Un obispo claro y valiente


Juan Cejudo, miembro de MOCEOP y de Comunidades Cristianas Populares

El Blog de Juan Cejudo

Me han gustado las declaraciones del obispo de Ciudad Real hablando de la Reforma Laboral. Ha tenido la valentía de hablar claro y sin tapujos para criticarla. Dice entre otras cosas:
” una Ley que rebaja claramente los derechos de los trabajadores respecto a situaciones anteriores, y lo peor es que llevamos muchos años ya de nuestra democracia donde siempre los perdedores en el concierto social, repito, siempre, son los mismos y siempre los más débiles”

“… lo que se quiere hacer es establecer un “mercado de trabajo” en el que los empleadores hagan y deshagan a su antojo, olvidando que el “empleado” posible es, ante todo y sobre todo, “persona”…”

“…no es una mera fuerza de trabajo que se admite o despide unilateralmente y durante un largo periodo de tiempo”

“…¿De verdad no hay otras soluciones para crear puestos de trabajo? Parece mentira que a día de hoy tengamos que echar mano de usos del pasado que trajeron tanta injusticia y explotación a los trabajadores”.

Digo que es un obispo que habla claro y valiente porque, tal como están las cosas en España con nuestros obispos, parece que ninguno está por salirse de la tónica general que marca Rouco de no decir nada que moleste al poder político que hoy gobierna. Ese cardenal Rouco, que en su semanario Alfa y Omega, ha permitido que se nos insulte a los ciudadanos andaluces por haber votado la mayoría, opciones de izquierda.

De hecho ya sabemos cómo prohibió dar lectura al documento de la HOAC y de la JOC contra la reforma laboral. También en Bilbao pasó lo mismo, porque las influencias desde Madrid llegan a todos los rincones.

Esta postura del obispo de Ciudad Real creo que debiera ser lo más normal del mundo porque es ésta la que está de acuerdo con lo que debe ser la postura de un pastor de estar siempre del lado de los que sufren, de los débiles, de los que menos tienen… y no del lado de los poderosos.

Pero por lo visto, lo que debiera ser normal es la excepción.

Desde aquí mi felicitación al obispo y ojalá que otros también se atrevan a decir lo que seguramente piensan y no se atreven, por temor a no indisponerse con quien hoy preside el colectivo de obispos.

Fuente: blog de Juan Cejudo

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: