Cómo el Papa Francisco podría llegar a ser un reformador de sigilo: Damon Linker


Algunos esperan al Papa a desafiar abiertamente la doctrina de la iglesia en una próxima cumbre. Pero es probable que ir a dar un guiño y un codazo en su lugar.
Muy astuto.
Muy astuto. (REUTERS / Kim Hong-Ji)

Recuerde cuando el pontificado el Papa Francisco iba a ser todo sobre la reforma doctrinal?

Después de 34 años de catolicismo reaccionario bajo los Papas Juan Pablo II y Benedicto XVI, la historia se fue, Francisco iba a derribar las cortinas y abrir las ventanas para que entre el aire fresco y el sol brillante de la modernidad en la iglesia. Recogiendo donde el Papa Juan XXIII fue apagado cuando convocó el Concilio Vaticano II, el nuevo pontífice podría comprometerse con el mundo moderno, la caída de la actitud defensiva sobre el feminismo y el sexo, y pasar a la iglesia hacia un abrazo de la moral liberal y las normas democráticas.

Primero fueron los gestos hacia la humildad: el nombre tomado de un apóstol de los pobres, el Ford Focus en lugar de la limusina, la casa de huéspedes en lugar del Palacio Apostólico Vaticano.Luego estaba el pluralismo igualitario: lavar los pies de las mujeres (incluyendo un musulmán), el Jueves Santo, dando la bienvenida a los ateos un diálogo sobre la fe y la verdad. Y entonces el momento de revelación en julio de 2013, cuando en su vuelo de regreso a Roma, del Día Mundial de la Juventud en Río de Janeiro, Francisco respondió a la pregunta de un periodista sobre la homosexualidad con un encogimiento de hombros supremamente un-pontificio, “¿Quién soy yo para juzgar?”

“¿Quién eres tú para juzgar? Eres papa maldito, que es quién! Si usted no juzga, ¿quién lo hará? “Eso, al menos, es lo que inunda a través de las mentes de los católicos conservadores en las noticias de esos comentarios auditiva.

Y así comenzó la larga espera, con los católicos progresistas pacientemente esperando el momento oportuno para una señal de que las reformas genuinas estaban a punto de empezar, y los conservadores preparándose a sí mismos para el cielo eclesiástica a empezar a caer.

Bueno, que espera casi ha terminado. A principios de octubre, el Papa Francisco convocará una Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre el tema del matrimonio y la familia. (Esta será sólo la tercera sínodo desde 1965) No es Vaticano III, pero no es nada, tampoco.

La pregunta es: ¿Qué tan grande de un algo, será?

Observadores del Vaticano , así como de los partidarios y opositores de la reforma, se han apresurado a sujetar a un evento reciente para una señal de que la cosa podría ser enorme. En una ceremonia en la Basílica de San Pedro el 14 de septiembre, Francisco presidió una ceremonia de matrimonio que incluyó a 20 parejas. Algunas de las personas habían estado casados ​​anteriormente. Otros habían dado a luz a los niños fuera del matrimonio. Y otros habían vivido con sus novias antes del matrimonio. Este comportamiento coloca a muchos de ellos con firmeza fuera de sintonía con la doctrina católica.

Los párrocos siempre se les ha permitido hacer el sacramento del matrimonio a disposición de los católicos pecadores. Pero los clérigos más estrictas han sido igualmente libres de rechazar – y la presunción tácita de que ha sido el último grupo de pastores menos flexibles era, estrictamente hablando, en mayor conformidad con la doctrina católica oficial y los deseos del Vaticano. Al participar en una ceremonia que permite este tipo de matrimonios, Francisco parecía estar enviando una señal a  los sacerdotes  en la dirección opuesta,  mostrar la misericordia hacia los incontables millones de católicos que están a la altura de la siguiente doctrina de la Iglesia acerca de la pureza de la moral sexual.

Una manera de interpretar esta señal es verlo como un primer paso hacia la reforma doctrinal de barrido. Pero creo que es justo lo contrario: una indicación de que no habrá ningún intento directo de reforma doctrinal en absoluto. En lugar de arriesgarse provocando un cisma con el lanzamiento de un rencoroso, proceso de cambio de las enseñanzas oficiales de la Iglesia sobre el matrimonio, nulidad, el divorcio, la comunión, la anticoncepción, la ordenación de las mujeres, o las relaciones homosexuales de molienda, el Papa se limita a alentar a los prelados a seguir su ejemplo de piedad hacia feligreses descarriados. Las doctrinas siguen siendo lo que han sido; el Vaticano simplemente dejar que los sacerdotes saben (codazo-codazo, guiño-guiño) que en muchos casos está perfectamente bien para ignorarlas.

En un nivel, esto significaría que el Papa Francisco no es un reformador después de todo.Claro, que importa la retórica, al igual que la postura pastoral de la iglesia. Es importante que este Papa tiene un toque ligero y una manera carismática de hablar de la iglesia y su misión. Pero al final, es sólo PR. En poco tiempo, Francisco se habrá ido, sucedido por otro – tal vez más draconiana, casi con toda seguridad menos encantador – pontífice. Y entonces la iglesia estará de regreso justo donde estaba bajo Benedicto.

Pero hay una forma en la que el énfasis de Francisco de clemencia pastoral sólo podría terminar de plantar las semillas de las reformas doctrinales barridas mucho más por el camino. Permitir e incluso alentar a los sacerdotes a cumplir de manera selectiva, las doctrinas de la iglesia ignorados con frecuencia impopulares es, por supuesto, una forma de manera implícita admitiendo que esas doctrinas son, en muchos casos inadecuadas para guiar la conducta de los católicos laicos. Después de todo, si el Papa cree que las doctrinas eran sólidas, no iba a ser en cambio a alentar a los sacerdotes a hacer un mejor trabajo de explicar la importancia de atenerse a ellas?Eso es lo que los predecesores de Francisco y de sus admiradores en la jerarquía de la Iglesia de América han defendido siempre.

Enfoque contrario Francisco ‘se parece a nada tanto como la negativa de los estatales y federalesabogados para defender la prohibición de matrimonio gay cuando son impugnadas en los tribunales. Esta negativa no es un ejemplo de la misericordia. Es un reconocimiento de que las prohibiciones son legalmente indefendible. Y que la admisión contribuye, a su vez, a un mayor debilitamiento de las prohibiciones como las normas jurídicas y morales.

Dentro de unas décadas, un Papa futuro podrían preguntarse por qué la iglesia continúa enseñando doctrinas que prácticamente nadie sigue y nadie hace cumplir. En ese punto, una verdadera reforma de esta institución, que a menudo se dice que “pensar en términos de siglos” sólo podría ser concebible.

Si y cuando esto sucede, las personas que realizan el cambio podría tener ocasión de pensar de nuevo y decir una oración de gracias por el Papa Francisco, reformador de sigilo.

Damon vinculador es corresponsal senior de  TheWeek.com . También es editor consultor de la Universidad de Pennsylvania Press, editor colaborador de The New Republic , y el autor de Los teocon y La Prueba Religiosa .

Papa: No al clericalismo y a codificar la fe en reglas


                                                                                                                   Papa saluda, sonriente

Vuelve e reiterar que la Iglesia tiene que ser “hospital de campaña”

“Las palabras sin el testimonio no valen, no sirven. El testimonio es lo que da valor a la palabra”

Redacción, 19 de septiembre de 2014 a las 18:24

Francisco explica lo esencial de su documento programático «La alegría del Evangelio»

(Zenit).-¿Cuántas personas, en las muchas periferias existenciales de nuestros días, están ‘cansadas y derrotadas’ y esperan a la Iglesia, ¡nos esperan a nosotros! De esta forma ha querido interpelar el santo padreFrancisco a los participantes del encuentro internacional “El proyecto pastoral Evangelii gaudium” organizado por el Pontificio Consejo para la promoción de la nueva evangelización, a quienes ha recibido esta tarde en el Aula Pablo VI.

¿Y cómo alcanzarles?, se ha preguntado. A propósito, Francisco ha querido recordar las palabras de su exhortación apostólicas donde señala que el Papa invita a toda la Iglesia a recoger los signos de los tiempos que el Señor nos ofrece sin descanso. Por eso, el Santo Padre ha insistido en que en medio de las realidades negativas, “que como siempre hacen más ruido, nosotros vemos también signos que infunden esperanza y dan valor”.

A propósito, Francisco ha recordado a los presentes cuántas personas viven con mucho sufrimiento y piden a la Iglesia ser signo de la cercanía, de la bondad, de la solidaridad y de la misericordia del Señor. “Esta es una tarea que de forma particular incumbe a los que tienen una responsabilidad pastoral: al obispo en su diócesis, al párroco en su parroquia, a los diáconos en el servicio a la caridad, a los y las catequistas en su ministerio de transmitir la fe…”, ha explicado. Y ellos, “están llamados a reconocer y leer estos signos de los tiempos para dar una respuesta sabia y generosa“, ha añadido.

Por otro lado, ha advertido del riesgo de “asustarnos y de cerrarnos en nosotros mismos con una actitud de miedo y defensa”. Porque es allí, “donde nace la tentación de la suficiencia y del clericalismo, ese codificar la fe en reglas e instrucciones, como hacían los escribas, los fariseos y los doctores de la ley en tiempo de Jesús”. Francisco ha proseguido observando que, “tendremos todo claro, todo ordenado, pero el pueblo creyente que busca continuará teniendo hambre y sed de Dios”.

El Santo Padre ha mencionado esa metáfora que ya ha usado otras veces sobre la Iglesia como un hospital de campo en el que hay mucha gente herida, “que nos piden cercanía, nos piden lo que pedían a Jesús, cercanía, proximidad. Y con esta actitud de los escribas, doctores de la ley, fariseos, nunca, nunca, daremos un testimonio de cercanía”.

Un segundo aspecto sobre el que ha reflexionado el Papa es la parábola del patrón de una viña que salió de casa varias veces al día para buscar obreros. “Había mucha necesidad en la viña y este señor pasó casi todo el tiempo yendo por las calles y las plazas del pueblo buscando trabajadores”, ha indicado. Al respecto, ha invitado a pensar en los que buscó a última hora, “nadie les había llamado, quién sabe cómo podían sentirse, porque al final del día no habrían llevado a casa nada para dar de comer a los hijos”. Por esta razón, el Santo Padre ha dicho que esta parábola es un buen ejemplo para los responsables de la pastoral.

Otro aspecto profundizado por el Santo Padre ha sido a través de una advertencia: “no acudamos a la voz de las sirenas que llaman a hacer de la pastoral una serie convulsa de iniciativas, sin conseguir recoger lo esencial del compromiso de la evangelización”. Francisco ha señalado que a veces parece que estamos más preocupados por multiplicar las actividades más que por ser atentos con las personas a su encuentro con Dios. “Una pastoral que no tiene esta atención –ha indicado– se hace estéril poco a poco”. Asimismo ha querido recordar que una pastoral sin oración y contemplación no podrá nunca alcanzar el corazón de las personas.

El Pontífice ha reconocido: “Sé que todos vosotros trabajáis mucho, y por esto quiero dejar una última palabra importante: paciencia. Paciencia y perseverancia“. Y es que el Papa ha subrayado que no tenemos la “varita mágica” para todo, pero tenemos la confianza en el Señor que nos acompaña y no nos abandona nunca.

Por eso, el Santo Padre ha pedido no olvidar que “la ayuda nos viene, en primer lugar, precisamente de los que son acercados y sostenidos por nosotros”. Y así ha pedido hacer el bien, “sin esperar la recompensa”.

Finalmente, el Obispo de Roma ha recordado a los presentes que “las palabras sin el testimonio no valen, no sirven. El testimonio es lo que da valor a la palabra“.

 

http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2014/09/19/papa-no-al-clericalismo-y-a-codificar-la-fe-en-reglas-iglesia-religion-dios-jesus-papa-roma-vaticano.shtml

Homilía en Espíritu Santo Comunidad Católica, 25 OT A, 21 de septiembre 2014 Rvda. Bev Bingle


Mi abuela materna tenía nueve años
cuando ella se retiró de tercer grado, para ir a trabajar.
Mi abuelo materno tenía catorce años
cuando abandonó la escuela después de 8 º grado, para ir a trabajar.
Mi madre tenía diecisiete años
cuando terminó la escuela secundaria y se fue a trabajar.
Sus padres estaban muy orgullosos de ella.
Y como cada uno de sus tres nietos se graduó de la universidad,
su orgullo y alegría no tuvo límites.
Es una historia que se repite una y otra vez
en las familias de todo nuestro país.
Ancestros que son inmigrantes, sin educación, extremadamente pobre.
Los niños reciben una educación que sus antepasados ​​no tenían,
obtener puestos de trabajo de sus antepasados ​​nunca podrían haber soñado,
y la familia se regocija.
Nadie es celoso o envidioso de ellos porque tienen éxito.
___________________________________
Pero no siempre es así.
En el Evangelio de hoy Jesús nos dice acerca de algunas personas que,
a pesar de que reciben un trato justo,
aún así obtener celoso y enojado
porque alguien recibe algo
que piensan que no se ha ganado.
Todos hemos conocido gente así,
personas que se quejan
porque tenemos algo que ellos piensan que no merecíamos.
______________________________________
Me encanta este Evangelio.
Cada vez que lo escucho, me animo-que hay esperanza para mí!
Me-una mujer en una sociedad patriarcal;
alguien que rara vez corrió una carrera y nunca ganó uno;
uno de América es casi-pero-no-bastante pobre;
un hereje-me excomulgado!

El evangelio de hoy pone al desnudo
uno de los grandes principios de la Enseñanza-social católica
la opción preferencial por los pobres.
El Evangelio no tiene sentido para la gente
que piensan que son inteligentes y ricos y perfecta,
y que piensan que consiguieron inteligente y rica y perfecta por su cuenta.
Pero sí tiene sentido para Dios.
______________________________________
Como Isaías pone en la primera lectura,
Los pensamientos de Dios no son nuestros pensamientos,
y de Dios fue no son nuestros caminos.
Los caminos de Dios nos dice que cada uno de nosotros está tan querido como el siguiente.
Los caminos de Dios nos dicen que somos guardianes de nuestro hermano hermana y de.
Los caminos de Dios nos dicen que compartir con aquellos que están en necesidad.
______________________________________
Abajo en Casa Claver sirven realmente bueno de alimentos
Brownberry pan integral
y canela Pepperidge Farm remolino,
queso fresco y ensalada de papa de Los Anderson,
piña fresca, tortitas con jarabe de la señora Butterworth,
guisos caseros y sopas
con un montón de carne.
Especialmente hacia el final de cada mes,
Me encuentro con personas que están sin trabajo,
muchos de ellos sin un coche o incluso sin dinero para el autobús,
y algunos de ellos sin una casa para ir a casa.
Ellos saben que están en el extremo de la línea-al final de su cuerda-
al igual que los trabajadores que no son contratados hasta la última hora del día.
Y llegan a comer la misma buena comida, todo lo que quieran,
que las personas con buenos trabajos están comiendo.
Ellos están agradecidos por el refugio para desamparados,
agradecido por las comidas,
agradecidos por el apoyo que reciben de la comunidad de Toledo.
Se alejan satisfecho, dispuesto a continuar,
listo para seguir tratando de encontrar un trabajo,
tratando de encontrar una manera de ganarse la vida,
luchando para llegar a fin de mes
con un ingreso de salario mínimo a tiempo parcial.
En contraste, en el noticiero de la noche oigo un miembro del Congreso,
teniendo un salario mínimo de $ 174.000 por parte del gobierno,
quejándose de los $ 135 al mes en cupones de alimentos
que los pobres se hacen,
quejándose de que “esa gente”
que tenga que salir adelante por sus propios esfuerzos
y conseguir un trabajo.
_____________________________________
Pasaje del Evangelio de hoy nos habla de la generosidad de Dios superando.
Es una generosidad sin excepción, y sin límites.
Es una generosidad que nos ha dado todas las cosas buenas que tenemos.
Es una generosidad que estamos llamados a imitar.
En nuestra segunda lectura de hoy,
Pablo nos dice que debemos comportarnos
de una manera digna del Evangelio.
Este Evangelio nos dice que debemos actuar con generosidad,
no sólo con las cosas
pero con nuestras actitudes y comportamientos.
No importa lo poco que tengamos, estamos llamados a compartir …
alimentos, ropa, vivienda, dinero en efectivo,
o, como muchos me encuentro en Casa Claver,
lo único que les queda para dar:
una sonrisa de bienvenida, un corazón agradecido, y una palabra amable.


Espíritu Santo Comunidad Católica
en 3535 Executive Parkway (Unidad de Toledo)
Sábados a las 4:30 pm
Domingos a las 5:30 pm
www.holyspirittoledo.org

Rev. Dr. Bev Bingle, Pastor
419-727-1774

 

Remitido al e-mail

LA BÚSQUEDA DE LA ARMONÍA EN LA DIVERSIDAD En el pensamiento de Raimon Panikkar con Victorino Pérez Prieto


Conversatorio

 

 

 

Medellín, agosto 31 de 2014.

 

 

APUNTES

 

¿Quién es Victorino Pérez?

Victorino Pérez Prieto es discípulo y sistematizador del pensamiento Raimon Panikkar. Oriundo de León, España, desempeñó su labor como presbítero católico-romano en el mundo rural, urbano y marinero hasta 2006.

 

Ahora casado, Victorino  es Doctor en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca y en Filosofía por la Universidad de Santiago de Compostela, con tesis sobre el pensamiento de Raimon Panikkar. Prolífico escritor en periódicos y revistas, pertenece desde 1981 al Consejo de redacción de Encrucillada, Revista Gallega de Pensamiento Cristiano.

 

Autor y coautor de una veintena de libros en lengua gallega, destacan sus publicaciones sobre pensamiento intercultural y teología interreligiosa, en las que ahonda particularmente en la relación entre cristianismo, hinduismo y budismo: Más allá de la fragmentación de la teología, el saber y la vida: Raimon Panikkar (Valencia, 2008); Dios, Hombre, Mundo. La Trinidad en Raimon Panikkar (Barcelona, 2008); La búsqueda de la armonía en la diversidad. El diálogo ecuménico e interreligioso desde el Concilio Vaticano II (Estella, 2014). Este último sirvió de sustento al presente conversatorio.

 

Pérez es miembro, entre otras, de la Asociación de Escritores en Lengua Gallega, el Seminario Gallego de Educación para la Paz, el Centro Intercultural Raimon Panikkar – Italia y la Asociación de Teólogos Juan XXIII.

 

 

Algunos apuntes sobre el conversatorio

Victorino Pérez comienza su conversación aludiendo al libro y la película La vida de Pi como una de las más recientes manifestaciones llegadas a todo público de la posibilidad de que las religiones se encuentren en diálogo. Recuerda, particularmente, el episodio en que Pi, siendo aún niño, se maravilla de conocer a Jesús de Nazaret y exclama: Gracias Shiva por permitirme conocer a Jesús.

 

Señala también la resistencia de sus padres al deseo de Pi de integrar la creencia en Jesús a su religiosidad – enmarcada en el amplio espectro que en Occidente hemos denominado hinduismo – como la concreción de la postura tradicional de las religiones frente a otras: la exclusión de la posibilidad de realizar no sólo un diálogo inter-religioso sino ya intra-religioso. Es decir, un diálogo que no considera al otro desde fuera sino desde dentro, siendo capaz de reconocer e integrar elementos a la tradición propia, partiendo del patrimonio común como espacio de encuentro e inter-fecundación. ¿O, quizá, más acertadamente, intra-fecundación?

 

Es por ello que Victorino termina su último libro, La búsqueda de la armonía en la diversidad, con una confesión que se mueve en este horizonte y se fundamenta, precisamente, en los tres términos claves de su título: búsqueda, armonía, diversidad.

 

Para iniciar la exposición del proyecto del libro y su proyecto de búsqueda personal, afirma categóricamente, como si de un aforismo se tratara que “La obsesión por la identidad y la pureza es fuente de violencia”. Por ello cree como Panikkar, su maestro, en el concepto de la no-dualidad o a-dualidad (advaita), desarrollado por la teología hindú, y que permite comprender que la diversidad no se opone a la unidad, sino que hace parte de la misma y la integra.

 

Sigue aquí también a Panikkar que recoge así el concepto occidental según el cual la parte está en el todo y el todo en la parte. De esta manera todo es relativo a la totalidad, cuya comprensión completa está fuera de nuestro alcance, pues se nos presenta como un misterio.

 

A pesar de utilizar constantemente el concepto de relatividad, Victorino se distancia claramente del relativismo posmoderno y señala que entiende la primera como el reconocimiento de que nuestra comprensión de la realidad está siempre limitada por nuestra perspectiva y horizonte de la misma.

 

Se refiere a la realidad que es un todo y, por tanto, incluye a Dios. Se desmarca así de la concepción teísta que lo concibe separado del cosmos; así como de la panteísta, que lo identifica con éste. Aplica así el principio de la a-dualidad.

 

La pregunta es pues cómo concebir a Dios. Y Victorino responde, sorprendentemente, con los últimos avances de la física. Ella, contrario a la visión atomista venida desde la antigüedad, revela que la esencia de la realidad es la relacionalidad, la inter-conexión de todo lo que existe, y esto – continúa – es precisamente lo que el cristianismo afirma teológicamente de Dios cuando lo comprende como Trinidad; pero reconociéndolo en la pericóresis* que se extiende a toda la realidad, es decir, que comprende también la dimensión cósmica y antropológica (argumento que desarrolla ampliamente en su anterior libro Dios, Hombre, Mundo. La Trinidad en Raimon Panikkar).

Llega así a esbozar la visión cosmoteándrica de Panikkar, que él prefiere llamar teoantropocósmica, para reemplazar así la raíz griega andros, referida al varón, por la raíz anthropos, referida al ser humano en general. Lamentablemente, no es posible desarrollar la misma por razones de tiempo y remite a su amplia bibliografía al respecto.

 

Creyéndolo de primer orden, prefiere pasar a enunciar lo que considera las claves del diálogo intercultural e inter/intra-religioso. Destaca, en primer lugar, la necesidad de partir de la propia experiencia. Es decir, re-conocer la perspectiva desde la que se viene realizando la búsqueda y reconocerla como vivida. Esto está ligado íntimamente con el segundo momento, que consiste en asumir que somos seres inacabados, lo que resalta la importancia de la búsqueda dentro de este proceso.

 

En tercer lugar, propone aquilatar el valor de cada religión como proyecto de liberación; a la vez que se comprende – como cuarto momento – que ninguna de ellas tiene toda la verdad ni puede agotar la verdad de lo sagrado y de la religión. Es esto precisamente, lo que hace necesario el diálogo (quinta clave).

 

Propone, por último, la importancia de distinguir entre diálogo dialéctico y diálogo dialógico. El primero, señala, se da en la arena, marcado por la contienda entre posturas; el segundo se da en el ágora y busca, por tanto, el encuentro y la síntesis.

 

Concluye apostando por el segundo, confiado que “Todo lo que ahonda converge”.

 

* Juan Damasceno desarrolla y expresa así la noción de pericóresis: Estas hypóstasis están la una en la otra para contenerse mutuamente, siguiendo esta palabra del Señor: Yo estoy en el Padre y el Padre está en mí… Nosotros no decimos tres dioses, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Por el contrario, nosotros decimos un solo Dios, la Santa Trinidad; el Hijo y el Espíritu se relacionan a un solo Principio, sin composición ni confusión, contrariamente a la herejía de Sabelio. Porque estas personas están unidas, no para confundirse, sino para contenerse el uno al otro. Existe entre ellos una circuminsesión, ni separados ni divididos en substancia, contrariamente a la herejía de Arrio. En efecto, para decirlo todo en una palabra, la divinidad es indivisa en los individuos, igual que en tres soles contenidos el uno en el otro habría una sola luz por compenetración íntima (De Fide orthodoxa, I, 8, PG 94, 829). Las tres hypóstasis se unen a la vez sin separación y sin mezcla. Sin división por la unidad (μοναδικον) de la naturaleza y la pericóresis mutua (εν αλληλαις). …Así también respecto a la encarnación del Logos de Dios. Las dos naturalezas se unen a la vez sin división y sin mezcla. Sin división por la unidad (μοναδικον) de la hypóstasis y por la mutua pericóresis sin mezcla de las naturalezas (De nat comp, 4, PG 95, 117C-120A). Respecto al uso trinitario de pericóresis, afirma Milano (op. cit., 147): “Así fue como se reafirma, de un punto de vista decididamente personalista, la doctrina fundamental del monoteísmo cristiano. Afirma a la vez la única naturaleza y las tres personas.

[Nota del redactor. En: Zañartu, Sergio. Historia del dogma trinitario hasta san Agustín. Facultad de Teología, Pontificia Universidad Católica de Chile. Pág. 48].

 

 

 

 

 

 

Por: Diego Acevedo – Fraternidad de la Amistad

fraternidaddelaamistadm@yahoo.com

 

 

Revisión: Olga Lucía Álvarez – ARCWP

olalbe@gmail.com

 

 

 

Para derrotar la mortalidad infantil hay que luchar contra la desigualdad


Sergio Ferrari
Adital

Desde la ONU, Ginebra

No se podrá derrotar el drama de la mortalidad infantil sin reducir las desigualdades crecientes que atraviesan el planeta, y entre ellas las que subsisten entre los hombres y las mujeres. Tal es la premisa principal del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, expresada en un reciente mensaje hecho público esta tercera semana de septiembre, al presentar una guía para luchar contra este flagelo.

Cada año mueren seis millones de niños de menos de cinco años en el mundo. Cifra que equivale a la población total de naciones como Nicaragua, Noruega o Nueva Zelandia. Drama que se podría evitar parcialmente si muchos Estados reconsideraran sus prioridades sociales.

Realidad doblemente cruel. Al menos el 50 % de esas muertes podrían evitarse, según las Naciones Unidas. Entre las causas principales: la desnutrición, neumonía, malaria, diarrea, y otras enfermedades contra las que ya existen vacunas . “El hecho que hayamos fracasado en tomar las medidas necesarias para proteger a nuestra infancia de muertes evitables constituye una violación grave del derecho a la vida de los niños”, subrayó Zeid Ra’ad Al Hussein el tercer jueves de septiembre en un comunicado público.

Denunciando esta situación, el máximo responsable de los Derechos Humanos de la ONU interpeló a los Estados, a quienes considera como los principales responsables en asegurar la vida y el bienestar de la infancia. El escalón primero –y tal vez principal- es el establecimiento de planes efectivos para confrontar la mortalidad infantil en los primeros años de la vida. Sin olvidar el mejoramiento del acceso a los servicios de base, en particular al agua potable y a la asistencia médica.

Según el Alto Comisionado, las desigualdades de todo tipo están al origen de ese tipo de mortalidad infantil que podría prevenirse. Uno de los problemas esenciales son las injustas relaciones entre hombres y mujeres. Entre ellas algunas prácticas tradicionales como la mutilación genital; los matrimonios forzados y precoces; la violencia conyugal; la estigmatización y discriminación de todo tipo.

“Desde el punto de vista de los derechos humanos, es evidente que se imponen reformas políticas”, enfatizó Zeid Ra’ad Al Hussein.

Asegurando que una política realmente basada en los derechos esenciales de las personas implica que los Estados inviertan en los sectores esenciales de la salud y la educación, en la autonomía de las mujeres y en particular, en las comunidades que son marginalizadas y fuertemente vulnerables.

Insistiendo que las inversiones públicas deben mejorar la protección, preservación y respeto a los niños. Ellos “son nuestros recursos más preciosos. No podemos de ninguna manera que sean al mismo tiempo nuestros recursos más vulnerables”.

 

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=82567

 

TEMA: Padres que dejaron el sacerdocio. Entrevista a Joan Tavares por Mariana Azevedo.


Buenos días, mi nombre es Mariana Azevedo.

Soy un estudiante de periodismo en la Universidad Católica de Pernambuco, y estoy haciendo un artículo especial para el periódico O Berro sobre sacerdotes que dejaron el sacerdocio.

Si usted me podría ayudar, voy a estar agradecido. A continuación se presentan algunas preguntas que sirven como guías de la materia.

Estoy esperando la respuesta.

Att.,

Mariana Azevedo.

Respuestas en el texto de Juan Tavares

Para Joranal: El Berro

1 ¿Qué le llevó a renunciar a la vida religiosa?

R / No renunciar a la vida religiosa, a medida que continúo católico practicante. Seguramente usted quiere preguntar por qué dejé el ejercicio del ministerio sacerdotal. La razón principal fue un desacuerdo lento y progresivo con la congregación religiosa a la que yo pertenecía. Descubrí que, para las ideas y la sensibilidad, la visión de la vida comunitaria y la dignidad humana, etc, ya no podía permanecer allí, de lo contrario me dejó Gaza como sujeto, como un ser humano. En las diócesis y congregaciones religiosas que hay muchos valores, pero también existe el peligro de la masificación y el rechazo de las personas que tienen la visión de las relaciones humanas, del mundo y de la propia Iglesia. No culpan o yo o cualquier persona, pero en realidad, eso es lo que pasó. El existencialismo, mi formación en su conjunto y el Concilio Vaticano II, me dio esta idea de la importancia de la persona humana, que es único e irrepetible.

2 El Señor le llevó a tomar la decisión de dejar de ser un sacerdote?

R / No dejes de ser un sacerdote, ya que, según la teología católica, no hay ex sacerdotes, pero los sacerdotes que abandonaron el ejercicio del ministerio. ¿Alguna vez has visto el ganado follada, con una marca indeleble en la piel? Así, con los sacramentos del Bautismo, la Confirmación y el Orden de: marcar el alma cristiana con esa marca indeleble en teología se llama: imprimir carácter.

Pero volviendo a tu pregunta: me tomó años. Realmente me encantó mi sacerdocio. Me preparé durante 15 años a este: era un aprendizaje largo, del 11 a 26 años. Cuando vi que en mi congregación no más dio, me incardinei una diócesis. Pero educado para vivir en una comunidad donde hay un apoyo mutuo entre colegas, extraña a la frialdad y la soledad de la vida sacerdotal de sacerdotes diocesanos. Definitivamente, yo no estaba hecho para vivir solo, aislado.

Y como estaba seguro de que Dios creó a que yo sea feliz, 36 años de edad, fue primero a mí la idea de la posibilidad del matrimonio. Y así preservando mi escala de valores esenciales, en orden descendente: el hombre, cristiano, sacerdote, religioso (miembro de una congregación). Si entré en crisis, tenía una idea muy clara de la escala de valores.

¿Y cuántos se reunió / las religiosos / sacerdotes y los ya mucho ni con su humanidad con el fin de preservar su condición de religiosos / y los sacerdotes, decidí que no iba a enamorarse de esta inversión de valores. El retraso en este proceso desde el día en que admitimos la posibilidad de contraer matrimonio hasta el matrimonio, era cerca de dos años y medio. Pero la crisis era ya un par de años antes. Usted ve, fue un largo y doloroso viaje.

3 A medida que la noticia era decirles a los amigos y familiares?

R / Con la familia le dio tiempo y sólo hablaba cuando, de hecho, decidió casarse. Pero me di cuenta de que ya se habían dado cuenta de que algo estaba pasando. Sé que usted ha sufrido un poco, pero hizo explícita a mí que si era por mi bien, aceptar la nueva situación. Con amor y realismo. Ya con los amigos, fueron de gran ayuda en mi proceso reopção vida.

4 ¿Qué ha cambiado en tu vida cuando te fuiste de la vida religiosa?

R / Como tenía una licenciatura en filosofía y disfrutó de la enseñanza (que siempre se ha hecho en el ministerio) buscado trabajo en la Escuela Técnica Federal y la Universidad Federal. Ya maestro y con cierta seguridad financiera, se casó. Con mi salario y el de ella, también un profesor, compró una casa y tenía dos hijas. Tuve que aprender a ser un maestro, esposo, padre, de cara al mundo secular, fuera de la cobertura de la Iglesia y la Congregación. El trabajo perdido como sacerdote eran muchos, pero tuve que aprender a superar.

5 Como el Señor ve la religión hoy en día?

R / Como siempre enfrentados: algo que da sentido a mi vida. Y eso tiene que ser vivida con autenticidad, pero sin fanatismo, el fundamentalismo o el sentimentalismo. Es un aspecto importante de la vida, una especie de baliza. Una manera de interpretar y ver el mundo y la vida. Luz, la sal y la levadura de la vida social, económica y política. Y no estoy hablando sólo de la religión católica, pero todas las religiones.

Pero sí sé que, por desgracia, en nombre de la religión, la católica inclusive, si cometieron atrocidades masivas durante muchos siglos. Y se han comprometido hoy, especialmente en una interpretación radical del Islam fundamentalista y el judaísmo. También veo graves peligros en la interpretación fundamentalista de la Biblia, especialmente en la parte de los políticos estadounidenses, Bush, etc Yo prefiero un ateo honesto y un fundamentalista religioso radical. Y veo con preocupación lo sentimental pentecostalismo y alienado crecimiento hoy en día en la Iglesia Católica, con sacerdotes, cantantes, una miríada de nuevas congregaciones conservadoras, que nada tienen que ver con el Concilio Vaticano II, etc

6 ¿Cómo te enfrentas a la iglesia de hoy?

R / Después de un largo, frío y oscuro invierno, las “riendas” de Juan Pablo II y Benedicto XVI regresó a la primavera, la vida y la esperanza, con el Papa Francisco. Hice mi teología durante el Concilio Vaticano II, un servicio de la iglesia, abierta al diálogo con el mundo, la ciencia, las otras religiones y todas las personas de buena voluntad.

Por desgracia, me veo hoy en Brasil episcopado y el clero muy inferiores en calidad a los años 80 mucho más superficial, mucho menos profetas. Número Mucho iglesia, masa, woohoo, la apariencia, el sentimentalismo, que el deseo serio para servir, una verdadera comunión con los más abandonados y necesitados. Sé que hay excepciones buenas y honorables, pero yo estoy hablando de la media. Acabo de llegar de Europa. Y yo estaba triste a la avanzada edad de los sacerdotes (promediado más de 65 años) y con una religiosidad más fuerte, pero siempre más paro y sin vivacidad sin profecía.

7 ¿Alguna vez ha lamentado su decisión?

. R / No ministerio de trabajo sacerdotal con Personas Desaparecidas, sí; deseo de volver, no. Asumir otras responsabilidades y guié mi vida para otros cursos. También válida: para mí, para la familia y para la sociedad. Sin abandonar nunca mi fuerte y eterna lucha por un mundo, un Brasil y una mejor Iglesia. Para que la vida no tiene ningún significado, excepto ser convivida y donado.

8 ¿Qué cambió en su rutina después de que salió el sacerdocio?

R / Contesté las preguntas n ° 4 y n ° 2 que tenía que adaptarse a una rutina totalmente diferente, especialmente la familia y vivir en el mundo del trabajo, deseosos de construir activos para apoyar a la familia y utilizar el dinero para llegar al final del mes. Pero sin renunciar a mis ideales humanos y cristianos. Demos, mi esposa y yo para el trabajo. Y juntos, decidimos ser miembros activos de la Iglesia, cada uno a su manera.

Hundido profundamente en MFPC, Movimiento de las Familias de Sacerdotes Casados, sobre todo en la comunicación. Me dirijo hoy nuestro Sitio: www.padrescasados.orgdonde publicar todos los días, al menos dos artículos actuales y abundante, y el buen elegido en varias fuentes brasileñas y extranjeras sobre las Personas, Brasil, Mundo, Iglesia, Valores Humanos.

9 ¿Qué ha cambiado en su relación con la gente?

R / Tuve que aprender a ser uno entre muchos, sin privilegios.

10 ¿Cómo fue el proceso, en su caso, de “reinserción” a la sociedad?

R / I tenía que esforzarme para aprender a ver la vida desde otros puntos de vista. Sin abdicar de mis valores específicos, pero la búsqueda de un nuevo equilibrio en la nueva situación de vida. El seminario de formación era muy bueno, pero no nos formó para estas eventualidades. Tuve que usar el sentido común, aprendí sobre todo en la familia y en contacto con los laicos.

11 Has sufrido algún tipo de shock social o cultural?

R / No, yo sabía muy bien el lugar donde yo vivía cuando me casé, y rápidamente aprendió a poner un pie en el suelo de la nueva realidad existencial.

12 En promedio, ¿cuáles son las principales razones por las que un sacerdote deja el sacerdocio?

R / En el libro Sacerdotes Casados ​​- Testimonio e Investigación, Ponciano Jorge y otros,Voces Publishing, 1990, p. 51-52, tiene las respuestas a esa pregunta. Brevemente, y en orden descendente, las razones más importantes son:

  • El celibato, el 42%
  • Estructura eclesiástica obsoleta, el 13%
  • Crisis existencial, el 9%
  • Segregación clerical, el 9%
  • La fe católica, el 5%
  • Desacuerdos Pastorales, 4%
  • Incompatibilidad con el obispo, el 4%
  • Aislamiento, 4%

Este fue el caso en 1990 Hoy en día, yo no podía decirle. Pero la situación ha cambiado mucho y los sacerdotes de hoy en día tienen un “entrenamiento” muy diferente a la vez. En general, parece más débil en todos los sentidos: intelectual, pastoral, espiritual, humana y cristiana. Pero hay algunas excepciones .

  1. Luís, MA, 18 de septiembre 2014

John Tavares

 

 

Remitido al e-mail

SUIZA Iglesias de diferentes tradiciones abordan la cuestión de la persecución a la que se enfrentan los cristianos


Ginebra, martes, 16 de septiembre de 2014 (ALC) – En su reciente reunión en Estrasburgo (Francia), los representantes de las organizaciones ecuménicas y de las iglesias católicas, evangélicas y pentecostales han prometido abordar más eficazmente la cuestión de la discriminación, la persecución y la violencia a la que se enfrentan los cristianos en el mundo. Este tema se explorará más en profundidad durante una consulta internacional que se celebrará en 2015.

La reunión, que tuvo lugar en Estrasburgo del 8 al 9 de septiembre y fue organizada por el Foro Cristiano Mundial (FCM),   contó con la participación de representantes del Vaticano, del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), de la Alianza Evangélica Mundial y la Fraternidad Mundial Pentecostal.

La consulta que se planifica para 2015 tendrá como tema “la discriminación, la persecución y el martirio de los cristianos”, y reunirá a representantes de las iglesias y las comunidades cristianas que se enfrentan a la discriminación y la persecución en sus contextos locales.

Como parte de la planificación de la consulta, los organizadores recabarán datos sobre la persecución religiosa suministrados por las organizaciones internacionales.  Asimismo, puesto que muchos términos y conceptos no están bien definidos y se emplean de manera imprecisa, se procederá al examen del uso del lenguaje de la discriminación, la persecución y el martirio, y a la elaboración de un glosario. Se planificarán también visitas de delegaciones a varios países para analizar los diferentes tipos de persecución por motivos religiosos.

El proceso de planificación de la consulta examinará también casos de discriminación y persecución en sociedades seculares, especialmente en las naciones del primer mundo.

El Rev. Dr. Hielke Wolters, secretario general adjunto del CMI, afirmó: «El hecho de que iglesias y organizaciones ecuménicas de tradiciones y contextos tan diversos estén dispuestas a trabajar juntas para apoyar a los cristianos que se encuentran en situaciones difíciles es un gran signo de esperanza». Declaró también que «la libertad religiosa es importante para todos nosotros, ya seamos cristianos, musulmanes o creyentes de otras religiones».

Añadió que esta iniciativa conjunta está muy en consonancia con las iniciativas del CMI de acompañamiento de los cristianos y las iglesias en países como Siria, Irak, Egipto y Nigeria.  Concluyó agradeciendo esta oportunidad para apoyar esta importante labor en cooperación con las iglesias y organizaciones de las tradiciones católica, pentecostal y evangélica.

Larry Miller, secretario del FCM, declaró: «La razón de ser del FCM es permitir a las iglesias de todas las tradiciones enfrentarse juntas a los desafíos comunes. El hecho de que la primera de estas iniciativas tenga como objetivo apoyar a los cristianos del mundo que se enfrentan a la discriminación, la persecución y el martirio en sus comunidades tiene un relieve especial».

El pastor Ingolf Ellssel, de la Fraternidad Mundial Pentecostal, afirmó sentirse «entusiasmado con esta iniciativa del Foro Cristiano Mundial que reúne a los cristianos de todo el mundo, dando voz a los que se ven sometidos a la discriminación, la persecución y el martirio. Es mi esperanza que este sea el comienzo de un nuevo proceso de unidad en el Cuerpo de Cristo».
————————
Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: