APOYO DEL COMITÉ DE DEFENSA PARA ASUNTOS DE LA MUJER DE LA IGLESIA PRESBITERIANA DE LOS EE.UU. A LAS RELIGIOSAS CATÓLICAS ROMANAS.


Una carta abierta a las mujeres católicas romanas religiosas

Queridas hermanas,

Nos dirigimos a usted como hermanas en la fe que no pueden expresar nuestra vocación en la misma comunidad de fe en particular, pero que tienen mucho en común, como creyentes, como defensores, y como constructores de paz. Escribimos en un espíritu de solidaridad y como testigos de la autenticidad de sus ministerios, en particular la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas, en un momento en que la integridad de su testimonio ha sido cuestionada por el Vaticano.

Si bien no son todos de la misma comunidad cristiana en particular, nosotras, como mujeres, comparten una historia común. La lucha por la autoridad de las mujeres es una cuestión de vejez para los cristianos.Iglesias cristianas siempre han sido ambivalentes acerca de nosotros.El Papel de la mujer han sido acogido en privado, no en foros público. Las mujeres líderes se afirman, siempre y cuando se les ve, pero no se escucha (al menos no demasiado). Durante siglos, las mujeres han sido vistos como profetas, soñaban con nuevas realidades, sino que han sido despedidos con demasiada frecuencia y afirmó que sólo cuando sus visiones no contradice las creencias de las personas en posiciones de poder. Somos conscientes de que aun cuando las iglesias nos ordenan para servir en posiciones de liderazgo, que a menudo no son de confianza para identificar las necesidades más urgentes de nuestras congregaciones deben abordar o diseñar a la forma de nuestros propios ministerios.

La difícil situación de los desposeídos es familiar para las mujeres de la iglesia. Nosotras, sin embargo, no creemos que las autoridades de cualquier iglesia nos puede quitar el poder de las mujeres a determinar por nosotras mismas una visión de nuestros ministerios y vocaciones.Muchas, muchas mujeres se han planteado cuestiones similares a las planteadas por la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas.¿Es el diseño de Dios para que exista un sacerdocio exclusivamente masculino? ¿No son la justicia económica y el acceso a la atención de la salud no sólo los aspectos más necesitados de ser tratados en nuestra sociedad actual, sino también las preocupaciones en el núcleo de la fe católica, así como la buena noticia del mensaje del evangelio?Lo que vemos en esta lucha no es una falta de integridad de nuestras hermanas y el testimonio auténtico de la fe cristiana, sino una lucha que ha sido muy familiar para todas las mujeres de la fe-una lucha por el poder y que debe tener el poder de definir la verdadera fe .

Las mujeres en las iglesias han dedicado sus vidas al servicio de las necesidades del mundo de la gente durante siglos. Hoy en día, nuestras hermanas católicas romanas vivir en comunidad y servir a la iglesia reflexiva y creativa a través de innumerables actos de amor, la hospitalidad, y la promoción social. Nuestras hermanas católicas romanas a menudo son firmes defensores de las personas que viven en la pobreza, las personas que están en la cárcel, las personas que carecen de acceso a la atención de salud asequible, las personas que no tienen acceso a agua limpia, las personas que están enfermas, y las personas que han sido víctimas de la violencia de los demás. Su servicio y la defensa es similar a la de muchos de nosotros que por propia experiencia como mujeres les resulta fundamental para poner las necesidades de las personas que son pobres, a un lado, y sin poder en el punto focal de nuestros propios ministerios.

Todos hemos sido cuestionada por la sabiduría de las mujeres religiosas aprendidas que son expertas en la enseñanza en la universidad, universidad, seminario, y en las aulas la iglesia. Nuestras hermanas nos han enseñado a realizar nuestra imaginación acerca de la tradición cristiana que compartimos. Estamos especialmente agradecidos por la sabiduría de la Hermana Elizabeth Johnson y la hermana Joan Chittister. Nuestras hermanas a menudo han llevado a las historias de muchas, muchas mujeres y las heridas de los marginados en sus oraciones y en sus escritos.

Las religiosas han reconocido la necesidad de cuidar de la persona humana. Hay muchas hermanas fieles que nos ayudan a recordar a la humanidad de las personas que están encerrados en la cárcel o se considera intocable, a causa de sus enfermedades. Hay muchas hermanas fieles que se niegan a aceptar la legitimidad de un sistema económico que permite que los pocos a ser fabulosamente ricos, mientras que los muchos permanecen sumergidos en perpetua necesidad y la pobreza. Algunos de nuestros los nombres de nuestras hermanas que han dado a conocer por su defensa son fácilmente reconocibles, la hermana Helen Prejean y la Madre Teresa vienen a la mente. También somos muy conscientes de que los nombres de muchos de nuestros hermanos en la fe y los miembros de las comunidades católicas romanas de las mujeres religiosas no están grabados en nuestra memoria. Y, sin embargo, nuestras hermanas viven una vida auténtica de la fe y el testimonio de nuestra creencia común de que Dios sigue creando una visión de un cielo nuevo y una tierra nueva.

¿Dónde cualquiera de nuestras iglesias sin líderes las mujeres?¿Dónde estaría la Iglesia Católica Romana sin las comunidades religiosas de mujeres? ¿Cómo será el testigo social de la iglesia más grande en temas de la pobreza y la justicia económica se ve obstaculizada por no respetar la autoridad de estas mujeres de fe?

Nos unimos a las manos con ustedes, nuestras hermanas. Estamos muy agradecidas por su disposición a asumir riesgos de participar en actividades de promoción y establecimiento de la paz. Estamos con ustedes en solidaridad y seguirá caminando con ustedes como testigos de nuestras luchas comunes y nuestra fe común en este viaje.

En la paz y la misericordia de Cristo,

El Comité de Defensa para Asuntos de la Mujer de la Iglesia Presbiteriana de los EE.UU.

Remitido al e-mail

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: