Homilía para el Primer Domingo de Cuaresma – Ciclo B – 26 de febrero 2012 Rvda Roberta Meehan+


N.B – Esta homilía debio haber sido publicado ayer. Mea máxima culpa! Presidí  el servicio ecuménico en el hospital ayer por la mañana y  utilice esta homilía. Por la tarde hice la liturgia de la Misa y la dueña de casa me sugirió  dar esta homilía al grupo de participantes y luego usarlo como un punto de partida para una homilía dialogada. Eso funcionó muy bien.

LECCIÓN 1 LECCIÓN 2 SALMO EVANGELIO
Salmo 25:4-9 Católica Romana Génesis 9:8-15 1 Pedro 3:18-22 Marcos 1:12-15
Salmo 25:1-10 Común Revisado Génesis 9:08, 3:18-22 Marcos 1:9-15 171Pedro  Episcopal, Salmo 25
o
Salmo 25:3, 09:08 9Genesis-171Peter 03:18-22Mark 1:9-13

La referencia anterior copiados de http://www.lectionary.com/index20112012.html

Hoy es el Primer Domingo de Cuaresma. Todos estamos familiarizados con los símbolos del desierto y el agua que tan a menudo se utilizan para la Cuaresma. El desierto representa la esterilidad a la espera de los acontecimientos de la Semana Santa. El agua representa la plenitud de la vida y de nuestro renacimiento con el cumplimiento de la Pascua.

Hoy sabemos que el desierto no es estéril, sino que está lleno de vida. Aquellos de nosotros que viven en el desierto lo saben muy bien. También sabemos muy bien el valor del agua. No sólo nos recuerda constantemente para mantenerse hidratado, también somos claramente conscientes de la necesidad de conservar el agua para nosotros, nuestros animales, nuestros cultivos, y para todas las generaciones por venir.

Nuestros antepasados bíblicos tienen un poco diferente – tal vez un poco menos sofisticada – vista del desierto y el simbolismo del agua. Sin embargo, definitivamente sabía de la necesidad que toda la creación tiene para el agua. También sabían de los problemas de ser atrapado en el desierto sin una fuente de agua. Eso no ha cambiado.

Debido a que nuestra comprensión es un poco diferente que la de nuestros antepasados, tal vez deberíamos considerar estos pasajes de las Escrituras de una manera ligeramente diferente mediante la adopción de estos símbolos un paso más allá y mostrar cómo se relacionan no sólo con las lecturas de hoy, sino también a nuestras vidas como personas de el desierto -, así como a las personas del siglo 21.

Mientras pensamos en el desierto y el agua, recordemos también que uno de los temas predominantes en las lecturas de hoy es el pacto. Un pacto es un contrato – pero es algo más que un contrato en el sentido de que pensamos de los contratos de hoy en día. Un pacto es un contrato solemne vinculante. Por esa razón, hoy nos hablan de la alianza del matrimonio – un contrato entre la pareja y Dios.

A lo largo de las Escrituras, tenemos numerosos ejemplos de pactos. Estos convenios fueron los contratos solemnes entre Dios y el Pueblo de Dios. Si leemos el Antiguo Testamento, encontramos que estos convenios fueron sellados con frecuencia en ceremonias y rituales muy elaborados, por lo general la participación de la masacre de los animales, la mejor y sin tacha de la manada con el fin de ser el símbolo perfecto de este contrato duradera entre los pueblos y su Dios.

Echemos un vistazo a las lecturas de hoy y ver cómo podemos encontrar el concepto de pacto y hacer que el concepto de pacto hasta nuestros días y nuestro Primer Domingo de Cuaresma.

La primera lectura es del libro del Génesis. Esta es una historia familiar. Se lleva a cabo inmediatamente después de la inundación y Dios le dice a Noé, y otra vez en un par de frases muy pocos acerca de este pacto – la solemne promesa de Dios que nunca más volverá a la tierra y todas las criaturas vivientes ser destruida por una inundación. Dios selló este pacto con una señal para todas las edades. Esa señal, como todos sabemos, fue el arco iris. Hoy, por supuesto, somos cínicos. Nosotros entendemos la física del arco iris. Incluso podemos demostrar este signo con pompas de jabón simple. Pero, piense en las personas de vuelta en el momento de la Génesis.No tenían ninguna comprensión de la física. Para ellos, el arco iris era un signo maravilloso y hermoso de la promesa de Dios. No sólo eso, después del diluvio la tierra estaba fresca y limpia porque el agua es refrescante y limpiador. No todavía sentimos la misma manera hoy en día? Piense en su última ducha o la última vez que vio un arco iris. Los arco iris son siempre fascinante – aun cuando entendemos la física.¿No que el arco iris de conseguir que un poco emocionado? Sé que me entusiasma del arco iris! Ahora piense acerca de este pasaje del Génesis. Tenemos un recuerdo maravilloso de la alianza de Dios con nosotros. Sí, nosotros! No sólo nuestros antepasados religiosos, pero con todos nosotros. Y todavía tenemos esa sensación de asombro al ver el signo de la alianza – el pacto para toda la humanidad.

Ahora mira a la segunda lectura – de la primera carta de Pedro. Durante nuestro año litúrgico, no leemos mucho de Pedro. Parte de esto es probablemente porque no se ha escrito mucho, bajo el nombre de Pedro, pero es otra parte porque nuestros ciclos litúrgicos tienen mucho que cubrir. Sin embargo, el aviso! Todos los leccionarios, mayoritariamente, utilizan exactamente la misma lectura de Pedro. Ese es un punto crítico. El Pacto no se menciona específicamente en esta lectura, pero son los eventos de la inundación. Por otra parte, Pedro señala una correlación entre las aguas de la inundación y las aguas del bautismo. El bautismo es una parte de nuestro pacto! El bautismo nos introduce en la iglesia de Cristo. El Bautismo significa el nuevo pacto. El bautismo es el sello del nuevo pacto que nosotros los cristianos tenemos con nuestro Dios. Todo el mundo – sin importar la denominación cristiana – lo acepta. Y sí tenemos ese pacto con nuestro Dios! Estamos unidos a nuestro Dios por el bautismo – al igual que las personas que salieron del arca fueron unidos por el arco iris. No sólo eso, además del bautismo, todavía tenemos el arco iris para recordarnos de nuestro pacto.

¿Qué hace nuestra tercera lectura del Evangelio de Marcos  que tiene decir acerca de este concepto? Jesús fue conducido al desierto y allí permaneció durante 40 días. La idea más importante que podemos derivar de Jesús después de haber sido expulsados al desierto es doble. En primer lugar, debemos preguntarnos por qué Jesús fue expulsado. Debe haber sido porque tenía algo importante que decir! En segundo lugar, debemos considerar el simbolismo detrás de los 40 días. El número 40 aparece una y otra vez en las Escrituras. Y, el 40 era un número especial a los Hebreos. Piense en todo los años 40 que surgen en las Escrituras, desde Moisés vagando en el desierto de la derecha hacia abajo a Jesús en este pasaje aquí en Marcos.

Pero, ¿qué quiere decir Marcos? Él dice de Jesús, que el tiempo de cumplimiento está a la mano y que tenemos que arrepentirnos y creer en el evangelio.Eso es bastante sencillo, pero ¿cómo se relaciona con nuestro tema? Si nos fijamos en él, podemos ver la conexión con toda claridad.

Jesús dice: «Convertíos y creed.» ¿Qué significa eso? Simple. Reconocemos nuestros errores. Caminamos por el desierto. Sí, 40 días es un número simbólico, pero sigue siendo significativo! Y cuando nuestra caminata desierto es completa, vamos a salir del desierto y que se actualizará por las aguas de la vida. Para nosotros, como cristianos, eso significa que va a ser bautizado, y si ya estamos bautizados, será limpiado. Pero, para todos en el reino de Dios, que quiere decir que vamos a ser lavados y estaremos listos para continuar en nuestro camino.

Ustedes han sido lavados por el diluvio de Noé. Usted ha sido bautizado por la sangre del Cordero. Ahora que  has sido enviado a un viaje por el desierto (un desierto cuyo rastro se sabe muy bien!). Al final de la jornada que se lava de nuevo y usted sabrá el motivo de su pacto de Cuaresma.

Bienvenido a la Cuaresma! Y bienvenidos a su viaje de 40 días hacia la Resurrección de Cristo! ¿Usted ve el arco iris que Noé vio? Es allí! Y nos está esperando! El pacto, que nuestro Dios ha hecho con nosotros ha quedado sellado.

– Roberta Meehan M+

Remitido al e-mail 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: