24 AGOSTO/14 LOS DISCÍPULOS DE JESÚS REGRESAN A LA ESCUELA. MENSAJES PARA NIÑOS/AS


Mensajes para niños

Sermón de la semana

Propio 16 (21) Año A

24 de agosto 2014
Sermón de la semana
Título: De regreso a la escuela (La confesión de Pedro)

Tema: Los discípulos “regresan a la escuela” con Jesús – Propio 16 (21) Año A

Objeto: Materiales de escuela, libros y otros objetos escolares.

Escritura: “‘Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo? Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente,’ afirmó Simón Pedro” (Mateo 16:15-16 – NVI).

¡Es tiempo de regresar a la escuela! Algunos de ustedes probablemente se sientan entusiasmados. Algunos tal vez se sientan tristes porque las vacaciones de verano han terminado. Pueden sentirse nerviosos o un poco temerosos al regresar a la escuela por todas las nuevas cosas que encontrarán. Tendrás nuevos maestros, nuevos amigos y algunos de ustedes puede ser que vayan a una escuela nueva.

En el primer día de clase, la maestra probablemente te haga preguntas para saber cuánto sabes. Cuando la maestra hace una pregunta a la cual sabes la contestación, posiblemente alces tu mano y la muevas en el aire con mucha energía diciendo: “Yo sé, yo sé.” Qué bien se siente uno al saber la contestación, ¿verdad? Eso ayuda a que uno no se sienta nervioso en el comienzo del curso.

En la lección bíblica de hoy, los discípulos “regresan a la escuela.” ¿Puedes adivinar quién es el maestro? ¡Correcto! Jesús es su maestro. Jesús, a veces, se apartaba con sus discípulos para enseñarles cosas importantes del reino de Dios. Este era uno de esos momentos. Jesús comenzó su lección haciéndole una pregunta a sus discípulos.

Jesús preguntó: “¿Quién dicen los hombre que soy?”

Me imagino que uno de los discípulos levantó la mano y dijo: “Yo sé, yo sé. Algunos dicen que eres Juan el Bautista.”

Entonces me imagino que otro de los discípulos alzó la mano y dijo: “Yo sé, yo sé. Otros dicen que eres Elías.”

Un tercer discípulo probablemente levantó su mano y dijo: “Algunos dicen que eres Jeremías u otro de los profetas.”

“Bien, eso es lo que otras personas están diciendo, pero ustedes, ¿quién dicen que soy?”

¿Sabes?, creo que Pedro estaba tan excitado que se le olvidó levantar su mano. Creo que dijo con fuerza: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.”

Jesús dijo: “Estás en lo correcto. No aprendiste eso escuchando a otras personas. Te fue enseñado por mi Padre celestial.”

La lección que los discípulos aprendieron ese día es tan importante hoy como fue entonces. Muchas personas en nuestro mundo todavía no saben quién es Jesús. Tú y yo necesitamos estar listos para contestar: “Él es el Cristo, el Hijo del Dios viviente.”

Padre amado, Ayúdanos a tener lista la contestación a los que nos preguntan “¿Quién es Jesús?”. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Páginas para colorear y actividades

 

(Imprima la primera página y luego insértela en la impresora para imprimir el otro lado.  Doble el boletín por la mitad y tendrá un boletín de cuatro páginas para los niños.)

 

Enlaces a los sermones
Impresión amistosa:    “De regreso a la escuela” (La confesión de Pedro)

 

Otro sermón basado en Mateo 16:13-20: “¿Cuál es mi profesión?”

 

Otro sermón basado en Éxodo 1:8-2:10: “El bebé Moisés en el río”

 

Tenemos materiales para ayudarle con los niños

Tenemos un CD conteniendo estos materiales:

Tres años de sermones de Sermons4Kids
Páginas para colorear del Antiguo y Nuevo Testamento
Una serie de páginas para colorear de Graham Kennedy
Lecciones: La vida de Cristo de cada uno de los cuatro Evangelios
Canciones para la Escuela Bíblica de Niños
Catorce presentaciones de PowerPoint
Un año de lecciones del Antiguo Testamento (de Mission Arlington)

Para imprimir una forma para ordenarlo haga clic aquí. (Es gratis)

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá
Derechos de autor Sermons4Kids, Inc.
Todos los derechos reservados.

UNA PERSONA DE ORACIÓN : Sor Joan Chittister


Una persona de oración

La persona que aprende a orar con el corazón de Dios no tiene la paciencia para la injusticia en cualquier parte. Ellos ven con los ojos del profeta. Se desglosan de las fronteras nacionales. Ellos trascienden los roles de género. No tienen sentido del color o casta, de ricos o pobres. Ellos sólo ven la humanidad en todo su esplendor, todo su dolor.

La persona de la oración no es una persona de agendas privadas. Cuanto más llegamos a ser como Dios, el mayor de corazón nos convertimos también. No tenemos ningún sentido ya de “ellos y nosotros” o “ellos y nosotros” o “yo y lo mío.” Ahora nuestros corazones abiertos para tomar en el corazón del mundo.

Cuando, en la oración, llegamos a descubrir el amor universal de Dios que de repente darse cuenta de que Dios no toma partido, que no tenemos prioridad en Dios solamente. Finalmente entendemos que el Dios que buscamos es el Dios del mundo y por eso, a buscar que Dios, debemos desarrollar un corazón tan grande como el mundo a nosotros mismos.

Entonces, el racismo no tiene sentido y el sexismo es tanto un pecado como cualquier otro tipo de discriminación, y la guerra es una blasfemia contra la humanidad. Entonces nos convertimos en más grande que nuestra nación única, más amplia que ninguna religión, verdaderamente católica-universal-en nuestras preocupaciones y creencias y compromisos.

Desarrollar un corazón cósmico es un momento de profunda transformación. Nunca podremos ser lo mismo. Estamos más allá de los límites que hemos creado para separar la raza humana en mi carrera y la de ellos.

Entonces la oración se convierte realmente co-creativo.

De lo contrario, la oración no es más que una especie de spa espiritual diseñado para hacerme sentir bien. Se reduce a un ejercicio cuya intención es para asegurarme de mi propio valor. Me swaddles en la justicia propia y egoísta. Se hace a Dios un icono, un dios tribal cuyas preocupaciones son no más grande que el nuestro. Entonces Dios lleva una bandera, se convierte en un potentado masculino, excluye a las mujeres y se desmaya regalos personales.

Entonces nos hacemos a Dios y nuestro Dios un pobre, miserable criatura de hecho-un patriota nacional, tal vez; un gran guerrero masculino, tal vez, pero ciertamente no es el Dios de toda la creación. Luego simplemente estamos adorando a nosotros mismos y decir que es la oración.

-desde Joan Chittister: Escritos Esenciales , seleccionados por Mary Lou Kownacki y María Hembrow Snyder (Orbis).

QUÉ DECIMOS NOSOTROS : JOSÉ ANTONIO PAGOLA


 

 

También hoy nos dirige Jesús a los cristianos la misma pregunta que hizo un día a sus discípulos: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?”. No nos pregunta solo para que nos pronunciemos sobre su identidad misteriosa, sino también para que revisemos nuestra relación con él. ¿Qué le podemos responder desde nuestras comunidades?

¿Conocemos cada vez mejor a Jesús, o lo tenemos “encerrado en nuestros viejos esquemas aburridos” de siempre? ¿Somos comunidades vivas, interesadas en poner a Jesús en el centro de nuestra vida y de nuestras actividades, o vivimos estancados en la rutina y la mediocridad?

¿Amamos a Jesús con pasión o se ha convertido para nosotros en un personaje gastado al que seguimos invocando mientras en nuestro corazón va creciendo la indiferencia y el olvido? ¿Quienes se acercan a nuestras comunidades pueden sentir la fuerza y el atractivo que tiene para nosotros?

¿No sentimos discípulos y discípulas de Jesús? ¿Estamos aprendiendo a vivir con su estilo de vida en medio de la sociedad actual, o nos dejamos arrastrar por cualquier reclamo más apetecible para nuestros intereses? ¿Nos da igual vivir de cualquier manera, o hemos hecho de nuestra comunidad una escuela para aprender a vivir como Jesús?

¿Estamos aprendiendo a mirar la vida como la miraba Jesús? ¿Miramos desde nuestras comunidades a los necesitados y excluidos con compasión y responsabilidad, o nos encerramos en nuestras celebraciones, indiferentes al sufrimiento de los más desvalidos y olvidados: los que fueron siempre los predilectos de Jesús?

¿Seguimos a Jesús colaborando con él en el proyecto humanizador del Padre, o seguimos pensando que lo más importante del cristianismo es preocuparnos exclusivamente de nuestra salvación? ¿Estamos convencidos de que el modo de seguir a Jesús es vivir cada día haciendo la vida más humana y más dichosa para todos?

¿Vivimos el domingo cristiano celebrando la resurrección de Jesús, u organizamos nuestro fin de semana vacío de todo sentido cristiano? ¿Hemos aprendido a encontrar a Jesús en el silencio del corazón, o sentimos que nuestra fe se va apagando ahogada por el ruido y el vacío que hay dentro de nosotros?

¿Creemos en Jesús resucitado que camina con nosotros lleno de vida? ¿Vivimos acogiendo en nuestras comunidades la paz que nos dejó en herencia a sus seguidores? ¿Creemos que Jesús nos ama con un amor que nunca acabará? ¿Creemos en su fuerza renovadora? ¿Sabemos ser testigos del misterio de esperanza que llevamos dentro de nosotros?

 

Remitido al e-mail

La homofobia del obispo y TVE


Publicado 17-08-2014

 

Juan Antonio Reig Plá es el obispo de Alcalá de Henares y seguramente, uno de los prelados de la Iglesia católica que más se conocen en España. ¿Es gracias a su afán por ayudar a los demás y por predicar el AMOR hacia el prójimo? En absoluto, porque Reig Plá es famoso por sus declaraciones homófobas siempre que tiene oportunidad, utilizando incluso la televisión pública española para hacer comentarios que incitan al odio y la discriminación por orientación sexual.
reigEl pasado 3 de agosto el obispo dijo en una misa retransmitida por La 2 que hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios “como varón y como mujer. Algo que está oscurecido ahora mismo en España. ¡Tantas leyes han olvidado esto!”. Reig Plá se refiere a la ley del matrimonio entre homosexuales, aprobada por el gobierno de Zapatero en 2005 y que despertó amplias críticas por parte de los jerarcas de la Conferencia Episcopal; la Iglesia católica tacha de inmoral la unión entre dos personas del mismo sexo y fieles a su proceder en la Historia, pretenden imponer sus dogmas al resto de la sociedad mediante las leyes del Estado. Cuando no lo consiguen, su verborrea es incontenible y aprovechan cualquier ocasión mediática para proclamar a los cuatro vientos su intransigencia para con los homosexuales.
Reig Plá también anunció a los allí presentes  –y al resto de España gracias a TVE–  que es posible la aparición de nuevas leyes que den al traste con la creación de Dios al existir personas como los transexuales, ‘olvidando’ por parte del prelado aquello de amaos los unos a los otros que tanto repiten cuando les conviene. Incluso, aseguró que la legislación española oculta bajo su tutela los designios divinos entre el AMOR de un hombre y una mujer y que las leyes aprobadas (como la del matrimonio homosexual) desmerecen la dignidad de la persona. ¿Una jurisdicción que equipara a todos los ciudadanos sin distinción de sexo, raza o preferencias sexuales desmerece la dignidad de la persona?
La homofobia de la Iglesia está bastante bien documentada y a nadie –o casi nadie– le extrañan ya las palabras de Reig Plá, pero vayamos a la otra parte: la responsabilidad de Radio Televisión Española por dar en abierto una misa que contiene un discurso discriminatorio hacia quienes no piensan como los católicos o, en su defecto, como piensa el señor obispo y enseña la ¿Santa? Madre Iglesia. ¿La Conferencia Episcopal (CEE) se la coló a los directivos de RTVE? Si así fuera, estos últimos serían unos incompetentes porque existe un precedente que levantó mucha polvareda en España y que tiene como protagonista al mismo obispo con el mismo mensaje, los homosexuales son malos y “conocerán el infierno” por sus depravaciones.
Aunque si somos sinceros, no creemos que la CEE haya engañado a RTVE sino que existe un afán de cooperación entre ambos entes con el beneplácito del gobierno, muy dado a otorgar medallas policiales ý alcaldías perpetuas a la virgen; se utiliza el dinero de todos –creyentes y no creyentes- para dar cabida a los dogmas de la Iglesia en la televisión pública cuando el Estado se supone que es aconfesional (Artículo 16.3 de la Constitución), otorgando mayor influencia social a la jerarquía católica de la que le corresponde hoy día a una creencia religiosa. Y como prueba, es tal el afán de cooperación entre la Iglesia y RTVE que la misa de la discordia no ha sido retirada de la web del medio público pese a las críticas que ha suscitado entre quienes la financian.
Como decía una publicación en Facebook: “si usted no es homosexual, no se case con homosexuales pero por favor, respete a quien sí lo hace”. La Iglesia católica está a años luz de esta idea y homófobos como Juan Antonio Reig Plá son el claro ejemplo de esta verdad. Afortunadamente, no tenemos que esperar castigos divinos para pedir responsabilidades y la Asociación de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales de Alcalá de Henares ya ha denunciado los hechos ante la Justicia. Esperemos no quede todo en agua de borrajas y el obispo sea juzgado por un delito de incitación al odio y discriminación por motivos sexuales.

Siguiente Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: