Haciendo memoria del mártir Romero


Gabriel Sánchez, 24-Marzo-2012

Hoy hace 32 años Oscar Arnulfo Romero era asesinado mientras celebraba la Eucaristía con su pueblo. Un día antes, en una homilía dominical en la catedral, había pronunciado palabras que hoy podemos escuchar: la voz de Mons. Romero.Si alguien quiere un análisis completo y profundo de su vida y martirio puede volver al definitivo artículo con el que José María Vigil celebró su 25 aniversario. O acudir a la Página de Monseñor Romero en Koinonia. Pero en Atrio damos la voz a nuestro diácono uruguayo Gabriel e ilustramos su artículo con una foto que otra persona de ATRIO tomó cuando visitó con Jon Sobrino el sitio del martirio.

LUZ QUE ALUMBRA NUESTRO CAMINAR POR EL DESIERTO…

“…El Evangelio me impulsa a hacerlo y en su nombre estoy dispuesto a ir a los tribunales, a la cárcel y a la muerte…” Mons Oscar Arnulfo Romero

Estamos en medio de un verdadero desmoronamiento de aquella construcción paradigmática que fue columna vertebral de nuestra civilización. Esto no pasa porque determinadas estructuras hayan alterado sus funcionamientos, ni porque determinadas dinámicas no se hayan desarrollado correctamente, en realidad. Esto pasa en primer lugar porque la construcción paradigmática que ha sostenido la evolución civilizacional desde hace ya siglos esta penetrada por un actitud sustancial que nace en el corazón del hombre mismo y que al ser enervada en las conductas humanas y sus relaciones dieron lugar a un sistema inhumano, que ataca la dignidad del hombre mismo y se opone a la voluntad de Dios y a su Reino…tal cuál nos fue rebelado por Jesús de Nazaret…Esto ha creado una suerte de relación biunívoca, es decir, la maldad humana alimenta el sistema y el sistema potencia la maldad humana…

Mexico El Salvador 2011 132Hoy miramos el mundo y vemos como ante la indiferencia de muchos, 1.100 millones de personas viven con menos de lo necesario para sustentar sus necesidades básicas y muchos miles mueren de hambre cada día… mientras los indiferentes  que acumulan en su afán de tener más poder, más riqueza y ser más que los otros, justamente en esa compulsión que engendraron este sistema el capitalismo neoliberal cuya nota esencial es que unos acumulen más de lo que necesitan, mientras cientos de millones de personas viven en condiciones inhumanas… Cabe agregar el dato que aproximadamente otros mil millones apenas superan el dólar y 25 centavos, hallándose prácticamente en la misma situación y  incontables millones de trabajadores del mundo desarrollado, hoy ven como su poder adquisitivo salarial fluye hacia el océano de la renta del gran capital, junto con toda su renta social y para lograrlo, maniatan la democracia con leyes que conculcan los derechos sociales y a la protesta…

Esto nació en el corazón de los hombres, cuando en nuestro itinario evolutivo, para acumular poder, riqueza, fue necesario extirpar la vida del otro… Esto dio lugar a un sistema de valores…que hoy llega a su apogeo en crueldad sanguinaria, en el exacto momento histórico en que se desmorona como civilización…en una coyuntura en que por diversas razones podemos evolucionar hacia un escenario en el que toda nuestra especie misma corra peligro de extinción…

Hoy 24 de marzo, queremos memorar, no el martirio, la entrega de la vida de un hombre, de un hermano, de un latinoamericano, de un obispo…Mons. Romero, sino su vida y sus sueños, sus luchas y sus esperanzas, que en definitiva fue por lo que dio la vida…Pero queremos también rescatar ese gesto de quien hace que la vida de los otros, que el bien común, que la conversión, para evolucionar del hombre que acumula al hombre que dona…que entrega…que regala…todo lo que es,  lo que tiene y el desvivirse por aliviar el sufrimiento de otros…sean metas por las que valga entregar la vida…Justamente, por eso, tal vez quiso la providencia que el momento de esa entrega fuera el mismo momento en que elevaba el cuerpo del Señor y que su sangre se mezclara con la sangre del Señor que estaba en el cáliz…

Como un gesto imitable, no habrá cambio, solo sufrimiento y muerte a menos que estemos dispuestos a emprender ese itinerario de dar la vida para que otros vivan…sólo así podremos dar el próximo paso en la evolución humana, sólo así podremos generar un cambio civilizacional que restablezca, reconcilio, nuestro ser profundo…que es el de la pertenencia a la comunidad de todo lo creado…comunidad con Dios, comunidad con TODOS LOS OTROS, comunidad con TODO LA CREACIÓN…

Y si algo no debemos hacer es el instalarnos, el dejarnos paralizar por el miedo, el querer volver a las ollas de Egipto en donde nos espera la esclavitud…

 

  • “HISTORICIDAD DE LA SALVACION. DIOS SALVA EN LA HISTORIA
    Este pueblo de Dios va sucediéndose en la historia.”

 

Hoy también El Salvador vive su éxodo propio, hoy estamos pasando también nosotros la liberación por el desierto donde cadáveres, donde el dolor angustioso nos va asolando, y muchos sufren la tentación de los que caminaban con Moisés y querían volverse y no colaboraban…*

Estamos consignando algunos párrafos que sentimos, creemos y pensamos, nos entregan la sabiduría y el sentir de Mons Romero, con claves interpretativas de la realidad y con una relectura de la acción y el llamado de Dios en y desde esa realidad, que son hoy plenamente vigente, en nuestras relaciones globales…Leída esta historia desde la clave del Éxodo…somos la humanidad, un pueblo que camina en un Éxodo, en medio de un desierto que nos desafía, rumbo a la tierra prometida, sino que exige nuestro esfuerzo, un esfuerzo mancomunado, que nos ayude avanzar en medio de dolor, de hambre y de sangre…con la seguridad de que somos llamados a aliviar el sufrimiento de nuestros hermanos, a llamar a la conversión a quienes son causa de ese sufrimiento y a cambiar este desierto, por una tierra nueva…que necesita de un hombre nuevo…

Vamos entonces a transcribir esos pocos párrafos, sin embargo para nosotros claves, que sindicará  beber de la fuente de ese Amor que en sus homilías nos trasmitía Mons Romero… “

  • “LA IGLESIA, UN SERVICIO DE LIBERACION PERSONAL…  COMUNITARIA…TRASCENDENTE

Estos tres calificativos marcan los tres pensamientos de la homilía de hoy:

 

 

  1. La dignidad de la persona es lo primero que urge liberar.
  2. Dios quiere salvar a todo el pueblo.
  3. La trascendencia da a la liberación su verdadera y definitiva dimensión…


…Y esto hay que tenerlo muy en cuenta, queridos hermanos, porque hoy es muy fácil, como los testigos de la adúltera, señalar y pedir justicia para ésos; pero ¡qué pocos se miran a su propia conciencia! ¡Qué fácil es denunciar la injusticia estructural, la violencia institucionalizada, el pecado social! Y es cierto todo eso, pero ¿dónde están las fuentes de ese pecado social?: En el corazón de cada hombre. La sociedad actual es como una especie de sociedad anónima en que nadie se quiere echar la culpa y todos son responsables. Todos son responsables del negocio pero es anónimo. Todos somos pecadores y todos hemos puesto nuestro grano de arena en esta mole de crímenes y de violencia en nuestra Patria…”
*

 

No entender que el cambio, comienza en el corazón del hombre que ese cambio, permite en Él…crear vínculos y relaciones liberadoras y que el no cambiar esa oscuridad que hemos alimentado desde nuestro interior, hará que no sea posible más que cambios que empeoren nuestras relaciones y vinculaciones, en todas la áreas, desde las personales, hasta las espirituales, desde la sociales, políticas y económicas, hasta las cotidianas…

  • …“Profesamos, pues, que todo hombre y toda mujer por más insignificantes que parezcan, tienen en sí una nobleza inviolable que ellos mismos y los demás deben respetar y hacer respetar sin condiciones; que toda vida humana merece por sí misma, en cualquier circunstancia, su dignificación; que toda convivencia humana tiene que fundarse en el bien común, consistente en la realización cada vez más fraterna de la común dignidad, lo cual exige no instrumentalizar a unos en favor de otros y estar dispuestos a sacrificar aún bienes particulares…” (317)…*

 

Si queremos dar el salto del hombre que acumula…al hombre comunitaria, nuestro corazón debe volcarse hacia el respeto incondicional (para los seguidores de Jesús de Nazareth, como un imperativo de Fe, en la fidelidad del seguimiento, que nos va transformando en sus discípulos), no hay nada más importante que la dignidad del otro, que la dignidad común…y esto…nos lleva al próximo estadio de evolución el hombre comunitario…que esta siente la profunda necesidad de entregar (sacrificar) todos sus bienes particulares (como en el caso de Mons. Romero, que entrego el más preciado bien que Dios nos da, la vida misma), este sentir, cambia profundamente la configuración de nuestro ser, nos pone en sintonía con las fuerza que sostiene la Vida…y nos hace multiplicadores de vida…es el paso necesario para el próximo salto civiliza torio…

Tal vez por eso, no sólo se necesiten nuevos movimientos, nueva ética, nuevos partidos políticos, nuevos dirigentes, nuevas dinámicas y un nuevo sistema que sustituya a este ídolo con pies de barro que es el capitalismo neoliberal, sino para tengamos un cielo nuevo y una tierra nueva, Dios ha querido que el hombre mismo evolucione, el cambio comienza  en el corazón mismo del hombre y se extenderá al corazón mismo de la humanidad…Tal vez allí esta ese gesto, gravado en el inconciente colectivo de los pueblos, que nos marca el camino, Mons. Romero elevando el cuerpo del Señor, en el momento en que recibe un tiro, porque tuvo la audacia de darlo todo por el bien de su pueblo…Por eso la LIBERACION COMIENZA EN CADA UNO AQUÍ Y AHORA, PERO PARA SER LIBERACION CRISTIANA TRASNFORMA NUESTRAS RELACIONES Y VINCULACIONES EN TODOS LOS ASPECTOS…ESA LUZ, PUEDE VERSE DIAFANA EN LA VIDA Y EN LA ENTREGA DE LA VIDA DE MONS ARNULFO ROMERO…

[Los textos de homilías están tomados de * http://lalagunachalate.blogcindario.com/2006/03/00132-homilia-de-monsenor-romero-del-dia-23-de-marzo-de-1980.html ]

Fuente: http://www.atrio.org

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: