De la sospecha prolongada a la expropiación masculina global.


Sigo sospechando que se podría demostrar (incluso empíricamente) que el capital en manos del varón, en un 85% de los casos, se ha usado con la finalidad de lucrarse, enriquecerse y multiplicar beneficios en términos estrictamente individualistas.
También sospecho que el derecho a la propiedad privada no es necesariamente garante de justicia e igualdad, y a los varones no nos hace ni más libres ni más buenos.
La ausencia de propiedad privada (existen otras fórmulas de propiedad compartida, como la matriarcal) no necesariamente vulnera la dignidad humana, puede que incluso nos permita evolucionar y liberarnos del curso autodestructivo que iniciamos en la era patriarcal.
Añadamos que los hombres que voluntariamente reniegan de la riqueza y acumulación de bienes resultan ser los más felices, solidarios y menos posesivos (el ermitaño y el monje son identidades ridiculizadas por el capitalismo y que a mi parecer se deben recuperar).
Deduzco de todo ello que la mejor vía para poner fín a siglos de neurosis social consiste en despojar al varón de aquello que más le corrompe y más teme perder: el patrimonio.
Por eso, a título personal (y éste no es un reclamo del movimiento matriarcal ni del feminista, por lo general moderados y políticamente correctos), propongo una «expropiación masculina global».

Sé que con ello me alineo con posturas más radicales, pero creo que no estoy sugiriendo nada que vulnere los derechos humanos. No considero el derecho a la propiedad privada, ese «derecho a enriquecerse sin tener en cuenta el mundo que me rodea», un derecho fundamental. Por cierto, fue en su momento un derecho «inventado» por varones y para varones, exclusivamente, algo que ya debería hacernos seguir sospechando.

El hombre sin patrimonio es libre, y no puede oprimir a poblaciones enteras bajo ningún concepto: por su propia supervivencia, no tiene más remedio que respetar, cooperar y trabajar por el bien común. Se me acusará de desprecio a los de mi género, algo que debo negar rotundamente, no estoy proponiendo ningún parricidio ni castraciones masivas. Porque amo y conozco bastante la naturaleza masculina, y deseo lo mejor para la humanidad, liberar al hombre del poder que lo corrompe mediante la expropiación masculina universal sería toda una bendición para el hombre.

Yo ya he dado el primer paso entregando todas mis ganancias en manos de Ella. ¡Y menuda sensación de libertad!

Legislación europea sobre la interrupción voluntaria del embarazo


Derecho a Decidir

HACE 1 DÍA

Resumen de la legislación por paises

País Legislación Detalle sobre Plazos e indicaciones
1.- ALEMANIA Combina el sistema de plazoscon el de indicaciones. 12 ó 22 semanas – embarazadas situación especial necesidad – + asesoramiento – mínimo 3 días antes intervención. Indicaciones: 2 tipos: médico, criminológico.
2.- AUSTRIA Combina sistema de plazos,con otro de indicaciones 12 semanas (+ indicaciones de tipo médico o menor de 14 años en el momento quedar embarazada.)
3.- BÉLGICA Sistema mixto, de plazos y causal. Mujer en situación de angustia (détresse), 12ª semana de gestación. Será como mínimo 6 días después de la primera consulta médica. La mujer debe ratificar por escrito.
Superado el plazo de 12 semanas, sólo motivos médicos.
Se requerirá la opinión de dos facultativos.
4.- BULGARIA Los requisitos y el procedimiento y los criterios se determinan por disposición del Ministerio de Salud. 1. 12 semanas de gestación.
2. 20 semanas x riesgos salud: (peligro muerte o malformaciones feto).
Se determina también las obligaciones de los especialistas en medicina.
5.- CANADÁ Carece de una regulación expresa y no tiene restricciones legales a su aplicación. Las mujeres mayores de 12 años pueden acceder al sistema sin autorización paterna.
Sistema más abierto del mundo occidental: en 1989, la Corte Suprema negó el derecho del padre a evitar la interrupción voluntaria del embarazo, cediendo el derecho de decidir únicamente a la mujer. Dos años después, la Corte Suprema confirmó que el no nacido no tenía condición de persona, por lo que no era sujeto de la Carta de Derechos.
6.- COLOMBIA Aborto legal y seguro a) riesgo salud
b) malformaciones feto
c) criminología
7.- DINAMARCA Aborto libre (anterior a las 12 primeras semanas de embarazo). más 12 semanas: permiso al Consejo Médico de la región danesa competente. La decisión podrá ser apelada a la Comisión de Reclamaciones de Aborto.
Sin necesidad de permiso:
• Riesgo enfermedad feto.
• Riegos salud mujer, inmadurez o por características mentales determinantes de ésta.
• Riesgo presión psicológica insoportable para la mujer.
8.- FINLANDIA Se basa en seis supuestos, requisito autorización de 2 médicos, y con un plazo dedoce semanas (ampliable hasta 20 casos especiales). Equivale a una ley de plazos. Supuestos 12 semanas:
1. Peligro vida o salud madre.
2. Maternidad carga apreciable circunstancias sociales, familiares, especiales.
3. Criminología.
4. Menor 17 años momento concepción o mayor 40 o con más de 4 hijos.
5. Malformaciones, enfermedades feto.
6. Incapacidad física, psíquica madre o padre.+ 12 semanas: el caso pasa a la Autoridad Nacional para Asuntos Legales Médicos de Finlandia (TEO en sus siglas en finlandés) donde se forma un tribunal que realiza un estudio individualmente.
9.- FRANCIA Límite de 12 semanas, plazo que sólo puede ser superado por causas médicas. 12 semanas: Dos médicos de un equipo multidisciplinar acrediten peligro vida y salud de la madre o enfermedad, malformaciones del feto.
Toda menor de edad no emancipada tiene que acudir a una consulta con un asesor de un centro de planificación familiar (para mayores de edad la consulta es optativa). Y deberá contar con el consentimiento de al menos uno de sus padres, o si deseara mantener el secreto, podrá estar acompañada por un mayor de edad de su elección.
10.- GRAN BRETAÑA 24 semanas libre +24 semanas Antes de las 24 semanas de gestación.
Casos aborto legal después de 24 semanas:
• Salvar la vida de la madre.
• Prevenir un daño grave a nivel físico o de salud mental madre.
• Riesgo feto anomalías/daños físicos o mentales que supusieran una seria discapacidad o minusvalía.
11.- GRECIA Determinadas condiciones: 12 semanas libre 1. Doce semanas
2. Riegos salud madre, salud feto: 24 semanas.
3. Peligro físico o moral irreversible para la mujer embarazada.
4. Criminología, diecinueve semanas.
5. Si la embarazada es una menor, se necesita el consentimiento de uno de los padres o del tutor.
12.- HOLANDA Ley de plazos : 24 primeras semanas. Entre consulta médica e intervención lapso mínimo de cinco días. La mayoría de los abortos se llevan a cabo dentro de las 22 semanas. Solo los abortos por razones médicas se extienden a la semana 24.
El límite de las 24 semanas para la práctica del aborto está relacionado con el momento en que el feto es viable fuera del vientre materno, momento a partir del cual el aborto se tipifica como delito en el Código Penal.
13.-ITALIA Plazo de 90 días desde la concepción. Más 90 días: si existen graves motivos físicos o psíquicos, certificado médico.
Las menores de dieciocho años necesitarán la autorización de ambos progenitores o del juez de menores para interrumpir un embarazo.
14.LUXEMBURGO Plazo de 90 días desde la concepción. Posibilidad de realizar una IVE, pero únicamente en supuestos tasados (…) y a propuesta de un médico, con el informe favorable de otro médico.
Aplicación abierta de la ley (por ejemplo, el concepto de riesgo para la salud psíquica de la madre, que permite una gran flexibilidad). Por otro lado, no se conoce ningún caso de aplicación de la ley penal sobre el aborto, y la tolerancia social y oficial hacia la IVE es muy amplia.
15.- MÉXICO Varía por Estados. En DF aborto libre 12 semanas Es de competencia estatal, no federal.
Despenalizado el aborto por violación.
El resto de las causas (malformaciones graves, grave daño a la salud de la mujer, falta de recursos económicos…) varía de un Estado a otro.
Distrito Federal, es la más ambiciosa, al permitir el aborto voluntario en las doce primeras semanas de gestación
16.- NORUEGA Libre en 12 semanas / +12 semanas supuestos 1. 12 semanas.
2. Después de las 12 semanas la mujer realiza la solicitud y la decisión la toma una junta médica. Debe concurrir alguna de las siguientes circunstancias:
a) Riesgo para la salud mental o físico de la mujer.
b) Posibilidad de una difícil situación vital para la mujer.
c) Riesgo de enfermedad grave para el niño.
d) Criminología.
e) Enfermedad mental grave de la mujer.
3) Después de la semana 18 de embarazo a no ser que haya razón particularmente grave y siempre y cuando el feto no sea aún viable.
17.- PORTUGAL Aborto libre hasta la semana 10y luego supuestos. Opción libre de la mujer en las primeras 10 semanas del embarazo.
Peligro salud o vida mujer, en las primeras 12 semanas.
Criminología, en las primeras 16 semanas.
Cuando existen motivos ciertos para prever que el feto sufrirá, con carácter incurable, una enfermedad grave o una malformación congénita, en las 24 primeras semanas. Cuando el feto es inviable, se puede realizar en cualquier momento.
18.- POLONIA No existen plazos legales para llevar a cabo la intervención, salvo en el supuesto número 2(12 semanas) Supuestos:
1. Riesgo salud madre.
2. Enfermedad feto.
3. Criminología.
Se exige el consentimiento por escrito de la mujer.
Si ésta es menor de 15 años o incapaz el consentimiento ha de estar firmado por los padres o por el representante legal. Para el caso de menores de 13 años es necesario además el consentimiento del Tribunal de Menores.
19.- SUECIA Hasta la semana dieciocho Se contempla la posibilidad de interrumpirlo más allá del final de la misma, de la semana 18 a la 24. En ese caso se requiere permiso de la Dirección Nacional de Sanidad y Bienestar Social. No se concede si se considera que el embrión es viable.

Fuente: Decidir nos hace libres

 

http://www.ciudaddemujeres.com/

La Iglesia privilegiada


03.10.12 | 18:13. 

Una de las cosas que más están dando que hablar, en nuestro calamitoso tiempo de crisis y en esta España de tantos problemas y tantas corrupciones, es el hecho de que la Iglesia Católica sea una de las pocas instituciones que no han sufrido recortes, ni económicos, ni legales, ni fiscales. La Iglesia, dicen ahora algunos medios, quizá tendenciosamente, “no tiene que apretarse el cinturón”.

¡Hombre!, decir esto, así, sin más, resulta tendencioso. Porquelos hombres de Iglesia (y las monjas), a fin de cuentas, son españoles. Y aquí no hay ni un solo español que no esté sufriendo las consecuencias de la crisis. Lo que pasa es que, como bien sabemos, no todos los españoles estamos cargando con las consecuencias de la crisis por igual. Y, en este sentido, es evidente que las “personas consagradas” están siendo también, en asuntos de bastante peso, “personas privilegiadas”.

Yo sé que es desagradable hablar de este asunto. Lo que ocurre es que, si uno mira hacia atrás, y se pone a recordar lo que dicen los evangelios sobre el tema del dinero, se queda pasmado. Porque es tremendo el lenguaje de Jesús sobre este asunto. No, ciertamente, sobre la “producción” de bienes de uso y consumo, sino sobre la “distribución” de la riqueza. Parece bastante claro que Jesús se dio cuenta de que el afán por el dinero, legitimado y justificado como medio o instrumento para hacer apostolado, es uno de los engaños más peligrosos que padece el clero. Jesús mandó a los apóstoles que fueran a evangelizar, ordenándoles que no llevaran ni calderilla. Que se fueran a la tarea con lo puesto y nada más. A juicio de Jesús, el dinero es un estorbo, si lo que se pretende es hacer presente en este mundo el Reino de Dios.

No digo estas cosas como perorata para exhortar a la ejemplaridad. El problema es mucho más grave. Lo que está en juego no es la “ejemplaridad”, sino la “autenticidad” de quienes pretenden hacer presente, en este caos de miserias e injusticias, el recuerdo de Jesús. La crisis se ha hecho ingobernable porque la corrupción y la desvergüenza han llegado a donde no podíamos imaginar. Así las cosas, esto no se arregla sino mediante una regeneración ética del tejido social, empezando por quienes en él tienen mayores responsabilidades, sobre todo en cuanto se refiere a responsabilidades de orden moral y de integridad ciudadana.

Y en esto, es evidente que los responsables de la Iglesia tendrían que ser los primeros en aparecer como los más y mejor dispuestos a afrontar una forma de vida, que sea transparente y que se convierta en un reclamo para todos los que buscamos más nuestra ganancia que remediar las desigualdades sociales y el sufrimiento de los que peor lo están pasando. Y quiero dejar constancia – antes de seguir con el tema – que en mi vida he tenido la suerte de conocer, y muchos conocen, obispos que son hombres ejemplares, que han dado y siguen dando lo mejor de sí mismos, algunos de ellos hasta dar la propia vida y, por supuesto, con una integridad y una ejemplaridad que jamás podré olvidar. Así lo he palpado, en no pocos casos, lo mismo en España que en otros países de Europa y en América Latina.

En todo caso, y dejando claro y firme lo que acabo de decir, no creo que sea demagogia barata afirmar que me encantaría ver el día en que la Conferencia Episcopal Española tome la decisión de que todos los obispos conviertan sus palacios en centros culturales al servicio de la gente, que se vayan a vivir como cualquier vecino en cualquier casa o piso alquilado (como ya he visto en más de un caso), que se despojen de mitras, báculos y ornamentos dorados, que viajen en los autobuses urbanos o de línea, como todo ciudadano que no pretende ir por la vida como un notable, que cada año den cuenta detallada del dinero que ingresan y del dinero que gastan, que sean amigos de sus sacerdotes, que renuncien a todo lo que sean privilegios, que vivan con sencillez.

Y, sobre todo lo demás, que las grandes preocupaciones de cada obispo fueran las mismas que se palpan en cada página del Evangelio: la preocupación por los pobres, por los que sufren , por los enfermos, por lo que preocupa a quienes se ven peor tratados por la vida. Ese día, esta Iglesia empezaría a tener una fuerza de transformación en la sociedad que ahora mismo, por desgracia, no tiene. Si es que de verdad tenemos fe – en este año de la fe que ha proclamado el papa -, ¿no estaríamos viendo el renacer de una Iglesia, que sería levadura en la masa, como dijo el Señor?

 

 

http://blogs.periodistadigital.com/teologia-sin-censura.php/2012/10/03/la-iglesia-privilegiada

Colombia: Celebran VIII Congreso de la ONIC por sus 30 años


Servindi, 5 de octubre, 2012.- El VIII Congreso de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) se desarrollará del 8 al 12 de octubre en el marco de los treinta años que lleva activa la organización.

Los ejes temáticos a tratar serán tierras y territorios, procesos de paz y conflicto armado, y autonomía y procesos organizativos. El congreso se llevará a cabo en el colegio Claretiano, en la localidad de Bosa en Bogotá.

Para los pueblos de la ONIC, integrante de la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), existen además dos temas cruciales en su agenda vinculados con los megaproyectos y el conflicto armado.

Ellos son los derechos territoriales y la consulta previa, y el proceso de paz relacionado con los derechos humanos, la Ley de Víctimas, la restitución de tierras y los autos emitidos por la Corte Constitucional.

Los temas, que serán discutidos en mesas de trabajo, tratarán también el tema de la autonomía que incluyen los procesos organizativos, los modelos de justicia propia y la gobernabilidad de los territorios.

Otros puntos a debatir en el encuentro de cinco días es el de políticas públicas y relacionamiento con el Estado y formación política; asimismo los temas de mujer, joven ancianos y niños, y comunicaciones y sistemas de información.

Lo trabajado por las mesas de trabajo será presentado al Gobierno y a la comunidad internacional y se elegirá al nuevo Consejo Mayor de Gobierno de ONIC.

Posteriormente el último día del encuentro se llevará a cabo una Marcha por la Dignidad de los Pueblos Indígenas hacia la Plaza Bolívar de la ciudad de Bogotá.

La CAOI estará presente como invitada a este importante congreso, representada por su Coordinador General, Gerardo Jumí Tapias, y su Coordinadora de Derechos Humanos, Blanca Lucila Andrade Chilo.

VIII Congreso de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC)

Programa

DÍA 7 DE OCTUBRE

Llegada e Inscripciones de las delegaciones Oficiales, fraternales, invitados y observadores al VIII Congreso Nacional ONIC – Colegio Claretiano Bosa.

DÍA 8 DE OCTUBRE

  • Instalación del VIII Congreso Nacional ONIC.
  • Elección de la Mesa Coordinadora.
  • Informe del Consejo Mayor de Gobierno.
  • Ponencias Centrales:
  • Tierras y Territorios
  • Procesos de Paz y Conflicto Armado
  • Movimientos y Procesos Organizativos
  • Procesos de Globalización y Resistencias

DÍA 9 DE OCTUBRE

  • Trabajo en Mesas:
  • Territorio (ETIS y Territorios Autónomos), Políticas Ambientales, Biodiversidad, Recursos Genéticos y Propiedad Intelectual.
  • Autonomía, Procesos organizativos, Justicia Propia y Gobernabilidad de los territorios.
  • Proceso de Paz: Derechos Humanos, Decreto Ley de Víctimas y Restitución de tierras y Autos de la Corte Constitucional.
  • Relacionamiento con el Gobierno Nacional, los sectores sociales, la cooperación y la comunidad internacional.
  • Política Pública.
  • Sostenibilidad Política y Financiera.
  • Consulta previa.
  • Revisión de los Estatutos de la ONIC.
  • Educación: SEIP. EFIN
  • Formación Política.
  • Salud: SISPI
  • Mujer, Jóvenes, Ancianos y Niños.
  • Comunicaciones y Sistemas de Información.
  • Proceso Político electoral.

DÍA 10 DE OCTUBRE

  • Plenaria de las mesas de trabajo y resoluciones por ejes temáticos.

DÍA 11 DE OCTUBRE

  • Acto de conmemoración y reconocimiento a los Fundadores de la ONIC.
  • Conclusiones y Mandatos del VIII Congreso Nacional ONIC.
  • Elección del Nuevo Consejo Mayor de Gobierno ONIC.
  • Presentación del Mandato al Gobierno Nacional, la Comunidad Internacional y Medios de Comunicación.

DÍA 12 DE OCTUBRE

  • Marcha por la Dignidad de los Pueblos Indígenas hacia la Plaza de Bolívar de la ciudad de Bogotá D.C.
  • Retorno a los territorios de origen.

 

http://servindi.org/actualidad/73942?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+Servindi+%28Servicio+de+Informaci%C3%B3n+Indigena%29&utm_content=Yahoo%21+Mail

Iglesia chilena investiga a otro sacerdote por abuso de menore


 

(AFP) – hace 6 horas

SANTIAGO — La Iglesia chilena investiga a otro sacerdote por presunto caso de abuso a menores, a tres días de que se develara una indagación del Vaticano a un obispo chileno acusado de los mismos cargos, confirmó este viernes la institución.

«Existe en la actualidad una investigación canónica por una denuncia por presunto abuso de menores, en relación al sacerdote Casiano Rojas Viera», indicó en un escueto comunicado la Diócesis de Copiapó, ciudad ubicada a 800 km al norte de Santiago.

El sacerdote era director de un colegio de esa ciudad del norte chileno, donde se habrían producido los abusos.

En este lugar también Rojas fue acusado en 2009 por la pérdida de 50 millones de pesos (unos 100.000 dólares), por lo que la Iglesia decidió enviarlo a la ciudad de Melipilla (centro), donde se desempeñaba como párroco de la iglesia Natividad del Señor.

Su caso se conoce a tres días de que la misma Iglesia develara que el Vaticano investiga desde abril al obispo de la ciudad de Iquique, Marco Antonio Ordenes, de 47 años, el primero de su jerarquía en ser investigado por un caso de abuso sexual en Chile.

Ordenes fue acusado por Rodrigo Pinto de «contactos de connotación sexual», cuando éste tenía 15 años y era acólito de la catedral de Iquique (1.800 km al norte de Santiago), según declaraciones que él ha hecho a la prensa.

Ambos casos se suman a la veintena de sacerdotes acusados de abuso sexual a menores en los últimos años en Chile, cinco de los cuales han sido condenados por la Justicia.

En 2008, la Iglesia Católica realizó un histórico pedido de perdón y asumió sus culpas por su falta de reacción ante las denuncias de abuso sexual a menores, en una petición que repitió la semana pasada.

La Diócesis de Copiapó anunció además otra investigación al sacerdote Daniel Pauvif Rojas «por presuntas faltas graves, incongruentes con el ministerio sacerdotal», sin dar mayores antecedentes.

Como medida cautelar, el obispado de Copiapó determinó «la prohibición del ejercicio público del ministerio a los sacerdotes investigados, y se les ha apartado de toda responsabilidad pastoral mientras duren los procesos», agregó el comunicado.

 

http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5jePUbSMJRDPe5i_RWPXUW07GCk4Q?docId=CNG.c22a08560eed455e33bc2a1cd100dac5.01

Iglesia católica de Medellín se opone a cualquier legalización del …


Caracol Radio

Iglesia católica de Medellín se opone a cualquier legalización del aborto. Monseñor Ricardo Tobón Restrepo recordó que la Iglesia defiende la vida desde su concepción hasta su término natural, y no comparte la propuesta de acabar con una vida. Caracol 

 

Ver todos los artículos sobre este tema »

Jesús y las mujeres en su movimiento


Ivoni Richter Reiner
oct042012

 

Euklería

Ellas evidencian “la praxis transgresora de las mujeres mediante su actuación sociorreligiosa de rompimiento con estructuras que quieren encadenar la identidad de las mujeres a funciones definidas por lógicas de subordinación y opresión.”

“Ellas –¡y son multitud!– no sólo participan en el camino de la salvación, sino que abren puertas para que se puedan sumar a él más personas. Son apóstolas, trabajadoras, misioneras, sacerdotisas desde el inicio, y mujeres para siempre. Transgredir normas y sistemas de dominación y subordinación establecidos forma parte de la historia de la salvación de la humanidad. Séanos dada la alegría de encontrar la fuente, nadando contra la corriente, y de absorber de ella toda la energía que necesitamos para, como Jesús, dar continuidad a las tradiciones transgresoras de la historia de Dios con nosotros.”

A partir de algunos textos evangélicos, podemos entender el “movimiento de Jesús” también como un “Jesús en movimiento” junto al grupo que se adhirió a su propuesta de renovación intrajudaica, lo que habla de las cuestiones religiosas que coinciden en los ámbitos de las relaciones socioculturales y políticas.

Aunque mencionaré aquí a las mujeres de forma individual –tal como aparecen en los textos– las entiendo como representantes de grupos comunitarios que conquistaron o estaban en proceso de (re)conquistar presencia y voz en las comunidades de la segunda mitad del siglo I.

A partir de esa perspectiva, observo que en las narraciones evangélicas sobre la mujer sirofenicia/cananea se mezclan cuestiones de género, de etnia y de clase. Delante de Jesús, el Mesías de y para Israel, se posiciona una mujer –probablemente ya como representante de mujeres de otros orígenes étnicos, líderes en las comunidades– que no tiene un origen judaico y que probablemente era de clase baja.

Su posicionamiento en torno a la discusión simbólica sobre la “mesa” indica que conoce la realidad de la pobreza. A partir de ese conocimiento y de la argumentación que brota del campo de la experiencia y de la solidaridad con los dolientes y excluidos, esta mujer se convierte en protagonista en el arte del convencimiento: pone a Jesús en movimiento internamente, cuestiona a Jesús a partir de sus propias propuestas de acoger a quien sufre y lo confronta con dimensiones más amplias y profundas de la propuesta del Reino de Dios.

Ella, la mujer-representante, transgrede las normas socioculturales, porque se atreve a penetrar en espacios vedados para las mujeres, porque se impone mediante la fuerza de su argumentación, y porque se propone ir más allá de los límites para hacer valer la solidaridad con los dolientes y necesitados. “Jesús en movimiento” se hace más inclusivo, más solidario, más igualitario. Jesús se resiste, pero al final se deja convencer y convertir por esa mujer anónima que, conociendo el afuera, actúa propositivamente en el adentro y genera una transformación.

Algo parecido ocurrió junto al famoso pozo de Samaria. Antiguas enemistades y polémicas entre el pueblo judío y el samaritano salen a la superficie en el diálogo que brota de la necesidad que siente Jesús de beber agua. En este caso, sin embargo, no es una mujer la que solicita algo, sino que es Jesús. La forma dialógica de la narración de la samaritana es similar a la de la cananea; parecen incluso comentarios rabínicos (midrash) sobre tradiciones antiguas.

¡Jesús y la mujer son maestros que dialogan! Conocimiento de las tradiciones, desconfianza de ambas partes y apertura al diferente marcan esta narración de tradición juanina. En la actitud de profundo diálogo crítico con las tradiciones ancestrales, los samaritanos pueden verse representados por la mujer samaritana que rompe con paradigmas conservadores, tira el balde/larga el cántaro que real y simbólicamente la ata a las funciones patriarcales, y se convierte en anunciadora en la ciudad de la nueva que ha vivenciado y profesado: ¡Jesús es el Mesías esperado!

Esa praxis transgresora junto al pozo y en la ciudad constituye una posibilidad de ruptura de la enemistad étnico-religiosa entre dos pueblos del mismo origen y que tienen como punto de referencia la fe mesiánica que se realiza en Jesús. En este sentido, la samaritana debe haber sido y sigue siendo paradigmática en los esfuerzos por superar los conflictos religiosos existentes entre pueblos y comunidades que tienen los mismos orígenes de fe.

En la perspectiva de transgresión sociocultural observo también a María de Betania, una mujer de fe y de coraje. María de Betania creyó y confesó verdaderamente, y dejó su confesión impresa en el cuerpo de Jesús. Entiendo su acción, registrada en la memoria narrativa del Evangelio, como un acto que trasciende y rompe con los prejuicios que definen el lugar y el espacio de la mujer en el tiempo de Jesús. En primer lugar, me represento a María de Betania como una mujer trabajadora que fabrica el bálsamo, el perfume, los aceites y las esencias aromáticos. En segundo lugar, como una representante de las mujeres autónomas en las relaciones económicas, que producen y que deciden cómo y en qué emplear y usar lo que producen.

María de Betania decidió hacer su “acción de amor”, poniendo de manifiesto en el gesto sacerdotal la confesión pública de su fe: ungió al Mesías, lo que era, simultáneamente, la preparación para su entierro. En tercer lugar, es una representante de la fe, transgresora no sólo del orden sociocultural, sino también del (des)orden político y religioso. En la narración se sabe que está prohibido preparar para la sepultura el cuerpo de un transgresor crucificado: la mujer se anticipa a la muerte y prepara a Jesús para ser sepultado.

Tanto la unción del Mesías como la preparación del cuerpo de Jesús son “servicios divinos” que, en presencia de los discípulos, realiza esta mujer. En contra de la reclamación de los discípulos, Jesús la eleva cuando ellos querían que fuera humillada. No es poniendo a los pobres en contra de las acciones autónomas transgresoras de las mujeres que se llega más cerca de Jesús.

Los pobres serán servidos siempre a través de Jesús: hacer una buena obra con Jesús es hacerles un bien a los pobres. Es por eso que esta mujer-representante debe ser rememorada siempre y en todo lugar donde Jesús sea anunciado, para que pueda seguir nutriendo diversas formas de transgresión, de actuación al servicio de la vida, de convencimiento mediante una praxis liberadora. Esa es la praxis de las mujeres valientes que, al mismo tiempo que morían de miedo, garantizaban que el movimiento de Jesús siguiera en movimiento.

El testimonio evangélico es unánime en señalar la presencia y la acción de mujeres cerca de la cruz de Jesús y junto al túmulo vacío: María Magdalena, María la madre de Santiago el menor, María la madre de José, Salomé, la madre de los hijos de Zebedeo, Juana, María de Nazaret y muchas otras. Todas pertenecían al movimiento itinerante de Jesús, desde sus orígenes en los submundos de Galilea.

La ley romana no sólo prohibía el enterramiento del cuerpo crucificado, sino también la presencia de familiares y amigos en la crucifixión, so pena de correr la misma suerte. Esa es la razón por la cual las mujeres están allá, observando a distancia. Escondidas, pero no ausentes, quieren saber qué va a suceder con Jesús, con el cuerpo de su maestro, su amigo, su amado. Ellas ven dónde es colocado. Y así, pueden dirigirse al túmulo y dar testimonio de la grandeza que les anuncian los ángeles y el resucitado: ellas ven, oyen y proclaman la nueva de la resurrección.

Son, indiscutiblemente, apóstolas, incluso de los apóstoles. Con ello, transgreden las leyes sexistas que excluían a las mujeres de los servicios divinos en las comunidades cristianas, y que permanecen vigentes hasta el día de hoy. Pero, ¿qué mujeres son estas? Lucas 8 nos ayuda a ver más claramente su imagen. Se trata de mujeres que vivenciaron la acogida, la curación y la misión junto a Jesús y que pueden seguir practicando sus habilidades y competencias económicas mientras participan del movimiento de Jesús.

Son mujeres que viven o que pasan a vivir con autonomía en el seno de una sociedad y de unos sistemas político-sociales y religiosos patri-kiriarcales. Participan en el movimiento poniéndose en movimiento como mujeres, con independencia de si tienen o no hombres. Mujeres como Juana, la esposa del alto funcionario de Herodes, que abandonó todo lo que tenía y comenzó a seguir a Jesús y se convirtió en su discípula, de la misma forma en que sus colegas varones lo abandonaron todo (incluidas sus mujeres).

Son transgresoras porque abren espacios a contrapelo de todas las condenaciones sexistas de su mundo. No consiguen hacerlo por la gentileza de uno u otro compañero; por el contrario, tienen que imponerse también a la voluntad de estos, como bien demostraran María de Betania y la mujer sirofenicia/cananea.

Lo mismo le sucedió a la representante-protagonista-misionera Tecla, quien después de escuchar la Buena Nueva de labios del apóstol Pablo, decide abandonar todo lo que tiene (palacio, novio, buena vida) y convertirse en anunciadora misionera junto a Pablo. No obstante, ello no le asegura ser defendida por este cuando Alejandro, un poderoso sirio de Antioquia, amenaza con agredirla sexualmente.

Pablo alega simplemente: “Ella no es mía”. Tecla, mirando a Pablo, le grita a Alejandro: “¡No violentes a una extraña, no violentes a una sierva de Dios!” y comienza a defenderse del agresor. Le rasga las vestiduras y le tira la corona de la cabeza, lo que lo convierte en blanco de las burlas. Ello motiva que Alejandro la conduzca ante el procurador, que la condena a luchar con los toros en la arena.

Diferente al texto de María de Betania, esta memoria de Tecla fue registrada mucho más tarde y en un contexto gnóstico, pero evidencia igual que aquella la praxis transgresora de las mujeres mediante su actuación sociorreligiosa de rompimiento con estructuras que quieren encadenar la identidad de las mujeres a funciones definidas por lógicas de subordinación y opresión.

En el seno del movimiento judaico de renovación, ellas conquistan su espacio y construyen poco a poco su nueva identidad, lo que muchas veces las conduce a la tortura y la muerte, como muestran también las historias de Maximila y Priscila. Es así que el movimiento de Jesús va construyendo su continuidad. A través de mujeres y hombres, en un proceso de discusión y conflicto, diálogo y aciertos, el resucitado se deja poner en movimiento en otros espacios y otros tiempos.

Las narraciones de los Hechos, tanto canónicos como apócrifos, bien lo indican: de Tecla ya hablamos. Me gustaría detenerme también en la memoria de Tabita: ella y Jesús bebieron de la misma fuente para su praxis solidaria y liberadora junto a los pobres. Se trata de la tradición de hésed/eleemosyne /“misericordia”.

Sobre la base de la tradición judaico-jesuánica, la discípula de Jesús (mathétria) practica obras de misericordia principalmente para con las viudas. ¿Cómo ignorar la función profética de tal discipulado? ¿Cómo no recordar que esa narración fue escrita en momentos en que la ciudad de Jope había sido destruida por violentos ataques militares romanos a los que sobrevivieron casi exclusivamente mujeres, ahora viudas?

La praxis transgresora de Tabita es praxis de misericordia en tiempos de persecución política a las personas y las comunidades cristianas de los alrededores de Jerusalén. Es iglesia-discípula que junta los pedazos y se torna presencia viva de Cristo en la construcción del nuevo proyecto de vida con las viudas en el trabajo solidario de confección de ropa. Es diaconía que rescata el sentido profundo de comunión en la vivencia del Reino de Dios. La narración de muerte y reavivamiento de Tabita apunta a la necesidad de una iglesia-discípula que se haga presente junto a los dolores de la viudez, orientando su práctica según la misericordia allí donde los poderes constituidos destruyen la vida y la esperanza. Son la misericordia y la organización de los oprimidos las que harán resurgir a la iglesia de las cenizas de la destrucción y la persecución política.

Y en ese contexto, ¿cómo no recordar a Lidia (He 16), modelo de fe para las regiones macedónicas y el interior del Asia Menor? Mujer trabajadora, realizaba todo el proceso de producción de telas teñidas con extractos vegetales (¡hoy, sin duda, una excelente alternativa!) y vendía de puerta en puerta lo que confeccionaba junto a su “casa de mujeres”. Convertida a la fe judaica, se reunía en cultos sabáticos en la sinagoga con otras mujeres. Cuando el apóstol Pablo y sus compañeros se reunieron con ellas un sábado en Filipos, las palabras de anuncio fueron escuchadas y aceptadas.

Y Lidia se convirtió en protagonista de una fe solidaria con personas que corrían peligro de sufrir represalias a manos de los poderes políticos a causa de sus prácticas subversivas, como les ocurrió a los propios misioneros en Filipos. Lidia toma como base de su praxis solidaria y peligrosa la fidelidad a su Señor Jesús. Es ella quien visualiza lo que significa que no es posible servir a dos señores. Con esa convicción, Lidia transgrede las órdenes de control político que, mediante la tortura, pueden llevar a la muerte a quienes se ponen en movimiento a causa de Jesús.

En esa praxis de fe las mujeres también enseñan. Eso es lo que nos muestra la narración sobre Priscila quien, junto a su marido Aquila, fabricaba tiendas. Con la experiencia acumulada de quien ya ha vivido, peregrinado y trabajado en diversos lugares del Imperio romano, Priscila es la gran misionera-artesana del Asia Menor: además de su trabajo de manufactura domina bien el arte de enseñar acertadamente sobre “la senda de Dios” (He 18,26). Transgrede la idea de la época –y de hoy– de que las mujeres no podían hacerlo, y mucho menos en la sinagoga. Ella está allí y lo hace. Sin esconderse, antes de Pablo y desde el inicio. Pero no siempre la teología y la exégesis se han permitido verlo, admitirlo y asumirlo en su práctica de enseñanza en la iglesia. No obstante, también Priscila sigue forjando una tradición de transgresión que nos ayuda a aprender a (re)leer nuestras propias tradiciones. En la enseñanza y la administración de los sacramentos las mujeres siguen haciendo vivenciable la presencia de Jesús.

En la lucha contra las tendencias gnósticas del siglo II, que intentaban “descorporeizar” a Jesús, el obispo Ignacio de Antioquia, en su carta a la iglesia de Esmirna, saluda a la iglesia que se reúne en casa de Tavia y de Alce, y menciona a las “vírgenes viudas”, líderes comunitarias autónomas e independientes de los hombres. El obispo Ignacio de Antioquia se inserta ya en un proceso de jerarquización de las funciones eclesiales. Así, aunque no puede negar el liderazgo de esas mujeres, pide que no se haga nada fuera del control del obispo.

Tertuliano es más duro e incisivo: en su Tratado sobre el bautismo prohíbe que las mujeres, a ejemplo de Tecla, enseñen y bauticen. Esos dos fragmentos de textos de autoridades eclesiásticas muestran que ya en el siglo II eran fuertes los procesos de patriarcalización de las funciones eclesiales, pero también que las mujeres se resistían a esa dinámica, remitiéndose siempre a Jesús, al que recibieran a través de la memoria y la tradición de otras mujeres.

De ahí que el conflicto de género que traspasa las fronteras de las clases sociales, la hostilización de la sexualidad femenina y la persecución a las mujeres líderes de comunidades por parte de las autoridades eclesiales y políticas marcan la historia de la iglesia en ese período. Un ejemplo adicional de ello es la carta de Plinio el Joven en la que menciona a dos jóvenes esclavas diaconisas, torturadas en Bitinia a causa de su fe y su praxis cristianas. El objetivo de la tortura era obligarlas a abandonar su fe y esa praxis (“blasfemar de Cristo”) y forzarlas a abrazar el culto al emperador (“adorar tu imagen [emperador Trajano]”). Esas mujeres que persisten en la fe y en la tradición de Jesús Mesías-profeta raras veces reciben apoyo y solidaridad de sus colegas masculinos.

Tecla, por ejemplo, encuentra ayuda y protección en el clamor y en la práctica transgresora y solidaria de otras mujeres. Cuando la condenan a la arena, las mujeres comienzan a clamar y a denunciar en la ciudad: “¡Dios, en esta ciudad se ha producido un juicio injusto!”; y ya en la arena, las mujeres y los niños tiran ramos verdes para desviar la atención y la agresividad de los animales.

Tecla se salva por la fe y la solidaridad transgresora de otras mujeres y de los niños. Paulo la negó en un momento de apuro; Tertuliano las condenó a la herejía si se acogían a la autoridad ministerial de Tecla; Agustín las insultó al declararlas responsables de la perdición de los hombres en el camino al infierno.

Mientras tanto, hemos visto y recordado que ellas –¡y son multitud!– no sólo participan en el camino de la salvación, sino que abren puertas para que se puedan sumar a él más personas. Son apóstolas, trabajadoras, misioneras, sacerdotisas desde el inicio, y mujeres para siempre. Transgredir normas y sistemas de dominación y subordinación establecidos forma parte de la historia de la salvación de la humanidad. Séanos dada la alegría de encontrar la fuente, nadando contra la corriente, y de absorber de ella toda la energía que necesitamos para, como Jesús, dar continuidad a las tradiciones transgresoras de la historia de Dios con nosotros.

Extractado de la conferencia: Jesús y la tradición de las transgresoras

Notas:

1—Para una explicación de este neologismo, ver en este mismo número el trabajo de Elisabeth Schüssler-Fiorenza p. (N. de los E.). 2—Maria do Pilar Vieira, Maria do Rosário Peixoto y Yara Khoury: A pesquisa em história, Impr. Sao Paulo, 2003, pp. 26-27. Las cursivas son mías.

 

 

http://www.redescristianas.net/2012/10/04/jesus-y-las-mujeres-en-su-movimientoivoni-richter-reiner/#more-37868

“Hay que salir de la iglesia para encontrarse con los más pobres”


TRES MISIONERAS DOMINICAS REALIZAN SU ACCIÓN EN LA ZONA 18, EN GUATEMALA

J. IGNACIO IGARTUA

Lunes 1ro de octubre de 2012
Publicado en alandar nº291

Todas las versiones de este artículo: [català] [castellano]

 

Foto. J.I. Igartua.Después de varios años sin visitar Guatemala, uno ve que en la capital de este país centroamericano han surgido edificios, comercios, hoteles, parques, zonas peatonales… que nada tienen que envidiar a los que se pueden observar en muchas grandes ciudades europeas. Puede que esté bien, pero es sólo un bonito escaparate. La realidad, que es tozuda, nos muestra que en muchos barrios de la ciudad lo que se vive es la pobreza, el hambre, la marginación, la violencia… Un ejemplo de ello es el barrio de El Limón y sus colonias, ubicado en la Zona 18, uno de los distritos más conflictivos de la capital guatemalteca. Es una “zona roja”, nacida desde el sufrimiento de la gente, pues quienes primero la poblaron personas damnificadas del terremoto de 1976. Luego llegaron las desplazadas por el sangrante conflicto interno que vivió el país durante 36 años. Después, el aluvión de campesinos y campesinas procedentes de las aldeas, tratando de huir de la pobreza y el hambre. Por último, si es que alguna vez hay final, se asentaron quienes se vieron damnificados por el huracán Mitch.

En El Limón viven gentes de las 23 etnias –garífuna, maya, quiché, xinca, akateca, ixile, chalchiteca…- del país. Siempre hay gente nueva. Es un continuo ir y venir. Así, hace veinte años, llegaron aquí las Misioneras Dominicas del Rosario, una pequeña congregación de religiosas, cuyo carisma es tener una presencia activa entre las personas marginadas; evangelizar y dejarse evangelizar por los seres humanos más pobres. Ahora, la comunidad la componen Geraldina Céspedes, Laura Yax Tiú y Adela Xol Xol. La primera, dominicana; las otras dos, guatemaltecas. Son las únicas que quedan ya. Hace tiempo que la violencia “obligó” a marcharse a las religiosas de otras dos congregaciones que estaban en las colonias Maya y Juana de Arco. Por eso, extraña que ellas permanezcan aún aquí. Pero lo tienen claro: “No podemos dejarnos ‘matar’ por el miedo”. Toman precauciones para no verse sorprendidas por una acción de las maras o un fuego cruzado. Hay muchos que les dicen que sólo con su presencia sube la autoestima del barrio y quienes exclaman: “¡Ay, si ustedes se van!”. Adela, que lleva ocho meses en la capital, asegura que no tiene miedo porque los buenos son muchísimos y que, además, “si opté por ser misionera qué sentido tiene ir a un lugar cómodo”.

Profundo compartir

Es fácil deducir que no es precisamente la comodidad lo que marca el día a día de estas mujeres. Por la mañana, a las 5:40h, se reúnen para sentir la fe desde la Palabra. “Es un momento, al igual que la noche, de compartir profundo –dice Geraldina-, que nos da fuerza, ya que también hay momentos de cansancio, de desgate, de desánimo”. Luego cada una va a su trabajo, porque estas religiosas se ganan el pan con el sudor de su frente. Laura, como economista, lleva las cuentas de la Diaconía; Geraldina, que es catedrática de Teología, da clases en la Universidad Rafael Landívar -que rigen los jesuitas- y Adela es la coordinadora de la guardería que tienen las misioneras, además de estudiar, puesto que está en los primeros años de vida religiosa y la formación es fundamental.

El resto del día está dedicado a la gente que las necesita. No pueden restringirse a una sola acción porque la realidad social del barrio cambia con enorme velocidad. En estos momentos su prioridad es trabajar con las mujeres y los jóvenes. Ir viendo con ellos los problemas que se presentan y que se pueden resumir en hambre y violencia. Según Laura, “trabajamos con mujeres y jóvenes para que esquiven la marginación y la violencia”. Hay que evitar que chicos de doce y trece años sean utilizados como correos en la extorsión y los que han cumplido 16 o 17 años sean capaces de matar. También que las mujeres sean víctimas de toda clase de violencia y marginación, con la autoestima por el suelo. Para Geraldina, esta realidad “nos lleva a trabajar con la gente directamente, no tanto desde la parroquia. Nosotras hacemos una labor más de barrio, más callejera, porque somos plenamente conscientes de que hay que salir del templo para encontrase con los más pobres”. En este sentido sí puntualizan con cierta tristeza que en la parroquia ahora hay un compromiso menor con esta realidad, encerrándose en una especie de “Dios proveerá” y un interés centrado cada vez más en la administración sacramental.

Laura, Adela y Geraldina son conscientes de que el ambiente exige mucho. Por eso, tal vez nunca condenan a los muchachos de las maras, a muchos de los cuales conocen desde críos o, si no, a sus familias. No comparten la visión de las autoridades del camino de la represión, de cortar cabezas, sin querer ir a las raíces profundas de la violencia, que no es otra que la tremenda injusticia social. Las tres saben que “tenemos que ser una comunidad pacífica y pacificadora”, de manera que los chicos y sus familias perciban que su lucha está en que consigan una vida digna que les permita salir del círculo de violencia que se vive en el barrio.

Redes de sabiduría

Por si todo esto fuera poco, estas tres mujeres quieren complicarse un poco más la vida abriendo un espacio de formación para jóvenes. Al proyecto lo han bautizado con el nombre de “Redes de sabiduría” que, básicamente, consiste en costear los estudios de una veintena de chicas –la mayoría procedentes del campo-, ocho de las cuales vivirán en una casa adosada a la de las religiosas. Para llevar a cabo esta acción las misioneras están en contacto con Sintiendo el Sur (www.sintiendoelsur.org), una pequeña ONGD de la localidad madrileña de Alcobendas que, desde hace años, ha estado realizando proyectos educativos en Honduras. Lo que se pretende crear es un espacio de crecimiento integral, de entrega y servicio, “donde las chicas descubran que, desde sus limitaciones y sus carencias económicas, pueden dar y recibir, ayudando a otras gentes de su barrio y de sus aldeas”, afirma Geraldina.

Su último desafío lo exponen sin perder la sonrisa, con la esperanza reflejada en los ojos, con la certeza de que va a salir adelante. “Es que estamos convencidas –señalan- de que es posible crear alternativas para la transformación de la realidad guatemalteca desde las energías y las potencialidades como jóvenes”.

Adela, Geraldina y Laura siguen dispuestas a compartir vida y experiencia. Su casa está abierta siempre.

 

http://www.alandar.org/spip-alandar/?Hay-que-salir-de-la-iglesia-para&var_mode=calcul

Vídeo funeral del P. Pierre Dubois


Álvaro Ramis

Enviado a la página web de Redes Cristianas

Estimados amigos
Les comparto este video emocionante de los Pobladores de la Poblacion la Victoria, en Santiago de Chile, despidiendo al Padre Pierre Dubois y acompañando sus restos desde la Parroquia de la Victoria hasta la Catedral de Santiago
http://www.youtube.com/watch?v=vnuqyuRD7S0&feature=youtu.be

 

http://www.redescristianas.net/

La bomba transgénica


Por Nathan Jaccard, periodista de SEMANA

Así quedaron algunas de las ratas que consumieron maíz genéticamente modificado.
Tomado del estudio Gilles-Eric Séralini Así quedaron algunas de las ratas que consumieron maíz genéticamente modificado.

ESTUDIORevelan por qué ratas alimentadas con un maíz genéticamente modificado, cuyo consumo está autorizado en Colombia, tienen más probabilidades de desarrollar daños severos en riñones e hígado y tumores.

Miércoles 26 Septiembre 2012

“Es una hecatombe. Y dan ganas de llorar”, concluyó el biólogo francés Gilles-Eric Séralini después de una larga investigación en la que ratas de laboratorio fueron alimentadas con NK603, un maíz transgénico de la multinacional estadounidense agroalimentaria Monsanto. Los resultados, publicados en la revista especializada Food and Chemical Toxicology, son preocupantes: tumores, necrosis de hígado, insuficiencias renales y reducción de la expectativa de vida.

El estudio se extendió sobre más de dos años y 200 ratas divididas en nueve grupos, que comían en mayor o menor medida maíz transgénicos. Por sus dimensiones, su ambición y sus alcances, muchos científicos consideran que la investigación es verdaderamente revolucionaria. Es ni más ni menos, el primer estudio en el que se prueba que los organismos genéticamente modificados (OGM) tienen una consecuencia sobre el organismo.

En su portada la revista francesa Le Nouvel Observateurafirmó que se “pulveriza una verdad oficial: la inocuidad del maíz genéticamente modificado”. Según escribieron, si el maíz fuera un medicamento, no pasaría las pruebas que autorizan su venta y tendría que ser suspendido a la espera de nuevas investigaciones.

Las diferencias entre las ratas que consumían OGM y las que no, empezaron a verse al cabo de un año. Entre las ratas de sexo masculino, se constató que las congestiones y las necrosis del hígado son entre 2,5 y 5,5 veces más frecuentes. Estas sufren también de 1,3 a 2,3 veces más insuficiencias renales graves. En el grupo de las ratas de sexo femenino se evidenciaron enormes tumores que llegaron a tener el tamaño de una bola de ping-pong y a representar el 25 por ciento del peso del animal. La probabilidad de que desarrollaran estas deformidades fueron de dos a tres veces superiores al resto de los roedores.

Los gigantes de la distribución francesa Auchan y Carrefour, que prefieren evitar cualquier demanda y escándalo con los productos que venden, patrocinaron la investigación, que fue realizada en el secreto más absoluto y bautizada con el código In Vivo. Séralini cuenta que la comunicación con sus colaboradores se hizo solo por correos electrónicos codificados, que evitó hablar por teléfono y que incluso montaron un estudio paralelo para no levantar sospechas de las multinacionales y evitar cualquier intervención.

Hasta ahora la mayoría de estudios sobre los OGM no había demostrado diferencias significativas entre los grupos que los consumían y los que no. Pero estas investigaciones eran hechas sobre un periodo más corto, generalmente de tres meses. Además, según resalta el periódico Le Monde, “casi todos fueron financiados o hechos por firmas agroquímicas”.

El NK603 es un maíz producido por Monsanto resistente al Round- Up, el herbicida estrella de la multinacional. Los agricultores que usan este tipo de maíz pueden tratar sus sembrados con Round-Up sin alterar sus cultivos.

En Europa, aunque su cultivo aún no esté autorizado, se pueden importar alimentos que contienen maíz NK603 para los animales como para los humanos. El cultivo del NK603 está autorizado en 12 países: Estados Unidos, Argentina, Brasil, Canadá, Japón, Sudáfrica, Filipinas, Paraguay, Uruguay, El Salvador, Honduras y…Colombia. En el país hay varias resoluciones del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) que autorizan la importación y el cultivo del NK603. Un estudio del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) autorizó este tipo de maíz para aceite refinado y harina de maíz y como “materia prima para la producción de alimentos”. (Vea el documento)

Según la página del Isaa (Servicio internacional para la adquisición de aplicaciones agrobiotecnológicas), una organización que promueve el uso de OGM, en Colombia hay 26 semillas genéticamente modificadas que se pueden cultivar. Estas incluyen claveles, algodón, arroz, rosas, soya, remolacha, trigo, maíz y lino. Colombia es así el cuarto país, después de México, Brasil y Argentina, donde el cultivo de más semillas transgénicas está autorizado.

Monsanto, y varios científicos, no tardaron en cuestionar al doctor Séralini. Lo acusaron de no ceñirse a los protocolos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ,que estipula que los grupos estudiados tienen que ser de 50 ratas y no de 10, de no dar más detalles sobre las dietas de los roedores y de usar ratas que desarrollan tumores más fácilmente. En un comunicado resumieron su argumentación en una frase: “Este estudio no respeta las normas mínimas requeridas para este tipo de investigación científica”.

En las próximas semanas Séralini lanzará Todos somos conejillos de indias, un libro en el que relatará los pormenores de su investigación. A finales de septiembre también saldrá en los cines franceses un documental que siguió el equipo de Séralini. (Vea un fragmento)

En Francia, el primer ministro Jean Marc Ayrault dijo que defendería la prohibición de los OGM a nivel europeo si se verificaba su peligro. En Rusia, el gobierno suspendió la importación de maíz transgénico. Las autoridades alimentarias europeas, por su parte, van a emprender nuevos estudios antes de tomar decisiones definitivas. En California, en el próximo mes de noviembre, los ciudadanos votarán por la propuesta 37, que obligaría a los productores de alimentos indicar si sus productos contienen OGM.

El tema promete seguir rondando por meses. Pues es sin duda un momento trascendental. Como escribió el Nouvel Observateur, para los transgéncios “la era de las dudas se acaba. El tiempo de la verdad comienza”.

 

http://www.semana.com/vida-moderna/bomba-transgenica/185417-3.aspx

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: