De la Cruz a la Solidaridad.


 

Esta es una de las historias cotidianas de las que no pueden salir en las noticias porque ni dan datos estadísticos, ni se trata de famosos, no juegan al fútbol, no son políticos ni atracadores ni gente violenta. Esta es la historia de una cruz mas que nos grita que de una vez cambiemos y que cambie el talante humano.

He tenido la sensación de observar de cerca el crucifijo vivo en una persona frente a una realidad realmente de dolor.  Doña esta, es una señora que se dedica hacer papas fritas para vender deambulando donde pueda. Vive en un cuchitril que no tiene derecho ni de llamarse habitáculo , tiene otros tres hijos en ese cuarto que se reparten entre la única cama y el suelo.

La historia comienza con unos fuertes dolores de barriga que ella sentía como si algo por dentro se estuviera encargando de matarla. La primera reacción de curarse fue asistir al curandero de turno que le saco el dinero que no tenía, para únicamente desvirtuar lo que en realidad se trataba. La mujer paso en la imaginación de todos desde tuberculosis hasta gastritis, hasta que el paso del tiempo y la evidencia nos hizo suponer que podía ser un tumor.  A partir de esta etapa, en el contexto gris de lo que supone esto, comienza la peregrinación para dar tumbos de un sitio a otro y replantearnos la complicidad de la miseria.

Las visitas al oncológico comenzaban a las 2 y tres de la mañana para poder tener turno para sacar la ficha. Con los tremendos dolores, mas de una vez le ha tocado pasar toda la noche en fila para que después le dijeran que ya no quedaban fichas para atenderla.  Por ahora van tres meses de revisiones y análisis. En el durante de este transito, hemos procurado hacer todo lo posible para que obtuviera un certificado de nacimiento. Resulta que a sus 48 años de edad la mujer no tenía ninguna acreditación que la declararan viva. Pese a que parece sencillo sacarse el carnet de identidad, ha sido complicado conseguir los seis requisitos para certificar que nació. Todo para poder seguir con las atenciones y que la puedan operar en su día. Uno de los papeles ha sido el del bautizo, haciendo al mismo tiempo el sacramento de bautizo y el de la extrema unción.

Con tres hijos que mantener, el dilema es donde podrán ir antes  la posibilidad de ausencia por operación o por alguna terrible desgracia que esperemos no de a lugar. Dos de ellos menores de edad y el mayor todavía sin carnet de indentidad que pueda firmar para autorizar para la operación.

La operación ya se ha determinado para dentro de dos meses. La alta demanda de gente hace que sea imposible que pueda ir antes a quirófano. Cuando me preguntan ante tanta miseria y tanto sufrimiento ¿Donde está Dios?. La respuesta es bien clara. Está crucificado en personas como esta señora y los clavos se los ha ido poniendo la realidad injusta  que los humanos hemos ido haciendo con tanta desigualdad.

Lejos de querer criticar el sistema que tenemos tan deficiente, veo más adecuado solicitar un camino de transformación personal y social para que seamos más humanos, más solidarios y más cercanos a la realidad que nos envuelve a nosotros y a los demás.

Julián López-Brea

Plataforma Solidaria Bolivia

 
Fuente: http://www.plataformasolidaria.org

AÑORANZA DE UN RITO ANCESTRAL, CON SABOR A EUCARISTÍA.


logo-arcwp5 

“la tierra dará su fruto, y comeréis hasta hartura,

y vivirán seguros en ella” Levitico 25:19

 

 

                Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP

 

Mirando la situación que se vive en nuestro país, este texto me ha dejado fría!

Porque no es lo que nuestros hermanos indígenas, afro y campesinos están viviendo.

 ¿Se equivocó el copista? ¿La Divinidad ha dicho mentira? ¿Acaso esto es un engaño, más? ¿Cómo ha sido interpretado este texto, por la religión?

¿Quién puede hacer que la voluntad Divina se cumpla? Para qué son las leyes, cánones, constituciones y tribunales de “justicia”?

 

Cuáles son las condiciones de vida, en que viven nuestros hermanos/as desplazados, y los inmigrantes de aquí o de allá.

La Divinidad, se ha hecho inmigrante, desplazada por la violencia. ¿Dónde estará ahora? ¿Sus “escrituras” sagradas fueron cambiadas, robadas, alteradas y falseadas?

He aprendido de nuestras Comunidades indígenas, que la Tierra es de la Comunidad, -en la Comunidad reside la Divinidad- entre ellos, no hay mendigos. Ellos con su cuerpo y con su sangre han defendido la Tierra que es de todos/as. No en vano cada vez leemos con horror, los desastres del Cauca, acabando con los Paeces y Guambianos, dolorosa es la situación entre los Awa en la Guajira, los Arhuacos, Coguis, Chimilas, por de la Sierras Nevada y del Perijá. Los Inganos, y Kansás, en el Putumayo. Qué decir de los Naomaes y afros en el Chocó?

Qué mensaje tan doloroso y triste, nos están dando los Emberas, Cholos, Catíos, Chamies, en nuestras principales ciudades; Bogotá, Medellín, Cali, en los andenes y semáforos…

Mendigos los ha hecho la violencia, la injusticia, una sociedad, gobierno y religión, a quienes  los hijos/as de la Divinidad, no les interesa!

La Divinidad nos dice: “Las tierras no se podrán vender a perpetuidad y sin limitación, porque la tierra es mía y ustedes son como extranjeros y criados en mi propiedad” Levítico 25:23

No entiendo nada de lo que acabo de leer. Es tu Palabra, Oh! Divinidad, que con el transcurso de los años, ha perdido fuerza. ¿Acaso se ha convertido tu Palabra, en letra muerta?

Cómo hacer que regresen los Taitas, los Mamüs, los Chamanes, servidoras y servidores,  protectores y defensores de la Tierra, como un Luis Napoleón Torres, Dionisia Izquierdo, Apolinar, Cornelio, la abuela Francisca, la abuela Cornelia, Angel Torres. ¿Por qué ya no se escuchan las flautas,los tambores, los cascabeles de semillas y caracoles, en los templos circulares de techo de paja?

¿Quién apagó la fogata, que en las noches nos reunía fraternalmente, para  compartir, escuchar las preocupaciones comunitarias y buscar soluciones? ¿Por qué no se acepta el calificativo de plantas sagradas a nuestras hojas de coca y a la ayahuasca?

¿Por qué, se amenaza y persigue a nuestros líderes indígenas, campesinos, por qué se les tortura y mata? Son ellas/os, los que nos han enseñado el valor y cuidado a la Pachamama=Madre Tierra. Son ellas/os quienes a través de su vida y sus ritos, han entregado su cuerpo y sangre, dando sabor de Eucaristía, a sus derechos, amor y protección a la Vida, como lo hiciera P. Alvaro Ulcué (indígena paéz)

“la tierra dará su fruto, y comeréis hasta hartura,

y vivirán seguros en ella” Levítico 25:19

La presencia de la Divinidad se haga presente entre nosotros/as:  

Desde el Corazón del Cielo+

al Corazón de la Tierra+

del Corazón de los Mares+

al Corazón de los Aires+

Asi sea!

 

 

 

Remitido al e-mail

Elecciones en Cuba: las mujeres ganan terreno


Sunday 21 october 2012

21 Octubre 2012

mesas-electoralesLas féminas cubanas representan el 34,3 por ciento de los candidatos a delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular, los cuales serán elegidos en los comicios que se efectúan este domingo en primera vuelta.

Según datos oficiales, esa cifra es cuatro veces mayor a la registrada en las elecciones celebradas aquí en 1976.

Para la jornada están convocados a votar más de ocho millones y medio de ciudadanos que se encuentran en capacidad legal para ejercer su derecho al sufragio, de acuerdo con el registro electoral, que en este país caribeño es de oficio, permanente y público.

Se presentarán los 32 mil 183 candidatos nominados por el pueblo en septiembre pasado, de entre los cuales saldrán elegidos 14 mil 537 delegados a las 168 Asambleas Municipales del Poder Popular.

Los jóvenes siguen a las mujeres en la composición de los candidatos con 19,2 por ciento; luego los delegados en funciones, con más de 26 por ciento; negros y mestizos, 42 por ciento; con nivel medio superior, 50,6 por ciento; nivel superior, 38,7; obreros 13,3 y técnicos 25,6 por ciento.

Prosiguen la lista los trabajadores administrativos con un 6,24 por ciento; 18,7 son dirigentes administrativos; 7,6 campesinos y cooperativas mientras que un 10,9 por ciento corresponde a los miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana.

Tras ejercer su derecho al voto el canciller Bruno Rodríguez destacó el papel del delegado a las Asambleas Municipales en el Poder Popular por su vinculación con los electores.

Al interactuar con los ciudadanos, escuchar sus críticas, los problemas de la comunidad, se convierte en un elemento crucial del sistema de participación que existe en Cuba, señaló Rodríguez.

Con vistas a estos comicios -que tendrán su segunda vuelta el próximo 28 de octubre-fueron habilitados 29 mil 585 colegios electorales, para un promedio de 290 electores por colegio.

También fueron designados y capacitadas más de 196 mil autoridades electorales, de ellas, más de 120 mil 400 para desempeñarse en las mesas.

(Con información de PL)

 

http://elpolvorin.over-blog.es/article-elecciones-en-cuba-las-mujeres-ganan-terreno-111512063.html

Por amor a la vida, defiendo el aborto Ana Cristina Restrepo Jiménez


 

Universo Centro. Número 38 – Septiembre de 2012
Mi vientre ha sido el nido de cuatro embriones. Sólo tres alcanzaron a ser bebés. Cada noche acobijo, les doy un beso y la bendición a mis tres hijos. Sí: hago la señal de la cruz padre-santo-amén, como lo hacía mi abuela y lo hace mi madre. Así.

Soy un compendio de historias conmovedoras, corrientes, aburridas y cursis sobre la maternidad.

Llegué a tener al mismo tiempo tres embriones dentro de mí. Cuando dos de ellos estaban desarrollados, mis amigas se divertían al verme «forrada» con camisetas de lycra: curiosas, dejaban de hablar de sus amores y desengaños, para observar, atónitas, las criaturas acomodarse casi rompiéndome la piel. Como las olas furiosas que auguran un tsunami: así ondulaban los mellizos bajo mi blusa.

Durante los primeros meses de aquel embarazo, de altísimo riesgo, debí hacer inmersiones en agua con gas para calmar el ardor producido por mi alergia a la progesterona (sin la cual los bebés no podrían adherirse a mi vientre). Los últimos tres meses los pasé en cama. Nacieron en la semana 39. Y, como muchas gestantes, hasta el último instante le supliqué al padre: «si algo sale mal, elige que vivan los niños». En ningún momento, y bajo ninguna circunstancia, mi esposo me respondió «sí».

Luego parí a mi tercer hijo. Una niña, no planeada. Pero elegí tenerla.

Soy mamá y no promuevo el aborto, pero sí defiendo su práctica terapéutica y cuando es decisión libre de la madre. ¿Por qué?

La productora audiovisual Adriana Venslauskas, mi gran amiga, me dijo alguna vez: «vivir se trata de aprender a conjugar un verbo: elegir».

Tuve mis hijos porque quise, cuando quise y con quien quise. Elegí las circunstancias, eso me ha obligado a ser responsable (las múltiples preguntas ontológicas generadas por la maternidad, además de las dificultades de la crianza). Nadie me obligó. No todas las mujeres que quedan en embarazo han tenido el privilegio que yo tuve: elegir.

***
Muchos imaginan que las defensoras del aborto integramos una logia de resentidas, que odiamos la vida y rechazamos la maternidad.

Este tipo de asociaciones basadas en el prejuicio no dan lugar a la explicación racional. Por supuesto, la interrupción voluntaria del embarazo tiene unos límites, los cuales están determinados por el desarrollo gestacional. Sin pretender ahondar en tecnicismos médicos ni en abismos filosóficos, un óvulo fecundado no es un ser humano y el momento de la concepción no insufla alma ni conciencia.

Referirse al aborto terapéutico y voluntario como un asesinato y criminalizar a la mujer que aborta es un abrupto que pasa por todos los estigmas establecidos por el machismo y la religión, cuyo gran vocero es el Procurador Alejandro Ordóñez.

A los 24 años, cuando yo estudiaba en el exterior, cuidé a una niña de ocho años adoptada en Colombia. La habían encontrado recién nacida, prematura, en un basurero cerca del Hospital General. Cuando salíamos para clase de gimnasia, mientras yo la abrigaba con su chaqueta, se detenía frente a un espejo: se ajustaba la trusa en el pecho para ocultar las profundas cicatrices de las operaciones a las que fue sometida cuando era bebé para salvar su vida.

Tuvo suerte de quedar bien. Su caso es excepcional.

En trabajos de campo en barrios marginales, he sabido de personas que practican abortos usando el alambre de un gancho de ropa. He conversado con adolescentes, quienes susurran en la calle y entre pupitres que el embarazo se interrumpe con brebajes de malta, metiéndose tampones con alcohol o Alka-Seltzer por el canal vaginal, comiendo papaya hasta vomitar y llegan al extremo de alquilar un caballo y montarlo sin parar, hasta ver su pantalón manchado de sangre.

Puras mentiras.

Obviamente, después resultan infectadas, aporreadas, hospitalizadas y, en muchos casos, siguen embarazadas.

Sería fácil llenar esta página de casos de abortos bárbaros, que podrían haberse realizado en una clínica, en condiciones de asepsia, como los que les practican a las niñas de estratos altos, cuyos padres ni se atreverían a hablar de un asunto tan escabroso.

El embarazo indeseado no es sólo el resultado de un acceso carnal violento sino de la aprobación social violenta: del incesto (estamos en mora de hacer un estudio sobre este fenómeno en Antioquia); del estatus social y poder que otorga a los jefes de bandas callejeras el poseer a una mujer y «esparcir su semilla»; de la estigmatización del uso de métodos anticonceptivos (dicen que eso es para putas); de la promoción del impreciso método del ritmo.

Y lo más absurdo, a mi juicio, la alcahuetería de las abuelas y demás legitimadoras sociales al hacerles creer a las jovencitas que ser madres es el destino «único» de la mujer.

¡La maternidad es hermosa cuando es el fruto de una decisión libre!

Amo a mis hijos –¡mis tsunamis, mi calma!– más que a mi propia vida. Y mi bendición para ellos no es la que me enseñaron las monjas del colegio: mi Dios es otro, heterónimo, sin Iglesia. Cuando mi mano derecha dibuja la cruz en el aire representa al Cristo en quien sí creo, el que murió para salvar. Dios mismo permitió el sacrificio de su hijo para salvar a otros.

Defender el aborto como práctica necesaria en diversos casos y como producto de la decisión responsable de la mujer, es una consecuencia de mi amor a la vida.

Soy mamá, creo en Dios, y defiendo la práctica del aborto porque considero fundamentales los derechos a la auto-determinación y, sobre todo, a la vida digna. UC

“El Vaticano y las cúpulas eclesiásticas continúan reprimiendo la Teología de la Liberación”


 

El teólogo crítico, Juan José Tamayo, afirma que todos los gobiernos en el estado español han sido “rehenes” de la iglesia católica

“La Teología de la Liberación deviene una cuestión conflictiva y vetada por la cúpula del Vaticano, así como por las jerarquías estatales de la iglesia católica; desde su génesis en la década de los 70, se ha producido una represión sistemática de todos los teólogos críticos con el sistema político y económico”, ha afirmado el teólogo Juan José Tamayo en Valencia, durante una conferencia (“La teología de la Liberación en el nuevo escenario político y religioso) organizada por Xarxa Cristiana y el Fórum de Debats de la Universitat de València.

Teólogo crítico vinculado a la Teología de la Liberación, Tamayo dirige la cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones Ignacio Ellacuría de la Universidad Carlos III de Madrid; es, asimismo, secretario general y fundador de la progresista Asociación de Teólogos Juan XXIII. Entre sus numerosos libros, destacan “Otra teología es posible; pluralismo religioso, interculturalidad y feminismo”; “Leonardo Boff: ecología mística y liberación”; “Juan Pablo II y Benedicto XVI, del neoconservadurismo al integrismo” e “Invitación a la utopía”.

En relación con el título de la conferencia, el ponente se ha mostrado rotundo: “Sí puede ponerse en práctica hoy una teología de la liberación en los países del Norte, pues nos hallamos en un contexto propicio, marcado por una crisis múltiple (económica, política, ética, ecológica y alimentaria) que sufren los sectores más vulnerables de la sociedad, a pesar de que ellos no la han creado”. Ha añadido Tamayo que la Teología de la Liberación continúa siendo “la respuesta del cristianismo a la situación de explotación que vive el tercer mundo y, cada vez más, el llamado mundo rico”; ahora bien, “la Teología de la Liberación nunca ha de ser rígida, sino que se debe ir construyendo de acuerdo con los procesos históricos; ha de ir elaborándose; por eso, me gusta decir que se trata de una teología de calle, no de sacristía; un modo de pensar crítico sobre la sociedad, con el fin de transformarla”.

Entre el 7 y el 11 de octubre se ha celebrado en Unisinos (Sao Leopoldo, Brasil) el Congreso Internacional de Teología Latinoamericana de la Liberación, con la presencia de más de 700 personas, tres generaciones de teólogos críticos y algunas de las grandes personalidades de esta corriente de pensamiento, como Jon Sobrino y Gustavo Gutiérrez. El congreso coincide con el 50 aniversario del Concilio Vaticano II y con otras efemérides también significativas; en concreto, la publicación de los libros “Teología de la Liberación: perspectivas”, de Gustavo Gutiérrez; “Jesucristo Liberador”, de Leonardo Boff; “De la sociedad a la teología”, por parte de Juan Luis Segundo; y, más vinculado al marxismo, “Teoría desde la praxis de la liberación”, de Hugo Assmann.

Precisamente sobre los teólogos, comunidades de base y sacerdotes populares (muchos de ellos herederos del ideario del Concilio Vaticano II) ha pesado históricamente el estigma de la censura, recuerda Juan José Tamayo. Uno de los papas que más obras incluyó en el Índice de Libros Prohibidos fue Pío X (más de 150 libros). Pero desde que desapareció el Índice -aunque no la censura de facto, en 1966- hasta hoy, más de 500 libros (sobre todo, de autores vinculados a la Teología de la Liberación y el Concilio Vaticano II) han sido vetados por la cúpula eclesiástica.

En el estado español, subraya Tamayo, todos los gobiernos de la democracia han sido “rehenes” de la iglesia católica; “ha habido una clara sumisión del poder político al eclesiástico, algo que no tiene ninguna justificación constitucional ni evangélica; y lo peor han sido las consecuencias de esta subordinación: se ha limitado las posibilidades de avanzar hacia un verdadero estado laico, pero también hacia un posicionamiento de la iglesia al lado de los marginados; en otras palabras, la transición democrática, con todas sus notorias limitaciones, tiene aún una mayor: no se ha producido una transición religiosa”. “Supongo que las razones de esta supeditación son de índole electoral, es decir, las grandes bolsas de votos que moviliza la iglesia católica; Hay en esto, además, algo decisivo que no debe olvidarse: la jerarquía católica defiende un proyecto político absolutamente terreno, y lo hace con resultados extraordinarios; de hecho, es la única institución oficial que no sólo no ha visto dañados sus privilegios, sino que los ha aumentado; así resulta difícil ser sensible a las dificultades de los marginados”.

Aunque se destaque poco, el estado español ha contado también con su teología de la liberación, pero, a juicio de Tamayo, “mucho más vivida y experimentada que teóricamente elaborada; por ejemplo, en la década de los 50 del siglo pasado, con los movimientos apostólicos especializados. También algunos sectores de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) practicaron la Teología de la Liberación”. El problema, explica el autor de “Invitación a la utopía”, radica en que la teología moderna llega a España con mucho retraso, en la década de los 70; se incorpora entonces la modernidad teológica pero no sus límites, unos límites que sí aborda la Teología de la Liberación. “Hoy, de lleno en la crisis, hay posibilidades de impulsar una teología que combine los dos aspectos”, concluye Juan José Tamayo.

En América Latina también el contexto difiere en mucho de aquél en el que emergió, en la década de los 70, la Teología de la Liberación: dictaduras, pobreza estructural, gran analfabetismo, movimientos de liberación y guerrillas, desarrollo de la “pedagogía del oprimido”. Hoy, pueden distinguirse tres grandes tendencias religiosas y teológicas en América Latina: neoconservadores sometidos al Vaticano (“Es muy difícil encontrar obispos de diócesis importantes, vinculados a la Teología de la Liberación; estos han sido sustituidos por ortodoxos cercanos a Roma y alejados de los pobres y excluidos”, explica Tamayo); en segundo lugar, la Teología de la Liberación, de la que beben las comunidades cristianas de base y que, pese a mantenerse vivas y activas, se ven afectadas por la creciente secularización.

Y la tercera de las tendencias, que gana adeptos todos los días en el continente: la denominada “Teología de la Prosperidad”, como fórmula alternativa a la Teología de la Liberación. Se trata, en palabras de Tamayo, de una propuesta en la que “Dios viene a ser un propietario y en la que se habla de la salvación en un lenguaje bancario”; una propuesta, en fin, coherente con el libre mercado. Sin embargo, en América Latina emergen también nuevos sujetos de cambio y que dan lugar a nuevas teologías. No rompen con la teología de la liberación, más bien la complementan y actualizan. Son las teologías feministas, indígenas, de los afrodescendientes, campesinas, ecológicas (de la mano de Leonardo Boff), económicas (vinculadas a los movimientos sociales alternativos) y del pluralismo religioso.

A diferencia de Europa (donde a los clérigos disidentes se les acusaba de “contestatarios”), en América Latina se recogió e interpretó de manera creativa el mensaje del Concilio Vaticano II (en un discurso de noviembre de 1962, Juan XXIII afirmó que la iglesia en los países del Sur es “de todos y para todos, especialmente para los pobres”). “Nacen, entroncando con el mensaje conciliar, una red de comunidades eclesiales de base, como lugar de encuentro entre pobres y excluidos de América Latina que también son creyentes; entienden la fe como elemento liberador, como motor de lucha contra la pobreza”, subraya el teólogo.

Muchos de los obispos latinoamericanos presentes en el concilio Vaticano II se desjerarquizan y comunitarizan; 400 obispos se reúnen en Medellín (1968) con el fin de que la iglesia pase de sercolonial y de conquista , a un instrumento para la liberación de los pobres; una nueva manera de hacer teología dirigida a los empobrecidos (con los que se comparten experiencias y a los que se acompaña en la marginación), se opone a la teología hegemónica, entendida –en gran medida-como cuerpo dogmático que parte de cuestiones ajenas a los problemas de las clases populares, como la revelación divina. “Es esta una gran utopía, un lugar en construcción y un avanzar hacia otro mundo posible”, subraya Juan José Tamayo. Y necesaria, aún hoy, también en occidente.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=157977

 

Elecciones en EE UU


Santiago Vilas

Elecciones en EE UU

Elecciones en EE UU

El periodismo tradicional ha dado una vuelta en redondo, particularmente cuando se le añaden infiltraciones políticas. Los tres lados de su misión inicial, «informar, educar, entretener», poco a poco se independizaron. Un nuevo lema los reemplazó en años recientes: el periodismo especulativo. La cultura que experimentó el cambio más radical ha sido la de Estados Unidos, también la más dinámica y avanzada.

Estados Unidos elige presidente cada cuatro años el 6 de noviembre. Nunca tantas ambivalencias en la fase final han causado tal confusión en el electorado. Ambos candidatos, y sus vicepresidentes, evidencian ser excelentes oradores, retóricos. Pueden hablar de múltiples temas con profunda elocuencia. El ocupante de la Casa Blanca, Barak Obama, negro, de clase media, de religión cristiana pero sin definición específica, demócrata, defiende los éxitos de su liderato en los últimos cuatro años al enfrentarse con una severa crisis económica que heredó de su antecesor, un presidente republicano. El candidato, Mitt Romney, blanco, rico, de estricta religión mormónica, republicano, promete programas de reforma económica radical pero sin expresar substancia, detalle, pero sí algunas contradicciones. El electorado, según su tendencia, denuncia en Obama cierta falta de énfasis al definir su trayectoria en los pasados cuatro años, y denuncia en Romney cierta falta de credibilidad en sus promesas no substanciadas y ambivalentes. El pueblo quiere y pide más detalles. Y los debates no aclaran el pragmatismo de los programas sino que contribuyen a un incremento de ese proceso especulativo tan cortejado por los medios informativos.

Y un sector de este periodismo, moderno, dinámico, especulativo ha alertado al electorado que hay muchos elementos que considerar cuando vaya a las urnas el 6 de noviembre. Tantas múltiples y confusas perspectivas son lo que convierten la votación del 2012 en algo inédito en la historia del país.

Por ejemplo, la cultura americana y sus leyes han progresado enormemente para alcanzar igualdades (color, sexo, origen, religión). No obstante, la evidencia de ese progreso no garantiza que el 100% de la población acepte (todavía) ser regida por un hombre «de color». Después de cuatro años de presidente, se le ha cuestionado tanto el lugar de su nacimiento, decisivo para establecer su elegibilidad para la presidencia, que lo único que queda por discutir sería si realmente ha nacido.

Obama es un modelo de espíritu emprendedor, luchador, tradicional en la mayoría de los americanos nacidos en un ambiente de clase baja o media y que triunfan hasta alcanzar la cumbre porque «no existe obstáculo para impedir que el americano triunfe en su vida». Por su parte, Mitt Romney es un modelo del «otro americano», la poderosa minoría: nacido en la clase alta, domina el arte de multiplicar billetes de banco (como la estructura de la compañía Bain Capital que acaba de adquirir Atento de la Telefónica española). Obama declaró que en 2011 tuvo ingresos personales por un total de 789.674 dólares y pagó el 20.5% de impuesto de renta; Romney recibió 13.696.951 dólares y pagó solo el 14.1%. Donativos para el coste de la campaña electoral republicana se estiman en 1,35 billones de dólares y para la demócrata en 1,16 billones, sumas astronómicas que, capitalizadas, posiblemente reducirían el índice de desempleo por un gran margen.

Para un sector de la población, Obama, de religión protestante, proyecta una imagen de afinidad, de confianza, de estabilidad y credibilidad; otros sectores admiran a Romney, de religión mormónica, aunque confiesan percibir una imagen de desconfianza, de opinión cambiante, inestable. Es decir, se especula con las posibilidades de cada candidato según dos criterios: el pragmático del líder y el personal del individuo, ambos de extraordinario poder. No hay duda de que el que resulte elegido va a cambiar no solo el curso de la economía sino también la fisonomía del pueblo, su sentido de valores y su perspectiva vital.

A pesar de una deuda de tres trillones (¡qué palabrotas cuando juntas!) de dólares, hay abundancia de dinero. La mayoría de los bancos han reducido el interés que pagan por cuentas de ahorro a un minúsculo 0.10% -0.60% anual (menos de la mitad que en España) pues no quieren pagar mucho para atraer más dinero. Y es que el dinero es mero papel sin valor durmiendo en las cajas fuertes hasta que se mueva (como el estiércol, según la artista Barbra Streisand). La actividad monetaria (fabricación, consumo, construcción, empleo) se ha casi paralizado a causa de una actitud principalmente emocional: miedo. La incertidumbre es tal que pocos quieren usar dinero por miedo a qué va a pasar mañana; y ese «mañana» quizá comience el 6 de noviembre. No obstante, y a pesar de las críticas del oponente, el progreso de la política de Obama es evidente: en este mes de octubre el índice de desempleo es 7.8%, el más bajo de los últimos 44 meses; las peticiones de ejecución por impago de hipotecas bajaron en septiembre a 180.427 casos, el más bajo desde julio del 2007.

En su interior, el americano medio es muy sensible y emotivo, lo cual matiza ciertos aspectos al momento de votar. Erige un modelo y tiende a imitarlo como héroe y como persona, del mismo modo que imita a los artistas que se pasean por la «alfombra roja». Y la religión de los candidatos, tan personal, genera cautela. Nunca ha ocurrido: un posible presidente mormónico, un posible vicepresidente católico, un posible reelegido presidente protestante. Existen enormes, radicales diferencias. Romney es el primer mormón que quiere ser presidente (por segunda vez pues ya lo intentó en el 2008). La presidencia del primer católico, John F. Kennedy (1961-1962), no causó tal revuelo, pero su oponente en la campaña tampoco era mormón.

El americano parece sentir una ambivalencia o crisis religiosa. A pesar del moto «In God we trust» (Creemos en Dios) que aparece hasta en los billetes de banco, se estima que más del 20% de la población no profesa una religión. La asistencia a las iglesias ha disminuido. Del resto, el 34% se declaran cristianos (católicos y protestantes), el 11% musulmanes, principalmente inmigrantes. Los obispos católicos atacan a Obama por apoyar el matrimonio homosexual y la distribución de píldoras anticonceptivas a empleadas de instituciones religiosas. Esos mismos obispos no alzaron su voz y autoridad, sin embargo, cuando se hicieron públicas decenas de miles de denuncias contra curas por sus abusos sexuales de niños.

El Mormonismo o Iglesia de Jesucristo («Church of the Latter-Day Saints», abreviado «CLD») fue fundado por Joseph Smith (1805-1844) en Nueva York en 1820. Declaró que un ángel se le apareció a los 14 años y, en nombre de Dios, lo guió a un lugar en donde estaba enterrado un libro escrito en placas de oro con la historia de un pueblo de la antigüedad. Smith tradujo y publicó la historia en marzo de 1830 bajo el título «Libro del Mormón» o «Mormonismo», nombre del profeta-historiador quien al parecer lo compuso. Smith es el profeta del mormonismo. La doctrina mormónica, estructurada bajo el Nuevo Testamento, comparte aspectos de los postulados del Cristianismo/Catolicismo, pero los contradice en temas fundamentales y crea otros opuestos entre sí. En su doctrina (la original, la que Smith dijo que Dios le comunicó), se instruye cómo elegir a los dignatarios (15 apóstoles, obispos, presidentes), predica austeridad, ética, reclama del miembro un 10% de sus ingresos, prohíbe el uso de café, te y otras substancias «adictivas», es pecado el adulterio, es pecado la actividad sexual fuera del matrimonio, exige el rezo aunque no necesariamente en la iglesia, no acoge a personas de raza negra o hispana, condena a homosexuales. Lo más espectacular de su doctrina, y lo que le ha causado grandes problemas, ha sido el fomento de la poligamia (por «obligación religiosa», un «mandato» de Dios), definida como el privilegio de un hombre a casarse con múltiples esposas, si bien no reconoce el mismo privilegio a una mujer para casarse con múltiples esposos. El propio fundador Joseph Smith, escriben sus biógrafos, acumuló entre 36 y 48 esposas, se casó con una que tenía solo 14 años y contrajo tres bodas en un mes: una el día 1 y dos simultáneamente el día 11 de marzo de 1843. Se dice que el propio tatarabuelo del candidato presidencial Romney tuvo tres esposas y numerosos hijos. La prensa se ocupó recientemente de una familia mormona compuesta del marido, tres esposas (dos de ellas hermanas) y 13 hijos, así como de otra cuyo marido fue encarcelado por haberse descubierto que tenía en su «comunidad» a varias menores víctimas de sus abusos sexuales. Algunos de estos «privilegios» fueron después anulados por la iglesia mormona, como la poligamia (en 1890, pero se toleraron los casos existentes) o la exclusión de negros (en 1978). Su doctrina adquirió popularidad: la Iglesia de Jesucristo cuenta con 14.441.346 miembros en 128 países. Romney ha declarado públicamente que no es polígamo. El pueblo manifiesta escepticismo hacia el mormonismo, para algunos un culto, pero solo el 22%, según una encuesta de Gallup, dicen que no votarían por un mormón.

La preocupación por la religión de los candidatos se complica cuando se comparan algunas de las normas prevalentes en el mormonismo (representado por Romney) y el catolicismo (representado por su candidato vicepresidente Paul Clay). El catolicismo formula principios similares, como ética, castidad, adoración a las deidades, etc. Pero no permite la poligamia, y el sexto de sus Mandamientos condena drásticamente el sexo excepto con la intención de ordenar críos. Irónicamente, ambas registran grandes excepciones en las exigencias y tolerancias de sus respectivas doctrinas.

En resumen, ¿quién tiene más probabilidades de ganar el 6 de noviembre?

Es que, ¿vamos a especular?

 

http://www.farodevigo.es/opinion/2012/10/21/elecciones-ee-uu/699881.html

Spong: «Nos enseñaron que los homosexuales eran enfermos mentales»


El obispo episcopaliano visita Madrid este lunes

«No quiero decir a mis hijas que no pueden ser Papa o presidente por haber nacido mujer»

Redacción, 20 de octubre de 2012 a las 11:41
John Shelby SpongJohn Shelby Spong

 

 Hemos tratado a un montón de seres humanos de un modo muy negativo a lo largo de la historia del cristianismo

El próximo lunes, el obispo episcopalianoJohn Shelby Spong dará una rueda de prensa a las 10:30 en la sede de Cogam (C/ Puebla 9 de Madrid), dentro de su visita a Madrid invitado por la FELGTB y la asociación Marcel Légaut.

El mismo día, a las 19:00 participará en elAteneo de Madrid, junto con Juan José Tamayo, Carla Antonelli, Manuel Ródenas, Ilia Galán, Victoria Caro, Aurelio M. Lepe Gil, para hablarnos de Igualdad, Dignidad y Libertad.

En una entrevista publicada hoy en ABC, el prelado recueda cómo «nos enseñaron que los homosexuales eran enfermos mentales o depravados morales, y que la Biblia lo probaba. Nos enseñaron que la mujer era por naturaleza inferior al hombre, y que la Biblia lo probaba».

«En el siglo XX también nos apoyamos en la Biblia para deshacernos de todo eso…no quiero que nadie pueda decir a mis hijas que no pueden ser presidentas de Estados Unidos, o arzobispos de Canterbury o Papa sólo porque hayan nacido mujer», denuncia, al tiempo que apunta que «hemos tratado a un montón de seres humanos de un modo muy negativo a lo largo de la historia del cristianismo. Eso no es compatible con la llamada de Jesús a amar a tu prójimo como a ti mismo, que Él mismo definió como el resumen de toda su palabra…»

 

 

http://www.periodistadigital.com/religion/otras-confesiones/2012/10/20/spong-nos-ensenaron-que-los-homosexuales-eran-enfermos-mentales-religion-iglesia-episcopaliano-cogam-felgtb.shtml

 

A %d blogueros les gusta esto: