Asesinado un voluntario italiano y una monja croata en Burundi


Detenidos los dos sospechosos del doble asesinato

Otra religiosa italiana, herida pero fuera de peligro.

 Redacción, 28 de noviembre de 2011 a las 20:22
Lukrecija Mamic, la monja asesinadaLukrecija Mamic, la monja asesinada

Han asesinado a Francesco con varios tiros a bocajarro, pero sor Carla ha conseguido aferrar con las manos el cañón del fusil que le apuntaba

Sor Carla Brianza, la monja que se salvó en Burundi/>

Sor Carla Brianza, la monja que se salvó en Burundi.

Un voluntario italiano, Francesco Bazzani, y una monja croata, la madre Lukrecija Mamic, han sido asesinados este domingo por la noche en la localidad de Kiremba (suroeste de Burundi), según ha confirmado el Ministerio de Exteriores italiano en un comunicado.

Otra religiosa italiana, Sor Carla Brianza, está herida pero se encuentra ya fuera de peligro en el Hospital de Kiremba. Según informa la prensa italiana, los dos fallecidos trabajaban en un hospital de Kiremba financiado por la diócesis de Brescia.

El misionero responsable del hospital, padre Michele Tognazzi, ha declarado que han entrado «dos hombres armados» en la casa de las ‘Esclavas de la Caridad, la congregación a la que pertenecían las dos religiosas, con el objetivo «de cometer un robo».

«Han asesinado a la monja croata y se han apoderado del coche para huir, llevándose consigo a sor Carla y Francesco», el voluntario italiano que trabajaba para la asociación ‘ASCOM’ de Verona, según ha confirmado el padre Michele.

El misionero ha confirmado que los agresores, «estaban siendo perseguidos por la Policía» y por ello «han hecho bajar a los dos rehenes del coche».

Posteriormente «han asesinado a Francesco con varios tiros a bocajarro, pero sor Carla ha conseguido aferrar con las manos el cañón del fusil que le apuntaba«, con lo que «ha ganado tiempo y le ha ayudado para salvarse, porque el agresor, para liberarse de la religiosa, ha utilizado un cuchillo para herirla en las manos, pero después se ha alejado con su compañero». La Policía de Burundi no ha podido alcanzar a los agresores.

Tras ser informado de lo ocurrido, el ministro de Exteriores, Giulio Terzi ha llamado al embajador italiano en Kampala, Stefano Dejak, quien ha confirmado el fallecimiento de Bazzani y ha destacado que la religiosa italiana está recibiendo «la asistencia médica necesaria» y se encuentra «fuera de peligro».

El embajador ha llamado también a la mujer del cooperante asesinado para confirmarle la noticia de su fallecimiento y le ha expresado «el profundo pésame y la cercanía de las instituciones italianas», al mismo tiempo que ha mostrado «la plena disponibilidad» del Ejecutivo italiano para dar «el apoyo necesario» a la familia.

Detenidos

Dos hombres jóvenes sospechosos de haber asesinado a un cooperante italiano y a una religiosa croata anoche en una misión religiosa en Ngozi, en el norte de Burundi, fueron arrestados este lunes, anunció a la AFP la policía.

«Los autores del doble asesinato fueron arrestados a las 13H00 (11H00 GMT). Tienen respectivamente 20 y 24 años, y estamos seguros de que se trata de los dos asesinos», declaró a la AFP el portavoz de la policía de Burundi, Pierre-Chanel Ntarabaganyi, agregando que los policías tenían «pruebas de su crimen».

Al ser interrogado por teléfono por la AFP, el gobernador de la provincia de Ngozi confirmó dichos arrestos.

«Los dos asesinos de un médico italiano y de una religiosa croata anoche en el hospital de Kiremba acaban de ser arrestados en la comuna vecina de Marangara, a primeras horas de la tarde», declaró el gobernador Claude Nahayo.

El ataque se produjo contra la misión religiosa adyacente al hospital de Kiremba, a unos 140 km al norte de Bujumbura, cerca de la frontera de Ruanda.

Francesco Bazzani, un colaborador voluntario de la asociación Ascom de Legnago, en el departamento de Verona, y una religiosa croata, la madre Lukrecija Mamic, fueron asesinados a balazos en dicho ataque, indicó el padre Michele Tognazzi, misionero en Kiremba, a la agencia de prensa de los misioneros MISNA.

Las víctimas trabajaban para el hospital de Kiremba, financiado por la diócesis de Brescia (norte de Italia)(RD/Agencias)

http://www.periodistadigital.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: