Celebrar la Eucaristía sin denuncia profética no es Eucaristía


19 10:57:28 de noviembre de 2013
image

La fe, que tiene que ser ante todo un compromiso inquebrantable con la justicia, la fraternidad, la solidaridad, el amor, y por tanto…(Faustino Vilabrille).

 

 

 

 

 

En el mundo de hoy, una Eucaristía sin denuncia profética a favor del Hombre y la Tierra, no es Eucaristía. El Obispo de Roma, Francisco, la está ejerciendo con mucha valentía y compromiso.

Lucas 21, 5-19

Algunos ponderaban la belleza del tempo, por la calidad de la piedra y los exvotos. Jesús les dijo:  ‘Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra; todo será destruido’. Ellos le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?». Él contestó: «Cuidado con que nadie os engañe Porque muchos vendrán usando mi nombre diciendo ‘Yo soy» o bien «el momento está cerca»; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero, pero el final no vendrá enseguida». Luego les dijo: ‘Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Habrá también espantos; grandes signos en el cielo. Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a los tribunales y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores por causa de mi nombre; así tendréis ocasión de dar testimonio. Haced propósito de no preparar vuestra defensa; porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas».

Jesús habla aquí de guerras, revoluciones, de alzarse pueblo contra pueblo y nación contra nación, grandes terremotos, epidemias y hambre, incluso grandes signos en el cielo. Parece que esto está sucediendo ya hoy.

1.-Guerras de hoy

Qué mas terremoto o más hambre o más epidemias queremos que unos mil millones de personas pasando hambre, que haya 100.000 muertes de hambre cada día, que haya atentados sin parar, guerras entre países, conflictos internos que dejan cada día muertos y más muertos como en Siria, Egipto, etc.

Qué más guerra queremos que el ataque masivo de las multinacionales de los países ricos a los países pobres, como en Colombia quitando la tierra a los campesinos para darla a las multinacionales de EE UU yCanadá; en Ruanda darla a los Chinos; y en Mozambique, Sudán, Uganda, Madagascar, Etiopía, Senegal, Tanzania, Camerún y Zimbabwe darla a China, India, Japón, Malasia, Corea del Sur, Libia, Bahrain, Jordania, Kuwait, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, pasando millones de Has. a manos de las multinacionales de estos países, mientras los nativos se quedan sin ellas, desplazados forzosos, masificados en campos de refugiados como los 125.000 sirios en el de Zaatari en Jordania, forzados a emigrar huyendo de las bombas que asolan sus aldeas por la guerra en Siria, o los 450.000 del de Dadaab en Kenia, procedentes de la hambruna permanente de Somalia, donde los barcos pesqueros europeos y japoneses esquilman el pescado de sus costas. ¿Por qué llegan a las costas de Europa tantos africanos? Ahí está la causa real, pero de todo esto sale poco a nada en los medios, porque estos están manipulados y controlados por las multinacionales.

Qué más guerra queremos que las vallas de Melilla erizadas de pinchos y cuchillas muy cortantes para que los inmigrantes desesperados de hambre intentando pasar se tiren a ellas y queden desgarrados a jirones y desistan de pasar hacia nosotros, como hace unos días los 87 cadáveres, entre ellos 48 niños y 32 mujeres, hallados muertos de sed en desierto del Niger, intentando llegar a Argelia, cuando estaban tan solo a 10 kilómetros.

Qué más guerra queremos que la destrucción masiva de especies, la polución del aire, la contaminación y el saqueo de los mares y los océanos agonizando, pues solo el 2 % de su superficie está protegida, y nos están dando muestras de que no aguatan más. Para casi la mitad de la humanidad los mares con sus peces son la fuente principal de proteínas y el lugar de trabajo para casi 55 millones de personas. Pero sus recursos se están agotando a gran ritmo, pues en las cuatro últimas décadas las capturas pasaron de 20 millones de toneladas al año a 90 millones. La presencia de bacalao en Terranova, en 20 años, disminuyó el 90 %. Se estima que en los últimos 50 años hemos podido perder hasta el 90 % de todos los seres vivos de mares y océanos. Y luego está el cúmulo inmenso de basura que enviamos a ellos como si fueran un sumidero inagotable, hasta el punto que ya se formó en el Pacífico el llamado continente de plástico, como una gran isla toda de plásticos cuya superficie alcanza los 343 millones de kilómetros cuadrados.

Y otra guerra más. Se calcula que existen unos 30 millones de especies animales y vegetales distintas en el mundo. De todas ellas, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza cifra en 1.000 las que se encuentran en peligro de extinción y en 17.000 las amenazadas. Para el 2020 la diversidad de especies se puede haber reducido en un 33%.

Esto parece un discurso apocalíptico, pero esto y mucho más es lo que está pasando en este mundo. Quien no lo ve, es porque lo desconoce o no quiere asumir el compromiso correspondiente. Toda persona, y más los creyentes en Jesús de Nazaret, tenemos que tener, como El, una clarísima conciencia crítica de lo que está pasando en el mundo en que vivimos y, también como El, asumir la responsabilidad que nos corresponde, ante nosotros mismos, ante todos los demás seres humanos y ante toda la creción.

2.-El verdadero templo de Dios

A Jesús no le preocupa para nada el templo de Jerusalén; «no quedará piedra sobre piedra». Jesús anuncia un cambio radical en la forma de encontrar a Dios. A Dios el único templo que le importa es el templo del ser humano y el templo del universo. Aquí es donde podemos y tenemos que encontrar a Dios. Aquí, en el ser humano -mujer y hombre- es donde podemos adorarle y darle culto de verdad. Aquí es donde cuidando la naturaleza cuidamos al hombre que de ella depende, y en él cuidamos a Dios. Así se lo dice a la Samaritana; «Créeme, mujer, que llega la hora en que, ni en este monte ni en Jerusalén, adoraréis al Padre…, los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad».

Por tanto para adorar a Dios no hacen falta basílicas, catedrales, iglesias lujosas. Decimos que se construyen para gloria de Dios; eso es una simple ingenuidad. Si la gloria de Dios consiste en eso, Dios poco vale. Esas construcciones, a veces de buena pero ingenua fe, las hemos hecho para gloria y presunción de los hombres, no de Dios. Que se lo pregunten sino al Papa Julio II, pues la construcción del que hoy es el templo físico más grande de la cristiandad, la basílica de San Pedro, no se realizaba solo para mayor gloria de Dios y de la Iglesia, sino también del propio Papa, pues el pontífice pretendía ubicar su propia tumba en su nuevo e imponente interior, cuyo desorbitado gasto le llevó a la venta de indulgencias, lo que motivó a Lutero, no sin razón, a criticar muy duramente al Papa, y de donde derivó la llamada Reforma Luterana (Protestantes), con la secular y trágica escisión de los cristianos que dura hasta el día de hoy.

3.-¿Qué templos quiere Dios?

Dios quiere templos vivos, no de piedra. Dice Jesús: «Yo he venido para que todas(os) tenga vida y vida en abundancia» (Juan 10,10). Lo que gastamos en ceremonias suntuarias con músicas, flores, órganos, inciensos, incluidas solemnidades, bodas, primeras comuniones, etc., son una ofensa al Dios vivo porque está muerto de hambre, de impotencia y desesperación en los empobrecidos de la tierra. Los que organizan o consienten esas pompas, ¿habrán leído bien el Evangelio? Si Jesús viniera hoy ¿no nos echaría también de ahí a latigazos? San Pablo escribe; «vosotros sois el templo vivo de Dios donde Dios habita«. A los primeros cristianos no les hicieron falta ni simples iglesias. Se reunían en cualquier casa para celebrar la Eucaristía, y lo importante era compartir la fraternidad de la comida, y cuando no lo hacían así, Pablo les dice «eso no es celebrar la Eucaristía del Señor». Sin duda nos hace falta un local digno y sencillo para reunirnos y celebrar juntos la fe, que tiene que ser ante todo un compromiso inquebrantable con la justicia, la fraternidad, la solidaridad, el amor, y por tanto y en primer lugar con los oprimidos del mundo, donde Jesucristo está realmente presente; «Tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber… Todo gasto innecesario es una ofensa a la dignidad de los pobres. Toda Eucaristía sin denuncia profética de las injusticias y los injustos de este mundo no es Eucaristía, porque es dejar a Dios indefenso en el sufrimiento del hombre. El Obispo deRoma, Francisco, lo está haciendo con meridiana claridad y gran compromiso.

Estos días estuve hojeando el Informe de Amnistía Internacional 2013  ¡Cuántas personas hay en el mundo luchando por los Derechos Humanos y la dignidad del hombre perseguidos por esta causa! ¡Cuántos creyentes en Jesús de Nazaret son incluso asesinados por los detractores imperialistas de la humanidad, como lo fueron las mártires de la UCA, sin ser recocidos por la Iglesia Oficial como santos después de 24 años!

4.-La naturaleza, la Creación, es también el templo físico y vivo de de Dios

Un compromiso que tiene que serlo también y al mismo tiempo con toda la creación pues de ella dependemos todos, y que también sufre muchas veces injustamente los males de este mundo a causa del hombre, y ansía participar de la liberación gloriosa y definitiva de las hijas e hijos de Dios, pues toda la naturaleza es el gran templo físico y vivo de Dios, de cuya, perfección, belleza, grandeza y majestad deducimos muchas de las maravillas que admiramos en Dios (Romanos 8,18-23).

P. Faustino Vilabrille Linares

A s t u r i a s

 

http://www.reflexionyliberacion.cl/articulo/3130/celebrar-la-eucaristia-sin-denuncia-profetica-no-es-eucaristia.html

Los viejos estorbamos. Por Faustino Vilabrille


30 11:28:05 de noviembre de 2013
image

El ministro japonés de finanzas acaba de pedir a los viejos que se mueran pronto, porque no producen nada y resultan caros.

Mateo 24,37-44:

Dijo Jesús a sus discípulos:  «Cuando venga el Hijo del Hombre pasará como en tiempo de Noé. Antes del diluvio la gente comía y bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca; y cuando menos lo esperaban liego el diluvio y se los llevó a todos; lo mismo sucede­rá cuando venga el Hijo del Hombre: Dos hombres estarán en el campo; a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo; a una se la llevarán y a otra la dejarán. Por tanto estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejaría abrir un boquete en su casa. Por eso estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del Hombre».

El mensaje central de este pasaje del Evangelio es la recomendación insistente que nos hace Jesús de que estemos en vela

1.- El miedo y la incertidumbre ante la muerte es una constante en la historia de la humanidad, y una pregunta que no falta en ninguna religión, volcando siempre la inquietud en el más allá, pero no en el más acá. Este texto del Evangelio, en un lenguaje e imágenes adaptados a su contesto sociológico, nos deja un mensaje bien claro; «hay que estar en vela», pero no para estar vigilando a ver cuándo nos sorprende el final, sino que debemos estar en vela para dedicarnos constantemente a cumplir nuestra misión en este mundo. Lo importante es que el final llegue cuando estemos cumpliendo nuestra tarea en el campo, en el trabajo, haciendo el pan, ayudando como voluntarios/as, etc., etc.

Dice un chiste que la cama es el lugar más peligroso que existe porque casi todo el mundo muere en élla. Lo importante es que, estemos donde estemos, nos hayamos ocupado y preocupado de cumplir nuestra misión de construir el Reino de Dios en este mundo para el bien de la Humanidad y de toda la creación, porque en este mundo de hoy hay una tarea inmensa que realizar, pues estamos plagados de problemas por todas partes: hambre, injusticias clamorosas, guerra y violencia de unos contra otros, desesperación de la mayor parte de la humanidad, sobre todo en el Tercer Mundo, pero, con la crisis, también aquí, pues en España el suicidio es la tercera causa de muerte después de las cardiovasculares y el cáncer, ya que tenemos una media de 10 suicidios diarios: más muertos por esta causa que por el tráfico.

2.- El ministro japonés de finanzas acaba de pedir a los viejos que se mueran pronto, porque no producen nada y resultan caros, y hace ya dos años que el FMI alertó que los ancianos estábamos viviendo demasiado tiempo.

Está claro que los ancianos estorbamos.

Los planes del gobierno español pasan por privatizar la sanidad. Ahí ya tienen la solución pues en la sanidad privada aumentan un 2 % las muertes de ancianos y un 10 % las de recién nacidos. Solución perfecta para los planes del neoliberalismo, que solo en el dinero tiene su dios, y por eso a los enfermos no rentables los envía a la sanidad pública y se queda solo con los que son negocio. Empresarios y políticos se dan la mano, estos al servicio de aquellos.

Por eso tenemos que hacerle caso a Jesús; estar muy en vela, muy vigilantes para no caer en la trampa de unos y otros, no sea que pronto nos pase como a un hombre del Camerún, que llegó al hospital a consultarse de heridas en las piernas (Úlcera de Buruli, que afecta sobre todo a comunidades rurales pobres) y cuando le dijeron que la única solución era cortarlas contestó; “tuve que trabajar dos años para poder pagar esta consulta. Para operarme tendría que trabajar cuatro años más, así que tendré que morirme”.

Por tanto, no hay tiempo que perder. Hay que estar muy en vela, muy despiertos, porque un cáncer espantoso que está extendiendo por todo el mundo; el neoliberalismo capitalista, que, sobre todo a partir del derrumbe soviético, se ha hecho dueño absoluto del mundo, de las conciencias, hasta tal punto que se está incrustando, cada vez más, en la genética de las personas, las sociedades, las empresas, los gobiernos. A muchas personas ya les ha hecho perder toda ética, toda noción del bien y del mal: el dinero lo justifica todo.

3.- Este neoliberalismo deja cada día muchos miles de personas tiradas en la cuneta de la muerte injusta y prematura, y antes de llegar a ese final sumidas en la tristeza, la impotencia, la desesperación… A otras las empuja a robar para comer, a beber para evadir las penas, a caer en trastornos mentales, a drogarse y luego para sostener la dependencia delinquir y a parar en la cárcel, incluso a desearse la muerte antes que la vida.

4.- Por tanto, menos pensar en el más allá, que está en las manos de Dios, y más pensar en el aquí y ahora.Pensar en la vida, en la vida para todos y para todo aquí en este mundo. Los creyentes tenemos que ser los primeros en comprometernos en la construcción de un mundo nuevo, incluida la sanidad, pues la salud es imprescindible para vivir dignamente. Incluso otear el horizonte del mañana, intuir el futuro a partir del presente para prevenir antes de llegar a tener que lamentar. Esto le pedía también el Concilio Vaticano II a la Iglesia, que el actual Papa está intentando retomar. Tenemos que hacer también todo lo posible para ayudarle a la Iglesia a refundarse desde su mismo origen que es Jesucristo.

¡Vaya si tenemos que estar vigilantes! Afortunadamente hay muchas personas, sobre todo en la base del pueblo de Dios, que están muy alerta y muy en vela comprometidas con el mensaje de Jesús hacia los empobrecidos, maltratados, encarcelados, emigrantes, enfermos, ancianos. Son la esperanza de un gran renacer.

P. Faustino Vilabrille Linares

A s t u r i a s

 

http://www.reflexionyliberacion.cl/articulo/3154/los-viejos-estorbamos.html

Ciudadanos de Borja se concentran para apoyar al sacerdote detenido


Concentración en apoyo del cura de Borja

 

El Obispado de Tarazona muestra su estupor y sorpresa por el arresto de Florencio Garcés

El religioso está acusado de abusos sexuales y blanqueo de capitales

Redacción, 30 de noviembre de 2013 a las 16:46

 El Obispo de Tarazona se reserva cautelarmente la aplicación de las normas canónicas correspondientes

Florencio Garcés/>

Florencio Garcés

Los ciudadanos de Borja han mostrado su «sorpresa» e «incredulidad» ante la detención del párroco de la Colegiata de Santa María,Florencio Garcés, de 70 años de edad, y así lo han hecho notar este sábado en unaconcentración de apoyo, que ha dado comienzo a las 12.00 horas en la plaza del Ayuntamiento y ha durado una media hora.

El alcalde de la localidad zaragozana,Francisco Miguel Arilla, quien también ha estado presente en la protesta, ha afirmado que los vecinos no se esperaban «para nada» la detención del párroco, y ha destacado que han transmitido su sorpresa a la corporación municipal.

Florencio Garcés ha sido detenido en la tarde de este viernes por la Guardia Civil por su presunta implicación en un delito continuado de apropiación indebida de fondos de una parroquia, dos delitos de simulación de delito, un delito continuado de abusos sexuales y un delito de coacción y blanqueo de capitales.

El sacerdote había presentado dos denuncias de índole patrimonial y, según las investigaciones podría haberse apropiado de los fondos de una parroquia, por una cuantía de 210.000 euros, de los cuales 146.000 fueron detraídos entre los meses de abril y noviembre.

Arilla ha añadido que piensan que el párroco «no ha cometido ningún delito» y que «le han podido engañar». Por ello, numerosos borjanos convocaron en la noche de este viernes una manifestación de forma espontánea, a través de las redes sociales y teléfonos móviles.

La concentración de este sábado ha sido bastante tranquila, dado que muchos de los habitantes de la localidad se encontraban trabajando en la recogida de la oliva. La de anoche «ha sido más numerosa», ha confirmado el alcalde, quien ha referido que «la mitad de la plaza estaba llena de gente».

Anoche, pocas horas después de la detención, la protesta se trasladó hasta la carretera de Zaragoza-Soria, donde se encuentra situado el puesto de le Benemérita en Borja, mientras que este sábado se ha limitado a la plaza del Ayuntamiento. «No creemos que el párroco haya hecho todo lo que dicen, lleva aquí toda la vida y siempre ha estado ayudando a los demás. Todo es falso, si ha hecho algo ha sido bajo amenaza, porque le han engañado o por ayudar a alguien», ha recalcado María Pilar, una vecina de la localidad mientras participaba este viernes en la protesta.

Los ciudadanos están sorprendidos e indignados. «Hay cosas que ves venir, pero esto ha caído como un jarro de agua fría, una sorpresa que nadie esperaba», ha aseverado el alcalde de Borja. En declaraciones a Europa Press, Francisco Miguel Arilla, ha mencionado que «en ningún momento» se ha acercado a él ningún vecino de Borja para quejarse sobre el párroco, ni antes ni después de que fuese detenido, «más bien al contrario», dado que sí que le han mostrado su «indignación» por los hechos.

Otra de las quejas que ha señalado que han tenido algunos borjanos ha sido el «amplio» dispositivo que consideran que desplegó la Benemérita para detener al párroco, «aunque entiendo que esto corresponde al protocolo que tiene la Guardia Civil».

El alcalde de Borja ha insistido en que los cargos que se le imputan al párroco «no tienennada que ver con el Eccehomo», dado que el Santuario Nuestra Señora de la Misericordia, en el que se encuentra la obra, está gestionado por la Fundación Sancti Spiritus, de la que Arilla es presidente. «Además, en la vida de la Fundación nunca ha habido 200.000 euros, la entrada para ver el Ecce Homo cuesta un euro, así que es imposible que los haya sacado de ahí, a parte de que no lo gestiona», ha aseverado. Respecto a las misas en la Colegiata de Santa María, donde oficiaba Florencio Garcés, el vicario de la Diócesis de Tarazona, Esteban Aranaz, es el que, por el momento, se ocupará de ellas, ha concretado el alcalde.

Por su parte, el Obispado de Tarazona, diócesis a la que pertenece el sacerdote Florencio Garcés Argudo, párroco de Borja, ha mostrado su sorpresa y estupor, por su arresto este viernes por la mañana en su residencia.

El Obispado pide, desde el comunicado, que se mantenga la presunción de inocencia del sacerdote, «con la confianza en el buen hacer de los jueces y el ministerio fiscal», explica la nota. Añade, además la disposición, por parte de los responsables de la diócesis turiasonense, a colaborar con la justicia en el esclarecimiento de los hechos que se le imputen.

Además, añade que el Obispo de Tarazona se reserva cautelarmente la aplicación de las normas canónicas correspondientes.

 

(Rd/Agencias)

 

http://www.periodistadigital.com/religion/espana/2013/11/30/ciudadanos-de-borja-se-concentran-para-apoyar-al-sacerdote-detenido-religion-iglesia-robo-abusos-detencion-florencio-garces-tarazona.shtml

Alertan de las posibles consecuencias para la Tierra de la inusual inactividad del Sol


Publicado: 25 nov 2013 | 11:22 GMT Última actualización: 25 nov 2013 | 11:22 GM

newpagebooks.blogspot.com

La ‘somnolencia’ actual del Sol, cuya actividad se sitúa en los mínimos registrados en el último siglo y medio, preocupa a los científicos, quienes se preguntan cómo podrá este comportamiento afectar a la Tierra.

Las manchas solares, que vienen siendo observadas desde hace milenios, aparecen en ciclos de aproximadamente 11 años. Según los científicos, en la actualidad se está produciendo un fuerte descenso del número de manchas y llamaradas solares, informa AFP.

El número de manchas solares observadas desde que se inició el nuevo ciclo solar en diciembre de 2008 es muy inferior al promedio observado durante los últimos 250 años.

«Es el ciclo más débil que ha habido en el Sol desde hace 50 años», declaró Doug Biesecker, físico de la Administración Nacional para los Océanos y la Atmósfera de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés).

Además de la debilidad de su actividad, el Sol está registrando anomalías en el cambio de polaridad de sus campos magnéticos. Normalmente, el Polo Sur y el Polo Norte invierten simultáneamente su polaridad cada once años, lo que corresponde a la duración de un ciclo solar.

Durante este proceso, los campos magnéticos polares se debilitan hasta casi desaparecer y vuelven a surgir de nuevo cuando se termina el proceso de inversión de polaridad, explican los científicos. Pero en el ciclo actual, los polos no están sincronizados. El Polo Norte ha estado invirtiendo su polaridad durante varios meses y ahora es la misma que en el Polo Sur.

Algunos investigadores apuntan a que podríamos estar presenciando el comienzo de una actividad solar baja prolongada comparable a la del periodo llamado ‘Mínimo Maunder’, que tuvo lugar entre los años 1650 y 1715, en el que no se observaron apenas manchas solares. Este periodo coincidió con una época de enfriamiento neto llamada ‘Pequeña Edad de Hielo’ en Europa y América del Norte.

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/112336-inusual-inactividad-sol-preocupa-cientificos?utm_source=Email-Message&utm_medium=Email&utm_campaign=Email_weekly

Ejecutan a dos sacerdotes en Veracruz; detienen a cuatro sospechosos


 

Posted: 30 Nov 2013 11:42 AM PST

XALAPA, Ver., (apro).- La Procuraduría General de Justicia de Veracruz (PGJE) confirmó que dos sacerdotes de la parroquia San Cristóbal del municipio de Ixhuatlán de Madero, en la huasteca veracruzana, fueron asesinados en las primeras horas de este viernes.

 29 de noviembre de 2013
El homicidio de los curas Hipólito Villalobos Lima y Nicolás Cruz Martínez ocurre a menos de dos meses de la denuncia que hizo el obispo de Apatzingán, Michoacán, Miguel Patiño Velásquez, en el sentido de que la delincuencia organizada se ha apoderado de alcaldías y ha corrompido a policías en la entidad.

De acuerdo con el procurador de Justicia de Veracruz, Amadeo Flores Espinoza, esta tarde fueron detenidas cuatro personas que podrían estar vinculadas con el homicidio de los prelados, uno de los cuales fue asesinado con arma blanca y, el otro, por asfixia.

El funcionario estatal explicó que los primeros datos que se tienen arrojan que los integrantes de la Iglesia católica habrían sido ejecutados en el interior de la casa parroquial, ubicada a unos cuantos metros del Palacio Municipal y de la comandancia policíaca.

“Ya se integró un grupo especial de agentes investigadores para el esclarecimiento total de los hechos. Las cuatro personas detenidas ya están rindiendo su declaración ante el Ministerio Público”, subrayó el fiscal a través de un comunicado.

Por separado, la Diócesis de Tuxpan, Veracruz, señaló que los sacerdotes fueron encontrados sin vida en el “curato” de la iglesia.

“Con profunda pena comunicamos la información recibida por parte del padre Humberto Arce: Los padres de la parroquia de San Cristóbal en Ixhuatlán de Madero, Veracruz, (…) fueron encontrados hoy en la mañana, asesinados en el curato”, puntualizó en un comunicado.

El padre Hipólito tomó posesión de la iglesia de San Cristóbal Ixhuatlán el 3 de diciembre de 2012, y ese mismo año arribó a esa parroquia el vicario Nicolás Cruz.

El pasado 28 de septiembre, un sacerdote fue atacado a machetazos por un sujeto cuando iba a recibir la eucaristía, en el municipio de Ciudad Isla, también en Veracruz.

Los hechos ocurrieron cuando el párroco Tomas Alonso Martínez daba misa en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, ubicada frente a las oficinas del ayuntamiento.

Los feligreses se formaron para recibir la eucaristía, y cuando intentó dársela a un hombre, este sacó un machete y atacó al sacerdote, gritándole que era el “’anticristo” y que había acudido al templo para hacer justicia.

El sacerdote fue internado en una clínica de la ciudad con lesiones profundas en el brazo y pierna izquierda, además de golpes en la cabeza, que no pusieron en peligro su vida.

El agresor, identificado como Fernando “N”, El Gato, fue detenido por elementos de la Policía Municipal, quienes determinaron que al momento del ataque estaba bajo los influjos de alguna droga.

El pasado 15 de octubre, el obispo de Apatzingán, Michoacán, Miguel Patiño Velásquez, hizo pública una carta en la que indicó que el crimen organizado se ha apoderado de alcaldías y ha corrompido a policías.
En esa misma misiva, el prelado dio su voto de confianza a las autoridades, para acabar con el flagelo de la inseguridad, pero cuestionó los pocos resultados obtenidos hasta ahora.

Además, el pasado 31 de octubre encabezó una peregrinación para pedir por la paz en el municipio.
El hecho ocasionó diversas reacciones, entre ellas que el obispo fuera resguardado por elementos militares en las instalaciones de la XLIII zona militar, ante un inminente ataque del crimen organizado.

En este sentido, el párroco encargado de la catedral de Apatzingán, Salvador González, dio a conocer que al menos siete párrocos de la región urbana de ese municipio han sufrido amenazas y presiones por parte de grupos del crimen organizado.

En la misiva, Patiño Velásquez señaló que aunque se trata de comunidades pequeñas y se sabe quiénes son los delincuentes, nadie ha hecho nada.

Las autoridades posiblemente saben dónde están los criminales, pues “no es asunto de ahora ni es misterioso”, afirmó.

En Tamaulipas, el párroco Carlos Ornelas Puga desapareció desde el pasado domingo 3 y hasta ahora nadie sabe su paradero.

De acuerdo con un vocero de la Iglesia católica de la entidad, el cura asignado a la Diócesis de Ciudad Victoria fue privado de su libertad por un grupo de hombres armados cuando terminó de oficiar una misa en el municipio de Jiménez.

Las autoridades tamaulipecas, añadió, ignoraron la denuncia interpuesta ante la Procuraduría General de Justicia del estado, y fue hasta cuatro días después del plagio cuando decidieron actuar.

Relató que el 7 de noviembre un convoy de policías estatales fue enviado a la localidad para investigar el hecho, pero los uniformados cayeron en una emboscada.

En otro hecho, el clérigo Santiago Álvarez Figueroa desapareció el pasado 27 de diciembre cuando se dirigía a la comunidad de Paredones, en el municipio de Jiquilpan, Michoacán, tras haber oficiado una misa.

Las autoridades han descartado que la desaparición del religioso haya sido producto de algún accidente automovilístico e incluso él y el vehículo en que viajaba han sido buscados en carreteras y barrancas de la zona, sin ningún resultado.

Tras la desaparición del cura, la Diócesis zamorana detalló que la última vez que se supo del sacerdote fue el 27 de diciembre, al filo de las 21:00 horas, cuando se comunicó vía telefónica con una monja para decirle que se dirigía a Paredones por la carretera federal, en donde se perdió todo rastro.
Ante esta situación, religiosas, sacerdotes, familiares y fieles de la región de Jiquilpan y Jacona se han organizado para intentar dar con el clérigo.

Además, fue interpuesta una denuncia penal ante la Subprocuraduría Regional de Zamora, que investiga la desaparición, sin ningún avance hasta el momento.

En el gobierno de Felipe Calderón fueron asesinados 12 sacerdotes, alrededor de 162 fueron amenazados de muerte en un solo año y aproximadamente mil fueron víctimas de extorsión, según un estudio elaborado por la Iglesia católica, titulado: “Creciente agresión contra sacerdotes en México”.

Manuel Corral, vocero de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el máximo organismo de la jerarquía católica, comentó con preocupación: “Los grupos del crimen organizado buscan amedrentar a todos. Ya tienen bajo su control a muchas autoridades gubernamentales y policiacas. Ahora intentan doblegar a las autoridades eclesiásticas, a todo religioso que pueda tener cierto liderazgo”.
Las entidades con mayor incidencia de crímenes contra sacerdotes son el Distrito Federal, Chihuahua, Guerrero, Jalisco, Oaxaca, Veracruz, Michoacán, Hidalgo, Aguascalientes, Coahuila y Puebla.

Fuente: http://www.proceso.com.mx/?p=359213

Mujer rural ‘versus’ hombre rural


 

  • mujerLas parcelas de los hombres son en promedio tres veces mayores que las de las mujeres (en todo el mundo).
  • Un análisis de los sistemas de crédito en cinco países africanos reveló que las mujeres reciben menos de la décima parte del crédito que los pequeños agricultores de sexo masculino.
  • En la mayor parte de los países en desarrollo, la triple responsabilidad de las mujeres del medio rural —los trabajos agrícolas, las tareas del hogar y la obtención de ingresos en efectivo— configuran una jornada laboral de hasta 16 horas, más prolongada que la de los hombres.
  • Las mujeres siguen sin tener acceso a importantes servicios de infraestructura y a tecnologías adecuadas que puedan aliviar su carga de trabajo.
  • La remuneración por hora de trabajo de las mujeres varía entre el 50% y el 100% de la de los hombres.
  • Las empresas cuyas propietarias son mujeres afrontan muchas más limitaciones y reciben muchos menos servicios y apoyo que las empresas de los hombres.
  • En Uganda las empresas de mujeres tropiezan con muchos mayores obstáculos que las de hombres para entrar en el mercado, aunque en términos generales son al menos tan productivas y eficientes por lo que se refiere al valor añadido por trabajador.
  • En Guatemala, las mujeres sólo obtienen el 3% de los contratos de producción de arvejas, aunque llevan a cabo más de una tercera parte del trabajo en el campo y prácticamente todas las tareas de elaboración.

Fuente: Informe de la pobreza rural 2011 con datos del Banco Mundial, FAO y FIDA (2008).

 

http://es.wordpress.com/read/post/id/31118591/4576/

 

Hindúes dan bienvenida a la Iglesia a la 1 ª mujer obispo de Irlanda


Los hindúes han acogido la Iglesia de Irlanda, en una provincia de la Comunión Anglicana, de nombramiento de la primera mujer obispo.

Estadista hindú Rajan Zed, en un comunicado, en Nevada (EE.UU.) de hoy, lo calificó como un logro histórico y «un paso en la dirección correcta».

Zed, quien es presidente de la Sociedad Universal de Hinduismo, también instó Vaticano a seguir y considerar favorablemente la ordenación de mujeres sacerdotes en la Iglesia Católica Romana. Santa Sede es la mayor organización religiosa en el mundo debería mostrar un liderazgo ejemplar en la mujer la igualdad con el resto del planeta, Zed señaló.

Rajan Zed señaló que la Iglesia de Inglaterra, en el que las mujeres informa, compuesta por alrededor de un tercio de los sacerdotes de la Iglesia y que es reconocida por la ley como la iglesia oficial de Inglaterra, con Su Majestad la Reina como el Gobernador Supremo, también es necesario para permitir el nombramiento de mujeres obispos. Iglesias anglicanas en Escocia y Gales, que al parecer tenían el poder de nombrar a mujeres obispos, deberán tener en cuenta la instalación de algunos.

Zed hizo hincapié en que las mujeres podían difundir el mensaje de Dios con la misma habilidad que los hombres y mereció la participación y el acceso en la religión igualitaria y plena.

Citando las escrituras hindúes, Rajan Zed dice: Donde las mujeres son honradas, allí los dioses están contentos. Los hombres y las mujeres son iguales a los ojos de Dios y las religiones deben respetar eso, Zed sostiene, y añade que el tiempo ha llegado para las mujeres sacerdotes y obispos.

Zed dijo, además, que las mujeres estaban en pie de igualdad en la sociedad, por lo que deben ser socios iguales en la religión también. Instó Vaticano para ser más amable con las mujeres católicas romanas como la exclusión de las mujeres de los servicios religiosos, simplemente porque eran mujeres, era muy injusto e impío.

Rajan Zed sugirió que los teólogos y canonistas de la Iglesia Católica necesarios para hacer frente a las mujeres la ordenación cuestión urgente; reevaluar doctrina de la Iglesia, la teología, la jerarquía masculina y la historia, y dar a las mujeres una oportunidad. Las mujeres deben ser ordenados al sacerdocio y deben realizar las mismas funciones que los sacerdotes masculinos. Tratar a las mujeres como iguales a los hombres, no era claramente un caso de discriminación promoviendo la desigualdad de género.

Era altamente momento apropiado para que la Santa Sede para celebrar un referéndum entre sus congregaciones en todo el mundo para aprender sobre los sentimientos de los católicos sobre el tema de la ordenación de mujeres, Zed declaró.

Derecho Canónico de la Iglesia Católica Romana 1024 dice-Sólo el varón bautizado recibe válidamente la sagrada ordenación.

Pat Piso convierte en la primera mujer en ser nombrado obispo de la Iglesia de Irlanda con sede en Dublín, una parte de la Comunión Anglicana mundial. Iglesia de Irlanda, una iglesia apostólica, que pretende ser «, tanto protestantes como católicos», tiene 390.000 miembros y Michael Jackson y Richard Clarke son sus arzobispos de Dublín y Armagh, respectivamente.

 

http://www.eurasiareview.com/30112013-hindus-welcome-church-irelands-first-woman-bishop%E2%80%8F/

 

Entre paternalismo y libertad: Irrazábal, Gustavo


Qué es y qué no es la opción preferencial por los pobres.El principio de la opción preferencial por los pobres, elaborado por el episcopado latinoamericano en Medellín (1968)[1] y Puebla (1979),[2] fue asumido luego por el magisterio universal.[3] Es, en esencia, la formulación de una verdad con profundas raíces bíblicas y evangélicas: el amor deYahveh por los pobres, cantado por María en el Magnificat, que encarna Jesús en su misión, y que se continúa en praxis caritativa de la Iglesia.Se trata, entonces, del testimonio de la misericordia de Dios que alcanza a todos y a cada uno de los seres humanos, sin exclusiones, especialmente a los más débiles, vulnerables y marginados, los que “no cuentan” para la sociedad.

En un sentido amplio, por lo tanto, la “pobreza” no tiene necesariamente un significado económico: son también “pobres” los enfermos, los adictos, los ancianos, los que están solos, las personas abusadas de diferentes modos, los que no encuentran sentido para su vida, etcétera.[4] Pero este principio surge concretamente como una respuesta a una exigencia histórica de justicia social, y tiene una innegable acentuación socio-económica, focalizándose en el fenómeno de la pobreza material, que va unida a la carencia de participación económica, social y política.[5]

Novedad histórica

¿Por qué se lee hoy en este fenómeno una exigencia impostergable de justicia? Es cierto que para el cristianismo, la pobreza comportó desde siempre un llamado a respuestas de justicia y caridad. Pero por muchos siglos, esa respuesta se concibió exclusivamente en términos de iniciativas individuales o asociativas, que no involucraban directamente al Estado ni al conjunto de la sociedad. Por otro lado, el objetivo de estas acciones era fundamentalmente paliativo, buscando alivio a una realidad que en sí misma era vista como algo natural e inevitable, como los rigores del clima, los terremotos o las pestes, e incluso como una diferencia que desempeñaba una función en la armonía del todo social.

Esta visión comenzó a cambiar desde el siglo XIX, cuando la idea tradicional de la sociedad estática y estamental comienza a resquebrajarse, y se abre paso una aspiración generalizada a una vida más digna, al tiempo que el progreso técnico comienza a asentar las bases para la posibilidad material de responder a esa aspiración. Esta conexión entre nuevas aspiraciones y posibilidades ya está claramente perfilada a mediados del siglo XX. Y el hecho de que sólo una parte relativamente pequeñadel mundo pudiera beneficiarse con ella, mientras que grandes sectores seguían sumergidos en la miseria, no hizo más que exasperar el sentimiento de injusticia y de agravio en los postergados.

La opción preferencial por los pobres expresa esta nueva visión de la pobreza: no es una simple desgracia sino una situación que podría y debería ser superada, y cuya persistencia se origina en injusticias y responsabilidades concretas, de las sociedades en su conjunto, de grupos y de actores particulares. La pobreza no sólo debe ser paliada, aliviando sus consecuencias más crudas: debe ser eliminada. Los pobres no sólo tienen una legítima expectativa a ser asistidos: tienen un derecho a contar con las condiciones necesarias para alcanzar una existencia digna y participar plenamente de la vida social. La inclusión de los derechos sociales en las constituciones modernas, más allá del problema de su efectividad, es expresión de esta nueva conciencia.

Principio social estructural

Pero hay algo más. Los pobres del evangelio no se representan sólo a sí mismos. No son excepciones a la condición humana general. Los pobres, de diferentes maneras, ponen de manifiesto aspectos de esa condición humana en cuanto “caída”: los ciegos, sordos, mudos, paralíticos, leprosos y endemoniados que Jesús socorre con sus milagros, son espejos en los que podemos reconocer nuestra propia debilidad, vulnerabilidad y dependencia, nuestra necesidad de salvación, así como nuestra inalienable dignidad y potencialidad para colaborar en la obra de nuestra redención. No querer “ver” a los pobres, es no querer vernos a nosotros mismos.

Los pobres son cifra, además, de las disfuncionalidades de la convivencia social, que quedan puestas en evidencia al ensañarse con ellos, pero que de modos menos patentes afectan a todos. Por todo esto, la opción preferencial no es un principio meramente “sectorial” sino que tiene un alcance general, porque recorre transversalmente a la sociedad en todas sus dimensiones. La pobreza no es, ni debe ser, la única preocupación, pero no hay tema social relevante que no se vincule de modo más o menos directo con ella. Toda política pública debe ser concebida y evaluada, en primer lugar, a la luz de su repercusión positiva o negativa en la condición de los más pobres.

El camino para el desarrollo auténtico, integral y solidario de todos pasa inexorablemente por la promoción integral de los pobres, y cualquier atajo que pretenda ignorarlos desembocaría en la frustración general. Por esta razón, parafraseando las palabras de Juan Pablo II, quien afirmaba “el hombre es el camino de la Iglesia”,[6] podemos decir también: “los pobres son el camino de la Iglesia y de la sociedad”.

Conversión

Esta opción preferencial tiene como sujetos a quienes no son pobres en sentido material, y por lo tanto están existencialmente lejos de aquellos a quienes desean socorrer. Para poder cubrir esa distancia, no basta una respuesta meramente pragmática, como si en lo demás la propia vida pudiera permanecer inalterada. Es necesario, por el contrario, un profundo cambio de mentalidad respecto del ideal de la vida humana digna y feliz (Puebla 1155) que haga posible la conversión, y el compromiso de toda la persona en una actitud de auténtica solidaridad. Esta conversión comporta la exigencia de abrazar la pobreza evangélica, caracterizada por un estilo austero de vida que, confiado en la Providencia divina, relativiza los bienes de este mundo (Puebla 1158), y que se concreta según la propia situación y estado de vida. Esta conversión además también debe alcanzar al conjunto de la sociedad, cuya sensibilidad se embota, como muestra con creces la experiencia, cuando impera el materialismo y el consumismo.

Causas de la pobreza y sus remedios

A la luz de este principio, debe estimarse inaceptable un proyecto económico que no tenga en su centro el tema de la pobreza, que lo ignore o le asigne una jerarquía secundaria (confiando, por ejemplo, en que el progreso de las clases más acomodadas se difundirá espontáneamente por una especie de “goteo” hacia los escalones más bajos de la sociedad), o que sacrifique los derechos fundamentales de los pobres de la generación presente por una prosperidad prometida exclusivamente para el futuro, o que no contemple adecuadamente redes de contención social para atender las necesidades básicas de los más vulnerables en las difíciles transiciones que acompañan el paso a una economía más dinámica.

Pero, más allá de estos límites negativos, la orientación positiva de un proyecto inspirado en la opción preferencial por los pobres dependerá de la interpretación que se adopte sobre el fenómeno de la pobreza y sus verdaderas causas.

Una primera interpretación es la que acompaña su formulación en el magisterio latinoamericano: la pobreza vista fundamentalmente como consecuencia de la injusticia y la opresión tanto por parte de grupos privilegiados como de estructuras impersonales (“estructuras de pecado”, cf. Sollicitudo 36). En el plano internacional, esta situación se expresaría en la dependencia de los países pobres respecto de los ricos, y en el plano interno, en la relación de dependencia entre clases. La riqueza tiende a considerarse en este planteo como una magnitud fija, en la cual la porción de un grupo social sólo puede expandirse a expensas de los demás. En pocas palabras, los ricos son ricos porque los pobres son pobres. El problema de la justicia es básicamente de distribución. Los pobres deben ser los principales agentes de su propia liberación luchando contra los intereses que les cierran el camino a la prosperidad. La Iglesia está llamada por su propia misión a acompañar esta lucha, porque la dimensión económico-social de la liberación es parte constitutiva de la liberación integral proclamada por Jesús en el evangelio.

Esta visión tiene un trasfondo de verdad indudable, pero su unilateralidad (la pobreza es causada casi exclusivamente por la injusticia) es fuente de consecuencias no queridas. Por un lado, alimenta la conflictividad y el resentimiento (“otro me está robando lo que es mío”); por otro, induce a una victimización que dificulta la asunción de la propia responsabilidad (“yo soy la víctima, me tienen que ayudar”). No es extraño que este pensamiento, nacido con una mística revolucionaria, haya adquirido con los años un talante conservador.

Esta interpretación, propia de la Iglesia latinoamericana, hacía a su vez de contrapeso a otra, más europea y afín al Concilio Vaticano II: la pobreza como carencia de desarrollo. Son pobres los pueblos que no han podido encontrar todavía el camino del desarrollo, ya transitado por los más prósperos: el de la creación de riqueza. Una mejor distribución no sería suficiente para eliminar la pobreza si no fuera acompañada por un incremento de los bienes a distribuir. Los pobres deben asumir la iniciativa de su propia promoción, ante todo respondiendo al llamado de Dios a “dominar la tierra”, a transformar el mundo, realizando así la “imagen de Dios” que llevan en sí, y colaborando en la obra creadora. El obstáculo para esta respuesta no está tanto en situaciones de opresión cuanto en los factores culturales que resisten el desarrollo (por ejemplo, la ausencia de una cultura del trabajo).[7]Los países ricos, y dentro de cada país los respectivos gobiernos, deben brindar asistencia para poner en marcha este proceso. La Iglesia debe acompañar ese esfuerzo a través de la educación de los creyentes en los valores del trabajo y del desarrollo como respuesta a la vocación de Dios.

Esta interpretación es estimulante: todo hombre es responsable de su propio crecimiento y, sobreponiéndose a sus condicionamientos, puede y debe responder al llamado de Dios a realizarse en el mundo. En este sentido, pone en primer plano la teología de la creación.[8] Pero peca de un exceso de optimismo, al no ponderar suficientemente la pesada influencia del pecado social. En la práctica, este discurso puede llevar al desaliento al generar expectativas que los pobres no están, por su situación, en condiciones de cumplir.

Es posible, a mi juicio, una posición integradora.[9] Ésta, por un lado, reconoce, al igual que la primera interpretación, la vinculación de la pobreza con la injusticia. Pero esta injusticia reside menos en el choque de clases, cuanto en las formas desviadas de Estado: el Estado autoritario, que oprime a sus súbditos en aras de sus propios intereses; el Estado del bienestar, elefantiásico, que invade con su lógica burocrática toda la vida social; el Estado corrupto, donde funcionarios y empresarios medran a la sombra de un capitalismo de amigos. Es necesario un Estado inspirado en el principio de subsidiaridad, que provea un marco de seguridad jurídica y las condiciones necesarias para que los pobres puedan desplegar su propia iniciativa y compitan en el mercado, en pie de igualdad, ofreciendo bienes y servicios.

Esta posición asume también la idea de desarrollo, pero señala la inadecuación de muchas iniciativas de asistencia que, pese a su buena intención, terminan agravando las dificultades que pretenden subsanar. Al mismo tiempo, relativiza el argumento de las resistencias culturales. Los pobres, en términos generales, poseen ya espíritu emprendedor, creatividad y energía, y sólo necesitan las condiciones adecuadas para desplegarlos y convertirse en protagonistas de su propio desarrollo y el de toda la sociedad. Ellos no son el problema: son la solución.

Al menos puede decirse que, si bien la primera interpretación a la que aludimos sigue siendo la que prevalece en el pensamiento social de la Iglesia latinoamericana, no existe ningún vínculo lógico necesario entre ésta y la opción preferencial por los pobres. Las doctrinas de la dependencia, que estaban en auge cuando tuvieron lugar las Conferencias de Medellín y Puebla, y que veían en las estructuras internacionales injustas un obstáculo insalvable para el desarrollo de nuestro continente, no podrían explicar el desempeño económico que hoy exhibe casi toda Latinoamérica. Este último tiene lugar gracias a la presencia de Estados de derecho democráticos, que brindan seguridad jurídica, libertad económica, e implementan políticas sociales eficaces. Por lo tanto, es claro que este género de ideas de orden económico y sociológico pueden ser libremente discutidas, y no tienen otra autoridad que la que deriva de su capacidad explicativa de la realidad.

Los pobres y la cultura

Así como la opción preferencial por los pobres ha surgido históricamente unida a ciertas presuposiciones de orden económico y sociológico, también aparece ligada, de hecho, a cierta visión cultural. En la perspectiva más analítica de Medellín todavía se distinguía entre tipos de pobreza: la pobreza como carencia material, que es un mal; la pobreza espiritual, que es la apertura a Dios; y la pobreza como compromiso evangélico.[10] Puebla realiza un giro hacia un enfoque más cultural, inspirándose en la exhortación apostólica Evangelii nuntiandi de Pablo VI (1975), pero la aplica de manera tal que tiende a difuminar la distinción entre los diferentes conceptos de pobreza, idealizando la material. Los pobres, identificados con el pueblo latinoamericano y sujetos por excelencia de su cultura de inspiración evangélica, son revestidos de todas las cualidades humanas y espirituales, y se convierten en los depositarios por excelencia de la sabiduría cristiana.

Es posible comprender las buenas intenciones que animan este discurso, orientadas a reconocer la dignidad, el valor y las potencialidades de amplios sectores desatendidos por la política oficial de sus países. Pero al identificar tendencialmente la pobreza como carencia y la pobreza como virtud se termina cayendo en una visión romántica, en la cual ya no se comprende qué ventaja podría tener para los pobres salir de su situación, ya que su promoción social entrañaría un riesgo para su fe y sus valores. No es de extrañar los efectos conservadores de esta visión, en la cual la preocupación se centra en afrontar desafíos puntuales (como la drogadicción) dejando de lado los problemas y las soluciones estructurales.

Por paradójico que suene, mitificar a los pobres significa no reconocerlos en su real dignidad. Detrás de esta visión se esconde un paternalismo mal disimulado que crea, como todo paternalismo, su propia forma de dependencia. Para reconocer al pobre en su auténtica dignidad no hace falta canonizarlo, mirándolo y tratándolo como alguien diferente al resto. La persona pobre, como toda otra, tiene cualidades y defectos, potencialidades y límites, capacidad de bien y de mal. Pero, sobre todo, es imagen y semejanza de Dios y, por lo tanto, capaz de responder a su llamado de transformar el mundo y de realizarse en él, dando curso a su inteligencia, su creatividad y su iniciativa. La opción preferencial por los pobres no debe traducirse en una tutela paralizante, sino en una acción decidida para crear las condiciones y procurar las oportunidades que les permitan recuperar el protagonismo de sus vidas, y la esperanza y el anhelo del progreso material y humano.

Mi sugerencia final es que la Iglesia en nuestros países debe asumir y anunciar con más claridad el evangelio del desarrollo, ayudando a las personas a tomar conciencia de su dignidad y su vocación en el mundo, y de la fecundidad de la libertad cuando es protegida por un marco jurídico adecuado y fundada en sólidos valores morales y espirituales. Es precisamente en lo profundo del corazón de cada persona donde se encuentra la raíz de todo cambio social auténtico y sustentable. Es allí donde un pobre empieza a dejar atrás la condición de pobre.

 

 


 

[1] Cf. Juan Pablo II, Discurso Inaugural de la II Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, introducción; Documentos de Medellín (DM), Pobreza en la Iglesia 9.

[2] Cf. Documento de Puebla (DP) 1134-1165.

[3] Cf. Sollicitudo rei socialis (SRS) 42.

[4] Cf. Benedicto XVI, Jornada Mundial de la Paz (2009), que llama a considerar no sólo la pobreza económica, sino también la pobreza moral y espiritual, que se da, por el ejemplo, en el “subdesarrollo moral” característico del superdesarrollo (cf. Juan Pablo II, SRS 28; id., Centesimus annus 36).

[5] DP 1135, nota.

[6] Cf. Juan Pablo II, Redemptor hominis 14.

[7] Cf. Los “impedimentos culturales” mencionados por Benedicto XVI, o.c., 2.2.

[8] Cf. Pablo VI, Populorum progressio 15.

[9] Esta posición es ilustrada por la serie Poverty cure (2012), producida por el Acton Institute:www.povertycure.org.

Tribunal del Brasil obliga a Iglesia Católica pagar 18 mil dólares a víctima abusada sexualmente por sacerdote


SATURDAY, NOVEMBER 30, 2013 AT 07:51AM

Brasil. El Tribunal Superior de Justicia de Brasil multó a la Iglesia católica y a un exsacerdote a pagar la suma de 10.000 reales (unos 18.000 dólares)  a un hombre que fue abusado sexualmente, por el religioso, cuando tenía 14 años, informó hoy la agencia O Globo.

«La Iglesia no puede ser indiferente a los actos practicados por quien actúa en su nombre o en provecho de la función religiosa, bajo pena de traicionar la confianza que en ella depositan los fieles», dijo la magistrada Nancy Andrighi en su sentencia.

Se trata de los abusos sufridos en 2002, por un hombre cuyo nombre se mantuvo en reserva y que en la época tenía 14 años. El abusador fue un sacerdote de la ciudad de Sao Tome, en el estado de Paraná, quien para entonces tenía 39 años. La decisión de la jueza instituye que la Diócesis de Umuarama, donde sucedieron los hechos, y el propio responsable de los abusos deberán responsabilizarse de la indemnización y pagar el monto por su propia cuenta.

El destape mundial de abusos sexuales por parte de los sacerdotes católicos va cada vez en aumento. Si todos los abusos cometidos por sacerdotes pederastas en el mundo entero se juzgaran debidamente, y todos fueran llevados tras las rejas,  esa organización ya estaría en quiebra. Eso viene muy pronto, le queda poco tiempo a esa ramera.

Fuente: http://www.periodistadigital.com/religion/america/2013/11/25/condenan-a-iglesia-catolica-brasilena-a-indemnizar-a-victima-de-pederastia-iglesia-religion-papa-obispo-doos-jesus.shtml

La búsqueda de una palabra llena de realidad


Enviar por emailEn PDFImprimir

Ron Rolheiser – Martes 26 de Noviembre del 2013

La fe no es algo que  tú puedas alcanzar. Si la tratas de sujetar con clavos, se levanta y se va con el clavo. La fe funciona de la siguiente manera: hay días en los que eres capaz de caminar sobre las aguas, y otros días te hundes como una piedra. Vives con un profundo secreto, dice el poeta Rumi, que en ocasiones conoces y de repente no, y entonces lo vuelves a conocer. Algunas veces la sientes realmente presente y otras realmente ausente. ¿Por qué?

Porque como el amor, la fe es un viaje, con constantes subidas y bajadas, con periodos alternativos de fervor y sequedad, con consolaciones que son el camino a la desolación, con momentos de gracia en los que Dios se siente tangiblemente presente eclipsado por las noches oscuras en las que se siente la ausencia de Dios. Es un estado extraño: a veces te sientes con la mirada clavada en Dios, como el acero, otras sientes que estás en caída libre de toda seguridad y entonces, justamente cuando crees que has llegado al fondo, sientes de nuevo la presencia de Dios.

¿Por qué fe tiene esta dinámica tan confusa? No es porque Dios sea cruel, esté jugando con nosotros, quiera probar nuestra fidelidad, o quiera ponernos algunas dificultades para poder ganarnos la salvación. No, las subidas y bajadas en la vida de fe tienen que ver con los ritmos de la vida ordinaria, especialmente con el ritmo del amor. El amor, como la fe, también tiene sus periodos de fervor y sus noches oscuras. Todos nosotros sabemos que en el seno de cualquier compromiso a largo plazo (matrimonio, familia, amistad o iglesia) habrá ciertos días y periodos enteros en los que nuestra cabeza y nuestro corazón no están en el compromiso realizado, incluso estando plenamente centrados en él. Nuestras cabezas y nuestros corazones entran y salen, pero experimentamos el amor como algo definitivo que está por encima de nuestra cabeza y muestro corazón.  Algo más profundo nos sostiene, y nos sostiene en un momento dado más allá de los pensamientos de nuestra cabeza o de los sentimientos de nuestro corazón.

En cualquier compromiso sustentando en el amor, nuestras mentes y nuestros corazones experimentarán algo así como lo que en el mundo del sonido se llama un fundido de entrada y un fundido de salida. Algunas veces hay fervor y en otras todo es plano. La fe funciona de la misma manera. Algunas veces sentimos y palpamos la presencia de Dios son nuestra mente y nuestro corazón y otras ambas nos abandonan dejándonos planos y secos. Pero la fe es algo más profundo que imaginar o sentir la presencia de Dios. Pero ¿Cómo llegamos a esto? ¿Qué deberíamos hacer en esos momentos cuando sentimos la ausencia de Dios?

El gran místico San Juan de la Cruz nos ofrece el siguiente consejo. Si quieres encontrar la presencia de Dios de nuevo, en esos momentos cuando se siente su ausencia, escucha una palabra llena de realidad e insondablemente verdadera.

¿Qué quiere decirnos con esto? ¿Cómo se escucha esa palabra llena de realidad y de insondable verdad? ¿Cómo podemos siquiera encontrar dicha palabra? Para ser honestos, no estoy seguro de lo que San Juan de la Cruz quiere decir inclusive si sus palabras explotaran dentro de mi cabeza con posibles significados. La frase podría ser fácil de desenredar si nos estuviera invitando a buscar una experiencia que sea profunda y plena de realidad; por ejemplo, dar a luz a un niño, sentirse cautivado por una belleza excepcional, o tener tu corazón roto por una pérdida o una muerte. Esta clase de experiencias es real, insondablemente verdadera y nos lanza a una conciencia más profunda; así, si es posible encontrar a Dios ¿no debería encontrarse aquí?
Pero San Juan de la Cruz no está refiriéndose a una experiencia más profunda; nos pide que busquemos una palabra que traiga consigo realidad y profundidad. ¿Significa esto que cuando nos sentimos inestables y en duda deberíamos ir a la caza de textos (en la escritura, en la teología, en la espiritualidad, o en la literatura secular o en la poesía) que nos hablen de tal manera que nos establezcamos en una especie de sentido primario de que Dios existe y nos ama y que por ello deberíamos vivir en el amor y la esperanza?

Sospecho que esto es exactamente lo que San Juan de la Cruz quiere decir. Dios es uno, verdadero, bueno y bello y por eso la palabra correcta para hablar de la unidad, la verdad, la bondad o la belleza debería tener el poder de transformar nuestras inestables mentes y corazones. La palabra correcta puede hacer que la Palabra se haga carne de nuevo.
Pero ¿qué palabras tienen el poder de hacer esto en nosotros? Todos somos diferentes y no encontramos la verdad y la profundidad de la misma manera. Cada uno de nosotros necesita necesariamente hacer su propia, profunda y personal búsqueda.

Para mí, las palabras de varios autores me han llevado en ocasiones y en diferentes momentos de mi vida a este tipo de convicción. La “Historia de un Alma” de Teresa de Lisieux me han dado estabilidad en momentos de duda; “Las uvas de la ira” de John Steinbeck aún guían mi mirada cuando el horizonte aparece nublado; algunas páginas de Karl Rahner, John Shea, Raimond Brown y Henry Nuowen pueden ayudar a estabilizar mi barco cuando se balancea; y algunas palabras de Dag Hammarskjold puede hacer que quiera vivir reflejando más la grandeza de la vida.

Pero cada uno de nosotros necesita buscar sus propias palabras que estén llenas de realidad y sea, insondablemente verdaderas de manera que nos evoquen un sentimiento y presencia de Dios.

http://www.ciudadredonda.org/articulo/la-busqueda-de-una-palabra-llena-de-realidad

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: