Cuando el Concilio se vuelve tema obsoleto


Publicado el 12.01.2012

sesión Concilio Vaticano II

JUAN RUBIO, director de Vida Nueva | Roma, 19 de octubre de 1962. En un convento de Via delle Mura Angeliche, el Mater Dei, se reunían, convocados por el obispo de Maguncia, 25 obispos y teólogos franco-alemanes. No estaban de acuerdo con el esquema presentado por la Secretaría General del Concilio. “Se trata de una operación de limpieza intelectual en los muros de la escolástica”, dijo el P. Chenu. Había que desmantelarlo.

Unos pedían redactar un esquema nuevo; otros eran más cautos, solo reformarlo. Jacobinos y girondinos a las puertas del Vaticano. Todos querían cambios, pero por vías distintas.

Lo primero que había que hacer era clausurar solemnemente el Vaticano I, disuelto en medio de una tormenta estival mientras Garibaldi asediaba Roma. Tampoco se trataba de realizar el sueño de Pío XII cuando, a finales de los años 40, quiso convocar un concilio para encauzar las reformas bíblica, litúrgica, catequética y ecuménica.

El síndrome de Lampedusa: “Cambiar todo para que todo continuase igual”. Jacobinos y girondinos buscaban un cambio más copernicano. El Rhin desembocaba en el Tíber. Tuvo que llegar el nuevo Papa, Montini, para facilitar el trasvase.

Fue entonces cuando el Concilio cambió de rumbo. En aquel cónclave franco-alemán se encontraban obispos como Volk, Ancel, Garrone… y teólogos como CongarChenuDaniélouDe LubacKüngSchillebeeckx y el joven teólogo bávaro Joseph Ratzinger, consultor del prelado de Colonia, Frings. Este era el núcleo duro conciliar.

Pasó la efervescencia posconciliar y entró el miedo
al sincretismo doctrinal, al relativismo moral, al aggiornamento,
a las teologías pactistas con el marxismo, a la liturgia desacralizada.

Otros obispos creyeron que iban de excursión. “No eches mucha ropa. Será cosa rápida”, dijo un prelado español a su secretario antes de viajar. No podría imaginarse Ratzinger, el “teenager teólogo tan de moda”, como lo llamó Schamaus, que celebraría el 50º aniversario de aquel acontecimiento como sucesor de Pedro.

Pasó la efervescencia posconciliar y entró el miedo al sincretismo doctrinal, al relativismo moral, alaggiornamento, a las teologías pactistas con el marxismo, a la liturgia desacralizada. Miedo a diluirse. El miedo, siempre el miedo. Y hubo que echar marcha atrás.

¡No es esto! ¿Aplicar el Concilio o interpretarlo? Interpretarlo. Hay que verlo en la continua corriente de la rica Tradición. Palabra poco entendida, pero profunda; palabra manoseada cuando se vuelve minúscula.

Vuelven tradiciones caducas y se entierra
el espíritu que movió el cambio.
Las constituciones y decretos duermen
el sueño de los justos; apenas se estudian.
El magisterio episcopal ya ni lo cita.

Vuelven tradiciones caducas y se entierra el espíritu que movió el cambio. Las constituciones y decretos duermen el sueño de los justos; apenas se estudian. Solo en determinadas facultades. El magisterio episcopal ya ni lo cita. Argumentos sin futuro en las sesiones conciliares se vuelven moda teológica. Muchos obispos, formados en los seminarios posconciliares, hoy callan. ¿Evolución o involución? Lo que diga el Papa. El Concilio es el Papa.

Un año por delante. No faltarán teólogos, agoreros ultramontanos, que arremetan contra aquella reforma. No vendría mal volver a los textos y al espíritu. Hay nuevos laicos, aguerridos militantes, que saben poco de él y no pocos clérigos que solo lo han estudiado en Historia de la Iglesia. En librerías de viejo se venden ejemplares por cinco euros. Y aquella tarde de otoño romana será estudiada en los anales. No sé si con alegría, con nostalgia o como anécdota histórica.

director.vidanueva@ppc-editorial.com

http://www.vidanueva.es/2012/01/12/cuando-el-concilio-vaticano-ii-se-vuelve-tema-obsoleto-juan-rubio/

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: