Era Pedro, soy Marianne. Trans-sexual (trasgénero) y cristiana


13.06.12 | 01:04. Archivado en Iglesia InstitucionesTeologíamujerAmigos, la voz de los

Dejo por unos días el tema de la Eucaristía y mi libro sobre el Evangelio de Marcos, para presentar el tema de un “varón” que era Pedro, casado con una bella y buena mujer por veintiún años, padre de una hija a la que quiere. Pues bien, Pedro, ingeniero, hombre culto, para identificarse a sí mismo mejor con lo que es (como “persona”), ha cambiado de género (de género), y me pide que le diga como ser así mejor cristianos.

Marianne es una mujer conocida en su país (Venezuela) donde colabora en instituciones al servicio de la igualdad de género, en línea homo- y hétero-sexual, especialmente en Radio-Reflejos, donde pueden escucharse sus intervenciones y leerse sus propuestas (Allí se encuentra su dirección, que no quiero ofrecer aquí públicamente, por motivos obvios, a no ser que ella misma lo haga)

Es y quiere ser cristiana… y me preguntó hace un tiempo la opinión de la Iglesia católica (¡su iglesia!) sobre el cambio de género (¡género, más que sexo!). Y así lo haré en este momento en me encuentro aún perplejo por una nota de la Congregación de la Doctrina de la Fe, que “condena” a la monja teóloga Margaret A. Farley, de USA (por un libro titulado Nada más que el amor. Un marco para una ética sexual cristiana), por mantener opiniones de tipo “personalista” sobre la masturbación y las relaciones sexuales (de tipo homo- o hétero-sexual), tema del que se ha venido tratando con cierta extensión estos días en los medios de comunicación católicos.

Quiero ofrecer en este post unas cartas de Marianne Martínez (que ella me permite publicar), su presentación como transgénero y mi breve opinión sobre el tema. Gracias Marienne, por confiar en mí y por seguir escribiéndome, a pesar de que varias veces he dado largas a tus peticiones.

A. TRES CARTAS DE CON MARIANNE

Estimado Dr. Pikaza

He leído con mucho detenimiento gran parte de sus trabajos sobre la homosexualidad y el cristianismo, y permítame decirle que me ha agradado mucho haber leído sus líneas y sus posturas ante lo que a veces no es fácilmente comprendido. En todo caso aun me falta mucho por leer.

Entre mucho leer, no he encontrado nada acerca de la postura de la iglesia sobre la transexualidad o trangenerismo, tanto masculina (quizás menos común o poco conocida) y la femenina quizás mas común o conocida en los medios. Soy una mujer transgénero, vivo en Venezuela y me considero profundamente cristiana, no creo que exista pecado en la decisión que he tomado en mi vida, y realmente si lo hubo… ya es tarde e irreversible.

Quisiera saber si existe algo acerca de la transexualidad en alguna opinión, texto o comunicado que la iglesia católica haya expresado en sus textos, Yo con mis medios no he encontrado nada, quizás han metido de alguna manera en el saco de la homosexualidad…

Espero que en algún momento de su apretada agenda encuentre momento para tratar de darle luz a las dudas de esta persona que le escribe…

Tengo un programa de radio por radioreflejos.net todos los jueves de 7 a 8 pm hora local de Venezuela donde abordo temas que están relacionados con la transexualidad, espero que en algún momento pueda escucharme por la radio.
http://www.fundacionreflejosde venezuela.com

Saludos y de antemano muy agradecida por la atención a la presente
Marianne

Estimado Xabier

Primeramente espero que se encuentre bien, Tengo mucho tiempo sin escribirle aunque siempre leo su blog (bueno cuando el tiempo me lo permite). Estuve revisando notas viejas, recordé su solicitud y conseguí un discurso que quizás pueda serle de utilidad si lo considera así para su BLOG: No soy muy asidua en el escribir, aunque tengo muchos amigos que me piden que deje constancia de mi experiencia de vida. Mi formación de ingeniero me inclina más hacia los números y me aleja del mundo de las letras. Pero al final se que esas son excusas para la flojera intelectual.

El discurso que le envío ocurrió en Angra do Reis, Brasil. El mismo sirvió de apertura a una conferencia de la compañía donde trabaje hasta el año pasado. Sin embargo sigue siendo un documento vigente.
Espero sea de su agrado, y si lo considera útil para su BLOG, bienvenido sea….
Saludos
Marianne Martínez

Estimado Xabier

Un gran amigo me ha dio el link de su Blog y me anime a escribirle. Esta semana pasada se presento en Venezuela una fuerte polémica entre los miembros de la Asamblea y la Conferencia Episcopal Venezolana a raíz de un comunicado elaborado por la Conferencia Episcopal de Venezuela donde se rechazaba las uniones homosexuales… y la identidad de Género a raíz de una ley que en la actualidad discute la asamblea nacional…

La polémica coloco en la mesa de discusión el tema a algunos amigos y amigas de la comunidad diversa, les he indicado que lean su blog… Espero que pueda en algún momento profundizar o contestar la inquietud que le hice llegar en mi primer correo. Queda de Usted…. Marianne

b. DISCURSO DE MARIANNE SOBRE SU CAMBIO DE GÉNERO

Queridos amigos, compañeros todos:… Es muy poco el tiempo de que dispongo para presentar una realidad en la que quizás son muchas las preguntas y pocas las respuestas… No se puede dar razón de un cambio tan profundo como el mío en escasos minutos. Agradezco, sin embargo, la invitación de Arend a compartir con todos Ustedes mi experiencia de vida, marcada por un cambio radical en toda la extensión de la palabra…

Muchos de Ustedes me conocieron como Pedro… Hoy me presento ante Ustedes como Marianne… Marianne es para los franceses símbolo de libertad,… igualdad… y fraternidad,… el ideal de la Revolución Francesa, que fue origen de todas las revoluciones del mundo, en las que se gestaron cambios profundos y radicales… como el que se ha operado en mi vida.

¿Por qué naciendo biológicamente hombre decidí cambiar mi género y presentarme ante el mundo, y ante Ustedes hoy, como mujer?… Esta decisión radical en mi vida no fue obra de un capricho… de una moda… de un deseo irreverente de ubicarme a espaldas de un mundo que todavía hoy no perdona estos cambios… Mi decisión se enmarca dentro de un proceso… un proceso largo y doloroso… en ocasiones lleno de oscuridades, incertidumbres y muchos temores… temores a perder mi familia, mi trabajo, mi puesto en la sociedad.

Estuve casada durante 21 años con una hermosa mujer con toda la amplitud de la palabra. De mi matrimonio nació una hija a la que adoro y de la cual me siento hoy por hoy profundamente orgullosa… A lo largo de los años me he esforzado en realizarme profesionalmente y de ir adquiriendo un lugar en el mundo y en la sociedad… Sabía que al ir dando pasos en el proceso de descubrimiento y asunción de la verdadera realidad de mi género, todos estos logros podrían venirse abajo.

La realidad de vida escogida por mí… no responde al capricho de desafiar lo que se consideran las leyes de la naturaleza y los condicionamientos de una sociedad que nos etiqueta como “machos” o como “hembras”. Ser transgénero, ante todo, implica partir de una condición mucho más fundamental… la condición de persona… de ser humano…

Desde Boecio, pasando por la filosofía medieval y llegando hasta nuestros días, la persona fue definida… al menos en Occidente…, como “sustancia individual de naturaleza racional”.Pues bien, estoy convencida, asumo y afirmo que soy persona, soy ser humano, poseedora de una dignidad inalienable; pero mi condición personal está llamada a realizarse en un hecho más particular y singular, aunque por ello no menos importante: mi condición de mujer que no tiene…, sin embargo…, el todo de su vida centrado en la transexualidad….

Mi vida social no se desarrolla en el submundo de un gueto, sino en el amplio mundo social como el que se puede desarrollar cualquier persona….

Es verdad que para muchos puede ser difícil aceptar sin más a una persona que nació biológicamente hombre y ahora vive y se expresa como mujer… Estamos inmersos en una sociedad sexista que parece haber reducido al ser humano a ser “macho” o a ser “hembra”…

Esta reducción sexista está íntimamente unida a una visión meramente biológica,… donde el sexo es visto sin más como un asunto de tipo biológico,… con estereotipos bien fijos,… patrones inamovibles prácticamente inmutables que en modo alguno pueden ser desafiados… 
Y así,… asistimos a un juego de poderes en el que el macho domina a la hembra y la hembra queda reducida a la sumisión… O, por el contrario, la propuesta de las feministas llevados a ultranza,… que aspiran para la mujer cuotas de poder y muchas cosas más… que tradicionalmente han sido reservadas para el varón…

C. BREVE REFLEXIÓN DE PIKAZA

Querida Manianne, ante todo mi respeto y cariño por tu forma de presentarte como cristiana y persona, que quiere vivir al interior de la Iglesia. Como sabes y dices, he escrito algunas cosas sobre el tema que, quizá, si sigue el contacto, podremos precisar en los próximos días. Pero antes, como tú me permites, quiero poner tu caso ante la consideración de los lectores de mi blog. Me reservo una opinión más detallada, pero ya aquí, en sentido general, puedo ofrecerte las siguientes reflexiones:

a. El tema es complejo y no pueden darse soluciones universales, partiendo de ninguna teoría previa sobre lo que es la naturaleza, el sexo y el género. En este campo la Iglesia Oficial puede tener y tiene diversas opiniones y no puede ofrecer una respuesta vinculante.

b. Tengo la impresión de que a la Iglesia Oficial le importa más el sexo físico (e incluso biológico) que el género, más vinculada a la identidad psicológica y socia… A te te importa más el género y le alegro. Te presentas como trans-género, no como trans-sexual (que es para ti menos determinante).

c. No lo “moralista”, no creo que Jesús viniera a dar lecciones de moral. Sé un poco de Biblia y cristianismo, y en ese plano seguiré, ofreciéndote mi pequeña experiencia. Jesús de Nazaret, en el famoso texto de los “eunucos” por el Reino de los cielos (Mt 19, 12) supone quehay realidades y condiciones diversas en el plano del sexo y del género, dejando el tema abierto. Hay caminos por tanto distinto que cada uno ha de asumir con responsabilidad, par hacerse persona, como tú dices.

d. La finalidad de la vida es que podamos ser personas, es decir, que seamos capaces aceptar lo que somos (aceptarnos) de un modo agradecido, ofreciendo nuestra mejor aportación a los demás, en respeto y amor. En ese caso, una persona como tú, que se ha identificado a lo largo de la vida con el “otro” género, para vivir mejor su propia identidad, puede (y quizá debe) iniciar un proceso de cambio de género (e incluso de sexo), a pesar de las complejidades que implica ese cambio… y a pesar de los dolores que puede suscitar, con las rupturas correspondientes.

e. Tú no este trans-género por voluntad o capricho, sino porque a lo largo de tu vida te has ido encontrando mejor en el otro género… y has decidido ser lo que te sientes y lo que quieres. Y en principio no puedo oponerme a tu deseo, aunque te haya costado llevarlo a la práctica, en plano personal, familiar y social. Todo ello ha debido tener unos costes. Otros en tu caso no suelen asumirlos, tú los has asumido. Si ha merecido la pena para tu maduración personal, que es lo importante, bendito sea Dios, que te ha dado la capacidad de hacerlo. Bendícele a él por tu cambio.

f. En un caso como el tuyo, un proceso de cambio como el que nos cuentas (tras un largo matrimonio en el que eras Pedro y has tenido una hija) ha debido ser intenso y quizá doloroso. Si te ha servido para ser mejor persona (ser tú misma) y para querer mejor (o de otra manera) a los demás (incluido tu antiguo marido y tu hija), ese cambio ha sido positivo y valioso para ti. Has tenido que dejar unas realidades, pero has podido descubrir y desarrollar otras. Sólo tú y tus verdaderos amigos (ninguna institución oficial) pueden decir si el cambio ha sido fructífero, si te ha llevado a descubrir mejor tu verdadera identidad y a querer y servir a los demás (y a amar a Dios) de manera más sincera, leal, verdadera. Debes poner en una balanza los pros y los contras… y una vez hecho lo que has hecho, amar así de la manera más intensa, como eres, como trasgénero y como cristiana.

g. Me gusta mucho que te presentes como trasgénero más que como tras-sexual. El género es más importante que el sexo (aunque ambas realidades se vinculan, deben ir en armonía). Tu caso puede ser un ejemplo, para mí lo es, en su valentía y en su capacidad de cambio, para un amor mejor (que es lo que importa). Me gustaría que tus relaciones con tu antigua esposa y con tu hija hubiera mejorado de calidad.

h. Pienso que tú no puedes “imponer” a los demás tu forma de ser, ni exigir que todos comprendas tu cambio… Pero puedes y debes exigir que lo respeten, incluso la Iglesia Católica, que debe acogerte y acompañarte te en tu nueva identidad, tal como eres. Es muy posible que la Iglesia Jerárquica de Venezuela (y la Congregación para la Doctrina de la Fe) no acepte tu cambio y considere que lo que has hecho no es recto. Acepta esa opinión, pero tienes el derecho y deber de seguir primero a tu conciencia, para así ser persona de una forma más madura.

i. Estamos ante un reto y camino que puede ser importante, no sólo para ti y para los que son como tú (trans-sexuales o trans-género)… y para los homosexuales…, sino para todo el resto de los hombres y mujeres, cristianos o no. Podéis y tenéis que enseñarnos a amar mejor, en respecto, en fidelidad a las personas concretas, en servicio a los demás. Ése es el único argumento que vale… y ante ese argumento me quedo.

Nada más por ahora, querida Marienne. Si quiees seguimos conversando, por carta particular, o a través del blog, como has querido. Sólo quiero avisarte que quizá haya personas que te respondan de forma un poco dura. Tómalo con humor, compréndelo, si puedes; pero, por encima de todo, sé tú misma.

Con todo cariño…. Xabier

 

http://blogs.periodistadigital.com/xpikaza.php/2012/06/13/p317068#more317068

 

 

About these ads

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. JESUS GARCIA M.
    jul 04, 2012 @ 23:54:33

    QUERIDA Marienne. TE RECOMIENDO ESTA PAGINA http://www.caminodecristo.com RM /index.php EN ELLA VAS ENCONTRAR ALGO SOBRE EL SEXO Y APARTE SON MUY BUENAS LAS CARTAS DE CRISTO NO TRATA DE RELIGION

    Responder

  2. JESUS GARCIA M.
    jul 04, 2012 @ 23:56:27

    MI COMENTARIO ES ESE RECOMENDAR ESTA PAG. NO MAS http://www.caminodecristo.com RM /index.php

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 257 seguidores

%d personas les gusta esto: