COLOMBIA: El Valle de Sombra de Muerte


29 Febrero 2012

CPT on Facebook

 

Incluso cuando en realidad no los vemos, los paramilitares proyectan una gran sombra. Cuando estábamos  viajando por una carretera en el Nordeste  Antioqueño la semana pasada mi compañera de equipo, Gladys y yo no vimos ningún paramilitar. Por lo menos no creemos que fue así. No estamos muy seguros de los dos tipos en una moto que vimos en el camino hacia la región. Nosotros, junto con unos 15 pasajeros viajábamos en una camioneta cuando dos hombres en una motocicleta nos adelantaron. Dimos la vuelta y a la siguiente curva estaban allí esperándonos. El parrillero se había bajado y estaba mirando a los pasajeros en nuestro vehículo con atención. No percibimos un arma, pero otros en la camioneta dijeron que la tenía. En cualquier caso  no éramos los únicos que  sentimos temor, una mujer  que viajaba con una niña se asustó mucho.  Gladys intentó calmarla y le ofreció un poco de agua.

 

En el momento del incidente  estábamos en camino hacia el interior del nordeste Antioqueño, por la invitación de CAHUCOPANA – una organización que trabaja por los derechos humanos. Nos habían pedido acompañar a algunos campesinos que querían viajar al municipio de Remedios para denunciar algunas violaciones de derechos humanos y amenazas ante las autoridades gubernamentales. Debido a los riesgos que implica que no harían el viaje de sus hogares  hasta Remedios, sin acompañamiento. Nos dijeron que el riesgo sería mayor en el viaje de regreso,  la dirección en  que  íbamos en el momento del incidente con la moto.

 

CPT on FacebookA pesar del viaje de cuatro horas con brincos y golpes por la carretera deteriorada en la camioneta sobrecargada de bienes y personas, el acompañamiento se realizó sin problemas. Llegamos a Remedios el sábado, entramos a la zona el domingo y el jueves ya estábamos listos para hacer el viaje de doce horas de regreso a casa, de Remedios hasta Barrancabermeja. ¡Alabado sea Dios que esta vez la gran sombra proyectada por los paramilitares sólo causó  temor, pero no causo  la muerte de nadie!

Encuentrarnos en nuestro nuevo blog:

www.ecapcolombia.wordpress.com

 

Fuente: www.ecapcolombia.wordpress.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: