¿A quién pertenece el cuerpo de las mujeres?


Amparo Ariño Verdú, doctora en Filosofía por la Universidad de Valencia, gran mujer y generosa amiga, me envía este interesante artículo que comparto con mucho gusto como blog invitado

 

¿A quién pertenece el cuerpo de las mujeres?

Amparo Ariño Verdú

Voy a centrarme en la alienación del propio cuerpo que sufre la mujer por el hecho de serlo. Es decir, la que sufre exclusivamente por ser mujer. Se trata por tanto de una situación específicamente femenina. Desde esa perspectiva es desde la que planteo la cuestión: ¿a quien pertenece el cuerpo de las mujeres?
¿Les pertenece a ellas mismas, como sujetos que son? ¿Pertenece sus parejas? ¿Pertenece a su familia, a la sociedad? ¿Son entonces realmente sujetos, y sujetos de derecho las mujeres, o son sólo objetos y objetos-para-otros?

Desde hace más de un siglo se han producido avances, diríase que innegables, en la situación legal de la mujer en Occidente -incluido, aunque con bastante retraso y con incierto futuro-, nuestro país. Pese a ello parece como si, de modo no siempre explícito, el cuerpo propio continuara sin pertenecerle a la mujer.

En el pensamiento dominante a la mujer se la ha venido identificando con su cuerpo y por ende con la corporeidad, cosificandola así. El ser de la mujer es su cuerpo, y cuerpo sexuado. “Tota mulier in utero” escribió Tomás de Aquino, el filósofo que cristianizó a Aristóteles. Del pensamiento aristotélico-tomista (que tiene más de tomista que de aristotélico) nutre la iglesia católica muchos de sus dogmas y trata de darles una pátina  de pensamiento racional.  Y ese cuerpo del que habla Tomás de Aquino  es mera «cosa», repito, mero objeto. Pero las cosas no son personas, no son sujetos. Las cosas no tienen derechos. Por eso los derechos de las mujeres, aun allí donde son reconocidos formalmente, no son respetados de hecho.

Esta concepción de la mujer como cuerpo-cosa, objeto y no sujeto,  cosa y no persona, sería la causa última de la violencia contra la mujer.   Y estaría implícita en la justificación de los asesinatos, violaciones y malos tratos a las mujeres que tan frecuentemente son noticia .

Hay  hechos que sustentan esta afirmación aparentemente tan escandalosa: la afirmación de  que a la mujer se la ha considerado como mera cosa, como objeto y no como sujeto, no como persona. Lo cierto es que esta concepción de la mujer no siempre se hace explícita, al menos en la cultura occidental, aunque sí en los dogmas y creencias religiosas, incluso en los códigos sociales de ciertas culturas. Pero cuando analizamos cual es la situación en general de la mujer, la idea subyacente de mujer-cosa sí se hace patente. Analicemos algunas de estas situaciones.

Así el tratamiento de la mujer en la publicidad. La cosificación de la mujer en la publicidad resulta muy evidente. Se utiliza la imagen  del cuerpo de la mujer como reclamo publicitario. Una imagen modelada según el patrón del gusto masculino, de su deseo:  mujer joven, de rasgos agraciados, a veces perfectos, en la que se combinan esbeltez y exuberancia. Una imagen mejorada artificialmente en ocasiones con las técnicas del “photoshop”, que resulta una meta inalcanzable para la mujer real, pero que se le trata de imponer como canon de belleza.  Como se le impone tener y mantener, a costa de lo que sea, incluida la cirugía llamada «estética», un aspecto joven.

El cuerpo de la mujer, como de hecho no le pertenece a ella misma, debe ser una cosa moldeable que se adapte a la imagen que se le impone,  la imagen que debe tener.  Es el varón quien designa cómo, qué y quien es una mujer: mujer es quien despierta el deseo del varón heterosexual. Como denunciaba Simone de Beauvoir en El segundo sexo, aunque variable en sus formas, esta imagen suele estar vinculada a la sumisión: desde los pies diminutos con los huesos triturados exigibles cómo canon de belleza en la antigua China, al engorde forzado propiciado tambien por la inmovilidad, en el harén. O la delgadez exagerada y obligatoria que a tantas adolescente y mujeres ha empujado a la anorexia en toda la cultura occidental en la época actual y en otras. Porque  aunque el canon estético de la belleza femenina puede variar, lo que no varía es el hecho de que siempre es impuesto. Este canon suele  propiciar la limitación de movimientos. Así los corsés de varillas metálicas para conseguir 40cms. de cintura en tiempos pasados, que cortaban la respiración, o  los tacones aguja y combinados con faldas «tubo» en épocas más recientes. Incluso en  la diferencia de calzado para niños y niñas puede percibirse ya: en los niños prima la comodidad y robustez que garantizan seguridad para correr, saltar… Las niñas se impone la estética delicada (las llamadasmerceditas o las bailarinas) sin cordones, de empeine escotado que dificultan las carreras y la rapidez de movimientos tan propios de la infancia.

Y es que la mujer es cosa en tanto que es o debe ser objeto sexual. La mujer es el objeto de deseo, la cosa deseada para el varón heterosexual.  La desea para disfrutar sexualmente de ella. Y para asegurarse ese disfrute instituye un modo de derecho de posesión, el  llamado débito conyugal, y  lo garantiza con el amparo de la institución matrimonial. Pero el acceso a la mujer como cosa sexualmente deseada  puede lograrlo tambien el varón mediante las transacciones comerciales en las que consiste la prostitución. En esa situación puede utilizar a la mujer-prostituta como explícita sirvienta sexual, como un objeto comprado o alquilado, con el fin de lograr placer. En  ocasiones, la situación de humillación en que se encuentra la mujer prostituida, la completa cosificación de su cuerpo  como obediente instrumento de placer y la subsiguiente deshumanización de la relación, no son ajenos  a la obtención del fin que el cliente /comprador  persigue. Como cosas, es decir en tanto que deshumanizadas, las mujeres son vendidas y compradas. Se trafica con ellas como con una mercancía. Se las explota económicamente, muchas veces son otros, en general hombres, quienes se lucran de ese comercio. Y los cliente que utilizan sus servicios no desconocen estas circunstancias. Pero la prostitución  se justifica y se pretende que es inevitable (legislaciones a discutir sobre ella aparte) porque las necesidades sexuales masculinas son consideradas no sólo respetables, sino sagradas.

Y, por antonomasia, el cuerpo de la mujer es el instrumento utilizable y utilizado para la generación de nuevas vidas. El modo de utilización por excelencia del cuerpo/cosa de la mujer es la maternidad impuesta. Se trata del modo tradicional de sometimiento de la mujer. Obligada a gestar, a parir y a criar a los hijos «que mande Dios». Puesto que  la religión,  y me voy a referir aquí fundamentalmente a los tres monoteísmos, legisla sobre el papel de la mujer en la procreación condenando el uso de métodos anticonceptivos  y sacralizando el sometimiento de la mujer, no sólo a los designios de una supuesta divinidad, sino a los de su dueño y señor en este mundo: su esposo. Patriarcado sobre patriarcado. En el mismo sentido va la prohibición del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. La mujer no tiene derecho a decidir. Su cuerpo no le pertenece.

Como nos recuerda Toni Martinez (en la web de La Marea el  12 de noviembre) el arzobispo de Granada,  Javier Martinez , que apoya la publicación del libro «Cásate y sé sumisa» de Constanza Miriano,  ya se hizo famoso por unas declaraciones contra el aborto en las  que venía a defender que si una mujer aborta, el varón puede abusar de ella: «el aborto da a los varones la licencia absoluta, sin límites, de abusar del cuerpo de la mujer» .  

A mi entender, lo que está  queriendo afirmar el obispo es que la mujer no es, en absoluto, dueña de su propio cuerpo. De modo que si decide interrumpir la gestación está actuando como si lo fuera y, en este caso, merece sufrir cuantos abusos quieran infligirle los varones, para que entienda que su cuerpo no le pertenece.

Además,  en tanto que pareja (novia, esposa, incluso amante) la mujer es propiedad del varón, una cosa más entre sus  propiedades.  Puede exhibirla y ufanarse de ella ante los otros varones, de la belleza cuyo uso y disfrute entiende que le pertenece en exclusiva. Hace ostentación del cuerpo de  «su» mujer y, en su caso,  de las joyas o ropajes caros con las que se adorna, del mismo modo que hace ostentación de un coche caro o de cualquier otra propiedad que muestra ante los demás como señal de poder. Pues, en tanto que cosa, su mujer puede ser considerada una propiedad más.

Esta concepción de la mujer como, cosa y no como persona, como objeto y no como sujeto  estaría también en el origen de la actitud podríamos decir algo  «pasiva» de la sociedad, y en la falta de una  reacción proporcionada, con honrosísimas excepciones, a la gravedad de los hechos  por parte de las  autoridades: policías, jueces… El trato que  a veces reciben  las mujeres que denuncian agresiones es, en ocasiones,  vejatorio, se desconfía de su testimonio o se argumenta que algo habrá hecho la mujer que «justifica» el maltrato que ha recibido.  No hay verdadero rechazo social del maltratador, no se le aísla . En muchos casos ni siquiera se le aleja  suficientemente de la víctima. Eso sí, en caso de resultado de muerte,  se aplaude al paso del féretro y, a veces, hasta se guarda un minuto de silencio.

Es aquí, en el hecho de que la mujer pueda ser considerada como propiedad de otro, donde encontramos la verdadera raíz de la justificación de la violencia contra la mujer: malos tratos, violaciones, asesinatos en manos de sus parejas, exparejas e incluso pretendientes rechazados. En otros tiempos, lugares o culturas, tambien en manos de padres, hermanos o de cualquier varón que pueda considerar dañado su «honor” por el comportamiento de una mujer de su familia.

En contraste con el avance que supone para los derechos de las mujeres, el reconocimiento judicial de violación dentro del matrimonio como delito en nuestra legislación, no es menos cierto que en nuestro país ha habido jueces que han llegado a justificar una  violación  por la  mera atracción que un varón  sienta ante una mujer que «va provocando»  por su vestimenta, por el lugar solitario o las horas en las que pasea a solas por determinados lugares.  Es lo que se conoce como desplazamiento de la culpa. Yo preferiría hablar de causa o de responsabilidad.  Se pretende que la supuesta culpa, y responsabilidad cierta, está en el objeto que atrae, no en quien se siente atraído.  La existencia de la mujer resulta ser un peligro, hace pecar o, en su caso, delinquir al varón. La mujer, su cuerpo,  resulta  así ser  un objeto pecaminoso, peligroso. Si atrae al hombre es culpa suya (de ella). De ahí la imposición  de ocultar su cuerpo con vestimentas especiales: velo, burka, cabeza cubierta,  «modestia” en el vestir, que es común a las tres religiones del libro. Y no sólo eso, en otras culturas a la mujer que ha sido víctima de una violación, incluso en los casos en que ha sido considerada botín de guerra y violada por el enemigo, se la considera culpable de causar el deshonor de su familia. Puede llegar a ser condenada a  muerte por lapidación, igual que si comete adulterio.

Voluntariamente o no, si mantiene relaciones sexuales  fuera del matrimonio la mujer está incurriendo en un delito. Porque, repito por enésima vez, su cuerpo no es suyo.  Puede aducirse que estos castigos y  estas situaciones  se dan en culturas aparentemente muy distintas a la nuestra pero,  en realidad,  lo que a estas subyace es un concepto de mujer que es esencialmente universal: la mujer es  objeto y no sujeto de pleno derecho, por eso, en realidad, su cuerpo no le pertenece y no se le reconoce derecho a decir libremente sobre él: ni sobre su sexualidad, ni sobre su aspecto, ni sobre sus actos. Ni siquiera su vida le pertenece. Cuando escribo este texto (14 noviembre 2013) ya han sido asesinadas 62 mujeres en España, en lo que va de año,  víctimas de crímenes de género.

 

 

http://nuriavarela.com/quien-pertenece-el-cuerpo-de-las-mujeres/

REP. DOMINICANA.Iglesia Católica preocupada índice violencia Santiago


17/11/2013

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, SANTIAGO.- La Iglesia Católica de Santiago, mostró su preocupación por los altos índices de muertes violentas en la cabecera y resto de la provincia de Santiago, porque presenta una sociedad marcada por la falta de diálogo y en donde las diferencias se “resuelven a tiros”.
 Su inquietud la expresa en el editorial del semanario Camino, que está circulando en parroquias y puestos de revistas y librerías del país.   En el mismo señala, que “el número de muertos es alto y podemos caer en el “gancho” de conformarnos porque ha disminuido, estancándonos en esta posición y descuidando la búsqueda de mecanismos que la reduzcan a su mínima expresión”.
 Indica, que otro elemento a destacar es la edad de los que cometen esos hechos de sangre, tras asegurar que es una población joven.
 Afirma, que involucrados en esos hechos  están los jóvenes ni-ni, es decir, los que no estudian ni trabajan  que pasan las horas entre el ocio y la vagancia.
 La Iglesia Católica dice, que estos datos son un reto para la sociedad dominicana, comenzando por quienes “nos gobiernan”, porque no se puede perder un minuto más en la búsqueda de vías de solución a esta crisis que sufre la sociedad.
 Asegura, “la violencia nos destruye”, porque este problema impide que nazcan el hombre y mujer nueva que poblarán estas tierras, en donde el día y la noche ya no sean un atentado contra la vida”.
  Esperanzada espera, que la cifra de muertes por hechos de violencia no solo disminuya en Santiago, sino en todo el país,  aunque “sabemos que en otros puntos de la geografía nacional la inseguridad ciudadana es fuerte”.
 LIama, a que “trabajemos cada uno desde la posición que ocupa, para que la paz y el respeto nos acompañen a todos, y que no vivamos con el miedo permanente de ser atracado. Merecemos vivir en paz, y lo podemos lograr”.
Como consuelo hace referencia al Voluntariado por la Seguridad de Santiago (VOSES), porque “nos ha dado unos datos esperanzadores con relación a la situación de la seguridad ciudadana que vive la Ciudad Corazón”.
  Esto así, porque la más reciente investigación de la institución, que abarca el período enero – agosto del año 2012, ofrece la cifra, de que hubo 142 muertes violentas en Santiago, y en ese mismo período, pero del 2013 se reportaron 112, con una reducción de 30 menos que el año anterior.
  Los religiosos en el editorial además aluden, que en el mismo trabajo se revela, que el 90 por ciento fueron hombres entre 18 y 38 años, y que el 70 por ciento de estos hechos se produjeron con armas de fuego.

Autor: Hilarión Isalguéz

http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=352636

Lamenta Iglesia Católica homicidio de familia en la colonia Morelos Zaragoza


Mariana Fernández

El Diario | 2013-11-17 | 17:05

Tras el homicidio de una familia de ocho Testigos de Jehová que fueron asesinados con arma blanca, dejando solo un bebe sobreviviente donde se presume fue secuestrado por los responsables, el padre Eduardo Hayén, comentó que es lamentable este tipo de violencia, calificándola de “salvaje”.

“Nos duele mucho a los católicos, aunque la familia no haya sido de nuestra religión, nos duele especialmente porque son personas miembros de la comunidad, que aman al señor y esto duele especialmente a aquellos que practicamos una fe religiosa”, dijo.

Abril Romero y Valeria Lara Castañeda, ambas de 4 años, fueron asesinadas esta madrugada junto con Daniel Romero Castañeda de 6, Rosa María Morelos de 60 y María del Carmen Castañeda de 28.

También perdieron la vida Rubén Romero de 28 años y un hombre que no ha sido identificado.

El homicidio ocurrió en el cruce de las calles Luciano Becerra y Fernando Montes de Oca de la colonia Morelos Zaragoza.

La familia acudiría durante la mañana a un evento realizado por su congregación, sin embargo al no asistir, sus compañeros fueron a su domicilio para buscarlos y al encontrarse con la brutal escena dieron aviso a las autoridades.

El párroco de catedral consideró que la violencia es difícil de erradicar no solo en Ciudad Juárez, sino en toda la República Mexicana.

Explicó que como religiosos no queda más que pedir que venga un mundo nuevo y seguir trabajando por él, realizando una reforma de todas las instituciones, definiéndola como una limpia de todo lo que suene a corrupción, odio y violencia.

“Cuando quitamos a Dios de la conciencia de los hombres, también nuestros seres humanos se van convirtiendo en personas que hacen un daño terrible a la comunidad, el hombre se va convirtiendo en un pequeño monstruo y no mide las consecuencias de sus actos”, dijo Hayén.

Realizó una invitación a todos los cristianos para hacer una oración por esas personas que murieron, no obstante comentó también se debe de pedir por aquellas personas que cometieron el crimen para que encuentren el arrepentimiento por sus actos.

mfernandez@redaccion.diario.com.mx

 

http://diario.mx/Local/2013-11-17_971d143e/lamenta-iglesia-catolica-homicidio-de-familia-evangelista/

PRESBITERA DOBLA REGLAS DE LA IGLESIA SIENDO MUJER


Católica Priest
Mientras Rev. Debra Meyers fue bautizado en la Iglesia Católica Romana , que tenía la opción de convertirse en un sacerdote episcopal , donde las mujeres son aceptados como sacerdotes , pero quería hacer de la iglesia que ella AMA a un mejor lugar de culto para todos.

Catholic Priest_web-21_1384202311156_1249360_ver1.0_640_480_1384626394296_1270583_ver1.0_320_240
(Foto : Jessica Noll / Pacífico occidental y central )

Publicado: 16/11/2013
Última actualización : hace 1 día

Jessica Noll , Pacífico occidental y central
Fort Thomas , Kentucky – El Rev. Debra Meyers no le importa lo que piensa el Papa sobre ella.

Es su corazón que escucha y sigue.

” ¿Qué piensa el Papa sobre mí y lo que estoy haciendo es realmente irrelevante para mí”, dijo Meyers, la primera presbitera católica femenina para ser ordenados en el Tri -State . ” A veces hay que ” lograr un cambio real en nuestras propias vidas y no esperar a que al Papa ” .

Meyers es parte de un pequeño pero creciente grupo de mujeres tronzado tradición católica en todo el mundo.

Fue ordenado sacerdote el 25 de mayo por la  Obispa Bridget María Meehan de Fort Meyers , Florida, en la Iglesia Unitaria de San Juan , cerca de la Universidad de Cincinnati. Las mujeres son miembros de la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos , que comenzaron en 2002, cuando un obispo ordenado, en comunión con Roma, ordena a siete mujeres en el río Danubio.

“Las mujeres están haciendo lo que están llamados a hacer para sentar las bases para una mejor Iglesia Católica “, dijo Meyers. ” Vamos a seguir adelante , haciendo cambios positivos en la vida de la gente y espero que eso se traduce en la iglesia en su conjunto. ”

Hay siete mujeres obispos hasta la fecha, y cerca de 200 mujeres en el mundo se han unido al movimiento , 170 de los de Estados Unidos, dijo Meyers.

El movimiento , dijo, tiene la intención de ” estar viviendo la pasión de Dios por la justicia , la igualdad y la no violencia . ”

La Diócesis de Covington no volvió repetidas llamadas para hacer comentarios sobre Meyers y la ordenación de mujeres , que el Papa Francisco dijo que este verano es un tema cerrado . En 1994 , el Papa Juan Pablo II dijo que la iglesia no tiene autoridad para ordenar a las mujeres .

Para los pesimistas , que dicen Meyers está arruinando la iglesia :

” No voy a tomar cualquiera de sus bancos , estoy tomando las personas que han sido desechadas por la iglesia tradicional y traerlos de vuelta a Dios. ”

Un llamado respondió ella

Ella sabía como un niño pequeño que el sacerdocio estaba en su futuro , pero le dijeron que ” no se debe pensar en ello , porque no es para las niñas. ”

Meyers creció en Rochester , Nueva York , que ella llama un ” semillero de movimientos reformados” activistas como Susan B. Anthony , así como la mayor iglesia separatista Spiritus Christi Church, que está dirigido por un sacerdote femenino .

Bautizado en la Iglesia del Corpus Christi , su infancia transcurrió entre una fuerte presencia católica , junto con sus seis hermanos .

Pero su fe no fue suficiente para detener el dolor y la pobreza que habría podido encontrar a lo largo de su infancia .

Cuando su madre se divorció de su padre, ella y sus hijos fueron rechazados de los ojos de la Iglesia Católica.

” La iglesia nos dio la espalda , nunca dejamos [ la iglesia ] , ” dijo.

“Mi experiencia de crecer influenciado lo que soy y lo que voy a hacer aquí “, dijo Meyers , quien continuó asistiendo a la iglesia el resto de su vida. “Yo sabía que era donde encontraría consuelo. ”

“Haz a los que menos tienen ”

La sensación de aislamiento Meyers experimentó creciendo en una iglesia exclusión y la pobreza asolado por la vida, es por eso que ahora se extiende a los rechazados .

Ella cita libro de Marcos , capítulo 12 de la Biblia : “Ama a Dios . Ámate a ti mismo . Ama a tu prójimo . ¿Y para los que menos tienen ” .

” Jesús dice que esto es lo más importante y eso es lo que las mujeres sacerdotes están haciendo y eso es lo que la gente necesita “, dijo la madre de dos hijos y abuela de uno.

” Ayudar a las mujeres en lugar de [ centrándose en ] mi victimización , siempre tirando de la persona detrás de mí, porque eso era lo correcto “, dijo. “Siempre la vuelta, siempre hay alguien más pobre . ”

” Si usted no está ayudando a la gente detrás de usted, usted no está creciendo espiritualmente . ”

Meyers , se casó y se divorció dos veces , una vez a sí misma , da la bienvenida a aquellos que se han divorciado , que son madres solteras , que han tenido un aborto , así como la comunidad de gays, lesbianas y transexuales .

Una vez más se vuelve a la Biblia. Esta vez el libro de Lucas , capítulo 6 : ” [ Estamos ] no supone un juicio sobre las personas . ”

” Si no permitimos que sean lo que son , no debemos sorprendernos de las tasas de suicidio. Tenemos que hacer algo ” , dijo Meyers de la comunidad gay, lesbianas y transexuales .

“Debemos amarlos tanto como Dios los ama y no hacer que se sientan como extraños . ”

Todos los sacerdotes no son iguales

Mientras Meyers fue bautizado en la Iglesia Católica Romana , que tenía la opción de convertirse en un sacerdote episcopal , donde se aceptan las mujeres en la Iglesia como sacerdote, pero quería transmitir la religión que creció y encontró consuelo .

Ella quería que la iglesia le gustaba un mejor lugar de culto para todos.

“Si puedo ser una pequeña parte en el movimiento de la iglesia católica en el siglo 21 entonces eso es lo que voy a hacer … es sobre la gente y la iglesia “, dijo Meyers.

Rompiendo con la tradición

La Asociación de Mujeres Sacerdotes Católicas Romanas , trabaja con los marginados y los pobres , especialmente las mujeres y los niños.

” Nos han llamado para hacer cosas diferentes por Dios. Nosotros no estamos prestando atención a los que dicen : “No se puede hacer eso porque eres una mujer. ”

Meyers dijo que se ha estado preparando para el sacerdocio durante toda su vida , incluyendo su voluntariado con las escuelas , las bibliotecas , las parroquias locales , bancos de alimentos y centros de crisis para mujeres , sino también a través de su amplia educación .

Una religión , la historia y profesor de estudios de la mujer en la Universidad de Northern Kentucky, Meyers ha ganado una , maestría y licenciatura en historia, una maestría en estudios religiosos , certificados de posgrado en el cuidado pastoral, mujeres / los estudios de género y el grado de asociado en tecnología mecánica PhD .

Una vez que terminó sus sacramentos con la iglesia y asistió al seminario de Cincinnati , fue ordenado diácono .

Después de completar el trabajo más graduado , juró su ” obediencia a Dios. ”

Su iglesia , sus reglas

Meyers llama a su Iglesia, la Iglesia Católica Inclusive , donde todos son bienvenidos .

Ella ministros en la Catedral de Nuestra Señora de la Paz fuera del camino del río , donde en una noche reciente de los feligreses se filtran en el uno a uno, con pantalones vaqueros , camisetas y zapatillas de gimnasia .

“No estoy por encima de nadie”, dijo Meyers , quien dijo que sólo pasa a ser capaces de guiar a sus feligreses a un vínculo más estrecho espiritualmente con Dios. “No soy más libre de pecado que nadie. ”

Como ella termina encima de su masa miércoles por la noche , ella predica a sus fieles parroquianos , ” encontrar la armonía entre el alma y la vida. ”

Poco a poco se hace la señal de la cruz tocando su frente , el pecho , el hombro , el hombro :

“En el nombre del Padre, del Hijo , del Espíritu Santo. ”

” Amén . ”

http://www.theindychannel.com/news/u-s-world/priest-bends-rules-of-church-by-being-a-woman

Corrientes: obispo pagó la fianza para liberar a cura acusado por pedofilia


 

Tras la liberación del sacerdote procesado, el joven que denunció haber sufrido el abuso sexual le envió una carta al Papa Francisco en la que afirmó: “En Corrientes cuidan a los pedófilos”.

Corrientes.- El obispo de la ciudad correntina de Goya, Ricardo Faifer, confirmó hoy que pagó una fianza de 50 mil pesos para que la Justicia de Corrientes otorgue la libertad a un sacerdote acusado de abusar sexualmente un menor de edad, reabriendo la polémica por la participación de curas en casos de pedofilia.

Tras la liberación del sacerdote procesado, el joven que denunció haber sufrido el abuso sexual le envió una carta al Papa Francisco en la que afirmó: “En Corrientes cuidan a los pedófilos”.

Domingo Pacheco, un sacerdote de 45 años de edad, estaba preso desde 2011, pero el viernes pasado quedó en libertad bajo caución, a la espera del juicio oral y público que comenzará el 9 de diciembre en el Tribunal Oral en lo Penal provincial de Goya.

Pacheco oficiaba misas en la en la capilla San Antonio de esa ciudad correntina, donde en 2011 el joven Osvaldo Ramírez lo denunció de abusarlo hace ocho años, cuando él era menor de edad.

Faifer precisó en declaraciones a la prensa que el Obispado de Goya tomó la decisión de pagar la caución de 50 mil pesos que pidió la Justicia con el título de propiedad de una camioneta, para que el cura acusado espere en libertad el comienzo del juicio oral.

“El Obispado procedió a garantizar la caución con el título de una camioneta para que el Tribunal Oral deje en libertad al sacerdote Domingo Jesús Pacheco, acusado de abuso sexual”, dijo Faifer.

“Lo hice en ayuda a un hermano porque me preguntaron si era posible pagar una caución y pusimos el título de propiedad de una camioneta, ya que el obispado no tiene esa suma de dinero. Con eso alcanzó sin necesitar de hacer ningún depósito”, explicó.

El obispo de Goya defendió su decisión: “Me llevó a ayudarlo el hecho de que pueda esperar con serenidad estos días y se prepare para el juicio, no significa prejuzgar, al no existir sentencia se predispone de otra manera”.

Por su parte, el denunciante repudió la liberación del cura imputado y cuestionó fuertemente a la Iglesia.

Según el diario El Litoral de Corrientes, Ramírez, quien ya es mayor de edad, escribió una carta que fue enviada por correo electrónico al Vaticano: “El Papa Francisco echó a pedófilos de la Iglesia y acá, en Corrientes, los cuidan”.

“Nunca tuve acompañamiento del obispado de Goya, estoy disconforme con esa decisión de que liberen al cura Pacheco porque no se lo que puede llegar a hacerme a mi o a mi familia”, afirma la misiva.

“Es una persona que padece una psicopatía de personalidad perversa, es peligroso para cualquiera”, agregó el joven.

En medio de la polémica que el caso desató, el abogado penalista y defensor de los derechos humanos, Diego Vigay, opinó: “Desde el punto de vista procesal es una garantía del detenido esperar el juicio en libertad, pero entiendo que puede existir un claro riesgo de obstruir la investigación, por ejemplo, por la intimidación que pueden sufrir los testigos victimas por la sola libertad del acusado”.

En diálogo con Noticias Argentinas, Vigay, quien también es fiscal Federal en Chaco y referente de Justicia Legítima, entendió que “fuera del campo jurídico es reprochable que la Iglesia católica pague, como institución, una caución para que el sacerdote acusado de pedofilia espere el juicio en libertad”. (NA)

 

 

http://www.lmneuquen.com.ar/noticias/2013/11/17/el-obispo-de-goya-pago-la-fianza-para-que-liberen-a-un-cura-acusado-por-pedofilia_206932

Preparándonos para el “Plan E” de la Arquidiócesis de Bogotá: Consuelo Vélez


 La Arquidiócesis de Bogotá se prepara para presentar el “Plan de Evangelización”(19 de mayo, festividad de Pentecostés) y comenzar a implementarlo. Es un nuevo momento para la arquidiócesis y un llamado a todos para asumirlo y llevarlo a cabo. Para este momento pueden venir muy bien las palabras que el Papa le dirigió al episcopado argentino hace poco: “Una iglesia que no sale, a la corta o a la larga, se enferma en la atmósfera viciada de su encierro. Es verdad también que una iglesia que sale le puede pasar lo que a cualquier persona cuando sale a la calle: tener un accidente. Ante esta alternativa, les quiero decir francamente que prefiero mil veces una iglesia accidentada que una iglesia enferma. La enfermedad típica de la iglesia encerrada es la autorreferencial; mirarse a sí misma, estar encorvada sobre sí misma como aquella mujer del evangelio. Es una especie de narcisismo que nos conduce a la mundanidad espiritual y al clericalismo sofisticado, y luego nos impide experimentar ‘la dulce y confortadora alegría de evangelizar’”.

Descargar

http://amerindiaenlared.org/biblioteca/4731/preparandonos-para-el-plan-e-de-la-arquidiocesis-de-bogota

La reforma de Francisco tiene sello latinoamericano


(Andres Beltramo Álvarez) La reforma a la Curia Romana que prepara Francisco busca tener el mayor consenso posible. Pero tiene un especial sello latinoamericano. No sólo por la nacionalidad del Papa, sino también por el protagónico papel que ya está desempeñando el cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, coordinador del grupo de los ocho purpurados  que asesoran al pontífice en el gobierno de la Iglesia universal, conocido como G-8.

Descargar

 

http://amerindiaenlared.org/biblioteca/4713/la-reforma-de-francisco-tiene-sello-latinoamericano

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: