido es el Hijo de Dios Padre, Dios como el Padre y como ell Espíritu Santo. El espectáculo para los ángeles debió de ser verdadero éxtasis, arrobo y estupor. “Tu padre y yo te hemos buscado con preocupación”. A lo que él contesta: “¿No sabíais que yo debo ocuparme acerca de las cosas que son de mi Padre?”.

-En una samaritana, que con estupor para los judíos, habla a solas con el Profeta. “Verdaderamente tú eres un profeta”, le dice convirtiéndose en una profetiza.

– En una pecadora arrepentida que lava con bálsamo los pies de Jesús, y los seca con su blanda cabellera.

– En una María que lamenta la ausencia de Jesús cuando ya ha muerto Lázaro. “Si tú hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto”.

-En esa mujer María, que sigue paso a paso a Jesús por el camino de la amargura, hasta verlo clavado, crucificado y puesto en alto en la cima del gólgota .

– En esa mujer, que en medio de los apóstoles recibe el fuego del Espíritu Santo el día de Pentecostés.

– En esa mujer que se va al cielo, que es virgen todavía después del parto y que ha sido purificada del pecado en el primer instante de su ser natural…Que lo expliquen los más modernos hermeneutas.

Negar el misterio porque no se entiende es la manera más ingenua de negar una verdad.

Se agotan las palabras para ponderar la grandeza de esta mujer, María, ante el hecho del misterio de la Encarnación del Verbo. Es decir, entre el hecho misterioso y aterrador de la Maternidad Divina. Ante este misterio todas las demás prerrogativas, gracias, dones, carismas, cualidades, etc., plenitud de gracias, son apenas pinceladas sueltas en esa cósmica pintura que es el universo.

El gran misterio de la Encarnación del Verbo ó de la Maternidad Divina de María, deja  todos los privilegios, dones y demás que adornan  a María , apenas como punticos brillantes ante la plenitud de gracia que significa para ella aquello de ser Madre de Dios, Deigénitrix…Teotocos.

LAS MUJERES SE COMPARAN A LOS ANGELES

Y extrajo Dios del cuerpo de Adán una costilla y con ella formó  un nuevo ser, parecido al de Adán, pero mucho más hermoso: De tener alas, hubiérase pensado que era un ángel. Lo adornaban todas las facciones de un ángel, delicado, tierno, amoroso. Adán admirado, dijo: “Esta sí es carne de mi carne y hueso de mis huesos”. Era Eva, la compañera de Adán, la madre de todos los vivientes.

Ambos a una fueron infieles a Dios y desde entonces la humanidad carga con ese pecado que llaman pecado original. El tendrá que laborar la tierra, cocreando a una con Dios y ella parirá con dolor todos los seres humanos que vengan a este mundo , hombres y mujeres, no sin dolor parirá a todo ser humano que Dios haya de crear, con todo: Mientras Adán crea cambiando la tierra y aportando fecundidad a la mujer, ésta crea aportando un elemento vivo, el óvulo materno nacido de  su propia entraña.

Eva:

– Es igual a Adán por naturaleza y por esencia.

– Es parecida a los ángeles por su ternura, amor y comprensión.

– Y es Cocreadora con el Creador por el aporte vivo de su propio cuerpo, el óvulo femenino.

¡¡¡Qué timbre de gloria y qué argumento de grandeza!!! LA MUJER ES GRANDE!!!

NO EXCENTA DE PECADO

La grandeza de la mujer, sin embargo, no la hace exenta de pecado, Eva como su esposo, llevan en si la proclividad al mal,y gozan por voluntad  de Dios, del don de la libertad. Hay toda una pléyade de santas, pero no podemos negar que también mujeres ha habido que han tocado fondo en el piélago del mal y del pecado.

Grandes santas fueron: Cecilia, Helena, Mónica, Clara, Catalina de Cena, Juana de Arco, Teresa de Jesús, Laura Montoya, Teresa de Calcuta, sin tener en cuenta las grandes santas del primitivo cristianismo.

LAS MUJERES

SON LAS FLORES DEL JARDIN DEL MUNDO

Ellas son de la familia de las flores….extremadamente amantes de las flores, son altamente parecidas a las mismas, pero se acerca más a la verdad decir, que las mujeres son las flores de este hermoso jardín que es el   Planeta Tierra.

Debajo de unos pétalos delicados, está el fruto o la semilla que multiplicará los frutos en el futuro. Así es la mujer, detrás de unas facciones bellas esconde nada menos que el germen de la vida.

Su belleza no es cualidad superflua. Son como los pétalos delicados que al tiempo que esconden la semilla, el fruto, el germen de la vida, lo hacen agradable, atractivo y apetitoso. Así , el atractivo femenino deja de ser un pecado de vanidad, la belleza de la mujer está relacionada con la prolongación de la especie humana.

A este propósito tenemos que decir que la belleza femenina debe de ser cutivada y debe buscarse como incentivo de prolongación  de la especie. Por tanto tenemos que decir que la belleza en la mujer más que un pecado, es un deber y más que un vicio es una virtud y una virtud que se debe cultivar.

Por supuesto que no nos referimos a la belleza de farándula sino a lo que se posee en el alma y que hace parte de la hermosura de ser MUJER.

Como las margaritas se menean al menor paso del viento, no hacen con ello otra cosa que buscar el polen que flota en el ambiente ó en el zumbido de las abejas, así la mujer que embellece su cuerpo y lo muestra en sociedad, no hace otra cosa que abrir caminos anchos a la propagación y prolongación de la especie,  en obediencia al mandato Divino de “Creced y multiplicaos”.

LIDERA TENIENDO EN CUENTA

ENTENDIMIENTO Y CORAZON

El hombre generalmente manda y es seco en sus órdenes. Da leyes y organiza códigos, códigos que nunca tienen fin. Consulta la mente para mandar. La mujer le supera en el estilo de liderar y conducir porque intuye más que el hombre en su circunstancia y porque es profundamente intuitiva , porque en toda circunstancia es mucho más comprensiva. Si sabe de leyes, lee más el espíritu que la letra. Hace más jurisprudencia que constituciones  férreas e invariables. “Dura ley sed lex es muy de hombres”. En cambio, Dura lex sed interpretanda est”, es más de las mujeres, dura es la ley, pero la ley tiene su jurisprudencia. El hombre consulta más la mente.La mujer en cambio consulta más el corazón. No olvidemos que hasta la Palabra de Dios, aunque es inmutable, tiene su hermenéutica. No por eso deja de ser sujeto de una hermenéutica profunda que la humaniza. Dios es un misterio que al expresarse al hombre se antropomorfiza. En cambio el hombre para ser entendido a lo divino, se teomorfiza. El mejor intérprete de Dios, el mejor teólogo, por esa razón tiene que ser un místico. Fué Pablo en que frase lapidaria expresó lo que nosotros tratamos de explicar: “La letra mata, pero el espíritu vivifica”.

Oh , si, la MUJER es grande porque es intuitiva, comprensiva, porque de las leyes hace la jurisprudencia…..porque es comprensiva.

SAL DE LA TIERRA

Fué a los apóstoles a quienes Cristo dijo: “Vosotros sois la sal de la tierra…pero si la sal se corrompe, con qué se salará?”.Traigo a colación esta sentencia evangélica para recordar que las mujeres en general son más ajenas a la corrupción. En la administración son más rigurosas, en la teneduría de libros son más meticulosas, en el trato los demás son más delicadas. Y en materia de ecología son más sensibles: Como las linfas conversan con el agua.
GRANDEZA MORAL DE LA MUJER

Cabe aquí una palabra sobre la grandeza moral de la MUJER, para lo  cual simplemente quiero enumerar hechos que son más dicientes que las palabras:

HECHO 1: En la clínica ó en el hospital, qué cuadros los que se ven,  Mujeres que se dan a la creatura que  acaba de nacer. Esa creatura indefensa que ya busca la leche materna es solo un complejo de amor con su mamá. La madre en toda su plenitud física , es un gigante moral  ante la total indefensión de una creatura, que no sabe sino un idioma, el del llanto.

HECHO 2: Pero destaco la actitud de un hijo  prematuro que está a muy pocos segundos de morir. La madre ha llorado, pero sostiene su bebé en agonía con una actitud  de sometimiento a la voluntad del Creador, que poduce verdadero pasmo en los que la rodean. ¿Cómo se llama ésto? ¡ GRANDEZA MORAL!

HECHO 3: Este aceptar con la expresión de Job: “Dios me lo dio, Dios me lo quitó”. Y luego de muertecito el niño prematuro , dice : “Apenas salió de mi seno para volar al de Dios”. ¿ Cómo se llama ésto?  ¡GRANDEZA MORAL!

HECHO 4: Esta señora que ha sufrido  una agonía de su hija a causa de un terrible cáncer que le produce los más espantosos  dolores, está ahí firme, con su rosario en la mano, presenciando los últimos momentos de agonía de su hija. Ora con los ojos en Dios y sin derramar una lágrima en el momento en el que el alma de su hija  se desprende de su cuerpo y se va hacia  Dios. Esto se llama  GRANDEZA DE ALMA, GRANDEZA MORAL.

HECHO 5: A una madre le entregan su hijo descuartizado. Manos y piernas separados de su cuerpo, y la cabeza, igualmente separada del tronco. Ella lo recibe, junta las diferentes partes del cuerpo y eleva una oración , y mientras otros buscan la manera de darle sepultura, ella está firme al pie de su hijo descuartizado. No llora aunque tiene el alma destrozada como el cuerpo de su hijo. Esto se llama firmeza de roca, GRANDEZA MORAL.

HECHO 6: Llevan al esposo a urgencias y desde la hora y punto la esposa o una   de las hijas, están al pie del papá, sin importarles la incomodidad, ni el frío, ni la imposibilidad para dormir. ¡QUE GRANDEZA MORAL LA DE LA MUJER!  Está junto a la camilla del esposo y si es una ó dos  ó más noches , la esposa está allí en vela con una constancia y entereza inigualables. ¡GRANDEZA MORAL!.

Centenares de casos  se pueden describir, solo comparables  con el caso de la bendita Virgen María, cuando veía que su hijo era clavado en la cruz,mientras permanecía enhiesta aunque  su corazón estaba atravesado por una cruel espada. Sólo pensabe en la salvación del mundo. Incomparable GRANDEZA MORAL!!!!.

Todo esto muestra con evidencia, cómo la grandeza morallas mujeres está muy por encima de la de los hombres.

CONCLUSION

Al principio de la creación, cuando Dios hizo la luz la bendijo “diciendo que era buena”. Luego, después de cada día, bendijo la obra “Reconociendo que era buena”. ¡Qué curiosidad! . Cuando al sexto día hizo al hombre: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza, conforme a nuestra semejanza,….varón y hembra los creó”. (Gén.1, 16-7),  Dios no tiene la expresión:  «Y vió que era bueno”. ¿Esperaba la inminente caída por el pecado? Que lo digan los hermeneutas. Lo cierto es que en el Cantar de los Cantares, por medio del autor sagrado, con el tema místico de la Amada de Dios que es el alma que le ama, se deshace en alabanzas de la mujer, de su belleza y hermosura. No dice Dios “Que era buena, sino que transportándonos al Cantar de los Cantares  abunda en el tema : “Qué hermosa eres y cuán suave, oh amor deleitoso, tu estatura es semejante a la palmera” (7, 6-7) y tantas cosas más.

Bajo la forma mística de la amada, Dios, que se abstuvo de decir  que lo hecho bueno era, se excede en toda clase de alabanzas, en donde queda muy en alto la belleza, la grandeza, la altura y dignidad de la mujer que sale de sus manos.

Ella, la mujer, profetizará: “Me hizo grande el que es Todopoderoso”…y de la grandeza del paradigma participan todas.

ME HIZO GRANDE EL QUE ES TODOPODEROSO POR ESO BIEVENTURADA ME LLAMARAN TODAS LAS GENERACIONES. Dado que la encarnación del Verbo en cierto sentido es en el cosmos, en el planeta, haciéndonos un poco al sentir Teilhardiano de este gran misterio, también podemos agregaar, que la  Encarnación fué en la humanidad y por tanto fue en la MUJER.

Quiere de que la MUJER está mucho más cerca del gran misterio de la encarnación, más que nadie está inmersa en el proceso de la Cristificación cósmica…..¡Oh! por donde se la mire, ¡ LA MUJER ES GRANDE!

Gerardo Jaramillo González

Presbítero

Medellín, septiembre 2 de 2011

Fuente:http://gerardojaramillog.wordpress.com/

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. NICU CRISTIAN RIMBA
    Nov 30, 2011 @ 15:08:43

    MUY GRANDES Y MUY SABIAS PALABRAS!!!LA MUJER ES DIVINA PORQUE ASI LO CREO NUESTRO PADRE DIOS Y SIENDO LA MITAD NUESTRA ,LOS HOMBRES. ELLAS SON UN APORTE,UN SABIO CONSEJERO,UNA LIDER EN MUCHAS DECISIONES QUE NOSOTROS LOS #ADANES# NO SABEMOS COMO TOMARLAS.MUCHO.ASI QUE MUCHO AMOR POR NUESTRAS MUJERES.GRACIAS POR LA EXISTENCIA.

    Responder

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: