29 ENERO/12 IGLESIA CATÓLICA INCLUSIVA “SAN ROMERO DE AMÉRICA”


El boletín para el domingo, el 29 de enero de 2012, 
Iglesia Católica Inclusiva de Oscar Romero 
Cuatro domingo en tiempo ordinario
Queridos amigos y amigas:

Fue una buena decisión, no haber tenido  la misa el fin de semana pasado. Cuando las personas trabajan seis días a la semana, a veces sólo tienes que cambiar el horario.

 El Domingo pasado estuvimos limpiamos las paredes, puertas, ventanas  y el techo de la casita de nuestros amigos, en la comunidad migrante. Descansamos y  comimos pizza,  luego pintamos. Pintamos toda la casita, al final, miramos  todos con satisfacción. “No es perfecto, pero es mejor,” dijimos. Paredes blancas, techo blanco. Hace mirar mejor.
Hablamos de si el techo  se requiere dos capas de pintura (o dos manos de pintura, en español). Finalmente volvemos a mirar alrededor y nos satisface: “No es perfecto, Pero Es Mejor”. El aspecto de la casita, en todo mejoró.
En la mañana estuvimos limpiamos, yo, cambiaba el agua sucia para cada persona, cada vez que solicitaba. “¿Quieres agua con sopa, o agua pura?”
NADIE! – me dice no fue sopa,lo que preguntaba,  sino jabón! La palabra en ingles, “soap,”para mi es mas similar a sopa! Mis amigos estuvieron muy discretos…
Mientras trabajábamos, el hombre que llamamos Capo, le escuchamos cantar suavemente, así mismo: “Aleluya, aleluya…”.

Creo hicimos un trabajo sagrado, santificando el Domingo.
¿Que dice a tu alma si cada mañana despiertas en unas paredes y techo sucio? ¿Que dice de que quien eres, que tu mereces? ¿ Y que si trabajas horas larga, seis días cada semana, de pie todo el día, y todavía eso es todo lo que tu recibes?
Pienso es un poco difícil creer que todos somos como dice Thomas Merton  “a pie caminado todo  brilla con el sol”.
Recuerdo que hace diecisiete años, cuando estaba trabajando como técnica de laboratorio y tratando de comprar la casa en que  ahora vivo. Ofrecí lo que pude, y me rechazaron  dos veces. Casi al mismo tiempo, me enteré de que mi compañero de trabajo, un post-doc, ganaba casi exactamente el doble de lo que era. Se sentía como un mensaje del mundo en general: que es todo lo que vale la pena. Me acuerdo de la
socked-in-the-corazonada: que trabajo tan duro, y yo ni siquiera podía comprar una modesta  casa? Mi experiencia fue sólo una probadita de lo que nuestros amigos en vivo con, año tras año. (Y lo maravilloso que sentí, cuando al fin mi oferta fue aceptada, y me convertí en la propietaria de una  casa).

Es Por esto  que esta limpieza y pintura es de un montón de cosas. Se trata de la salud, de la dignidad y la autoestima. Se trata de respeto y esperanza. Hacerlo juntos, empezamos a ver lo que es posible. Mira, oh, mira, ¿lo qué puede hacer el amor? Amor, y trabajo duro!

Gracias a todos que ayuda, especialmente Carolina Kristofferson quien nos dio su domingo para venir a trabajar.  Gracias a Kevin Slough quien nos dio  la pintura, Jane Bleeg quien dio algunas alfombrillas, y todos aquellos que  dieron dinero para los utensilios de la limpieza y pintura.
Ustedes hacen  la  diferencia en una pequeña parte del mundo. Capo dice, “Como es posible pagarte después?” Oh, es simple,
mis amigos queridos. Justo conoce en tu alma que tu eres brillante como el sol.
Amor y luz a todos,
Chava+

PS En el curso de transporte  mobiliario para el centro de la sala, un estante se rompió. Lo estaban usando para un altar en casa, así como el almacenamiento de útiles escolares. Se trataba de tres metros de altura, una unidad de tres estantes. Si alguien tiene un estante de libros para donar, por favor hágamelo saber!

La Iglesia de Oscar Romero
Una Comunidad de Liberación, la Justicia y Allegría 
que veneran en la tradición católica
La Misa: los domingos a las once de la mañana
la Casa de San Joseph de la Hospitalidad, 402 South Avenue, Rochester NY 14620
 Remitido al e-mail

Diario Vaticano / A los neocatecumanales el diploma. Pero no lo que esperaban


La Santa Sede ha aprobado los ritos que marcan las etapas de su catecismo. Pero las particularidades con las que ellos celebran las Misas quedan siempre bajo observación. Algunas son permitidas, otras no

por ***

CIUDAD DEL VATICANO, 23 de enero de 2012 – Antes de la audiencia con Benedicto XVI celebrada hace tres días, dentro del Camino Neocatecumenal corría la voz que en esa ocasión serían aprobadas definitivamente las “liturgias” del movimiento eclesial fundado por Francisco “Kiko” Argüello y Carmen Hernández:

> ¿”Plácet” o “Non plácet”? La apuesta de Carmen y Kiko

Esas voces consideraban directamente que estaba listo el documento de convalidación.

En realidad este paso no estaba de ninguna manera en el orden del día en el Vaticano, como se ha podido verificar en el transcurso del evento mismo.

En  efecto, al comienzo de la audiencia del 20 de enero se leyó un decreto del Pontificio Consejo para los Laicos, en el cual, “con el parecer favorable de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos”, simplemente “se concede la aprobación a las celebraciones contenidas en el Directorio catequético del Camino Neocatecumenal que, por su naturaleza, ya no resultan reguladas por los libros litúrgicos de la Iglesia”.

Con mayor claridad ha confirmado el Papa que con el mencionado decreto solamente “se aprueban las celebraciones” presentes en el Directorio Catequístico que “no son estrictamente litúrgicas”.

Significa esto que los rituales aprobados en esta ocasión no remiten de ninguna manera a la liturgia de la Misa o a la administración de los sacramentos, sino solamente a las celebraciones internas del Camino que marcan las principales etapas del largo catecumenado de cada uno de sus miembros.

Además, Benedicto XVI ha aprovechado la audiencia para dirigir a los jefes y a los miembros del Camino un “breve pensamiento sobre el valor de la liturgia”. Ha sido un “pensamiento” que tuvo todo el sabor de una lección, densa y exigente a pesar de su brevedad.

En esa audiencia el Papa ha recordado que “el verdadero contenido de la liturgia” es efectivamente “obra del Señor Jesús”, pero “es también obra de la Iglesia que, al ser su cuerpo, es un único sujeto con Cristo”. Y con esto ha puesto en guardia contra la tentación – presente en las teorías litúrgicas neocatecumenales, pero no sólo en ellas – de un arqueologismo que pretendería reproducir artificiosamente la última cena de Jesús y las fracciones del pan de los primeros tiempos cristianos, sin tener en cuenta los desarrollos litúrgicos que han madurado legítimamente en la Iglesia a lo largo de los siglos.

En su discurso, además, Benedicto XVI ha subrayado el “carácter público de la Santa Eucaristía”. Ha recordado que en base a los estatutos del Camino, aprobados en el 2008, “los neocatecumenales pueden celebrar la Eucaristía dominical en la pequeña comunidad, luego de las primeras vísperas del domingo, según las disposiciones del obispo diocesano”. Pero ha agregado a continuación que “toda celebración” debe estar “esencialmente abierta a todos los que pertenecen” a la única Iglesia de Cristo.

Las celebraciones en las pequeñas comunidades – siguió diciendo el Papa – deben de este modo producir una “maduración progresiva” que favorezca “su inserción en la vida de la gran comunidad eclesial”, es decir, concretamente “en la celebración litúrgica de la parroquia”.

Por último, el Papa ha confirmado que “la celebración en las pequeñas comunidades” debe estar “regulada por los libros litúrgicos que se deben seguir fielmente”, también “con las particularidades aprobadas en los estatutos del Camino”.

En los Estatutos del 2008 las particularidades permitidas son dos.

La primera se refiere a “la distribución de la Santa Comunión bajo las dos especies” y “siempre con pan ázimo”, que los neocatecumenales deben recibir “de pie, permaneciendo en su lugar”.

La segunda es el cambio “ad experimentum” del “rito de la paz luego de la Oración universal”, es decir, antes del Ofertorio, como de hecho acontece desde siempre en el rito ambrosiano, en uso en la arquidiócesis de Milán.

En los Estatutos se prevé además que los animadores de las comunidades neocatecumenales preparen “breves introducciones a las lecturas”. Pero esto ya está permitido por las Instrucciones Generales del Misal Romano, para cualquier Misa.

Por el contrario, no se hace alusión alguna, en los parágrafos de los Estatutos referidos a la Misa, a las llamadas “resonancias”, es decir, a los comentarios espontáneos a las lecturas del Evangelio hechas por los que participan en las Misas de las comunidades neocatecumenales, acompañando la homilía del sacerdote.

No solamente esta cuestión de las “resonancias”, entonces, sino toda otra particularidad litúrgica en uso en el Camino que no está aprobada explícitamente por la Santa Sede era un abuso antes de la audiencia del pasado 20 de junio. Y así permanece también después.

A continuación presentamos la “lección” de liturgia impartida por Benedicto XVI a los neocatecumenales y, más abajo, un resumen de sus rituales extra-litúrgicos que han tenido la aprobación de las autoridades vaticanas.

__________

“… CELEBRACIÓN REGULADA POR LOS LIBROS LITÚRGICOS QUE SE DEBEN SEGUIR FIELMENTE…”

Benedicto XVI al Camino Neocatecumenal, 20 de enero de 2012

Queridos hermanos y hermanas, […] unos instantes antes se ha leído el decreto con el que se aprueban las celebraciones presentes en el “Directorio catequético del Camino Neocatecumenal” que no son estrictamente litúrgicas, pero que forman parte del itinerario de crecimiento en la fe. Es otro elemento que os muestra cómo la Iglesia os acompaña con atención mediante un paciente discernimiento que comprende vuestra riqueza, pero que mira también a la comunión y a la armonía de todo el “Corpus Ecclesiae”.

Este hecho me ofrece la ocasión para exponer un breve pensamiento sobre el valor de la liturgia. El Concilio Vaticano II la define como la obra de Cristo sacerdote y de su cuerpo que es la Iglesia (cfr. “Sacrosanctum Concilium”, 7). A primera vista esto podría parecer extraño, porque parece que la obra de Cristo designa las acciones redentoras históricas de Jesús, su pasión, muerte y resurrección. ¿En qué sentido entonces la liturgia es obra de Cristo? La pasión, muerte y resurrección de Jesús no son solamente acontecimientos históricos; abrazan y penetran la historia, pero la trascienden y permanecen siempre presentes en el corazón de Cristo. En la acción litúrgica de la Iglesia está la presencia activa de Cristo resucitado que hace que sea presente y eficaz hoy para nosotros, para nuestra salvación, el mismo misterio pascual. Esta obra del Señor Jesús, que es el verdadero contenido de la liturgia, entrar en la presencia del misterio pascual, es también obra de la Iglesia, que al ser su cuerpo es un único sujeto con Cristo: “Christus totus caput et corpus” [Cristo total, cabeza y cuerpo], dice san Agustín. En la celebración de los sacramentos, Cristo nos sumerge en el misterio pascual para hacernos pasar de la muerte a la vida, del pecado a la existencia nueva en Cristo.

Esto vale en modo muy especial para la celebración de la Eucaristía, que al ser la culminación de la vida cristiana es también la bisagra de su redescubrimiento, a lo que tiende el Neocatecumenado. Como afirman vuestros Estatutos, “La Eucaristía es esencial al Neocatecumenado, en cuanto catecumenado postbautismal, vivido en pequeña comunidad” (art. 13 §1). Precisamente con la intención de favorecer el acercamiento a la riqueza de la vida sacramental por parte de personas que se han alejado de la Iglesia, o que no han recibido una formación adecuada, los neocatecumenales pueden celebrar la Eucaristía dominical en la pequeña comunidad, luego de las primeras vísperas del domingo, según las disposiciones del obispo diocesano (cfr. Estatutos, art. 13 §2). Pero toda celebración eucarística es una acción del único Cristo junto con su única Iglesia, y por eso esencialmente abierta a todos los que pertenecen a la que es su Iglesia. Este carácter público de la Santa Eucaristía se expresa en el hecho que cada celebración de la Santa Misa es en definitiva dirigida por el obispo como miembro del colegio episcopal, responsable de una determinada Iglesia local (cfr. “Lumen gentium”, 26).

La celebración en las pequeñas comunidades, regulada por los libros litúrgicos que son seguidos fielmente, y con las particularidades aprobadas en los estatutos del Camino, tiene la misión de ayudar a cuantos recorren el itinerario neocatecumenal a percibir la gracia de estar insertos en el misterio salvífico de Cristo, lo que hace posible un testimonio cristiano capaz de asumir también los rasgos de la radicalidad. Al mismo tiempo, la maduración progresiva en la fe del individuo y de la pequeña comunidad debe favorecer su inserción en la vida de la gran comunidad eclesial, a la que encuentra en la celebración litúrgica de la parroquia, en la cual y por la cual se realiza el neocatecumenado (cfr. Estatutos, art. 6), su forma ordinaria. Pero también durante el Camino es importante no separarse de la comunidad parroquial, justamente en la celebración de la Eucaristía que es el verdadero lugar de la unidad de todos, donde el Señor nos abraza en los diferentes estados de nuestra madurez espiritual y nos une en el único pan que nos hace un único cuerpo (cfr. 1Cor 10, 16s). […]

__________

El texto íntegro del discurso del Papa:

> “Cari fratelli e sorelle, anche quest’anno…”

__________


DOCE RITOS, PARA OTRAS TANTAS ETAPAS

El itinerario de catequesis que recorre cada miembro del Camino dura al menos diez años y está compuesto por cinco fases.

Cada fase tiene etapas caracterizadas por rituales específicos, doce en total.

Son éstos los rituales extra-litúrgicos en uso en las comunidades neocatecumanales, ahora aprobados por las autoridades vaticanas.

CATEQUESIS INTRODUCTORIAS

1. Rito de la conversión. Coincide con la décima de las dieciseis catequesis introductorias. El rito, muy detallado, precede y sigue en forma comunitaria la confesión sacramental individual de cada uno de los presentes. Para quien prosigue en el camino, se reiterará este rito en forma mensual.

2. Entrega de la Biblia. Coincide con la décimoquinta catequesis.

3. Rito del lucernario. Introduce la “convivencia” de tres días que concluye las dieciseis catequesis introductorias. Otras celebraciones de la Palabra imponen una estructura a estos mismos días y estructurarán, semanalmente, la continuación del camino.

PRECATECUMENADO

4. Primer escrutinio. Marca el término de esta segunda fase, cuya duración es la menos de dos años.

TRÁNSITO AL CATECUMENADO

5. “Shemà”. En hebreo: escucha. Celebra el acogimiento de la Palabra de Dios.

6. Segundo escrutinio. Concluye el bienio de esta tercera fase. En él se realiza la renuncia a las riquezas personales también visibles, a favor de la comunidad.

CATECUMENADO

7. Entrega del Salterio. Es decir, del libro de los Salmos.

8. Traditio Symboli. Es decir, la entrega del “Credo”.

9. Redditio Symboli. Es decir, la confesión pública de la propia fe, aprendida con el “Credo”.

10. Entrega del Padre Nuestro. Es el rito que introduce el tercer año de esta cuarta fase.

ELECCIÓN

11. Libro de la vida. Al escribir el propio nombre en este libro, el neocatecúmeno abre los dos años de esta quinta y última fase del Camino.

12. Renovación de las promesas bautismales. Es el punto de llegada del Camino. El rito se cumple durante la Vigilia pascual, la que se prolonga hasta el alba y concluye con un banquete.

__________

La página web oficial de los neocatecumenales, en varias lenguas:

> Camino Neocatecumenal

_________

Un índice de todos los anteriores artículos de http://www.chiesa sobre el Camino:

> Focus a los MOVIMIENTOS CATÓLICOS

__________
Traducción en español de José Arturo Quarracino, Buenos Aires, Argentina.

http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350149?sp=y

LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS EN EL CRISTIANISMO PRIMITIVO


TEXTOS DE LOS PRIMEROS SIGLOS DE LA IGLESIA SOBRE LA UNIDAD DE LA IGLESIA

Los primeros cristianos están dispuestos a dar su vida por la unidad de la Iglesia. Se esfuerzan por mantener unido el rebaño de Cristo, que empieza a verse atacado y zarandeado por herejías, infidelidad, etc.
La Iglesia, como Cuerpo místico de Cristo, va creciendo y desarrollándose a pesar de las dificultades externas -de persecución, odio, etc.- y de las internas que irá encontrando paulatinamente. Las heridas más dolorosas son las producidas por sus propios hijos. Pero siempre cuenta y contará con la asistencia del Espíritu Santo.

Nos hablan:

SAN CLEMENTE ROMANO (SIGLO I)

LA DIDACHÉ (SIGLO I)

SAN IGNACIO DE ANTIOQUÍA (SIGLO I-II)

SAN IRENEO DE LYÓN (SIGLO III)

Son un magnífico testimonio de unidad las palabras de San Ireneo de Lyon con las que explica –en el siglo II- cómo “las Iglesias de Germania creen y transmiten lo mismo que las otras de los Iberos o de los celtas, de Oriente, Egipto o Libia o del centro del mundo. Al igual que el sol, criatura de Dios, es uno y el mismo en todo el mundo, así también la predicación de la verdad resplandece por doquier e ilumina a todos aquellos que quieren llegar al conocimiento de la verdad”. (Tratado contra los herejes, 1,10,1-3)

Del libro:
ORAR CON LOS PRIMEROS CRISTIANOS
Gabriel Larrauri (Ed. Planeta)

http://www.primeroscristianos.com/index.php?/news/view/la_unidad_de_los_cristianos_en_el_cristianismo_primitivo/

A LA MEMORIA DE GERARDO VALENCIA CANO OBISPO, MISIONERO DE YARUMAL 40 AÑOS DE GLORIA ENTRE LOS POBRES


Sábado 21 Enero, 2012

TRES FACETAS DE SU VIDA


Propedéutica de Dios

“Gerardo Valencia Cano, en testimonio de José Manuel Román, uno de sus más hondos conocedores, es algo más serio de lo que interesadamente se ha pensado de él. A su estilo, con sus virtudes y sus defectos, es indudablemente un hombre para la historia” (Monseñor Valencia 366). Y todo lo que antecedió a los que el padre José Manuel Román conoció de Valencia Cano, es una evidente propedéutica de Dios para el cumplimiento de la misión que se le había encomendado, así haya sido dura como el martirio y cruel como la muerte en la Cruz del Hijo de Dios.

Propedéutica de Dios fue el hogar de Doña María y Don Juan de Dios, la penuria extrema de su hogar en Santo Domingo, la ciudad de las tres efes, su formación el Yarumal bajo la férula de Muñoz Duque, el Cardenal, sus años de formador cuando enseñaba Historia Patria, es estadía en Bogotá como estudiante de la Javeriana, donde perdió el año según su propio testimonio, sus años de Prefecto de disciplina, en los que se mostró riguroso y duro como el pedernal, y donde se acendró su ascética y su mística, su modestia y su piedad profundas, sus años de Prefecto Apostólico en el Vaupés de entonces, “tierra brava de la selva y el raudal” y propedéutica de Dios fueron sus primeros años como Obispo de Buenaventura en la costa del Pacífico Colombiano. El no sabía. Nadie lo sabía, pero como Abraham, como a Moisés y como a todos los escogidos del Antiguo Testamento, Dios lo estaba adoctrinando en divina propedéutica, para la misión ruda que tenía que cumplir. Desde el vientre de su madre lo había escogido Dios, “Ecce constitui te hodie súper gentes et súper regna, ut evellas et destruas et disertas, et aedifices et plantes. He aquí que te he constituido hoy sobre gentes y sobre reinos para que borres y destruyas, para que disperses y disipes, para que plantes y edifiques” (Jer. 1,10)

Al principio cuando afronta la defensa del negro del Pacífico, la redención del chocoano, parecía, como suele decirse, haciendo pinitos en relación con lo que sería después… Estaba en camino para llegar a ser lo que en la realidad llegó a ser: Además del púlpito de la catedral de San Buenaventura, tuvo primero la radio local, desde donde se hicieron famoso sus “buenos días” y mas famosas sus “buenas noches”; todo allí era clamar por la liberación de los marginados. Se iba perfilando el hombre de la liberación de los oprimidos.

La Misma Espiritualidad de Builes

La espiritualidad de Valencia Cano es la misma espiritualidad e Builes y por ende la misma espiritualidad del Instituto de Misiones de Yarumal al cual perteneció. Como lo hemos dicho hablando de Monseñor Builes, su espiritualidad fue la apostólica que es lo mismo que la misionera. Valencia era un hombre contemplativo, de oración continua. Valencia era un hombre de acción continua, de acción heroica, de acción profética. La primera es la vida contemplativa, la segunda es la vida activa. Pero Valencia perteneció al tercer estilo de vida, porque él contemplaba y luego en su acción daba a los demás lo contemplado, estilo de vida que es llamado vida apostólica o Misionera. Del Imey tenemos que decir lo mismo, tiene que ser de vida apostólica (misionera). Su acción se debe derivar de su contemplación para que sea fiel al espíritu del fundador y fiel al carisma recibido. Lo que es muy de recordar es, que la Espiritualidad Misionera de Builes se cristalizó en su celo ardiente por la salvación de las almas. Igualmente la espiritualidad de valencia se cristalizó en el celo. Pero mientras en Builes el celo revienta en el deseo de “salvar almas”, en una teología espiritualista y escatológica, en Valencia se cristalizó en la liberación total y a todos los niveles, e una teología más antropológica, en una construcción del Reino que tiene comienzo en esta vida y no exclusivamente en el futuro.

Cual Liberación
La liberación por la que clama nuestro Hermano Mayor, no fue específica, sino, como la defenderá más tarde Leonardo Boff, una liberación universal, general, integral. La liberación entendida por Valencia era liberación a todos los niveles.

Liberación de los negros y los indios:
“El Indio de América y el negro más auténtico, tienen en su alma y en su historia, la clave verdadera de las reformas sociales; lo han tomado del casto contacto con la naturaleza lejos de lo artificial que ha provocado en el hombre su tentación de ser Dios” (Monseñor Valencia, 76).

Liberación de la mujer:
“El equilibrio de la humanidad no se conseguirá mientras la mujer no se haga sentir al nivel del hombre (liberación) y es quizá necesario, aún más, el que alguna mujer demuestre con su valor y con su amor universal, que también el sexo femenino tiene capacidad para una grandeza más alta que la de los varones” (Monseñor Valencia, 109-110) y más adelante en el mismo escrito: “Cuán culpables somos los hombres, de estorbar en la mujer su capacidad de grandeza” (Monseñor Valencia, 110).

Liberación de América Latina:
“Mientras nuestro continente no descubra en sí mismo la clave de su liberación seguirá inmolando hijos a los ídolos de Persia y de Egipto en un imbécil suicidio. Cristo, nacido de una madre en un pueblo sin tierra, es un hombre sin padre porque es símbolo y causa de la verdadera liberación del mundo” (Monseñor Valencia, 75).

Liberación de la teología:
Valencia no encuentra apoyo en la jerarquía, y le decepciona un poso el mismo CELAM, “pero encuentra paradójicamente un eco insospechado en ciertos grupos de seglares colombianos en un buen número de misioneros jóvenes de diferentes países. Había encontrado incluso algo muy importante: sintonizar perfectamente con un grupo de obispos latinoamericanos; y logra sobre todo el que por vez primera, gracias a su convocatoria, un grupo muy calificado de teólogos y pastoralistas de todo el Continente inicien y prosigan una reflexión profunda del problema” (José Manuel Román, Monseñor Valencia, 360). Con una teología escolástica y enteramente vaciada en categorías griegas, no vamos a llegar al indígena ni al negro, ni en general al hombre latinoamericano. En aquel grupo de teólogos – es nuestro pensamiento – se inicia, primero una liberación de la teología y a raíz de esto una Teología de la Liberación. No atribuir a Valencia Cano, la paternidad de la Teología de la Liberación.

Liberación de la Liturgia:
Y detrás de esto tiene que venirse una liberación de la liturgia, que en términos del CELAM Medellín, es adaptación. La liturgia debe celebrar la fe des la situación de pobreza y opresión de América Latina. Pero leamos lo de Melgar. “Seguimos insistiendo en que las Misiones no admiten en América Latina los mismos planteamientos de otros continentes… Nos falta la tipología de las Misiones en América Latina que tomando en consideración sus características esenciales, peculiares, nos facilite esclarecer su qué y su para qué y en consecuencia el cómo de su actividad integrada en una pastoral de conjunto a nivel nacional y continental” (Discurso inaugural, Encuentro de Melgar, Monseñor Valencia, 361).

Liberación de la Iglesia:
No de otro modo ha de entenderse aquella patética denuncia en Iquitos. Repitámosla: “ La orden de enseñar… nos ha hecho olvidar el verdadero sentido de nuestra acción: Hacernos todo para todos: En cambio nos hemos sentido maestros y nos hemos fabricado una serie de estructuras que van desde la santa regla hasta la palabra infalible”, (Discurso inaugural, Iquitos, Monseñor Valencia, 251-252). Lo que sin duda, se insinúa es que las misiones y en general la Iglesia debe liberarse de muchas cosas que ya son obsoletas. Es la sapientísima sentencia de Ortega y Gasset, “El río abra su curso y el curso esclaviza al río”. Y en nuestro caso es, la Iglesia se fabrica leyes y las leyes esclavizan a la Iglesia.

Liberación de los espíritus:

También es este sentido buscó Valencia la liberación, y en realidad que la obtuvo, y no solamente por su alto grado de oración, de contemplación que realmente libera los espíritus, sino porque abierta y directamente “denunció el ahogo del espíritu y actuó sin prejuicios. Fue un hombre libre porque logró poco a poco un espíritu liberado”. (José Manuel Román, Monseñor Valencia, 352). Fue cuando llegó a este punto en su personal liberación espiritual, cuando a la hora del tinto en la mañana, por primera vez apareció sin la sotana, con toda la simplicidad del mundo. Porque todas las demás ínfulas de mucho tiempo atrás, habían sido dejadas. Se movilizaba por Buenaventura en bus, no llevaba ni anillo ni pectoral y siempre iba con los bolsillos vacíos. “Dejarlo todo para llegar al todo”, en frase de San Juan de la Cruz. Es la perfecta liberación del espíritu.

“Olvido de lo criado, (se ve en su pobreza)
Memoria del Criador: (con Dios a la madrugada)
Atención a lo interior: (se ve en sus ansias de virtud)
Y estarse amando al Amado” (Suma de Perfección).
(Momentos de contemplación).

Todas las cosas vistas atrás y las reuniones con teólogos a las que hemos aludido, son las que dan pie para creer, como cosa cierta, que Valencia Cano, si fue el padre de la Teología de la Liberación. Y mucho más, fue o es, el padre la espiritualidad de la liberación y esto nos reafirma en que le espiritualidad de nuestro Profeta, si puede y debe reconocerse como la Espiritualidad de la Liberación. Claro que esta teología de la liberación a lo Valencia Cano, no incluye violencia, ni lucha de clases, los que la siguieron con ateismo y postulados del marxismo leninismo, se equivocaron. La teología de la liberación de Valencia Cano: en la tesis tiene la fe, la oración y la contemplación, la reflexión del Evangelio de Jesús. En la antitesis tiene el trabajo con el pueblo, tan arduo que puede llamarse revolución. Y en la síntesis tiene un socialismo cristiano paralelo al de los cristianos de la Iglesia primitiva cuando “todo lo tenían en común” (Hch. 2,4).

Pero, con todo lo visto, es la espiritualidad de Valencia Cano. El “Obispo Rojo de Colombia”, una espiritualidad ortodoxa, canonizable?. Y a fe que lo es y yo diría, más que por su alta oración y más que por su piedad, humildad y entrega y más que por todas las cosas buenas que hizo, por su denuncia heroica que lo ponen en el renglón de los profetas, y porque fue el apóstol de la liberación integral, apóstol de la liberación a todos los niveles. Porque el santo no es el que hace cosas raras, ni es el milagrero, al que se le encienden velas y veladoras, sino alguien que puede ser presentado a la vista de toda la humanidad como paradigma de imitación a Jesucristo, el “Enviado a dar buenas nuevas a los pobre,… a sanar los quebrantados de corazón, a pregonar libertad a los cautivos y vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos” (Lc. 4,18).

(Tomado de la introducción del libro “El obispo de los pobres” de Gerardo Jaramillo González)

– A la memoria de Gerardo Valencia Cano
– Carta de Gonzalo Arango a Mons. Valencia Cano
– Mon. Valencia Cano – Datos biográficos
– Recordando al Hermano Mayor

http://www.yarumal.org/info/info122.html

Homilía para el Domingo 3 Ciclo B – 22 de enero 2012: Rvda Roberta Meehan


Jonás 3:1-5, 10
Sal 25:4-9
1 Corintios 7:29-31
Marcos 1:14-20

El tema de las lecturas de esta semana es la conversión. Oh, ese tema es tan obvio, ¿verdad? La misión de Jonás es decirle a la gente de Nínive que era mejor convertirse a los caminos del Señor. En el proceso, por supuesto (la parte que no está específicamente en la lectura de hoy), Jonás se tiene que pasar por una conversión.Después de Jonás, nos movemos en el salmo que comienza con “Enséñame tus caminos, Señor.” Eso es muy definitivamente una oración para la conversión. Que es también el tema que unifica y que une a estas lecturas. En cuanto a el resto de las lecturas, vemos que la lectura de Corintios nos dice que “el tiempo se acaba.” Y, por último, la lectura del Evangelio de Marcos incluye la proclamación: “. Cree en el Evangelio” Otro tema! Esto es seguido por el llamado (y, lógicamente, la conversión) de un número de hombres que estaban ocupados en el negocio de la pesca.

La pregunta es: “¿Qué es la conversión?” En estas lecturas, se observa una gran variedad de tipos de conversiones! La conversión no se limita a una sola idea. A veces tenemos la idea equivocada de que la conversión implica sólo aquellos inmersos en el grave error (pecado o no) o los que vienen a una nueva comprensión o una nueva creencia en Dios. No es así! No es así en absoluto! Conversión incluye una gran variedad de ideas – como ya hemos dicho  hay una gran variedad de tipos de conversiones.

Tal vez deberíamos empezar por considerar la historia de Jonás. Todo el mundo ama la historia de Jonás – y no sólo a causa de su ingestión prematura por una ballena. También hay algo que todos pueden relacionarse con su viaje a Nínive. Podemos relacionarnos con Jonás. Mientras que los habitantes de Nínive al parecer en la necesidad de la conversión a causa de sus pecados, uno de gravedad que miremos a Jonás a sí mismo.En realidad, nada absolutamente nada, en toda la historia de Jonás revela pecado por parte de Jonás. Simplemente no quería hacer lo que el Señor lo estaba llamando a hacer – pero no era al parecer de alguna manera involucrados en algún pecado atroz. Espere un momento, mientras nos fijamos en las otras lecturas.

Nos movemos a los Corintios. Los corintios estaban preocupados probablemente un poco demasiado en los asuntos mundanos, pero apenas eran culpables de gran maldad.Al escribir a los Corintios, Pablo ciertamente no se menciona ningún pecado en particular. Oh, no estaban en sintonía con el Señor, pero no estaban realmente en un estado pecaminoso. Entonces, ¿cuál era el problema?

Ahora al Evangelio y ver a los apóstoles. No estaban haciendo nada mal tampoco. No eran más que la pesca fuera de la empresa familiar. Trabajo duro. La captura de peces.Disfrutando de los frutos de su trabajo. ¿Por qué se necesita la conversión? Y, si era necesario la conversión, el tipo de conversión se necesitan?

Me parece que la conversión real de la mayoría de nosotros es personal y tiene muy poco que ver con el pecado real. Se trata de una conversión en el pensamiento – una conversión en el cumplimiento de nuestra vocación. Todos estamos llamados a ser más que nosotros. Todos estamos llamados a ser más cristianos que nosotros.

Vamos a construir un proceso continuo de conversión de pecado no. Los corintios eran muy materialistas -, pero no estuvieron tan mal. Que tenían que ajustar su forma de pensar un poco. Los discípulos tuvieron que abandonar sus puestos de trabajo – ocupaciones cambio, por así decirlo – y empezar de nuevo. Ellos hicieron esto – a pesar de que no estaban profanando su patrimonio o la ley. Jonás tuvo que ser reorientado por la fuerza de su pensamiento. Pero, aunque Jonás no iba en contra de la ley. Por supuesto, los habitantes de Nínive fueron francamente pecaminoso lo que tal vez deberían estar fuera de la parte más profunda de la continuidad.

Todos estamos llamados a ser parte de esta conversión, en algún lugar a lo largo de ese continuo de Jonás a los Corintios, a los discípulos e incluso a los ninivitas. Y a veces nos encontramos en diferentes puntos a lo largo de ese continuo. A veces somos realmente ciudadanos de Nínive – lleno de pecado y todo lo que estaba pasando en ese lugar antiguo. Los tiempos no han cambiado, nada es diferente hoy en día. A veces todos somos como Jonás (y Joans) que tienen que ser engatusados ​​y empujó y tiró hasta que finalmente alrededor de seguir nuestro llamado (a pesar de que nuestro camino no es necesariamente pecaminoso o mal).

Pensar en eso. Nuestro camino no puede ser pecado o el mal pero no es nuestro llamado – no es lo que nuestro Dios quiere que hagamos.

A veces nosotros somos discípulos y reconocemos la llamada inmediatamente y vamos a hacer lo que se nos pide que ver con un sentido ciego de hacer lo que estamos llamados a hacer.

Creo que la mayoría de las veces, sin embargo, todos somos simplemente Corintios.Acabamos de estar tan involucrado en el mundo que nos olvidamos de que el mundo pasa. La mayoría de las veces, sólo necesitamos la conversión de los corintios. Tenemos que hacer las cosas un poco mejor. Tenemos que convertir nuestra pereza. Tenemos que convertir nuestra pereza y nuestra envidia y nuestro orgullo. Tenemos que convertir nuestra atención al mundo para un fin más piadoso.

¡Oh, cuán imposible! ¿Cómo práctico! ¿Cómo teórico! ¡Qué bueno y todo eso – pero no real! Que no encaja. Bueno, sí lo hace!

¿Cómo podemos atar todo esto junto? Que dice el Salmo, “Enséñame tus caminos, Señor.” Y Marcos dice: Y estos son nuestros temas “Cree en el Evangelio.” – Las llaves de la aplicación de este mensaje a nosotros mismos. Nuestra oración es que se les enseñe. Estamos en nuestro camino a la perfección, no estamos allí todavía. Progreso, no perfección! Se trata de un viaje de nunca acabar! Y el evangelio, ¿qué es eso? Jesús nos dio una orden – de amor! Parte del amor que está haciendo exactamente lo que estamos llamados a hacer de la mejor manera posible. ¿Somos habitantes de Nínive que no creen en Dios y, obviamente, viviendo en pecado? ¿Tenemos que pedir que se les enseñe a amar (como evangelio!) Girando alrededor de nuestras vidas? ¿No somos Jonás (o Joans), haciendo nada en especial carne, sino que necesitan desesperadamente que se enseña lo que el Señor quiere (y luego, siguiendo el mensaje)? ¿Somos pescadores y pescadoras que saltar para seguir el evangelio, sino que necesitan desesperadamente para orar por una guía sobre cómo hacerlo? ¿O estamos Corintios, simplemente pasear a lo largo de un modo materialista, sin llegar a pecar, pero olvidando que nuestro llamado a que el evangelio es que Cristo, el uno al otro en todas las cosas, a amar a todas las personas, para olvidarse de juicio, para estar al servicio de máxima , que el mensaje del evangelio en sí – el mensaje del amor – en todo momento? Y, como Corinthians, nos olvidamos de que nuestro mensaje es una parte del viaje y que ninguno de nosotros desde Corinto (o en cualquier otro lugar) es perfecto?

“Enséñame tus caminos, Señor. Tus caminos, Señor, a conocer a mí. ”

Roberta Meehan+

Remitido al e-mail

29 ENERO/12: MENSAJES PARA NIÑOS/AS


Mensajes para niños
Sermón de la semana
4to domingo después de Epifanía
29 de enero 2012
Sermón de la semana

Title
: Viviendo por las reglas

Tema: Jesús enseñaba con autoridad – 4to Domingo de Epifanía

Objeto: Un juego, conocido por los niños, con sus reglas. (Utilicé Skip-Bo, pero siéntanse libres para usar el juego que desee).

Escritura: Y se admiraban de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. (Marcos 1:22).

¿Les gusta jugar juegos de mesa? A mí me gusta. Gozo mucho cuando nos reunimos la familia o amigos y jugamos un rato. Uno de los juegos que me gusta jugar es Skip-Bo. ¿Han ustedes jugado este juego? Es muy simple, pero como todos los juegos, antes de comenzar a jugarlos hay que leer las reglas para saber cómo jugarlo correctamente.

¿Quién hace las reglas del juego? La persona que crea el juego hace las reglas, ¿no? La persona que crea el juego, hace las reglas para que las personas que lo juegan gocen jugándolo. Si alguien no sigue las reglas, le resta diversión al juego, ¿no es así? ¿Has jugado alguna vez con alguien que no sigue las reglas? ¿Sigues tú las reglas siempre?

En el juego de la vida también hay reglas que tenemos que seguir. Miren, tengo el libro de reglas aquí. La Biblia es el libro de reglas que tenemos que seguir en la vida. ¿Quién escribió las reglas? Dios lo hizo. Dios creó la vida y escribió las reglas. Tal como el creador de un juego hace las reglas para que sintamos placer al jugar su juego, Dios escribió estas reglas para que todos los que vivimos podamos gozarla según el desea que la gocemos.

Un día Jesús fue al sinagoga y comenzó a enseñar. La Biblia dice que las personas que le escucharon se sorprendieron de la forma en que enseñaba. No se parecía a una persona que supiera acerca de las reglas, sino como la que había escrito las reglas. Bueno… así fue. ¡Él sí escribió las reglas! Jesús era Dios, en forma humana, el cual vino a la tierra a enseñarnos como vivir.

Dios hizo las reglas y nos enseñó como vivir. Dios hizo las reglas y nos enseñó a como seguirlas. Ahora desea que sigamos las reglas para que gocemos de la vida en la forma en la cual Él la diseñó.

Querido Padre, Tú nos has enseñado como vivir. Ayúdanos a seguir el ejemplo de nuestro Señor Jesucristo, en cuyo nombre oramos. Amén.

Páginas para colorear y actividades
Actividades grupales interactivas

Página para colorear

Crucigrama

Palabras secreta

Sopa de letras

Boletí­n para niños (MS Word) 

(Imprima la primera página y luego insértela en la impresora para imprimir el otro lado.  Doble el boletín por la mitad y tendrá un boletín de cuatro páginas para los niños.)

 

Enlaces a los sermones
Impresión amistosa:  “Viviendo por las reglas”

 

Otra sermon para Marcos :21-28: “¿Quién está en control?”

 

Tenemos materiales para ayudarle con los niños

Tenemos un CD conteniendo estos materiales:

    Tres años de sermones de Sermons4Kids
Páginas para colorear del Antiguo y Nuevo Testamento
Una serie de páginas para colorear de Graham Kennedy
Lecciones: La vida de Cristo de cada uno de los cuatro Evangelios
Canciones para la Escuela Bíblica de Niños
Catorce presentaciones de PowerPoint
Un año de lecciones del Antiguo Testamento (de Mission Arlington)

Para imprimir una forma para ordenarlo haga clic aquí. (Es gratis)

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá
Derechos de autor Sermons4Kids, Inc.
Todos los derechos reservados.

“Ojalá la Iglesia acompañara más a los embargados”


Por: Joaquín Sánchez

Publicado el 20.01.2012

Sacerdote y miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca

 

JOSÉ LUIS PALACIOS | Joaquín Sánchez bromea con el escaso respeto que hoy infunden los curas, a cuenta de los agarrones y tirones que sufrió durante un desahucio en Puente Tocinos (Murcia). En el fondo, no le importa lo más mínimo haber sido tratado por las fuerzas del orden público del mismo modo que el resto de sus compañeros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Murcia. Como él mismo reconoce, “como cristianos, nuestro lugar es estar con la gente; Jesús de Nazaret fue crucificado por estar al lado de los más pobres e indefensos, en conflicto con el poder”.

Los embargos hipotecarios, que desde 2008 han dejado a casi 150.000 familias sin hogar, le parecen a este cura nacido en Vilanova de Sau (Barcelona) hace 49 años, una clamorosa injusticia que reclama su implicación.“En la Iglesia hablamos mucho de los pobres y creo que, en el momento de la verdad, cuando hay que pasar de los discursos a los hechos, se tiene que notar”, comenta Joaquín, quien en junio celebrará sus 25 años de ordenación sacerdotal.

A su juicio, paralizar los desalojos, reclamar una legislación más humana, buscar otras opciones que no sean entregar el piso al banco y endeudarse para siempre, “es encarnarse”.

“En mi adolescencia, viví una Iglesia que quería estar con el pueblo y para el pueblo. Esa vivencia la fui interiorizando con el paso del tiempo gracias a los grupos parroquiales y al Movimiento Junior de Acción Católica. Fue creciendo en mí la pasión por la figura de Jesús, lo vivenciaba en los compromisos, en los momentos celebrativos y en la oración, tanto personal como comunitaria. Con el paso del tiempo, acepté que el sentido por la vida pasaba por el ministerio sacerdotal, entendido como un servicio al pueblo de Dios”, explica este cura sobre su vocación.

Algunos compañeros de causa le dicen que “este Dios mío sí les gusta, y que si hubiera muchos más así, mirarían de otra forma a la Iglesia”.

Joaquín escucha a todos con respeto, y en silencio se repite a sí mismo que “hay que seguir luchando, a pesar de todo, porque tenemos una esperanza: levantar la dignidad humana, despertando nuestros anhelos por un mundo más humano y humanizante, para todos y con todos los seres humanos en comunión con el medio ambiente”.

Él entiende su ministerio como la suerte de poder “dedicar la vida a intentar aliviar el sufrimiento humano, a ser una pequeña luz, en un momento histórico de desesperanza, para interpelar a los creyentes y a la ciudadanía en general sobre la responsabilidad de contribuir a crear una tierra y un cielo nuevo”.

 

Regenerar la dignidad

Aunque confiesa que, al enterarse de un nuevo señalamiento judicial para echar a una familia de su casa, “cuesta conciliar el sueño”, está convencido de que lo más importante es “regenerar la dignidad como personasy sostener humanamente a los amenazados por los embargos, gente que creía que era alguien por tener una casa y un coche y que, cuando los pierde, siente que no es nadie”.

“Los trastornos psicológicos que se producen son muy graves; algunos dicen que la vida ya no tiene sentido y que si siguen es solo por sus hijos”, remata este capellán en varias residencias de ancianos y centros de atención a personas discapacitadas, además de párroco en la pedanía murciana de El Palmar.

Le gustaría que la Iglesia, “en los comunicados oficiales y en las respuestas de la parroquias, en las comunidades y los grupos de Cáritas, acompañara más a estas familias y que se busquen alternativas, como alquileres baratos…”.

Mientras tanto, él sigue la lucha contra los embargos (ya son 49 las ejecuciones hipotecarias paralizadas o retrasadas en la región de Murcia). Es su manera de estar al lado de “los más débiles, los últimos, los excluidos y marginados”. Una vivencia y una mística que comparte y alimenta con otros militantes de la HOAC.

Fuente: http://www.vidanueva.es

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: