Sinodo:”Se respira un ambiente como el del Concilio Vaticano II”


El Sínodo de Obispos SE ENCAMINA a la recta final,

Francisco Logra Que de el Sínodo De Obispos debata pecar tapujos Sobre Temas Que los antes tabú Eran

El secretario de la asamblea de pide Que El los Laicos “sean Protagonistas y ALCEN La Voz”

Redacción, 13 de octubre de 2014 a las 19:46

Se respira ambiente de las Naciones Unidas de como el del Concilio Vaticano I I “. Francisco ha conseguido, Segun el consensus de los Padres sinodales, Que La Primera instancia de parte de la Asamblea Sobre la familia en sí Convert En Un foro de debate, Límites y libre de pecado, en Conservadores de Que El, moderados y progresistas discutan Sobre la Comunión a Los Divorciados vueltos a casar, las uniones de Hecho, Las Parejas gay, La Educación de los Hijos o el sexo .

Informaciones estafadores Diarias, PESE un sector las Criticas de un, comandado Por El prefecto de la Doctrina de la Fe, cardenal Müller , Quien lamenta Que No Se publiquen las INterVENCIONES Integras de Los Participantes, aire Nombres y Apellidos, mar y Que la Oficina de Prensa de la Santa Sede Quien elabore los Resúmenes de Las congregaciones. En TODO Caso, tal y de como señaló el secretario especial del Sínodo, Bruno Forte , en el Sínodo ESTA Impreso el “Estilo de Francisco” De Una Iglesia Que madura y “de búsqueda y de Escucha”.

En Su encuentro estafa La Prensa of this Mediodía, Forte ha Hecho ONU Llamamiento párr Que El los Laicos Sean “Protagonistas” y ALCEN La Voz en las Diócesis párrafo ENCONTRAR Soluciones verdaderas Durante Este Año intermedio Entre this Sínodo y el Que Viene, convocado Por El Papa Francisco de l 4 al 25 de Octubre de 2015 Bajo el título ‘La Vocación de la familia en la Iglesia y en el Mundo Contemporáneo’ .

En Este SENTIDO, Forte ha reivindicado el protagonismo de los Laicos párrafo ENCONTRAR Soluciones verdaderas y ha Agradecido un su Testimonio. Los Expertos “A Veces hijo veo Que los Laicos Más clericales Que el clero, y ESTO no va”, ha expresado.

Por do a instancia de parte, el relator general del Sínodo, cardenal Peter Erdo , ha Dejado Claro Que al final, de Este Sínodo sí publicará Texto de la ONU, la “Relatio Sinodalys ‘, Que “no tendra ningun valor Jurídico ni servira de COMO pertenezcan Recomendación”, Sera Que sino- “texto de la ONU de trabajo” Que se Usara de base de párrafo el siguiente Sínodo convocado párrafo el Año Que Viene.

 

Sobre la “Relatio post disceptationem ‘, document Resumen de las 265 INterVENCIONES Que Han Sido escuchadas Hasta Ahora, monseñor Forte ha Explicado Que es el RESULTADO De Que lo queria el Papa, de Hablar Con claridad y libertad. ademas ha Puesto de Manifiesto Que en el Sínodo ESTA Impreso el “Estilo de Francisco” De Una Iglesia Que madura y “de búsqueda y de Escucha”.

About ONU Posible camino penitencial Que abra la clave de la comunión a Los divorciados, monseñor Forte ha Explicado Que ESE camino penitencial pasaria Por Un “Reconocimiento de Las culpas” y de ” Tomar Conciencia de Los Propios Límites “ PORQUE SI UN matrimonio falla del siempre heno Responsabilidad de los dos. “No es justo descargar Jamás la culpa en Uno en solitario de El los Miembros”, ha expresado.

Por do a instancia de parte, el cardenal filipino AntonioTagle ha Explicado Que la ONU “profundizarse” ‘Relatio post disceptationem’ es “espejo” que NECESITA y ha valorado de el “trabajo” que han del Heroico Puesto en buen calidad, párr Poder resumir Las 265 INterVENCIONES Que Hasta Ahora Han Sido escuchadas en el Sínodo. “La continua Obra”, ha exclamado.

Ademas, ha Explicado Que “que Lugar heno Para Todos hablen”, tanto “liberales de como Conservadores” , de Todos PORQUE Por unidos estan el buen calidad, Amor Por la Iglesia.

Preguntado el los homosexuales, Monseñor Forte ha Explicado Que la ONU matrimonio ONU mujer Hombre y Una ningún Florerias Tener Una “equiparación terminológica “a la union del entre el los homosexuales. “Los homosexuales Tienen Derechos Que Deben Ser defendidos y Garantizados, Pero Jamás seran equivalentes al matrimonio”, ha defendido.

El relator general del Sínodo, cardenal Peter Erdo, ha manifestado Que “la Identidad de la persona no està determinada Por La Tendencia sexual, POR sino-do comportamiento sexual”.

 

Por do a instancia de parte, uno del de los tres presidentes delegados del Sínodo, el cardenal Ricardo Ezzati Andrello, ha observado Que En Este Sínodo “s e ha Hablado Mucho de Las Parejas y Poco de los Niños “Y Que Es Un Aspecto Que los Círculos Menores” Deben enriquecer “. Ademas, ha Subrayado la importancia de la “educación” y de la “Presencia del Padre y de la Madre en la Educación de Los Hijos”.

Also ha recalcado Que el Sínodo de la Familia es el reflejo de tres Cosas: La Escucha Que Los Padres sinodales han de Hecho; la Capacidad de Misericordia de Querer comprender y la búsqueda de caminos párrafo acompañar y expresar ESA Cercanía en Líneas pastorales.

Ademas, ha destacado Que la “No Es Definitivo Documento de la ONU” heno Que Sino Que Seguir Dialogando Sobre Ello y enriqueciéndolo. ‘Relatio post disceptationem’ “Es Un Sínodo Que Escucha, Que se conmueve Y Que Busca caminos “, ha exclamado.

Ezzatti ha Puesto Énfasis en el derecho “a Una Educación de calidad”, Qué Los Padres Tienen El Deber y El Derecho de Fortalecer Y Que las Instituciones Intermedias, Iglesia y Estado, ESTAN Llamados a apoyar. Also sí ha Informado De Que el ambiente sinodal tenia el Espíritu del Concilio Vaticano II y de Una Iglesia “mira Que estafa Simpatía al Mundo Y Que Hace Suyo el Sufrimiento de el los demas”.

El secretario general, del Sínodo, cardenal Lorenzo Baldisseri , ha Explicado En Una Entrevista en el diario del Vaticano ‘L’Osservatore Romano’ Que l os Tiempos del Sínodo de han Sido respetados minuciosamente , Escuchando a Todos Los Que Han Pedido intervenir, Y Que el Papa le ha felicitado Por Su precisión: “un reloj suizo USTED es”, ha expresado el Papa a Baldisseri.

El Sínodo Trabaja Ahora Dividido en diez Círculos Menores, Grupos de 20 Personas approximately , Lenguas Divididos POR, de Que Han Elegido Responsables de UNOS. El Portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, explicó Que Por La Dinámica del sínodo Son Más Importantes ESTOS Círculos Menores Que el PORQUE debate general “LAS personajes sí pueden expresar del Mas Interactivo Diálogo de las Naciones Unidas”.

Baldisseri ha señalado Que of this Resumen Que Será Presentado el lunes “se Llegará al document última asamblea of this, la Relatio Synodi, Que Será votada el Sábado 18 de Octubre y entregada al Papa “. Aunque Sólo Los 191 Obispos direction derecho al voto Tienen, la Participación de Decenas de Laicos y 13 Matrimonios, Uno de Ellos mixto de religión Entre la ONU y Musulmán Una cristiana, ha supuesto la ONU enriquecimiento de Experiencias Que Nunca los antes sí habia Puesto en Práctica En Este Tipo de Reuniones de Discusión en el Vaticano.

Entre el los Participantes, SE ENCUENTRA EL cardenal español Fernando Sebastián . En Declaraciones a Radio Vaticana, el purpurado explicó Que El Aire Que se respira Dentro del Sínodo y Sus prioridades:

“La Sensación Dominante es el Esfuerzo de acercamiento estafa honestidad misericordia y un La Situacion actual . Una sociedad insegura tan, tan Complicada, aire Tantas Situaciones Nuevas Que Nos obligan a clarificar La Situacion ya Buscar en la Tradición de la Iglesia, en el Depósito de la Tradición y de la doctrina y misericordia Una Respuesta al Sufrimiento de Tantas Familias Que se Sienten Hoy oprimidas o doloridas Por Tantas Causas Internas y Externas “.

“Se ha Hablado Mucho de la Emigración, de la guerra, de la Pobreza, de la confusión doctrinal Also de la Inestabilidad Psicológica Que crea Problemas Nuevos y nos obli un ponderarlos cuidadosamente párr Buscar los Verdaderos caminos de la Verdad y de la misericordia, Que ca el gran valor de la Iglesia “.

Ademas, el Arzobispo emérito de Pamplona DESTACA la Relevancia de la Preparación al matrimonio y de la Formación en la fe, Segun las exigencias Actuales.

“Yo mismo le insistido En que de Ahora en Adelante La Principal Preocupación de la Iglesia Tiene Que Ayudar a los cristianos una estafa Creer Más solidez, párr Poder vivir la vida cristiana De Una Manera serena y tranquila en Medio de la ONU Mundo pluralista bronceado y los muchas Veces bronceado COMO Agresivo es el nuestro “.

“La Formación mas o menos superficial Que ha Servido una de los muchas Generaciones ya no nos SIRVE, NECESITAMOS Una fe personalizada Más, clarificada Más, Más Fuerte párr Poder Sentirnos Tranquilos y Seguros en la Iglesia y Also párrafo a Presentar El Ideal de la vida cristiana a Nuestros hermanos “.

Por Ultimo, el Cardenal Sebastián Aguilar asegura Que el director Desafío pastoral en España es “la autenticidad y Firmeza de el los bautizados “.

[Youtube https://www.youtube.com/watch?v=DHC1_hJ5xWM?list=UU7E-LYc1wivk33iyt5bR5zQ%5D

(Rd / Agencias)

http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2014/10/13/se-respira-un-ambiente-como-el-del-concilio-vaticano-ii-religion-iglesia-sinodo-obispos-familia.shtml

CHILE: Cardenal chileno denuncia a tres sacerdotes progresistas ante el Vaticano


“Se le pasó un poco la mano, podría haber dialogado con nosotros, o conmigo antes (de denunciarlos)”, comentó hoy José Aldunate, uno de los sacerdotes denunciados, al Canal CNN Chile, sobre la iniciativa del cardenal.

Fraternalmente, Enrique Orellana

La preocupación del Cardenal

Los sacerdotes Felipe Berríos, José Aldunate y Mariano Puga están, por estos días, ?bajo examen?. La Arquidiócesis de Santiago, que lidera monseñor Ricardo Ezzati, envió al Vaticano una serie de antecedentes, incluidas las últimas declaraciones de los tres sacerdotes, todas críticas a la línea que ha seguido la Iglesia. Las diferencias entre los religiosos pasaron de implícitas a públicas. Monseñor R. Ezzati Felipe Berríos Mariano Puga

por Marta Sánchez y Hernán López

FUE a principios de septiembre que monseñor Ricardo Ezzati sostuvo una reunión de trabajo junto a los representantes de la Vicaría Zona Norte, una de las siete vicarías territoriales que componen el Arzobispado de Santiago. No es raro que el cardenal, cada cierto tiempo, se reúna con las distintas reparticiones y con ellos analice la trayectoria de la Iglesia. Buena parte de esas sesiones son con agenda abierta, a tal punto que según quienes han participado de ellas, no existen temas vetados.

Quizá por eso, el también presidente de la Conferencia Episcopal eligió esa ocasión para sacar a la luz un debate que hasta entonces se llevaba de manera soterrada entre algunas autoridades religiosas: la preocupación que existiría en la cúpula de la Iglesia chilena frente a algunas posiciones adoptadas -y difundidas a través de los medios- por tres de sus pares: los sacerdotes Felipe Berríos, Mariano Puga y José Aldunate.

Los tres mantienen una alta figuración pública. Y lo saben.

En los últimos cinco meses, los mencionados sacerdotes han concedido entrevistas que han estado cruzadas por una profunda crítica a algunos aspectos de la Iglesia. Los cuestionamientos han ido desde el rol del clero frente a la reforma educacional del gobierno de Bachelet, la negativa a debatir sobre el aborto y la postura frente al matrimonio homosexual.

En junio, Puga -apodado el “cura obrero”- afirmó que “la Iglesia, en vez de ser la que destruía el concepto de clases, lo fortaleció: colegios para los pobres, otros para los indígenas, otros para la clase alta”.

Dos meses después, Aldunate -de 97 años, reconocido defensor de los derechos humanos durante el régimen militar- se declaró a favor del matrimonio homosexual, porque “el homosexual tiene derecho a amar y compartir su vida con otra persona”. “La Iglesia es anticuada”, dijo el sacerdote jesuita.

Ambos religiosos se unieron casi sin querer a las posturas adoptadas por Berríos, que desde su regreso a Chile en junio pasado -tras pasar cuatro años en Burundi y el Congo trabajando junto a refugiados- ha mantenido un discurso crítico sobre el clasismo, los privilegios de la “cota mil”, la reforma educacional y el conflicto mapuche. Eso, entre varios otros dardos lanzados por el ex capellán de Techo e Infocap a la Iglesia chilena, y que no pasaron inadvertidos. Más bien, se terminaron transformando en un detonante.

Las intervenciones públicas de los tres sacerdotes fueron recopiladas por el Arzobispado, que luego de la preocupación manifestada por Ezzati, y por medio de la Nunciatura Apostólica, tomó la decisión de enviar los antecedentes al Vaticano y pedir por esa vía una definición de la Santa Sede sobre las posiciones que han adoptado los religiosos.

Desde ese momento, la distancia doctrinaria entre el cardenal y sus cercanos, versus el cura obrero y los dos jesuitas, pasó de implícita a pública.

“No soy muy querido en ciertos sectores de la Iglesia Católica chilena. No hay que ser sabio para darse cuenta”, dijo Berríos hace unos días.

Intercambio epistolar

Días después del encuentro entre Ezzati y los representantes de la Vicaría Zona Norte, el padre Puga fue informado por medio de otro sacerdote, que estaba presente en la reunión, de las palabras del cardenal y de la serie de referencias a sus declaraciones.

Cercanos a Puga que conocen su situación aseguran que, de inmediato, el religioso intuyó que la “preocupación” esbozada por monseñor Ezzati significaba algo más. Por ello, visitó sin aviso previo la casa donde actualmente viven los otros dos sacerdotes involucrados -la residencia San Ignacio, en el centro de la capital-, con la idea de analizar en conjunto las palabras de Ezzati y recabar más antecedentes sobre la investigación de la cual habían sido alertados.

Quienes conocen de las conversaciones cuentan que en ese momento los religosos tomaron la decisión de escribir un correo al nuncio apostólico, Ivo Scapolo, para solicitar una audiencia y aclarar allí su situación. Juntos.

“En el espíritu de nuestro querido Papa Francisco y para ser fieles al Evangelio de Jesús (del domingo pasado): si tu hermano peca contra ti, llámalo a solas. Si te escucha, habrás recuperado a tu hermano… Le solicitamos una audiencia”, señala uno de los párrafos del texto que redactó Puga, a nombre de los tres sacerdotes, y que abriría un intercambio al cual tuvo acceso Reportajes.

La respuesta llegó al día siguiente. En un correo de cuatro párrafos, Scapolo confirmó las sospechas de los tres religiosos: las referencias de Puga, Berríos y Aldunate en la prensa efectivamente eran parte de una serie de antecedentes enviados al Vaticano para su revisión. La preocupación de Ezzati se había convertido, ahora, en una preocupación para la Santa Sede.

“(Ezzati) en calidad de pastor de la Arquidiócesis de Santiago de Chile tiene el deber y el derecho de intervenir oportunamente cuando surgen problemas de carácter doctrinal con sacerdotes o fieles que residen en el territorio de la misma arquidiócesis (…). Tengo que informarle que la cuestión surgida con las declaraciones de usted y de otros religiosos residentes en la Arquidiócesis de Santiago de Chile está actualmente bajo el examen de la Congregación para la Doctrina de la Fe, la cual por diferentes personas y canales ha sido informada al respecto”, explicó el nuncio en su correo de respuesta.

Scapolo aprovechó el intercambio para responder a la petición de audiencia, argumentando que sólo una vez que llegue la resolución desde el Vaticano -cuestión que debería suceder en las próximas semanas- y de forma singular y no en grupo, el nuncio estaba disponible para conversar, personalmente, la situación.

Reportajes se contactó con la Nunciatura Apostólica y solicitó una declaración de Scapolo. El religioso, sin embargo, optó por no referirse a la situación de los sacerdotes.

Sin domicilio fijo

La Congregación para la Doctrina de la Fe es la encargada de asegurar la correcta aplicación de la doctrina. En el fondo, es el organismo que sale en defensa de la fe contra errores y herejías. En julio pasado, por ejemplo, le aplicó una “amonestación canónica” al padre Fernando Karadima, luego de que intentara contactar a los miembros de la ex Unión Sacerdotal.

Los miembros de esa entidad son protagonistas del Sínodo de Obispos que partió el 5 de octubre en el Vaticano y que se prolongará por 14 días. Allí se analizarán temas de corte valórico, como la familia, la diversidad sexual o la anticoncepción. El representante de la Iglesia chilena en la cita es Ezzati.

A su regreso, los tres religiosos esperan reunirse -ojalá como grupo- con el líder de la Conferencia Episcopal para conversar de este tema. De hecho, Berríos en el pasado fue protagonista de un procedimiento similar a causa de sus declaraciones, que después de un tiempo terminó en nada.

Esta vez, con un cúmulo mayor de expresiones suyas entre los antecedentes en manos de la Congregación para la Doctrina de la Fe, la conclusión podría ser diferente.

El ex capellán de Techo está a la espera que el arzobispado le designe alguna destinación para retomar funciones tras su regreso desde Africa. Berríos aún no tiene un lugar fijo. En la misma situación está Puga, que espera instrucciones de la Iglesia. Chiloé fue su último destino.

Una virtual demora en la resolución de la Congregación para la Doctrina de la Fe podría aplazar más esa decisión.

http://diario.latercera.com/2014/10/12/01/contenido/reportajes/25-175081-9-la-preocupacion-del-cardenal.shtml

Ezzati denuncia ante el Vaticano a Felipe Berríos, Mariano Puga y José Aldunate

Los tres emblemáticos sacerdotes católicos son investigados por la Congregación para la Doctrina de la Fe por, entre otras faltas, criticar el rol de la Iglesia Católica chilena frente a la pobreza y el matrimonio homosexual.
Por Equipo El Desconcierto | 12/10/2014

ezzatijpgLa escena la presenciaron cientos de testigos durante el último funeral de un sacerdote católico al que asistieron miles de personas en Chile: el del emblemático párroco de La Victoria Pierre Dubois. La marcha de pobladores caminó varios kilómetros desde Pedro Aguirre Cerda hasta la Catedral de Santiago y, entre ellos, el sacerdote Mariano Puga con chaleco chilote y ojotas. Al llegar a la Catedral esperaba, con los elegantes purpurados y otros símbolos de la autoridad eclesial, la jerarquía católica encabezada por monseñor Ricardo Ezzati. Puga dejó los restos de Dubois a la entrada y se retiró diciendo, mientras apuntaba al interior de la Catedral: “¡Dios no está ahí, Dios está donde estaba el Pierre, con los pobres!”

Esta anécdota refleja, más que una cuestión de estilos, las distintas miradas respecto a la relación de la iglesia católica con la sociedad chilena y, muy especialmente, el modo en que tres de los sacerdotes más admirados por su testimonio pueden ser –por lo mismo- sospechosos para el Arzobispo de Santiago.

Según el diario La Tercera, a principios de septiembre Ezzati eligió una reunión de rutina con los representantes de la Vicaría Zona Norte para explicitar su “preocupación” frente a los puntos de vista sostenidos públicamente por estos tres sacerdotes. El también presidente de la Conferencia Episcopal ha sentido como conflictiva y crítica a su conducción la posición de los curas frente a la reforma educacional del Gobierno, el aborto, el matrimonio homosexual y la desigualdad en el país.

Algunas de las afirmaciones que han motivado la denuncia al Vaticano han sido, en el caso de Puga, que “la Iglesia, en vez de ser la que destruía el concepto de clases, lo fortaleció: colegios para los pobres, otros para los indígenas, otros para la clase alta”. Y, en el caso de Aldunate, que “el homosexual tiene derecho a amar y compartir su vida con otra persona”. Berríos, por su parte, luego de las declaraciones críticas sobre la iglesia católica al regresar de su misión en África dijo hace pocos días que “no soy muy querido en ciertos sectores de la Iglesia Católica chilena. No hay que ser sabio para darse cuenta”.

Según el matutino, el nuncio apostólico Ivo Scapolo confirmó a los tres sacerdotes que Ezzati elevó una denuncia al Vaticano contra ellos, por lo que se encuentran oficialmente bajo investigación de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que es la poderosa instancia encargada de velar por la correcta aplicación de la doctrina católica a nivel mundial.

http://eldesconcierto.cl/ezzati-denuncia-ante-el-vaticano-felipe-berrios-mariano-puga-y-jose-aldunate/

Cardenal chileno denuncia a tres sacerdotes progresistas ante el Vaticano

El cardenal chileno y arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, envió una denuncia al Vaticano contra tres sacerdotes tras sus declaraciones críticas de preceptos de la Iglesia Católica, informaron hoy fuentes eclesiásticas.
AGENCIA EFE | OCTUBRE 13 DE 2014

Santiago de Chile, 13 oct (EFE).- El cardenal chileno y arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, envió una denuncia al Vaticano contra tres sacerdotes tras sus declaraciones críticas de preceptos de la Iglesia Católica, informaron hoy fuentes eclesiásticas.

“Se le pasó un poco la mano, podría haber dialogado con nosotros, o conmigo antes (de denunciarlos)”, comentó hoy José Aldunate, uno de los sacerdotes denunciados, al Canal CNN Chile, sobre la iniciativa del cardenal.

Los prelados denunciados son Felipe Berríos, José Aldunate y Mariano Puga, quienes han cuestionado posturas de la Iglesia frente a la reforma educacional que promueve el Gobierno de la socialista Michelle Bachelet, así como su negativa a discutir sobre el aborto terapéutico y su rechazo al matrimonio homosexual.

Puga, un nonagenario cura que ha trabajado toda su vida entre los pobres, y Aldunate, un jesuita de 97 años, fueron también destacados defensores de los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet.

En junio, Puga, apodado el “cura obrero”, afirmó que “la Iglesia, en vez de ser la que destruía el concepto de clases, lo fortaleció: colegios para los pobres, otros para los indígenas, otros para la clase alta”.

Aldunate, en tanto, se declaró a favor del matrimonio homosexual. “El homosexual tiene derecho a amar y compartir su vida con otra persona”. “La Iglesia es anticuada”, dijo el jesuita.

Berríos, también jesuita, creó la iniciativa “un techo para Chile”, de construcción de viviendas por parte de jóvenes voluntarios para los habitantes de campamentos precarios, iniciativa que se ha extendido a varios países de la región y regresó recientemente al país tras varios años de misionero en África.

Ante las inquietudes de Ezzati, el propio Puga envió cartas a la Santa Sede, específicamente al nuncio apostólico, Ivo Scapolo, para solicitar una audiencia y aclarar allí su situación.

La conferencia episcopal chilena también se pronunció hoy frente a la denuncia de Ezzati contra los tres sacerdotes.

“Es un asunto de especial complejidad, porque para muchas personas los sacerdotes mencionados han sido y son un testimonio vivo de fidelidad a Jesucristo y de una Iglesia misionera y comprometida con los que sufren”, señaló en una declaración.

“Por eso parece comprensible la inquietud que esta noticia causa en personas y comunidades”, agregó.

Aldunate matizó que Ezzati “es un hombre inteligente (…)y es un hombre bien preparado”.

“Quizás se equivocó en llevar esta diferencia a Roma, es sólo una diferencia de opinión, no da para más”, añadió. EFE

http://www.caracol.com.co/noticias/internacionales/cardenal-chileno-denuncia-a-tres-sacerdotes-progresistas-ante-el-vaticano/20141013/nota/2459329.aspx

Remitido al e-mail por Enrique Orellana.

 

¿De dónde saldrá la plata para el posconflicto?


Por: Confidencial Colombia | Octubre 8, 2014
Marcha por la paz 23 de junio de 2013. (Foto: Tomada de Internet)
Marcha por la paz 23 de junio de 2013. Foto: Tomada de Internet

El Senado dio inicio al debate sobre cómo se va a financiar un escenario de fin del conflicto armado, que según se calcula, costará entre 54.2 billones y 93 billones de pesos durante 10 años.

El Senado de la República dio inicio a la discusión acerca de las cifras de una posible etapa de posconflicto, que se alcanzaría si el proceso de paz que adelantan el gobierno y las farc desde La Habana resulta exitoso. El panorama, debatido este martes en plenaria durante casi ocho horas, vislumbra grandes retos y una monumental inversión.

 

De acuerdo con el informe de la comisión de paz del Congreso, se necesita ejecutar una fórmula que concentre las inversiones en las veredas. Dice el estudio que los recursos estarán focalizados en 368 municipios que han estado sometidos al impacto directo del conflicto, con el fin de alimentar tres ejes fundamentales: la construcción de sociedad, de institucionalidad y de equidad.

 

La triada apunta a enfocar esfuerzos en áreas altamente sensibles. Por ejemplo, se incluye la actualización del Catastro en cada uno de esos municipios, un proceso que cuesta 13 mil millones de pesos, según la comisión. También se invertirá 100 por ciento en la formalización de la propiedad y la obtención de los títulos en las zonas marcadas (por un monto de un millón y medio de pesos por cada uno de los 291 mil predios por regularizar). Se incluye asistencia técnica en los municipios principalmente para el tema de vías terciarias, un aspecto históricamente de indiscutible alcance en todo cálculo del posconflicto.

 

Todo esto tendría que ir enganchado del Presupuesto Nacional, el Plan Nacional de Desarrollo y de un modelo económico que abandere en su totalidad la financiación del posconflicto.

 

Según la senadora Claudia López, miembro de la comisión, el Gobierno Nacional tendrá que invertir 54.2 billones de pesos por una década. Según el congresista Roy Barreras, también parte de esta comisión, se necesitan 90 billones. Los dos parlamentarios, la primera de la Alianza Verde y el segundo de La U, citaron el debate y concordaron en que el total de las inversiones alcanzarían los 93 billones de pesos aproximadamente.

 

“Este cálculo incluye el costo de construir las instituciones mínimas que garanticen justicia y seguridad pública; regulación de la propiedad, uso y explotación de la tierra; servicio civil, y capacidad administrativa, financiera y de planeación local, tributación local y capacidad fiscal; e inversiones cuantiosas en salud, educación, vías, agua, electrificación, vivienda y desarrollo rural”, anotó López.

 

¿Pero se tiene ese dinero? Y, más importante, ¿de dónde va a salir?

 

“Plata no hay, toca buscar formas de conseguirla”, admitió Horacio Serpa en nombre del Partido Liberal. En efecto, ni el actual presupuesto ni la reforma tributaria que se viene, priorizan el final del conflicto. En todo caso, en la plenaria se debatieron varias alternativas.

 

Una fue acudir al sector privado, otra a la comunidad internacional y otra que mezclaría las dos anteriores con un redireccionamiento de recursos que estén en otro sector. Es decir –por ejemplo- tomar del presupuesto en seguridad e inyectarlo en el posconflicto.

 

Con respecto a las inversiones que ya están en curso, el Ministerio de Hacienda precisó en el encuentro que “ha sido muy difícil hacer visibles los recursos destinados a las víctimas en el Presupuesto Nacional, pero la labor ha sido grande”.

Roy Barreras expone cifras de posconflicto. Foto: Archivo Senado de la República.

Roy Barreras expone cifras de posconflicto. Foto: Archivo Senado de la República.

Las cartas del Ministro de Agricultura

 

Aurelio Iragorri, jefe de la cartera de Agricultura, expuso las aristas que se harán desde su administración, considerada piedra angular de un escenario de posconflicto.

 

Por un lado resaltó la asistencia técnica, ahora inexistente, a los campesinos que vuelvan a sus tierras. Para ello se van a “contratar 55 mil personas que hayan estudiado carreras agropecuarias y se van a atraer a los jóvenes campesinos para que retornen al campo a trabajar”, anotó el Ministro.

 

Luego precisó que el acceso a la tierra, a la maquinaria y a la tecnología tendrá respaldo, a pesar que aún no hay exactitud en los datos sobre títulos de los predios. En seguida explicó que se está preparando un paquete de acciones por regiones y por producto, y que se coordina con el Ministerio de Defensa un esquema de seguridad para la protección de los agricultores.

 

http://confidencialcolombia.com/es/1/100/14226

 

 

Sínodo Mundial de Obispos: “Instamos a que la Iglesia acepte y valore a los gays”. O sea, Bergoglio o nadie


El Vaticano del Papa Francisco está dando con velocidad la vuelta a la tortilla

 J.D. | 13/10/2014

El papa Francisco. EFE/Archivo

Salieron en manifestación muy nutrida obispos e incluso cardenales  para protestar al lado de miles de católicos tradicionales -curas y monjas incluidos- contra el matrimonio homosexual.  Eran unos y otros herederos, por ejemplo del  Sillabus, escrito por el Papa Pío IX en 1864, desde donde los jerarcas eclesiásticos condenaron los llamados errores racionalistas. ¿Cuál eran?

El racionalismo es una filosofía cuya base es la omnipotencia e independencia de la razón humana. ¡Cuidado por consiguiente con los libre pensadores! Los llamados errores modernistas, el liberalismo, el socialismo y – además, en la misma tabla  inquisidora-  el matrimonio civil y el divorcio eran malvados. Eran pecados.

Pues sí, recordemos que cuando el presidente del Gobierno, año 2004, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció la legalidad de los matrimonios gays, rugió la marabunta clerical y política. La tensión entre el Gobierno socialista y la jerarquía católica se multiplicó a raudales.

Durante no pocos años,  Monseñor Rouco Varela y su ayudante, el obispo Juan Antonio Martínez Camino -ambos reaccionarios sin complejos-, marcaron el paso a  la Iglesia española, salvo excepciones escasas pero por fortuna honorables. La oleada del catolicismo carca se mezcló con el Partido Popular. La COPE era y sigue siendo ultramontana. Detrás de la emisora no estaba dios alguno. Sí estaba la cúpula de un cristianismo insoportable y casposo.

El Vaticano del Papa Francisco está dando con velocidad la vuelta a la  tortilla. El argentino Jorge Bergoglio ha puesto en marcha una especie de Concilio Vaticano en pequeñito. Lo que no pudo lograr Juan XXIII por su edad y, sobre todo, por la oposición de la curia en buena parte farisaica, tal vez ahora  lo consiga quien dijo hace unos meses que él “nunca había sido de derechas”. Se denomina en todo caso Sínodo Mundial de Obispos.

En ese cónclave parece que se ha abierto  la puerta a la legalización de parejas del mismo sexo. La familia clásica se encuentra en el centro de las miradas de los asistentes. Todos saben que Francisco es partidario de cambios muy profundos, auténticamente enormes, del catolicismo. Frases como la “realidad de las familias” induce a creer que las cosas están modificándose caiga quien caiga. Véase otra frase significativa: “Instamos a que la Iglesia acepte y valore a los gays” Y ésta de Francisco: “Hay que estar abiertos a las sorpresas de Dios”.

Y es que o la Iglesia católica da un giro espectacular -lo que procura llevar a cabo este Papa- o los creyentes que todavía quedan por todo el mundo acabarán abandonando el buque.  En España la caída de católicos practicantes es una evidencia in crescendo. El nacionalcatolicismo se fue hundiendo en nuestro país tras cuarenta años de brutal dictadura militar y clerical. Y es que o Francisco hace el milagro, y se lo dejan hacer, o esta situación del catolicismo actual no tiene remedio. O  Bergoglio o nadie.

 

http://www.elplural.com/2014/10/13/sinodo-mundial-de-obispos-instamos-a-que-la-iglesia-acepte-y-valore-a-los-gays-o-sea-bergoglio-o-nadie/

 

Pastor confesó a su iglesia que tiene SIDA y que tuvo sexo con varias mujeres sin advertiles


Un veterano pastor de la iglesia bautista en el estado de Alabama, al sur de Estados Unidos, renunció al liderazgo de la congregación, tras admitir que había mantenido relaciones sexuales con diversas mujeres aun sabiendo que portaba el virus del SIDA.

 

El pasado 14 de septiembre, el entonces pastor Juan Demetrius McFarland confesó a la congregación de la Iglesia Bautista Misionera de Shiloh que sabía de su condición desde el año 2008 y que nunca se lo reveló a las mujeres con las que mantuvo relaciones íntimas.

El siguiente video que presentamos debajo, contiene el reportaje y testimonio de uno de los miembros de la iglesia:

 

 

Uno de los miembros de la iglesia dijo al noticiero WSFA que una señorita que admitió se acostó con el pastor McFarland, está tratando de averiguar si ella contrajo el VIH:
“Conozco a una joven que es miembro de la iglesia que dice que se ha acostado con él y que ella no quería que esto continúe público, y ella acaba ahora tratando de averiguar si hay algo mal con ella. Y mi corazón está con ella porque ha sido una maravillosa miembro de iglesia, y luego para que algo como esto suceda. El hecho de que él no les dijo nada. Eso es un delito en sí mismo “.Fuente: Cristianosaldia.net

Sacerdote irlandés Silenciado, el P. , Tony Flannery, hablará en St. Andrew UCC en 10 de noviembre a las 7 PM-Sarasota, Florida


Lunes, 13 de octubre 2014

 

Lunes, 10 de noviembre 19:00 St. Andrew UCC 
6908 Beneva Rd. Sarasota, Florida 34238 
 Contactos: Bridget María Meehan, sofiabmm@aol.com, 703-505-0004 
Lee Breyer leebreyer@aol.com 

El padre de Tony Flannery, un sacerdote irlandés censurado por el Vaticano realizará una gira por los EE.UU. habla sobre la importancia de la conciencia en la Iglesia Católica. El tour, patrocinado por 12 organizaciones católicas progresistas, cubrirá 18 ciudades de Estados Unidos entre el 22 de octubre y el 14 de noviembre de 2014. padre Flannery ha sido miembro de la Congregación Redentorista por más de 50 años, y es uno de los fundadores de la Asociación de Sacerdotes Católicos ( ACP) en Irlanda. Él es el autor de varios libros, entre ellos una cuestión de conciencia, Más que amigos, y La muerte de la vida religiosa?
En febrero de 2012 Flannery fue llamado a Roma porque el Vaticano no estaba contento con sus escritos sobre los orígenes de la Iglesia, y cuando sugirió que el sacerdocio como la tenemos ahora no se como se pretende Cristo. Después de recibir la orden de silencio y suspendido del ministerio sacerdotal, el P. Flannery pasó un año tratando de llegar a un acuerdo con los funcionarios del Vaticano. La ruptura final vino cuando se negó a firmar un documento declarando que aceptaba que las mujeres nunca serían sacerdotes, y que aceptaba todas las enseñanzas morales de la Iglesia. “Negarse el silencio impuesto, él comenzó a hablar públicamente sobre la necesidad de una reforma en la Iglesia. P. Flannery dijo que ve la gira por Estados Unidos como “una oportunidad maravillosa.” Y añadió: “Creo que, entre otros, he experimentado la injusticia significativa a manos de la Santa Sede, en particular de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Operan de un sistema y de pensar que estaría más a gusto en el XVI que el siglo XXI. La única manera de combatir esto es lo exponga a la luz del día, y por el poder de la opinión pública para que sea imposible que las autoridades del Vaticano para continuar este tipo de comportamiento. Así que tengo la intención de nombrar que por lo que es, sin ningún tipo de ambigüedad. “Cuando se le preguntó lo que él discutirá en la gira, el P. Flannery dijo, “voy a hablar sobre cómo la rígida adhesión de la Iglesia a la tradición de un sacerdocio célibe exclusivamente masculina está provocando una hambruna eucarística, y causando la destrucción de las comunidades de fe locales.
Veo la gira de América como una oportunidad para examinar la esencia del sacerdocio y de considerar la forma en que debe adaptarse y reformarse de manera que está al servicio de la comunidad. En este contexto, el papel del Obispo local, cómo se designan dichas personas y su vinculación con el Obispo de Roma también necesita análisis. “En este contexto, también estoy consciente del liderazgo de las mujeres estadounidenses religiosos, la LCWR. Ellos han sido tratados de manera igualmente injusta, y haré lo que pueda para dar mi apoyo a ellos ya otros que han sufrido a manos de la Santa Sede. “
.La gira nacional del P Flannery es patrocinado por el Consejo Católico Americano, Llamado a la Acción, Catholics for Choice, los católicos en la Alianza por el Bien Común, Católicos Unidos, CORPUS, Dignity, FutureChurch, Coalición Nacional de Monjas Americanas, New Ways Ministry, Quixote Center y la Ordenación de las Mujeres Conferencia. En (nombre de la ciudad), su aspecto es patrocinado por (nombres de losgrupos patrocinadores).
http://bridgetmarys.blogspot.com/

Verdadero trabajo del sínodo de la familia se llevará a cabo durante los próximos 12 meses y más allá


¿Hemos sido testigo de un “terremoto pastoral” en asamblea extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la familia de este año?
Así es como un veterano observador del Vaticano describió un nuevo informe Lunes que intentó resumir la dirección general los obispos del mundo parecen estar inclinándose en su esfuerzo por revitalizar la enseñanza aplicada de la Iglesia sobre el matrimonio, la sexualidad y la vida familiar.

JT, jubilado jefe de la oficina de Roma de Catholic News Service, dijo que el informe – leyó en voz alta al comienzo de la segunda mitad del encuentro de dos semanas del Sínodo – no era cualquier terremoto. Él lo llamó “la ‘grande’ que golpeó después de meses de temblores más pequeños “.

En esencia, tiene toda la razón. Nunca ha habido una declaración del Vaticano bastante como éste.Se reconoce abiertamente que “los homosexuales tienen dones y cualidades que ofrecer a la comunidad cristiana.” Y aunque reconoce que no puede haber elementos positivos en parejas del mismo sexo. “Sin negar los problemas morales relacionados con las uniones homosexuales se ha de señalar que hay casos en los que la ayuda mutua para el sacrificio constituye un apoyo valioso en la vida de los socios”, dice el informe de mitad de período.

Llamado la Relatio post disceptationem (“informe después de la discusión”), que resume las intervenciones y libre debate de más de 180 obispos y 60-algunos expertos, observadores e invitados ecuménicos al sínodo.

Otro ingreso temblar la tierra en el nuevo texto es que hay algo bueno que celebrar incluso entre las personas “que viven en el pecado,” como idioma católica tradicional describe las parejas de hecho, las parejas divorciadas y vueltas a casar, y los de uniones irregulares.

En una sección del informe titulada “Aspectos positivos de las uniones civiles y la convivencia”, leemos: “Al darse cuenta de la necesidad, por lo tanto, para el discernimiento espiritual con respecto a la cohabitación, matrimonios civiles y los divorciados vueltos a casar, es la tarea de la Iglesia reconocer aquellas semillas del Verbo que se han extendido más allá de sus límites visibles y sacramentales “.

¿Suena familiar? Es una nueva aplicación del mismo principio del Concilio Vaticano II adoptó cuando se reconoció que las semillas de la verdad y la santificación se podían encontrar fuera de la iglesia católica;es decir, en otras denominaciones cristianas, religiones, y en todo el mundo en general.

Los dos ejemplos citados anteriormente parecen indicar una apertura espectacular hacia temas que durante mucho tiempo han estado cerradas para mayor discusión. Pero es demasiado pronto para hablar de un terremoto pastoral. El informe sínodo intermedia – como uno de sus principales autores, cardenal húngaro Péter Erdő, señaló – es sólo un borrador de trabajo que los participantes sinodales debatirán y se modifica por una semana más. Ellos votarán sobre un texto revisado del sábado.

“Cualquiera que sea el texto que se publica no tendrá efecto vinculante, ni siquiera como guía, pero sólo servirá de base para una reflexión más profunda”, dijo en una conferencia de prensa el miércoles.

Y el reflejo más, el estudio y el debate de todos los temas en que el texto se llevarán a cabo en el transcurso del próximo año, lo que lleva hasta octubre de 2015, cuando los obispos se reunirán de nuevo en Roma para la asamblea ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la familia.

Entonces, ¿qué puede haber aparecido en estos días como un terremoto podría describirse mejor como un rompehielos. Papa Francis ha logrado abrir grietas un debate franco y animado entre los obispos en la iglesia en temas que muchos de ellos se les dijo (por los predecesores de Francisco) no fueron objeto de debate, como la comunión a los católicos divorciados y vueltos a casar civilmente.

Al hacerlo, Francis ha comenzado a hacer mella a un enorme glaciar pastoral / teológica que ha sido el endurecimiento en los últimos decenios. Mientras que los católicos reformistas y un número incierto de los obispos (que parece ir en aumento) han abrazado el esfuerzo del Papa, tiene profundamente inestables otros obispos y sus partidarios en el más tradicionalista, ala “ningún cambio”. Al menos esa es la impresión clara que se obtiene de las entrevistas con algunos de sus principales valedores, como American cardenal Raymond Burke o el jefe de la oficina doctrinal del Vaticano, el cardenal Gerhard Müller.

Los reformadores han criticado el cardenal alemán por su oposición a cualquier cambio o desarrollo de la doctrina sobre ciertos temas, como la comunión de los divorciados vueltos a casar. Pero los que piden el cambio sería razón aplaudirle para fomentar una mayor transparencia en el sínodo. Le dijo a periodistas que creía que los discursos en la sala deben hacerse públicos. “Todos los cristianos tienen el derecho a ser informado acerca de [la] intervención de sus obispos”, dijo.

En cambio, el portavoz del Vaticano, el jesuita Federico Lombardi, y varias otras personas han estado dando a los periodistas resúmenes diarios de los temas que se tratan en las sesiones sinodales. Pero ellos no atribuyen las observaciones a nadie ni siquiera indican que ha hablado.En el pasado, la oficina Sínodo emitió resúmenes y los nombres de cada altavoz. Funcionarios sinodales justifican este nuevo método como una forma de garantizar que los obispos podrán disfrutar de la privacidad necesaria o confidencialidad (” riservatezza “) que les permite hablar con franqueza. Pero también protege a los obispos de cualquier responsabilidad real para su pueblo, y sobre cuestiones tan centrales para sus vidas.

Sin embargo, el Papa Francisco no está dejando que los obispos descolgado fácilmente. Él trazó la primera experiencia sínodo de su pontificado a ser un “trabajo en progreso”, como el arzobispo italiano Bruno Forte, secretario especial del Sínodo, llamó el lunes.

El “in progress” parte no sólo significa que la noción de “sinodalidad” debe desarrollar y extender por toda la iglesia, pero que los dos conjuntos en la familia (ahora y en 2015) deben discernir cuidadosamente que rechaza respuestas simples.

“No es prudente pensar en soluciones únicas o aquellos inspirados por una lógica de ‘todo o nada'”, dijo el informe de mitad de período. Pero lo más importante, que declaró: “El diálogo y el encuentro que tuvo lugar en el Sínodo tendrán que seguir en las Iglesias locales, con la participación de sus diversos componentes, de tal manera que los puntos de vista que han sido elaborados podrían encontrar su plena maduración en los trabajos de la próxima Asamblea General Ordinaria “.

Simple y llanamente: El verdadero trabajo debe llevarse a cabo en las semanas y meses por delante, entre los períodos de sesiones, como ocurrió en el Segundo Concilio Vaticano. Pero los expertos (” periti “) los obispos deberían estar llamando a participar en los seminarios entre períodos de sesiones, estudios, conferencias y consultas deben ser principalmente los fieles católicos de todas las clases sociales y de diferentes experiencias, no sólo los sacerdotes-teólogos.Hay muchos cientos de hombres casados ​​y mujeres católicos hoy en las facultades teológicas de todo el mundo. Ellos deben ser incluidos. Y así debe católicos homosexuales, incluidos los de las parejas estables y roles de liderazgo en la iglesia. Existen y se deben reconocer abiertamente.

Así como el Papa Francisco abrió la asamblea sinodal actual diciéndoles a los participantes que les quería hablar con parresía (apertura o franqueza), por lo que los obispos de toda la Iglesia deben permitir que sus sacerdotes y las personas a participar en la conversación brutalmente honesto acerca de las realidades de la vida familiar, el matrimonio y la sexualidad humana en un espíritu de diálogo respetuoso y humilde.

No relacionado con estas cuestiones tema debe ser temido. Nadie debe ser excluido de las discusiones.

El Papa sólo ha roto el hielo. Pronto comenzará el verdadero trabajo.

[Robert Mickens es editor en jefe de Global Pulse . Desde 1986, ha vivido en Roma, donde estudió teología en la Universidad Pontificia Gregoriana antes de trabajar 11 años en Radio Vaticano y luego otra década como corresponsal de The Tablet de Londres.]

Nota del editor:  Le podemos enviar un mensaje de alerta cada vez que la columna de Robert Mickens ‘, un romano de Observadores se registró. Ir a esta página y siga las instrucciones:  Enviar alerta de inscripción .

 

http://ncronline.org/blogs/roman-observer/family-synods-real-work-will-be-done-over-next-12-months-and-beyond

La violencia sexual contra las mujeres en la guerra debe ser clasificado como actos terroristas


 |  NCR Hoy
En la PBS NewsHour a principios de esta semana, ancla Gwen Ifill organizó una mesa de un hecho preocupante se denuncia sobre la campaña de terror en curso del Estado islámico: su tratamiento brutal de las mujeres.Aunque segmentos de noticias se centran regularmente en decapitaciones y ejecuciones, se dice mucho menos sobre la violencia sistemática del grupo, sexual contra las mujeres. La semana pasada, las Naciones Unidas informaron sobre el secuestro de miles de mujeres por el Estado Islámico. Algunas de estas mujeres se utilizará como “premios” para los soldados, otros como una forma de generar ingresos a través de la trata de personas.

David Jacobsen, de la Universidad del Sur de Florida dijo Ifill que las mujeres más vulnerables a la violación son las minorías religiosas, como los yazidi y cristianos, mientras que las mujeres sunitas tienen más probabilidades de ser ejecutado como apóstatas religiosas.

El Newshour informe se abre con la entrevista de una niña de 15 años de edad Yazidi que fue capturado por el Estado islámico, pero logró escapar. Sus historias son desgarradora.

Obviamente, la violación y maltrato de las mujeres no es exclusiva del Estado Islámico. Es una táctica de guerra que se ha utilizado durante miles de años por los hombres de muchas culturas y tradiciones religiosas. Sin embargo, Manal Omar, del Instituto de Paz de los Estados Unidos dice que mediante la creación de un “sistema de recompensa” por la violencia sexual, el Estado Islámico ha tomado la estrategia a un nivel aún más brutal.

“Lo que es realmente aterrador es que son muy estratégica en la orientación de las mujeres”, dijo a Ifill, explicando que es una herramienta fundamental para “forzar a las comunidades en la sumisión.”

Omar continúa explicando que mientras que la Resolución 1325 de la ONU (escrito en 2000) admitió que las mujeres llevan la peor parte de la guerra, el uso de la violencia sexual ha sido especialmente explotada como una forma de dirigirse a las familias y comunidades enteras.

¿Cómo se puede abordar esta situación? Omar dice que la clave es convencer a la comunidad internacional de que el uso de la violencia sexual contra las mujeres como arma de guerra debe ser identificado como un ataque terrorista .

“Estos son los ataques que se utilizan para causar terror,” dice ella, “para hacer que la presentación de las comunidades.”

Las decapitaciones y atentados son vistos como actos terroristas, pero la sistemática violación, secuestro y trata de mujeres como táctica de guerra todavía es visto sólo como una de las mujeres o cuestión humanitaria. Hasta que reconozcamos estos actos de violencia sexual como actos de terrorismo y no simplemente como una preocupación humanitaria que será difícil de combatir estos ataques en curso, catastróficos en las mujeres.

Vea la entrevista completa o leer la transcripción por clic aquí .

 

http://ncronline.org/blogs/ncr-today/sexual-violence-against-women-war-should-be-classified-terrorist-acts

Vereda en Antioquia es iluminada con botellas de agua y paneles solares


Esta técnica amigable con el medio ambiente es promovida por la fundación Litro de Luz.

Por: Redacción Nacional
INSERTAR

Vereda en Antioquia es iluminada con botellas de agua y paneles solares

Foto: Tomada de elcolombiano.com

Una alternativa ecológica para iluminar el hogar con botellas de agua.

La mayoría de familias de la vereda Granizal de Bello, Antioquia, han optado poriluminar sus hogares con una botellas plásticas, llena de agua mezclada con cloro.

Y aunque al principio es difícil creer que esta mezcla ilumine un hogar, la Fundación Litro de luz, adelanta un programa para informar sobre esta técnica, la cual también ha tenido gran acogida en la vereda Moravia de El Paraíso (Aures) y en Carpinelo, según informó El Colombiano.

“Son en total 100 familias y un promedio de dos litros por hogar“, explicó Camilo Ruiz, líder de la Fundación.

Viviana López, habitante de la vereda Granizal, no creía que pudiera iluminar su casa con botellas de agua.

“El resultado me encantó. Tengo litros en tres piezas y las cuentas de energía me bajaron de $38.000 a $8.000“, expresó esta ama de casa.

“En mi casa lo tengo en el baño y una pieza, el ahorro en plata es mucho”, reconoce Marina Arango, otra usuaria de esta práctica técnica.

El líder la Fundación Litro de Luz, señala que “nos interesa que la gente lo sienta suyo, que si un día no estamos, sean capaces de solucionar problemas“. Es un proyecto de contenido social para comunidades marginadas.

Varios líderes de este proyecto aseguran que no hay riesgo para la salud en caso de derramarse el contenido del envase.

Así mismo, la fundación ha planteado un proyecto de alumbrado públicoutilizando paneles solares.

Se planea lanzar el piloto en esta vereda que cuenta con varios senderos de barro.

Por acá no hay alumbrado, pero nos lo cobran en las cuentas de servicios, aunque con estos paneles hemos solucionado el problema”, manifestó William Velásquez, de la Junta de Acción Comunal.

Los paneles solares son sostenidos por postes de madera, incluyendo una batería de carga solar, la cual durante el día almacena energía para que en la noche se convierta en luz. Además, tiene bombillas led de 5 vatios.

Instalamos diez y alumbraban tanto que vamos a trasladar 5 para otro sector”, indicó Camilo Ruíz.

La fundación busca apoyo público y privado para financiar el costo de los paneles y así promover un impacto positivo en la sociedad con una técnica amigable con el medio ambiente.

La comunidad de la vereda Granizal recolecta dinero en una alcancía para mantener sus calles iluminadas con estos paneles.

“No lo pedimos, pero nos parece positivo porque eso indica que se apropiaron del proyecto”, concluyó Camilo.

Relacionados

El verdadero dilema: indisolubilidad o divorcio


Este sínodo no está llamado a decidir. Pero la hipótesis de las segundas nupcias ya tiene ciudadanía plena en los vértices de la Iglesia. El comentario del cardenal Camillo Ruini

de Sandro Magister

ROMA, 13 de octubre de 2014 – Después de una semana de sínodo una cosa es cierta: el verdadero centro de la discusión es la admisión o no del divorcio en el matrimonio católico.

En el sínodo, la palabra divorcio es tabú. Nadie dice que quiere llegar a eso y todos proclaman en voz alta que la doctrina de la indisolubilidad debe permanecer intacta.

Sin embargo, cuando se quiere dar la comunión eucarística a los divorciados vueltos a casar es como si de hecho, en su caso, ya no subsistiera el sagrado vínculo conyugal originario. Como en el caso de las Iglesias ortodoxas, también la Iglesia católica admitiría, de facto, las segundas nupcias.

Precisamente, este es el camino emprendido por los fautores de la innovación: no una campaña no realista sobre el divorcio católico, que sólo algunos teólogos como Andrea Grillo o Hermann Häring reclaman de manera explícita, sino la propuesta de un auxilio misericordioso hacia quien ve negada la comunión porque se ha vuelto a casar civilmente después de la anulación civil del propio matrimonio sacramental.

La propuesta es atrayente: se presenta como medicina en los casos de sufrimiento por un “derecho” sacramental negado. No importa que dichos casos sean numéricamente muy escasos; bastan para hacer de palanca a un cambio cuyos efectos se prevén muchísimo más graves.

La sociología religiosa tendría mucho que decir en propósito. Hasta mediados del siglo XX, en las parroquias italianas, la prohibición de la comunión a quien estaba en una posición matrimonial irregular no causaba problemas porque era prácticamente invisible.  También donde la participación en la misa era alta, eran pocos los que comulgaban cada domingo. La comunión frecuente la hacía sólo quien se confesaba también frecuentemente. La prueba de ello era el doble precepto que la Iglesia dirigía a la gran masa de fieles; confesarse “una vez al año” y comulgar “por lo menos en Pascua”.

No acceder a la comunión no era, por consiguiente, un estigma visible de castigo o de marginación. El motivo principal que impedía a la gran parte de fieles comulgar con frecuencia era el grandísimo respeto por la eucaristía, a la que se tenía que acceder sólo después de una preparación adecuada y siempre con temor y temblor.

Todo cambia en los años del Concilio Vaticano II y del postconcilio. En pocos años la confesión baja en picado, mientras la comunión se convierte en un fenómeno de masas. Todos, o casi todos, acceden a ella. Siempre. Esto es debido al cambio que sufre en el ínterin la idea corriente del sacramento eucarístico. La presencia real del cuerpo y de la sangre de Cristo en el pan y en el vino consagrados se reduce a mera presencia simbólica. La comunión pasa a ser como el beso de la paz, un signo de amistad, de compartición, de fraternidad, “del tipo: todos van, voy yo también”, como dijo el Papa Benedicto XVI, que intentó restablecer el sentido auténtico de la eucaristía haciendo, entre otras cosas, que los fieles a los que daba la hostia en la boca se arrodillaran.

En un contexto similar, era inevitable que los divorciados vueltos a casar asumieran la prohibición de comulgar como la negación pública de un “derecho” de todos al sacramento. La reivindicación era, y es, de unos pocos, porque la gran parte de los divorciados vueltos a casar está alejada de la práctica religiosa; en cambio, entre los practicantes no faltan los que entienden y respetan la disciplina de la Iglesia. Pero sobre esta tipología limitadísima de casos se ha planteado, a partir de los años Noventa y, sobre todo, en algunas diócesis de lengua alemana, una campaña para el cambio de la disciplina de la Iglesia católica en materia de matrimonio, que ha alcanzado su apogeo con el pontificado del Papa Francisco, con su claro consentimiento.

Que el sínodo se concentre sobre la cuestión de los divorciados vueltos a casar corre el riesgo, además, de hacer perder de vista situaciones mucho más evidentes de crisis del matrimonio católico.

Poco antes del sínodo, por ejemplo, ha salido en las librerías italianas un reportaje sobre la acción pastoral planteada por el entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio en las periferias de Buenos Aires:

P. De Robertis, “Le pecore di Bergoglio. Le periferie di Buenos Aires svelano chi è Francesco”, Editrice Missionaria Italiana, Bologna, 2014.

Por éste sabemos que una gran parte de las parejas, un 80-85 por ciento, no está casada sino que simplemente convive, mientras que entre los casados “la mayor parte de los matrimonios no son válidos porque la gente se casa inmadura” y  ni siquiera intenta obtener la nulidad por parte de los tribunales diocesanos.

Quien proporciona estos datos son los “curas villeros”, los sacerdotes enviados por Bergoglio a las periferias, los cuales especifican con orgullo que se da la comunión a todos, “sin alzar barricadas”.

Las periferias de Buenos Aires no son un caso aislado en América Latina. Y demuestran no un éxito, sino en todo caso una ausencia o un fracaso de la pastoral matrimonial. En otros continentes el matrimonio cristiano se enfrenta a desafíos no menos graves, desde la poligamia a los matrimonios forzados, desde las teorías de género a los “matrimonios” homosexuales.

Frente a tal desafío, este sínodo y el sucesivo decidirán si la respuesta adecuada será abrir el camino al divorcio o devolver al matrimonio católico indisoluble toda su fuerza y belleza alternativa, revolucionaria.

A continuación, la intervención en la discusión no de un padre sinodal, sino de un cardenal de Santa Romana Iglesia que ha considerado que era un deber no callar.

__________

El Evangelio de la familia en el Occidente secularizado

de Camillo Ruini

Esa célula fundamental de la sociedad que es la familia está atravesando un periodo de evolución extraordinariamente rápido.

Las relaciones prematrimoniales parecen ya obvias y casi normales los divorcios, a menudo consecuencia de la ruptura de la fidelidad conyugal. Así, en los países y en las civilizaciones marcados por el cristianismo nos estamos alejando de la fisionomía tradicional de la familia.

Además, en los últimos decenios, por lo menos en Occidente, hemos entrado en territorios inexplorados. De hecho, se han abierto camino las ideas del “género” y de los “matrimonios homosexuales”.

En la raíz de todo ello está el primado, y casi la absolutización, de la libertad individual y del sentimiento personal. Por lo tanto, el vínculo familiar debe poder plasmarse a placer y, de todas formas, no debe comprometer, hasta el punto de desaparecer o ser prácticamente irrelevante.

Siguiendo la misma lógica, este vínculo debe ser accesible a todo tipo de pareja, fundamentándose en la reivindicación de una igualdad total que no acepta las diferencias, sobre todo las que remiten a una voluntad externa, ya sea humana (leyes civiles) o divina (ley natural).

Sin embargo, sigue siendo fuerte y difundido el deseo de tener una familia y, posiblemente, de una familia estable: deseo que se traduce en la realidad de tantas familias “normales” y también de numerosas familias auténticamente cristianas. Éstas son, ciertamente, una minoría, pero consistente y bastante motivada.

La sensación de que la familia entendida como tal está desapareciendo es, por consiguiente, fruto en gran medida de la distancia entre el mundo real y el mundo virtual construido por los medios de comunicación, si bien no debe olvidarse que este mundo virtual influye poderosamente sobre los comportamientos reales.

A una mirada serena y equilibrada aparecen por lo tanto poco fundados, en lo que atañe a la familia y su futuro, el pesimismo unilateral y la resignación. La actitud del Concilio Vaticano II hacia los tiempos nuevos es válida también para la pastoral de la familia, actitud que podemos resumir en el binomio acogida y reorientación hacia Cristo salvador.

Concretamente, en la “Gaudium et spes”, nn. 47-52, hay un nuevo enfoque en lo que respecta al matrimonio y a la familia, bastante más personalista pero sin rupturas con la concepción tradicional. Seguidamente, las catequesis sobre el amor humano de San Juan Pablo II y la exhortación apostólica “Familiaris consortio” constituyeron una gran profundización, que abrieron nuevas perspectivas y afrontaron muchos problemas actuales. A pesar de que estas catequesis no pudieron medirse de manera explícita con los desarrollos más recientes y radicales, como la teoría del “género” y el matrimonio entre personas del mismo sexo, sin embargo han sentado, en buena medida, las bases para afrontarlos.

Indudablemente, la práctica pastoral no está siempre a la altura de estas enseñanzas – por otra parte, tampoco puede estarlo nunca totalmente -, pero se ha movido en su línea con resultados importantes: efectivamente, también nuestras jóvenes familias cristianas son su resultado.

*

Ahora, con el Papa Francisco, tenemos dos sínodos sobre los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la nueva evangelización y que, después del consistorio del pasado mes de febrero, ya entró en el argumento: una etapa ulterior en este camino de acogimiento y reorientación que toda la Iglesia está llamada a recorrer con confianza.

La óptica de los dos sínodos debe ser claramente universal y ninguna área geográfica o cultural puede pretender que los sínodos se concentren sólo en sus problemas.

Una vez dicho esto, para Occidente las cuestiones más relevantes parecen ser esas más radicales surgidas en los últimos decenios y que empujan a repensar y a volver a motivar, a la luz del Evangelio de la familia, el significado y el valor del matrimonio como alianza de vida entre el hombre y la mujer, orientada al bien de ambos y a la generación y educación de los hijos y dotada de una decisiva relevancia, también social y pública.

Aquí la fe cristiana debe mostrar una verdadera creatividad cultural, que los sínodos no pueden producir automáticamente pero que pueden estimular en los creyentes y en todos los que se dan cuenta de que lo que está en juego es una dimensión humana fundamental.

*

Sin embargo, siguen interpelándonos y parece que son cada vez más agudas también otras cuestiones, ya repetidamente afrontadas por el magisterio. Entre ellas, la de los divorciados que se han vuelto a casar.

La “Familiaris consortio”, n. 84, ya indicó la actitud que había que asumir: no abandonar a quienes se encuentran en esta situación, sino más bien al contrario, cuidarlos de una manera especial, comprometiéndose a poner a su disposición los medios de salvación de la Iglesia. Ayudarlos, por lo tanto, a que no se consideren en absoluto separados de la Iglesia y, por el contrario, a participar en su vida. Discernir bien también las situaciones, especialmente las de los cónyuges abandonados injustamente, respecto a aquellas de quienes, por el contrario, han destruido culpablemente el propio matrimonio.

La misma “Familiaris consortio” confirma sin embargo la praxis de la Iglesia que, “fundándose en la Sagrada Escritura reafirma su práxis de no admitir a la comunión eucarística a los divorciados que se casan otra vez”. La razón fundamental es que “su estado y situación de vida contradicen objetivamente la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucaristía”.

Por lo tanto, no está en cuestión su culpa sino el estado en el que objetivamente se encuentran. Por ello, el hombre y la mujer que por serios motivos, como por ejemplo la educación de los hijos, no pueden satisfacer la obligación de la separación, para recibir la absolución sacramental y para acercarse a la Eucaristía deben asumir “el compromiso de vivir en plena continencia, o sea de abstenerse de los actos propios de los esposos”.

Es indudable que se trata de un compromiso muy difícil, que de hecho pocas parejas llevan a cabo, mientras desgraciadamente son cada vez más los divorciados que se vuelven a casar.

Por ello, hace mucho tiempo que se buscan otras soluciones. Una de ellas, aunque mantiene firme la indisolubilidad del matrimonio rato y consumado, considera que puede permitir a los divorciados vueltos a casar recibir la absolución sacramental y acercarse a la Eucaristía, con condiciones precisas pero sin tener que abstenerse de actos propios de los esposos. Se trataría de una segunda tabla de salvación, ofrecida en base al criterio de la “epikeia” para unir a la verdad la misericordia.

Sin embargo, este camino no parece practicable, principalmente porque implica un ejercicio de la sexualidad extraconyugal dado el perdurar del primer matrimonio, rato y consumado. En otras palabras, el vínculo conyugal originario seguiría existiendo, pero en el comportamiento de los fieles y en la vida litúrgica se podría proceder como si ese no existiera. Estamos, por lo tanto, frente a una cuestión de coherencia entre praxis y doctrina, y no sólo ante un problema disciplinar.

En lo que respecta  a la “epikeia” y a la “aequitas” canónicas, estos son criterios muy importantes en el ámbito de las normas humanas y puramente eclesiales, pero no pueden ser aplicadas a las normas de derecho divino, sobre las que la Iglesia no tienen ningún poder discrecional.

Como apoyo de susodicha hipótesis se pueden aducir, ciertamente, algunas soluciones pastorales análogas a las que han sido propuestas por algunos Padres de la Iglesia y que han entrado, en cierta medida, también en la praxis, pero ellas no obtuvieron  nunca el consentimiento de los Padres y no fueron de ninguna manera doctrina o disciplina común de la Iglesia (cfr. la carta de la congregación para la doctrina de la fe a los obispos de la Iglesia católica sobre la recepción de la comunión eucarística por parte de los fieles divorciados que se han vuelto a casar, 14 de noviembre de 1994, n. 4). En nuestra época, cuando a causa de la introducción del matrimonio civil y del divorcio se planteó el problema en los términos actuales, a partir de la encíclica “Casti connubii” de Pío XI existe en cambio una posición común del magisterio clara y constante, que va en sentido contrario y que no parece modificable.

*

Se puede objetar que el Concilio Vaticano II, sin violar la tradición dogmática, procediera a nuevos desarrollos sobre cuestiones, como la de la libertad religiosa, sobre las que existían encíclicas y decisiones del Santo Oficio que parecían excluirlas.

Pero la comparación no convence porque sobre el derecho a la libertad religiosa se ha producido una auténtica profundización conceptual, reconduciendo este derecho a la persona como tal y a su dignidad intrínseca, y no a la verdad abstractamente concebida, como se hacía anteriormente.

La solución propuesta sobre los divorciados vueltos a casar no se basa, en cambio, sobre una profundización similar. Los problemas de la familia y del matrimonio inciden, además, sobre lo vivido cotidianamente por las personas de manera incomparablemente más grande y concreta respecto a los de la fundación de la libertad religiosa, cuyo ejercicio en los países de tradición cristiana ya antes del Vaticano II estaba, a pesar de todo, asegurado en gran medida.

Por consiguiente, debemos ser muy prudentes, en lo que atañe al matrimonio y a la familia, modificando las posiciones que el magisterio propone desde hace tiempo y con tanta autoridad: en caso contrario, las consecuencias sobre la credibilidad de la Iglesia serán muy importantes.

Ello no significa que se descarte toda posibilidad de desarrollo. Un camino que parece factible de recorrer es el de la revisión de los procesos de nulidad matrimonial: se trata, efectivamente, de normas de derecho eclesial, no divino.

Por lo tanto, hay que examinar la posibilidad de sustituir el proceso judicial con un procedimiento administrativo y pastoral, dirigido esencialmente a clarificar la situación de la pareja ante Dios y ante la Iglesia. No obstante, es muy importante que cualquier cambio de procedimiento no se convierta en un pretexto para conceder de manera subrepticia lo que en realidad sería un divorcio: una hipocresía de este tipo sería un gravísimo daño para toda la Iglesia.

*

Una cuestión que va más allá de los aspectos procesales concierne a la relación entre la fe de quienes se casan y el sacramento del matrimonio.

La “Familiaris consortio”, n. 68, pone de relieve precisamente los motivos que inducen a considerar que quien pide el matrimonio canónico tiene fe, ya sea una fe débil o que hay que redescubrir, reforzar o madurar. Subraya además que algunas razones sociales pueden lícitamente entrar en la petición de esta forma de matrimonio. Es suficiente, por consiguiente, que los prometidos “—al menos de manera implícita— acaten lo que la Iglesia tiene intención de hacer cuando celebra el matrimonio”.

Querer establecer ulteriores criterios de admisión a la celebración, que tengan que ver con el grado de fe de los contrayentes, conllevaría grandes riesgos, empezando por el de pronunciar juicios infundados y discriminatorios.

Sin embargo, es un hecho que, desgraciadamente, hoy son muchos los bautizados que no han creído nunca o ya no creen en Dios. Se plantea, por lo tanto, la cuestión de si estos pueden contraer válidamente un matrimonio sacramental.

Sobre este punto sigue teniendo un valor fundamental la introducción del cardenal Ratzinger al volumen “Sobre la pastoral de los divorciados vueltos a casar” publicado en 1998 por la congregación para la doctrina de la fe.

Ratzinger (Introducción, III, 4, pp. 27-28) considera que se debe aclarar “si verdaderamente cada matrimonio entre dos bautizados es ‘ipso facto’ un matrimonio sacramental”. El Código de derecho canónico lo afirma (can. 1055 § 2) pero, como observa Ratzinger, el propio Código dice que esto vale para un contrato matrimonial válido y, en este caso, es precisamente la validez lo que se cuestiona. Ratzinger añade: “A la esencia del sacramento pertenece la fe; queda por aclarar la cuestión sobre qué evidencia de ‘no fe’ tenga como consecuencia que un sacramento no se realice”.

Parece por lo tanto acertado que, si verdaderamente no hay fe, tampoco hay sacramento del matrimonio.

En lo que respecta a la fe implícita en la tradición escolástica, con referencia a Hebreos 11, 6 (“quien se acerca a Dios debe creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan”), requiere por lo menos la fe en Dios, que recompensa y salva.

Sin embargo, me parece que es necesario actualizar esta tradición a la luz de la enseñanza del Vaticano II, en base a la cual pueden llegar a la salvación que requiere la fe también “todos los hombres de buena voluntad, en cuyo corazón obra la gracia de modo invisible”, incluidos aquellos que se consideran ateos o que no han llegado a un conocimiento explícito de Dios (cfr. “Gaudium et spes”, 22; “Lumen gentium”, 16).

De todas formas, esta enseñanza del Concilio no implica en absoluto la salvación automática y vaciar la necesidad de fe: en cambio, acentúa no un abstracto reconocimiento intelectual de Dios sino una, por cuanto implícita, adhesión a Él como elección fundamental de nuestra vida.

A la luz de este criterio, en la situación actual tal vez haya que considerar que son más numerosos los bautizados que de hecho no tienen fe y que, por lo tanto, no pueden contraer válidamente el matrimonio sacramental.

Por consiguiente, parece verdaderamente oportuno y urgente comprometerse en aclarar la cuestión jurídica de esa “evidencia de no fe” que invalidaría los matrimonios sacramentales y que impediría que los bautizados no creyentes, en el futuro, contrajeran dicho matrimonio.

No debemos ocultarnos que, por otra parte, así se abre la puerta a cambios muy profundos y llenos de dificultades, no solo para la pastoral de la Iglesia, sino también para la situación de los bautizados no creyentes.

Está claro, de hecho, que estos tienen, como toda persona, derecho al matrimonio, que contraerían de manera civil. La dificultad mayor no está en el peligro de comprometer la relación entre ordenamiento canónico y ordenamiento civil: su sinergia, efectivamente, es ya muy débil y problemática por el progresivo alejamiento del matrimonio civil de los que son los requisitos esenciales del mismo matrimonio natural.

El compromiso de los cristianos y de todos aquellos que sean conscientes de la importancia humana y social de la familia fundada sobre el matrimonio debería dirigirse más bien a ayudar a los hombres y a las mujeres de hoy a redescubrir el significado de estos requisitos. Estos se fundan en el orden de la creación y, precisamente por esto, valen para todos los tiempos y pueden concretizarse en formas aptas para los tiempos más diferentes.

Me gustaría terminar recordando la intención común que anima a quienes están interviniendo en el debate sinodal: mantener juntas, en la pastoral familiar, la verdad de Dios y del hombre con el amor misericordioso de Dios para con nosotros, que es el corazón del Evangelio.

__________

A PROPÓSITO DE LA INFORMACIÓN

Con ocasión del sínodo que se está llevando a cabo entre el 5 y el 19 de octubre, la sala de prensa de la Santa Sede ha creado un blog de información en varios idiomas:

> Sinodo Straordinario sulla Famiglia

Sin embargo, las intervenciones referidas en el blog están recogidas fuera del aula sinodal, porque se ha alzado una barrera insuperable alrededor de lo que se dice dentro del sínodo.

Esto no ha sido así en los sínodos anteriores. Cada día se publicaban dos boletines en varios idiomas que referían todas las intervenciones del aula, resumidas por los mismos autores.

Esta vez, en cambio, se han entregado a la prensa sólo los nombres de los que han intervenido, mientras que sobre las cosas dichas hay un resumen oral diario del padre Federico Lombardi, cuidadosamente purgado de indicaciones sobre quién ha dicho el qué.

El efecto inmediato ha sido el de un desdoblamiento entre sínodo real y sínodo virtual, este último construido por los medios de comunicación con la sistemática enfatización de las cosas más atractivas al espíritu del tiempo. Un desdoblamiento que ya se había experimentado con el Concilio Vaticano II, como enfocó magistralmente Benedicto XVI en su último encuentro con el clero de Roma, con la renuncia ya anunciada:

> La guerra de los dos Concilios: el verdadero y el falso (15.2.2013)

Otra censura impuesta este año a los padres sinodales es la prohibición de hacer públicos los textos de sus intervenciones, entregados por escrito, como solicitado, antes del pasado 8 de septiembre.

La prohibición se comunicó oralmente en la apertura del sínodo por el secretario del mismo, el cardenal Lorenzo Baldisseri. El motivo aludido ha sido que, una vez entregados, estos textos se convierten en propiedad exclusiva del sínodo. En los sínodos precedentes no era así. No sólo se difundían regularmente las síntesis de cada intervención, sino que cada padre podía hacer público, si quería, el texto íntegro.

En la apertura del sínodo, el Papa Francisco ha pedido a los padres sinodales que se expresaran con “parresia”, con franqueza y libertad, sin temor a que “el Papa piense algo distinto”.

Pero esta libre confrontación era precisamente lo que se había visto en los meses precedentes, pro y sobre todo contra las propuestas innovadoras del cardenal Walter Kasper, que se sabe estaban concordadas con el Papa.

Pero, curiosamente, precisamente Kasper y sus defensores se han mostrado intolerantes a las críticas, sobre todo si provenían de cardenales de primer plano como Gerhard L. Müller, prefecto de la congregación para la doctrina de la fe.

Durante el sínodo, el cardenal Müller ha pedido que se hicieran públicos los textos de las intervenciones en el aula de los padres sinodales. Pero en vano.

Evidentemente, el blindaje informativo del sínodo no lo ha querido él, ni los otros cardenales que se han alineado con él en la valiente defensa de la indisolubilidad del matrimonio católico.

Quien lo ha querido y decidido no puede haber sido, en definitiva, otra persona más que el Papa.

Al que hay que atribuir además la composición de la comisión que redactará la “Relatio Synodi” conclusiva, con una mayoría aplastante de favorables a dar la comunión a quien ha contraído segundas nupcias:

> Padri sinodali per la stesura della “Relatio Synodi”

Mientras tanto, he aquí la relación después de la discusión de la primera semana de sínodo, leída el lunes 13 de octubre por el Cardenal Péter Erdõ, relator general:

> “Relatio post disceptationem”

Traducción en español de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares, España.

 

http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/1350894?sp=y

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: