RVDA GLORIA NOHEMI ULLOA ALVARADO, CO-PRESIDENTA DEL CONSEJO MUNDIAL DE IGLESIAS-GINEBRA*


 logo-arcwp5

Olga Lucia Álvarez Benjumea ARCWP*

 

 

Con la Rvda. Gloria Nohemí Ulloa Alvarado, (Presbiteriana) hemos tenido la oportunidad de encontrarnos, (sábado 11/1/14)aprovechando la visita que hizo a sus familiares y amigos en Medellín, además de atender la invitación del Movimiento “Comunión sin Fronteras”, liderado por muchos/as hoy ubicados/as en la periferia, reunidos en la sede de Casa-Bíblica, en Laureles.

Ha sido un gusto tener entre nosotras/os y felicitar a la Rvda Gloria Nohemí, al ser elegida recientemente como Co-Presidenta para América Latina y el Caribe, en el CMI, escuchar sus sentimientos  y compromiso en favor de la Justicia e Igualdad inclusiva en la vivencia del Evangelio al servicio de la Iglesia Universal, desde un ecumenismo que basa sus principios en el Evangelio.

Rvda. Gloria Nohemi Ulloa  Alvarado (derecha) Co-Presidenta CMI

Rvda. Gloria Nohemi Ulloa Alvarado (derecha) Co-Presidenta CMI

Encontrarnos con ella y escucharla es sentir que no estamos solos/as en la construcción del Reino de las/os hijas e hijos de Dios, entre indígenas, afros,

marginados/as, desplazadas/os, ancianas/os,  mujeres, niñas/os,  LGTB y toda persona rechazada por la sociedad o sus creencias religiosas.

Gracias, Rvda. Gloria Nohemí, es una suerte para la Iglesia Universal, contar con una mujer como Usted representando a mujeres y hombres atropellados por la injusticia. Es sobre personas como Usted que se posa el Espíritu de la Ruah según el profeta Isaías 6l:1-9; para llevar la Buena Nueva a los pobres, Lucas 4:18.

*Sobre el CMI

El Consejo Mundial de Iglesias promueve la unidad cristiana en la fe, el testimonio y el servicio en pro de un mundo justo y pacífico. El CMI, una comunidad de iglesias fundada en 1948, contaba al final del año 2012 con 345 iglesias miembros que representan a más de 500 millones de cristianos de tradiciones protestantes, ortodoxas y anglicanas entre otras en más de 110 países. El CMI trabaja también en cooperación con la Iglesia Católica Romana. Su secretario general es el pastor Dr. Olav Fykse Tveit, de la Iglesia (Luterana) de Noruega.

*Asociación Católica Romana Mujeres Presbiteras.

A esa locura que llamamos “seguimiento” en el evangelio según Juan (Cap. 6)


10/01/2014, Alexander Cabezas

BibliaÉticaOpinión

Jesús se caracterizó por su dureza al tratar con el liderazgo religioso de su tiempo. En cambio, con sus seguidores y con el pueblo fue un pastor compasivo y tierno. Aunque hubo ocasiones en las que también fue enérgico, sobre todo con aquellos que actuaban al calor de las emociones. Por ejemplo, ante el milagro de la multiplicación de los panes y los peces, sus seguidores reaccionaron de forma sensacionalista con el deseo de entronizarlo. El Señor les iba a mostrar qué clase de reinado buscaba establecer, más allá de las  pretensiones asistencialistas y políticas que demandaban esos seguidores.

En este contexto Jesús les increpa y los oyentes reaccionan a sus palabras: ¿Qué es lo que Dios quiere que hagamos? La dialéctica de Jesús es simple, sencilla y diáfana,  pero profunda, así como su respuesta: “…crean en mí, que soy a quien él (Padre) envió.” Esta era una invitación abierta al Reino, la oportunidad de saciar en Jesús el hambre espiritual y heredar las promesas del Reino prometido por siglos.

Sin embargo, los judíos tropezaron. Su escepticismo fue mayor que su fe. ¿Acaso no era una blasfemia para la enseñanza y la teología tradicional atribuirse cualidades divinas? ¿No era Jesús tan solo el hijo de José el carpintero y de María? ¿Cómo se atrevía a decir que era “el pan que descendió del cielo”, entre otras afirmaciones?  Quizás por ello respondieron: “Dura es esta declaración; ¿quién puede escucharla?”

Pero, más duros fueron sus corazones cubiertos de arrogancia y necedad. Ellos no lograron comprender que aquél que hablaba era el Cristo, el Mesías esperado  por todos los tiempos, el “verdadero pan que descendió del cielo”. Y aquellos que pocas horas antes querían proclamarle rey, “volvieron atrás” y “ya no andaban con él”.

¿A Jesús le causó consternación esta actitud de abandono? ¿Era acaso el fin de su ministerio?  Todo lo contrario, y para no dejar dudas se dirige a los suyos,  los más cercanos, sus discípulos, y les hace una pregunta: “¿También ustedes quieren irse?”

Ante el silencio de los otros evangelios y a falta de más información por parte del apóstol Juan, autor del texto, no es fácil conocer el tono y las emociones con las que Jesús se expresó. ¿Eran reflexivas o por el contrario, enérgicas? ¿Se sentía decepcionado, triste o iracundo? Lo cierto es que ninguna de esas cuestiones debilita la fuerza y la radicalidad de su pregunta. Aunque a pesar de todo, con Jesús siempre hay opciones: se le sigue o no se le sigue. La decisión es personal, eso sí, aunque los términos del seguimiento es él quien los define.

Pedro responde… Pedro es la viva voz de los que se quedaron al margen (el seguimiento no es solo una decisión individual, es un acto comunitario).  Pedro también es libre para escoger y a pesar de no comprender exactamente las exigencias,  o el precio del seguimiento – hasta más adelante- aun así escoge a Jesús. Elige lo que para él es su libertad: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.” Seguirle no significa ausencia de error, desánimo o falta de fe.  La invitación es asumir un compromiso y, en ocasiones, caminar sin saber si hay un suelo seguro que nos sostenga. Seguirle es más que el abrazo del dogma, la teología o la religión. Se abraza la vida que se va descubriendo en él, por él y para él. Seguirle es un acto de obediencia y esperanza, porque sin importar los momentos de escasez o de abundancia, de esperanza o desesperanza, las largas vigilias que empañan nuestra óptica de la vida, de las cosas y hasta del mismo Dios, estamos dispuestos a continuar en la espera de nuevas alboradas que traigan luz a nuestros horizontes.

Esto y más es más, es la locura del seguimiento, que solo y solamente se entiende  cuando somos confrontados por Cristo y nos pone, como a Pedro, en la encrucijada: “¿A quién iremos?”

La pregunta continúa abierta… ¿También nosotros queremos irnos?  ¿Qué define lo que buscamos en Jesús?  ¿Por qué y para qué le seguimos? Las interrogaciones no son sólo un ejercicio que apela a la retórica, son una llamada a examinar nuestras vidas y nuestras acciones, y a reflexionar en nuestro peregrinaje desde la cotidianidad de la vida en el seguimiento del Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Print Friendly

Alexander Cabezas

Alexander Cabezas Mora, costarricense. Consultor en temas de niñez e iglesia. Profesor de varios seminarios teológicos en Costa Rica. Tiene una maestría y una licenciatura en teología y un bachillerato enEducación Cristiana.

 

http://www.lupaprotestante.com/lp/blog/esa-locura-que-llamamos-seguimiento-en-juan-capitulo-6/

Ministerios heredados, padre a hijo: Iglesia, ¿un proyecto de herencia familiar?


10/01/2014, Edward Falto

Desde sus inicios la Iglesia ha tenido el privilegio de tener hombres y mujeres dedicados al servicio ministerial al frente de sus comunidades de fe.  No obstante, durante el periodo de la Iglesia Apostólica, se escogían líderes que cumplieran requisitos específicos (Hch. 1) y cuya selección se confiaba a la guía del Espíritu Santo a través de la oración. Si estudiamos a fondo el libro de Hechos veremos que esta actitud se repite en varias ocasiones, lo cual, nos da a entender que este comportamiento de los apóstoles y de sus discípulos llegó a establecerse como una norma por la cual se conducirían los creyentes a la hora de elegir a las personas que ocuparían puestos de autoridad.

Para estos primeros cristianos era vital que el Espíritu Santo les guiara en dicha selección, ya que con esto se evitarían errores en el nombramiento de personas que no fueran espiritualmente capaces y que asumirían responsabilidades determinantes para la iglesia naciente. La idea de que sea Dios el que guíe la elección de personas para ejercer autoridad es muy antigua. Dios se encargó de intervenir en la selección de las personas que guiarían a su pueblo a través de toda la historia.  Simplemente, y como dato histórico, es el rey David el que rompe con este patrón, ya que no se registra ninguna intervención divina previa por parte del profeta cuando éste seleccionó a Salomón como rey (1R:1-2), con lo cual instituye la monarquía en el pueblo de Israel. En otras palabras, se trata de gobiernos heredados por relación familiar.

Después de esta breve introducción, resulta interesante considerar que la historia nos enseña la gran importancia que los protagonistas bíblicos otorgaban a la participación de Dios en el proceso de selección de los líderes de su pueblo.

En la actualidad esa herencia forma parte de muchas organizaciones cristianas. Por ejemplo, podemos ver la selección de un Papa, en la que se organiza un conclave y en la que, en oración, deciden qué persona es la más adecuada. Por otro lado, vemos iglesias protestantes que hacen una selección de candidatos y, después de la oración, por votación congregacional, escogen un nuevo pastor; y lo mismo en organizaciones conciliares que, de forma práctica, siguen el mismo patrón en la selección de sus ejecutivos.

No obstante, este comportamiento no es compartido por un gran número de iglesias que han proliferado de forma exponencial en las últimas décadas. Se trata de las llamadas organizaciones independientes. Dichas organizaciones confrontan problemas en sus cambios generacionales.  Muchos pastores que fundan iglesias o grandes ministerios no preparan adecuadamente a futuros prospectos para que puedan asumir las riendas de la iglesia que pastorean y provocan una crisis en el incierto futuro de la organización.

Más aún, surge una pregunta preocupante: ¿Qué persona es la más apropiada para administrar los bienes que se han logrado a través del tiempo en el ministerio? Con esta gran pregunta comienzan los males. Ante la salida del pastor de turno existe la tendencia a que su hijo/a o un familiar cercano tome las riendas del ministerio, creando así una nueva modalidad de selección de líderes a la que llamaré “ministerios heredados”. Sin embargo,  esto no sólo es un problema en las iglesias y movimientos independientes, sino que ha empezado a verse en iglesias que pertenecen a organizaciones históricas y conciliares debidamente establecidas. En realidad, no es mi intención atacar la integridad de las personas que reciben ministerios de esta forma, personas que posiblemente aman realmente a Dios y le sirven de corazón, más bien se trata de la forma en la que llegaron a esa posición lo que merece un análisis adecuado. Cuando se transfiere un ministerio a hijos o parientes son más las especulaciones que se producen que las certezas que se pueden tener de un ministerio fidedigno, entre las cuales están las siguientes:

  • ¿Qué se quiere proteger, el patrimonio familiar, la visión ministerial?
  • ¿De quién es realmente el ministerio?
  • ¿Es una selección apropiada del Espíritu Santo por medio de la comunidad de fe?
  • ¿Hay intereses económicos?
  • ¿Se irá el pastor saliente a otra congregación? ¿Existe algún conflicto de intereses si algunos familiares administran la iglesia?

Esta modalidad es peligrosa para cualquier congregación u organización religiosa, ya que existen factores no necesariamente espirituales que dominan este asunto. Quizás el primero y más peligroso es que se pierde por completo la dirección del Espíritu Santo en la selección del ministro o líder entrante, desplazando con nuestras actitudes una intervención adecuada de Dios en el tema; en segundo lugar, si lo que se quiere proteger es el esfuerzo de muchos años de ese pastor y  la actitud es que “no cualquiera” puede seguir la obra, es un error en la perspectiva de a quien le pertenece el ministerio; tercero, la iglesia como comunidad de fe no puede opinar, se ignora al consejo de ancianos, diáconos y personas que con gran sabiduría podrían hacer sus aportaciones para un desarrollo más apropiado de la iglesia. Cuando la iglesia se convierte en una empresa familiar siempre se verá amenazada por conflictos de intereses. Por ejemplo, este nuevo pastor le debe a su padre el ministerio en ese lugar,  no a la congregación o a una junta consultiva que en oración y armonía con la comunidad de fe lo eligieron; cuarto, eventualmente la iglesia se convertirá en un culto al hombre, ya que se tratará de perpetuar la “visión” de su papá, sin olvidar que su ministerio vivirá  bajo su sombra. Además, si el pastor saliente (su padre) no sale de la congregación, el nuevo pastor (hijo/a) se verá envuelto en conflictos siempre,  y en el peor de los casos tratando de proteger lo heredado por encima de lo que debe ser apropiado para la congregación.

La Iglesia jamás fue diseñada para que fuera una empresa familiar, fue creada para que sirviera de aliento y recursos a las familias que componen la comunidad de fe.

El análisis será más duro si incluimos el elemento económico. Cuando se crean ministerios que tienen que ver con mucho dinero y con muchos años de esfuerzo, si no se mantiene una perspectiva real de quien es el dueño del ministerio, estas familias pastorales acaban adueñándose de ellos, y bajo ningún concepto permitirán que alguien ajeno se inmiscuya o arruine sus años de esfuerzo y representatividad. Por tanto, se debe tener una profundidad espiritual adecuada para entender que el ministerio sólo pertenece a Dios, que es quien lo da y quien eventualmente se encargará de que siga adelante. Cuando un término posesivo es acuñado en nuestro vocabulario pastoral, nos enfrentamos con un gran problema, ya que la agenda que se nos encargó no es propiedad nuestra, es temporal y guiada por el Espíritu Santo. Además, el problema es aún mayor en movimientos de índole carismático, puesto que se pretende, por medio de misticismos, validar la selección hecha como si fuera de Dios,  cuando realmente no lo es.

Posiblemente no exista una normativa de cómo elegir un candidato a pastor o ministro de una congregación en el Nuevo Testamento, pero sí existe un patrón de comportamiento histórico de la iglesia para hacerlo. En este patrón hay varios factores que son vitales: la oración, el consejo, la participación de otros y la eventual guía del Espíritu en el proceso. Un ministerio que tiene sus fundamentos de fe y su visión espiritual bien cimentada, entiende que éste no es una propiedad,  sino una empresa del Señor dirigida por su Espíritu y que no confrontará problemas para conseguir un buen hombre o mujer de Dios que pueda realizar la tarea ministerial en el lugar al que es llamado.

Print Friendly

Edward Falto

Pastor y profesor universitario, posee un grado de Bachiller en Administración Comercial de la UCPR (Universidad Católica de Puerto Rico), Ex-profesor y Graduado del Colegio Teológico del Caribe AD. Estudios Graduados en Artes de Filosofía, concentración en Estudios Teológicos de la Universidad Central de Bayamón en Puerto Rico. Ministro protestante durante mas 20 años.

 

 

http://www.lupaprotestante.com/lp/blog/ministerios-heredados-padre-hijo-iglesia-un-proyecto-de-herencia-familiar/

No somos “ese” cristo


13/01/2014, Nicolás Panotto

“Debemos ser como Cristo”, se nos dice. ¿Pero de cuál “cristo”? ¿Somos conscientes de las relatividades, opiniones, sensibilidades, miedos, hasta patologías, atrocidades y maldades que se entrecruzan en nuestros discursos al momento de nominar “ese” cristo que enarbolamos como símbolo?
¿Qué sucede en nosotros/as cuando nos vinculamos con “ese” cristo que –como decimos- carga sobre sus espaldas las culpas del mundo? (Culpa: palabra compleja, si la hay. ¿Culpa de quién? ¿De qué? ¿Quién lo dice? ¿Desde cuándo?) ¿No se proyecta acaso un martirio heroico que más que traer salvación, nos lleva a la perdición –a veces a escapar- del ser y del sentir, en pos de cumplir con el sacrificio que solicita el “Padre” (que puede ser cualquiera –una institución, una persona, un discurso, una tradición- que sepa escenificar su rigor para imponer lo que desea)?
¿Tenemos que ser como “ese” sufrido chivo emisario que se entrega por completo, enmudecido y desolado, para que el otro/a no sufra las consecuencias de sus propias acciones?
¿Nos apoyamos en el Cristo que transita en el reconocimiento de su inherente debilidad en las heridas del cuerpo, o queremos ser “ese” falso cristo Pantokrator (con esa hipócrita Mayúscula) que se posiciona como Súper Hombre por sobre todo poder cruel del mundo? (¿Asumiendo así un mayor sadismo…?)
No seamos “ese” cristo. No somos Súper Humanos que vemos la vida más allá de la muerte, sino que vivimos plenamente, construyendo variadas y coloridas experiencias y transitares, desde la frontera de la debilidad, de la vacuidad que nos amenaza, desde el límite de la existencia, desde la duda constante que nos desafía.
No perdamos nuestra condición más simple y suprema, nuestro sentido de humanidad y corporalidad más básicos, por creernos salvadores de una realidad que no podemos controlar como un juego de ajedrez (¿o acaso somos Dios…? O mejor dicho, “ese” dios en quien a veces creemos, que puede hacer de la historia un escenario de marionetas).
No podemos apoyarnos en la psicótica figura de “ese” cristo que se olvida de sus más profundos sufrimientos y escándalos en pos de una obediencia ciega que hace perder su sentido vital más real: la realidad del límite, de lo inesperado, hasta de lo no deseado (“… si quieres, pasa de mí esta copa…”)
Sí, seamos como Cristo: el “Cristo verdadero” (ergo, un Cristo que nunca conoceremos como tal, que sólo será un horizonte, una “ilusión”, en el sentido más concreto, corporal y estético del término) Pero no como “ese” cristo que niega el inevitable “entrecomillado” de su fugaz y relativa construcción, para esconderse bajo la Mayúscula del falso poder absoluto y disfrazarse de la supuesta objetividad del enunciado que niega su pasajera condición, en “ese” preciso momento: nuestras historias, experiencias, debilidades, deseos y contingencias.
Print Friendly

Nicolás Panotto

Licenciado en Teología por el IU ISEDET, Buenos Aires. Doctorando en Ciencias Sociales y Maestrando en Antropología Social por FLACSO Argentina. Miembro de la Fraternidad Teológica Latinoamericana. Director general del Grupo de Estudios Multidisciplinarios sobre Religión e Incidencia Pública (GEMRIP – http://www.gemrip.com.ar)

 

http://www.lupaprotestante.com/lp/blog/somos-ese-cristo/

Diez recomendaciones para 2014


César Vidal Manzanares

Diez recomendaciones para 2014
En esta época de maldad, lo que debemos hacer es juzgar menos y ayudar más.

13 DE ENERO DE 2014

1. Recordemos que ha habido épocas peores.Algunos hasta las hemos vivido. Si vuelvo la vista atrás no puedo decir que en los años sesenta o setenta hubiera nada mejor que lo que ahora vivimos. Ni en sanidad, ni en acceso a la educación, ni en bienestar, ni en consumo, ni en cobertura social, ni en pensiones, ni en ayuda a los desempleados, ni en comunicaciones,… ni en alimentación ni en nada.

Sí, es cierto que éramos más jóvenes, pero eso no lo puede solucionar ningún gobierno. Si de situaciones peores salimos – recuérdese lo que fue la mayor parte del siglo XX- saldremos también de ésta.

2. No esperemos que otros solucionen nuestros problemas. A lo largo de la Historia de España los problemas de los españoles nunca han sido solucionados por otras instancias por mucho que se autolegitimen o se den autobombo. A decir verdad, han contribuido no poco a sembrar la desgracia – cuando no a promover el derramamiento de sangre – y por ello lo más sensato es no esperar nada de ellas – desde luego, nada gratis – y mirarnos a nosotros mismos para intentar salir adelante.

En términos generales, hasta hace poco, cualquier tiempo pasado fue considerablemente peor. Si queremos solucionar algo, pongámonos a ello.

3. En época de indecencia, propongámonos ser más decentes que nunca. Bajo ningún concepto nos sumemos al desplome de la veracidad, al todo vale o al venderse al mejor postor. Frente a las carencias, lo que se necesita es suplirlas no aumentarlas.

4. No nos dejemos llevar por la amargura. El resentimiento o el rencor son cargas muy pesadas incluso en tiempos de bonanza. Pueden aplastar a cualquiera en épocas de dificultad. Deshagámonos de ellas si es que las sufrimos.

5. Estemos dispuestos a perdonar. Desde luego, ocasiones no van a faltar. Pero además el perdón es restaurador y nos libera. Incluso nos asemeja a Dios. Por añadidura, en esta época de maldad, lo que debemos hacer es juzgar menos y ayudar más.

6. Calibremos lo verdaderamente importante. Durante demasiado tiempo se ha vivido con la idea de que la vida merece la pena si se llena de cosas. Es comprensible teniendo en cuenta la escasez de siglos, pero va siendo hora de llenar lo que tenemos – mucho o poco – de vida.

Recuperemos el tiempo con nuestra familia o los amigos y no dejemos que otros nos dicten lo que hemos de hacer con nuestras existencias apelando a la dictadura de lo políticamente correcto o cualquier otro dogmatismo. Si destruye su matrimonio o su vida familiar o su amistad con alguien querido nadie de los que tanto gustan de modelar la sociedad vendrá a echarle una mano.

7. No nos dejemos engañar por demagogos ni salvadores. Si fuera tan fácil arreglar el mundo, ya lo habrían hecho con sus fórmulas mágicas y, de momento, está por ver. En realidad, la mayoría sólo intenta sacar beneficio del río revuelto. En lo que dependa de nosotros, no lo consintamos.

8. Trabajemos con dignidad y orgullo. No permitamos que el desánimo se apodere de nosotros. Estamos trabajando por nosotros y por los nuestros. Por eso vamos a hacerlo bien. No, mejor aún, lo vamos a hacer de manera excelente.

9. No perdamos la esperanza. No es cuestión de engañarse creyendo mensajes interesados, pero tampoco podemos olvidar que sólo podemos cosechar aquello que previamente hemos sembrado.

Plantemos las semillas de la esperanza, con paciencia y con los ojos puestos en el futuro y eso será lo que segaremos; y por último:

10. Dirijámonos a Dios con confianza. Tanto para pedirle ayuda en nuestras dificultades como para darle las gracias por lo que nos otorga. Me consta que algunos de los que leen los posts de este muro son agnósticos o incluso ateos. No importa. Si no creen en Dios, Dios sigue creyendo en ellos y está dispuesto a escucharlos. Si hacen la prueba, no se arrepentirán.

Y ahora sí: feliz 2014. God bless ya!!! ¡¡¡Que Dios les bendiga!!!

Autores: César Vidal Manzanares

©Protestante Digital 2014

Creative Commons

UMTV: Iglesia en un restaurante


LANSING, Michigan (UMNS) – Con los horarios de trabajo, partidos de fútbol, ​​y los compromisos familiares, el domingo por la mañana ya no está siempre reservado para la iglesia. Un servicio de adoración en un restaurante de Michigan ofrece un tiempo y lugar diferentes, y atrae a muchos de los que están en busca de una experiencia más informal que las ofertas tradicionales de la iglesia.

Ver video

http://www.umc.org/site/apps/nlnet/content3.aspx?c=lwL4KnN1LtH&b=2022489&ct=12692619&notoc=1#.UtRbhvTuJMR

Papa Francisco critica el aborto como parte de la “cultura del descarte”


El líder de la Iglesia Católica dio sus más duras palabras sobre el polémico tema este lunes.
(UPI/Stefano Spaziani)
Publicado: ene. 13, 2014 at 1:05 PM
actualizado ene. 13, 2014 at 1:08 PM

José De Bastos

(UPI) — El Papa Francisco recibió este lunes en El Vaticano al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede y dio un discurso sobre lo ocurrido en 2013 y resaltó distintos puntos de relevancia para la Iglesia como la familia, la pobreza y el aborto.

En cuanto a este punto el Papa, nacido en Argentina, criticó lo que llamó una “cultura del descarte”presente en la sociedad, que relacionó con la pobreza, la falta de alimentos, el aborto, y los niños usados en guerra.

 

“No nos pueden dejar indiferentes los rostros de cuantos sufren el hambre, sobre todo los niños, si pensamos a la cantidad de alimento que se desperdicia cada día en muchas partes del mundo, inmersas en la que he definido en varias ocasiones como la ‘cultura del descarte’. Por desgracia, objeto de descarte no es sólo el alimento o los bienes superfluos, sino con frecuencia los mismos seres humanos, que vienen descartados como si fueran cosas no necesarias. (…) Suscita horror sólo el pensar en los niños que no podrán ver nunca la luz, víctimas del aborto, o en los que son utilizados como soldados, violentados o asesinados en los conflictos armados”.

 

El Papa Francisco también lamentó la “indiferencia generalizada” que existe entre la población ante desgracias y tragedias en el mundo. El jerarca de la Iglesia católica también dijo que espera que este año se resuelva el conflicto en Siria, y lamentó los conflictos religiosos que vienen aumentando en Líbano. Pidió no ser insensibles con el “drama de las multitudes obligadas a huir” en África, pero también en América Latina hacia Estados Unidos y Europa.

 

http://espanol.upi.com/Politica/2014/01/13/Papa-Francisco-critica-el-aborto-como-parte-de-la-cultura-del-descarte/2741389629121/

Demandan mujeres sirias su inclusión en el proceso de paz


POR: NOTIMEX/GINEBRA
  

Mujeres sirias de diversas posturas políticas y regiones demandaron a la ONU y a las partes involucradas en el conflicto ser incluidas en la conferencia de paz del 22 de enero en la ciudad suiza de Montreux, así como en conversaciones posteriores.

 

De cara a Ginebra 2, en rueda de prensa presidida por la titular de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, las representantes sirias Sabah Alhallak, Ratif Jouejati, Kefah Ali Deeb, y Delsha Ayo, urgieron a las partes incluir su postura y sus demandas en la mesa de negociación.

Después de dos días de diálogo auspiciado por ONU Mujeres y el gobierno de los Países Bajos, alrededor de medio centenar de mujeres sirias unificaron sus posturas y adoptaron un documento con un fuerte llamado para respetar su derecho de participar en la vida política y social de su país.

El documento suscrito por mujeres “de diversos contextos y perspectivas” subraya que “no podemos quedarnos calladas” ante el sufrimiento del pueblo sirio, ante la muerte, destrucción, inanición, desplazamiento de miles de familias, ni al terror, detenciones arbitrarias, ni a la propagación de enfermedades, especialmente entre los niños.

“Es nuestro derecho concebir una Siria civil, democrática, plural y como un estado unido”, subrayó la declaración.

Defendieron su derecho a “participar de manera activa en todos los equipos negociadores y en los comités durante y después de Ginebra 2”.

Y si falla Ginebra 2 “seguiremos presionando para lograr la paz”, subrayó Ali Deeb.

Según la declaración, la mujer debe participar en la revisión de la constitución y de las leyes con el fin de evitar y penalizar cualquier forma de discriminación o violencia contra la mujer .

Entre las demandas del grupo de mujeres presente en la ONU se encuentra adoptar el documento de Ginebra 1 que incluye un alto al fuego, liberar a detenidos, asegurar acceso a la prensa a todo el país y a las zonas de conflicto, respetar el derecho a manifestarse pacíficamente.

“A estos puntos queremos agregar que se libere a las mujeres secuestradas por varios grupos armados y que se expulse del país a todos los combatientes que no son sirios”, precisó el grupo de mujeres sirias.

Demandaron levantar el estado de sitio que padecen civiles en diversas zonas del país y permitir la entrada de ayuda humanitaria con la supervisión de una comisión internacional independiente.

Asimismo, llamaron a que se implementen “medidas concretas” para poner fin a la violencia de género y asegurar la protección de las mujeres y niñas contra explotación sexual, matrimonio precoz, tráfico y violación sexual.

Según relataron muchas mujeres han sido detenidas y secuestradas para evitar su participación en esta conferencia en Ginebra y muchas de las asistentes enfrentan serias amenazas de muerte, de ahí la decisión de mantener las conversaciones a puerta cerrada, no haber revelado el lugar de las reuniones ni los nombres de todas las participantes.

También, la declaración urge para que sean llevados ante la justicia aquellos responsables de crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Además, el texto subraya que “rechazarán cualquier solución política que esté basada en la etnia, en la religión o en el poder militar”.

Finalmente, las ponentes abordaron la terrible situación humanitaria en la que viven los sirios, en especial en zonas sitiadas y urgieron a las partes a resolver esta situación y permitir la entrada de asistencia y medicamentos para los niños que están a punto de morir de inanición.

“Los niños comen hojas de los árboles y esto no es una exageración”, alertó Jouejati.

 

 

http://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/486060.demandan-mujeres-sirias-su-inclusion-en-el-proceso-de-paz.html

Apoyo de un cura argentino a familias gais genera debate en seno de Iglesia


 

Meses antes del sínodo extraordinario sobre la familia convocado por el papa Francisco en su tierra natal, Argentina, el respaldo de un cura a los hogares homoparentales en un programa de televisión ha generado debate en el seno de la Iglesia católica argentina.

Daniel Siñeriz, capellán en la ciudad argentina de Rosario, defendió hoy la “actitud de mucha apertura” demostrada por el padre Ignacio Peries al invitar a tres matrimonios homosexuales a un programa televisivo sobre familias.

“En el trato personal con personas que viven estas situaciones, siempre la comprensión va a ser lo primero y lo más importante y el acompañamiento. Nunca el juicio ni la condena”, opinó Siñeriz en declaraciones radiales sobre la postura que debería adoptar la Iglesia respecto a los enlaces de gays y lesbianas, amparados en Argentina desde 2010 por la Ley de matrimonio igualitario.

El cura rosarino Joaquín Núñez destacó que “la legislación igualitaria puso al mundo y a la Iglesia ante un desafío muy profundo” y señaló que “la Iglesia no debe ni puede ningunear a nadie”.

Las declaraciones de estos sacerdotes contrastan con la dura denuncia de la alta jerarquía eclesiástica de Rosario, que acusó al padre Peries de “desorientar a los fieles”.

“El contenido del programa de referencia, dedicado a formas de familia, que es de la autoría del mencionado sacerdote, no cuenta con el aval del secretariado arquidiocesano de la Familia ni de este Arzobispado”, dijo el obispo de Rosario, José Luis Mollaghan, a través de un comunicado difundido este domingo.

Los comentarios del padre Peries se “apartan de la enseñanza de la Iglesia y de la pastoral sobre la familia”, subrayó el obispo de esta ciudad, la tercera en importancia de Argentina, situada 300 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

La comunidad homosexual criticó hoy el comunicado de Mollaghan, que fue tildado como “un retroceso” por el presidente de la Federación argentina de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (Falgbt), Esteban Paulón.

Entrevistado por Efe, Paulón afirmó que la condena del obispo evidencia “las tensiones existentes en la Iglesia católica sobre cómo abordar a las familias homoparentales”.

Aún así, el presidente de la Falgbt afirmó que no ve voluntad de cambio en la cúpula eclesiástica y puso en duda que se marque una nueva posición en el sínodo convocado por el Papa para octubre sobre los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la evangelización.

Oscar Marvich, uno de los entrevistados en el programa “Huellas de Navidad” que se emitió el pasado 25 de diciembre, lamentó también la postura del Arzobispado y deseó que “la Iglesia haga una profunda revisión de su doctrina para acercarse a la realidad y la gente” en declaraciones al diario rosarino La Capital.

Los sacerdotes rosarinos, incluso los que respaldan al padre Peries, como Siñeriz, opinan que esa revisión está lejana y creen que el religioso pedirá disculpas públicas.

 

 

http://noticias.terra.com/america-latina/argentina/apoyo-de-un-cura-argentino-a-familias-gais-genera-debate-en-seno-de-iglesia,fc978a7cb5873410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html

GUATEMALA: Juzgados de femicidio se desbordan de casos


De un listado de 44 países, Guatemala ocupa el segundo lugar en femicidios. Los procesos recibidos por violencia contra la mujer son 21 mil 677, lo cual ha desbordado a los juzgados especializados en femicidio, al acumular tres mil 278 procesos del 2008 a septiembre último.

1 de 1

En estos días se trabaja a marchas forzadas para contar con nuevas salas de audiencia para ubicar a otros siete jueces. Los juicios están programados para finales de diciembre del 2014.

“La semana que viene comenzaremos a agendar los de enero de 2015”, dijo Angélica Gómez, secretaria del Tribunal Segundo de Violencia contra la Mujer, Femicidio, Explotación y Trata de Personas.

Al 31 de diciembre del 2012, a ese Tribunal se habían asignado 426 casos, y ya dictó 159 sentencias. Los jueces tienen aún 304 sin resolver para este año. La jueza Miriam Ruyán espera que con la redistribución, los nuevos compañeros absorban la mitad.

Cifras alarmantes

Las denuncias recibidas en el Ministerio Público por violencia contra la mujer sumaron en el 2013, en todo el país, 49 mil 879. De esa cantidad, 14 mil 84 ingresaron en la Fiscalía de la Mujer, en el área metropolitana.

¿Quiénes son las víctimas, más allá de las cifras? En el 2012, las más vulnerables fueron mujeres de entre 21 y 30 años, para una tasa de 13 por cada cien mil, según el Segundo Informe de Juzgados y Tribunales Penales de Delitos de Femicidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer, emitido en el 2013.

Un análisis de 39 sentencias determinó que el 49 por ciento de los responsables de femicidios y de femicidios en grado de tentativa tienen entre 18 y 30 años.

El 37 por ciento de ellos usó arma blanca, y 25 por ciento, arma de fuego. Los victimarios eligieron atacar entre las 14 y 20 horas. El 62 por ciento eran novios, convivientes o esposos.

En los casos por juzgar domina el número de hombres que propinaron palizas a esposas o hijos; algunos hasta dejarlos inconscientes.

Otros archivos cuentan historias de abusadores de niñas como el maestro de piano que intentó abusar de su alumna de 9 años mientras le daba clases.

También figura la de un vecino que podaba el jardín y le pidió a una pequeña de 10 años que le alcanzara una caja de herramientas. Ella, inocentemente, entró al baúl del carro y fue abusada. Este y el maestro de piano están libres con medida sustitutiva.

Monitoreo

Respuesta de la Corte

La promoción acerca de la Ley contra el Femicidio ha causado efecto, opina Myrna Ponce, directora de la Unidad de Seguimiento a los Órganos Especializados.

“Como un examen crítico no medimos el impacto de esa promoción. Con la instalación del Juzgado C  y el monitoreo disminuirá esa presión”, agregó.

Defensoría pública

Debilidades de la ley

La  Ley contra el Femicidio no tiene  posibilidad de medidas sustitutivas. Según Blanca Stalling, directora del Instituto de Defensa Pública Penal, debiera  promoverse una revisión de la figura delictiva. La  competencia de esos juzgados debería ser mixta, para recibir  denuncias y resolver provisionalmente.

Justicia lenta

Algunos fiscales deben esperar, si bien les va, seis meses para que se les fije fecha de debate después de presentar la acusación. Otros corren con menos suerte y se prolonga.

Triple crimen

Sin fecha para debate

Lesly Rosario López, quien estaba embarazada, fue asesinada junto  a sus hijas. La acusación se hizo  en noviembre.

Bioquímica

Apelación sin ser resuelta  en la CC

La defensa de los presuntos víctimarios de Nancy Cruz presentó un amparo. El caso está estancado desde hace un año.

POR CLAUDIA PALMA /

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: