Ofreciendo Los Tesoros: Homilía de la Rev. Judy Lee para el 17 OT Domingo 27 de julio 2014


Oración inicial: Nuestro amor a Dios, ¿Quieres todas las cosas buenas de tu pueblo y Tú nos das tesoro incomparable en Su amor y en Su Palabra y en Su Hijo Jesús, el Cristo a quien seguimos. Concédenos valora tus regalos y llevar la nuestra a usted para su pariente reino puede venir. Te lo pedimos en el nombre de Jesús que vive contigo y con el Espíritu Santo, un solo Dios, por siempre jamás . Amén.

Hoy Jesús nos enseña que hay un tesoro que se encuentra, y que sólo podría tropezar con él; hay perlas de incalculable valor que se encuentran cuando buscamos para ellos; y hay peces en abundancia aunque algunos pueden no ser sabroso. En palabras de la epístola a los Romanos (8:28-30), cuando amamos a Dios “todas las cosas les ayudan a bien” para nosotros. Y cuando nos encontramos con los tesoros del kin-dom, que vale la pena todo. ¡Qué maravilloso es lo que Dios nos da.

Valoro las pocas cosas que he recibido de mi abuela Ella y la madre Ana que han sobrevivido a las décadas desde que era una niña. Tanto me dio los dones intangibles y duraderos de amor incondicional y la fe. Ellos me querían a toda costa. Y su fe en Dios se ha transmitido a mí como su legado. Esos son regalos sin precio que hizo toda la diferencia en mi vida.Sobre la chimenea en la sala de nuestra casa siempre había un poco de 3 “por 4” placa enmarcado en pan de oro, con piñas y pequeñas ramas de abeto en dos esquinas que decían: “Todas las cosas ayudan a bien a los que aman a Dios” ( Romanos 8:28). Lo tengo delante de mí ahora.Sabíamos que la pobreza y la enfermedad y las buenas y en las malas. Mi abuela hizo comentarios como los malos tiempos pasados-“Todo funcionó a bien, como Dios dijo”. A veces no podía verlo, sobre todo en momentos de pérdida y dolor o cambiar. Pero con el tiempo se hizo evidente. ¡Qué regalo no tiene precio! Como el Sr. Gary, nuestro anciano de la iglesia, a menudo dice: Dios tiene su parte posterior! Guau!

En la primera lectura de los Reyes (3:5,7-12), Salomón pidió sólo una cosa de Dios, un sabio y entendido, discernimiento, el corazón y Dios le concedió su oración. Ese era su tesoro, su don de Dios, y él se lo dio vuelta en una buena medida. Muchos de los que aconsejan a otros han orado para que la oración en medio de las complejidades y desafíos de la vida, especialmente cuando se lucha por ayudar a los que sufren y malestar. Es precioso cuando se contesta la oración.

A veces, los mayores tesoros se encuentran cuando no estamos buscando nada. Pastor JudyB y yo me encontré con el tesoro de servir a las personas sin hogar y hambrientos en Fort Myers cuando el Ayuntamiento amenazó con que nadie podía alimentar a la gente en el parque. Salimos a unirse a los de Cordero de Dios, una comunidad Luterana y Episcopal, haciendo precisamente eso. Y fuera de eso, todo nuestro ministerio y la iglesia ha desarrollado. Nos tropezamos con el tesoro del pueblo de Dios. También estábamos buscando activamente la manera de servir y para promulgar la justicia y el amor. Hemos encontrado el camino, para nosotros, la perla de gran valor, en el desarrollo del ministerio de la iglesia en el parque y luego a la iglesia en la casa. También arrojamos nuestras redes y nos tiramos en una gran cantidad de peces en los últimos años de ser el Pastor Bueno Inclusive comunidad católica. No todo el mundo se quedó con nosotros, algunos se alejó nadando por su propia voluntad y algunos murieron como hemos tratado de ayudarlos. Pero un vistazo a la distancia, un vistazo a la gente que servimos, para nosotros ese es el tesoro y la perla de gran precio. Usted, nuestro pueblo, está el tesoro, nuestra iglesia es la perla de gran precio.

IMG_0050

Entonces, ¿qué debemos hacer? Renunciar a todo para mantener a mantener la perla de gran precio para-sí, por supuesto! Pero esto es cierto para todos nosotros, cada uno de nosotros tiene algo que dar a la gente de Dios y es posible que tengamos que renunciar a muchas otras cosas para dar nuestro máximo para el más fino, el pueblo de Dios de Dios. El último versículo de la lectura del Evangelio nosotros (Mateo 13:52) guía: nosotros, los que aman y estudiar y enseñar a los familiares reino de Dios debemos llevar a cabo nuestros tesoros, antiguos y nuevos, para servir a nuestros clientes. No nos limitamos a tirar lo viejo y dar paso a lo nuevo, traemos nuevos y antiguos tesoros de la despensa del amor de Dios, la ley y la palabra, y, siguiendo a Jesús, puso la mesa antes de que el pueblo de Dios, y todos somos bienvenidos! Amén. Rev. Dr. Judy Lee

Con La consagramos Comunidad, Damos gracias y Entregamos Nuestros dones a la Esencia Divina de la Vida    Mujer Sacerdote Rev. OlgaLucia Alvarez Benjumea servir en la MesaTerminada la EucaristÃa, la abuela Gladys Madre del novio, nos PREPARA ³ ONU delicioso Almuerzo, Para Todos los invitados.Le ayudaron a SERVIR las tias Ninfa, Cecilia y los Muchachos.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: