MÉXICO La emigración ilegal suma la muerte de dos mujeres hondureñas que pretendían llegar a los Estados Unidos


Martes, 4 de junio de 2013 (ALC) –

 

El obispo de San Cristóbal de las Casas, monseñor Felipe Arizmendi Esquivel, quien se caracteriza por defender la causa de los emigrantes, en su misa dominical pasada expresó que el asesinado de dos mujeres hondureñas, ocurrido este 30 de mayo en Chiapas no fue más que una venganza de quienes han hecho de la extorsión a los indocumentados un negocio, debido a que ellas habían establecido una denuncia al respecto.

Al concluir la homilía, Arismendi hizo declaraciones a la prensa y calificó de “vergüenza internacional” el hecho de que México no brinda mayor protección a quienes pasan por su territorio camino a los Estados Unidos como destino final. Ello es resultado de los muchos migrantes que vienen huyendo de El Salvador, Honduras y Nicaragua, debido a la situación económica y a la violencia que reciben de las pandillas de “los maras”, de modo que, sabiendo al peligro que se exponen, deciden pasar la frontera mexicana.

También recordó que él, en representación de la Iglesia, ha denunciado múltiples veces tal situación, sobre todo en la zona de Palenque, en el estado de Chiapas, al sur de México, lugar en que los delincuentes maltratan a los migrantes, los asaltan, los extorsionan y llegan, incluso, a asesinarlos como el caso de estas dos mujeres víctimas del más reciente crimen.

Según el obispo de San Cristóbal de las Casas, el Gobierno no ha tomado las medidas necesarias para poner coto a esos crímenes ni tan siquiera para disminuir sus cifras. Comentó que parroquianos de ese lugar cuentan como algunos de esos criminales caminan por las calles “orgullosos y retadores”.

Tanto la Iglesia como activistas han demandado, más de una vez, que se busque la manera de que los inmigrantes circulen de una forma segura para evitar que los traficantes de personas y las bandas del crimen organizados se aprovechen de su situación, si bien los militares deberían acompañar el tren donde pasan la frontera y mejorarse los servicios de inteligencia que den al traste con tanta delincuencia, acotó el obispo.

Según Arizmendi, las dos mujeres asesinadas el pasado 30 de mayo, Iris Suleida Raudales Flores y Cynthia Carolina Cruz Bonilla, habían establecido una denuncia, dos días antes, de las extorsiones que estaban sufriendo por parte de los criminales. Así mismo la Fiscalía de Chiapas informó a la prensa que los cadáveres de ambas mujeres habían sido transportados hacia un consulado que tiene el país hondureño en Tapachula, a fin de que fueran repatriados y entregados a sus familiares para que le den sepultura en sus respectivas regiones de donde salieron en busca del sueño americano.

 

————————
Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: