Milton Schwantes: Maestro y profeta de la Palabra


 

Un homenaje al maestro y amigo

Carmelo Alvarez
Chicago, martes, 6 de marzo de 2012

Hace varios años tuve el privilegio y el gozo de escuchar a Milton por primera vez.  Exponía un tema bíblico en un encuentro del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI). Me impresionaron mucho su incisivo análisis de la Palabra, su exposición de la misma y el tono profético-pastoral de su alocución. En sus labios vibraba un mensaje pertinente, desafiante y actual. Se podía sentir el eco en la sala de sus palabras que, llenas de emoción, cautivaban a la audiencia. Después Milton se convirtió en el gran comunicador de la Palabra en tantos eventos ecuménicos. Y a través de los años seguimos con interés sus charlas, sus artículos y libros.

Siento que para este pastor luterano trazar bien la Palabra era una pasión de vida y un compromiso con la verdad evangélica. En ese esfuerzo compartió su sabiduría con las comunidades de base por toda Latinoamérica y el Caribe. Su gran esfuerzo era comunicar con sencillez las enseñanzas bíblicas en la óptica de la lectura popular de la Biblia, como se ha conocido por todo el continente.

La otra dimensión importante fue promover y fundar una revista bíblica que hoy es una publicación reconocida mundialmente: Revista de Interpretación Bíblica Latinoamericana (RIBLA) y que puede leerse en la página web del CLAI. Los aportes que allí se encuentran no solamente son actuales y relevantes, sino de una gran calidad académica.

Otro proyecto que se unió a RIBLA fue la Bibliografía Bíblica Latinoamericana, monumental trabajo de socialización del conocimiento bíblico, con mucha información valiosa sobre materiales importantes. Y como complemento el CEBI, Centro de Estudios Bíblicos que  Jether Ramalho y su esposa Lucilia, Agostinha Vieira de Melo y Carlos Mesters, fundaron en Brasil en 1979. Y Milton asumió con mucho fervor esta tarea que se fue proyectando a través de la Red Latinoamericana de CCPD del Consejo Mundial de iglesias. Los talleres y consultas bíblicas se desarrollaron por toda Latinoamérica, convirtiéndose en un gran movimiento de renovación bíblica.

Hoy, evocamos al biblista y pastor que entregó su vida a promover la enseñanza de la Palabra, a proclamarla con creatividad e imaginación y a sembrarla como semilla en surco nuevo y como legado para las nuevas generaciones de creyentes jóvenes.

Recuerdo vivamente una de las tantas ocasiones que estuvimos juntos. En esa ocasión coincidimos en la Academia de Misión de la Universidad de Hamburgo en Alemania. Yo visitaba la Academia con motivo de una reunión del Comité Ejecutivo de la Asociación de Teólogos y Teólogas del Tercer Mundo (ASETT), de la cual yo era secretario ejecutivo, con algunas agencias ecuménicas cooperantes de Europa.

El Dr. Erhard Camphausen, director de la Academia, y gran amigo nuestro, nos invitó a Milton y a este servidor a compartir un conversatorio con los estudiantes del Tercer Mundo del programa doctoral de la Academia de Misión. Yo hablé sobre pentecostalismo latinoamericano y Milton sobre el movimiento bíblico en Latinoamérica. La velada no quería terminar, y de hecho siguió más allá de la medianoche en la casa del Dr. Camphausen, allí mismo en el campus de la Universidad. Observé como toda la noche, y a pesar de tener algunos desafíos con su salud, Milton Schwantes rió, compartió y disfrutó de aquella compañía de estudiantes graduados, algunos de ellos escribiendo tesis doctorales sobre temas bíblicos.

Dios le ha sonreído a Milton Schwantes. Su partida nos deja el recuerdo de su sonrisa, la solidez de su pensamiento, la dulzura de su voz autorizada y tierna. Lloramos al hermano y amigo del alma, eso es cierto. Pero nos quedamos con el abrazo permanente de un servidor del Reino, oyente fiel de la Palabra, portador del mensaje sabio y esperanzador del Dios bíblico que nos ama, reta y desafía.

Que se oiga por toda América Latina y el Caribe que entre nosotros y nosotras vivió un maestro y profeta que supo trazar la Palabra de Dios con pasión, convicción y alegría.
¡Descansa, Milton, en la paz del Dios que te dio el privilegio de proclamar su Palabra!

http://www.alcnoticias.net/interior.php?lang=687&codigo=21426&format=columna

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: