MONSEÑOR GERARDO VALENCIA CANO, OBISPO DE LOS NEGROS. 42 AÑOS DE RESURRECCIÓN Y PROFECIA.


TEOLOGIA DE LA CALLE

Monsenor Gerardo Valencia Cano 42 años de resurrecciòn y profecia, EL OBISPO DE LOS NEGROS

por Vicente Anibal Romero Peña

Monseñor Gerardo Valencia Cano. Vicario Apostólico de Buenaventura

Monseñor Gerardo Valencia Cano.
Obispo de Buenaventura

‘Obispo de Buenaventura-Colombia, profeta y mártir de la liberación de los pobres’’, así dice la agenda latinoamericana y mundial en el día 21 de Enero.

Recuerdo muy bien con ocasión de los 20 años de muerte y resurrección de Gerardo, yo trabajaba en Buenaventura, era el ano 1990 y era un joven misionero lleno de fuerza y de alegría, ahora también, pero me refiero a ese momento, al llegar al puerto de Buenaventura y trabajar por los ríos de la parroquia el Carmen en el barrio Pueblo Nuevo, llevar río adentro la alegría del evangelio, visitar los caseríos mar adentro de Papayal, Mayorquí, Punta de Soldado, san José de Anchicaya, Canoas ,etc. Y entrar en co ntacto con los barrios de Muro Yusti, Viento Libre, san José ,etc. En este contacto con mi pueblo y mi gente fui escuchando el amor que le tienen al Hermano Mayor, fui testigo que a pesar de haber pasado 20 anos de su muerte las personas que lo conocieron y los jóvenes que habían escuchado hablar de este obispo, amigos de los pobres por su testimonio y compromiso, comenzó en mi una inquietud fuerte por revivir este espíritu presente en el este bello puerto, yo había reflexionado la vida de Gerardo en el noviciado, recuerdo muy bien a mi maestro de novicios que dijo este es el mejor hijo de Monseñor Builes. Si recuerdo muy bien, ya en Buenaventura me toco organizar el evento de los 20 años con un equipo de laicos que conocieron y aman a Gerardo. Fue maravilloso realizar este acto que por cierto conté con el apoyo incondicional de Guillermo López Por ello quiero hoy escribir estas letras en homenaje a este hombre que sigue siendo ejemplo para las generaciones que soñamos con otro mundo ,con otra iglesia, que si es posible vivir el evangelio hoy día, aunque los dueños del poder digan que no, que solo el consumo vale, y es peligroso por que quieren hoy día hacer consumir religión, y quien consume religión vive alienado, drogado y castrado.

Pienso que nuestra comunidad no debe olvidar los ancestros, y GERARDO será siempre el ancestro que une y que inspira hoy una nueva visión holistica en la actual coyuntura religiosa y mundial.

El Hermano Gerardo nos dejo una praxis del evangelio, una praxis y un tipo de lucha por la defensa de los Derechos Humanos, sociales y multiculturales de todos los pueblos. Su forma de cuestionar y denunciar un sistema depredador y violento impuesto por el Norte es un impulso permanente para seguir nuestra lucha universal y pluralista que apunta a una nueva utopía, a un horizonte al que queremos llegar algún día. Por eso Gerardo Valencia nos motiva a creer que la vida merece ser vivida. Gerardo nos dejo como herencia la indignación ética. Una indignación que no brota de una circunstancia o una ideología particular, sino que la percibimos y sentimos por el hecho de ser humanos. Una indignación tan irresistible que no deja comprender como puede ser que otras personas no la sientan con la misma intensidad. Es una indignación que surge de una conciencia generalizada de la injusticia dominante, y no deja indiferente a quien decide andar este camino revolucionario, que parte de la compasión, del padecer con los que sufren estas injusticias, y de apasionarse por construir un mundo nuevo, como se apasiono Valencia Cano.

Esta indignación y esta pasión por reconocerse parte de un universo interrelacionado y complementario genera alternativas sociales, políticas y culturales que abrigan la esperanza contra toda desesperanza. Experiencias que como Gerardo sintió, hoy miles de personas y organizaciones en el mundo entero se manifiestan para decir que :

“LA DIGNIDAD EXIGE QUE SEAMOS NOSOTROS MISMOS, MAS LA DIGNIDAD NO ES SOLAMENTE QUE SEAMOS NOSOTROS MISMOS. PARA QUE HAYA DIGNIDAD, ES NECESARIO EL OTRO, Y EL OTRO SOLO ES OTRO EN RELACIÓN CON NOSOTROS. UNA MIRADA PARA NOSOTROS MISMOS QUE TAMBIEN SE DIRIGE A OTRO, MIRÁNDOSE Y MIRÁNDONOS ’’.

La dignidad es entonces reconocimiento y respeto. Reconocimiento de lo que somos y respeto a esto que somos. También, reconocimiento de lo que es el otro y respeto a lo que él es. La dignidad, entonces, es puente y mirada y reconocimiento y respeto. Entonces, la dignidad es hoy y mañana. Mas el mañana no puede ser sino es para todos, para lo que somos nosotros y para lo que son los otros. La dignidad es una casa que nos incluye e incluye al otro. Por eso desde esta cultura Mafa, en el extremo norte del Cameroun, y releyendo a Gerardo en esta cultura decimos : Un mundo que tenga lugar para otros mundos, la dignidad entonces está por ser; dignidad es luchar por un mundo donde quepan otros mundos. Entonces , la dignidad que Jesús de Nazareth quizo esta por construir, es un camino a recorrer, la dignidad comienza hoy. Yo he venido para que tengan vida y vida con dignidad. Jn 10-10 .

Animo hermanos hoy más que nunca el pensamiento Gerardista tiene vigencia. Es la hora de construir las relaciones de fraternidad, de sororidad. Sigamos conociendo la realidad, no hundamos la cabeza en la alineación del consumo.

Rescatemos nuestros ancestros no los dejemos en el olvido, el mal de la modernidad es que nos obliga a olvidar nuestras raíces y nosotros no podemos caer en este juego del sistema neoliberal en que hoy vivimos, apostémole a seguir siendo tercos en valorar a nuestros ancestros.

Finalmente a llegado la hora de volver a caminar y a practicar la armonía del valor de nuestros ancestros. Ellos son nuestras raíces-troncos y nos instruyen con su palabra escrita y hablada, sobre el pasado, nos dan pistas para interpretar nuestra realidad actual, y nos guían en la construcción del Reino de Dios, del Buen vivir, del sumak kasay. Nuestros ancestros y nuestros ancianos son el valor de nuestro Imey, de nuestras comunidades, ellos nos ligan a nuestro pasado. Son nuestro ejemplo para actualizar nuestra identidad y proyectarnos al futuro. Que San Gerardo Valencia de los Andes nos ayude en este caminar.

Remitido al e-mail

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: