IGLESIA METODISTA: Se propone otra reestructuración de la iglesia


 


Conferencia General 2008. Foto UMNS por Mike DuBose

Heather Hahn*

26 de enero, 2012 | Noticias UMNS

No contentos con la reestructuración propuesta por Llamado a la Acción, algunos líderes proponen a la Conferencia General 2012 una reorganización distinta.

La Federación Metodista para la Acción Social (MFSA), caucus progresista no oficial, ha presentado una propuesta legislativa llamada Un nuevo orden administrativo. Este grupo es el único grupo, entre los diferentes caucuses no oficiales de la iglesia, que ha presentado legislación específica a laConferencia General 2012, la cual se llevará a cabo los días 24 de abril al 4 de mayo, en Tampa, Florida.

MFSA afirma que su misión es “movilizar, guiar y sostener un movimiento metodista unido progresivo, dando energía a la gente para que sean agentes de justicia, paz y reconciliación de Dios”.

La federación esbozó su reorganización en respuesta a otra legislación que propone consolidar nueve de las trece agencias por medio de formar el nuevo Centro Metodista Unido para la Misión y Ministerio Conexional bajo el liderazgo de un directorio de 15 miembros.

La consolidación que se propone es el resultado del proceso Llamado a la Acción, que fuera iniciado por el Concilio de Obispos y la Mesa Conexional, “a fin de reordenar la vida de la iglesia” a causa de la crisis económica del año 2008 y décadas de pérdida de miembros en las iglesias de los Estados Unidos.

El Equipo Interino de Operaciones hizo propuestas y la Mesa Conexional, que coordina la misión, ministerio y recursos de la iglesia, esbozó una legislación. El Concilio de Obispos dio su apoyo a la legislación.

Según el grupo Llamado a la Acción, la consolidación de agencias ayudaría a que la denominación se alinee y adapte al cambio de fomentar congregaciones con vitalidad. Pero MFSA critica que el plan de Llamado a la Acción no logra representar la diversidad de la denominación dentro y fuera de los Estados Unidos, y que dañará los programas que ayudan a que la iglesia crezca.

“Las decisiones centralizadas tienden a producir menos eficacia, transparencia, llamado a rendir cuentas y flexibilidad para satisfacer a los afectados”, dijo Jill A. Warren, directora ejecutiva de MFSA. “Como iglesia, la gente afectada son nuestros miembros, los que tratamos de alcanzar y los que necesitan oír del evangelio de Jesucristo en todo el mundo”.


Plenario de la Conferencia General 2008.

Estructura alternativa
La legislación propuesta por la federación aborda varias preocupaciones.

En lugar de la Mesa Conexional, propone un Concilio de Coordinación con 43 miembros votantes y 24 con derecho a voz.

Este plan crearía cuatro nuevos centros ministeriales dirigidos por el Concilio de Coordinación:

• Centro de Desarrollo Congregacional (que consolida la Junta de Discipulado y la parte ministerial de la Junta de Educación Superior y Ministerio).

• Centro de Misión Global (que consolida la parte de educación superior de la Junta de Educación Superior y Ministerio y la Junta de Ministerios Globales, pero sin la División de Mujeres).

• Centro para la Justicia, Reconciliación y Testimonio (que consistiría en la Junta de Iglesia y Sociedad con funciones adicionales de evangelización y santidad social).

• Centro de Recursos y Operaciones (que consolida el Concilio General de Finanzas y Administración, la Junta de Pensiones y Beneficios de Salud y Comunicaciones Metodistas Unidas).

Cada centro tendría un directorio de 33 personas, incluyendo a 14 miembros de las siete conferencias centrales (África, Europa y las Filipinas); 12 personas de las cinco jurisdicciones de la iglesia en los Estados Unidos; 2 obispos (uno de los Estados Unidos y otro de las conferencias centrales) y 5 miembros adicionales elegidos por cada directorio según sus necesidades.

Esta propuesta preserva como agencias separadas a la Casa Metodista Unida de Publicaciones, la Comisión de Archivos e Historia, la Comisión sobre Religión, Raza, la Comisión sobre el Estado y Rol de la Mujer y Hombres Metodistas Unidos.

Además, el plan apoya poner a la Comisión Metodista Unida sobre la Unidad Cristiana y Asuntos Interreligiosos dentro del Concilio de Obispos, así como convertir a Mujeres Metodistas Unidas en una agencia separada.

Reacciones a las propuestas
En una conferencia de prensa, el Rdo. Brian K. Milford, que lidera la delegación de Iowa, le preguntó a los líderes de la federación qué planean hacer para que las agencias de la iglesia sirvan mejor a las conferencias y congregaciones locales.

Gráficos organizacionales

El Rdo. Steve Clunn, coordinador de la coalición de la federación, dijo que su plan incluye un centro de desarrollo congregacional que incorpora requerimientos de ordenación. “Nuestro énfasis sobre la ordenación es que realmente tenga que ver con el desarrollo congregacional”, dijo.

Añadió que ayudará tener un concilio de coordinación. “Al colocar a un concilio de coordinación que sólo coordine, nos fortalecerá y alineará. La coordinación hará que las agencias tengan un mayor impacto en las conferencias anuales y congregaciones locales”.

Sin embargo, el Rdo Thomas Lambrecht, vicepresidente y administrador del caucus evangélico Good News, no concuerda.

La reorganización que la federación propone “no resuelve el problema de unificar los programas y estructuras de la iglesia”, dice Lambrecht.

“Esa es la intención de las recomendaciones (del Equipo Interino de Operaciones), esto es, hacer que todos trabajen juntos en lo mismo. El mantener silos separados como MFSA propone realmente no ayuda a lograr dicho fin”.

Más legislación
MFSA también ha criticado la legislación que busca eliminar la “seguridad de nombramiento” (o empleo garantizado) para los presbíteros con buena reputación.

La federación ha presentado su propia legislación para crear un proceso de evaluación que junta las evaluaciones de las congregaciones con la de sus pastores. Esta propuesta también establece grupos de la misma clase para “promover colegiatura, ofrecer apoyo mutuo y llamado a rendir cuentas entre el clero”.

Además, la federación propone algunas enmiendas a la constitución para que cambie la estructura global de la denominación. Se propone establecer una conferencia central que abarque a las cinco jurisdicciones de los Estados Unidos y que permita a las conferencias centrales, fuera del país, crear conferencias jurisdiccionales. Estos cambios representarían mejor la naturaleza global de la iglesia y pondría a todas las regiones de la iglesia en una situación de igualdad.

Respaldo
Tres conferencias anuales han dado su apoyo a las reformas propuestas por Llamado a la Acción: Iowa, Louisiana y Texas Norte.

*Hahn es periodista de multimedia del Servicio de Noticias Metodista Unido. Contacto: Heather Hahn, Nashville, Tenn.,             (615) 742-5470       ó   newsdesk@umcom.org.

 

http://www.umc.org/site/apps/nlnet/content3.aspx?c=lwL4KnN1LtH&b=5801443&ct=11608995&notoc=1&tr=y&auid=10223242

El pueblo de Dios no va a morir


Autor: El Grupo Editorial

 Publicado por: Editor en 30 de enero 2012 01:00:00 AM
Roma había sobornado a la interpretación más amplia del “Pueblo de Dios” por el cultivo, con poca resistencia, los gerentes de sucursales de plantas como su voz en la diócesis después de la diócesis.

 

jpgHace unos cinco años el obispo más joven (en ese entonces treinta y ocho años) en el Concilio Vaticano II, Remi de Roo intentado celebrar una fiesta de todo el Canadá de la convocatoria de la gran acontecimiento que ha cambiado de manera irrevocable el catolicismo. Así los tiempos habían cambiado y Juan Pablo II y Benedicto XVl a todos los efectos, “la Iglesia” en ese momento, había asegurado que su interpretación minoritaria del Consejo reinaría. Vaticano II había sido sometido a una “jerarquía” de interpretación.

jpgRoma había sobornado a la interpretación más amplia del “Pueblo de Dios” por el cultivo, con poca resistencia, los gerentes de sucursales de plantas como su voz en la diócesis después de la diócesis. Estos prelados bien investigados, como eminente ecclesiologist Richard McBrien ha declarado a menudo “escuchar a una minoría de uno-Roma”. El Maestro ha hablado, debemos llevar a cabo las órdenes, debemos dejar que “los fieles” saben lo que creer. Esta aberración de arriba hacia abajo que se conoce como “papismo”.

Roma se consideró que no vería con buenos ojos la apertura de esta caja de Pandora. En Canadá no hay tal conmemoración sucedido. En el caso de la sugerencia de De Roo, sin entusiasmo vino de Roma. No tenía que hacerlo. Los obispos también entiende que la metáfora dominante del Concilio, la Iglesia como Pueblo de Dios fue un non-starter en la sede de .. Para llamar la atención sobre esto puede dar idea de las piernas. Bueno, no hace falta decir que este episcopal brush-off no ha ido bien con la gente cada vez más educada de América del Norte de Dios — no hablar de otras jurisdicciones.

jpgEl punto más bajo de este papismo era probablemente fallido intento del Papa Juan Pablo II para limitar el debate de la ordenación de mujeres: “Es a la santidad de los fieles que la estructura jerárquica de la Iglesia es totalmente ordenado”, escribió en Ordinatio Sacerdotalis. Las mujeres no podían ser ordenadas. A pesar de que esto no es sino una disciplina de la iglesia, como es el celibato, el Papa Woytyla apenas fue disuadido de declarar esta de fide (infalible) por su mano derecha Ratzinger cardenal. La mayoría de los católicos en grupos educados rechazó esta declaración de 1994 como la opinión del Papa que no habían sido controlados a través de la experiencia de los católicos. Juan Pablo II, actuando más de un monarca que un pastor escucha, exige que las personas no, incluso hablar o pensar acerca de esto.Esto incluso llevó una sonrisa del cardenal Mahony de Los Angeles Roger. En 1996 la Sociedad de Derecho Canónico de Gran Bretaña e Irlanda llegó a la conclusión de que la enseñanza sobre las mujeres sacerdotes, no era infalible.

Pues no es cosa de risa para el Pastor supremo Benedicto. Eso fue entonces, que ahora es ahora. Recientemente despedido de Australia Obispo Bill Morris afirmó que el Papa Benedicto XVI en una carta enviada a él escribió “que el Papa Juan Pablo II ha decidido, de manera infalible e irrevocable, que la Iglesia no tiene derecho a ordenar mujeres al sacerdocio.”

El elefante

Y eso significa que ningún obispo canadiense osará plantear esta cuestión. Todos ellos han jurado no volver a llevar el “elefante en la sala” a una mayor conciencia, a pesar de que puede ser alto en el radar de los ciudadanos bautizados. Que aparentemente no cuentan.Así vemos que el nuevo (y bastante viejo, papismo) aparentemente ha sobornado a la conciencia moral y las ideas de los de los bancos.

jpg  A pesar del ataque de treinta y dos años del Vaticano II y su metáfora dominante del Pueblo de Dios ha sido puesta en escena una reaparición. En pocas palabras, no se puede deshacer. Tiene poder de permanencia. La resistencia a la papismo ha iniciado en contra de embotamiento romano. La primera línea de ataque físico. Millones se han alejado de disgusto y la ira. Un floreciente underground sin embargo se ha mantenido y la resistencia está ganando fuerza. Este movimiento se lleva a cabo en gran parte fuera de las instituciones oficiales ya que muchos teólogos católicos han sido purgados. Liderazgo clerical ha sido difícil de encontrar como los obispos leales están prestos a saltar en su caso bocanada de desviación de la línea oficial es visto. La Iglesia institucional de Cristo, que una vez aceptado el pluralismo y que se caracterizó en sus primeras etapas por la parresía (hablando claro) se ha convertido en tímido y disfuncional. Kafkiano es una palabra que viene a la mente.

gifDe un modo extraño el escándalo de abuso sexual catastrófica de 2002, muchas energía al ver la patética actuación de la Iglesia Episcopal, sí, los hombres puesto en marcha por los dos últimos Papas. Cincuenta y ocho sacerdotes valientes en Boston dijo a la ley imperiosa cardenal que su tiempo había terminado. En Detroit en la actualidad el cuarenta por ciento de los sacerdotes y muchos laicos han formado de los elefantes en la sala de estar (http://www.elephantsinthelivingroom.com/ ) para desafiar esta papismo. En Minnesota, el Consejo de los bautizados es una nueva, de 21 miembros del panel de laicos católicos de todas las áreas geográficas de la Arquidiócesis de St. Paul y Minneapolis. Es una voz colegiada de los católicos en la Arquidiócesis de 12 condados ( http://www.cccrmn.org/v2/index.php ). El movimiento de laicos Snyod frustrado por la intransigencia episcopal está ganando terreno ( http://www.progressivecatholicvoice. org/enewsletters/index_Oct07.html ). Las organizaciones nacionales de sacerdotes han surgido en Irlanda ( http://www.associationofcatholicpriests.ie/ )
, Australia ( http://nationalcouncilofpriests.com.au/about-the-ncp/)
y EE.UU. (info4@uscatholicpriests.us
 ).

images / Y ahora el National Catholic Reporter (NCR), el diario católico progresista estadounidense no está dejando morir Vaticano II. Se ha comenzado a imprimir artículos que conducen a 50 ° aniversario de la apertura del Concilio el 11 de octubre de 2012.

El NCR nos recuerda el horror de la Curia en llamar el Papa Juan XXIII de la . Luego fue el intento fallido de la Curia para imponer su esquema de primera reaccionaria de los Padres de la Iglesia. La triste realidad es que es este programa, rechazó en diecisiete minutos en la asamblea de obispos de la Iglesia Católica en 1963, ha vuelto con toda su fuerza en Juan Pablo II y Benedicto XVl. Al igual que el original, este intento de reintegrar a un top-down, el mando y el control de la iglesia está condenada al fracaso. El Espíritu Santo de vida y resistencia, una vez más levantando su voz profética y que nos recuerda que este Espíritu es dado a toda la Iglesia y no el celibato, un subconjunto de oficina.

Signos de esperanza.

Cualquier sacerdote interesado en una reunión inicial con los elefantes sacerdote de Detroit por favor póngase en contacto coneditor@catholicnewtimes.com o pastor@stssimonandjude.com

jpgEl Foro de Canadá en Teología y Educación ( www.cfotae.ca ) celebrará el 50 aniversario de la convocatoria del Concilio Vaticano II en Oakville mayo de 2012.

http://www.newcatholictimes.com/index.php?module=articles&func=display&ptid=1&aid=3140

La Universidad Popular Cuarto Mundo de París “La Cave”


“La Universidad popular Cuarto Mundo es un grupo de amigos que encontramos cada mes. Oigo y digo muchas cosas allí”.
“Veo que algunos viven cosas más difíciles que lo que yo vivo. Ya no tengo vergüenza. Hablo más fácilmente”.
“Cuando escucho la vida de la gente, me da fuerzas y me hace reflexionar”.
“Allí encuentro ánimos. Me sirve para mantenerme en pie”.
“He aprendido a mirar a mi alrededor”.
“Hace avanzar el rechazo de la miseria”.
“Sirve para continuar el combate del padre Wresinski”
Las Universidades populares Cuarto Mundo fueron creadas por el padre Joseph Wresinski en los años 1970, para que las personas en situación de extrema pobreza pudieran tomar la palabra y transmitir su experiencia y su pensamiento a una sociedad que habitualmente las olvida y no las escucha. Desde entonces, no sólo no han parado nunca, si no que se han desarrollado por muchos otros lugares.
En la región de París, cada mes se reúnen entre 60 y 80 personas para intercambiar alrededor de un tema. Cada participante prepara en su grupo del barrio y después se junta con otros en París. Compartimos las experiencias de unos y otros pero también dialogamos con un invitado, “especialista” del tema (investigador, responsable administrativo o político, militante asociativo…) Nuestro objetivo es que este invitado introduzca en su propio saber, el saber de las personas que viven en extrema pobreza.
Este año hemos hablado “de las diferencias entre hombres y mujeres frente la extrema pobreza”, “del mundo del trabajo”, “de la escuela para los niños y los jóvenes”, “de las nuevas tecnologías como el teléfono celular o la computadora”, “del estrés”, y también del combate del padre José, después de haber visto la película “El Insumiso” (que narra los primeros años del padre en el asentamiento de Noisy le Grand, a las afueras de París, a finales de los años 50, primeros de los 60).
El próximo 17 de octubre nos gustaría llevar a cabo una Universidad popular pública en la alcaldía de París para hacer escuchar la voz de personas que viven una exclusión muy fuerte y que nunca son escuchadas.
Por: Brigitte Jaboureck
Publicado por en 15:11

Violencia y banalización de la miseria


Primer día del coloquio

Coloquio 2012: La miseria es violencia: Romper el Silencio

¡Basta ! Quienes hablan de la miseria son siempre los mismos

Hay que transformar nuestra manera de reflexionar sobre la miseria, fue el llamado lanzado a los participantes de la primera jornada del coloquio internacional titulado Violencia y banalización de la miseria. Este encuentro fruto de tres años de trabajo y de siete encuentros regionales, busca abrir una brecha en el esquema tradicional para pensar la miseria. Una visión, hasta hoy dominada por el enfoque individual de la investigación occidental.

“No podemos seguir dejando que hablen solo los que saben”, es el mensaje que nos llegó en quechua desde Perú. El considerar las personas que viven la miseria como fuente de información solamente, sin escucharlas verdaderamente es violencia. Es necesario crear un cruce de los saberes entre quienes investigan la miseria y quienes la viven. Es urgente restablecer el equilibrio y reconocer quienes viven la miseria como actores de conocimiento.

La violencia de la miseria es trivializada cuando las leyes no reconocen los derechos fundamentales, “el hecho de no tener derecho legitima las violencias” se revuelta Lala Arabian, directora ejecutiva de la ONG libanesa “INSAN Association”, al hablar de los trabajadores domésticos inmigrantes que viven un régimen de servidumbre que los expone a toda las injusticias posibles. Esto nos puede parecer claramente reconocible como violencia, pero también hay violencia cuando los servicios sociales no ven el sufrimiento de las familias cuyos hijos les son retirados y que no tienen derecho a expresar el amor, la tristeza y el combate que libran para recuperarlos. Moraene Roberts, militante de ATD Cuarto Mundo Reino Unido, ha sido testigo de ese sufrimiento: “no tienes derecho a decirles que los quieres, no puedes llorar, porque es manipulación”.

Durante esta primera jornada, distintos grupos de trabajo se constituyeron para profundizar las ideas expresadas durante la apertura. Muchos se preguntan ¿Cómo hemos hecho para que exista esta violencia? En una dinámica particular para buscar una responsabilidad común de la sociedad en la violencia de la miseria. ¿Cómo podemos sorprendernos de la brutalidad de la miseria sólo cuando ella mata, olvidando la brutalidad de las violencias cotidianas que viven miles de personas?

Una pista propuesta por los participantes es el lenguaje, devolver el respeto a las personas que viven la miseria. Un ejemplo español: al decir en las estadísticas que las personas sin hogar muertas en la calle, y que no han sido asesinadas, mueren por causas naturales (accidentes, enfermedades), faltamos a la verdad. Quienes son testigos de esta situación se indignan, pero quienes la viven son insultados.

Entrevista de participantes debajo

Entrevista a Emma Poma (Bolivia)

Entrevista a Guillermo Monroy (Paraguay)

Fuente: http://www.atd-quartmonde.org/Violencia-y-banalizacion-de-la.html

El mito del Dios El


Posted: 29 Jan 2012 11:00 PM PST

Dentro de la mitología cananea, su panteón de dioses estaba presidido por el dios El (al que también se le conoce bajo el nombre de Elohim en la religión hebrea). Era la divinidad suprema que estaba asociada a los nómadas y cuyas funciones se centraban, sobre todo, en lo ético y lo social. Las…

Visítanos en http://sobreleyendas.com para continuar leyendo. ¡Gracias!

Las religiones han maltratado a las mujeres


Redacción de Atrio, 30-Enero-2012

Con este titular, el jueves pasado, Inés Gallastegui presentó en EL IDEAL de Granada una entrevista hecha a Juan José Tamayo. Como en la larga charla mantenida con la periodista se abordan temas de actualidad, como algunas de las últimas intervenciones episcopales, nos parece que a alguien puede interesar conocer la transcripción íntegra de la entrevista, aunque resulte muy larga.
El teólogo Juan José Tamayo (Amusco, Palencia, 1946) presenta hoy en la Fundación Instituto Euroárabe de Granadasu último libro, ‘Otra teología es posible. Pluralismo religioso, interculturalidad y feminismo’ (Ed. Herder). Tamayo dirige la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones de la Universidad Carlos III de Madrid y es miembro del Comité Internacional del Foro Mundial de Teología y Liberación.

–¿Qué teología es posible?

–El modelo el paradigma de teología que se ha hecho dentro de la Iglesia católica está agotado, porque responde a las preguntas del presente con respuestas del pasado y no es capaz de asumir los grandes desafíos que le plantea la nueva cultura, los nuevos fenómenos sociales; se ha quedado muy anticuada. La teología que se hace hoy en la Iglesia católica, al menos a nivel oficial, es una teología del medievo, muy conservadora, que no tiene ninguna capacidad para estar atenta a los retos de nuestra sociedad. Es una teología que se hace de manera perezosa, poco creativamente. Se le escapan todos los nuevos fenómenos; no tiene en cuenta el pluralismo religioso, la interculturalidad o el feminismo. El problema está en que el modelo o la plantilla que sigue utilizando es del pasado. No digo que nos encontremos en el modelo de teología perenne, pero sí en una teología que ya no ilumina, un saber que no ayuda a interpretar y comprender el mundo y sobre todo que no contribuye a la transformación: es muy poco sensible a la situación de la pobreza, de la globalización neoliberal, y no está ubicada en los nuevos climas culturales, los movimientos alterglobalizadores, la teoría crítica de la sociedad. Soy muy pesimista y escéptico en cuanto al tipo de teología que se sigue haciendo. Influido por ese escepticismo, motivado por ese cierre de caminos, que está reforzado además por el neoconservadurismo y por el integrismo instalado en la propia cúpula de la Iglesia católica, he escrito este libro diciendo que la teología tiene que cambiar de lugar social y ubicarse en los ámbitos de marginación y de exclusión; y cambiar de lugar religioso, saliendo de los espacios sagrados y viviendo una espiritualidad más laica, más abierta al mundo de la increencia. En realidad, pienso que la teología tiene que abandonar sus seguridades dogmáticas. El dogma impide toda posibilidad de pensar. La teología dogmática conforma un pensamiento único, una ideología uniforme, una manera de comprender la realidad muy esquemática, y creo que hay que pasar de la teología dogmática a esas tierras inexploradas de la complejidad. La teoría de la complejidad creo que sería un buen cauce, un buen apoyo para hacer otra teología posible. Y luego pienso que la teología que se hace hoy, incluso la teología moderna, renovada, sigue recorriendo los caminos trillados de la repetición cansina, y está muy en las altas cumbres, donde descansan las verdades eternas. Creo que debe buscar la verdad en la historia. Porque de lo contrario la teología, en el mejor de los casos va a ser un saber ocioso, estéril, y en el peor, la legitimadora de un orden establecido injusto e insolidario. Y por supuesto legitimadora de una estructura eclesiástica piramidal, autoritaria y patriarcal. Este libro trata de articular las teologías marginales y excluidas del pensamiento, las tres corrientes más creativas del siglo XX y más prometedores de cara al XXI. A la teología no le corresponde resolver los problemas, sino aportar luz.

–¿Cuál es el enfoque de género en teología?

–En primer lugar, la teología actual lleva todavía las marcas patriarcales de la teología tradicional. La teología feminista parte de las experiencias de lucha y de sufrimiento acumuladas por las mujeres a la largo de la historia, pero también las experiencias de movilización. Y lo primero que constata la teología feminista es que las religiones se llevan muy mal con las mujeres, a las que han tratado siempre de manera bastante agresiva, despectiva e incluso violenta. Las religiones son maestras en la práctica de la violencia contra las mujeres; no necesariamente una violencia física, pero sí una violencia moral, psicológica y ética. La violencia contra las mujeres la ejercen las religiones desde el momento en que no las consideran sujetos responsables, autónomos, morales, sino simplemente consumidoras de la moralina de la institución eclesiástica. No son sujetos religiosos porque se considera que los lugares sagrados de la religión deben ser ocupados y gestionados por varones y las mujeres tienen que acercarse por la mediación de los varones. Ese es un principio fundamental: reconocer que las religiones han maltratado a las mujeres ejerciendo todo tipo de marginación y de violencia. Desde el momento en que no se les considera sujetos, se está ejerciendo violencia contra ellas. Las mujeres  no son reconocidas como sujeto religioso y en la iglesia están excluidas de todos los espacios de responsabilidad; no se les reconoce su capacidad de pensar de otra manera, desde su propia perspectiva. Creo que la teología del futuro tiene que empezar por devolver la voz a las mujeres, reconocer que son sujetos autónomos, con responsabilidad, con capacidad para comportarse moralmente y con capacidad para pensar la realidad desde sí mismas y no desde una cosmovisión impuesta por el patriarcado. Desde el momento en que las mujeres son consideradas sujetos, elaboran su propia reflexión sin tener que depender de los modelos patriarcales, elaboran y fijan sus propias normas de conducta, sus planteamientos morales que implican un reconocimiento de una serie de derechos y en concreto de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Igualmente ellas, al ser sujetos, configuran su propia comunidad, su propia religión, su propia iglesia autónomamente, y la configuran en forma de red, en forma de círculo, siempre un círculo abierto, hasta el punto de construir, como dice la teóloga Elisabeth Schüssler Fiorenza, de construir la ‘Ecclesia de las mujeres’, porque esos espacios les han sido negados, y en todos esos lugares de las religiones han estado de manera marginal. Y eso les lleva a conformar un modelo de organización que no tiene por qué estar sometido a las estructuras patriarcales.

–El martes el arzobispo de Tarragona dijo que la misión de las mujeres es tener hijos, no oficiar misa…

–Es un planteamiento totalmente preconciliar, agresivo para las mujeres. Esas declaraciones son también una forma de violencia contra las mujeres, porque es identificar a la mujer con la maternidad y negarle cualquier otra función o cualquier otra identidad. Y además es algo totalmente contrario a los orígenes del cristianismo y al movimiento igualitario de hombres y mujeres que puso en marcha Jesús de Nazaret. Esa afirmación contradice la concepción que tiene Jesús de la mujer. Jesús no valora y reconoce a la mujer en su función de esposa o de paridora, sino que reconoce la dignidad de la mujer en cuanto ser humano y persona. Hay un momento en el cual a Jesús, cuando está predicando, le dice la gente que le están esperando en la puerta su madre y sus hermanos. Y él dice: «¿Y quiénes son mi madre y mis hermanos? Todos los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica». Jesús nunca vincula la dignidad de la mujer con la maternidad. Ese es un componente que puede ser más o menos importante, pero que no forma parte de su identidad. Por eso me parece un despropósito la declaración del arzobispo de Tarragona. ¿Y eso a qué se debe? Primero, a que el obispo se niega a compartir el poder, la autoridad y la responsabilidad eclesial con otros creyentes y, muy especialmente, con las mujeres. Pero, en el fondo, porque los obispos, no pocos sacerdotes, la jerarquía en general y los dirigentes de la mayoría de las religiones  tienen miedo al cuerpo de las mujeres, porque es el sacramento de Dios, es la visibilización de la presencia de Jesús en el mundo y en la historia. Y ahí está el problema.  Esas declaraciones no me parecen admisibles y hay que responder, no diciendo que son un disparate, algo que ya está claro, sino un desenfoque total del movimiento igualitario de hombres y mujeres que Jesús puso en marcha.

–En alguna ocasión ha apostado por una teología de la liberación islamo-cristiana. ¿Cree que la ‘primavera árabe’ y el 15-M la acercan de algún modo?

Sí.  Me parece que las movilizaciones populares que se están poniendo en marcha en el mundo árabe, que luchan contra las autocracias de tantas décadas, y el movimiento de los indignados en contra de la dictadura de los mercados y en defensa de la democracia real , la protesta contra la conversión de los seres humanos en mercancías, es un ejemplo claro de que así es. A partir de ahí se puede hacer una teología islamo-cristiana  de la liberación, porque la religión puede ser el opio del pueblo, como dijo Marx, y de hecho lo ha sido y lo sigue siendo, cómo lo vamos a negar, tanto la cristiana como la judía y la musulmana, pero al mismo tiempo también puede ser un instrumento de liberación de los sectores marginados y excluidos de la sociedad. En todos estos movimientos se da la convergencia de estos tres modelos de teología que yo desarrollo en mi libro: la teología de la liberación, la teología del pluralismo religioso y la teología feminista. Por eso la síntesis de mi libro queda reflejada en esta definición: otra teología es posible. ¿Cuál? Una teología intercultural , interreligiosa, de la liberación y desde la perspectiva de género. Es una teología como teoría crítica, no como la ciencia abstracta y abstrusa de Dios, no como un saber mistérico, un conocimiento del mundo trascendente, porque esa es una teología totalmente evasiva. No, es la teología que se deriva de la experiencia religiosa y se traduce en teoría crítica: crítica de la sociedad insolidaria, del poder autoritario, del modelo económico injusto, de las propias estructuras e instituciones religiosas, que cuestiona todo lo que tiene que ver con el orden establecido. Segundo, es una teoría crítica de la liberación, que es la categoría teológica fundamental, lo que articula todo el pensamiento religioso, que desemboca en la práctica: liberación de la ideología alienante y liberación de los diferentes tipos y formas de opresión. Tercero, teoría interreligiosa: ninguna religión tiene la verdad completa ni es camino único de salvación. Todas las religiones son un magma, una amalgama de caminos que llevan a la felicidad y a la liberación, pero también a la perdición. Ninguna religión es detentadora única de la verdad. La verdad es una tarea común a realizar por parte de la teología de las distintas religiones. Luego, teoría intercultural: a lo largo del siglo XX las teologías cristianas han sido teologías occidentales, que han vertido sus contenidos a través de categorías elaboradas dentro del pensamiento filosófico de occidente. Pienso que la Universalidad del cristianismo exige que la reflexión cristiana se vierta y se exprese en las categorías de las diferentes culturas, porque de lo contrario el cristianismo quedaría reducido a una religión puramente local y occidental. Y ciertamente la cultura occidental no es el criterio de verdad, la filosofía occidental no es el referente por el que tienen que pasar las diferentes tradiciones sapienciales. Si la teología quiere ser universal y presentarse como una oferta de sentido que vaya más  allá del mundo occidental, tiene que hacerse desde el diálogo con las diferentes culturas. Y luego teología desde la perspectiva de género: el feminismo a nivel filosófico, sociológico y ético aporta interesantísimas categorías para pensar y practicar la religión de manera alternativa fuera del mundo patriarcal, androcéntrico, fuera de la organización estructurada conforme a la razón patriarcal.

–Tras la primavera árabe, allí donde ha habido elecciones ha ganado el islamismo. ¿No es desalentador que la democracia traiga estados que refuerzan todavía más los vínculos entre el Estado y la religión?

–En parte sí, ciertamente. Desde nuestras categorías no podemos entender cómo la liberación de los autócratas se traduce en regímenes islamistas. Preferiríamos que la gestión de las nuevas democracias, el ejercicio del poder y los pilares de los nuevos estados fueran laicos y propiciaran la separación entre religión y estado y que sus textos constitucionales o legales no se fundamentaran en la tradición religiosa musulmana y que al mismo tiempo la ética pública fuera una ética cívica laica. Aunque reconozco que estoy bastante desesperanzado, no pierdo la esperanza de que estas democracias se reconduzcan por la vía del laicismo. Pero cuidado, no pretendiendo que estas democracias se desarrollen a imagen y semejanza de las democracias occidentales. Hay muchos islamismos: hay islamismo integrista, liberal, revolucionario, conservador, liberador… Lo que no es posible es lo que sucedió en Argelia en las elecciones a primeros de los noventa, que ganó el islamismo y el ejército dio un golpe de Estado. Eso es no respetar la voluntad popular. Ha hablado el pueblo y esa palabra debe ser respetar. Si bien hay que intentar apoyar la construcción de este tipo de democracias que no necesariamente tienen que ser remedo de las occidentales, pero sí que desarrollen mecanismos de solidaridad, justicia, con propuestas innovadoras en l campo del derecho y la economía. Y el principio de libertad religiosa debe salvarse por encima de todo.

–También esta semana el arzobispo de Valladolid ha criticado a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por ser pregonera de Semana Santa y no estar casada por la Iglesia. ¿Cree que puede haber roces de mayor calado en las relaciones entre el Gobierno del PP y la Iglesia?

–Lo que ha pasado en Valladolid me parecen cuatro despropósitos. Primero, que sea el Ayuntamiento de Valladolid quien elija al pregonero de Semana Santa, en una sociedad como la nuestra en la que están separados los poderes. Eso ya implica que la secularizaion no se ha producido sino que quedan muchos restos de injerencias del poder político en el poder religioso, y eso tiene un nombre: manipulación de la religion por parte de los poderes públicos. Segundo, que elijan a una política de ese relieve por ser política, no por ser creyente, o teóloga, o un ejemplo de vida religiosa. Tercero, la negativa del arzobispo a que dé el pregón, no porque sea política, sino porque está casada por lo civil. El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, que a veces  ha pasado por moderado, es muy conservador. Como dice el chiste:«¿En qué se parece un obispo a otro? En que son todos iguales». Blázquez sale con un planteamiento totalmente moralista y canonista, porque ha apelado al Código de Derecho Canónico. Y el cuarto despropósito es que la señora vicepresidenta haya aceptado dar el pregón. Creo que le han tendido una trampa en toda regla y ella ha caído. Ese cúmulo de despropósitos supone un retroceso tan grave en el proceso de secularización de nuestra sociedad que me parece que de nuevo hemos vuelto al nacionalcatolicismo, a la alianza entre poder religioso y poder político. Es rocambolesco. Es un caso de sainete, si no fuera por las consecuencias tan negativas que tiene.

–Hace un par de años se mostraba escéptico ante la Ley de Libertad Religioso que preparaba el Gobierno del PSOE y que por cierto nunca aprobó. ¿Qué espera del Gobierno del PP?

–Mayor escepticismo todavía. Siempre dije que el Gobierno socialista ha sido rehén de la Iglesia católica y no ha sido capaz de romper, no ya las relaciones, sino el modelo de relaciones con la Iglesia. Una prueba de que no se ha atrevido ha sido su negativa a denunciar los acuerdos con la Santa Sede. Y eso ha supuesto, durante los dos últimos gobiernos socialistas, llenar a la Iglesia católica de privilegios que otros gobiernos no se habían atrevido a conceder: privilegios fiscales, económicos, educativos e incluso militares, porque los capellanes castrenses sirven al Ejército y tienen graduación militar. Es una de las más graves contradicciones del partido socialista, que yo personalizo en la vicepresidenta primera María Teresa Fernández de la Vega: cuando abandonó el Gobierno, fue objeto de felicitaciones y reconocimientos por parte del cardenal Rouco Varela y del cardenal Cañizares por lo mucho que había hecho por la Iglesia. En boca de ellos es un piropo; para mí es una descalificación: porque trabajar por la Iglesia desde el Gobierno es un error y una muestra de mala política.

–La receta de los gobiernos para curar la crisis económica ha sido satisfacer a los mercados financieros, recortar servicios públicos y empeorar las condiciones laborales. Es decir, más capitalismo en vez de menos. ¿Es que no hemos aprendido nada?

–Al contrario: estamos desaprendiendo. La política de la solidaridad, del reparto equitativo, de la austeridad compartida, son asignaturas que siguen quedando pendientes. Se ha impuesto una política de la austeridad para los sectores más depauperados de la sociedad  y una política del despilfarro y los privilegios para los banqueros, que se jubilan con unos salarios desproporcionados. No deja de ser sarcástico que se haya congelado el Salario Mínimo Interprofesional y sin embargo se permitan jubilaciones de banqueros de millones y millones de euros. Es sarcástico, si no resultara dramático e indigno de una sociedad democrática. Durante la época de Franco luchamos contra la dictadura franquista y ahora tenemos que seguir luchando contra la dictadura de los mercados. Hemos luchados hasta el 20 de noviembre porque la gestión que ha hecho el PSOE ha sido beneficiosa para los poderes económicos, financieros y bancarios, pero a partir de la constitución del nuevo gobierno del PP no podemos cejar en nuestra lucha, porque la política económica del PP va a beneficiar todavía mas a los poderosos, a quienes mueven los hilos de los mercados, y va a castigar a los sectores más vulnerables de la sociedad. Se está recortando en todos los campos, se congela el SMI (salario mínimo interprofesional), se reduce el salario de los funcionarios, que a día de hoy han perdido un 10% del poder adquisitivo, se reduce el gasto en educación, en ciencia e investigación, y sin embargo los privilegios económicos para la Iglesia católica siguen intactos.  Se van a ver afectadas la clase media y la clase baja. Con la actual gestión de la crisis económica por parte de los gobiernos neoliberales europeos, el lumpen proletariado, que era algo marginal en el Estado de bienestar, se va a generalizar. Y mientras, la Iglesia sigue con sus privilegios incólumes, recibiendo unos honorarios que no solo no bajan, sino que se incrementa cada año. Esto es otro despropósito y un gran escándalo.

http://www.atrio.org/2012/01/las-religiones-han-maltratado-a-las-mujeres/

Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: