Varios retenidos por asesinato del sacerdote Aníbal Gómez


MIGDALIA GRINARD
ESPECIAL PARA PRENSA.COM

internet@prensa.com

Especial para Prensa.com/Migdalia Grinard

Las autoridades buscan esclarecer este caso y atrapar a los responsables del crimen que ha consternado a la población en general. Se presume el móvil fue el robo.

31/10/2013 – COLÓN, Colón. -Al menos tres personas se encuentran retenidas por el homicidio del padre Aníbal Gómez, hecho registrado la tarde de ayer, miércoles, en el residencial Jose Dominador Bazán (antiguo Davis) en el corregimiento de Cristóbal, área revertida de Colón.

Entre los retenidos se encuentra la doméstica de confianza del monseñor emérito Carlos María Ariz, propietario de la vivienda donde habitaba el párroco, de origen español, que fue asesinado.

También está retenido un allegado de esta mujer, se ha informado. Se conoció de una tercera persona que permanece en la sede de la Dirección de Investigación Judicial.

En el día de hoy han continuado las acciones para dar con el tercer hombre que la doméstica aseguró ver en la casa cural. Las autoridades buscan esclarecer este caso y atrapar a los responsables del crimen que ha consternado a la población en general.

Desde ayer se presume que el móvil fue el robo. En tanto, la vivienda del monseñor emérito Carlos María Ariz permanece hoy custodiada; además siguen los operativos de los estamentos de seguridad y del Ministerio Público.

Por su parte, el padre Teófilo Rodríguez, quien se presentó esta mañana a la casa cural, pidió misericordia para los responsables del crimen y condenó lo ocurrido ayer en la tarde. “En nombre del Señor los perdonamos y pedimos conversión para ellos, la vida humana es un don de Dios y no hay derecho para arrebatársela y menos a un servidor de Dios, oramos por ellos y lo perdonamos de corazón”, expresó.

En tanto, varios vecinos han pedido mayor seguridad en esta área de la costa atlántica.

El cuerpo del religioso fue encontrado amordazado y presentaba golpes y heridas punzocortantes en diferentes partes. Gómez tenía más de 20 años de residir en Panamá y oficiaba la misa en la iglesia de Davis. Además, fue regente en el colegio Academia Santa María en Colón.

José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá, ha exigido una investigación exhaustiva e hizo un llamado a los asesinos para que muestren su arrepentimiento.

 

 

http://www.prensa.com/uhora/locales/anibal-gomez-padre-asesinato-detenidos/219383

Policía rescata a líder religioso horas después de ser secuestrado en Cali


Actualizado el jueves, 31 de octubre de 2013 15:54

El pastor había sido secuestrado por supuestos guerrilleros del ELN.
Seis hombres armados ingresaron, a la media noche, a la casa del pastor Mauricio Vivas, en una zona rural del sur de Cali.

Dos de los secuestradores se lo llevaron en su propio vehículo hacia el departamento del Cauca. Mientras que el resto de la banda custodiaba su familia.

Dos horas después del secuestro, el vehículo en el que trasladaban al líder religioso fue obligado a detenerse en un retén de la policía y allí se produjo su rescate.

La policía cree que este secuestro extorsivo fue planeado y ejecutado por miembros del ELN.

«La mujer tenía en su celular fotos de un campamento guerrillero», dijo el coronel Hoover Penilla, Comandante Policía Cali.

Dos secuestradores fueron capturados. El pastor de la Iglesia Centro Misionero dijo que no había recibido amenazas previas al secuestro.

 

http://www.cmi.com.co/?n=119022

El increíble video que más de 8 millones de personas han visto en menos de 5 días


Posted by  on 31 octubre, 2013

El pasado fin de semana, un grupo de mujeres sauditas desafiaron la prohibición de manejar que en Arabia Saudita pesa sobre ellas y se pusieron al volante. Muchas de ellas publicaron videos de su protesta en YouTube. Pero fue un video distinto el que se convirtió en un fenómeno en redes sociales.

Con la misma demanda de fondo, el cómico saudita Hisham Fageed creó el video paródico “No woman, no drive” (“No mujer, no manejes”), que dos días después de su publicación ya tenía más de tres millones de visitas y que hoy es todo un fenómenos viral en Arabia Saudita, en otros países del mundo árabe y a nivel global.

Pero, ¿quién es Fageed? ¿Y qué pretendía con su video?

“Locura”, fue la palabra que utilizó el cómico de 26 años para describir el resultado del lanzamiento de su video.

“Durante dos días, mi cerebro estuvo en llamas, no puedo explicarme lo que está sucediendo”, dijo.

Su video -que puede ver en esta misma página- es una sátira que utiliza la melodía de de la canción de Bob Marley “No woman, no cry”, pero con la letra cambiada y centrada en la situación de la prohibición de manejar que tienen las mujeres en Arabia Saudita.

“Solo entretener”

Fue realizado por Fageeh y sus compañeros de la compañía de producción Telfaz11, que se especializa en la creación de contenidos de comedia para una audiencia online. Es decir, querían que fuera un producto viral.

NO WOMAN NO DRIVE - Hisham FageedComo muchas de las buenas ideas, “me vino en la ducha o en el baño”, comenta el cómico. Pero, a juzgar por los comentarios de los internautas, algunos se quedaron con la duda de si el video apoya o no que las mujeres manejen.

El mismo Fageeh parece no querer entrar en esa cuestión y asegura que es un cómico, no un activista político.

“Mi filosofía es hacer algo divertido y esperar que la gente lo disfrute. No pretendo hacer nada político, solo entretener”.

La cuestión de si se debe permitir manejar a las mujeres es un tema muy sensible en Arabia Saudita.

Algunas mujeres que desafiaron la prohibición también compartieron este video. Dijeron que preferían verlo como un elemento a favor de su causa que como algo en contra.

Muchos de los videos que ellas subieron a internet también recibieron cientos de miles de visitas en poco tiempo.

(BBC)

 

http://www.cristianodigital.net/el-increible-video-que-mas-de-8-millones-de-personas-han-visto-en-menos-de-5-dias/

Los divorciados y la comunión: José Arregi


 31-Octubre-2013

ArregiYa lo sabíamos. El Derecho Canónico es tajante al respecto, y Juan Pablo II lo dejó bien claro. Pero eh aquí que, en contra de los nuevos aires que soplan en los últimos meses, han llegado de Roma directrices que definen con cruda precisión los límites y las condiciones para que un divorciado pueda comulgar. En el vocabulario católico, “comulgar” significa recibir la comunión en la misa, comer el pan que es cuerpo de Jesús, que es cuerpo de Dios o del Amor o de la Vida sin frontera.

 

Pues no. Gerhard Müller, prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, ha vuelto a escribirlo en un artículo de L’Osservatore Romano, diario oficial del Vaticano: ningún sacerdote debe dar la comunión a una persona divorciada que viva con otra y tenga con ella relaciones sexuales, a no ser que…

A no ser que muestre “arrepentimiento por lo ocurrido” y se confiese. Si se arrepiente y se confiesa, el sacerdote puede darle la absolución y luego la comunión. Pero con una condición: que la pareja se comprometa a “vivir juntos como amigos, como hermano y hermana”, es decir, sin mantener relaciones sexuales. Cómo se las haya de arreglar el sacerdote para averiguar si la pareja tiene solo relaciones de hermanos o también de pareja, eso no se nos explica, pero se supone que tendrá que preguntárselo. Si, divorciados o no, defrauden a Hacienda, sobre eso nadie preguntará. Vuelve, o no se había ido, lo que el papa Francisco ha llamado “obsesión” del sexo.

La Iglesia jerárquica “acoge” a los divorciados, pero les niega la comunión. Es como si una madre dijera a un hijo, a una hija divorciada que vive con otro: “Puedes venir a casa, pero lo siento, no puedes entrar. O sí, puedes entrar, pero sin sentarte a la mesa. Puedes estar con nosotros, pero sin comer, hablar, cantar, reír, llorar con nosotros”. ¿Puedes imaginar una madre así? ¿Puedes imaginar un Jesús así? ¿Puedes aceptar una Iglesia que diga a una pareja de divorciados  –“con misericordia”, eso sí–: “No sois de los nuestros, no sois de los justos”?

La indisolubilidad del matrimonio viene a ser más importante que la comunión. Para justificar la indisolubilidad del matrimonio, el Cardenal Prefecto apela a la tradición y a la voluntad de Dios. Como si la tradición fuera voluntad de Dios. Jesús lo negó expresamente y la historia de la Iglesia está repleta de tradiciones que dejaron de ser “voluntad de Dios”. Afortunadamente. ¿Cómo podría ser de otra forma una tradición viva?

De hecho, en la historia de la Iglesia hay incontables excepciones de dicha indisolubilidad, empezando desde el mismo San Pablo y el Evangelio de Mateo. Lo que pasa es que se recurrió a un subterfugio: para concluir que un matrimonio ya no existe, se dice que nunca existió, que nunca hubo sacramento, que era inválido o “nulo” desde su origen. Cosas del Derecho Canónico.

Pues bien, a comienzos de este mismo año, en una alocución dirigida a los jueces que dirimen las causas de nulidad matrimonial, Benedicto XVI los invitó a examinar si la falta de fe de los novios no puede ser considerada como causa suficiente de nulidad del matrimonio. ¿Y la falta de fe de los ya casados? ¿Y su falta de amor? “Nulo” o “disuelto”, llámalo como quieras, pero un matrimonio sin amor ya no es sacramento de Dios o de la Vida, diga lo que diga el Derecho Canónico.

Si, por la razón que fuere –¿quién es quién para juzgar a nadie?–, tu matrimonio o tu vida de pareja se había roto y la Vida te ofreció la gracia de hacer más llevadera la herida y más dulce la vida, da gracias a la Vida y vívela con humildad, con gratitud, con confianza. Y si algún sacerdote te niega la comunión, no pierdas la paz. Jesús está con vosotros allí donde gozáis y sufrís. La Vida os acompaña. Dios, que es como decir la Vida, se os da a comulgar en el pan, en los besos o en los hijos que compartís cada día. Cuidaos y comulgad en paz en la misa o en vuestra casa.

(Publicado el 27-10-2013 en DEIA y los diarios del Grupo Noticias)

CUANDO MIRAS DESPACIO:

“Si te quedas mirando largamente
cualquier cosa del mundo
-un gorrión, una mujer, un árbol,
un río, un desengaño, , tal poema
por el que pasa un río
y una mujer desengañada y sola
y en el que se alza un árbol al que acuden
los gorriones mientras cae la tarde-,
si miras cualquier cosa un largo rato
y dejas que entre en ti,
que te vacíe de tu oscuridad
y que en tu ser halle cobijo y sea,
verás y sentirás que cuando miras
tú eres mundo también,
que en ti la vida se entrecruza y canta,
y que todo es sagrado”

(Eloy Sánchez Rosillo)

 

 

http://www.atrio.org/2013/10/los-divorciados-y-la-comunion/

¿Es posible la Iglesia de los pobres?


Francisco Asensi, 31-Octubre-2013

ASENSI

¿Podrá imponerse el Papa a las poderosas fuerzas que le son adversas?

Mucho se ha hablado estos días de Franz-Peter Tebartz-van Elst, obispo alemán de Limburgo, que ha saltado a los medios de comunicación por su escandalosa fijación por el lujo y el despilfarro. Tebartz-van Elst es el contra-tipo de obispo que predica el papa Francisco. ¡Que el árbol no nos impida ver el bosque!

¿Cómo es posible que este obispo (mansión principesca a costa de los millones hurtados a las aportaciones de sus fieles, obsesionado por el lujo, de vida pomposa, con todas las agravantes que se quiera…) haya escandalizado a todo el mundo? Lo único que ha hecho es vivir al modo principesco que vió desde el seminario cómo vivían algunos obispos alemanes y no alemanes. Ese era “su” mundo. Ese mundo lo sedujo.

Yo me hago las siguientes preguntas: ¿Cómo viven los obispos, arzobispos y cardenales de Alemania? ¿Cómo viven los obispos, arzobispos y cardenales en España? ¿No son la mayoría de ellos obispos con psicología de príncipes, burócratas de despacho, carreristas en busca incansable de los primeros puestos, politiqueros, que se creen dueños de la voluntad de Dios?

¿Tan pronto nos hemos olvidado del cardenal Ricard María Carles? Vive en un palacete, con chófer, secretaria, personal de servicio y un Audi 6. ¡No es el director ejecutivo de una multinacional, sino el cardenal emérito de Barcelona!

¿Tan pronto nos hemos olvidado del cardenal Agustín García Gasco y sus “pías memorias”, tinglado de fundaciones cuya finalidad era disponer a su antojo de las millonarias dejas y donaciones?

¿Ya nos hemos olvidado de las inmatriculaciones? Esa fiebre codiciosa que se ha despertado en muchos obispos españoles por apropiarse de los bienes del pueblo ¡e incluso de la mismísima Mezquita de Córdoba! “La avaricia lleva a la idolatría”, ha dicho el papa Francisco.

¿Ya nos hemos olvidado de Rouco, el cardenal de la siniestra mirada, amenazando con Caritas si se rebajan un ápice los privilegios de la Iglesia en España? (El Foro de Curas de Madrid pide urgentemente que el relevo de Rouco sea un obispo del que se pueda decir que es cristiano).

¿Se escandaliza alguien de la vida palaciega que viven y en la que se desenvuelven los obispos, arzobispos y cardenales de la Corte Vaticana? “La Corte es la lepra del papado”, ha asegurado el papa Francisco.

¿Se escandaliza alguien de Villa Tevere, la espléndida y lujosa sede generalicia del Opus Dei? Ocho palacios que forman un complejo tan inmenso que el mismo monseñor Escrivá, ufano, solía hacer la siguiente observación: “Os aseguro que puedo tomar a un cardenal en la entrada principal, llevarle a buen paso a través de las instalaciones, pararnos media hora para comer en uno de los doce comedores que hay, seguir la visita, y dejarle salir por la puerta de atrás a la hora de la cena, sin tan siquiera haber visto ni la mitad de la casa”.

¿Nos escandalizamos de las lujosas residencias y del tren de vida que llevan los miembros del Opus Dei, los Legionarios de Cristo y tantos y tantos otros institutos y congregaciones que llenan los países del Primer Mundo?

¿Se escandaliza alguien de que los obispos (incluidos algunos de los países del Tercer Mundo) vivan en palacios ¡con salón del trono incluido!? “Los jefes de la Iglesia han sido a menudo narcisistas, adulados por sus cortesanos” (el papa Bergoglio dixit). Tan acostumbrados estamos de ver los palacios y la vida regalada de estos mandatarios religiosos que no nos damos cuenta de que todos ellos son la más palmaria negación del Evangelio.

Jesús dijo: “Es más fácil que una camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de los cielos” Lucas 18,25. Mayor dificultad entraña, si cabe, que la Iglesia se convierta en la Iglesia de los pobres.

Desde los tiempos del emperador Constantino (quizá desde los mismísimos apóstoles que codiciaban y discutían por los primeros puestos), los obispos siempre han buscado el lujo, la riqueza y el poder. Habrá honrosas excepciones, no lo dudo.

Francisco de Asís (cuyo nombre y actitudes evangélicas parece dispuesto a imitar el papa Bergoglio), constató que los monjes de su tiempo habían convertido sus monasterios en verdaderos reductos de poder, donde sus abades vivían y se comportaban como príncipes de este mundo. Por eso no quiso que sus frailes tuviesen casas.

Se comienza construyéndolas; poco a poco se pasa a llenarlas de cosas superfluas; luego se atiborran sus estancias de lujos y riquezas… y se acaba por considerar todo eso como justos derechos y merecidos privilegios. Al final, los monjes se ven obligados a coger las armas para defenderlos, destruyendo de ese modo la paz que Cristo trajo a este mundo.

El papa Inocencio III (considerado por algunos el fundador de los Estados pontificios) vio en Francisco de Asís un enemigo; y en sus ideas “revolucionarias”, un atentado contra su concepción hierática de la Iglesia. No se fió un pelo del fraile. ¿Qué era eso de no tener más regla que el Evangelio? ¡Dios sabe adónde iría a parar la Corte Papal y la Iglesia si alguien no le paraba los pies! Y se los paró en seco. Le cambió el Evangelio por una Regla políticamente correcta…

De entonce acá mucha agua ha corrido bajo los puentes, pero poco o nada ha cambiado la mentalidad de la jerarquía católica. ¿Transformó algo el Concilio de Trento? ¿Cambió algo el Vaticano II?

“Y Jesús le dijo: Las zorras tienen madrigueras y las aves del cielo nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza” Mt 8,20. Esta es la respuesta a un escriba que deseaba ser su discípulo.

Probablemente Jesús no inventó ese estilo de vida sino que optó por él. Cuando Jesús descubrió la vida de aquellos “hijos del Hombre que no tenían dónde reclinar la cabeza” se hizo uno de ellos. Voluntariamente se situó en la periferia, donde se encontraban los pobres, los enfermos, los leprosos, los ciegos, los pecadores, los marginados, los desheredados de este mundo… Quiso compartir su suerte y ofreció su vida para aliviar sus penas y sufrimientos: “Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré” Mt 11,28.

La única forma que tenía Jesús de estar con los pobres era hacerse uno de ellos. Asumió su causa y su suerte no para predicarles la resignación sino para enseñarles a luchar por su dignidad. Seguir a Jesús, ser sus discípulos, supone ser capaces de vivir en lo esencial (sin lo superfluo), provisionalmente, sin la coraza de seguridad que dan las posesiones de este mundo.

José M. Castillo ha escrito:

“La comisión de ocho cardenales, que ha designado el papa Francisco, trabaja intensamente estos días para ofrecer a los cristianos un proyecto de renovación de la Iglesia… Todo esto es conveniente, es importante, es sobre todo necesario. Pero, resolviendo los problemas administrativos, que se refieren a la gestión y al gobierno de la Iglesia, ¿con eso, nada más, esta Iglesia que tenemos va a responder a las cuestiones de fondo que hoy se plantean tantas personas de buena voluntad, que buscan un sentido a sus vidas y una solución a este mundo tan desquiciado? … el problema capital, que aquí encontramos, está en que el centro de la vida de la Iglesia no es el Evangelio, sino la Religión, con sus “dogmas”, sus “leyes” y sus “ritos”… el problema no se resuelve manteniendo los “dogmas”, reforzando las “leyes”, y haciendo que los “ritos” resulten más solemnes o más fáciles… Todo esto no servirá sino para que la Religión cobre fuerza y la gente sea más “religiosa”… seremos más “religiosos” pero menos “evangélicos”. Si algo hay claro en los evangelios, es que Jesús se puso de parte de los enfermos, de los pobres y de los marginados enfrentándose a muerte con la Religión…”

Después de estas consideraciones, y vistos los pasos ¿dubitativos? hacia adelante y hacia atrás que va dando el papa Francisco [como último botón de muestra, ahí está la solemne y masiva beatificación de los Mártires Españoles del Siglo XX donde el papa salió del paso con un anodino mensaje (dicho con todo respeto), mientras que el cardenal Angelo Amato, su “enviado adlatere”, purpurado de la vieja guardia, se recreaba en una larga homilía, repleta de soflamas político-religiosas] he llegado a la conclusión de que es posible que la sombra del gatopardo se cierna sobre el vaticano.

Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie (Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi). La paradoja expuesta por Giuseppe Tomasi di Lampedusa significa: “cambiar todo para que nada cambie”.

Desde entonces, se llama “gatopardista” al político que inicia una transformación revolucionaria pero que en la práctica sólo intenta alterar superficialmente las estructuras de poder, conservando intencionadamente lo esencial de dichas estructuras.

¿Será el papa Francisco un gatopardista? ¿En qué quedará esa Iglesia de los pobres que él añora? ¿Podrá imponerse a las poderosas fuerzas que le son adversas? Ahí están, como decía, las recientes beatificaciones de Tarragona y la del ultraconservador Juan Pablo II que se espera… Me parece que ese “discernimiento” ignaciano del que tanto se habla, no le funciona del todo.

En la Iglesia puede que quepan y se puedan integrar distintas “sensibilidades”, pero no hay que confundir sensibilidades diferentes con distintas y opuestas “concepciones de Iglesia”. No se puede servir a dos señores… Jesús no trató de complacer a todos. Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz, y sígame. No trató de congraciarse con la religión oficial. Habló claro (sí, si; no, no) y tomó una decisión y un único camino. Por eso lo crucificaron. ¿Le ha fallado al papa el “discernimiento” ignaciano? ¿Acabará la Intendencia Vaticana (de la que habla Celso Alcaína) con el papa Francisco?

 

 

http://www.atrio.org/2013/10/%C2%BFes-posible-la-iglesia-de-los-pobres/#more-9476

Dos fuerzas en tensión: la autoafirmación y la integración


Leonardo Boff, 01-Noviembre-2013

BoffBiológicamente los humanos somos seres carentes (Mangelwesen). No estamos dotados de ningún órgano especializado que nos garantice la supervivencia o nos defienda de los peligros, como ocurre con los animales. Algunos biólogos llegan a decir que somos un «animal enfermo», un “faux pas”, (un paso en falso), un «tránsito» (Übergang) hacia otra cosa, y por eso nunca fijado, enteros pero incompletos.

 

Tal verificación nos obliga continuamente a garantizar nuestra vida mediante el trabajo y la intervención inteligente en la naturaleza. De este esfuerzo nace la cultura que organiza de forma más estable las condiciones infraestructurales y también humano-espirituales para vivir humanamente en sociedad.

Hay que añadir todavía otro dato, presente también en todos los seres del universo, pero que adquiere especial relevancia a nivel humano. Existen dos fuerzas: una es la autoafirmación, y la otra la integración, que actúan siempre en conjunto en un equilibrio difícil y siempre dinámico.

Por la fuerza de la autoafirmación cada ser se centra en si mismo y su instinto es conservarse, defendiéndose frente a todo tipo de amenaza contra su integridad y su vida. Nadie quiere morir; quiere vivir, evolucionar y crecer. Esta fuerza explica la persistencia y la subsistencia del individuo.

En este punto necesitamos superar totalmente el darwinismo social según el cual solamente los más fuertes triunfan y permanecen. Es esta una media verdad que está a contramano del proceso evolutivo. Este no privilegia a los más fuertes y adaptables. Si fuera así, los dinosaurios estarían todavía entre nosotros. El sentido de la evolución es permitir que todos los seres, también los más vulnerables expresen virtualidades latentes dentro de la evolución. Este es el valor de la interdependencia de todos con todos y de la solidaridad cósmica. Todos, débiles y fuertes, se ayudan para coexistir y coevolucionar.

Por la fuerza de la integración, el individuo se descubre envuelto en una red de relaciones, sin las cuales, solo como individuo no viviría ni sobreviviría. El individuo existe, pero viene de una familia, forma parte de un grupo de trabajo, vive en una ciudad y habita en un país con un tipo de organización social. Está ligado a toda esta cadena de relaciones. Así todos los seres están interconectados y viven unos por los otros, con los otros y para los otros. El individuo se integra, pues, por naturaleza, en un todo mayor. Y aunque el individuo muera, el todo garantiza que la especie continúe permitiendo que otros representantes vengan a sucedernos.

Es sabiduría humana reconocer que llega cierto momento de la vida en el cual la persona debe despedirse para dejar lugar, hasta físicamente, a los que vendrán.

El universo, los reinos, los géneros y las especies y también los individuos humanos se equilibran entre estas dos fuerzas: la de autoafirmación del individuo y la de integración en un todo mayor. Pero este proceso no es lineal y sereno; es tenso y dinámico. El equilibrio de las fuerzas nunca es algo dado, sino algo por hacer y ser alcanzado en todo momento.

Y aquí entra el cuidado responsable. Si no cuidamos, puede prevalecer la autoafirmación del individuo a costa de una insuficiente integración y entonces predomina la violencia y la autoimposición, o por el contrario, puede triunfar la integración a costa del debilitamiento y hasta la anulación del individuo y entonces gana la partida el colectivismo y el achatamiento de las individualidades. El cuidado aquí se traduce en la justa medida y en la autocontención para no privilegiar ninguna de estas fuerzas.

Efectivamente, en la historia social humana, han surgido sistemas que o bien privilegian el yo, el individuo, su desempeño, su capacidad de competición y la propiedad privada como es el caso del orden capitalista o bien hacen prevalecer el nosotros colectivo, la cooperación y la propiedad social como es el caso del socialismo real que fue ensayado en la Unión Soviética y todavía se mantiene, en parte, en China.

La exacerbación de una de estas fuerzas en detrimento de la otra, lleva a desequilibrios, conflictos, guerras y tragedias sociales y ambientales. En lo que se refiere al medio ambiente, tanto el capitalismo como el socialismo fueron depredadores y empeoraron las condiciones de vida de la mayoría de las poblaciones. En ambos sistemas desapareció el cuidado responsable para dar lugar a la voluntad de poder, al enfrentamiento entre ambos e incluso a la brutalidad en las relaciones mundiales, rivalizando en la carrera armamentista y la dominación del mundo.

¿Qué reto se le plantea al ser humano? El del cuidado responsable de buscar el equilibrio construido conscientemente y hacer de esta búsqueda un propósito, una actitud de base y hasta un proyecto político. Portador de conciencia y de libertad, el ser humano tiene esta misión que lo distingue de los demás seres. Sólo él puede ser un ser ético, un ser que cuida de sí y que se responsabiliza de la comunidad de vida. Él puede ser hostil a la vida, situarse como individuo dominador sobre las cosas, pero también puede ser el ángel bueno que se siente integrado en la comunidad de vida, al lado de las cosas. Depende de su empeño mantener el equilibrio entre la autoafirmación y la integración en un todo y no permitir que fuerzas desgarradoras dirijan la historia.

Por ser ético, debe colocarse al lado de aquellos que tienen dificultades en autoafirmarse y así sobrevivir e impedir una integración que destruye las individualidades en nombre de un colectivo amorfo. Es la síntesis a ser siempre construida.

Leonardo Boff escribió El despertar del águila: lo sim-bólico y lo dia-bólico en la construcción de lo real, Vozes 2010.

[Traducción de Mª José Gavito]

 

 

http://www.atrio.org/2013/11/dos-fuerzas-en-tension-la-autoafirmacion-y-la-integracion/

Las Comunidades Cristianas Populares no están muertas


Luís Ángel Aguilar
oct312013

La terca IUtopía

Pero, ¿qué son hoy: Vestigios de una utopía sin porvenir o esperanza para un cristianismo evangélico que está aún por venir?
Duro el titular, o provocativo si se quiere, pero aunque muchos llevan demonizándonos desde hace tiempo, la realidad es que no seremos un movimiento de masas –que nunca lo fuimos, ni lo pretendimos-, ni entre nuestros defectos puede decirse que esté el proselitismo, pero la realidad es que ahí estamos, que llevamos mas de 40 años en España y que ahí seguimos, y seguiremos mientras haya cristian@s que sigan entendiendo que formar parte de una pequeña comunidad cristiana es una de las mejores formas de vivir su Fe, de intentar seguir a Jesús de Nazaret y de siendo consecuentes con todo ello, tratar de construir el Reino, ese que para much@s de nosotr@s está mas cerca del socialismo del siglo XXI que del mismo Vaticano.

Y no es que estemos agonizantes, ni que seamos cuatro gatos, como constantemente nos tratan de descalificar algunos pasquines digitales y determinados movimientos neocons, sino que al igual que las CEB latinoamericanas hasta vamos a plantearnos un “aggiornamiento” o relanzamiento. O eso es -al menos- lo que hemos planteado algunos miembros en un librillo que este fin de semana presentaremos en el XV Encuentro Estatal de las Comunidades Cristianas Populares que celebraremos en Granada durante todo el puente de los Santos y que lleva por título “Relanzamiento de las CCP. Una Alternativa para vivir la Fe”.

Allí trataremos de seguir construyendo el Reino a partir de un nuevo análisis de la sociedad y de la iglesia para poder pasar desde los nuevos paradigmas sociales y religiosos “de la Indignación al cambio de sistema”, aunque deberíamos decir “sistemas” porque nos referimos tanto al social o socioeconómico, como al eclesial o religioso. Y todo ello iluminados por dos profetas de nuestro tiempo y expertos en sus respectivos campos –uno laico y otro religioso- como son Juan Carlos MONEDERO y José María VIGIL.

Haciendo un poco de historia, tendríamos que recordar que las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs) latinoamericanas y las Comunidades Cristianas Populares (CCP) de España significaron, junto con otros movimientos eclesiales (curas obreros, movimientos de la JOC y HOAC, Cristianos por el Socialismo etc.), una revolución en la Iglesia y en la sociedad. Reinventaron de alguna manera la Iglesia y fueron agentes de transformación de las injustas sociedades de su tiempo.

¿Cómo ocurrió eso?

Porque, en los años de la Transición, de la nueva Constitución y del estreno de la Democracia, descubrimos, con ayuda de las CEBS latinoamericanas, la Teología de la Liberación, etc, que nuestra fe no era solo asistir a la Misa, recibir los Sacramentos, orar y rezar el Rosario, asistir a novenas, hacer Ejercicios espirituales o Cursillos de cristiandad etc., etc., sino que debíamos comprometernos con aquellos que luchaban porque el pueblo tuviera las libertades democráticas básicas y unas mejores condiciones de vida. Para ello, nos afiliamos a los sindicatos de clase, a los partidos políticos de izquierdas, incluso marxistas y a las ONGs, porque eran instrumentos aptos para que el pueblo consiguiera tales objetivos. Descubrimos que la fe debe ser liberadora del pueblo marginado, lo que supuso reinventar otra forma de ser Iglesia.

Pero ¿qué ha pasado durante estos 35 años, desde que votamos la Constitución?
1º.- Que la mayoría de estos sindicatos, partidos políticos y ONGs se han vuelto instrumentos romos e inservibles, se han corrompido, en gran medida, delante de nuestros ojos sin que apenas dijéramos nada. Y, al faltarnos los instrumentos de expresión de nuestra fe, ésta ha ido debilitándose, perdiendo empuje y vigor.
2º.- Que nuestro modo de entender la fe, como fe liberadora, comprometida con la implantación de la justicia y liberación de las clases oprimidas, no hemos sabido hacerla atractiva a la juventud. Constatamos que no hay relevo generacional en nuestras Comunidades. Cada vez somos un menor número de ellas, menos miembros y más mayores.

3.- Y, sobre todo, porque nuestras críticas a la Jerarquía eclesiástica apenas le han hecho daño y porque nosotros mismos no hemos creado nuevas formas de vida comunitaria, que fuera atractiva. No debemos haber denunciado suficientemente, la connivencia, la cohabitación y el juego de intereses económicos entre la Jerarquía y el Estado español. Por otra parte, hemos cambiado poco en la práctica de la vieja religión; no hemos salido del teísmo, de la duplicidad de planos natural y sobrenatural. No hemos alumbrado aún esa Iglesia Popular, basada en una práctica creyente de liberación, en una reinterpretación post-religiosa y post-secular de nuestra fe y entendiendo esta nueva forma de ser Iglesia desde abajo, igualitaria, eco-feminista y pluralista.

Entonces ¿Qué son hoy las CCP? ¿Vestigios de una utopía sin porvenir o esperanza para un cristianismo evangélico por venir? ¿Cuál deberá ser la función que deben asumir hoy las CCP en la Iglesia y en la sociedad?

Para descubrir hoy nuestra función, precisamos -con la ayuda del Espíritu- repensar lo que fuimos, lo que somos y los retos que nos lanza la sociedad de hoy. Necesitamos “aggiornarnos” o actualizarnos para tomar nuevos impulsos, para crear nuevas formas de vida comunitaria en nuestra Iglesia y contribuir a crear “otro mundo posible”. Necesitamos un relanzamiento o algo parecido, tal y como también se lo han planteado las CEBs latinoamericanas.

Y ese y no otro es el objetivo que pretende el librillo que allí presentaremos: Relanzar a las CCP como una Alternativa para vivir nuestra fe, como una nueva forma histórica de hacer Iglesia. Un libreto que hemos dividido en 4 puntos:

1) Cuáles son nuestros orígenes: Las primitivas comunidades cristianas; las comunidades eclesiales de base latinoamericanas; las Comunidades Cristianas Populares de España y las Comunidades Cristianas de Base europeas.
2. Cuál es nuestra identidad ¿Qué somos las CCP?
3. Cuál nuestra situación actual en España.
4. Qué retos se nos presentan hoy a las CCP y
5. Completamos el folleto con varios Anexos:

• En primer lugar, presentamos un cuestionario adaptado del folleto de las CEBs latinoamericanas, que puede servir para revisar nuestras comunidades cristianas. Un material que puede ser útil en reuniones, jornadas de reflexión y/o asambleas. De las preguntas señaladas se pueden tomar las que sean de mayor utilidad o modificarlas. Pueden ser objeto también de varias sesiones. El Espíritu que actúa en lo más profundo de cada persona y en la comunidad nos será de ayuda constante para innovar, recrear, romper moldes establecidos, rutinas y ser fieles a la invitación del Evangelio a vivir un estilo de vida que contagie a otros y otras, a semejanza de las primitivas comunidades.

• En segundo lugar, publicamos un documento casi inédito como son las Bases Comunes que sirvieron, en 1974, al nacimiento de las Comunidades Cristianas Populares, por las que cambiaron su denominación de Base por Populares, así como las Bases Comunes de 1980, revisadas en 1993, y hoy vigentes
• En tercer lugar, el documento europeo (F. Becker) que plantea si Las CCP somos ¿Vestigios de una utopía sin porvenir o esperanza para un cristianismo evangélico por venir?

• Y finalmente editamos un elenco de direcciones web y una bibliografía, que serán útiles para ampliar los contenidos presentados.

En definitiva, esperamos contribuir a una nueva y fecunda actualización o relanzamiento de nuestras CCP, de otras CCB o de cualquier Pequeña Comunidad Cristiana que piensen puedan caminar por este gozoso itinerario, y que sea motivo y ocasión –como dicen los hermanos/as latinoamericanos- del advenimiento de un ¿Nuevo Pentecostés? para todas las personas de buena voluntad.

Para saber más se puede visitar la Web estatal de las CCP o solicitarlo en este mismo blog.

 

 

http://www.redescristianas.net/2013/10/31/las-comunidades-cristianas-populares-no-estan-muertasluis-angel-aguilar/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: