Llamado desde Europa a Colombia: “Basta de diálogos de sordos… Avancemos hacia la paz”



Por Sergio Ferrari. (*)

Ginebra.Suiza

La guerra constituye  una catástrofe  cuyos enormes costos van a heredar las nuevas generaciones de colombianos. Además, “la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento” según la constitución de ese nación sudamericana. Por lo tanto, la diáspora colombiana debe jugar un rol activo para favorecer el diálogo entre todos los actores y encontrar una solución político-negociada al conflicto. Con  estas tesis centrales diversas organizaciones de emigrantes colombianos en Suiza y  personalidades políticas europeas convocan al  “Encuentro internacional por la paz y la solución política al conflicto colombiano” a realizarse en Lausana del 23 al 25 de marzo.

Tres espacios de reflexión ocuparán la temática central del evento. El primero: Territorio, recursos naturales, soberanía y conflicto social. Los derechos humanos, derecho internacional humanitario y la solución política, será el segundo. En tanto el proceso de paz y el acompañamiento de la comunidad internacional, permitirá a los presentes definir pistas futuras sobre la contribución desde el exterior a la búsqueda de una opción negociada.

En un esfuerzo amplio de convocatoria los organizadores enviaron la invitación al Gobierno colombiano, a las insurgencias, a numerosas organizaciones sociales del país sudamericano, a las autoridades suizas, así como a  expertos internacionales.

A una semana del inicio del Encuentro de Lausana, todo indica “que varios representantes sociales llegarán de Colombia motivados por la importancia de nuestra iniciativa. E incluso que habrá mensajes de las organizaciones insurgentes”, señala Diego Gomez, ciudadano suizo-colombiano integrante del grupo promotor de la iniciativa.

Personalidades presentes

Entre los invitados que manifestaron su interés de viajar a Lausana se encuentran la ex – senadora Piedad Córdoba; Juan Carlos Palou de la Fundación Ideas para la Paz ; un representante del MOVICE (Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado)  así como el ex – guerrillero e Investigador de la Universidad Autónoma de Barcelona, Yesid Arteta.

También Alberto Castilla de la Minga ; Boris Duarte de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE); Eugenio Guerrero en representación de la Asociación Campesina del Catacumbo (Ascamcat);  Mabel Andrade de la Red por la Vida y los Derechos Humanos y dirigentes de los sindicatos SINALTRAINAL  y USO.

Personalidades políticas suizas y europeas; expertos en derecho internacional humanitario; especialistas en temas específicos como minería y multinacionales también han confirmado su asistencia al evento.

Acompañará la discusión Elisabeth Decrey Warner, presidenta del “Appel de Genève” (Llamamiento de Ginebra), así como Vincent Vallies, quien integra la Oficina Internacional de los Derechos Humanos Acción Colombia (OIDHACO), con sede en Bruselas.

Motivación profunda.

“Nos preocupa enormemente  la situación conflictiva histórica de Colombia y la dimensión de violencia que vive nuestro país”, subraya Diego Gómez.

Nos estimula – sigue explicando-, el hecho que “todas las partes interesadas en el conflicto, sea el Gobierno, las FARC y el ELN, han expresado una y otra vez su interés por la paz. Sentimos que es un momento favorable para una salida política y negociada”, subraya.

En este marco, adicionalmente, explica Gómez, “estamos convencidos que a diferencia de otros momentos históricos, en la actualidad, importantes sectores de la sociedad se movilizan activamente a favor del fin del conflicto. Sean estas organizaciones indígenas, campesinas, sindicales, de mujeres, de afro-descendientes, de derechos humanos, ambientalistas, de la cooperación, del mundo de las iglesias”, sostiene.

Y en ese contexto, “nos hemos venido planteando desde hace varios meses, nuestro aporte en tanto que diáspora colombiana a todo este proceso de construcción de la paz. Con una convicción: queremos ser sujetos políticos colectivos para participar, junto a otros sectores sociales, en ese proceso”, analiza Gómez.

Quien reconoce que la situación internacional no es para nada simple de cara a Colombia. “Muchos creen hoy que todo está normalizado, que todo se ha resuelto, Cuando en realidad, la cotidianeidad que se vive allá deja mucho que desear, el conflicto continúa, las causas que lo motivaron no se han resuelto, y la gran mayoría de colombianos ansían poder vivir en paz”, subraya.

De ahí la importancia de este Encuentro de Lausana, sostiene. “Pensamos que del evento no saldrán soluciones mágicas. Pero estamos convencidos que debemos dar y tomar la palabra. Facilitar que los enemigos se hablen y se escuchen. Que se empiece a acabar este diálogo de sordos y avancemos hacia soluciones negociadas.  No solo con la participación de los actores armados sino de representantes de todos los sectores sociales que tienen mucho que aportar al proceso”, concluye Gómez.

Tres objetivos principales.

Según el documento de convocatoria, para los promotores del Encuentro de Lausana tres son los objetivos principales de esta iniciativa suiza que busca ampliarse en los próximos meses.

Hacer visible internacionalmente la realidad colombiana y promover la solidaridad en torno a la búsqueda de una salida política al conflicto.

Además, “establecer las bases para generar un proceso que permita crear escenarios” para dicha salida, contribuyendo en todos los esfuerzos que se hacen en esa dirección.

Y en particular, “sentar las bases para que los y las migrantes colombianas en Europa participen como sujetos colectivos ende un proceso encaminado a buscar la paz con justicia social”.+ (PE)

 *Sergio Ferrari, colaboración de prensa de  E-CHANGER, ONG suiza de cooperación solidaria,  miembro de SUIPPCOL, Programa Suizo para la Promoción de la Paz en Colombia.

 

PreNot 9895
120320
 

Agencia de Noticias Prensa Ecuménica
54  291 4526309. Belgrano 367.
Cel. 2914191623
Bahía Blanca. Argentina.
www.ecupres.com.ar
asicardi@ecupres.com.ar

Declaración de la Asociación de teólogos y teólogas Juan XXIII


La Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII no quiere permanecer impasible ante la crisis económica y la reforma laboral que está golpeando a los sectores más vulnerables de la sociedad, sino que desea ser sensible y solidaria con ellos. Por ello quiere tomar postura en torno a la situación a través de la siguiente declaración.

1. Creemos que la actual crisis económica ha servido para que los poderes financieros y empresariales se hayan enriquecido con los bienes naturales, los bienes públicos y los bienes de los ciudadanos, para explotar a los trabajadores, especialmente a las mujeres, inventarse burbujas inmobiliarias y ganar dinero especulando con el agua y los alimentos, hasta generar una grave crisis alimentaria.

2. Compartimos los planteamientos del documento de la JOC y la HOAC, donde se afirma que la reforma laboral constituye otra agresión más al trabajo humano, rompe el frágil equilibro conquistado históricamente entre capital y trabajo, se aleja del principio defendido por la Iglesia de la prioridad del trabajo frente al capital, representa un nuevo golpe al derecho laboral, quiebra el derecho constitucional a la negociación colectiva y a la capacidad organizativa de los trabajadores y las trabajadoras, facilita y abarata la expulsión del mercado de trabajo y dificulta, cuando no impide o precariza, el empleo juvenil. Compartimos igualmente su llamada a participar en cuantas movilizaciones sociales y sindicales vayan orientadas a frenar dicha reforma y sus funestas consecuencias.

3. Valoramos positivamente los pronunciamientos y los gestos individuales de solidaridad por parte de algunos eclesiásticos, que revelan sensibilidad humana y cristiana hacia los más desfavorecidos.

4. Consideramos, sin embargo, que la Iglesia católica como institución y la jerarquía en su conjunto se han mostrado insensibles hacia la crisis y la reforma laboral, no han levantado la voz profética para denunciar a los verdaderos responsables, ni han mostrado la necesaria solidaridad con quienes más las están sufriendo.

5. Observamos con tristeza y dolor que, mientras se reducen los salarios, se cierran hospitales, centros de salud, centros de acogida de mujeres, niños y niñas maltratadas y víctimas de violencia, se rebaja la inversión pública, se recortan los presupuestos generales del Estado, se reduce el personal docente de los centros públicos de enseñanza, la institución eclesiástica no solo no ha renunciado a ninguno de sus privilegios, sino que ha visto incrementados los ingresos provenientes del Estado. Más aún, parece vivir en un paraíso fiscal con todo tipo de exenciones y privilegios: fiscales, educativos, económicos, sociales, culturales, simbólicos, incluso militares. Tal actitud es contraria al principio evangélico: “No se puede servir a dos señores: a Dios y al Dinero”.

6. Los responsables eclesiásticos se niegan a pagar el IBI por su ingente patrimonio, situándose así al borde de la ilegalidad, si no instalados en ella, sin que los poderes públicos les exijan dicho pago, como lo hacen a otras organizaciones sin ánimo de lucro. Dicho pago supondría el ingreso de varios millones de euros en las arcas públicas, que podrían destinarse a poner remedio a las carencias sociales, sociales, urbanísticas, sanitarias, culturales, etc. en las zonas marginadas de la sociedad y a la mejora de la calidad de los servicios públicos.

7. Muestra de la insensibilidad ante la crisis y la reforma laboral es la desautorización de algunos obispos del documento antes citado de la HOAC y la JOC, dos movimientos apostólicos de la Acción Católica comprometidos desde hace más de medio siglo en la defensa de los derechos de la clase trabajadora Con dicha descalificación no sólo se da la espalda al Evangelio y a los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, sino que se impide que otras organizaciones católicas ejerzan la denuncia profética.

8. Con este modo de proceder, creemos, un sector importante de la jerarquía eclesiástica demuestra sus buenas relaciones con el mercado, se pone del lado del Gobierno del Partido Popular y de la patronal. y en contra de la clase trabajadora y de las movilizaciones de ésta. De esa forma, la Iglesia se desacredita.

9. Para evitar ese descrédito y conseguir credibilidad entre la ciudadanía creemos que la Iglesia católica debe: a) autofinanciarse conforme al compromiso adquirido en el Acuerdo Económico de 1979; b) renunciar a cuantos privilegios disfruta en beneficio de los sectores marginados de la sociedad; c) pagar sus impuestos como cualquier otra institución; d) hacer públicas sus cuentas, dando testimonio de transparencia; e) poner su patrimonio y sus bienes al servicio de quienes se ven privados de sus derechos más elementales: cinco millones y medio de desempleados, hogares con todos sus activos en paro, familias desahuciadas, trabajadores y trabajadoras pobres, inmigrantes, mujeres maltratadas, jóvenes desempleados, personas sin hogar, etc.

10. Lejos de presentarnos como ejemplo, asumimos la responsabilidad no pequeña que nos corresponde por la incoherencia en nuestro estilo de vida y nos comprometemos a trabajar por un nuevo orden político, económico y social basado en la fraternidad-sororidad, y no en el lucro. A dicho compromiso nos impulsan la opción evangélica por los empobrecidos y la ética de la solidaridad.

19 de marzo de 2012

Fuente: http://www.redescristianas.net

Un regalo de verdadera comunión católica en el funeral de mi madre


Por Anne Monahan ,Publicado: 16 de marzo
Cuando mi madre católica romana murió, yo tuve una experiencia muy diferente en su funeral al de Barbara Johnson , la mujer gay a quien recientemente se negó la comunión en el servicio a su madre en San Juan Neumann Iglesia en Gaithersburg.

Hasta mediados de mis 20 años, estaba yo, como amiga, comentó: “un poco más católico que el Papa.” Pero después de comenzar una carrera de informes de prensa, casarme con un buen católico irlandés en la iglesia de mi familia, parroquia y dar a luz a tres hijas en tres años, tenía muchas preguntas para la iglesia. Pronto me encontré con que la iglesia no tenía la bienvenida a preguntas y respuestas insatisfactorias y rígidas a muchos de ellos. En 1966 me  fui a la Iglesia Episcopal, donde un sacerdote me dijo: “Puede que no tengamos respuestas, pero vamos a caminar con ustedes en la búsqueda de respuestas.”

Mi viaje llevó a la ordenación como sacerdote y a un ministerio de 30 años. Una vez que el choque de la cultura desapareció, mis padres con orgullo le decían al mundo, incluyendo a su pastor y su asistente: “Nuestra hija es una cura.”

A Medida que la insuficiencia de mi madre cardiaca congestiva se acercaba a su fase final, ella y papá informó a su pastor que quería participar “por adelantado” en su funeral. Cuando ella me dijo que el sacerdote había acordado, que cínicamente pensé, “la Segunda Venida se llega primero.” Pero yo dije que iba a preguntar acerca de la participación de funeral, cuando llegara el momento.

Mamá murió en la madrugada de un hermoso día de otoño, y por la tarde me llamó mi padre para obtener información sobre la planificación del funeral. Preparada para ocupar el puesto en mi lugar como un apóstata,  con cautela se acercó al tema de la participación, preguntando si se me permite leer una lección o conducir el salmo.

“¡Oh, más que eso. Usted puede hacer lo que quieras “, respondió el padre.

“Cualquier cosa?”

“Cualquier cosa”, repitió.

Hemos establecido una reunión para la mañana siguiente en la rectoría. Allí, una gran acogida por el pastor y su asistente, me encontré hablando fácilmente como discutimos nuestros ministerios y, como sacerdotes, con frecuencia, el intercambio de historias de guerra (por ejemplo, un feligrés que quería ser enterrado en un columbario, pero sin duda no deseaba ser incinerado). Las personas son personas, no importa en donde rezan, y los sacerdotes tienen un montón de historias que lo demuestran.

Como se planificó el servicio de mamá, me encontré con que “cualquier cosa” significa “nada”, más allá de mi imaginación. Ambos sacerdotes colocamos  el  alba y la estola y de elegir las lecturas bíblicas y cantos. Cuando le dije que esperaba leer una lección, que insistió en que es el Evangelio, que está reservado para un sacerdote o diácono.Predicar? “Tu madre quiere que hagas eso.” Dos horas más tarde, el servicio se inicia. En ningún momento iba a ser excluida.

Cuando le pregunté si era necesario obtener la aprobación de mi participación en su (muy conservador) obispo, que gentilmente me informó que es más fácil pedir perdón que permiso, una regla práctica que he invocado en varias ocasiones en el ministerio parroquial.Yo estaba impresionada por su valentía para responder pastoralmente y con compasión a mi familia a pesar de que podría traer una dura disciplina de su jerarquía. (He decidido no nombrar a la iglesia aquí, sólo para estar en el lado seguro.)

Investida como sacerdote, he presidido  la recepción del cuerpo, lectura del Evangelio, predicar, concelebrar en el altar, distribuir el pan, impartir la bendición final y lleve al servicio en la tumba del Libro de Oración Común Episcopal. Nunca olvidaré el orgullo en el rostro de mi padre o de las lágrimas y las sonrisas de las personas, especialmente mujeres, que recibieron la comunión de mi mano.

No se des-invitó a nadie para recibir la comunión, un acto que ha ofendido a tantos cristianos en los servicios religiosos católicos romanos. Todo el mundo era bienvenido. Después de todo, un sacerdote mujer fue “por adelantado”.

Al salir del cementerio, un sacerdote episcopal local, y su esposa, a mis amigos y también ex católicos romanos, entre lágrimas relató cómo mi presencia en el altar y la recepción de la Comunión había ayudado a curar el dolor que había sentido en los funerales de sus padres , donde la comunión, junto con cualquier papel en el servicio, se les negó.

Esa noche, mi hija Sue dijo a la familia que, como se puso de pie junto a la tumba con el asistente del pastor, él sonrió y en voz baja le dijo: “¿Recuerdas lo que vi hoy en el altar. Ese es el futuro de la iglesia. “

Rezo para que sea, para todos mis hermanos y hermanas en Cristo, y en especial para Barbara Johnson.

http://www.washingtonpost.com/opinions/embraced-by-the-catholic-church-at-the-funeral-for-my-mother/2012/03/15/gIQAV12CHS_story.html

Caribe busca evitar escasez de agua


Por Desmond Brown

El embalse de Potworks es considerado el lago más grande del Caribe oriental y alberga muchas aves acuáticas.  / Crédito:Desmond Brown/IPS
El embalse de Potworks es considerado el lago más grande del Caribe oriental y alberga muchas aves acuáticas. 

Crédito: Desmond Brown/IPS

ROSEAU, 14 mar (IPS) – La severa sequía que causó estragos en varios países del Caribe hace dos años llevó a algunos gobiernos de la región hacia nuevas estrategias para evitar que se repita el racionamiento de agua y otras restricciones que perjudicaron a la población.

“Lanzamos un programa destinado a la gestión de cuencas, que incluye prevenir la deforestación, las actividades agrícolas y el uso de químicos en zonas protegidas, así como limitar en general las actividades humanas en esas áreas”, indicó Bernard Ettinoffe, gerente de la Compañía de Agua y Saneamiento de Dominica (Dowasco, por sus siglas en inglés).

“También lanzamos programas en escuelas y comunidades para crear conciencia sobre la necesidad de conservar el agua y en los últimos tiempos comenzamos a considerar un enfoque integrado de gestión de recursos hídricos”, dijo Ettinoffe a IPS.

Dominica, como otros países, experimentó una disminución del caudal de ríos y arroyos, pero esta república isleña, también conocida como “isla natural del Caribe”, todavía se jacta de la abundancia de agua dulce de buena calidad que posee, indicó Ettinoffe.

“Si bien se tomaron medidas para preservar los recursos para las generaciones futuras, el riesgo de que no haya agua o de que el suministro sea inadecuado en las próximas décadas es mínimo”, añadió.

El estado insular vecino de Antigua y Barbuda registró más precipitaciones que lo normal en los últimos 12 meses.

“Nuestros recursos hídricos superficiales están en su máxima capacidad”, dijo a IPS el gerente de agua de la Autoridad de Servicios Públicos de Antigua y Barbuda, Ivan Rodrigues.

A pesar de que las precipitaciones aumentaron, un meteorólogo de ese país advierte que no se ha almacenado suficiente agua de lluvia.

“Siempre creí que necesitábamos más superficie de almacenamiento para captar y mantener más cantidad de agua de lluvia que la que tenemos ahora”, indicó Keithley Meade, director de Servicios Meteorológicos de Antigua y Barbuda.

“El agua de lluvia ni siquiera llega a los acuíferos, pues se escurre muy rápido. Es un aspecto en el que debemos mejorar”, dijo a IPS.

Aun con el mayor interés puesto en la gestión del agua, las limitaciones económicas impidieron que representantes de las pequeñas islas del Caribe participen en el 6 Foro Mundial del Agua, que se lleva a cabo en la sureña ciudad francesa de Marsella desde el lunes 12 al sábado 17.

A pesar de su ausencia, los países del Caribe pretenden seguir de cerca la reunión, que se propuso el ambicioso objetivo de pasar a la historia como el foro que encontrará soluciones sobre la base de la apertura y el intercambio.

“Dowasco, con certeza, seguirá de cerca la reunión y espera revisar las conclusiones y las recomendaciones”, indicó Ettinoffe, quien añadió que se presta especial atención al cambio climático.

“La variabilidad y el cambio climático son reales en Dominica, al igual que en muchos otros países. Tenemos lluvias de mayor intensidad y también ocasionales periodos de creciente sequedad, ambos plantean desafíos con los que hay que lidiar”, añadió.

“Las lluvias más intensas producen más sedimentación en los arroyos y ríos y una mayor necesidad de tratar el agua y, a veces, hasta de cortar el suministro. En los periodos más secos, siempre se necesita prudencia y conservación”, añadió.

Otro problema para las islas del Caribe es la salinización del agua dulce subterránea.

“Tanto Antigua como Barbuda son dos islas pequeñas. Nuestros manantiales están cerca de la costa y nos preocupa mucho la salinización de este recurso”, por sobreexplotación o por el aumento del nivel del mar, indicó Rodrigues.

“Nuestros planes incluyen la recarga artificial, reducir la explotación en algunas áreas, buscar agua en el interior del territorio y mejorar los sistemas de control”, añadió.

“También aumentamos la capacidad instalada para desalinizar agua en Antigua y haremos lo mismo en Barbuda”, puntualizó.

Pero esa mayor capacidad no cubrirá las necesidades del país, que actualmente utiliza 20 por ciento del agua superficial y 10 por ciento de la subterránea.

El director de programa del Instituto de Salud Ambiental del Caribe, con sede en Santa Lucía, Christopher Cox, sostiene que el aumento del nivel del mar y la salinización son motivo de preocupación en otras partes de la región.

“Sabemos que en Bahamas, Barbados y San Cristóbal, los acuíferos costeros sometidos a una extracción excesiva absorben agua salada del mar y esta se deposita debajo de la dulce”, dijo a IPS.

“A medida que se extrae agua dulce, ingresa más agua salada. Si el nivel del mar se eleva, también lo hará la interfaz salina, o avanzará tierra adentro, por lo que será más probable que las napas de agua dulce se contaminen con agua salada”, explicó.

El Caribe es muy vulnerable en recursos de agua dulce, dijo Cox, que atribuye el problema a la influencia humana.

“No se trata solo de cortar los árboles, también se reduce la disponibilidad de agua cuando se la contamina. Por ejemplo, en Antigua hay muchos conflictos por el uso de la tierra, y algunos cuerpos de agua reciben contaminación directa de los hogares o de otro tipo de actividades, ya sea agricultura o empresas comerciales”, añadió.

Cox también mencionó problemas de disponibilidad de agua en zonas rurales de Santa Lucía, Jamaica y Trinidad y Tobago.

Si se yuxtaponen estos problemas con los que genera el cambio climático, a causa del cual se pronosticó que en el Caribe, y en especial en la porción más oriental, el promedio anual de lluvias podría disminuir entre 30 y 50 por ciento, las temporadas secas serían más severas, lo que acarrearía problemas de suministro.

Lentamente, los gobiernos del Caribe se plantean el concepto de la gestión integrada de recursos hídricos. Jamaica es de los más avanzados en la materia, indicó Cox.

“Los gobiernos actúan con lentitud para poner en práctica fuertes políticas de protección hídrica. El mayor problema es que la población del Caribe cree que el agua es gratis”, añadió. “Pero hacerla potable tiene un costo. En esta región, el agua no tiene la importancia que merece”.

(FIN/2012)

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=100343

Un obispo cuestiona la moral sexual de la Iglesia


Geoffrey Robinson, prelado australiano

“Bajo esta doctrina, subyace la idea de un Dios iracundo”

Isabel Gómez Acebo, 20 de marzo de 2012 a las 11:58

 Que el sexo sea un tema serio no significa que la Iglesia tenga que aceptar, sin críticas, su visión tradicional sobre la moral sexual

Geoffrey RobinsonGeoffrey Robinson

(Isabel Gómez Acebo).- Que unobispo cuestione la doctrina sexual de la Iglesia Católica me ha parecido una noticia, por lo infrecuente, que valía la pena de abordar. Se trata de un obispo jubilado (con los años las personas se hacen más libres) australiano, Geoffrey Robinson, que habló hace unos días en EEUU en un simposio sobre catolicismo y homosexualidad. En sus palabras pidió que se hicieran “nuevos estudios sobre todos los aspectos de la sexualidad humana” ya que podrían tener una gran influencia en la doctrina de la Iglesia.

Las jornadas empezaron por un día de retiro, a un público formado por 400 homosexuales, lesbianas, bisexuales, transexuales, católicos inquietos y ministros de la Iglesia. Precisamente por haberse visto involucrado en la resolución del tema de la pedofilia clerical, Robinson se dio cuenta de la importancia del sexo en la vida del ser humano, algo que niega nuestra sociedad al trivializarlo e impedir que se creen relaciones duraderas y se de lugar al nacimiento de hijos, en provecho de toda la comunidad.

Para leer el artículo completo, pincha aquí:

http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2012/03/20/religion-iglesia-obispo-cuestiona-moral-sexual-catolica.shtml

Actividades de promoción de la igualdad marcan Día Internacional Contra la Discriminación Racial


Natasha Pitts
Periodista de Adital
Adital

Este 21 de marzo se conmemora el Día Internacional Contra la Discriminación Racial. La fecha, instituida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) después de la masacre de Johannesburgo (África del Sur), en 1960, es otra oportunidad para que los movimientos sociales que luchan por la igualdad levanten su voz en reivindicación de la promoción de sus derechos.

En el estado brasilero de Espírito Santo, la juventud negra marcará la fecha con una reunión con Willian Silva, primer Juez de Apelación negro del Estado. Según Luiz Inácio Silva, coordinador del Forum Estadual de la Juventud Negra (Fejunes), el propósito del encuentro es conseguir el apoyo del Tribunal de Justicia (TJ) del Estado.

“Primero queremos felicitar el Juez de Apelación por haber conseguido llegar a esta función y ser el primer Juez de Apelación negro de Espírito Santo. En segundo lugar, queremos conseguir el apoyo del Tribunal de Justicia y sensibilizarlo sobre la adopción de políticas orientadas hacia la promoción de la igualdad racial. No hemos recibido apoyo del Poder Ejecutivo en los últimos años y por eso estamos buscando apoyos en la lucha contra el racismo en Espírito Santo”, explica.

En el Estado, las políticas orientadas a la promoción de la igualdad racial caminan a pasos lentos. En noviembre, el gobernador Renato Casagrande anunció la creación de un Grupo de Trabajo para discutir las propuestas del movimiento negro, pero hasta ahora nada se ha concretado. De acuerdo con Luiz Inácio, el gobierno se niega a discutir con los movimientos la implementación de políticas de igualdad.

El activista señala que las demandas son varias. “Entre ellas está la implementación de la Ley 10.639, que indica que es obligatorio el estudio de Historia y Cultura Afro-Brasilera; la constitución de un nuevo modelo de seguridad pública pautado en los Derechos Humanos y políticas de inserción de la población negra en el mercado de trabajo”.

Junto con esto, Luiz Inácio señala que es preciso dar dos pasos. “El primero es reconocer la existencia del racismo y el segundo es desarrollar acciones de respeto de la diversidad e inclusión del negro en la sociedad para que éste pueda competir en pié de igualdad con los demás”.

Teniendo como referencia a América del Sur, el colombiano Pastor Murillo, especialista del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (Cerd), señala que otro gran desafío relacionado con el combate del racismo es permitir que indígenas y afrodescendientes –que representan más de un tercio de la población– participen de manera efectiva en las decisiones que los afectan. Basado en esto, Murillo dice que, a nivel regional, sería pertinente la elaboración de una Declaración sobre la Protección y Aplicación Efectiva de los Derechos de los Afrodescendientes.

Actividades

La fecha también estará marcada en Brasil por el lanzamiento del Observatorio de la Población Negra. El proyecto, resultado de una cooperación entre la Facultad Zumbí de los Palmares, la Secretaría de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la República (SAE) y la Secretaría Especial de Promoción de la Igualdad Racial (Seppir), va a catalogar las realizaciones de los afrodescendientes en diversas áreas productivas y sociales del país.

Informaciones de la Facultad aclaran que el Observatorio será abierto y público y va a realizar investigaciones sobre los resultados concretos de las políticas públicas orientadas a la población negra, va también a reunir análisis de las informaciones recogidas y a identificar avances y barreras en los segmentos de estudio. La primera investigación será sobre la actuación de los practicantes de la facultad Zumbí de los Palmares en bancos de San Pablo.

En otras partes del globo, la fecha va a celebrarse basados en el tema “Racismo y Conflicto”, propuesto por la ONU. La intención del organismo es dar visibilidad al hecho de que el racismo y la discriminación, aún hoy, están en el centro de los conflictos mundiales. De manera semejante, la xenofobia también es responsable de genocidios, por delitos de guerra, delitos contra la humanidad y por las llamadas limpiezas étnicas.

En Perú, las actividades planeadas alrededor del Día Internacional Contra la Discriminación Racial se extenderán hasta el fin de semana. El sábado, día 24, la Defensoría del Pueblo, con el apoyo del municipio de Surco, va a realizar la Feria Informativa “¡Exprésate! Di NO a la discriminación racial”. La actividad de sensibilización quiere valorizar las diferencias y defender los derechos fundamentales. El evento tendrá lugar en el Parque de la Amistad de Surco, de 14h a 17h.

Historia

El 21 de marzo de 1960, 20 mil negros salieron a las calles en Johannesburgo, capital de África del Sur, para decir no a la Ley del Pase, que los obligaba a llevar consigo cartones que identificaban por donde ellos podían circular. A pesar de ser una protesta pacífica, los manifestantes fueron recibidos, en el barrio de Shaperville, por tropas del Ejército que contuvieron la manifestación con violencia, dejando 69 muertos y 186 heridos. El caso quedó conocido en la historia como la Masacre de Shaperville. Después de esto, para homenajear a las víctimas y no dejar la Masacre en el olvido, la ONU instituyó el 21 de marzo como Día Internacional Contra la Discriminación Racial.

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: