Santidad, integridad y depresión


Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) – Lunes 03 de Febrero del 2014

Las apariencias externas fácilmente nos pueden engañar, y a menudo lo hacen. Eso es verdad en todos los ámbitos de nuestra vida humana, y la religión no es una excepción.

Hace algún tiempo, viví en un seminario durante cerca de dos años con un joven seminarista que, por todas las apariencias externas, parecía ser el candidato ideal para el sacerdocio y el ministerio. Inteligente, responsable, piadoso, fuertemente entregado a sus estudios y con una profunda preocupación por los pobres, parecía estar de vuelta de los más mundanos y seculares intereses de sus compañeros. No tenía interés por la cerveza,  discutir de fútbol, chismorrear, entablar pequeñas conversaciones o emplear el tiempo con los otros seminaristas. Mientras todo esto se daba, él solía encontrarse en la capilla, en la biblioteca o en su pupitre, ocupado en cosas más serias. Además, siempre era cortés y educado hasta el exceso, sin palabras ásperas, lenguaje vulgar o chistes groseros que salieran de su boca. Todo lo que hacía era bueno.

Pero ninguno de los que vivíamos con él lo confundíamos con un santo. Era un joven sincero, pero no particularmente feliz. ¿Por qué no?  Porque, mientras externamente hacía bien todas las cosas, lo que irradiaba de su persona era no vida sino depresión. Su entrada en un recinto tenía el efecto de agotar algo de la energía de aquel lugar. Hacía todas las cosas bien,  pero su energía no era buena. Los otros seminaristas, a pesar de todos sus mundanos intereses, eran acogedores y de suficiente buen corazón como para reconocer que necesitaba ayuda, y hacían de buen samaritano sentándose por turno a su lado en la mesa, con la confianza de animarle un poco. También el rector del seminario observó el problema y lo envió a un psicólogo, quien dijo al joven que estaba al borde de una depresión clínica y que sería bueno para él abandonar el seminario, al menos por cierto tiempo. El joven, en efecto, dejó el seminario, casualmente recobró su salud y hoy es un hombre que lleva una robusta energía a cualquier lugar.

Este no es un caso fuera de lo común. Una de las batallas que afrontamos constantemente con el discernimiento religioso es que resulta fácil equivocar depresión con santidad, sentimentalidad con piedad, rigidez con ortodoxia, cerrado sectarismo con lealtad, reprimida sexualidad con integridad y negación de la complejidad de uno con estabilidad. La depresión puede parecer santidad porque la persona dentro de su seguridad quiere aparecer libre de los normales impulsos que vienen de nuestras más terrenas pasiones. La sentimentalidad gravita invariablemente hacia la piedad y se reviste de devoción. La rigidez se cubre como super-celoso interés por la verdad y ortodoxia, de igual modo que un cerrado sectarismo se presenta siempre como feroz lealtad, y la reprimida sexualidad y la negación de la complejidad de uno -especialmente su complejidad sexual- se presenta como apariencia de integridad y estabilidad. Depresión, sentimentalidad, timidez, rigidez, sectarismo, represión y negación gustan de esconderse tras cosas nobles.

Digo esto en sintonía con los demás. Ninguno de nosotros está libre de estas luchas. Pero, con esas manifestaciones, no deberíamos estar engañados por falsa santidad. Depresión, sentimentalidad, timidez, cerrazón, rigidez y represión agotan la energía de un recinto. Verdadera santidad, piedad, ortodoxia, lealtad, integridad y estabilidad traen energía  y no hacen asimilarlas duramente ni sentirte culpable, porque tu propia sangre está llena de una energía más fuerte. La presencia de una verdadera santidad te pone libre y te permite sentirte bien sobre tu humanidad sin importar cómo está de roja tu sangre. La verdadera santidad atrae e irradia vida; no te pide inconscientemente representar al buen samaritano para dar ánimo.

Vemos esto, por ejemplo, en la Madre Teresa. Según sabemos ahora por sus diarios, pasó los últimos sesenta años de su vida en una profunda, penosa y dura noche del alma. Durante los últimos sesenta años de su vida, estuvo luchando interiormente por lograr consolación; y, en cambio, todo sobre ella irradiaba lo contrario. Llenó un recinto con energía. Iluminó un recinto como una bombilla llena de corriente. No estaba precisamente haciendo todo lo bueno; estaba irradiando una energía que daba vida.

Y así es como, al fin, necesitamos discernir la genuina santidad, la genuina piedad, la genuina ortodoxia, la genuina lealtad y la genuina integridad, de sus falsas apariencias. La genuina santidad proporciona energía dentro de un recinto, la depresión la retira; la genuina piedad -como un bello icono- te atrae, la sentimentalidad te pone incómodo, queriendo proteger tus ojos; la genuina ortodoxia te hace querer abrazar el mundo entero, la rigidez te hace temeroso y mezquino; la genuina lealtad te tiene abogando por aquellos a quienes amas, el estrecho sectarismo te hace fanático; la genuina integridad ya ha afrontado el oscuro caos de tu humana y sexual complejidad, la represión y la negación te hace confundirte ante esos oscuros rincones.

Hay un doble desafío en esto. Primero, como esto atañe a nuestras propias vidas, debemos ser más honrados y animosos para afrontar nuestro propio caos y reconocer nuestra perpetua propensión a disfrazar nuestras debilidades como virtudes. Segundo, necesitamos, como el poeta William Stafford señala, asegurar que no estamos siguiendo el hogar de una estrella equivocada.

 

 

http://www.ciudadredonda.org/articulo/santidad-integridad-y-depresion

La fe se transmite principalmente por los padres, revela una investigación


 

El profesor Bengtson, sostiene que las familias hacen un muy buen trabajo al transmitir la fe religiosa a sus hijos. Aún más interesante es que presenta sus conclusiones sobre por qué algunas personas mantienen la fe, mientras que otros la abandonan en la edad adulta.

 

Estados Unidos | Viernes 7 de Febrero, 2014 | Por Nínro Ruíz Peña | 

   

El profesor Vern L. Bengtson, de 72 años de edad, de la Universidad del Sur de California (USC), es hijo de un pastor evangélico. En 1963, después de cursar la universidad mantenida por su denominación, entró a la escuela de posgrado en la Universidad de Chicago. Por primera vez en su vida, dijo que convivió con un grupo grande de gente que no era evangélico.

Después de algún tiempo, decidió hacer de ellos el objeto de su investigación para completar el trabajo. En 1969, poco después de ser contratado por la USC, Bengtson comenzó un estudio con 350 familias a las que siguió regularmente hasta el 2008. En algunos casos, los entrevistados fueron de cuatro generaciones. En total, los entrevistados nacieron entre los años 1878 y 1989.

Este largo proyecto del profesor Bengtson produjo más de 200 artículos, muchos se enfocaron en los cambios de vida después del envejecimiento y el conflicto intergeneracional. Él se convirtió en un destacado experto en estos temas. Sólo que ahora, dijo que estaba dispuesto a publicar sus hallazgos sobre la transmisión de la religión, la pregunta que lo motivó desde el principio.

Sus conclusiones están en el libro “Families and Faith: How Religion Is Passed Down Across Generations” [Familias y fe: Cómo la religión se transmite de generación en generación]. Escrito con dos colegas, el profesor Bengtson, sostiene que las familias hacen un muy buen trabajo al transmitir la fe religiosa a sus hijos. Aún más interesante es que presenta sus conclusiones sobre por qué algunas personas mantienen la fe, mientras que otros la abandonan en la edad adulta.

Entre sus conclusiones Bengtson apunta a un patrón. “La manutención de las convicciones religiosas de los niños por parte de sus padres no disminuyó mucho en 35 años”. Los índices de “lealtad” a una denominación son bajos. Sin embargo, las generaciones más jóvenes son propensas a mantener las creencias fundamentales como el literalismo bíblico, la importancia de la asistencia a la iglesia, y, en algunos casos, el ateísmo paterno.

Los padres no sólo están tratando de transmitir a los niños una lista de creencias, explica. “La motivación es querer que sus hijos alcancen la paz, la alegría, la esperanza y la inspiración que un día ellos mismos encontraran”.

¿Por qué algunos niños siguen a los padres, espiritualmente hablando?, la investigación de Bengtson lo confirma ahora con algunas ideas con base científica ampliamente conocidas. Por ejemplo, los padres son el modelo de religiosidad: si se habla de la iglesia, pero los niños perciben la hipocresía. Los matrimonios “mixtos” no ayudan. Si no te casas con alguien de una fe diferente, difícilmente sus hijos compartirán su religión.

La principal conclusión del profesor es que los lazos familiares son cruciales. La “conexión emocional” está directamente relacionada con “la transmisión de las ideas religiosas”, escribe. Según su análisis, hay un aspecto “realmente muy interesante”.

“Una transmisión religiosa se vuelve fuerte cuando hay un fuerte vínculo con su padre y su madre que una relación solo con la madre”, afirma. Sin embargo, hay excepciones. La transmisión del judaísmo, por ejemplo, depende más de la relación con la madre que con el propio padre.

Sin embargo, en términos generales “un padre que afirma tener fe, incluso como si es uno de los pilares de la iglesia, si no lo demuestra en casa, es casi seguro que no quiere ver a sus hijos siguiendo su fe”. Bengtson también encontró que los abuelos tienen una fuerte influencia en el desarrollo religioso de los niños, y que pueden llenar los vacíos dejados por los padres.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de NY Times

 

http://www.noticiacristiana.com/ciencia_tecnologia/estudios/2014/02/la-fe-se-transmite-principalmente-por-los-padres-revela-una-investigacion.html

Un nuevo clima pastoral por Victor Codina S.J.


El rey está desnudo

En el  conocido cuento de Hans Christian Andersen sobre El traje nuevo del rey, el rey, creyendo estar vestido con un traje maravilloso elaborado por unos grandes sastres, salió a la calle desnudo, enseñando sus vergüenzas, pero nadie se atrevía a decir nada porque temían ofender al monarca y perder sus favores; a mitad del recorrido, un niño se atrevió a alzar la voz y gritó, ante el asombro de todos: ¡el rey va desnudo!El rey del cuento no representa a una persona sino a un sistema, sea político o  religioso. Pero hasta ahora los “niños” que decían que el rey caminaba desnudo, eran tenidos por imprudentes, utópicos e ingenuos.

Los que proclamaban que “otro mundo es posible” eran ridiculizados por los sensatos economistas y estadistas reunidos en Davos.

Cuando H. Küng escribía cartas a los obispos pidiendo reformas en la Iglesia o el jesuita egipcio H. Boulad se dirigía a Benedicto XVI con varias peticiones de cambio, cuando se hablaba del peligro de que la Iglesia se convirtiese en un gueto, o se detectaba un cisma silencioso de gente que abandonaba la Iglesia… los “sensatos” creíamos que exageraban.

Y resulta que ahora Francisco, el nuevo obispo de Roma, es el que, como el “niño” del cuento, dice que el sistema económico liberal, basado en la idolatría del dinero es injusto, pues  enriquece a unos pocos y convierte a una gran mayoría en masas sobrantes; que la actitud de los países ricos ante los emigrantes africanos y asiáticos, muchos de los cuales mueren en el intento de llegar a las costas europeas, es una vergüenza; que vivimos en la burbuja del consumo y con el corazón anestesiado ante el sufrimiento ajeno.

Francisco condena las armas químicas y ante los niños muertos en Siria lanza una campaña de oración y ayuno para evitar una nueva guerra; en Brasil les dice a los jóvenes que hagan lío y sean revolucionarios en busca de un mundo mejor y más justo; que el problema de la Iglesia es el desempleo de los jóvenes; que las confesiones religiosas del mundo deben aunarse para resolver el problema del hambre y de la falta de educación…Francisco se reconoce pecador y pide oraciones; recuerda que la Iglesia necesita una conversión y una continua reforma; que el ambiente cortesano es la lepra del Papado; que la curia es vaticano-céntrica y traslada su visión al mundo; que el clericalismo no es cristiano; que la Iglesia no puede ser restauracionista ni añorar el pasado; que los pastores han de oler a oveja y no convertirse en clérigos de despacho o coleccionistas de antigüedades, ni caer en el carrerismo; que los obispos no pueden estar siempre en los aeropuertos; que la confesión no puede ser una tortura sino un lugar de misericordia; que hay que evitar el centralismo y el autoritarismo en el gobierno de la Iglesia; que no hay que teorizar desde el laboratorio sino experimentar la realidad del pueblo; nos invita a no tener una visión monolítica, a respetar la diversidad, a no ser narcisistas, y a recordar que la Iglesia no es una ONG piadosa sino la casa de Dios que ha de desnudarse de todo lo mundano.

¿Quién hubiera esperado hace algún tiempo que el Papa fuese este “niño” que denuncia que el “rey” camina desnudo por la historia…?

Un Papa cristiano


El dibujante “El Roto”, que publica en el diario El País de España unas viñetas humorísticas, siempre críticas y muchas veces incluso ácidas, dibujó hace poco a un personaje vestido de rojo (¿cardenal? ¿obispo? ¿monseñor?) que exclamaba indignado: “¿Qué calamidad! Ha llegado  un Papa cristiano!”…

Dejando a un lado la ironía sarcástica del humorista, es muy cierto que lo que Francisco dice y hace no es otra cosa que traducir el evangelio al mundo de hoy: estar  más preocupado del hambre del mundo que de los problemas intraeclesiales, hacer que la Iglesia sea un signo del perdón y misericordia de Dios, una Iglesia pobre y de los pobres, ser como un hospital de campaña que sana heridas; que ha de salir a la calle, ir a las fronteras existenciales aun con peligro de accidentes; que respete a los laicos y la dignidad de las mujeres; que viva en una atmósfera de diálogo con todas las confesiones religiosas sin proselitismo, buscando ante todo el bien de la humanidad; que respete la conciencia de cada persona que es la que debe optar por el bien; que no se centre obsesivamente en temas morales como el aborto, el matrimonio de los homosexuales y el divorcio, sino que anuncie la buena noticia de la salvación en Cristo; que camine con otros en medio de las diferencias, en espíritu sinodal y fraterno; que reconozca que todos somos hijos e hijas del mismo Padre y hermanos y hermanas, una Iglesia con entrañas maternales de misericordia, que refleje la ternura de Dios y cuide de la creación… que no se grite ni aclame al Papa Francisco, sino a Jesús.
Al Papa no le tiembla el pulso, ha criticado públicamente a un monseñor implicado en tráfico de divisas, ha apartado de sus cargos a un obispo que ha construido un lujoso  palacio episcopal y a un nuncio acusado de pedofilia.
Se respira un aire nuevo, oxigenante, con olor a Evangelio. Esto que sorprende positivamente a creyentes y no creyentes, comienza a suscitar recelo y miedo en algunos sectores eclesiales que se escandalizan farisaicamente de muchas acciones y palabras del Papa. Algunos le llaman despectivamente “el argentinito” y piden que “lo iluminen o lo eliminen”…


Las florecillas del Papa Francisco

Lo más sorprendente es que el nuevo obispo de Roma ha causado un impacto por sus gestos y símbolos y por sus expresiones gráficas más que por largos discursos o encíclicas que muy pocos leen. Los semiólogos explican la importancia y el impacto de los símbolos para influir y cambiar la mentalidad del pueblo. Francisco ha optado por el método de Jesús que hablaba en parábolas y hacía signos del Reino: sanar enfermos, alimentar al pueblo hambriento, comer con pecadores, lavar los pies a sus discípulos…

La encíclica Lumen fidei, firmada por Francisco pero escrita mayormente por Benedicto XVI, ha tenido poca resonancia, pero en cambio el pueblo creyente y no creyente ha captado sus gestos: besar a un niño discapacitado, lavar los pies a una joven musulmana, comer en Asís con niños con síndrome de Down, lanzar al mar en Lampedusa una corona de flores amarillas y blancas en memoria de los emigrantes fallecidos, usar sus zapatos viejos de antes, no vivir en los Palacios Apostólicos, viajar por Roma en un sencillo y pequeño coche, contestar a las preguntas de un periodista no creyente, invitar a Santa Marta al rabino de Buenos Aires, regalar unos zapatitos al nieto de Cristina Fernández de Kirschner, recibir a Gustavo Gutiérrez, celebrar la eucaristía el día de San Ignacio en la Iglesia del Gesù y llevar un ramo de flores a la tumba del P. Pedro Arrupe, ex General de la Compañía de Jesús que había sido cuestionado y marginado por el Vaticano…

Las florecillas del Papa Francisco recuerdan las florecillas de San Francisco de Asís y las del Papa Juan XXIII. Se ha cambiado el clima eclesial. No sabemos si el Papa Francisco podrá llevar adelante la reforma de la curia y de la Iglesia, pero ha desbloqueado el ambiente, y el invierno eclesial parece ceder a unos sencillos y todavía tímidos brotes de primavera. ¿Volverá la primavera conciliar?


Un icono pastoral latinoamericano

Este Papa venido del Sur, de América Latina, aporta a toda la Iglesia un estilo nuevo pastoral que refleja el caminar de la Iglesia latinoamericana desde Medellín a Aparecida: la opción por los pobres, la denuncia de las estructuras injustas de pecado, el respeto a la fe y religiosidad del pueblo sencillo, la devoción mariana, la sencillez y cordialidad, el cuidado de la Madre tierra, la confianza en la misericordia de Dios que siempre está abierto al  perdón.

Detrás de sus gestos y palabras está su experiencia pastoral y teológica latinoamericana, argentina, sus contactos frecuentes con las villas de miseria y los curas villeros, su sentido de pueblo, ¿el influjo de la teología de Lucio Gera y de Juan Carlos Scannone…?

El programa pastoral del Papa es Aparecida, de cuya última redacción él fue el responsable: discípulos y misioneros de Jesucristo para que el pueblo tenga vida, conversión pastoral, Iglesia en estado de misión, Iglesia casa y comunidad, opción por la formación de laicos, ver en los pobres el rostro de Jesús, pues no se puede hablar de Cristo sin hablar de los pobres… Todo lo de oler a oveja, salir a la calle, ir a las fronteras… huele a América Latina y es un mensaje para todo el mundo, pero en especial para el Continente Americano. 
No en vano hemos de observar ese detalle significativo de que el Papa ha regalado el documento de Aparecida a varios líderes latinoamericanos.

Desde el Sur de la Iglesia sopla el Espíritu, desde los pobres, los marginados, las mujeres, los jóvenes, los indígenas, desde “el niño” que descubre que el “rey”, sea la sociedad o la Iglesia, está desnudo…

Nos toca ahora proteger la desnudez del “rey”, cubrir sus vergüenzas, instaurar entre todos un mundo más justo y fraterno, una Iglesia más sencilla y comunitaria, más nazarena, que huela a Jesús y a Evangelio.

¡Qué maravilla, tenemos un Papa realmente cristiano!

Acerca del autor

Víctor Codina es sacerdote jesuita y teólogo latinoamericano. Nacido en España, desde 1982 vive en Bolivia. Actualmente es profesor emérito de la Facultad de Teología  de la Universidad Católica Boliviana de Cochabamba, a la vez que mantiene contacto pastoral con comunidades de base y sectores populares.Sus últimos libros son No extingáis el Espíritu  (Sal terrae, Santander 2008), Una Iglesia Nazarena(Sal terrae, Santander 2010), Diario de un teólogo del posconcilio (San Pablo, Bogotá 2013) y Diosito nos acompaña siempre (Kipus, Cochabamba 2013).

Vidal pastoral
San Pablo

peregrinos-robertoyruth.blogspot.com/2014/01/un-nuevo-clima-pastoral-por-victor.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+blogspot%2FjCFHix+%28Peregrinos%29

El papa Francisco exhorta a ‘no excluir’ a los divorciados de la Iglesia


 

AP/Alessandra Tarantino
Papa Francisco

Francisco cree que se necesita “mejorar la preparación” de las parejas jóvenes que dan el paso hacia el matrimonio.

07/02/2014 – CIUDAD DEL VATICANO (EFE).- El papa Francisco exhortó este viernes a la Iglesia a “no excluir” a los cristianos separados o divorciados sino a brindarles apoyo para que, de ese modo, “no se sientan excluidos de la misericordia de Dios”.

En un discurso dirigido a obispos polacos que visitan hoy el Vaticano, Francisco pidió a los pastores de la Iglesia “interrogarse y preguntarse” cómo pueden ayudar a los católicos que han roto su matrimonio.

El papa argentino defendió la familia como “célula fundamental” de la sociedad, ya que es el lugar donde “se aprende a convivir en la diversidad y a pertenecer a los otros donde los padres transmiten la fe a sus hijos”.

Jorge Mario Bergoglio analizó la evolución del matrimonio y afirmó que “hoy es considerado como una forma de gratificación afectiva que puede hacerse de cualquier manera y cambiarse según la sensibilidad de cada uno”.

Para Francisco, “desgraciadamente esta visión también afecta a la mentalidad de los cristianos, facilitándoles la posibilidad de recurrir al divorcio o a la separación de hecho”.

El papa animó a los religiosos “a cuestionarse la forma de ayudar a los que viven en esta situación, para que no se sientan excluidos de la misericordia de Dios”.

Los divorciados deben sentir “la preocupación de la Iglesia por su salvación” y ésta debe sostenerles para que no abandonen la fe y eduquen a sus hijos “en la plenitud de la experiencia cristiana”.

Por otro lado, Francisco cree que se necesita “mejorar la preparación” de las parejas jóvenes que dan el paso hacia el matrimonio.

“Que puedan descubrir siempre más la belleza de esta unión que, bien fundada sobre el amor y la responsabilidad, está capacitada para superar las pruebas, las dificultades, el egoísmo con el perdón recíproco”, explicó.

La comunidad eclesiástica debe ser pues “lugar de escucha, de diálogo, de conforto y apoyo para los esposos, en su camino conyugal y en su misión educativa”, manifestó.

Precisamente la familia será el tema central del próximo Sínodo de los Obispos que se celebrará del 5 al 19 de octubre de este año.

 

 

http://www.prensa.com/uhora/mundo/papa-francisco-divorciados-iglesia-vaticano-religion-cristianos/272601

Víctima no responsabiliza al Vaticano


  • Associated Press

La irlandesa que inspiró la película “Philomena”, postulada para el Oscar, sobre una madre a la que le obligan a ceder a su hijo en adopción, dice que no culpa al Vaticano por su odisea pese a un informe condenatorio de las Naciones Unidas que responsabiliza a la Santa Sede por dicha práctica.

 

Philomena Lee habló el jueves brevemente con el papa Francisco después de la proyección de la película para el secretario personal del pontífice en el Vaticano.

Lee fue enviada a un taller católico en Irlanda después de quedar embarazada de adolescente en 1952. Dio a luz a un varón que fue enviado a Estados Unidos para su adopción cuando tenía tres años.

El miércoles, un comité de derechos humanos de la ONU responsabilizó esencialmente al Vaticano por las adopciones forzadas y le instó a investigar y a compensar a las víctimas.

Lee dijo que no culpaba al Vaticano y elogió su reunión con el papa.

 

 

http://noticias.terra.com.co/internacional/europa/victima-no-responsabiliza-al-vaticano,39a0c37340204410VgnCLD2000000dc6eb0aRCRD.html

Víctimas de abusos sexuales relatan su amarga odisea. LIKE?


Added by  on

Estos escándalos han contribuido a acentuar la crisis en la iglesia católica y victimas relatan la dura realidad que por años han ocultado.

http://tv.entuarea.com/victimas-de-abusos-sexuales-relatan-su-amarga-odisea/

 

“Ser sal, luz, ser bendecidos/as! Homilía Rev. Judy Lee Quinto Domingo del Tiempo Ordinario.


Imagen
Pastor Judy Beaumont trae a Eddie y Robert una tarta de cumpleaños  Betty mira durante nuestra Iglesia Martes
Ser sal, luz, ser bendecidos! Homilía del Rev. Judy para el Quinto Domingo Ordinario Time-2/9/14
Las lecturas de este domingo son algunos de mis favoritos, ya que establecen lo que la vida del seguidor de Cristo se verá así. En rica imaginería y la poesía de Jesús, usando las expresiones idiomáticas arameas de fácil comprensión en su tiempo, nos enseña cómo vivir. El Evangelio es parte del Sermón de la Montaña, registradas por el escritor de Mateo (Mateo 5: 13-16). Después de las Be-actitudes (Mateo 5:3-12), después de mostrar esas actitudes y acciones que enriquecerlas  con la alegría, la felicidad y la satisfacción profunda: la humildad, perdiendo todo y dependiendo sólo Dios (como los pobres en los bienes de este mundo debe), una sed de la justicia, la compasión y la paz, Jesús dice que los que seguimos sus enseñanzas, su luz, han de ser la sal y la luz del mundo. No hemos de perder nuestra sal y vamos a poner nuestras luces sobre el candelero, para que puedan ser vistos. Esta luz es reflejar  a Cristo no a nosotros mismos, para demostrar lo que significa ser como Cristo en un mundo que se está marchando a un drummer-o muchas diferentes diferentes bateristas. Para ser luz hemos de entender lo que Jesús enseñó y vivio aunque esto es mucho más fácil decirlo que hacerlo y para  hacer es la palabra operativa.
La sal es un conservante y un potenciador del sabor. En tiempos de Jesús era un producto caro, necesaria y preciosa. En ese momento, como en los tiempos modernos, la minería de la sal era un trabajo difícil, agotador y peligroso. Así que la sal tiene un precio y lo mismo ocurre ser salado. En nuestra lengua vernácula “salado” es para hablar y decir lo que hay que decir. Esto es a menudo profético así. Jesús nos pide que seamos audaces como mejoramos el mundo con significados de Dios, maneras y propósitos-para ser sal y luz para la gente. La Biblia tiene un mensaje encantadora interpretación de estos versículos (5:13-16):
“Déjame decirte por qué estás aquí. Estás aquí para ser el condimento de sal que pone de manifiesto los Dios-sabores de esta tierra …. Aquí hay otra manera de decirlo: Estás aquí para ser ligero, sacando los Dios-los colores del mundo. Dios no es un secreto para mantenerse. Vamos a hacer público  esto, tan público como una ciudad en una colina … ahora que te he puesto en cima de una colina, en una luz de pie-shine! Mantenga la casa abierta, ser generoso con sus vidas …. “(El Mensaje).
Y, ¿qué son exactamente los Dios-sabores y los Dios-colores? ¿Qué van a probar y ver si somos sal y luz? Jesús es claro en los Be-actitudes anteriores y en los Evangelios y el profeta Isaías es claro en la primera lectura (Is 58:7-10): la gente va a probar la compasión y que se haga justicia en la vivencia de colores vivos. Por tanto, no pasarán hambre ni física ni espiritualmente. Isaías dice: “Comparte tu pan con los hambrientos, y refugio a los pobres sin hogar; viste los que ves desnudo, y no te escondas de las necesidades de su propia carne y sangre. Entonces tu luz brillará como la aurora, y tu herida se curó rápidamente sobre …. Cuando partas tu pan con el hambriento y sacias al afligido, entonces la luz se elevará para usted en la oscuridad, y la oscuridad será como el mediodía para usted “.
Si amamos a nuestros vecinos (y sí, nuestros miembros de la familia difícil) como a nosotros mismos y el cuidado de los más necesitados, lo que sea esas necesidades / padecimientos se van-que luego se curan de nuestras propias heridas y encontrar la luz en la oscuridad que entra en nuestros propios mundos . Cuando somos sal y luz también nosotros somos todo y sanado. Wow!
Esto suena tan cierto. Ayer tuvimos nuestro ministerio el martes y una vez más mi corazón y espíritus fue aligerado por nuestra gente-más de una vez sin hogar, algunos todavía sin hogar, algunos rotos y sin embargo lleno de amor de Dios. Cuando estoy en mi menor y creo que no puedo dar un paso más y mucho menos atender a cualquier persona en necesidad: “el poder convincente del Espíritu” (. I Corintios 2:1-5) se hace cargo y que sean transportados juntos. Ayer cantamos que somos tierra santa y nos quedamos. Cantamos sobre la alegría y estábamos alegres. La alegría de María y Phyllis, Gary y Nate y Lauretta y los demás a medida que leen y se reflejan en las Escrituras para el día levantó todos nosotros. El tiempo de oración levantó las necesidades de los presentes y los que oraron por el corazón de Dios. El almuerzo caliente y delicioso proporcionado por Jack y Ellen fue muy apreciado. La ropa en nuestra tienda gratis fue un gran éxito, especialmente para las mujeres de ayer.Cuatro personas hablaron individualmente conmigo en longitud y dos lágrimas y risas se compartió. Y ya que celebramos los cumpleaños de Roger, Eddie y Robert fue verdaderamente un día feliz. Jesús estaba tan bien, vivir el Evangelio trae gran alegría y satisfacción: es tan simple y tan difícil como eso. La parte difícil es que hay tanta necesidad y me duele profundamente saber que hay tan escasos recursos para aquellos que necesitan un lugar donde reclinar la cabeza. El trabajo es lento y agotador: rellenar formularios interminables para los beneficios de Seguro Social por incapacidad y esperando, a veces años, con la gente de los ingresos y la vivienda puede romperte el corazón. Ayer, Kris finalmente tuvo una buena noticia. Llenó una solicitud de alojamiento para personas con discapacidad en 2010 y su nombre es, finalmente, cerca de la parte superior de la lista. En unos pocos meses  tendrá su propio lugar. Se rió y luego lloró de alegría y así lo hicimos. Pero 60 años Carrie sigue esperando vivir de la caridad de otros que son impacientes, y Jenny ha perdido su vivienda de nuevo como ella se fue sus medicinas y no pudo cuidar de su apartamento y pagar el alquiler. Darse de distancia puede ser interminable y difícil. Pero eso es también la fuente de mayor alegría.
Voy a terminar esta homilía con compartir una reflexión:
Uno de los lugares más bonitos que he visto es la Catedral de Sal en Bogotá, Colombia. Esta hermosa catedral subterránea y maravilla de la ingeniería fue iniciada por los mineros que trabajaban la mina de sal cerca de Zipaquirá, Cundinamarca. En las profundidades de la mina de sal que talladas en una capilla donde podían orar. En 1932 la construcción de una catedral subterránea estaba en marcha. En la década de 1950 un importante esfuerzo completó una catedral subterránea de tres pisos que representa la historia de Cristo en esculturas de sal (halita) que emergen de la oscuridad de la mina por la hermosa iluminación intensa. El nacimiento, la muerte y la resurrección de Cristo, incluyendo las estaciones de la cruz y otras escenas bíblicas son obras de arte. A pesar de que no está bajo la jurisdicción de un obispo y, por tanto, no es un oficial de la Iglesia Católica Romana más de 3.000 personas que adoran en él cada domingo. Pero lo que más me sorprendió no fue la belleza de todo esto-y era impresionante, pero una ventana donde podemos mirar y ver los cascos y las luces y los mensajes de fe de los mineros que murieron en esta mina. Era su propia vida que trajo la sal para la tierra y la belleza de esta montaña. De hecho eran las luces y la sal de la tierra. Y servir a los pobres de Dios que arriesgan sus vidas para hacer el trabajo que hay que hacer y sin embargo queda sin recompensa materialmente en esta 21 ª  siglo debe seguir siendo la esencia de los seguidores de Cristo la misión-sin embargo, promulgarla. Pero promulgarla debemos, para seguir a Cristo es que hacer y que ver en última instancia a ser, de ser sal y luz y ser bendecidos.
Rev. Dr. Judy Lee, ARCWP

Orden católica admite pedofilia de su fundador y pide perdón


La congregación Legionarios de Cristo -900 sacerdotes y 12 universidades en América- reconoció los “abusos de seminaristas” por parte de su fallecido guía Marcial Maciel.

Edición Impresa: viernes, 07 de febrero de 2014
La congregación ultraconservadora Legionarios de Cristo rompió ayer con su atroz pasado marcado por la pedofilia de su fundador, el mexicano Marcial Maciel, y sueña con renacer de la mano del papa Francisco empeñado en limpiar los escándalos de la Iglesia.

Con una petición colectiva de “perdón”, por “los comportamientos graves y objetivamente inmorales” cometidos por Maciel, pronunciada a través de un comunicado divulgado en Roma tras una serie de reuniones extraordinarias, el movimiento, presente en casi toda América Latina, intenta “iniciar una nueva etapa” después de estar al borde de la disolución por haber protagonizado uno de los mayores escándalos de la Iglesia.

“Queremos expresar nuestro hondo pesar por el abuso de seminaristas menores de edad, los actos inmorales con hombres y mujeres adultos, el uso arbitrario de su autoridad y de bienes, el consumo desmesurado de medicamentos adictivos y el haber presentado Maciel, como propios, escritos publicados por terceros”, sostiene la petición oficial de perdón, en la que expresa también su “solidaridad” con las víctimas.

El comunicado fue divulgado un día después de que el Comité para los derechos del Niño de las Naciones Unidas condenara al Vaticano por el encubrimiento por décadas de sacerdotes que abusaban de menores, -como ocurrió con Maciel-, siendo una de las condenas más duras que ha recibido la Iglesia Católica por parte de una entidad internacional.

La congregación conservadora, que inició a principios de enero en Roma una serie de reuniones extraordinarias para decidir su futuro, se convierte así en el emblema de la actitud de la Iglesia liderada por el argentino Francisco frente a la pederastia de los curas.

El pedido de perdón no sólo rompe con su fundador y líder carismático, fallecido a los 88 años en 2008, sino que también reconoce y condena la actitud de sus máximos responsables con las víctimas, por haberlas desoído, entre las mayores críticas hechas en el informe de la ONU.

“Reconocemos con tristeza la incapacidad inicial de creer los testimonios de las personas que habían sido víctimas de Maciel, el largo silencio institucional y, más adelante, los titubeos y errores de juicio a la hora de informar a los miembros de la congregación y a las demás personas. Pedimos perdón por estas deficiencias que han aumentado el dolor y desconcierto de muchos”, reconoce la Legión.

Unos 60 delegados asisten en Roma a la asamblea extraordinaria de la congregación, llamada Capítulo General Extraordinario, que eligió como nuevo director general al mexicano Eduardo Robles Gil, de 61 años, uno de los miembros de la comisión de acercamiento a las víctimas de Maciel.

La congregación conservadora, fundada en 1941, logró por décadas ocultar las denuncias contra Maciel y contó con la protección de altos jerarcas del Vaticano durante el pontificado de Juan Pablo II (1978-2005), quien consideraba a los legionarios un ejemplo de virtud católica.

La histórica declaración de perdón, que contiene diez puntos, rompe en forma clara y directa con Maciel, reconoce como “incomprensible incoherencia” que se haya presentado por décadas como sacerdote. Después de la muerte de Maciel y de que hubiera sido en 2006 relegado al silencio por orden de Benedicto XVI tras ser condenado por pedofilia, se descubrieron otros horrores cometidos por el fundador, entre ellos el haber abusado de los hijos que tuvo con dos mujeres, a las que engañaba diciendo que era soltero, así como su adicción a la morfina y sus negocios oscuros.

La congregación, presente en 22 países, cuenta con 900 sacerdotes, 945 seminaristas, unos 70.000 miembros laicos y gestiona 12 universidades.

Pederastia sacude a la Iglesia católica en Puebla: ahora golpea en Don Bosco


Viernes, 07 Febrero 2014 00:16

Henry David Betancourt Morales fue ingresado la madrugada de ayer al Cereso de San Miguel. La detención fue confirmada por fuentes de la PGR, quienes revelaron el delito por el que se le acusa, luego de las investigaciones que iniciaro

Read more: http://www.diariocambio.com.mx/2014/secciones/codigo-rojo/item/45913-detienen-a-padre-salesiano-por-pornografia-infantil#ixzz2sgBozCqk
Follow us: @Diario_Cambio on Twitter | diario.cambio1 on Facebook

La Iglesia y los abusos


PEDERASTIA

Viernes, 7 de febrero del 2014 Carles Gil (Barcelona)

 

Es denigrante ver cómo la Iglesia nos ha tenido engañados tantos años, y ha tapado tantos casos de pederastia en todo el mundo. Su política ha consistido en ocultar los hechos con traslados sin condenar a los infractores. Ahora creen que con indemnizaciones todo queda saldado. Es de esperar que con el Papa Francisco, salgan por fin a la luz estas infamias y que el peso de la ley caiga sore estos individuos. Mientras se sigan cometiendo estas barbaridades, la gente dejará de creer en la Iglesia.

 

http://www.elperiodico.com/es/cartas/entre-todos/iglesia-los-abusos/102646.shtml

 

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: