Viudo y padre de cuatro hijos fue ordenado sacerdote en Corrientes


Antonio Salvador De Iacovo, de 62 años, tiene 4 hijos

Estuvo casado 30 años, enviudó en 2007 y en 2009 decidió volver a la vocación que sintió de joven

Valores Religiosos, 21 de abril de 2012 a las 18:44

 El arzobispo Andrés Stanovnik, que lo ordenó, había sido compañero suyo en el Seminario

Ordenación sacerdotal de Antonio Salvador/>

Ordenación sacerdotal de Antonio Salvador

Ordenación de Antonio SalvadorOrdenación de Antonio Salvador

(Valores Religiosos).- El arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés StanovnikOFMCap, ordenó sacerdote al diáconoAntonio Salvador De Iacovo, de 62 años, en la parroquia Nuestra Señora del Carmen, de la ciudad correntina de Bella Vista.

El nuevo sacerdote estuvo casado 30 años y tiene 4 hijos, enviudó en 2007 y en 2009 decidió volver a la vocación que había sentido de joven. El actual pastor correntino, quien presidió la ordenación, fue su compañero en los primeros años de estudio en el seminario entre 1968 y 1972. Se volvieron a encontrar, uno ya siendo arzobispo y el otro retomando sus estudios de Teología, con la firme decisión de entregar su vida al sacerdocio.

El nuevo presbítero manifestó que «si uno sabe escuchar y está atento, Dios te lleva con suavidad, invitándote entre muchas opciones a seguirlo y no se enoja ante las decisiones que uno elija» y agregó que «a todos Dios nos quiere santos, desde el lugar en el que estamos».

En la homilía, monseñor Stanovnik señaló que «en el llamado de Jesús, nuestro diácono encontró la respuesta a su honda inquietud de buscar al Señor y serle fiel. Esto nos hace pensar que hay dos inquietudes que se encontraron: la de Jesús que llama y el hombre que le responde. No sólo nosotros, sino también el corazón de Dios está inquieto por el hombre. Él nos espera, nos busca, sale incluso ya al caer la tarde, no vaya a ser que aún se encuentren hombres y mujeres a quienes nadie hubiera invitado».

«Las manos del sacerdote, y su vida entera, se ponen a disposición de las manos de Jesús, manos que perdonan, consuelan y alimentan; manos fraternas que se desgastan para construir la comunión en la Iglesia y entre todos los hombres», afirmó el arzobispo y agregó que «por eso, tienen que ser manos ungidas en la misma unción de Jesús, unción que se distingue porque son manos llagadas y abiertas a todos. Las manos del sacerdote conservan su unción en la medida que las ponga siempre en las manos y en el costado abierto de Jesús».

Como conclusión, el prelado pidió: «Recen por todos los sacerdotes de nuestra arquidiócesis, pero especialmente por el diácono Antonio, a quien vamos a conferir el ministerio sacerdotal en unos instantes más. Que sus manos y toda su vida esté siempre a disposición de Cristo y de su Iglesia, para que muchos puedan experimentar con toda confianza el perdón y la misericordia de Dios».

http://www.periodistadigital.com/religion/america/2012/04/21/viudo-y-padre-de-cuatro-hijos-fue-ordenado-sacerdote-en-corrientes-iglesia-curas-freligi

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: