El arzobispo de Canterbury se opone a que las leyes “promuevan cambios culturales” como el matrimonio entre personas del mismo sexo


Enviado Flick el 01 marzo 2012

El arzobispo de Canterbury, Rowan Williams, opina que las leyes no deben ser utilizadas para promover “cambios culturales” en asuntos como el matrimonio entre personas del mismo sexo. Williams, líder espiritual de la comunión anglicana, parece optar por una posición de confrontación con el Gobierno británico, cuyo primer ministro David Cameron ha anunciado su disposición a aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Rowan Williams, en un discurso sobre “derechos humanos y fe religiosa”pronunciado ante el Consejo Mundial de las Iglesias en Ginebra (que puedes leer íntegramente pinchando aquí, en inglés), se ha mostrado a favor de que las leyes eviten la discriminación de las personas homosexuales, pero en su opinión eso no faculta a los legisladores para llevar a cabo cambios que él considera “culturales”, como abrir el matrimonio a las parejas del mismo sexo. Williams ha mostrado su preocupación porque las leyes impongan lo que ha llamado “estándares culturales ajenos”.

No se trata, ni mucho menos, de la primera vez que el arzobispo de Canterbury hace funambulismo con los derechos LGTB. En septiembre de 2010, Rowan Williams, empeñado contra viento y marea en mantener la unidad del anglicanismo frente a las amenazas de cisma de sus sectores más conservadores, expresó su acuerdo con el hecho de que clérigos abiertamente homosexuales fueran nombrados obispos… siempre y cuando se mantuvieran célibes, una obligación que no existe para los obispos anglicanos heterosexuales. Y es que tanto la iglesia de Inglaterra, a nivel local, como toda la comunión anglicana, a nivel global, viven desde hace tiempo fuertes tensiones debido al empeño de su sector más renovador de abrirse a las personas homosexuales. La iglesia episcopaliana, rama estadounidense de los anglicanos, es la que ha dado pasos más sólidos en ese sentido, al romper con la moratoria autoimpuesta por los comunión anglicana y ordenar obispos y obispas abiertamente homosexuales, así como bendecir a las parejas del mismo sexo. En el otro extremo se sitúan las iglesias anglicanas africanas,algunas de ellas virulentamente homófobas.

Las recientes iniciativas políticas a favor del matrimonio igualitario en Londres y Escocia, por otra parte, han reactivado las tensiones en el propio Reino Unido. Mientras que en Escocia el reverendo David Chillingworth, cabeza de la iglesia episcopaliana escocesa (que cuenta con muy pocos fieles pero que no deja de tener importancia simbólica) se manifestaba a favor de que se discutiera el tema, la iglesia de Inglaterra mantiene una posición más hostil, no solo contra la posibilidad de que las parejas del mismo sexo puedan contraer matrimonio, sino también contrala posibilidad de que puedan contraer una unión civil en una iglesia o templo religioso, algo que la legislación británica permite desde el pasado diciembre.

Fuente: http://www.dosmanzanas.com

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: