CARTA A FRANCISCO, OBISPO DE ROMA: DOLORES ALEIXANDRE RSCJ+


Hermano Francisco: nunca pensé que me dirigiría así a un Papa, pero como  en tu saludo inicial no nos llamaste “hijos e hijas” sino “hermanos y hermanas”, siento que tengo permiso para hacerlo. Y me sale también un tú,  aunque llenísimo de respeto, porque no me imagino llamando de usted a un hermano de verdad y el vos argentino no me va a salir.

En el diario “La Nación” del 14 de Marzo he leído que tu elección “ha resultado balsámica” y me ha parecido un adjetivo perfecto para calificar lo que nos está pasando desde que nos saludaste desde el balcón, con aquel tono en el que se mezclaban la  timidez y la confianza.  Primer efecto balsámico: te vemos distendido y hasta bromista (¡qué maravilla, un papa con sentido del humor…!), sin dar en ningún momento la impresión de estar abrumado por el peso de esa responsabilidad agobiante  y desmesurada que los Papas se han ido echando sobre los hombros, como si les tocara a ellos solos encargarse de toda la Iglesia universal. Como si no existieran los otros Pastores,  como si el pueblo de Dios fuera un fardo con el que cargar y no una comunidad de hombres y mujeres capaces de iniciativa y con deseos de participar  y de colaborar, como soñamos con el Concilio.

Tú, en cambio, estás consiguiendo comunicarnos la convicción de que ese camino que comienzas lo vas a hacer acompañado por todos nosotros. Qué manera tan franciscana por lo sencilla y tan ignaciana por su lucidez de señalar un nuevo estilo eclesial.  Porque si lo que deseas es que se nos reconozca por la  fraternidad, el  amor y la confianza, empiezan a sobrar y a estorbar  (hace tiempo que a bastantes ya nos estaban sobrando y estorbando…) tantas conductas,  prácticas y costumbres en las que se han ido confundiendo la dignidad con la magnificencia y  lo solemne con lo suntuoso. Resulta una sorpresa balsámica sentir que ahora te tenemos como cómplice en el deseo de ir cambiando esas usanzas e inercias que nadie se decidía a declarar obsoletas y ante cuya incongruencia habían dejado de dispararse las alarmas. No son cuestiones irrelevantes, son indicadores que revelan una preocupante atrofia de los sensores que tendrían que haber puesto alerta, hace mucho, de que estaban en contradicción con los usos de Jesús. Así que bienvenida sea esa tarea que emprendes  de volver a la frescura del Evangelio y a la radicalidad de sus palabras: ya nos estamos dando cuenta de que, en lo que toca a los pobres, no vas a darnos tregua.

Comienzas tu camino en momentos de extrema debilidad de la Iglesia: lo mismo que aquel joven que huyó desnudo en el huerto, a ella le han sido arrancadas las vestiduras con las que se protegía: secretismo,  hermetismo, ocultamiento,  negación de lo evidente. Pero es precisamente ahora, cuando aparece desnuda y despojada  ante la mirada enjuiciadora del mundo, cuando se le presenta inesperadamente una ocasión maravillosa: la de revestirse por fin, únicamente, del manto de la gloria de su Señor.

Nos has confiado la tarea  de sostenerte con nuestra oración y en estos momentos estoy pidiendo para ti unas cuantas cosas: paciencia ante el rastreo que la prensa está haciendo de tu pasado y que es una consecuencia de lo que dijiste a los periodistas: “Habéis trabajado ¿eh?, habéis trabajado…”. Pues eso, se han crecido y siguen trabajando. También pido que no te agobien más de la cuenta  las expectativas descomunales que estás despertando y que te sientas muy libre (y muy hábil también) para elegir a quienes creas que pueden ayudarte en el gobierno de la Iglesia, aunque suponga un ERE para la curia.

Vas a encontrar muchas piedras en ese camino: críticas, resistencias y hasta zancadillas así que, siguiendo la recomendación de tu preciosa homilía el día de San José, trata  de custodiarte un poco a ti mismo. Y por si no aciertas del todo, que se ocupen de ello las santas de la Iglesia de Roma: Cecilia, Inés, Domitila, Tatiana, Agripina, Demetria, Martina, Basilisa, Melania, Anastasia, Digna, Emérita, Martina, Sabina.

Han ido a buscarte casi hasta el fin del mundo y ha sido un acierto: gracias por haber aceptado quedarte, sin poder volver a recoger tus cosas. Menos mal que los zapatos que llevas parecen cómodos.

Muchos nos sentimos ahora responsables de rezar por ti, aunque no seamos de tu diócesis y nos alegra saber que estás también encargado de velar por la Iglesia universal. De pronto, está recobrando sentido llamar Papa al Obispo de Roma.

Que el Señor te bendiga, te guarde y derrame sobre ti el bálsamo de su paz.

Dolores Aleixandre RSCJ+

 

 

http://amerindiaenlared.org/biblioteca/3571/carta-a-francisco-obispo-de-roma-/

22 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Marcos
    Abr 06, 2013 @ 16:13:52

    Hermosa Carta Dolores…
    Esperemos llegue a las manos del hmno Francisco y pueda leerla toda ya que no tiene desperdicio alguno…
    Bendiciones para tu vida
    Marcos

    Responder

  2. Teresita
    Abr 06, 2013 @ 19:25:28

    Gracias Dolores por compartir tu carta, la verdad es que me sentí un poco identificada con lo que vos te animaste a escribir a nuestro gran hermano Francisco(papa) Aunque a mi me pasaba que yo había definido que en todo este tiempo antes de Francisco yo había estado viviendo como una muy larga desolación en la Iglesia, pero que al ser Francisco nuestro papa, sentí que estoy viviendo algo así como una gran consolación porque yo también me siento tan animada e identificada con lo que Francisco vive el Evangelio…Gracias Dolores por dejarnos leer tu carta…y deseo que Dios te siga colmando con sus bendiciones

    Responder

  3. davlimsj
    Abr 06, 2013 @ 22:23:33

    Obrigado, realmente a gente fica com um sentimento de graça, porém de responsabilidade. Temos de orar pela missão que Cristo nos encaminhou e fazer também nós o mesmo. Eu me sinto identificado com essas belas palavras de voce pra nosso Irmão Francisco. Vamos pra frente, vamos construir juntos a Igreja do Cristo e reconhecer nela o pobre e necessitado.

    Responder

  4. Magdalena
    Abr 07, 2013 @ 09:55:45

    Dolores , tenés el don de decir lo que muchos y muchas pensamos, y en tus líneas disfruto de la sencillez y tono para dirigirte a un hermano, en este caso Francisco, un hermano que por ser público y tener algunas otras responsabilidades algunos creen que hay que rendirle más honores que a otros. Creo que Jesús sigue confiando que podremos salir de esta cáscara obsoleta de rituales y apariencias que nada tienen que ver con su mensaje de AMOR y de gastarse la vida por los demás . También le deseo a Francisco mucha luz para que en su lugar de líder inspire paz y mucho trabajo.

    Responder

  5. Rodrigo Ruiz
    Abr 07, 2013 @ 10:27:44

    que “balsamicas” palabras para el alma.Todos oramos por “Vos” Francisco. Y en la oración oramos por la Iglesia, por los Hermanos y por nosotros mismos. Que alegría el corazón de la Madre con tan inspiradora carta.

    Responder

  6. mary disla
    Abr 07, 2013 @ 11:49:34

    excelente, es el despertar q necesitamos

    Responder

  7. ADA TELLO
    Abr 07, 2013 @ 12:05:20

    GRACIAS DOLORES POR COMPARTIR TU CARTA.-LLENA DE ORGULLO TENER UN PAPA COMO FRANCISCO.- SU SENCILLEZ Y CALIDEZ,NOS ALIENTA A SEGUIR A ADELANTE EN ESTE CAMINO QUE HEMOS EMPRENDIDO EN EL SEGUIMIENTO A JESÚS.- DIOS TE BENDIGA A TI Y A NUESTRO QUERIDÍSIMO PAPA

    Responder

  8. raquel collinao
    Abr 07, 2013 @ 14:18:22

    Brava!!!Hermosa Dolores,totalmente identificada contigo, por lo que le dices a nuestro Francisco.Le ha puesto palabras y gestos a mis movimientos más íntimos de trabajar por los pobres!!!Gracias .Ruego que llegue.!!!
    La Iglesia nuestra madre, henchida está de este momento

    Responder

  9. norma charriol
    Abr 07, 2013 @ 16:18:37

    Gracias Dolores por tu hermosa carta…yo solo hubiera agregado que se dejara cuidar por los responsables aquí en la tierra.. que lo queremos muy entero,.que le necesitamos para cambios muy profundos en la Iglesia. Bendiciones

    Responder

  10. davidforner
    Abr 08, 2013 @ 08:47:52

    yo soy uno tambien que me apetece comunicarme con el papa y obispo de Roma por que trasmite paz sensillez humildad asi podria seguir pero la verdad que no se como dirigirme por que un sucesor de San Pedro es mucho de lo mucho a un PAPA nada mas y nada menos y seguro que no las leera por lo menos la mia si llego a enviarsela bueno si alguien save como sirigirse que lo trasmita y adelante Dolores veo que te has forrado de valores la enorabuena

    Responder

  11. Silvina
    Abr 08, 2013 @ 09:41:41

    QUE HERMOSA CARTA Y MUY CERTERA PORQUE ASI NOS SENTIMOS,PARTICIPE Y COMPLICE DE NUESTRO PASTOR UNIVERSAL.MUCHAS PERSONAS SON LAS QUE TIENEN Y TENEMOS PORQUE ME INCLUYO,LAS QUE TENEMOS QUE APRENDER DE ESTA SENCILLEZ Y HUMILDAD.SON TANTAS A LAS QUE SE LE PEGAN UN CARGO Y SE CREEN DUEÑAS DE LA VERDAD,QUE COMPLICAN UN TRABAJO EN VEZ DE FACILITAR Y NO TIENEN VERGUENGA EN HABLAR EN NOMBRE DE ” DIOS “.PERO LA TRANQUILIDAD DE TODOS DE SABER QUE HOY TENEMOS UN PAPA QUE NOS ESCUCHA Y ATIENDE NUESTRA INQUIETUD,DA PLACER, A MI CORAZON Y APLACA LA DECEPCION DE MI ALMA .

    Responder

  12. Ana Barbero
    Abr 08, 2013 @ 12:33:52

    Impecable … qué manera tan fina, justa y apropiada, de poner en palabras el pensamiento de tanta gente, incluído el mío. Gracias Dolores.

    Responder

  13. Nartha Noemi Liendo
    Abr 08, 2013 @ 23:13:42

    Gracias Dolores por expresar el sentir de la mayoría del pueblo, no solo Argentino, y que El Señor colme de bendiciones a nuestro Papa para que pueda llevar adelante el destino de la Iglesia , con muchas conversiones, para gloria de Dios.

    Responder

  14. Delia Cutillas
    Abr 09, 2013 @ 06:50:27

    Gracias por esta maravillosa carta Balsamica. Gracias Dolores por tu pensamiento Universal.

    Responder

  15. Blanca Tejeda Gamarra
    Abr 09, 2013 @ 14:06:59

    Espero que cuando venga el tiempo de las dificultades para él, sigamos todos apoyando. Jesús vino como hermano y no lo entendieron. Cada papa ha tenido su carisma. El actual es tan fuerte que enseguida “engancha”. Vigilad y orad por él.

    Responder

  16. Josefina Rubio G.
    Abr 10, 2013 @ 11:33:09

    Me ha gustado mucho. Qué bueno que así apoyemos al Papa. Hay tantos comentarios sobre él y muchos ofensivos o desmotivantes. Gracias, Dolores.

    Responder

  17. Juan Francisco
    Abr 10, 2013 @ 22:11:05

    Hermana Dolores, muchas gracias por esta carta que llega hasta lo más profundo de las entrañas. Un abrazo y la oración de un hermano argentino, salesiano y cura, doctor en teología, que dejó escapar algunas lágrimas tras los colores de tus letras. Dios te bendiga.

    Responder

  18. Esther
    Abr 15, 2013 @ 12:59:58

    Gracias hermana por tu carta que rsfleja mucho de lo que las mujeres viviamos y sentiamos.A todos los pedidos que se le hacen al Señor no olvidemos pedirle por su salud fìsica que mucho le va a hacer falta en la enorme tarea que le espera.Un abrazo Esther Witzel Buenos Aires

    Responder

  19. yolanda
    Abr 18, 2013 @ 20:28:57

    gracias hermana,has encontrado las palabras justas,(que en borbotones me asaltan )para dirigirte a Nuestro Hermano Francisco…que tan solo nos pide que recemos por El…paz y bien..

    Responder

  20. Maria Cecilia Domezi
    Abr 27, 2013 @ 16:30:41

    Brava, hermana! Hago mias las tuas palabras! Muchas gracias!

    Responder

  21. Rosa Mª Giner Llorens
    May 01, 2013 @ 19:21:59

    Muy buena tu carta al Papa, hago mias tus peticiones. Gracias por tu libro “Ungidadas” relatos de mujeres en el Evangelio”, creo que no he puesto bien el título, pero me entiendes, y gracias por ser tú. Un abrazo. Rosa Mª.

    Responder

  22. Teresa Álvarez de Toledo
    Sep 09, 2013 @ 04:40:55

    Dolores, le doy gracias al Espíritu Santo que ilumina tu mente y tu corazón y hace posible esta carta que para todos nos ha supuesto un gozo leerla,

    Responder

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: