Las parejas gays podrán casarse en las iglesias luteranas de dinamarca


Posted by  on noviembre 23, 2011

Mientras aquí el presidente de la Conferencia Episcopal, Rouco Varela, sigue erre que erre contra la ley del matrimonio entre personas del mismo sexo, en otros países siguen avanzando. Dinamarca, el primer país del mundo en regular en el ya lejano 1989 las uniones civiles gays, aprobará próximamente el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Y además, como ya avanzó nuestro compañero Jose en Ambiente G, las parejas gays podrán casarse en las iglesias luteranas de Dinamarca. Dentro de la Iglesia estatal luterana se encuentra el 80% de los 5,6 millones de habitantes del país.

Hasta ahora, la iglesia luterana danesa ofrecía pequeñas ceremonias para bendecir a las parejas gays, a pesar de la oposición de parte de sus pastores. Pero a partir de la primavera boreal del próximo 2012, en las iglesias se podrá contraer matrimonio de forma legal, según ha informado el ministro de la Iglesia, Manu Sareen, a pesar de las presiones de parte de la iglesia luterana. Aún así, los pastores daneses mantendrán el derecho a no casar en sus iglesias si va contra su forma de pensar.

@AmbienteG

http://www.enewspaper.mx/?p=53375

Reflexiones sobre Adviento—»Veréis venir, al Hijo del Hombre… a Colombia»


por Alix Lozano

Esta es la primera parte de  nuestra serie de cuatro reflexiones sobre Adviento, al reflexionar sobre la  paz y la justicia desde nuestra perspectiva de trabajo con los pacificadores  locales en Colombia. Cada pieza refleja en la lectura del Evangelio del  domingo siguiente.

 

Por favor lee y comparte con tu  familia, amigos, compañeros de trabajo y comunidad de fe.

 

 

Pero en aquellos días, después de esa tribulación,

      «se oscurecerá el sol

      y no brillará más la luna;

las estrellas caerán del cielo

      y los cuerpos celestes serán sacudidos».

«Verán entonces al Hijo del hombre venir en las nubes con gran poder y gloria. Y él enviará a sus ángeles para reunir de los cuatro vientos a los elegidos, desde los confines de la tierra hasta los confines del cielo.

 

      «Pero en cuanto al día  y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo,  sino sólo el Padre. ¡Estén alerta! ¡Vigilen! Porque ustedes no saben cuándo  llegará ese momento. Es como cuando un hombre sale de viaje y deja su casa al  cuidado de sus siervos, cada uno con su tarea, y le manda al portero que  vigile. 

«Por lo tanto, manténganse despiertos, porque no saben cuándo  volverá el dueño de la casa, si al atardecer, o a la medianoche, o al canto  del gallo, o al amanecer; no sea que venga de repente y los encuentre  dormidos. Lo que les digo a ustedes, se lo digo a todos: ¡Manténganse  despiertos!» –Marcos 13:24-37

 

 

El relato de la venida del Hijo  del hombre, está ubicado en el centro de este discurso de tipo escatológico.  La conmoción cósmica es típica de la profecía y la apocalíptica para  introducir las grandes intervenciones de Dios y darle un viraje a la  historia. La parusía (presencia) se presenta como el día de la gran reunión  de todo el pueblo de Dios; por esto, no puede ser un día de miedo sino de  alegría.

 

Respondiendo a la pregunta sobre  el «cuándo», Jesús afirma que lo importante no es alimentar la pasividad y el  miedo esperando la destrucción del mundo o el juicio final, sino aprender a discernir  los signos de los tiempos, a leer la voluntad de Dios en todos los  momentos de la vida, y a estar vigilantes para asumir responsable y  creativamente la construcción del reino de Dios. El llamado es a vivir  en plenitud el tiempo presente y esperar la Parusía de Jesús con gozo. La  preocupación no debe ser por «cuándo» vendrá Jesús, sino por encontrarlo  ahora que está viniendo continuamente, que está presente. Jesús resucitó y  vive en medio de todos y todas. El asunto no es que «vuelva», porque en  realidad nunca se ha ido. Lo que se espera es la manifestación gloriosa  de este Jesús que siempre ha estado en medio de su pueblo.

http://kaired.org.co

Huelga bananera de indígenas de Panamá, Costa Rica y Nicaragua


Son 500 trabajadores bananeros que se mantienen en huelga en el sector de Costa Rica, Sixaola, frontera con Panamá.
Frenadeso | Para Kaos en la Red | 22-11-2011 a las 23:44
www.kaosenlared.net/noticia/huelga-bananera-indigenas-panama-costa-rica-nicaragua

Desde el jueves 10 de noviembre, indígenas Ngäbe Buklé (Guaymíes) de Panamá y Costa Rica mantienen una huelga por mejpores condiciones de trabajo contra de la empresa Corporación  Desarrollo Agrícola del Monte S.A.
Son 500 trabajadores bananeros que se mantienen en huelga en el sector de Costa Rica, Sixaola, frontera con Panamá.
Exigen un aumento de salario, el pago de las horas extras (ya que si trabajan más de las ocho horas no se las pagan), ellos se mantendran en esta huelga hasta recibir respuestas por parte de la empresa.
Los Trabajadores han recibido muestras de solidaridad de organizaciones ticas como UNDECA, SINTRAJAP, ASDEICE, APSE, SEC, SITEPP, del SUNTRACS de Panamá y de las organizaciones miembros de la Plataforma Sindical Común Centroamericana (PSCC).
Adjuntamos fotos y comunicados en pdf.
http://www.frenadesonoticias.org

Anglicanos estadounidenses tendrán su Ordinariato en enero


Baltimore (Estados Unidos) , 23 Nov. 11 (AICA)
El cardenal Donald Wuerl, arzobispo de Washington, anunció, durante el encuentro plenario de otoño de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos (USCCB) reunidos en Baltimore, que los anglicanos de los Estados Unidos que pretenden la plena comunión con la Iglesia Católica tendrán un ordinariato a partir del 1 de enero próximo. El cardenal Wuerl es el delegado del Vaticano para la instrumentación de la Anglicanorum Coetibus en los Estados Unidos.

Este documento es la Constitución Apostólica de Benedicto XVI de 2009, que ofreció una manera a los grupos de anglicanos de entrar en la Iglesia Católica a través del establecimiento de ordinariatos personales, un nuevo tipo de estructura canónica.

Estos ordinariatos son regiones geográficas similares a las diócesis pero, por lo general, de alcance nacional. El primero se estableció en Inglaterra; el de Estados Unidos será el segundo.

Las parroquias de estos ordinariatos son católicas pero mantienen elementos de su herencia anglicana así como prácticas litúrgicas. Serán dirigidos por un “ordinario” que tendrá un papel similar al de un obispo, pero que puede ser obispo o sacerdote.

El ordinario para los Estados Unidos será nombrado el 1 de enero de 2012.+ 

En la iglesia más antigua, los viejos rejuvenecen


DANIEL SHOER ROTH:
 

El padre Eduardo Alvarez bendice los alimentos el lunes en la cafetería de la iglesia católica Gesu.
El padre Eduardo Alvarez bendice los alimentos el lunes en la cafetería de la iglesia católica Gesu.

Hector Gabino / El Nuevo Herald

DSHOER@ELNUEVOHERALD.COM

En el sótano de la Iglesia Gesú, el primer santuario católico de Miami, un grupo de ancianos hispanos de bajos ingresos ha encontrado el tesoro de la juventud.

Rodeados por pinturas de las santas patronas de los países hispanoamericanos que decoran las paredes, Iglesia Gesú, en el downtown de Miami, los ancianos se reúnen diariamente a comer, cantar, bailar, pintar, declamar poesía, navegar por internet y disfrazarse. Para celebrar el Día de Acción de Gracias, por ejemplo, algunos irán vestidos como peregrinos ingleses y otros como indios norteamericanos.

Pero lo más importante es que ya no se sienten solos, aunque vivan solos. En la iglesia han formado, según dicen, una nueva familia, al punto de que cuando uno de los asistentes habituales no aparece por un par de días, sus compañeros llaman a averiguar qué sucede.

“Es una convivencia que no la hay en otro lugar”, comentó Mario Algarra, colombiano de 70 años que reside en North Miami. “Venimos a almorzar, pero más que todo a hablar de los deportes, la política, de los periodistas que escriben en El Nuevo Herald”.

El asueto de Thanksgiving es el día del año establecido formalmente para expresar gratitud, aunque para algunas personas lo que representa es el inicio de la temporada de compras navideñas.

Sin embargo, para ancianos como Algarra, que pudieran vivir lamentándose de sus penas, la festividad es un día como cualquier otro, ya que a diario están agradecidos, en este caso con la iglesia que les da sustento.

El Centro Gesú para la Tercera Edad fue fundado en 1974 por la hermana dominica Maura Phillips con el propósito de atender a los ancianos pobres del downtown y La Pequeña Habana. Con el tiempo, las actividades de nutrición y recreación quedaron en manos de otra congregación dominica, las Hermanas del Santo Rosario, siempre bajo la égida de los sacerdotes jesuitas que fundaron la iglesia en 1896.

Gesú, en sus orígenes llamada Sagrado Nombre de Jesús, nació cuando Miami todavía no había sido incorporado. Entonces, la diócesis que regía la Florida tenía sede en San Agustín. Al ver que Miami crecía aceleradamente a finales del siglo XIX, el pionero Henry Flagler, que era de fe presbiteriana, donó nueve lotes de tierra a los jesuitas para erigir una iglesia y un colegio.

La iglesia original de madera, que costó $3,600, fue reemplazada en 1922 por el actual templo rosado en 118 NE 2nd Street.

Mientras que otros centros comunitarios e iglesias del downtown cerraron a partir de la década de los 70, Gesú se mantuvo en pie, luciendo su arte barroco y los imponentes vitrales germánicos que plasman la historia de Jesús y María. La escuela, no obstante, fue clausurada por el éxodo de familias a los suburbios que escapaban del alto índice delictivo en el centro de la ciudad.

“La supervivencia de esta iglesia se debe la filosofía de los jesuitas de trabajar con los pobres, marginados y necesitados”, explicó el padre Eduardo Alvarez, que conoció la parroquia que lidera a los 16 años, poco después de llegar a Miami con la Operación Pedro Pan. En aquellos días, el Colegio de Belén operaba dentro de la parroquia.

La iglesia atrae a decenas de ancianos hispanos porque ofrece, de lunes a viernes, desayuno y almuerzo gratis, aunque se sugiere una donación voluntaria de $1. Su ubicación céntrica de fácil acceso en trasporte público es otra ventaja.

Eso fue lo que motivó en el 2006 a Luis Antonio Flores, nicaragüense de 67 años que reside en un complejo de apartamentos subsidiados por la Iglesia Católica en el noroeste de Miami-Dade y subsiste con cheque de $694 del Seguro Social.

Flores despierta en la madrugada, emocionado por las sorpresas que le traerá el día. En Nicaragua, era maestro de artes plásticas, pero al emigrar a Estados Unidos tuvo que trabajar por años en la agricultura. En la iglesia, sin embargo, rescató su pasión por las artes y se dedica a reparar imágenes dañadas de los santos – tanto de Gesú como de otras iglesias vecinas – en una esquina del sótano conocida como la “clínica de los santos”.

El lunes, mientras que el resto de los visitantes socializaba y se dedicaba a comer hamburguesas en mesas decoradas con pavos de cartón, Flores reconstruía una imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre a la que se le había desprendido la cabeza.

“Vengo a comer acá, pero le entrego a la iglesia un poco de mi conocimiento”, expresó Flores. “Nos dan una ayuda magnífica en lo espiritual. En este lugar uno se siente diferente. De lo contrario, estaría solo en mi casa. Estoy agradecido”.

Read more: http://www.elnuevoherald.com/2011/11/22/1070711/daniel-shoer-roth-en-la-iglesia.html#ixzz1eXcf4oyC

Dinamarca permitirá los matrimonios homosexuales en la iglesia


«Esperamos que las bodas homosexuales sean ya una realidad en la primavera de 2012», dijo el ministro de la Iglesia Manu Sareen, citado por los medios.
  EL UNIVERSAL
miércoles 23 de noviembre de 2011  07:29 AM

Copenhague.- Los homosexuales daneses podrán contraer matrimonio en las iglesias del país gracias a un cambio en las leyes que regulan estas uniones religiosas, según anunció hoy el Gobierno.

Dinamarca se convirtió en 1989 en el primer país que aprobó el matrimonio civil para parejas del mismo sexo. Y la iglesia estatal luterana, a la que pertenece el 80% de los 5,6 millones de daneses, lleva tiempo ofreciendo breves ceremonias para bendecir a las parejas gays al final de la misa, pese a la oposición de algunos clérigos, indicó DPA.

Ahora, el Ejecutivo tiene previsto introducir la modificación a la ley del matrimonio a comienzos de 2012.

«Esperamos que las bodas homosexuales sean ya una realidad en la primavera de 2012», dijo el ministro de la Iglesia Manu Sareen, citado por los medios.

No obstante, según Sareen, los religiosos daneses mantendrán el derecho a rechazar casar a parejas del mismo sexo.

http://www.eluniversal.com/internacional/111123/dinamarca-permitira-los-matrimonios-homosexuales-en-la-iglesia

El papa cesa a otro obispo irlandés implicado en un caso de pederastia


23 de noviembre de 2011  07:00 hrs
Benedicto XVI aceptó hoy la dimisión exigida al obispo de la diócesis irlandesa de Derry, Seamus Hegarty, de 71 años, acusado de estar implicado en un «pacto secreto» para solucionar fuera de los tribunales un caso de abusos repetidos por parte de un sacerdote a una niña de ocho años.

La dimisión le fue aceptada en conformidad con el artículo 401/2 del Código de Derecho Canónico, que dice: «Se ruega encarecidamente al obispo diocesano que presente la renuncia de su oficio si por enfermedad u otra causa grave quedase disminuida su capacidad para desempeñarlo».

En marzo de 2010 el diario irlandés «The Belfast Telegraph» desveló que el obispo de Derry (Irlanda del Norte), Seamus Hegarty, estuvo implicado en un «pacto secreto» sellado para solucionar fuera de los tribunales un caso de abusos repetidos de una niña que tenía ocho años cuando empezaron los maltratos a manos de un sacerdote cuya identidad no ha sido facilitada.

La víctima explicó al periódico que sufrió abusos durante un periodo de diez años, pero indicó que no lo había denunciado hasta ahora porque había firmado una cláusula de confidencialidad.

Al parecer, la joven recibió unas 12.000 libras esterlinas (unos 13.400 euros) y una carta de disculpa del supuesto agresor, un cura de la diócesis de Derry.

Seamus Hegarty es el quinto obispo irlandés cesado tras los numerosos casos de abusos sexuales a menores por parte de clérigos en Irlanda, que salieron a la luz en 2009, cuando se conocieron dos informes oficiales que desvelaron que durante décadas centenares de niños irlandeses sufrieron abusos sexuales por parte de sacerdotes.

El Informe Ryan sacó a la luz que en los últimos 70 años miles de menores sufrieron abusos sexuales y torturas físicas y psíquicas en instituciones estatales regentadas por religiosos.

El informe Murphy desveló que 400 niños fueron víctimas de abusos por 46 sacerdotes de la archidiócesis de Dublín desde 1975 a 2004.

Tras conocer estos casos, Benedicto XVI manifestó que estaba «asolado y angustiado» y que compartía con los fieles la «indignación, la traición y la vergüenza» por esos delitos sexuales.

Numerosas personas y grupos de víctimas, mostraron, sin embargo, su decepción al considerar que el Pontífice se olvidó de la responsabilidad del Vaticano y de la jerarquía católica local al dirigir principalmente sus críticas solamente hacia los sacerdotes.

Recientemente, el Gobierno de Irlanda acusó al Vaticano de haber obstaculizado e intentado frustrar las investigaciones de una comisión oficial sobre abusos sexuales cometidos por sacerdotes católicos en la diócesis irlandesa de Cloyne entre 1996 y 2009.

El 13 de julio el Gobierno irlandés publicó un nuevo informe sobre abusos sexuales cometidos contra menores en la diócesis de Cloyne por 19 clérigos, así como la respuesta de las autoridades eclesiásticas de esa diócesis a las denuncias de agresiones.

El Vaticano señaló en un comunicado que «en ningún momento intentó interferir con la Justicia irlandesa o impedir a las autoridades civiles que ejercieran su labor» y rechazó, asimismo, la acusación de que entorpeciera los esfuerzos de la Iglesia de este país a la hora de afrontar los abusos sexuales sobre menores cometidos por sacerdotes.

http://noticias.terra.com.pe/internacional/el-papa-cesa-a-otro-obispo-irlandes-implicado-en-un-caso-de-pederastia,6513608c640d3310VgnVCM4000009bf154d0RCRD.html

Abuelos que se ven ‘usados’ por sus hijos para cuidar los nietos


Abuelos que se ven 'usados' por sus hijos para cuidar los nietos
Un estudio desvela abusos y la figura del ‘abuelo-guardería’

22 DE NOVIEMBRE DE 2011, MADRID

 El 50% de abuelos cuidan a los niños casi a diario y el 45% casi todas las semanas. Se han convertido en el colchón protector de muchas deficiencias sociales, pasando a ser auténticos educadores y se sienten con ‘una vida hipotecada’. No obstante, la relación de los abuelos con sus nietos es mejor que hace años

Los abuelos y abuelas españoles se sienten «angustiados» y «utilizados» por unos hijos que delegan excesivamente en ellos el cuidado y la educación de los nietos.

Y la línea divisoria entre el disfrute que les produce poder pasar tiempo con los pequeños y el agobio de una excesiva responsabilidad en su cuidado viene marcada claramente por la clase social:  a menos recursos económicos, menos ayuda externa (canguros, guarderías…) y, por tanto, mayor dependencia de los abuelos.

 ESTUDIO DE LA FAD
Estas son las principales conclusiones del estudio «Abuelos y abuelas… para todo. Percepciones en torno a la educación y el cuidado de los nietos», realizado por la Federación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) y Obra Social Caja Madrid, que ha sido presentado hoy en rueda de prensa.

El punto de partida de la investigación son unos recientes datos del IMSERSO que revelan que el 50% de los abuelos cuidan a sus nietos casi a diario y el 45% casi todas las semanas.

El trabajo, que es una aproximación de carácter cualitativo por lo que no ofrece porcentajes, se ha realizado a través de seis grupos de discusión, en los que han participado abuelos elegidos según la edad de los nietos, según la clase social, según la convivencia continua con nietos o no y según el hábitat.

Además, se han creado dos grupos mixtos, integrados por padres y abuelos, diferenciados también según la edad de los nietos.

El estudio pone de manifiesto que los abuelos y las abuelas se han convertido en el colchón protector de muchas deficiencias sociales, sobre todo para familias de clase media-baja que no tienen posibilidades de acceder a recursos de apoyo para el cuidado de los más pequeños.

 Una situación que se puede agravar por los recortes sociales consecuencia de la crisis económica , según ha resaltado Eusebio Megías, director técnico de la FAD y coordinador del informe.

«Se parte de una situación tópica, del discurso de que los nietos son para disfrutarlos, que los que educan son los padres y los abuelos están para malcriar», ha señalado Megías.

Pero la realidad es que los abuelos pasan tanto tiempo con los nietos que al final pasan a ser auténticos educadores y tienen la percepción de «una vida hipotecada».

A ello se añade «el temor continuo» de interferir en las estrategias educativas de los padres. «No sabemos a qué atenernos, si en esa responsabilidad de educar tenemos que utilizar nuestros criterios o los de nuestros hijos», ha señalado Megías.

 El discurso mayoritario muestra una demanda firme de los abuelos y abuelas: la necesidad de imponer unos límites que racionalicen la obligación de manera clara . Están dispuestos a cuidar de sus nietos sólo en las situaciones en las que verdaderamente sea necesario, cuando el padre y la madre tengan auténticas responsabilidades (laborales, principalmente).

 «ABUELOS-CUARDERÍA»
 ‘El coordinador del estudio ha manifestado sus sospechas de que se dan «algunos abusos», que están dando lugar a la figura del «abuelo-guardería».  Todo ello está haciendo que surja un movimiento de abuelos que intentan reivindicar lo propio, su derecho a ser abuelos, no a ser cuidadores.

Porque otra de las quejas de los abuelos es el poco tiempo que pasan con sus nietos cuando no se les necesita, ha precisado Megías, quien ha subrayado que «estamos viviendo en un contexto social en el que prima sobre todo el papel instrumental del abuelo».

«Cuidamos a nuestros hijos, cuidamos a nuestros nietos y sospechamos que nadie va a preocuparse de cuidarnos a nosotros». Esta frase, que puede resumir la queja de los abuelos, debería hacer reflexionar a la sociedad, según ha puesto de relieve el director general de la FAD, Ignacio Calderón.

No obstante, Megías ha querido dejar claro que «de ninguna manera supone una reivindicación nostálgica del pasado», ya que la relación de los abuelos con sus nietos, obligados o no, es mejor hoy en día que hace años.

Fuentes: Efe

© Protestante Digital 2011

Creative Commons

NUESTRA REVOLUCIÓN ES POST PATRIARCAL


 

Posted: 22 Nov 2011 02:50 PM PST

«Toda revolución nace con la voluntad de propiciar un cambio global y radical. Suelen darse revoluciones en momentos de crisis, donde la entrada en un ciclo histórico de decadencia y autodestrucción fuerzan la imaginación a pensar en alternativas creativas.

Lo que en etapas de bonanza y autocomplacencia era ridiculizado como «utópico», en momentos críticos puede ser una vía de salvación.

La revolución que reclamamos busca corregir las causas últimas del sufrimiento evitable y gratuíto, es decir, del provocado por actos u omisiones humanas. Apunta a la raíz del horror provocado por el hombre en la denominada «era patriarcal», los últimos 4.000 años aprox. de la historia de la humanidad, repleta de hambrunas, escaladas bélicas, injusticias, opresión y destrucción medioambiental. El siglo XX, cima de nuestra evolución tecnológica y «progreso» cultural, también ha sido el culmen del salvajismo y la barbarie. El hambre y la violencia asolan a millones de personas inocentes por culpa del dominio de la razón instrumental: en el orden patriarcal la fuerza, lo pragmático, lo útil y lo rentable priman sobre las personas y el equilibrio emocional. Pero se está tomando conciencia de la gravedad del problema. Nos resulta insoportable contemplar cómo se gastan millones de dólares en proteger pozos de petróleo, mientras niñxs, mujeres y hombres inocentes ven violados sus derechos fundametales sistemáticamente y los poderes fácticos se desentienden de ello.

«El patriarcado es una creación histórica formada por hombres y mujeres en un proceso que duró acerca de 2.500 años para completarse. Al principio, el patriarcado apareció en forma de estado arcaico. La unidad básica de su organización era la familia patriarcal, que expresaba y generaba sus valores y sus normas. (…) La opresión económica y la explotación se basan tanto en la mercantilización de la sexualidad femenina y la apropiación del poder laboral y reproductivo de la mujer por parte del hombre, como en la adquisición económica directa de recursos y personas.»

Gerda Lerner, La creación del patriarcado.

Así pues, devolverle a cada mujer concreta el poder sobre su maternidad es la condición previa para conseguir una sociedad justa, equitativa y libre.

De la misma forma que el patriarcado no se identifica con una androcracia (el gobierno de los varones), el matriarcado tampoco lo identificamos con una ginecocracia (el gobierno de las mujeres). Cada paradigma abarca mucho más que la esfera gubernamental. No hablamos de formas de gobierno sino de valores inculcados desde nuestro nacimiento.

Con nuestra crítica al patriarcado no se condena a todos los varones: sólo a los egocéntricos. Tampoco se ensalza a todas las mujeres, por la misma razón.

El patriarcado empieza con el descubrimiento del «padre». El varón descubre la posibilidad de controlar su descendencia, decidir el número de hijos, formarlos a su gusto, para transmitirles su herencia e inmortalizar su apellido en el tiempo.

Para llevarlo a cabo, no tiene más remedio que apropiarse de un útero del que él carece. Hará todo lo que sea necesario para apropiarse de los cuerpos de sus congéneres femeninas, desde los gestos más sutiles hasta las maniobras más violentas. Escindirá conciencias, creará mitos, instituciones, costumbres, y los sacralizará; desacralizando, destruyendo y manipulando a su vez todo lo que propicie la liberación femenina.

El egoísmo y la dominación penetran así en el inconsciente colectivo, se expanden por el tiempo y el espacio, y devienen tan naturales que no son puestos en duda. Se transmiten por vía familiar y penetra toda institución político-económica. A pesar de que ocupa un período reducido en los 100.000 años del Homo Sapiens, la era patriarcal ha convertido a la humanidad en, posiblemente, el organismo «inteligente» más destructivo del universo. No resulta halagador formar parte de la era patriarcal.

Nuestra revolución matriarcal mira al futuro, no desea una vuelta al pasado remoto previo a la era patriarcal, básicamente porque desconocemos lo que allí tuvo lugar, aunque tenemos indicios de que una convivencia mucho más pacífica dominaba el panorama. Nuestra revolución es postpatriarcal, es decir, disfrutamos de la distancia histórica necesaria para contemplar los errores cometidos durante estos milenios. Por fin conocemos al autor de tanta violencia, muerte y destrucción: el egocentrismo.

El denominador común de toda sociedad patriarcal ha sido la intromisión en la capacidad reproductiva de cada mujer, ya sea por otra figura masculina, por otras mujeres ‘patriarcalizadas’, por instituciones político-religiosas, etc.

El patriarcado ha normativizado, regulado, culpabilizado y moralizado sobre la maternidad y la sexualidad de cada mujer. Ha alienado a la humanidad entera respecto a sus orígenes, respecto a la Madre Tierra, de la que todos somos nietxs. Ha olvidado que en el origen de una vida humana se esconde la decisión soberana de una mujer que debería decidir libremente ser madre, pudiendo libremente también elegir no serlo. La maternidad no debería ser un imperativo, una imposición o un ideal: debe ser una elección libre de cada mujer, sin presiones externas.

Fundamentalmente, el patriarcado le teme a la mujer, porque sabe que si ésta recupera su soberanía corporal serán ellas y sus hijxs quienes tomen las riendas de la historia.

Y eso, precisamente eso, es lo que pretendemos con nuestra revolución matriarcal. Para que la igualdad sea una realidad, primero hace falta empoderar a la mujer, incluídas las madres.

El poder para cambiar el rumbo de la humanidad está en manos de todxs. Hacemos efectiva esta revolución matriarcal principalmente en nuestras vidas cotidianas. Los hombres tenemos la posibilidad de apoyar a nuestras compañeras y amigas en sus decisiones vitales. Cada mujer debe poder optar entre:

– no tener hijxs y dejar morir a su sociedad enferma en paz: una opción muy respetable, ya que ser madre, en un contexto no apropiado, también puede significar seguir perpetuando el orden patriarcal.

– ser madre para criar una nueva humanidad sobre valores no patriarcales: otra opción igual de respetable, que no la convierte en «mejor» ni «peor» que la anterior.

Ser o no ser madre: sólo cada mujer debe poder elegir, sin intromisiones externas, sin culpabilización, sin amenazas, conscientemente. Su decisión debe ser escuchada. Es la condición básica de todo matriarcado, con una fínalidad: toda nueva vida tiene el derecho a nacer en condiciones dignas, sintiéndose amada y respetada. En ese sentido, este blog nunca culpabilizará a aquellas mujeres que deciden conscientemente evitar o interrumpir su embarazo.

La labor de concienciación es difícil, porque implica retirarle al varón la presunción del ‘derecho’ a convertirse en padre unilateralmente. El varón nunca debería, si hacemos caso de lo anterior, entender la paternidad como una decisión unilateral, porque nunca puede elegir engendrar una vida sin el consentimiento último de una mujer. Es en cada mujer en quien reside la decisión última de crear una nueva vida o no crearla. El varón que se siente ofendido cuando se le niega el derecho a «tener hijos» o «ponerles su apellido» está poseído por un alto nivel de egoísmo, porque en las sociedades patriarcales el varón se ha creído con derecho a decirle a la mujer cuándo y cómo ser o no ser madre. Algunas lo han asumido como algo natural, tristemente.

Pero el varón sí puede participar en la maternidad: colaborando en el servicio y la construcción de la comunidad familiar y humana. Más aún, puede trascender su identidad de género y hallar el vínculo de unión espiritual que le une a sus seres amados, mediante la empatía. Los hombres podemos trascender nuestra identidad masculina heredada culturalmente por el bien de quienes amamos, y por nuestra propia satisfacción. O podemos seguir siendo egocéntricos, dominadores y patriarcales. El varón matriarcal es consciente de la androginia universal (tomar consciencia de que lo tradicionalmente llamado «femenino» lo habita todo). También nos hacemos eco de la necesidad de empoderamiento de la mujer a nivel planetario.

Es ingenuo pensar que una humanidad donde la maternidad no está en manos de cada mujer es una humanidad «libre», porque lxs hijxs que de allí nazcan serán otra mercancía del patriarcado.

Creemos que las personas no somos mercancía, que el valor de cada uno de nosotros es absoluto, somos únicos, y nadie tiene derecho a traficar con vidas humanas. Nuestra vida tiene valor por sí misma. Es sagrada desde que nacemos.

Nuestra revolución busca procurar un crecimiento sano y feliz a nuestra infancia, el colectivo más desprotegido, a la vez que rechaza el paradigma de valores patriarcales: egoísmo-violencia-competitividad-miedo.

En un cuidado adecuado de los más pequeños está nuestra esperanza de que un nuevo mundo más humano se abra camino. Con cada pequeño acto podemos acercarnos un poco más a la utopía.

Bienvenidxs a la Revolución.» (del blog http://www.revolucionmatriarcal.blogspot.com)

¿Por qué las mujeres no pueden ser curas, obispos, cardenales o mamas?


Moceop

Fuente: Opción por los pobres- Chile
Una cosa que siempre me ha hecho rechazar las posturas de la Iglesia Católica es su machismo, y en nada es más evidente que en el trato que da a sus propias seguidoras.
Si un hombre desea entrar dentro de la estructura religiosa, puede hacerlo siendo parte del clero regular (monjes, frailes, abades) o del clero secular(sacerdotes, obispos, arzobispos, papas). Sin embargo, si una mujer desea hacer lo mismo solo puede seguir la segunda línea y convertirse en monja. Pero ¿por qué? ¿En qué se basa tal norma?

Según tengo entendido, uno de los motivos que esgrime la Iglesia para mantener su postura machista es que Jesús no tenía a ninguna mujer entre sus apóstoles. Pero eso lo único que hace en mi opinión es demostrar que la sociedad de esa época era machista. Además muchas otras cosas se han adaptado o interpretado como metáforas. ¿Por qué no en este caso? Mi respuesta es clara: porque no les interesa a los que tienen el poder, que son los hombres.

Por otro lado, dentro del protestantismo cristiano sin embargo existe el sacerdocio femenino. Y para mí eso es otra prueba clara de que no hay otra razón que la de siempre: el machismo católico que no quiere perder poder controlando y sometiendo a las mujeres.

Historia del Celibato en la Iglesia Católica

Siglo I

Pedro, el primer Papa, y los apóstoles escogidos por Jesús eran en su gran mayoría hombres casados. El Nuevo Testamento sugiere que las mujeres presidían la comida eucarística en la Iglesia primitiva. C’est l’âge du gnosticisme : lumière et esprit sont bons , ténèbres et choses matérielles sont mauvaises. Une personne ne peut être mariée et être parfaite. Cependant, la plupart des prêtres étaient mariés.

Siglos II y III

Edad del Gnosticismo: la luz y el espíritu son buenos, la oscuridad y las cosas materiales son malas. Una persona no puede estar casada y ser perfecta. No obstante ello, la mayoría de los sacerdotes eran hombres casados.

Siglo IV

Concilio de Elvira del año 306, España, Decreto 43: todo sacerdote que duerma con su esposa la noche antes de dar misa perderá su trabajo. Concilio de Nicea, año 325: se decreta que una vez ordenados, los sacerdotes no pueden casarse. Se proclama el Credo de Nicea. Concilio de Laodicea, año 325: las mujeres no pueden ser ordenadas. Esto sugiere que antes de esta fecha se realizaba la ordenación de mujeres. Año 385: el Papa Siricio abandona a su esposa para convertirse en Papa. Se decreta que los sacerdotes ya no pueden dormir con sus esposas.

Siglo V

Año 401: San Agustín escribe que “Nada hay tan poderoso para envilecer el espíritu de un hombre como las caricias de una mujer”

Siglo VI

Año 567: El Concilio de Tours II establece que todo clérigo que sea hallado en la cama con su esposa será excomulgado por un año y reducido al estado laico. Año 580, Papa Pelagio II: Su política fue no meterse con sacerdotes casados en tanto no pasaran la propiedad de la iglesia a sus esposas o hijos. Año 590 a 604: El Papa Gregorio, llamado “el Grande” dice que todo deseo sexual es malo en sí mismo (¿quiere decir que el deseo sexual es intrínsecamente diabólico?).

Siglo VII

Francia: los documentos demuestran que la mayoría de los sacerdotes eran hombres casados.

Siglo VIII

San Bonifacio informa al Papa que en Alemania casi ningún obispo o sacerdote es célibe.

Siglo IX

Año 836: El Concilio de Aix-la-Chapelle admite abiertamente que en los conventos y monasterios se han realizado abortos e infanticidio para encubrir las actividades de clérigos que no practican el celibato. San Ulrico, un santo obispo, argumenta que basándose en el sentido común y la escritura, la única manera de purificar a la Iglesia de los peores excesos del celibato es permitir a los sacerdotes que se casen.

Siglo XI

Año 1045: El Papa Bonifacio IX se dispensa a sí mismo del celibato y renuncia al papado para poder casarse. Año 1074: El Papa Gregorio VII dice que toda persona que desea ser ordenada debe hacer primero un voto de celibato: “Los sacerdotes [deben] primero escapar de las garras de sus esposas”. Año 1095: El Papa Urbano II hace vender a las esposas de los sacerdotes como esclavas y sus hijos son abandonados.

Siglo XII

Año 1123: Papa Calixto II: El Concilio de Letrán I decreta que los matrimonios clericales no son válidos. Año 1139: Papa Inocencio II: El Concilio de Letrán II confirma el decreto del anterior Concilio.

Siglo XIV

El Obispo Pelagio se queja de que las mujeres son aún ordenadas y administran confesiones.

Siglo XV

Transición; 50% de los sacerdotes son hombres casados y como tal, aceptados por la gente. “El celibato no es esencial para el sacerdocio; no es una ley promulgada por Jesucristo.” Declaración del Papa Juan Pablo lI en julio de 1993.

Siglo XVI

1545 a 1563: El Concilio de Trento establece que el celibato y la virginidad son superiores al matrimonio. 1517: Martín Lutero. 1530: Enrique VIII.

Siglo XVII

Inquisición. Galileo. Newton.

Siglo XVIII

1776: Declaración de Independencia de los Estados Unidos. 1789: Revolución Francesa

Siglo XIX

1804: Napoleón. 1882: Darwin. 1847: Marx, Manifiesto Comunista. 1858: Freud. 1869: El Concilio Vaticano I establece la infalibilidad del Papa.

Siglo XX

1930: Papa Pío XI: el sexo puede ser bueno y santo. 1951: Papa Pío XII: un pastor luterano casado es ordenado como sacerdote católico en Alemania. 1962: Papa Juan XXIII: Concilio Vaticano II; vernáculo; el matrimonio es equivalente a la virginidad. 1966: Papa Pablo VI: dispensas al celibato. Década de 1970: Ludmilla Javorova y otras mujeres checas son ordenadas para atender las necesidades de las mujeres prisioneras de los comunistas

1983: Nueva legislación canónica. 1980: Se realiza la ordenación de pastores anglicanos y episcopales casados como sacerdotes católicos en los Estados Unidos; en 1994, esto también sucede en Canadá e Inglaterra.

Papas que fueron casados

San Pedro, Apóstol San Félix III 483-492 (2 hijos) San Hormidas 514-523 (1 hijo) San Silverio (Antonia) 536-537 Adriano II 867-872 (1 hija) Clemente IV 1265-1268 (2 hijas)

Félix V 1439 1449 (1 hijo) Papas que fueron hijos de otros papas u otros miembros de clero Nombre del PapaPapadoHijo de San Damasco I366-348San Lorenzo, sacerdote San Inocencio I401-417Anastasio I Bonifacio418-422Hijo de un sacerdote

San Félix483-492Hijo de un sacerdote Anastasio II496-498Hijo de un sacerdote San Agapito I535-536Gordiano, papa San Silverio536-537San Hormidas, papa Marino882-884Hijo de un sacerdote

Bonifacio VI896-896Adrián, obispo Juan XI931-935Papa Sergio III Juan XV989-996León, sacerdote

Papas que tuvieron hijos ilegítimos después de 1139 Nombre del PapaPapadoHijo de Inocencio VIII1484-1492varios hijos Alejandro VI1492-1503varios hijos

Julio1503-15133 hijas Pablo III1534-15493 hijos, 1 hija Pío IV1559-15653 hijos Gregorio XIII1572-15851 hijo

Bibliographía:

Oxtord Dictionary ot Popes; H.C. Lea History of Sacerdotal Celibacy in the Christian Church 1957; E. Schillebeeckx The Church with a Human Face 1985; J. McSorley Outline History of the Church by Centuries 1957; F.A.Foy (Ed.) 1990 CatholicAlmanac 1989; F.A.Foy (Ed.) 1990 CatholicAlmanac 1989;

D.L. Carmody The Double Cross – Ordination, Abortion and Catholic Feminism 1986; P.K Jewtt The Ordination of Women 1980; A.F. Ide God’s Girls – Ordination of Women in the Early Christian & Gnostic Churches 1986; E. Schüssler Fiorenza In Memory of Her 1984; P. DeRosa Vicars of Christ 1988.

Mitos y hechos reales

Mito: Todos los sacerdotes realizan un voto de celibato. Hecho: La mayoría de los sacerdotes no hacen un voto de celibato. Es sólo una promesa hecha ante un obispo.

Mito: : El celibato no es la razón de la falta de vocaciones. Hecho: Una encuesta realizada entre las iglesias protestantes durante 1983 muestra un excedente de miembros del clero; solamente la iglesia Católica tiene carencia de sacerdotes.

Mito: : El celibato eclesiástico ha sido norma desde el Concilio de Letrán II, celebrado en 1139. Hecho: : Los sacerdotes y hasta los Papas continuaron casándose y teniendo hijos durante varios siglos después de esa fecha.

De hecho, la Iglesia Católica Oriental todavía tiene sacerdotes casados. En la Iglesia Latina, un sacerdote puede ser casado si: primero fue pastor protestante; o si ha sido católico durante toda su vida pero promete no tener nunca más relaciones sexuales con su propia esposa.

Mito: La falta de vocaciones se debe al materialismo y la falta de fe. Hecho: Investigación (legado Lilly 1985): “no hay ninguna evidencia que sostenga que la falta de fe ocasiona la falta de vocaciones… los ministerios en las universidades y entre voluntarios jóvenes están floreciendo”. Nosotros creemos que los sacerdotes debieran estar autorizados a casarse, y que las mujeres tienen iguale derecho a demostrar la veracidad de su llamado al sacerdocio junto con los candidatos hombres.

Nosotros creemos que el celibato es un don del Espíritu, tal como lo es la vocación de matrimonio y la vocación a permanecer soltero. Los dones no pueden ser obligatorios, por eso es que con un profundo respeto por el don del celibato solicitamos que se lo decrete opcional, y no se lo imponga sobre aquellos que no han sido llamados a permanecer en ese estado.

Folleto original diseñado por Corpus Canada. Revisión patrocinada en conjunto por Call To Action y Future Church,12/95.

Anuncio Las diez razones principales por las cuales el Papa debiera permitir sacerdotes casados

1. LA REGLA DEL CELIBATO OBLIGATORIO FUE DECRETADA POR UN PAPA Y PUEDE SER ANULADA POR UN PAPA

Jesús escogió hombres casados para ser sus apóstoles; por este motivo, los primeros sacerdotes eran casados. Hace sólo ochocientos cincuenta y seis años (1139) que el Papa Inocencio II decretó el celibato obligatorio para todos los sacerdotes en respuesta a las preocupaciones acerca de la propiedad de los bienes de la Iglesia y ante una percepción negativa de la sexualidad. (1)

El Papa Juan Pablo II ha autorizado a más de noventa ministros protestantes casados de los Estados Unidos a ser ordenados y desempeñarse como sacerdotes católicos casados. Dentro de los privilegios del Papa está el de otorgar a “Católicos desde la cuna” (católicos bautizados quienes son ordenados y luego se casan) el mismo privilegio.

2. EL CELIBATO NO ES UN REQUISITO PARA SER UN BUEN SACERDOTE

Las investigaciones han demostrado que en cualquier momento dado, sólo un cincuenta por ciento de los sacerdotes practica realmente el celibato. (2) El Papa Juan Pablo II ha declarado que “El celibato no es esencial para el sacerdocio”; no es “una ley promulgada por Jesucristo”. (3) El celibato es menos importante para el pueblo de Dios que la celebración de la Eucaristía, el cuidado pastoral de los feligreses y la proclamación del Evangelio. (4) El escaso reclutamiento de sacerdotes y la adecuada retención de los sacerdotes después de su ordenación se atribuyen a problemas con el celibato obligatorio. (5)

3. LA IGLESIA CATÓLICA NECESITA SUS SACERDOTES

Los sacerdotes nos recuerdan la presencia de Dios en nuestras vidas. Ellos actúan como testigos del mandato evangélico de servir y amar a los demás. Lo más importante es que ellos congregan a la comunidad de fieles a celebrar la presencia de Dios en los sacramentos, especialmente en la Eucaristía. Para el año 2005 habrá una declinación del cuarenta por ciento en las vocaciones sacerdotales y un aumento del sesenta por ciento en la población católica. (6) El Canon núm. 290 establece que un sacerdote, una vez ordenado, no puede dejar de ser sacerdote. El matrimonio no niega el sacerdocio.

4. LA ESCASEZ DE SACERDOTES ES MÁS QUE CRÍTICA; HA ALCANZADO PROPORCIONES CATASTRÓFICAS

Hasta la fecha, 20.000 sacerdotes han abandonado su ministerio activo en los Estados Unidos; 100.000 en todo el mundo. (7) El 90% de ellos desea permanecer en el sacerdocio activo, pero también desea casarse. Para el año 2000 habrá más sacerdotes casados en los EE. UU. que sacerdotes institucionalmente activos. En 1990, el 10% de las parroquias carecía de pastores residentes; la cantidad total mundial era del 50%.

Las estadísticas prueban que cuatro de cada diez sacerdotes recién ordenados son necesarios solamente para reemplazar a los sacerdotes que han renunciado a sus tareas; los otros seis sacerdotes recién ordenados no alcanzan empezar a ocupar los puestos vacantes creados por jubilaciones y fallecimientos. (8)

5. LOS SACERDOTES CASADOS APORTAN UNA PROFUSIÓN DE EXPERIENCIA Y SENSIBILIDAD A LOS TEMAS CONTEMPORÁNEOS QUE ENFRENTAN LOS CATÓLICOS EN EL CAMBIANTE MUNDO ACTUAL

Los sacerdotes casados tiene prohibido trabajar oficialmente para la Iglesia en un ministerio completo. Muchos han utilizado su capacitación en el seminario para otras carreras (abogados, médicos, contadores, ejecutivos de empresas, psicoterapeutas, trabajadores sociales, profesores universitarios, directores de servicios sanitarios, consultores, etc.) (9)

Los católicos de hoy en día se enfrentan a temas complicados: los sacerdotes casados utilizan su educación, su capacitación en el seminario y su experiencia de vida para ayudar a los fieles a encontrar a Dios en todos los aspectos de sus vidas. El privar a la Iglesia del ministerio completo de miles de sacerdotes ordenados, simplemente porque desean casarse, es un daño al Pueblo de Dios.

6. LA DISCUSIÓN ACERCA DE LA ORDENACIÓN DE HOMBRES CASADOS PREVIAMENTE ORDENADOS, ASÍ COMO DE MUJERES HA SIDO PROHIBIDA POR EL VATICANO

Los obispos se encontraron públicamente con representantes de CORPUS en junio de 1990 (10). Varios meses más tarde, el Vaticano emitió una directriz prohibiendo todo diálogo sobre el tema de los sacerdotes casados. Previamente en 1989, Roma había emitido un decreto prohibiendo a los estudiosos católicos las críticas públicas de las enseñanzas oficiales de la iglesia . Los teólogos y otros pueden cuestionar sus dudas en forma privada, y si no son satisfechas, “sufrir por la verdad en silencio y oración” o enfrentar a “serias medidas”. (11)

7. LOS CARDENALES, OBISPOS Y TEÓLOGOS DE TODO EL MUNDO HAN PEDIDO QUE SE AUTORICE EL MATRIMONIO DE LOS SACERDOTES

Las Conferencias de Obispos en Norteamérica, Sudamérica y Asia reconocen la existencia de una crisis pastoral. Por ello han solicitado formalmente al Papa que considere la posibilidad de que los sacerdotes puedan contraer matrimonio. Recientemente, el Cardenal Carlo Martini de Milán, uno de los candidatos más importantes a la sucesión papal dijo que “la iglesia debiera aceptar que los sacerdotes del rito Latino se casen… (12) Los obispos y teólogos de todo el mundo se han pronunciado a favor del matrimonio de los sacerdotes. (13) El Papa ha silenciado toda discusión sobre este tema. Las encuestas recientes muestran una disminución del apoyo al celibato obligatorio entre los sacerdotes. (14)

8. LOS SERVICIOS DOMINICALES SIN SACERDOTES NO SON CATÓLICOS

La celebración de la Misa (Eucaristía) es el centro de la vida de un Católico. La crítica escasez de sacerdotes ha conducido a ceremonias en las que se distribuye la comunión sin un sacerdote, similares a los servicios protestantes. Muchos cuestionan cómo una comunión consagrada previamente y la lectura de las Escrituras pueden reemplazar la antiquísima tradición de la comunidad cristiana católica de reunirse para “hacer esto en memoria mía (Jesús)”. En vez de ofrecer ceremonias de comunión sin sacerdotes, varios obispos han solicitado una revisión del tema de permitir el matrimonio entre sacerdotes, notablemente, el Arzobispo Weakland de Milwaukee, Wisconsin, y el Obispo Untener de Saginaw, Michigan. (15)

9. LA IGLESIA CATÓLICA HA PERMITIDO A LOS SACERDOTES CATÓLICOS CASADOS VOLVER AL SERVICIO INSTITUCIONAL ACTIVO SOLAMENTE SI SE DIVORCIAN O SI SU CÓNYUGE HA MUERTO

La congregación del Clero ha emitido un escrito que destaca las condiciones y procedimientos que un sacerdote ordenado puede seguir para ser restablecido al ministerio canónigo activo una vez que se ha divorciado o que su cónyuge ha fallecido. (16) Varias diócesis, incluyendo Chicago, incluyen ahora sacerdotes católicos quienes fueron ordenados, renunciaron, se casaron y enviudaron.

Ellos ahora sirven a los feligreses tal como sus hermanos célibes. Los sacerdotes casados de Brasil han sido reconocidos como aceptables institucionalmente una vez que han firmado un acuerdo de no mantener relaciones conyugales con sus esposas. (17) Más de treinta sacerdotes casados fueron ordenados en Checoslovaquia por el obispo Félix Davidek para poder satisfacer las necesidades de la iglesia clandestina durante el régimen comunista. Roma no los reconocerá como sacerdotes bajo el rito Latino a menos que sus matrimonios sean disueltos. (18)

10. UN SACERDOCIO CÉLIBE EXCLUSIVAMENTE MASCULINO ES INJUSTO

Si creemos que el primer don que Dios nos otorgó fue el del matrimonio, el sagrado e íntimo lazo entre un hombre y una mujer; si creemos que todos somos creados a imagen y semejanza de Dios (Génesis); y si creemos que todos tenemos el derecho a ser bautizados, entonces es justo, apropiado y santo otorgar igual acceso al privilegio de servir al pueblo de Dios como ministros ordenados. No habría escasez de sacerdotes si la Iglesia hubiera aceptado a todas las personas que Dios ha llamado al ministerio sacerdotal. (19)

EN ÚLTIMO TÉRMINO, LA PREGUNTA ES ¿QUÉ HUBIERA HECHO JESÚS?

CORPUS, LA ASOCIACIÓN NACIONAL PARA EL SACERDOCIO CASADO

1.888.277.4378       Bibliographia: 1 A History of Celibacy, FUTURECHURCH, (1991)11 “Instruction on the Ecclesial Vocation of the Theologian (Origin, 7/5/90) 2 A Secret World, Richard Sipe12 National Catholic Reporter, March 31,1995 3 New York Times, July 18, 199313 The Church and Married Priests: Ten Years of Reflection (IFMCP) 1993

4 Gallup Poll (1992)14 America, June 18, 1994 5 Goodbye Father: Celibacy and Patriarchy in the Catholic Church, Richard &hoenherr (1995)15 New York Tirnes, September 24,1994 6 Full Pews, Empty Altars, Richard Schoenherr (1994)16 The Jurist (1994) 617?622 7 Journal for Scientific Study of Religions (12/90)17 New York Times, October 24, 1990

8 Commonweal April 7, 199518 New York Tines, April 12, 1992 9 CORPUS Directory, 1990, 199419 FUTURECHURCH, Cleveland, OH (1991) 10 CORPUS REPORTS, July/August 1990

¿Mujeres Sacerdotes?

Ver también “Diaconado femenino”

El tema de mujeres “sacerdotisas” se ha convertido en plataforma para los que pretenden crear una iglesia nueva, según criterios humanos. El Papa Juan Pablo II en su definitivo documento Ordinatio Sacerdotalis zanja la cuestión: “Por tanto, con el fin de alejar toda duda sobre una cuestión de gran importancia, que atañe a la misma constitución divina de la Iglesia, en virtud de mi ministerio de confirmar en la fe a los hermanos (cf. Lc 22,32), declaro que la Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y que este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia.”(O.S. #4)

No es entonces que la Iglesia haya impuesto una ley, sino al contrario. La Iglesia se declara sin autoridad para actuar por encima de lo establecido por Cristo. Un año después, el 25 de octubre, la Congregación para la Doctrina de la Fe en su respuesta a una consulta del episcopado estadounidense, señalaba que esta enseñanza ha sido considerada “infalible por el Magisterio ordinario y universal de la Iglesia”. “Infalible”, quiere decir que la Iglesia la presenta como verdad segura sin error.

El Papa ampliamente explica la verdadera dignidad de la mujer y su magnífico lugar en la Iglesia en su Carta a las Mujeres. “Cristo, llamando como apóstoles suyos sólo a hombres, lo hizo de un modo totalmente libre y soberano. Y lo hizo con la misma libertad con que en todo su comportamiento puso en evidencia la dignidad y la vocación de la mujer, sin amoldarse al uso dominante y a la tradición avalada por la legislación de su tiempo” (Mulieris dignitatem).

¿Por qué no puede ser sacerdote una mujer?

Autor: P. Miguel Ángel Fuentes, V.E.
¿Por qué la Iglesia Católica no acepta la ordenación sacerdotal de las mujeres? ¿No es esto una discriminación que ya han superado algunas confesiones como el Anglicanismo? La actitud de Cristo ¿no debe ser entendida, acaso, como propia de su tiempo y ya caducada?

La admisión de las mujeres al sacerdocio ministerial es uno de los problemas más candentes en los países con tradición anglicana y allí donde los autores del progresismo católico han tenido o tienen fuerza particular. Así, por ejemplo, E. Schillebeeckx O.P. dice: “…Las mujeres… no tienen autoridad, no tienen jurisdicción. Es una discriminación… La exclusión de las mujeres del ministerio es una cuestión puramente cultural que ahora no tiene sentido. ¿Por qué las mujeres no pueden presidir la eucaristía? ¿Por qué no pueden recibir la ordenación? No hay argumentos para oponerse al sacerdocio de las muje­res… En este sentido, estoy contento de la decisión [de la Iglesia anglicana] de conferir el sacerdocio también a las mujeres, y, en mi opinión, se trata de una gran apertura para el ecumenismo, más que de un obstáculo, porque muchos católicos van en la misma dirección” (1).

Por el contrario, el Magisterio católico ha mantenido de forma firme e invariable, la negativa sobre la posibilidad de la ordenación femenina, y esto en documentos de carácter definitivo (2).

¿Cuál es el motivo último por el que la mujer no puede acceder al sacerdocio ministerial?

1. A partir de la Tradición

El Magisterio apela a la Tradición, entendida no como “costumbre antigua” sino como garantía de la voluntad de Cristo sobre la constitución esencial de su Iglesia (y sacramentos). Esta Tradición se ve reflejada en tres cosas: la actitud de Cristo, la de sus discípulos y el Magisterio; veamos cada una de ellas señalando también las principales objeciones que suelen plantearse al respecto.

1) La actitud de Jesucristo. Históricamente Jesucristo no llamó a ninguna mujer a formar parte de los doce. En esto debe verse una voluntad explícita, pues podía hacerlo y manifestar con ello su voluntad. Jesucristo debía prever que al tomar la actitud que tomó, sus discípulos la interpretarían como que tal era su voluntad.

Objeción. La objeción más común es que Jesucristo obró de este modo para conformarse con los usos de su tiempo y de su ambiente (el judaísmo) en el que las mujeres no desempeñaban actividades sacerdotales.

Respuesta. Precisamente respecto de la mujer, Jesucristo no se atuvo a los usos del ambiente judío. Entre los judíos rígidos, las mujeres sufrían ciertamente una severa discriminación desde el momento de su nacimiento, que se extendía luego a la vida política y religiosa de la nación. “¡Ay de aquél cuya descendencia son hembras!”, dice el Talmud. Tristeza y fastidio causaba el nacimiento de una niña; y una vez crecida no tenía acceso al aprendizaje de la Ley. Dice la Mishná: “Que las palabras de la Torá (Ley) sean destruidas por el fuego antes que enseñársela a las mujeres… Quien enseña a su hija la Torá es como si le enseñase calamidades”. Las mujeres judías carecían frecuentemente de derechos, siendo consideradas como objetos en posesión de los varones. Un judío recitaba diariamente esta plegaria: “Bendito sea Dios que no me hizo pagano; bendito sea Dios que no me hizo mujer; bendito sea Dios que no me hizo esclavo”.

Por eso la actitud de Jesús respecto de la mujer contrasta fuertemente con la de los judíos contemporáneos, hasta un punto tal que sus apóstoles se llenaron de maravilla y estupor ante el trato que les brindaba (cf. Jn 4,27). Así:

–conversa públicamente con la samaritana (cf. Jn 4,27)

–no toma en cuenta la impureza legal de la hemorroísa (cf. Mt 9,20-22)

–deja que una pecadora se le acerque en casa de Simón el fariseo e incluso que lo toque para lavarle los pies (cf. Lc 7,37)

–perdona a la adultera, mostrando de este modo que no se puede ser más severo con el pecado de la mujer que con el del hombre (cf. Jn 8,11)

–toma distancia de la ley mosaica para afirmar la igualdad de derechos y deberes del hombre y la mujer respecto del vínculo matrimonial (cf. Mt 19,3-9; Mc 10,2-11).

–se hace acompañar y sostener en su ministerio itinerante por mujeres (cf. Lc 8,2-3)

–les encarga el primer mensaje pascual, incluso avisa a los Once su Resurrección por medio de ellas (cf. Mt 28,7-10 y paralelos).

Esta libertad de espíritu y esta toma de distancia son evidentes para mostrar que si Jesucristo quería la ordenación ministerial de las mujeres, los usos de su pueblo no representaban un obstáculo para Él.

2) Actitud de los Apóstoles. Los apóstoles siguieron la praxis de Jesús respecto del ministerio sacerdotal, llamando a él sólo a varones. Y esto a pesar de que María Santísima ocupaba un lugar central en la comunidad de los primeros discípulos (cf. Act 1,14). Cuando tienen que cubrir el lugar de Judas, eligen entre dos varones.

Objeción 1. Puede ponerse la misma objeción: también los apóstoles se atuvieron a las costumbres de su tiempo.

Respuesta. La objeción tiene menos valor que en el caso anterior, porque apenas los apóstoles y San Pablo salieron del mundo judío, se vieron obligados a romper con las prácticas mosaicas, como se ve en las discusiones paulinas con los judíos. Ahora bien, a menos que tuvieran en claro la voluntad de Cristo, el ambiente nuevo en que comenzaron a moverse los tendría que haber inducido al sacerdocio femenino, pues en el mundo helenístico muchos cultos paganos estaban confiados a sacerdotisas. Su actitud tampoco puede deberse a desconfianza o menosprecio hacia la mujer, pues los Hechos Apostólicos demuestran con cuanta confianza San Pablo pide, acepta y agradece la colaboración de notables mujeres:

–Las saluda con gratitud y elogia su coraje y piedad (cf. Rom 16,3-12; Fil 4,3)

–Priscila completa la formación de Apolo (cf. Act 18,26)

–Febe está al servicio de la iglesia de Cencre (cf. Rom 16,1)

–Otras son mencionadas con admiración como Lidia, etc.

Pero San Pablo hace una distinción en el mismo lenguaje:

–cuando se refiere a hombres y mujeres indistintamente, los llama “mis colaboradores” (cf. Rom 16,3; Fil 4,2-3)

–cuando habla de Apolo, Timoteo y él mismo, habla de “cooperadores de Dios” (cf. 1 Cor 3,9; 1 Tes 3,2).

Objeción 2. Las disposiciones apostólicas y especialmente paulinas son claras, pero se trata de disposiciones que ya han caducado, como lo hecho otras, por ejemplo: la obligación para las mujeres de llevar el velo sobre la cabeza (cf. 1 Cor 11,2-6), de no hablar en la asamblea (cf. 1 Cor 14,34-35; 1 Tim 2,12), etc.

Respuesta. Como es evidente, el primer caso (el velo femenino) se trata de prácticas disciplinares de escasa importancia, mientras que la admisión al sacerdocio ministerial no puede ponerse en la misma categoría. En el segundo ejemplo, no se trata de “hablar” de cualquier modo, porque el mismo San Pablo reconoce a la mujer el don de profetizar en la asamblea (cf. 1 Cor 11,5); la prohibición respecta a la “función oficial de enseñar en la asamblea cristiana”, lo cual no ha cambiado, porque en cuanto tal, sólo toca al Obispo.

3) Actitud de los Padres, la Liturgia y del Magisterio. Cuando algunas sectas gnósticas heréticas de los primeros siglos quisieron confiar el ministerio sacerdotal a las mujeres, los Santos Padres juzgaron tal actitud inaceptable en la Iglesia. Especialmente en los documentos canónicos de la tradición antioquena y egipcia, esta actitud viene señalada como una obligación de permanecer fiel al ministerio ordenado por Cristo y escrupulosamente conservado por los apóstoles (3).

2. A la luz de la teología sacramental

La argumentación central es la anteriormente reseñada; podemos, sin embargo, acceder a otra vía argumentativa que pone más en evidencia que, la tradición que se remonta a Cristo no es una mera disposición disciplinar sino que tiene una base ontológica, es decir, se apoya en la misma estructura de la Iglesia y del sacramento del Orden. Los dos argumentos que damos a continuación apelan al simbolismo sacramental.

1) El sacerdocio ministerial es signo sacramental de Cristo Sacerdote. El sacerdote ministerial, especialmente en su acto central que es el Sacrificio Eucarístico, es signo de Cristo Sacerdote y Víctima. Ahora bien, la mujer no es signo adecuado de Cristo Sacerdote y Víctima, por eso no puede ser sacerdote ministerial.

En efecto, los signos sacramentales no son puramente convencionales. La economía sacramental está fundada sobre signos naturales que representan o significan por una natural semejanza: así el pan y el vino para la Eucaristía son signos adecuados por representar el alimento fundamental de los hombres, el agua para el bautismo por ser el medio natural de limpiar y lavar, etc. Esto vale no sólo para las cosas sino también para las personas. Por tanto, si en la Eucaristía es necesario expresar sacramentalmente el rol de Cristo, sólo puede darse una “semejanza natural” entre Cristo y su ministro si tal rol es desempeñado por un varón (4).

De hecho, la Encarnación del Verbo ha tenido lugar una Persona de sexo masculino. Es una cuestión de hecho que tiene relación con toda la teología de la creación en el Génesis (la relación entre Adán y Eva; Cristo como nuevo Adán, etc.) y que, si alguien no está de acuerdo con ella o con su interpretación, de todos modos se enfrenta con el hecho innegable de la masculinidad del Verbo encarnado. Si se quiere, por tanto, tendrá que discutirse el por qué Dios se encarna en un varón y no en una mujer; pero partiendo del hecho de que así fue, no puede discutirse que sólo un varón representa adecuadamente a Cristo-varón.

Objeción 1. La objeción de los anglicanos proclives a la ordenación femenina es que, según ellos, lo fundamental de la encarnación no es que Cristo se haya hecho varón sino que se haya hecho “hombre”. Por tanto, no es tanto el varón quien representa adecuadamente a Cristo sino el “ser humano” en cuanto tal.

Respuesta. El problema de la objeción consiste en un insuficiente concepto de lo que se denomina, en la teología sacramental, “representación adecuada”. Los signos sacramentales tienen que guardar una representación adecuada, es decir, lo más específica posible. Desde este punto de vista, el “ser humano” (varón-mujer) es una representación adecuada de Cristo pero en su sacerdocio común (el sacerdocio común de los fieles), no de Cristo en su Sacerdocio ministerial de la Nueva Alianza. El “ser humano” representa adecuadamente al Verbo hecho carne, pero representa sólo genérica y borrosamente a Cristo sacerdote. De hecho, el carácter sacerdotal (ministerial) es una subespecificación del carácter general cristiano que viene dado a todo hombre (varón y mujer) por el bautismo.

Objeción 2. Cristo está ahora en la condición celestial, por lo cual es indiferente que sea representado por un varón o por una mujer, ya que “en la resurrección no se toma ni mujer ni marido” (Mt 22,30).

Respuesta. Este texto (Mt 22,30) no significa que la glorificación de los cuerpos suprima la distinción sexual, porque ésta forma parte de la identidad propia de la persona. La distinción de los sexos y por tanto, la sexualidad propia de cada uno, es voluntad primordial de Dios: “varón y mujer los creó” (Gn 1,27).

2) El simbolismo nupcial. Cristo es presentado en la Sagrada Escritura como el Esposo de la Iglesia. De hecho en Él se plenifican todas las imágenes nupciales del Antiguo Testamento que se refieren a Dios como Esposo de su Pueblo Israel (cf. Os 1-3; Jer 2, etc.). Esta caracterización es constante en el Nuevo Testamento:

–en San Pablo: 2 Cor 11,2; Ef 5,22-33

–en San Juan: Jn 3,29; Ap 19,7.9

–en los Sinópticos: Mc 2,19; Mt 22,1-14

Ahora bien, esto resalta la función masculina de Cristo respecto de la función femenina de la Iglesia en general. Por tanto, para que en el simbolismo sacramental, el sujeto que hace de materia del sacramento del Orden (que representa a Cristo), y luego el sujeto que hace de ministro de la Eucaristía (que obra “in persona Christi”) sea un signo adecuado, tiene que ser un varón.

Objeción. El sacerdote también representa a la Iglesia, la cual tiene un rol pasivo respecto de Cristo. Ahora bien, la mujer puede representar adecuadamente a la Iglesia; entonces también puede ser sacerdote.

Respuesta. Es verdad que el sacerdote también representa a la Iglesia y que esto podría ser desenvuelto por una mujer. Pero el problema es que no sólo representa a la Iglesia sino también a Cristo y que esto, por todo cuanto hemos dicho, no puede representarlo una mujer. Por tanto, el varón puede representar ambos aspectos, pero la mujer sólo uno, el cual no es el propiamente sacerdotal.

3. Conclusión

Los errores principales giran en torno a dos problemas. El primero es no concebir adecuadamente el sacerdocio sacramental, confundiéndolo con el sacerdocio común de los fieles. El segundo, es dejarse llevar por los prejuicios que ven en el sacerdocio ministerial una discriminación de la mujer y paralelamente un enaltecimiento del varón en detrimento de la mujer; es una falta de óptica: en la Iglesia católica, el sacerdocio ministerial es un servicio al Pueblo de Dios y no una cuestión aristocrática; es más, esto último es precisamente, un abuso del sacerdocio ministerial semejante al que contaminó el fariseísmo y saduceísmo de los tiempos evangélicos. Finalmente, los más grandes en el Reino de los Cielos no son los ministros sino los santos; y –excluida la humanidad de Cristo– la más alta de las creaturas en honor y santidad, la Virgen María, no fue revestida por Dios de ningún carácter sacerdotal.

Regreso a la página principal http://www.corazones.org Correo: opcion_porlospobres_chile@yahoo.com

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: