¿Que está pasando con la Luna?


luna1

A buen seguro que a los observadores asiduos del cielo, no se les ha pasado por alto la posición anormal de la Luna en el Hemisferio Norte. Sigue leyendo

 

http://periodismo-alternativo.com/

IV Encuentro Nacional de las zonas de reservas campesinas


videos en:
https://www.youtube.com/watch?v=d9SeOOysNR4#t=276  – Alfredo Molano
https://www.youtube.com/watch?v=u25kfaEftGk – Ivan Cepeda
https://www.youtube.com/watch?v=-im99CUe5aU – Cesar Jerez

COLOMBIA: Lanzamiento Libro: GESTANDO LA PAZ, HACIENDO MEMORIA


Las mujeres de la Confluencia Departamental de Organizaciones de Mujeres del Valle del Cauca y de la Confluencia Municipal de Organizaciones de Mujeres de Palmira (Valle del Cauca) nos comparten la publicación de su experiencia así:
“Compartimos la inmensa alegría por la publicación de nuestra experiencia como Confluencia Departamental y la Municipal de organizaciones de mujeres Valle del Cauca y la de Palmira, en el libro que sistematiza las experiencias de construcción de Paz, participantes en la Cumbre de Mujeres y Paz, realizada en octubre del 2013, titulada: “EDUCAR PARA TRANSFORMAR LA SOCIEDAD”.
En el libro ajunto en PDF, nuestra experiencia se encuentra en las páginas 146 al 148.”
Este libro que se lanza hoy en Bogotá y gestado por Naciones Unidas y redes nacionales de mujeres tiene en su portada y en artículo interno de la página 146 el mural que se pintó en Palmira a través del proyecto de muralismo comunitario que efectuamos hacia el 2010 con apoyo de DKA. En el artículo de las páginas 146 a 148 se citan precisamente a SERCOLDES como aliado y el apoyo de DKA en el proceso andado. Así pues nos complace también a nosotros ver cómo se hace visible el esfuerzo de las mujeres del Valle del Cauca en la construcción de paz con equidad de género.
Cordial saludo,
FABIO ALONSO MESA RAMÍREZ
Fundación SERCOLDES
Zona de los archivos adjuntos

 

 

Libro Gestando la Paz (1)

A pedido del papa Francisco, arrestaron en el Vaticano a un ex arzobispo por pedofilia


El ex nuncio en la República Dominicana Jozef Wesolowski fue detenido por el abuso de siete menores durante su misión en Santo Domingo. El diario italiano La Stampa afirma que la captura se hizo siguiendo las instrucciones expresas de Bergoglio

El ex nuncio vaticano Josef Wesolowski, acusado de pederastia, ha sido sometido a arresto domiciliario por voluntad del papa Francisco, que quiere que este caso “tan grave y delicado sea abordado sin demora”.

El vocero vaticano, Federico Lombardi, confirmó la detención a través de un comunicado, en el que subraya que la medida se produce después de notificar al acusado la lista de delitos que se le imputan en el proceso penal por sus presuntos “graves hechos de abuso a menores en la República Dominicana”.

EL PAPA PIDIÓ QUE ESTE CASO “TAN GRAVE Y DELICADO SEA ABORDADO SIN DEMORA”

Wesolowski, de 66 años, está acusado de abusar de menores de edad durante su estancia en la República Dominicana, donde fue nuncio apostólico.

Por esta razón fue destituido de su cargo a finales de agosto de 2013 y el pasado junio expulsado del sacerdocio, tras un proceso canónico instruido por la Congregación de la Doctrina de la Fe, el ex Santo Oficio.

Esta congregación es el organismo vaticano que “juzga los delitos contra la fe y los delitos más graves cometidos contra la moral o en la celebración de los sacramentos y, en caso necesario, procede a declarar o imponer sanciones canónicas”, según explica la propia Santa Sede.

Lombardi informó que este martes el promotor de Justicia del Tribunal de primera instancia del Estado de la Ciudad del Vaticano ha convocado al ex nuncio polaco, sobre quien había emprendido una investigación penal.

Al prelado le han sido notificados los delitos que se le imputan en el proceso penal por graves abusos a menores en la República Dominicana. La gravedad de los cargos ha hecho que dicho órgano decidiera someterlo al arresto domiciliario en un local en el interior del Estado vaticano, una vez comprobada su documentación médica.

En la nota, el vocero subrayó que la iniciativa emprendida por los órganos judiciales vaticanoscorresponde a la voluntad del propio pontífice argentino, quien quiere que este “grave y delicado” caso sea abordado sin demora, con el “justo y necesario rigor” y con “plena responsabilidad de las instituciones de la Santa Sede”.

El escándalo fue descubierto por un reportaje del programa de investigación de la periodista Nuria Piera, transmitido por los canales de televisión 9 y 37 de la República Dominicana, en el que se aseguraba que Wesolowski supuestamente pagaba por mantener relaciones sexuales con menores en el país.

Tras el programa, el cardenal dominicano Nicolás de Jesús López Rodríguez informó que había comunicado directamente al papa Francisco las denuncias sobre Wesolowski y calificó el asunto de “sumamente grave”.

En los últimos tiempos, la Santa Sede ha sido objeto de críticas por la libertad de la que gozaba Wesolowski, que regresó a Roma a pesar de las acusaciones que pesaban sobre él. Tanto la Justicia polaca como la de la República Dominicana han presentado cargos contra el ex nuncio por los casos de pederastia.

El Papa mantuvo, el pasado 7 de julio, un encuentro histórico con seis víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros del clero y les pidió “perdón” por estos “pecados de omisión”, que calificó de “crímenes graves”. Además, el pasado 11 de abril, Jorge Bergoglio se disculpó por estos escándalos que han enturbiado la imagen de la Iglesia católica ante la Oficina Internacional Católica de la Infancia (BICE).

 

http://www.infobae.com/2014/09/23/1596855-a-pedido-del-papa-francisco-arrestaron-el-vaticano-un-ex-arzobispo-pedofilia

COLOMBIA. URGENTE: PISBA EN PELIGRO


Hola Colombia!artico

La comunidad de Tasco en el Páramo de Pisba necesita que actues ahora.

La comunidad está resistiendo el ingreso de maquinaria de la empresa Pazdel Rio del grupo brasilero Votarantim, quien autorizada por CORPOBOYACÁ, pretende ingresar al área del subpáramo de Pisba, para la reapertura de la mina de hierro El Banco.santos

Esta mina ya ha dejado serios daños en el ecosistema, como la contaminación del agua. Por favor ayuda a reclamar por la protección del páramo de Pisba.

Llama ahora a CORPOBOYACÁ y deja tu mensaje a Ricardo Lopez Dulcey, Director de CORPOBOYACA:

(57) 8 7457188
(57) 8 7457192
(57) 8 7457186
Línea Nacional: 018000 918027 (De 8 am a 12 pm y de 2 pm a 6 pm)

1) Pide hablar con el Director de CORPOBOYACA Ricardo Lopez Dulcey, él puede frenar esto.

2) Si no te puede atender déjale este mensaje: “Necesitamos que el Director de Corpoboyacá intervenga y prohíba de manera inmediata el ingreso de la compañía Paz del Rio a la mina el Banco, en el municipio de Tasco, que está poniendo en grave riesgo el subparamo de Pisba y el agua de la comunidad de Tasco.”

3) Cuentanos como te fue aquí.

Actúa ahora. No hay tiempo que perder.

¡Tu apoyo es fundamental para ayudar a la comunidad!

Silvia.

Síguenos en:  

 

Mujeres y castigo penal. Noelia Igareda


 

Posted: 23 Sep 2014 05:36 AM PDT

La primera ponente de la Jornada “Mujeres encarceladas. Castigo, feminidad y domesticación”,  la profesora Noelia Igareda González explica el papel del derecho en el castigo penal cuando castiga a las mujeres. En su exposición incluye una breve pero ilustrativa descripción de los antecedentes de la reclusión femenina, siempre marcada por la función moralizadora y de las diversas interpretaciones criminológicas de la delincuencia femenina.
La ley penal, interpretada desde su impacto de género, no puede decirse que sea neutral, ni objetiva, incluso casi nunca justa, ya que tiene un fuerte impacto de género que acaba por convertirlo en uno de los instrumentos más importantes de dominación patriarcal, cuando otros agentes de control social (familia, escuela, etc.) han fracasado.
Concretamente, la ley penitenciaria española (la Ley de Ordenación General Penitenciaria-LOGP y el Reglamento Penitenciario-RP) legisla para un sujeto varón y sólo se legisla para las mujeres en la medida en que se desvían de las características de un “ciudadano normal”, esto es, los casos de embarazo, maternidad o lactancia en prisión aparecen como verdaderas experiencias accidentales que suponen todo un conflicto al legislador.

Ver aquí

Noelia Igareda Gonzáles es doctora en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Máster en Políticas de Igualdad de Género; Agentes de Igualdad (UAB). Licenciada en derecho con la especialidad jurídico-económica por la Universidad de Deusto. Actualmente es profesora asociada de Filosofía del Derecho en la UAB e investigadora del grupo Antígona-Mujeres y derecho en perspectiva de género. Sus principales líneas de investigación son género y derecho, maternidad, bioética y feminismo, jurisprudencia feminista. Ha coordinado y participado como investigadora en proyectos de investigación competitivos en el ámbito europeo, nacional y local.

Remitido al e-mail: http://www.sinrejas.com

La teología: pequeña y fea: ALBERTO F. ROLDÁN


La teología como palabra y como disciplina, no es una invención del cristianismo ni es  propiedad exclusiva de las iglesias. Ya existe, con esa nomenclatura, desde los griegos. Teólogos eran los poetas griegos que elaboraban poesías en honor de sus dioses. Homero, por ejemplo, era considerado “teólogo.”  Aristóteles, en su Metafísica, se refiere a la teología como una de las tres ciencias teóricas, la más importante, porque trata de Dios (Theós).

Fueron los padres de la Iglesia los que adoptaron el término “teología” para la elaboración de sus discursos religiosos y eclesiásticos –incluso doctrinas- utilizando en muchos casos la terminología filosófica. En su largo recorrido, la teología pasó por muchas etapas. Pero su inserción en la cultura fue tan importante, que en la Edad Media, gracias al denodado trabajo de teólogos como Pedro Abelardo, Anselmo de Aosta (conocido más como “de Canterbury”), Alberto Magno y su notable discípulo Santo Tomás de Aquino –entre otros- logró posicionarse de tal modo que fue considerada “la reina de las ciencias.” Por supuesto, todo eso ya es historia de un pasado remoto, porque en siglos posteriores, por influencia del Racionalismo y, sobre todo, del Iluminismo, la teología fue paulatina y sostenidamente relegada. Immanuel Kant decía que la relación entre la filosofía y la teología se podría ver en un imaginario desfile, en el cual la reina era la filosofía y la teología solo una sierva que le llevaba la cola del vestido. O sea que de reina, la teología pasó a ser solo una sierva de la filosofía. Los papeles se habían INVERTIDO.

¿Por qué decimos que la teología es “pequeña y fea”? Los adjetivos, a todas luces peyorativos, no nos pertenecen. Fueron aplicados por el filósofo Walter Benjamin en sus famosas Tesis sobre el concepto de la historia. Justamente, en la tesis 1, dice:

Conocemos la leyenda del autómata capaz de responder, en una partida de ajedrez, a cada movimiento de su adversario y de asegurarse el triunfo. Un muñeco vestido de turco, con un narguile en los labios, está sentado frente al tablero de ajedrez, apoyado a su vez sobre una gran mesa. Un sistema de espejos genera la ilusión de que la mirada puede atravesar esa mesa de lado a lado. En realidad, en su interior está agazapado un enano giboso, maestro en el arte del ajedrez, que por medio de cordeles dirige la mano del muñeco. Podemos imaginar en filosofía una réplica de ese aparato. El muñeco, al que se llama “materialismo histórico”, ganará siempre. Puede desafiar intrépidamente a quien sea si toma a su servicio a la teología, hoy, como es sabido, pequeña y fea y que, por lo demás, ya no puede mostrarse.[1]

Esta alegoría, como informa el sociólogo francobrasileño Michael Löwy, está tomada de un cuento de Edgar Allan Poe: “El jugador de ajedrez de Maelzel”. Explica Löwy: “En Benjamin, el espíritu de Poe se convierte en la teología, es decir, el espíritu mesiánico, sin el cual el materialismo histórico no puede ‘ganar la partida’ ni la revolución, triunfar.”[2] No nos interesa en este caso reflexionar sobre la interpretación sociológica que hace Löwy con gran maestría, sino más bien pensar por qué la teología es representada por un enano de feo aspecto.

Notemos que Benjamin dice que el materialismo histórico puede ganar, pero solo con la condición de que tome, a su servicio, a la teología. Y afirma: “la teología, hoy, como es sabido, pequeña y fea.” El pensador alemán se identifica con toda la influencia del Iluminismo y de la filosofía que han cuestionado seriamente a la teología como una disciplina relegada respecto a la filosofía y a las ciencias sociales. Pero nos preguntamos: ¿por qué es así? Creemos que la pregunta apunta a dos direcciones posibles: la de la filosofía y la de la propia teología. Comencemos con la filosofía. Aquel desarrollo notable que tuvo desde los primeros siglos del cristianismo, con figuras como Clemente y Orígenes de Alejandría, ambos bajo los influjos del platonismo, luego con el descollante San Agustín de Hipona, alcanzando su cumbre con los escolásticos ya mencionados, pasó después a cuarteles de invierno. El citado Kant divide las aguas cuando plantea dos planos de la realidad: lo fenoménico –captable por los sentidos- y lo nouménico, “la cosa en sí”, como Dios, el alma y el cielo, que son realidades que se pueden afirmar pero no desde una razón pura sino mediante una razón práctica o un ejercicio práctico de la razón. Por lo cual, la teología, que se ocupa de ese plano, de ninguna manera se puede llamar “ciencia.” En una frase rotunda, Kant dice: “tuve que eliminar el saber para dar lugar a la fe.”

Más adelante vendrán los severos embates de Marx, Nietszche y Freud, “los tres maestros de la sospecha” en genial descripción de Paul Ricoeur, que van a cuestionar lo que llamamos “realidad” tanto en la sociedad, como en la religión y en la psiquis humana y deconstruyen mucho del andamiaje elaborado siglos atrás. Para ciertas teologías, especialmente dogmáticas y abroqueladas en sí mismas, esas críticas resultarán demoledoras. Podemos decir que para la filosofía la única teología que podría ser tomada en cuenta es aquella que acepta el desafío que platean la filosofía y las ciencias sociales. Porque, como decía Max Weber, hemos entrado en una etapa de “desencantamiento del mundo” lo cual exige una nueva interpretación.

Pero también la imagen de una teología “pequeña y fea” viene de sus propias filas. Nos referimos a quienes ejercen el pastorado cristiano y desprecian la teología como enemiga de la fe o, directamente, como innecesaria. Karl Barth, el teólogo suizo, en sus últimas clases en Basilea constataba el mismo fenómeno:

Siempre es un fenómeno cuestionable encontrar a dirigentes de la Iglesia (con o sin cruz pectoral), o también a evangelistas fervientes y predicadores y luchadores bien intencionados por una u otra causa cristiana, que dicen alegremente e incluso con cierto aire sobrado, que la teología no es asunto suyo: I am not a theologian, I am an administrator.[3]

A ello Barth responde con una expresión elocuente: “¡Así no se puede!”[4] Porque, si los propios pastores y pastoras denigran la teología, ya estamos en presencia del círculo cuadrado. No se puede despreciar el propio oficio ni los materiales o herramientas que usamos para desarrollarlo. El pastor y la pastora, aún de la más pequeña y remota iglesia en el mundo, utilizan la teología, puede que sin saberlo. Hablan de Dios (teología propia), del pecado (jamartiología), de Cristo (cristología), de la salvación (soteriología), de la Iglesia (eclesiología), del cielo y del infierno tan temido (escatología)… Por otra parte, después de recorrer varios países de América Latina y el Caribe, podemos decir que nuestro teorema elaborado como sospecha, casi estaría comprobado, y reza: En la mayoría de instituciones teológicas de América Latina lo que menos se enseña es teología. La afirmación puede sonar muy atrevida u osada, sin embargo, obsérvese el currículum de esas instituciones y, sobre todo los contenidos y la bibliografía –por no agregar otro dato decisivo como serían los docentes- y se percibirá que el teorema tiene ciertos visos de realidad. Lo que se denomina “teología” en muchos seminarios e institutos no pasa de ser doctrina: bautista, presbiteriana, aliancista,  pentecostal, pero doctrina al fin. O sea, enseñanza de lo que oficialmente cree una iglesia. No se enseña teología ni se lee a los teólogos y teólogas importantes de la historia y de la actualidad. Y mucho menos se enseña a pensar y a reflexionar sobre la fe. Como si pensar la fe fuera un ejercicio innecesario o un hobby para quienes les sobra el tiempo o no tienen otra cosa que hacer. Esa tendencia menospreciativa la hemos visto y sufrido en muchas ocasiones cuando, de forma implícita o explícita, se da entender desde los púlpitos que los que nos dedicamos a este oficio (que está también dentro de los ministerios de la Iglesia, Pablo habla en Efesios 4.11 de “pastores y maestros” o como decía la antigua Reina Valera: “pastores y doctores”) somos personas “raras” que complicamos “la sencillez del Evangelio”, mientras ellos, los expositores de turno, se refieren a sus discursos como “palabra celestial” o “voz de Dios”, sin reconocer que también son, como decía Karl Barth: “hombres que hablan de Dios”, y que sus discursos o sermones, más allá de que Dios en su soberanía los pueda usar, no dejan de ser articulaciones de pensamientos de seres humanos, con todas las contingencias y limitaciones que ello supone.

Otros advierten: “no debemos responder preguntas que nadie hace.” Eso tiene apariencia de sabiduría y encierra cierta verdad, pero muchas veces no se hacen preguntas porque no se generan ámbitos para preguntar. Lo real es que el mundo, entendido como cultura y sociedad humana, sigue preguntando y, como me dijo un colega hace poco: “ellos (los de “el mundo”) también siguen pensando.” El mundo ¡vaya novedad! está en permanente cambio, tal como lo constató Heráclito, y los desafíos nunca son exactamente los mismos porque surgen nuevos interrogantes cada día y porque al mismo tiempo se ha producido un declive de las instituciones religiosas, que ya no son indiscutibles ni ejercen la función de ser los únicos árbitros para establecer la moral y las costumbres.

Finalmente, también advertimos la poca presencia de teólogos y teólogas en los ámbitos de las universidades, sobre todo de las ciencias sociales y humanas. Si de cristianos se trata, en general pertenecen a la Iglesia Católica Apostólica Romana, que ha dado suma importancia a la filosofía y a la teología. Sus programas de teología están atravesados por una fuerte dosis de filosofía porque, justamente, es esta la disciplina de la cual se ha valido la teología cristiana para su articulación. No ocurre lo mismo en seminarios e instituciones teológicas evangélicas –salvo excepciones- donde la filosofía y las ciencias humanas brillan por su ausencia o, en el mejor de los casos, se lee un texto de divulgación, de carácter apologético, que no considera con seriedad los planteamientos que hacen la filosofía o las ciencias sociales. Porque, como bien señala Hans Küng: “Sólo una teología que se mueve en el horizonte actual de la experiencia, una teología rigurosamente científica y abierta al mundo y al presente, puede justificar su puesto en la universidad al lado de otras ciencias.”[5] De lo contrario, si los líderes evangélicos siguen despreciando la teología y, por ende, no fomentando que las nuevas generaciones la estudien con seriedad -junto a otras disciplinas como la filosofía y las ciencias sociales- ella seguirá siendo pequeña y fea para las iglesias y para la sociedad.

[1] Cit. por Michael Löwy, Walter Benjamin: aviso de incendio. Una lectura de las tesis “Sobre el concepto de historia”, 2da. Edición, trad. Horacio Pons, Buenos Aires: FCE, 2012, pp. 46-47. Cursivas originales.

[2] Ibid., p. 49

[3] Karl Barth, Introducción a la teología evangélica, Trad. Elizabeth Lindenberg de Delmonte, Buenos Aires: La Aurora, 1986, p. 62. Cursivas originales.

[4] Ibid.

[5] Hans Küng, Teología para la posmodernidad, trad. Gilberto Canal Marcos, Madrid: Alianza Editorial, 1989, p. 162.

 

http://www.lupaprotestante.com/blog/la-teologia-pequena-y-fea/

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: