Grupo de mujeres desafía al machismo religioso judío en el Muro de las Lamentaciones.


Desafiando la regulación del rabinato, las mujeres introdujeron una diminuta edición del libro sagrado del judaísmo y lo leyeron frente al también llamado Muro de los Lamentos por vez primera en 25 años

mujeres rezando en el muro de las lamentacionesMujeres rezando en el Muro de las Lamentaciones

Las Mujeres del Muro, una organización judía que lucha por lograr la igualdad de derechos entre hombres y mujeres a la hora de rezar en el Muro de las Lamentaciones, logró hoy colar una minúscula Torá en el espacio reservado a la mujeres y realizar un Bat Mitzvah.

Después, cerca de un centenar de mujeres celebraron el Bat Mitzvah de Shasa Lutt, una adolescente de 12 años procedente de la localidad de Beersheva, que transmitió al diario local Haaretz su “felicidad por tener un verdadero Bat Mitzvah y no solo una fiesta más”.

Primera mujer

Según el rotativo, esta es la primera vez que una mujer celebra de forma plena esta crucial ceremonia judía de llegada a la madurez en el “kotel” o Muro de las Lamentaciones. La iniciativa comenzó a primera hora de este viernes cuando las mujeres se presentaron con una Torá en la explanada del muro y se les informó de que, según las regulaciones, nadie puede introducir copias particulares en el recinto.

De acuerdo con las mismas, todo el que quiera orar o recitar la Torá en este lugar sagrado debe solicitar uno de los 300 rollos que se guardan en una zona cubierta en la zona a la que acceden los hombres.

Las mujeres solicitaron entonces la suya, y les fue denegada, por lo que pidieron la intervención del rabino responsable de la Fundación para la Herencia del Muro de las Lamentaciones, Shmuel Rabinowitz, quien al parecer no estaba y que se opone a que las mujeres lean allí la Torá.

Las mujeres entraron entonces en la zona exclusivamente femenina y sacaron la pequeña copia de la Torá, que había sido introducida bajo una mesa, y realizaron las oraciones ante la atenta mirada de dos policías, que según la prensa israelí no intervinieron.

“Estoy muy nerviosa. Es increíble que una cosa tan obvia y natural haya que hacerlo engañando”, declaró al citado rotativo Lesley Sachs, directora ejecutiva de esta organización que lucha contra la discriminación femenina. Sachs explicó que la copia utilizada fue sacada de contrabando en 1880 de Lituania y llevada a Sudáfrica antes de que terminara en el Reino Unido, desde donde viajó para esta aventura. “Esta copia única fue creada por la misma razón por la que la hemos usado hoy”, agregó la activista, cuyo grupo difundió imágenes de su hazaña a través de su página web y de su cuenta en la red social Twitter.

Rabino califica la acción como “decepcionante”

El grupo feminista ya había lanzado una campaña el pasado domingo para alentar a las mujeres a realizar su Bat Mitzvah en el Muro de las Lamentaciones, incluyendo la recitación. La iniciativa fue condenada por Rabinowitz, quien definió la acción como “decepcionante”. “Un pequeño grupo de Mujeres del Muro realizaron una acción decepcionante esta mañana. Después de que se les impidiera introducir una gran Torá, arteramente introdujeron una pequeña”, denunció en un comunicado difundido por la edición digital del diario Yediot Aharonot.

 

http://www.cascaraamarga.es/sociedad/56-sociedad/9878-grupo-de-mujeres-desafia-al-machismo-religioso-judio-en-el-muro-de-las-lamentaciones.html

“Facebook es un regalo para las agencias de inteligencia”


La información que comparten los usuarios de Internet en las redes sociales facilita el trabajo de los servicios de inteligencia. Laura Poitras, periodista y ayudante de Edward Snowden, revela cómo librarse del seguimiento de las agencias. Sigue leyendo

 

http://periodismo-alternativo.com/

Dieta Alcalina lucha contra todas las enfermedades


Original de La caja de Pandora

Subido por Alejandro Perez

Brillante conferencia sobre como comer bien llevando una dieta alcalina que te hace recuperar la salud perdida eliminando la acidificación del cuerpo …

 

http://periodismo-alternativo.com/

LA COMUNIDAD CATÓLICA INCLUSIVA: MARIA, MADRE DE JESUS EN DIFERENTES ACTIVIDADES.


http://bridgetmarys.blogspot.com/2014/10/mary-mother-of-jesus-inclusive-catholic_25.html

Sábado, 25 de octubre 2014

María, Madre de Jesús Incluido Comunidad Católica  Sábado, 25 de octubre 2014 Ingenia y Michael Rigdon Presidente(sacerdote casado), Janet Blakeley, Ministro de Música

20141025_154306_resized

De izquierda a derecha: Katy Zatsick, Kathryn Shea, Sally Brochu, Bridget María Meehan, Janet Blakeley, Marilyn Jenai, Sherry Robertson, ARCWP sacerdotes, ordenandos y el apoyo de la comunidad MMOJ reunieron para reflexionar sobre la Unidad de Preparación para la Ordenación. Sally y Janet serán ordenados diáconos en el 1 ° de noviembre en San Andrés UCC a las 2:00 pm

Liturgia:

Oración de apertura:. Oremos:. Oh Dios, tu pueblo se reúnen con corazones esperanzados Agradecemos que usted llama a todos nosotros, a través de nuestro sacerdocio del pueblo de Dios, para servir a los necesitados. Y te damos gracias por los que usted llama al ministerio y el liderazgo sin tener en cuenta el género, el estado civil o la orientación sexual. Que todos seamos fieles a nuestro llamado al ministerio. Que la Iglesia universal aceptar y apoyar el ministerio de todos los que usted llama. En el nombre de Jesús oramos. Todos: Amen

20141025_160443_resized

A Sally Brochu compartida con la comunidad que ella entiende su llamado a la ordenación tiene sus raíces en su bautismo y es una llamada a vivir la justicia para las mujeres en la iglesia de hoy.20141025_161624_resized
                                                           María Al Gagnon proclamó la Primera Lectura

20141025_163841_resized

                                                  Michael Rigdon, un sacerdote casado, presidió la liturgia
Ingenia y Michael Rigdon, un sacerdote casado pareja co-presidió la liturgia en MMOJ hoy y llevado una homilía diálogo sobre la forma en que celebramos la Eucaristía como una comunidad de talento, todos los cuales están llamados a vivir su bautismo totalmente en el servicio amoroso.

www.marymotherofjesus.org

www.arcwp.org

__._, _.___

Reyhaneh Jabbari, la mujer que Irán ahorcó a pesar de campaña internacional


Reyhaneh Jabbari

Jabbari fue arrestada en 2007 y condenada en 2009 por el asesinato de un hombre que, dijo, trató de violarla.Irán ejecutó en la horca a una mujer condenada por matar a un hombre que supuestamente trató de violarla.

El hecho ocurrió a pesar de una campaña internacional en contra de la ejecución.

La agencia de noticias estatal Tasnim indicó que Reyhaneh Jabbari, de 26 años, fue ejecutada el sábado en la mañana después de que sus familiares no lograron obtener el consentimiento de los parientes de la víctima para salvarla de la horca.

Agregó que el argumento de la joven, de que mató al hombre en defensa propia hace siete años, no había sido probado en la corte y que fue condenada por asesinato.

La ejecución se iba a llevar a cabo el mes pasado pero se cree que una campaña en las redes sociales condujo a su postergación.

Jabbari fue arrestada en 2007 por el asesinato de Morteza Abdolali Sarbandi, un exempleado del ministerio de Inteligencia de Irán.

Horca

La ONU dice que Irán ha ejecutado a 250 personas este año.El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional indicó que fue condenada después de una investigación “con fallos profundos”.

La campaña para detener su ejecución fue lanzada en Facebook y Twitter el mes pasado y pareció en un principio haber logrado una postergación de la ejecución.

Sin embargo, la ejecución se llevó a cabo a pesar de las protestas.

Intenciones

La madre de Jabbari, Shole Pakravan, confirmó la ejecución en una entrevista con el Servicio Persa de la BBC.

Dijo que iría a visitar el cementerio para ver el cuerpo de su hija.

Agregó que el viernes, antes de su ejecución, el gobierno le había permitido verla durante una hora.

Después de que fue arrestada, Jabbari fue encerrada en confinamiento solitario durante dos meses, donde según se informó, no tuvo acceso a un abogado a su familia.

Posteriormente fue sentenciada a muerte por una corte criminal en Teherán en 2009.

Campaña contra ejecución

La ejecución se llevó a cabo a pesar de una extensa campaña internacional.Según Amnistía Internacional, aunque Jabbai admitió haber apuñalado a Abdolali Sabandi en la espalda una vez, después de que éste intentó abusar sexualmente de ella.

Argumentó también que alguien más estaba presente en la casa y que esa persona lo mató.

El hijo mayor de la víctima, Jalal Sarbandi, indicó que Jabbai se rehusó a identificar al individuo.

Sarbandi declaró a los medios iraníes en abril que “sólo cuando sus verdaderas intenciones fueron expuestas ella dijo la verdad sobre su cómplice y sobre lo que sucedió”.

La familia de la víctima insiste en que el asesinato fue premeditado.

Naciones Unidas asegura que este año Irán ha ejecutado a 250 personas.

 

 

Video.Elisabeth Kubler-Ross. Acompañar a Morir, Una mirada de Amor (subtitulada)


 https://www.youtube.com/watch?v=jgubKFrFj2E&feature=youtu.be

Subido el 25/09/2011

El director Stefan Haupt (Utopia Blues) ha realizado un documental biográfico sobre la doctora y escritora Elisabeth Kübler-Ross, pionera en el estudio de la muerte y los moribundos. Haupt, impresionado por cómo Kübler-Ross escribía sobre la muerte en uno de sus libros, “La rueda de la vida”, decidió poner en marcha este proyecto. Para ello habló con la protagonista, en una larga entrevista en su casa de Arizona, sus familiares y allegados, y recopiló mucho material de archivo para contar su vida y su trabajo. Gran parte del documental se centra en esta entrevista personal a la infatigable Elisabeth ¿Cómo vive los últimos días de su vida? ¿Cómo ve su vida y su carrera? ¿Cómo se enfrenta a su propia muerte? A través de estas conversaciones el film regresa a su vida y trabajo en Suiza y en EEUU. También aparecen amigos, compañeros, familiares y, sobre todo sus hermanas mellizas.

  • Categoría

  • Licencia

    • Licencia estándar de YouTube

Encarnando la disidencia: Entrevista con Beatriz Preciado y Teresa Forcades


Por Andrea Valdés (traducción Inglés por Rebel Girl) El Estado Mental junio 2014 Antes de esta entrevista, Teresa Forcades (Barcelona, ​​1966) y Beatriz Preciado (Burgos, 1970) no conocerse personalmente. Si los ponemos en contacto, es porque son, en sus respectivos contextos, una “anomalía”, una palabra que pone en duda, por calambres un sistema heteronormativo, patriarcal y racista.

En un momento de enormes desequilibrios, donde el gobierno no oculta su alianza con el mercado y las crisis se sienten como plagas bíblicas, su disidencia política es sorprendente porque es física, así como la disidencia intelectual y que la practican dentro del sistema. Teresa Forcadesespecializado en medicina interna en la Universidad Estatal de Nueva York. Después de estudiar teología en la Universidad de Harvard, entró en el monasterio de Sant Benet. Una vez que ella tenía sus doctorados en Salud Pública (Universidad de Barcelona) y Teología (Facultad de Teología de Catalunya), ella se fue a Berlín para estudiar y dar clases en la Universidad de Humboldt. Beatriz Preciado , por su parte, estudió la filosofía moderna y de género teoría en la New School for Social Research en Nueva York y luego obtuvo un doctorado en la Teoría de la Arquitectura de la Universidad de Princeton. Hasta hace poco, estaba enseñando en Paris 8 y la Universidad a partir del próximo mandato, estará enseñando en la Universidad de Nueva York.Tanto cum laude no les ha dejado de ser el objeto de muchos ataques. Es lo que viene con hablar de consoladores y vacunas, la pornografía y el aborto, Hugh Hefner, y Hugo Chávez, sin casarse con nadie. Pero detrás de estas declaraciones, no hay investigación. Mientras que Teresa Forcades incorpora el concepto de la subjetividad de la antropología contemporánea (Lacan, Zizek, Butler …), la actualización de la noción teológica de la persona, Preciado, con contrasexualidad y crítica de lo que ella (o él) llama el “régimen pharmacopornographic” nos invita a explorar otras formas de vida que evaden el sistema actual y su reivindicación principal. A saber: que hombre y mujer son los dos únicos estados naturales, y por lo tanto posibles,. A partir de los dos órganos de trabajo, un tema político con un enorme potencial para el cambio se desata, por lo tanto, hemos querido poner en diálogo entre sí. Después de un largo intercambio de correos electrónicos, asistimos a la inauguración de la Escuela de Teología Queer que tuvo lugar en Francesca Bonnemaison de Barcelona por invitación Teresa Forcades ‘. En Cataluña, que tiene presencia grandes medios de comunicación. Se dio a conocer en 2009 con un vídeo en el que atacó a la industria farmacéutica y, a pesar de que ha escrito varios libros ( La Trinitat, avui, La teología feminista en la Historia ), la mayor parte a recordar por su actitud crítica hacia la Iglesia y, más Recientemente, su llamada cívica por el derecho a elegir un modelo de gobierno, un proyecto que está dirigiendo con Arcadi Oliveres. Beatriz Preciado es más conocido en el extranjero que en España. Sus libros, Manifiesto contrasexual, Testo Yonqui (“Testo Junkie”) yPornotopía , han sido traducidos al Inglés, francés, alemán, incluso de Turquía, y forman parte de los programas universitarios de hoy. En Cataluña, desde el Programa de Estudios Independientes del MACBA que él dirige, Preciado ha hecho “pedagogía radical” una forma de activismo político.ANDREA VALDÉS: Sabemos que usted tiene una agenda complicada. ¿Qué le llevó a aceptar esta propuesta? TERESA Forcades: Nunca había conocido a Beatriz personalmente, pero hace un par de años en un curso sobre teología raro que di en Berlín con Ulrike Auga, que solíaManifiesto contrasexual para alentar a los estudiantes a pensar en esto nueva forma de ver la identidad humana y, las limitaciones de esas identidades y la apertura de ellos, que es algo que estoy trabajando desde la antropología teológica. BEATRIZ PRECIADO: Hace unos cuatro años me oyó hablar por primera vez y luego sintonizado la energía revolucionaria de su obra. A pesar de la distancia, había veces en que me dije a mí mismo que en otra vida, si hubiera sido una monja o mejor dicho un sacerdote, que podría haber sido Teresa Forcades. Entonces yo estaba interesado en sus críticas a la industria farmacéutica, que es algo que está en el núcleo de mi trabajo. Me pareció muy interesante que viene de mundos tan diferentes y trabajando en los regímenes de dominación sexual, racial y de género que promueven argumentos hegemónicos (de la Iglesia Católica, la comunidad científica o económica), tal conexión genuina produjo. VALDÉS:Teresa , le dijo una vez que en la lectura de los Evangelios en la adolescencia, que sentiste que habías sido engañado de 15 años de su vida, ya que no los hubiera encontrado antes. Su acercamiento a la religión parece incidental y agradable. Beatriz, por otro lado, se menciona un medio católico realmente sofocante. Fueron las situaciones en Cataluña y Burgos tan diferente en los años 70? Forcades: Creo que en Cataluña, en los años setenta, había también esferas muy sofocantes en el ambiente religioso. Yo no lo dudo, aunque yo los descubrí más tarde, porque si yo hubiera sabido entonces, bueno, ¿quién sabe …? VALDÉS: ? Usted habría pensado dos veces Forcades: Sí, sí … o tres veces. También es cierto que el anunciado fin del franquismo y la idea de una sociedad que, finalmente, ponerse al día después de tantos años de espera coincidido en España con el aggiornamento del Concilio Vaticano II, lo que significaba entrar en diálogo con la modernidad. Es cierto que la cosa modernidad duró sólo unos años … (risas) . En 1966, cuando parecía que estábamos entrando supuesta posmodernidad, la iglesia va y se mete en un diálogo con la modernidad. Gran tiempo! En cualquier caso, después de una larga espera, en la que todo lo que podía ver era el opio, una gran ola de gente se generó que estaban dispuestos a cuestionar muchas cosas y quedarse con lo esencial. Es decir, la afirmación de la libertad inalienable de los seres humanos, su relación constitutiva y, sobre todo, la idea de la justicia social. Fui a una parroquia que estaba en Montjuïc y, aunque yo no vengo de una familia acomodada, fue ese contexto que me hizo descubrir el mundo de la inmigración y de la clase obrera. El cristianismo, la libertad y la justicia social, para mí, son inseparables. PRECIADO: En mi caso fue casi lo contrario – una imposición. Mi familia era muy católica, con vistas tremendamente dogmática de la religión a pesar de que, por ejemplo, mi abuela era católica y anarquista, por tanto, ya había “grietas” en mi entorno. Pero, para mí, la religión era el pensamiento dominante en la ciudad de Burgos, y que era una forma de pensamiento relacionada con la cultura militar, a la represión política. Es decir, que no podía ver el discurso católico como un discurso liberador de ninguna manera. Aunque cuando era pequeña, una de las cosas que quería ser era un sacerdote. Cuando estudiaba con las monjas, cuando me preguntaron qué quería ser cuando fuera grande, dije “un sacerdote”. Y ellos dijeron: “No, por Dios, Beatriz, que es ‘una monja’, ‘monja’ …” Y me dijo: “No es una monja, porque las monjas se calma, se limpia y hacer pasteles, y quiero hablar . ” Recuerdo que en la escuela había tensión muy abierta porque nunca viví mi sexualidad como patológico o como un pecado. Yo quería ser un sacerdote o casarse con Marta. Estaba claro que mi uso de mi cuerpo y opciones de vida no se pudo incluir en el idioma dominante del catolicismo. VALDÉS: Pero usted terminó de estudiar con los jesuitas. PRECIADO: Es un poco de una extraña historia. Mi padre no quería que yo estudiara Filosofía. Él quería que yo hiciera Farmacia, Derecho … un trabajo decente. Puesto que él no iba a pagar por mis estudios, entré en concurso de un joven filósofos en Burgos y gané el primer premio, que estaba estudiando en una universidad católica. Entre el Opus Dei y los jesuitas, elegí los jesuitas en Comillas. Y es verdad que todavía tengo una relación muy estrecha con algunos de ellos como Juan Masiá, de quien aprendí mucho. Después de Ignacio Ellacuría y teología de la liberación, se estudiaría Marx. Era la teoría económica que viene casi directamente desde el Evangelio! Impresionante. Eso nos permitió hacer una exégesis muy detallada de sus libros. Las leemos como uno lee la Biblia. Fue toda una experiencia, pero por supuesto, la posibilidad de la interpretación se detuvo donde se detuvo. Yo estaba con Foucault Historia de la sexualidad , la deconstrucción de Derrida, el feminismo entonces, y quería explicar mi propia disidencia a través de un lenguaje diferente. Como me fui a Estados Unidos para estudiar Filosofía Contemporánea y Teoría de Género, todo cambió. Alojarse en España, tal vez habría terminado en Montserrat, pero sentí algo que me llevó más allá de mí mismo, como una especie de brazo utópico. Algo que te agarra y dice: “. Vamos, que no puede permanecer de brazos cruzados con lo que hay Tienes que hacer algo!” VALDÉS: Lo que usted está llamando el “brazo utópico”, tendría que ser equivalente a Teresa ” llamando “? Forcades: La vocación de ser monja es una cosa, pero lo que Beatriz está hablando se relaciona con algo más amplio. No soy “yo y yo” pero soy “yo y más.” Y ese algo más también me dice cosas, y siento que me reta directamente … PRECIADO:Obviamente, pero es un reto de la historia. Con Walter Benjamin, por ejemplo, se aprende que la historia ha sido escrita por los vencedores y, a pesar de que estás en el lado de los vencidos, al margen de que la historia, algo que te dice: “Ven, tú también puedes reescribir que ya que se puede manejar ese argumento “. Esto puede sonar absurdo, pero me hace feliz y hasta me lleva cerca de aquellas personas que se sienten “llamados” a excepción de que, en mi caso, la llamada no es trascendental. Es la necesidad de reconstruir colectivamente la historia desde el punto de vista de los perdedores. VALDÉS: Puedo entender esa necesidad, pero relacionándolo con lo trascendental es más difícil para mí. Teresa, ¿estás seguro? Forcades:  Antes de leer los evangelios, a los 13 o 14, cuando miré el mundo ya me sentía un reto, de una manera genérica.Más tarde, con la primera confirmación, en el Sagrado Corazón, decían con mucho entusiasmo “, esa chica se convertirá en una monja,” pero no me siento así en absoluto. Incluso me molestó oírlo. Es cierto que más tarde estudié medicina, pero que estar abierto a algo más allá de sí mismo era sólo una parte. Cuando me alojé en Sant Benet de estudiar, experimenté algo diferente, y el único nombre que puedo dar es que Dios me estaba llamando. Sé que puede sonar extraño ahora; también era extraño para mí cuando yo lo viví … pero todo lo que puede dar fe de que es lo que yo experimenté fue algo nuevo para mí eso no es confusa en todo caso con lo que sentí ayer o hace unos meses. SUDOR Y TEARS VALDÉS: Teresa, que ha comentado que durante el noviciado hubo una transformación. Has hablado de palideciendo, bajar de peso, llorando. Beatriz, por su parte, menciona las alteraciones del sueño, un cambio en la sudoración y otros efectos secundarios de la administración Testogel a sí mismo. Mientras que uno hizo un voto de castidad, el otro multiplica su apetito sexual con un tiro de hormonas. Para cambiar las cosas, es necesario ir a este extremo, para hacer una ruptura con la “normalidad”? PRECIADO:supongo Teresa experimenta a partir de la teología. Lo experimento basado en la filosofía que, para mí, es una disciplina no será del cuerpo individual, sino de la colectiva. Cuando decido administrar testosterona a mí mismo, no hacerlo como un capricho individual, porque me dan a eso, pero porque sé que esto tiene repercusiones sociales y políticas específicas en un contexto histórico y político determinado. Lo que podríamos entender como “normalidad” es un conjunto de disciplinas específicas, de usos normativos del cuerpo. Para mí, la filosofía implica una ruptura con esas diciplines de normalización cuerpo y, si se quiere, la invención de un counterdiscipline.VALDÉS: Hay una frase en la que usted lo dice muy claramente: “Yo no tomo la testosterona a transformarme en un hombre o incluso a transexualize mi cuerpo, pero a traicionar lo que la sociedad ha querido hacer de mí “. PRECIADO: Precisamente. Ahora, cuando estoy viajando por el mundo y veo las comunidades en diferentes lugares, me doy cuenta de que hay una diáspora raro cosmopolita que habla un lenguaje muy similar. Son personas que comparten disidentes prácticas corporales y subjetivación porque el cuerpo no es sólo el cuerpo físico. Eso es una ficción de la medicina … El cuerpo es la subjetividad política; no hay separación. Va más allá de la carne. Es un archivo de política y cultural, o lo que yo llamo un “somatheque” – vivir la ficción política. Lo que me estaba poniendo a, y por entrar en una conversación con Teresa, cuando me encuentro con todas estas personas – transgénero, transexual, raro – Creo que somos como los primeros cristianos, pero en el contexto del capitalismo global. ¿Quién le daría un chelín por esos locos? Imagínese lo que el Imperio Romano era entonces y de repente una banda aparece hablando de un tipo que apareció por ahí hablando de la resurrección, etc y la posibilidad de derribar todas las prácticas legales y comerciales que dieron forma a ese régimen. Lo que estaban haciendo era inventar una práctica de subjetivación alternativa. Eligieron subjetivar mismos no según el ritual romano, pero partiendo de un lenguaje que incluso disintió con la religión judía. Y sólo había 14 Tremendo! Con esto quiero decir que no creo que hay prácticas mejores o peores, sino que es absolutamente necesario que seamos capaces de inventar colectivamente respuestas disidentes o alternativas a la subjetivación normalizada, de lo contrario estamos perdidos. Y si, además, somos capaces de establecer conexiones con “el otro lado” (que para mí son los antepasados, la historia, el planeta …) sería genial, porque ya no sería un punto de fuga, pero una lágrima en esa red en expansión que es el capitalismo mundial.Forcades: Para mí, la cosa cuerpo es menos deliberada. Mi cambio no vino de querer experimentar con él, sino como consecuencia de una decisión. Digamos que con el “llamado” una posibilidad abierta para mí donde yo estaba claro desde el principio que aquí estaba yo para decir que sí o que no, porque por mucho que de una vocación que hay, esto no implica un destino. Yo sabía que al decir que sí, que tendría que renunciar a una serie de satisfacciones, de posibilidades … las cosas que afectaron mi identidad y comprensión. Así que una pregunta se abrió que sigue ahí, pero ahora es diferente porque al principio todo era desconocido para mí.Esta pregunta se vuelve a abrir cada vez que me enamoro. Aunque hay un discurso muy negativo sobre la sexualidad en el catolicismo, no experimento de una manera estable. No es algo que se ha cerrado, pero un desafío constante. También es cierto que al ver a las monjas más antiguas del monasterio como atractivas mujeres me ayudó mucho. Si no hubiera sido así, entonces tal vez no habría cumplido mi vocación. A los 90 o 100, tienen un sentido del humor y una libertad interior que creo que son fantásticos. Y, por último, me gustó la idea de que desde el siglo 13 ha habido una tradición de mujeres que viven en la comunidad. No es una convivencia ideal, tenemos nuestros problemas, como en todas partes, pero que la continuidad que me impresiona y pensé que tal vez podría ser parte de ella. Tampoco tengo que decidir en el primer día. De hecho, lo hicieron difícil para mí. Recuerdo que, una vez que la fase de palidez había terminado, la maestra de novicias me preguntó: “Teresa, ¿te ves a ti mismo de pintar la cerámica dentro de diez años?”. Le dije que no. Ella respondió, “Bueno, eso es lo que hacemos.” VALDÉS: Pero algo sucedió. Ahora hay una página web e incluso he empezado las clases en la teología gay .Forcades: Yo le respondí que había dos posibilidades aquí: o Dios me iba a cambiar – Nos hizo dinámica por una razón – y en diez años que sería encantada de ser la pintura de cerámica, o Dios cambiaría usted. En cuyo caso, aún podíamos hacer algo más de la cerámica. VALDÉS:¡Qué nervios (risas) Forcades: Sí, eso es lo que era. La señora me dijo que desde una perspectiva lógica que yo tenía razón, existían esas dos posibilidades, pero que debe recordar que ellos habían estado pintando durante 1.500 años. Desde la cerámica hecha me dolía la espalda, que terminaron por permitirme dedico a temas más intelectuales … Y aquí estamos.PRECIADO: Recordando que, es interesante observar la posición excéntrica de mujeres que no han entrado en los ritos sociales de heterosexual producción. Son úteros no utilizados biopolíticas … Forcades: y voluntariamente, por otra parte. Sí, admito que tiene potencial. PRECIADO:Precisamente. Hay potencial que debe ser manejado de una manera específica. De hecho, monjas, prostitutas y lesbianas son tres posiciones muy visibles y históricamente estrecha, diría yo. La desviación del circuito de reproducción del capitalismo heterosexual conduce a un curioso laberinto de monjas que también son lesbianas, lesbianas que se convierten en prostitutas y prostitutas que terminan convirtiéndose en monjas. Lo que pasa es que me temo que los poderes fácticos podría tratar de alguna manera de volver a la gestión de este cuerpo femenino disidente.Tal vez la única manera de resistir es hacer lo que está haciendo – es un disidente dentro de la Iglesia, así como yo estoy dentro de lesbianismo. Forcades: Y en el mundo académico.PRECIADO: Por supuesto. Yo también soy considerado un disidente en esa esfera. Forcades:De hecho, yo he experimentado menos libertad en el ámbito académico y el hospital que en el monasterio. La libertad en el sentido de la búsqueda de personas que son capaces de tomar posiciones individuales, fuera de la corriente principal. Al final, por temor a las consecuencias, se termina la censura a sí mismo y, en la universidad, eso es triste. PRECIADO: Pero, Teresa, más allá del monasterio me imagino que hay presión desde el establecimiento eclesiástico por no decir lo que estás diciendo. Forcades: Tal vez ya no será así mañana, pero en mi contexto, que es el monasterio, hay diversidad. No somos un clan. Antes de publicar mi carta en contra de la penalización del aborto, por ejemplo, le pregunté a la comunidad para hablar de ello, ya que no habría consecuencias para ellos también. Más o menos la mitad de ellos me dijo que no apoyaron mi posición, y la otra mitad, que no entienden … La abadesa me dijo, “No estoy seguro de si estoy en el primer grupo o el segundo, pero, en cualquier caso, todos estamos a favor de que nadie sea capaz de decir lo que piensan sin miedo, así que adelante. ” Luego está la diócesis de Barcelona, ​​que durante mi tiempo en el monasterio se dividió en tres. Se supone que para disminuir el poder eclesiástico de Montserrat, que fue galardonado con el cinturón de Sant Feliu del Llobregat, que es la zona más reprendió, que ha terminado por ser una bendición. Roma es ahora más lejano y, sí, me enviaron una carta que le contesté. Trato de dar mi opinión sin atacar a nadie directamente. Los obispos no tienen importancia para mí. Estoy más preocupado por otras cosas. LA ENCARNACIÓN VALDÉS: Beatriz habla a menudo de la industria audiovisual y, en concreto, la pornografía como medio de producción y control de género y la sexualidad, pero tal vez debería hacer frente a la encarnación, que representa el momento en el que lo divino toma forma humana. Es decir, se encarna. Una vez más, la representación. Te propongo esta frase para comenzar con: “No tengo ninguna duda de que Cristo era un hombre, pero no creo que deberíamos esperar a que ‘Crista’ venir a salvar a las mujeres, ya que todo lo que soy como una mujer se asume en Cristo, excepto en el pecado “. Teresa, ¿qué quieres decir? Forcades: En mi antropología teológica esa pregunta es la clave. Saber si hay una modalidad masculina humana y una modalidad humano femenino, y lo que la “masculinidad” y “feminidad” en mi comprensión de la antropología y de la humanidad significa. Esta cosa “Crista” no es mío, es de Romero Radford Ruether pero ella basa en la teología patrística, donde esta frase es un axioma: “. Aquello que no se asume en Cristo no es redimido” PRECIADO: Eso significaría que las mujeres son . no redimido Forcades: Derecho. Y todo el discurso cristológico es así. Dios no es ajeno a lo humano, pero una posibilidad de lo humano. La plenitud de lo humano es la deificación. Aunque hay teorías interesantes que señalan que si Cristo nació de María, él debe ser cromosómicamente XX, no pongo en duda si era varón, porque no me importa que y, en todo caso, si lo hiciera, que wouldn ‘t ganar nada tampoco, porque si hubiera sido una mujer sin saberlo nosotros, ¿qué pasa con los hombres? Quedarían fuera también. PRECIADO: A menos que uno se aleja de dualismo. Forcades: Precisamente. Hay que decir que en el cristianismo, el discurso es la dualidad moderna. El clásico fue aún peor. Sólo se reconoce una plenitud de lo humano: hombres, lo que coincide con la figura de Jesús. En el Evangelio de María desde el siglo III, la hembra se vuelve macho para entrar al cielo. Ella se convierte en virtuoso, que viene de la virilidad – vir (hombre). Dado que el argumento de la unidad a través del sexo masculino no era soportable, con Juan Pablo II dos caminos de plenitud se distinguen – femenina y masculina – pero la creación de dualidades artificiales basados ​​en el género o la identidad no es convincente para mí tampoco. Tiene que haber algo más abierto. Aunque creo que la dualidad de género – o dimorfismo sexual, como Margaret Mead decía – no es sólo cultural, sino transcultural, es sólo como un punto de partida antropológico, es decir, en la infancia. Muy sucintamente: usted tiene la figura de la madre y, con respecto a ella, usted tiene a la chica que se identifica con ella y el chico que rompe con ella. En mi opinión, el error de la sociedad patriarcal sigue este patrón, que es un modelo infantil, en la edad adulta. Tiene que haber una cesura en la edad adulta, subjetivación uno mismo de acuerdo con un punto de referencia que ya no es la madre. Puede que sea verdad, la bondad, una roca, o Dios, que elija, pero no la madre, porque entonces estás reproduciendo esta dicotomía, pero no el desarrollo como persona. Emparejo la frase en Gálatas 3:28, “en Cristo Jesús no hay ni hombre ni mujer” (en griego, ni hombre ni mujer) con la conversación con Nicodemo, cuando se habla de haber nacido de nuevo y dice, “¿Cómo puede un adulto volver al vientre de su madre? “. A lo que Jesús responde: “No, no … Os es necesario nacer de agua y del espíritu.” Entiendo que como subjetivación adulto. porque las monjas son tranquilas, limpias y que hacen pasteles, y quiero hablar. “Recuerdo que en la escuela había tensión muy abierta porque nunca viví mi sexualidad como patológico o como un pecado. Yo quería ser un sacerdote o casarse . Marta Estaba claro que mi uso de mi cuerpo y opciones de vida no se pudo incluir en el idioma dominante del catolicismo. VALDÉS:Pero usted terminó de estudiar con los jesuitas. PRECIADO: . Es un poco de una historia extraña Mi padre didn ‘ t quieres que estudiar filosofía. Él quería que yo hiciera Farmacia, Derecho … un trabajo decente. Puesto que él no iba a pagar por mis estudios, entró en concurso de unos jóvenes filósofos en Burgos y ganó el primer premio, que fue estudiar en una universidad católica. Entre Opus Dei y los jesuitas, elegí los jesuitas en Comillas. Y es verdad que todavía tengo una relación muy estrecha con algunos de ellos como Juan Masiá, de quien aprendí mucho. Después de Ignacio Ellacuría y teología de la liberación, nos estudiamos Marx. Era la teoría económica que llegó casi directamente desde el Evangelio! Impresionante. Eso nos permitió hacer una exégesis muy detallada de sus libros. Las leemos como uno lee la Biblia. Fue toda una experiencia, pero por supuesto, la posibilidad de la interpretación se detuvo donde se detuvo. Yo estaba con Foucault Historia de la sexualidad , la deconstrucción de Derrida, el feminismo entonces, y quería explicar mi propia disidencia a través de un lenguaje diferente. Como me fui a Estados Unidos para estudiar Filosofía Contemporánea y Teoría de Género, todo cambió.Alojarse en España, tal vez habría terminado en Montserrat, pero sentí algo que me llevó más allá de mí mismo, como una especie de brazo utópico. Algo que te agarra y dice: “. Vamos, que no puede permanecer de brazos cruzados con lo que hay Tienes que hacer algo!” VALDÉS: Lo que usted está llamando el “brazo utópico”, tendría que ser equivalente a Teresa ” llamando “?Forcades: La vocación de ser monja es una cosa, pero lo que Beatriz está hablando se relaciona con algo más amplio. No soy “yo y yo” pero soy “yo y más.” Y ese algo más también me dice cosas, y siento que me reta directamente … PRECIADO: Obviamente, pero es un reto de la historia. Con Walter Benjamin, por ejemplo, se aprende que la historia ha sido escrita por los vencedores y, a pesar de que estás en el lado de los vencidos, al margen de que la historia, algo que te dice: “Ven, tú también puedes reescribir que ya que se puede manejar ese argumento “.Esto puede sonar absurdo, pero me hace feliz y hasta me lleva cerca de aquellas personas que se sienten “llamados” a excepción de que, en mi caso, la llamada no es trascendental. Es la necesidad de reconstruir colectivamente la historia desde el punto de vista de los perdedores.VALDÉS: Puedo entender esa necesidad, pero relacionándolo con lo trascendental es más difícil para mí. Teresa, ¿estás seguro? Forcades: Antes de leer los evangelios, a los 13 o 14, cuando miré el mundo ya me sentía un reto, de una manera genérica. Más tarde, con la primera confirmación, en el Sagrado Corazón, decían con mucho entusiasmo “, esa chica se convertirá en una monja,” pero no me siento así en absoluto. Incluso me molestó oírlo. Es cierto que más tarde estudié medicina, pero que estar abierto a algo más allá de sí mismo era sólo una parte.Cuando me alojé en Sant Benet de estudiar, experimenté algo diferente, y el único nombre que puedo dar es que Dios me estaba llamando. Sé que puede sonar extraño ahora; también era extraño para mí cuando yo lo viví … pero todo lo que puede dar fe de que es lo que yo experimenté fue algo nuevo para mí eso no es confusa en todo caso con lo que sentí ayer o hace unos meses. SUDOR Y TEARS VALDÉS: Teresa, que ha comentado que durante el noviciado hubo una transformación. Has hablado de palideciendo, bajar de peso, llorando. Beatriz, por su parte, menciona las alteraciones del sueño, un cambio en la sudoración y otros efectos secundarios de la administración Testogel a sí mismo. Mientras que uno hizo un voto de castidad, el otro multiplica su apetito sexual con un tiro de hormonas. Para cambiar las cosas, es necesario ir a este extremo, para hacer una ruptura con la “normalidad”? PRECIADO: supongo Teresa experimenta a partir de la teología. Lo experimento basado en la filosofía que, para mí, es una disciplina no será del cuerpo individual, sino de la colectiva. Cuando decido administrar testosterona a mí mismo, no hacerlo como un capricho individual, porque me dan a eso, pero porque sé que esto tiene repercusiones sociales y políticas específicas en un contexto histórico y político determinado. Lo que podríamos entender como “normalidad” es un conjunto de disciplinas específicas, de usos normativos del cuerpo. Para mí, la filosofía implica una ruptura con esas diciplines de normalización cuerpo y, si se quiere, la invención de un counterdiscipline. VALDÉS:Hay una frase en la que usted lo dice muy claramente: “Yo no tomo la testosterona a transformarme en un hombre o incluso a transexualize mi cuerpo, pero a traicionar lo que la sociedad ha querido hacer de mí “. PRECIADO: Precisamente. Ahora, cuando estoy viajando por el mundo y veo las comunidades en diferentes lugares, me doy cuenta de que hay una diáspora raro cosmopolita que habla un lenguaje muy similar. Son personas que comparten disidentes prácticas corporales y subjetivación porque el cuerpo no es sólo el cuerpo físico. Eso es una ficción de la medicina … El cuerpo es la subjetividad política; no hay separación. Va más allá de la carne. Es un archivo de política y cultural, o lo que yo llamo un “somatheque” – vivir la ficción política. Lo que me estaba poniendo a, y por entrar en una conversación con Teresa, cuando me encuentro con todas estas personas – transgénero, transexual, raro – Creo que somos como los primeros cristianos, pero en el contexto del capitalismo global. ¿Quién le daría un chelín por esos locos? Imagínese lo que el Imperio Romano era entonces y de repente una banda aparece hablando de un tipo que apareció por ahí hablando de la resurrección, etc y la posibilidad de derribar todas las prácticas legales y comerciales que dieron forma a ese régimen. Lo que estaban haciendo era inventar una práctica de subjetivación alternativa. Eligieron subjetivar mismos no según el ritual romano, pero partiendo de un lenguaje que incluso disintió con la religión judía. Y sólo había 14 Tremendo! Con esto quiero decir que no creo que hay prácticas mejores o peores, sino que es absolutamente necesario que seamos capaces de inventar colectivamente respuestas disidentes o alternativas a la subjetivación normalizada, de lo contrario estamos perdidos. Y si, además, somos capaces de establecer conexiones con “el otro lado” (que para mí son los antepasados, la historia, el planeta …) sería genial, porque ya no sería un punto de fuga, pero una lágrima en esa red en expansión que es el capitalismo mundial.Forcades: Para mí, la cosa cuerpo es menos deliberada. Mi cambio no vino de querer experimentar con él, sino como consecuencia de una decisión. Digamos que con el “llamado” una posibilidad abierta para mí donde yo estaba claro desde el principio que aquí estaba yo para decir que sí o que no, porque por mucho que de una vocación que hay, esto no implica un destino. Yo sabía que al decir que sí, que tendría que renunciar a una serie de satisfacciones, de posibilidades … las cosas que afectaron mi identidad y comprensión. Así que una pregunta se abrió que sigue ahí, pero ahora es diferente porque al principio todo era desconocido para mí.Esta pregunta se vuelve a abrir cada vez que me enamoro. Aunque hay un discurso muy negativo sobre la sexualidad en el catolicismo, no experimento de una manera estable. No es algo que se ha cerrado, pero un desafío constante. También es cierto que al ver a las monjas más antiguas del monasterio como atractivas mujeres me ayudó mucho. Si no hubiera sido así, entonces tal vez no habría cumplido mi vocación. A los 90 o 100, tienen un sentido del humor y una libertad interior que creo que son fantásticos. Y, por último, me gustó la idea de que desde el siglo 13 ha habido una tradición de mujeres que viven en la comunidad. No es una convivencia ideal, tenemos nuestros problemas, como en todas partes, pero que la continuidad que me impresiona y pensé que tal vez podría ser parte de ella. Tampoco tengo que decidir en el primer día. De hecho, lo hicieron difícil para mí. Recuerdo que, una vez que la fase de palidez había terminado, la maestra de novicias me preguntó: “Teresa, ¿te ves a ti mismo de pintar la cerámica dentro de diez años?”. Le dije que no. Ella respondió, “Bueno, eso es lo que hacemos.” VALDÉS: Pero algo sucedió. Ahora hay una página web e incluso he empezado las clases en la teología gay .Forcades: Yo le respondí que había dos posibilidades aquí: o Dios me iba a cambiar – Nos hizo dinámica por una razón – y en diez años que sería encantada de ser la pintura de cerámica, o Dios cambiaría usted. En cuyo caso, aún podíamos hacer algo más de la cerámica. VALDÉS:¡Qué nervios (risas) Forcades: Sí, eso es lo que era. La señora me dijo que desde una perspectiva lógica que yo tenía razón, existían esas dos posibilidades, pero que debe recordar que ellos habían estado pintando durante 1.500 años. Desde la cerámica hecha me dolía la espalda, que terminaron por permitirme dedico a temas más intelectuales … Y aquí estamos.PRECIADO: Recordando que, es interesante observar la posición excéntrica de mujeres que no han entrado en los ritos sociales de heterosexual producción. Son úteros no utilizados biopolíticas … Forcades: y voluntariamente, por otra parte. Sí, admito que tiene potencial. PRECIADO:Precisamente. Hay potencial que debe ser manejado de una manera específica. De hecho, monjas, prostitutas y lesbianas son tres posiciones muy visibles y históricamente estrecha, diría yo. La desviación del circuito de reproducción del capitalismo heterosexual conduce a un curioso laberinto de monjas que también son lesbianas, lesbianas que se convierten en prostitutas y prostitutas que terminan convirtiéndose en monjas. Lo que pasa es que me temo que los poderes fácticos podría tratar de alguna manera de volver a la gestión de este cuerpo femenino disidente.Tal vez la única manera de resistir es hacer lo que está haciendo – es un disidente dentro de la Iglesia, así como yo estoy dentro de lesbianismo. Forcades: Y en el mundo académico.PRECIADO: Por supuesto. Yo también soy considerado un disidente en esa esfera. Forcades:De hecho, yo he experimentado menos libertad en el ámbito académico y el hospital que en el monasterio. La libertad en el sentido de la búsqueda de personas que son capaces de tomar posiciones individuales, fuera de la corriente principal. Al final, por temor a las consecuencias, se termina la censura a sí mismo y, en la universidad, eso es triste. PRECIADO: Pero, Teresa, más allá del monasterio me imagino que hay presión desde el establecimiento eclesiástico por no decir lo que estás diciendo. Forcades: Tal vez ya no será así mañana, pero en mi contexto, que es el monasterio, hay diversidad. No somos un clan. Antes de publicar mi carta en contra de la penalización del aborto, por ejemplo, le pregunté a la comunidad para hablar de ello, ya que no habría consecuencias para ellos también. Más o menos la mitad de ellos me dijo que no apoyaron mi posición, y la otra mitad, que no entienden … La abadesa me dijo, “No estoy seguro de si estoy en el primer grupo o el segundo, pero, en cualquier caso, todos estamos a favor de que nadie sea capaz de decir lo que piensan sin miedo, así que adelante. ” Luego está la diócesis de Barcelona, ​​que durante mi tiempo en el monasterio se dividió en tres. Se supone que para disminuir el poder eclesiástico de Montserrat, que fue galardonado con el cinturón de Sant Feliu del Llobregat, que es la zona más reprendió, que ha terminado por ser una bendición. Roma es ahora más lejano y, sí, me enviaron una carta que le contesté. Trato de dar mi opinión sin atacar a nadie directamente. Los obispos no tienen importancia para mí. Estoy más preocupado por otras cosas. LA ENCARNACIÓN VALDÉS: Beatriz habla a menudo de la industria audiovisual y, en concreto, la pornografía como medio de producción y control de género y la sexualidad, pero tal vez debería hacer frente a la encarnación, que representa el momento en el que lo divino toma forma humana. Es decir, se encarna. Una vez más, la representación. Te propongo esta frase para comenzar con: “No tengo ninguna duda de que Cristo era un hombre, pero no creo que deberíamos esperar a que ‘Crista’ venir a salvar a las mujeres, ya que todo lo que soy como una mujer se asume en Cristo, excepto en el pecado “. Teresa, ¿qué quieres decir? Forcades: En mi antropología teológica esa pregunta es la clave. Saber si hay una modalidad masculina humana y una modalidad humano femenino, y lo que la “masculinidad” y “feminidad” en mi comprensión de la antropología y de la humanidad significa. Esta cosa “Crista” no es mío, es de Romero Radford Ruether pero ella basa en la teología patrística, donde esta frase es un axioma: “. Aquello que no se asume en Cristo no es redimido” PRECIADO: Eso significaría que las mujeres son . no redimido Forcades: Derecho. Y todo el discurso cristológico es así. Dios no es ajeno a lo humano, pero una posibilidad de lo humano. La plenitud de lo humano es la deificación. Aunque hay teorías interesantes que señalan que si Cristo nació de María, él debe ser cromosómicamente XX, no pongo en duda si era varón, porque no me importa que y, en todo caso, si lo hiciera, que wouldn ‘t ganar nada tampoco, porque si hubiera sido una mujer sin saberlo nosotros, ¿qué pasa con los hombres? Quedarían fuera también. PRECIADO: A menos que uno se aleja de dualismo. Forcades: Precisamente. Hay que decir que en el cristianismo, el discurso es la dualidad moderna. El clásico fue aún peor. Sólo se reconoce una plenitud de lo humano: hombres, lo que coincide con la figura de Jesús. En el Evangelio de María desde el siglo III, la hembra se vuelve macho para entrar al cielo. Ella se convierte en virtuoso, que viene de la virilidad – vir (hombre). Dado que el argumento de la unidad a través del sexo masculino no era soportable, con Juan Pablo II dos caminos de plenitud se distinguen – femenina y masculina – pero la creación de dualidades artificiales basados ​​en el género o la identidad no es convincente para mí tampoco. Tiene que haber algo más abierto. Aunque creo que la dualidad de género – o dimorfismo sexual, como Margaret Mead decía – no es sólo cultural, sino transcultural, es sólo como un punto de partida antropológico, es decir, en la infancia. Muy sucintamente: usted tiene la figura de la madre y, con respecto a ella, usted tiene a la chica que se identifica con ella y el chico que rompe con ella. En mi opinión, el error de la sociedad patriarcal sigue este patrón, que es un modelo infantil, en la edad adulta. Tiene que haber una cesura en la edad adulta, subjetivación uno mismo de acuerdo con un punto de referencia que ya no es la madre. Puede que sea verdad, la bondad, una roca, o Dios, que elija, pero no la madre, porque entonces estás reproduciendo esta dicotomía, pero no el desarrollo como persona. Emparejo la frase en Gálatas 3:28, “en Cristo Jesús no hay ni hombre ni mujer” (en griego, ni hombre ni mujer) con la conversación con Nicodemo, cuando se habla de haber nacido de nuevo y dice, “¿Cómo puede un adulto volver al vientre de su madre? “. A lo que Jesús responde: “No, no … Os es necesario nacer de agua y del espíritu.” Entiendo que como subjetivación adulto. porque las monjas son tranquilas, limpias y que hacen pasteles, y quiero hablar. “Recuerdo que en la escuela había tensión muy abierta porque nunca viví mi sexualidad como patológico o como un pecado. Yo quería ser un sacerdote o casarse . Marta Estaba claro que mi uso de mi cuerpo y opciones de vida no se pudo incluir en el idioma dominante del catolicismo. VALDÉS:Pero usted terminó de estudiar con los jesuitas. PRECIADO: . Es un poco de una historia extraña Mi padre didn ‘ t quieres que estudiar filosofía. Él quería que yo hiciera Farmacia, Derecho … un trabajo decente. Puesto que él no iba a pagar por mis estudios, entró en concurso de unos jóvenes filósofos en Burgos y ganó el primer premio, que fue estudiar en una universidad católica. Entre Opus Dei y los jesuitas, elegí los jesuitas en Comillas. Y es verdad que todavía tengo una relación muy estrecha con algunos de ellos como Juan Masiá, de quien aprendí mucho. Después de Ignacio Ellacuría y teología de la liberación, nos estudiamos Marx. Era la teoría económica que llegó casi directamente desde el Evangelio! Impresionante. Eso nos permitió hacer una exégesis muy detallada de sus libros. Las leemos como uno lee la Biblia. Fue toda una experiencia, pero por supuesto, la posibilidad de la interpretación se detuvo donde se detuvo. Yo estaba con Foucault Historia de la sexualidad , la deconstrucción de Derrida, el feminismo entonces, y quería explicar mi propia disidencia a través de un lenguaje diferente. Como me fui a Estados Unidos para estudiar Filosofía Contemporánea y Teoría de Género, todo cambió.Alojarse en España, tal vez habría terminado en Montserrat, pero sentí algo que me llevó más allá de mí mismo, como una especie de brazo utópico. Algo que te agarra y dice: “. Vamos, que no puede permanecer de brazos cruzados con lo que hay Tienes que hacer algo!” VALDÉS: Lo que usted está llamando el “brazo utópico”, tendría que ser equivalente a Teresa ” llamando “?Forcades: La vocación de ser monja es una cosa, pero lo que Beatriz está hablando se relaciona con algo más amplio. No soy “yo y yo” pero soy “yo y más.” Y ese algo más también me dice cosas, y siento que me reta directamente … PRECIADO: Obviamente, pero es un reto de la historia. Con Walter Benjamin, por ejemplo, se aprende que la historia ha sido escrita por los vencedores y, a pesar de que estás en el lado de los vencidos, al margen de que la historia, algo que te dice: “Ven, tú también puedes reescribir que ya que se puede manejar ese argumento “.Esto puede sonar absurdo, pero me hace feliz y hasta me lleva cerca de aquellas personas que se sienten “llamados” a excepción de que, en mi caso, la llamada no es trascendental. Es la necesidad de reconstruir colectivamente la historia desde el punto de vista de los perdedores.VALDÉS: Puedo entender esa necesidad, pero relacionándolo con lo trascendental es más difícil para mí. Teresa, ¿estás seguro? Forcades: Antes de leer los evangelios, a los 13 o 14, cuando miré el mundo ya me sentía un reto, de una manera genérica. Más tarde, con la primera confirmación, en el Sagrado Corazón, decían con mucho entusiasmo “, esa chica se convertirá en una monja,” pero no me siento así en absoluto. Incluso me molestó oírlo. Es cierto que más tarde estudié medicina, pero que estar abierto a algo más allá de sí mismo era sólo una parte.Cuando me alojé en Sant Benet de estudiar, experimenté algo diferente, y el único nombre que puedo dar es que Dios me estaba llamando. Sé que puede sonar extraño ahora; también era extraño para mí cuando yo lo viví … pero todo lo que puede dar fe de que es lo que yo experimenté fue algo nuevo para mí eso no es confusa en todo caso con lo que sentí ayer o hace unos meses. SUDOR Y TEARS VALDÉS: Teresa, que ha comentado que durante el noviciado hubo una transformación. Has hablado de palideciendo, bajar de peso, llorando. Beatriz, por su parte, menciona las alteraciones del sueño, un cambio en la sudoración y otros efectos secundarios de la administración Testogel a sí mismo. Mientras que uno hizo un voto de castidad, el otro multiplica su apetito sexual con un tiro de hormonas. Para cambiar las cosas, es necesario ir a este extremo, para hacer una ruptura con la “normalidad”? PRECIADO: supongo Teresa experimenta a partir de la teología. Lo experimento basado en la filosofía que, para mí, es una disciplina no será del cuerpo individual, sino de la colectiva. Cuando decido administrar testosterona a mí mismo, no hacerlo como un capricho individual, porque me dan a eso, pero porque sé que esto tiene repercusiones sociales y políticas específicas en un contexto histórico y político determinado. Lo que podríamos entender como “normalidad” es un conjunto de disciplinas específicas, de usos normativos del cuerpo. Para mí, la filosofía implica una ruptura con esas diciplines de normalización cuerpo y, si se quiere, la invención de un counterdiscipline. VALDÉS:Hay una frase en la que usted lo dice muy claramente: “Yo no tomo la testosterona a transformarme en un hombre o incluso a transexualize mi cuerpo, pero a traicionar lo que la sociedad ha querido hacer de mí “. PRECIADO: Precisamente. Ahora, cuando estoy viajando por el mundo y veo las comunidades en diferentes lugares, me doy cuenta de que hay una diáspora raro cosmopolita que habla un lenguaje muy similar. Son personas que comparten disidentes prácticas corporales y subjetivación porque el cuerpo no es sólo el cuerpo físico. Eso es una ficción de la medicina … El cuerpo es la subjetividad política; no hay separación. Va más allá de la carne. Es un archivo de política y cultural, o lo que yo llamo un “somatheque” – vivir la ficción política. Lo que me estaba poniendo a, y por entrar en una conversación con Teresa, cuando me encuentro con todas estas personas – transgénero, transexual, raro – Creo que somos como los primeros cristianos, pero en el contexto del capitalismo global. ¿Quién le daría un chelín por esos locos? Imagínese lo que el Imperio Romano era entonces y de repente una banda aparece hablando de un tipo que apareció por ahí hablando de la resurrección, etc y la posibilidad de derribar todas las prácticas legales y comerciales que dieron forma a ese régimen. Lo que estaban haciendo era inventar una práctica de subjetivación alternativa. Eligieron subjetivar mismos no según el ritual romano, pero partiendo de un lenguaje que incluso disintió con la religión judía. Y sólo había 14 Tremendo! Con esto quiero decir que no creo que hay prácticas mejores o peores, sino que es absolutamente necesario que seamos capaces de inventar colectivamente respuestas disidentes o alternativas a la subjetivación normalizada, de lo contrario estamos perdidos. Y si, además, somos capaces de establecer conexiones con “el otro lado” (que para mí son los antepasados, la historia, el planeta …) sería genial, porque ya no sería un punto de fuga, pero una lágrima en esa red en expansión que es el capitalismo mundial.Forcades: Para mí, la cosa cuerpo es menos deliberada. Mi cambio no vino de querer experimentar con él, sino como consecuencia de una decisión. Digamos que con el “llamado” una posibilidad abierta para mí donde yo estaba claro desde el principio que aquí estaba yo para decir que sí o que no, porque por mucho que de una vocación que hay, esto no implica un destino. Yo sabía que al decir que sí, que tendría que renunciar a una serie de satisfacciones, de posibilidades … las cosas que afectaron mi identidad y comprensión. Así que una pregunta se abrió que sigue ahí, pero ahora es diferente porque al principio todo era desconocido para mí.Esta pregunta se vuelve a abrir cada vez que me enamoro. Aunque hay un discurso muy negativo sobre la sexualidad en el catolicismo, no experimento de una manera estable. No es algo que se ha cerrado, pero un desafío constante. También es cierto que al ver a las monjas más antiguas del monasterio como atractivas mujeres me ayudó mucho. Si no hubiera sido así, entonces tal vez no habría cumplido mi vocación. A los 90 o 100, tienen un sentido del humor y una libertad interior que creo que son fantásticos. Y, por último, me gustó la idea de que desde el siglo 13 ha habido una tradición de mujeres que viven en la comunidad. No es una convivencia ideal, tenemos nuestros problemas, como en todas partes, pero que la continuidad que me impresiona y pensé que tal vez podría ser parte de ella. Tampoco tengo que decidir en el primer día. De hecho, lo hicieron difícil para mí. Recuerdo que, una vez que la fase de palidez había terminado, la maestra de novicias me preguntó: “Teresa, ¿te ves a ti mismo de pintar la cerámica dentro de diez años?”. Le dije que no. Ella respondió, “Bueno, eso es lo que hacemos.” VALDÉS: Pero algo sucedió. Ahora hay una página web e incluso he empezado las clases en la teología gay .Forcades: Yo le respondí que había dos posibilidades aquí: o Dios me iba a cambiar – Nos hizo dinámica por una razón – y en diez años que sería encantada de ser la pintura de cerámica, o Dios cambiaría usted. En cuyo caso, aún podíamos hacer algo más de la cerámica. VALDÉS:¡Qué nervios (risas) Forcades: Sí, eso es lo que era. La señora me dijo que desde una perspectiva lógica que yo tenía razón, existían esas dos posibilidades, pero que debe recordar que ellos habían estado pintando durante 1.500 años. Desde la cerámica hecha me dolía la espalda, que terminaron por permitirme dedico a temas más intelectuales … Y aquí estamos.PRECIADO: Recordando que, es interesante observar la posición excéntrica de mujeres que no han entrado en los ritos sociales de heterosexual producción. Son úteros no utilizados biopolíticas … Forcades: y voluntariamente, por otra parte. Sí, admito que tiene potencial. PRECIADO:Precisamente. Hay potencial que debe ser manejado de una manera específica. De hecho, monjas, prostitutas y lesbianas son tres posiciones muy visibles y históricamente estrecha, diría yo. La desviación del circuito de reproducción del capitalismo heterosexual conduce a un curioso laberinto de monjas que también son lesbianas, lesbianas que se convierten en prostitutas y prostitutas que terminan convirtiéndose en monjas. Lo que pasa es que me temo que los poderes fácticos podría tratar de alguna manera de volver a la gestión de este cuerpo femenino disidente.Tal vez la única manera de resistir es hacer lo que está haciendo – es un disidente dentro de la Iglesia, así como yo estoy dentro de lesbianismo. Forcades: Y en el mundo académico.PRECIADO: Por supuesto. Yo también soy considerado un disidente en esa esfera. Forcades:De hecho, yo he experimentado menos libertad en el ámbito académico y el hospital que en el monasterio. La libertad en el sentido de la búsqueda de personas que son capaces de tomar posiciones individuales, fuera de la corriente principal. Al final, por temor a las consecuencias, se termina la censura a sí mismo y, en la universidad, eso es triste. PRECIADO: Pero, Teresa, más allá del monasterio me imagino que hay presión desde el establecimiento eclesiástico por no decir lo que estás diciendo. Forcades: Tal vez ya no será así mañana, pero en mi contexto, que es el monasterio, hay diversidad. No somos un clan. Antes de publicar mi carta en contra de la penalización del aborto, por ejemplo, le pregunté a la comunidad para hablar de ello, ya que no habría consecuencias para ellos también. Más o menos la mitad de ellos me dijo que no apoyaron mi posición, y la otra mitad, que no entienden … La abadesa me dijo, “No estoy seguro de si estoy en el primer grupo o el segundo, pero, en cualquier caso, todos estamos a favor de que nadie sea capaz de decir lo que piensan sin miedo, así que adelante. ” Luego está la diócesis de Barcelona, ​​que durante mi tiempo en el monasterio se dividió en tres. Se supone que para disminuir el poder eclesiástico de Montserrat, que fue galardonado con el cinturón de Sant Feliu del Llobregat, que es la zona más reprendió, que ha terminado por ser una bendición. Roma es ahora más lejano y, sí, me enviaron una carta que le contesté. Trato de dar mi opinión sin atacar a nadie directamente. Los obispos no tienen importancia para mí. Estoy más preocupado por otras cosas. LA ENCARNACIÓN VALDÉS: Beatriz habla a menudo de la industria audiovisual y, en concreto, la pornografía como medio de producción y control de género y la sexualidad, pero tal vez debería hacer frente a la encarnación, que representa el momento en el que lo divino toma forma humana. Es decir, se encarna. Una vez más, la representación. Te propongo esta frase para comenzar con: “No tengo ninguna duda de que Cristo era un hombre, pero no creo que deberíamos esperar a que ‘Crista’ venir a salvar a las mujeres, ya que todo lo que soy como una mujer se asume en Cristo, excepto en el pecado “. Teresa, ¿qué quieres decir? Forcades: En mi antropología teológica esa pregunta es la clave. Saber si hay una modalidad masculina humana y una modalidad humano femenino, y lo que la “masculinidad” y “feminidad” en mi comprensión de la antropología y de la humanidad significa. Esta cosa “Crista” no es mío, es de Romero Radford Ruether pero ella basa en la teología patrística, donde esta frase es un axioma: “. Aquello que no se asume en Cristo no es redimido” PRECIADO: Eso significaría que las mujeres son . no redimido Forcades: Derecho. Y todo el discurso cristológico es así. Dios no es ajeno a lo humano, pero una posibilidad de lo humano. La plenitud de lo humano es la deificación. Aunque hay teorías interesantes que señalan que si Cristo nació de María, él debe ser cromosómicamente XX, no pongo en duda si era varón, porque no me importa que y, en todo caso, si lo hiciera, que wouldn ‘t ganar nada tampoco, porque si hubiera sido una mujer sin saberlo nosotros, ¿qué pasa con los hombres? Quedarían fuera también. PRECIADO: A menos que uno se aleja de dualismo. Forcades: Precisamente. Hay que decir que en el cristianismo, el discurso es la dualidad moderna. El clásico fue aún peor. Sólo se reconoce una plenitud de lo humano: hombres, lo que coincide con la figura de Jesús. En el Evangelio de María desde el siglo III, la hembra se vuelve macho para entrar al cielo. Ella se convierte en virtuoso, que viene de la virilidad – vir (hombre). Dado que el argumento de la unidad a través del sexo masculino no era soportable, con Juan Pablo II dos caminos de plenitud se distinguen – femenina y masculina – pero la creación de dualidades artificiales basados ​​en el género o la identidad no es convincente para mí tampoco. Tiene que haber algo más abierto. Aunque creo que la dualidad de género – o dimorfismo sexual, como Margaret Mead decía – no es sólo cultural, sino transcultural, es sólo como un punto de partida antropológico, es decir, en la infancia. Muy sucintamente: usted tiene la figura de la madre y, con respecto a ella, usted tiene a la chica que se identifica con ella y el chico que rompe con ella. En mi opinión, el error de la sociedad patriarcal sigue este patrón, que es un modelo infantil, en la edad adulta. Tiene que haber una cesura en la edad adulta, subjetivación uno mismo de acuerdo con un punto de referencia que ya no es la madre. Puede que sea verdad, la bondad, una roca, o Dios, que elija, pero no la madre, porque entonces estás reproduciendo esta dicotomía, pero no el desarrollo como persona. Emparejo la frase en Gálatas 3:28, “en Cristo Jesús no hay ni hombre ni mujer” (en griego, ni hombre ni mujer) con la conversación con Nicodemo, cuando se habla de haber nacido de nuevo y dice, “¿Cómo puede un adulto volver al vientre de su madre? “. A lo que Jesús responde: “No, no … Os es necesario nacer de agua y del espíritu.” Entiendo que como subjetivación adulto. La plenitud de lo humano es la deificación. Aunque hay teorías interesantes que señalan que si Cristo nació de María, él debe ser cromosómicamente XX, no pongo en duda si era varón, porque no me importa que y, en todo caso, si lo hiciera, que wouldn ‘t ganar nada tampoco, porque si hubiera sido una mujer sin saberlo nosotros, ¿qué pasa con los hombres? Quedarían fuera también. PRECIADO: A menos que uno se aleja de dualismo. Forcades: Precisamente. Hay que decir que en el cristianismo, el discurso es la dualidad moderna. El clásico fue aún peor. Sólo se reconoce una plenitud de lo humano: hombres, lo que coincide con la figura de Jesús. En el Evangelio de María desde el siglo III, la hembra se vuelve macho para entrar al cielo. Ella se convierte en virtuoso, que viene de la virilidad – vir (hombre). Dado que el argumento de la unidad a través del sexo masculino no era soportable, con Juan Pablo II dos caminos de plenitud se distinguen – femenina y masculina – pero la creación de dualidades artificiales basados ​​en el género o la identidad no es convincente para mí tampoco. Tiene que haber algo más abierto. Aunque creo que la dualidad de género – o dimorfismo sexual, como Margaret Mead decía – no es sólo cultural, sino transcultural, es sólo como un punto de partida antropológico, es decir, en la infancia. Muy sucintamente: usted tiene la figura de la madre y, con respecto a ella, usted tiene a la chica que se identifica con ella y el chico que rompe con ella. En mi opinión, el error de la sociedad patriarcal sigue este patrón, que es un modelo infantil, en la edad adulta. Tiene que haber una cesura en la edad adulta, subjetivación uno mismo de acuerdo con un punto de referencia que ya no es la madre. Puede que sea verdad, la bondad, una roca, o Dios, que elija, pero no la madre, porque entonces estás reproduciendo esta dicotomía, pero no el desarrollo como persona. Emparejo la frase en Gálatas 3:28, “en Cristo Jesús no hay ni hombre ni mujer” (en griego, ni hombre ni mujer) con la conversación con Nicodemo, cuando se habla de haber nacido de nuevo y dice, “¿Cómo puede un adulto volver al vientre de su madre? “. A lo que Jesús responde: “No, no … Os es necesario nacer de agua y del espíritu.” Entiendo que como subjetivación adulto. La plenitud de lo humano es la deificación. Aunque hay teorías interesantes que señalan que si Cristo nació de María, él debe ser cromosómicamente XX, no pongo en duda si era varón, porque no me importa que y, en todo caso, si lo hiciera, que wouldn ‘t ganar nada tampoco, porque si hubiera sido una mujer sin saberlo nosotros, ¿qué pasa con los hombres? Quedarían fuera también. PRECIADO: A menos que uno se aleja de dualismo. Forcades: Precisamente. Hay que decir que en el cristianismo, el discurso es la dualidad moderna. El clásico fue aún peor. Sólo se reconoce una plenitud de lo humano: hombres, lo que coincide con la figura de Jesús. En el Evangelio de María desde el siglo III, la hembra se vuelve macho para entrar al cielo. Ella se convierte en virtuoso, que viene de la virilidad – vir (hombre). Dado que el argumento de la unidad a través del sexo masculino no era soportable, con Juan Pablo II dos caminos de plenitud se distinguen – femenina y masculina – pero la creación de dualidades artificiales basados ​​en el género o la identidad no es convincente para mí tampoco. Tiene que haber algo más abierto. Aunque creo que la dualidad de género – o dimorfismo sexual, como Margaret Mead decía – no es sólo cultural, sino transcultural, es sólo como un punto de partida antropológico, es decir, en la infancia. Muy sucintamente: usted tiene la figura de la madre y, con respecto a ella, usted tiene a la chica que se identifica con ella y el chico que rompe con ella. En mi opinión, el error de la sociedad patriarcal sigue este patrón, que es un modelo infantil, en la edad adulta. Tiene que haber una cesura en la edad adulta, subjetivación uno mismo de acuerdo con un punto de referencia que ya no es la madre. Puede que sea verdad, la bondad, una roca, o Dios, que elija, pero no la madre, porque entonces estás reproduciendo esta dicotomía, pero no el desarrollo como persona. Emparejo la frase en Gálatas 3:28, “en Cristo Jesús no hay ni hombre ni mujer” (en griego, ni hombre ni mujer) con la conversación con Nicodemo, cuando se habla de haber nacido de nuevo y dice, “¿Cómo puede un adulto volver al vientre de su madre? “. A lo que Jesús responde: “No, no … Os es necesario nacer de agua y del espíritu.” Entiendo que como subjetivación adulto.

VALDÉS: Usted está utilizando un lenguaje entre bíblica y psicoanalítica. Forcades: Sí, utilizo algunos conceptos del psicoanálisis porque si he usado el lenguaje de Máximo el Confesor, nadie me entiende. Lacan, por el contrario, ahora suena más …(risas) PRECIADO: Es fascinante para mí que usted está tratando de feminizar, u ofrecer una posibilidad más allá de la masculina para la encarnación de Cristo, aunque no puedo decir mucho de eso porque, para mí, depende de un ejercicio de fe y, como regla general, estoy interesado en las palabras de los poetas o filósofos, no los profetas y de los políticos. Estoy interesado en las palabras que se pueden profanar. Tal vez eso parece horrible para ti, pero por “profanar”, como dice Agamben, me refiero a tomar lengua reservada para el uso de lo divino y llevarlo a lo mundano, para que podamos dar sentido a esta esfera que ha sido confiscado a nosotros. En ese sentido me fascina que usted está haciendo este proyecto do-it-yourself de señales en el entorno de la teología que ha sido un ambiente que durante siglos sólo ha sido accesible a ciertos tipos de hombres.Forcades: Nos estamos olvidando de la místicos mujeres que nunca llegaron a dominar el discurso, sino que son una excepción muy importante. Incluso, si se me permite, en “mística” hay un sorprendente uso del lenguaje. ¿Cómo es que [los hombres] se llaman los teólogos y [las mujeres] místicos? Ya que se suponía que no podían pensar por sí mismos, [las mujeres] recurra al “Dios me ha dicho …”. En Santo Tomás también hay revelación, sino que la hace suya a través de sus palabras. PRECIADO: Volviendo a la posibilidad de conceptuales hágalo usted mismo los proyectos, estoy diciendo que no puedo decir mucho acerca de la encarnación de Cristo. Ahora, con respecto a la antropología que hago distanciarme. ¿Dónde están los intersexuales, los transexuales, los “otros” en su teología? Cuando se menciona que en el discurso cristiano de la primera época, sólo la masculinidad se reconoció como una forma pura o esencial de la encarnación, observe que esto es consistente con la historia de la sexualidad.Sabemos que hasta el siglo 17 la noción de la diferencia sexual como la conocemos, no existía.Por otra parte, y con el debido respeto, estoy sorprendido de que, teniendo títulos duales – teológico y médico – que está trabajando con la antropología de la diferencia sexual, cuando sabemos que es anatómica y la política-ficción, y que si hay un lugar de violencia epistémica, es precisamente en el diagnóstico prenatal clínica (niño / niña). Me sorprende que en su teología que ha elegido para comenzar desde el macho / hembra binario, que es una construcción normativa, más que de la multiplicidad irreductible del cuerpo en todas sus variables, y si se quiere, que lo ponga en su idioma, Dios podría encarnarse en todas ellas. Forcades: Sí, para mí ese es el punto de llegada. Quiero decir, lo que tengo que trabajar. Ahora, lo que llama la atención a mí es la siguiente: ¿De dónde viene ese (hombre / mujer) dicotomización que está siendo replicado una y otra vez, provienen de? ¿De dónde viene la violencia de género y esta idea de culpar a las mujeres vienen? – Estoy siguiendo Kristeva, aquí. Reconociendo la dicotomía de género desde el principio es la estrategia más poderosa que tengo para desactivarla después. PRECIADO: Pero entonces la teología que estés practicando no puede ser raro. Si lo acepta en Julia Kristeva, que doen’t trabajo … Yo les animo a no perder demasiado tiempo tratando de encajar la diferencia sexual en su idioma encarnación porque estamos experimentando un momento de crisis epistémica, tal como sucedió en la mitad del siglo 17 en el que los aparatos de verificación, que son los sistemas sociales y políticas de regulación que utilizamos para decidir lo que es verdad y lo que es falso – que hasta ahora ha sido lo que es masculino y lo que es femenino, están cambiando. Hay más y más evidencia, incluso en el discurso médico que están diciendo que hay múltiples formas morfológicas, genéticas y gonadales que van más allá del orden binario. Dentro de cincuenta años tal vez nos pueden tener que aceptar la existencia de cuatro o cinco sexos … para hacer la tarea de la encarnación de Cristo más complicado para Teresa. O no. A lo mejor incluso más fácil. Para mí, uno de los problemas de la Iglesia es que se está trabajando con una epistemología de la dominación patriarcal. Me imagino que la cuestión principal es cómo cambiar esta lengua a uno de la liberación y no la dominación, aunque tengo una perspectiva mucho más escépticos sobre la historia de la teología. Últimamente he estado investigando la colonización y la participación de los argumentos teológicos en esa tarea, que supuestamente era una tarea de la evangelización. Sabemos por Walter Mignolo y Aníbal Quijano que el programa secreto de esa humanización evangélica era, para decirlo claramente, la explotación colonial. Y no sé, entiendo su tarea y es fascinante para mí, pero tal vez me he dado por perdido en algún sentido. Aunque todavía hay argumentos teológicos subterráneos, que es lo que estás tratando de recuperar …Forcades: Eso es todo. En La teología feminista en la Historia [“Teología feminista en la historia”] Supongo que cuando hay un discurso dominante, hay otro que pone en tela de juicio, y en ese sentido la teología feminista ha existido desde el principio; no es un invento del siglo 20.Si lo fuera, no me interesa. Estoy pensando en Marie de Gournay, Van Schurman, y otros. De hecho, yo siempre digo que la escritura de ese libro me hizo llorar – porque si ya lo entendieron en el siglo primero, ¿qué estamos haciendo con todo este sufrimiento veinte siglos después? – Y también me dio mucha alegría. Lo que tenemos que hacer es dar continuidad a esta tradición que ha progresado ininterrumpidamente. ECOLOGÍA POLÍTICA VALDÉS: Volviendo a la actualidad, que han sido ambos muy críticos con el sistema capitalista. ¿Cuál es su diagnóstico?PRECIADO: Creo que uno de los brazos utópicas que he mencionado antes, y tal vez la más importante, es la ecología política. No veo cómo una teología contemporánea no podría preguntarse lo que estamos haciendo hoy, o lo que el plan de la modernidad es. Y yo estoy con Foucault. La modernidad ha sido un proyecto thanatopolitical, en el sentido de que las únicas cosas que hemos utilizado son las técnicas de la muerte, y los conceptos de la diferencia sexual normativa, la heterosexualidad normativa, la producción de la raza, la explotación del planeta ven aquí … Forcades: I Entiendes lo que estás diciendo y yo también estoy trabajando en el campo de la ecología. Estoy mirando a pensar en el mundo en su conjunto una creación que es también el cuerpo de Cristo, pero debo decir que, para mí, esto no es lo mismo que hacer la humanidad en su singularidad desaparecer. Soy responsable de árbol; el árbol no es responsable de mí. Esa responsabilidad es muy ligada a nuestra libertad. En ese sentido, cesura vuelve a ser esencial para mí. PRECIADO: Por supuesto, el árbol es el responsable de que cuando se hace la fotosíntesis y transforma la luz y el agua en el oxígeno que respiras! Antes de que estaban hablando sobre el concepto de relación, que para mí es más poderoso que la libertad voluntarista, porque la libertad está en el entendimiento de que no hay vida aparte de un conjunto de relaciones que van más allá de lo humano. Forcades: Aquí estamos ahora recibiendo para mi tesis doctoral que es una respuesta a Karl Rahner. En los años 60, llegó a decir que tenemos que cambiar el lenguaje teológico de la Trinidad. No podemos llamar el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo una “persona” porque una persona, en los tiempos modernos, es un ser autónomo que no tiene nada que ver con esos tres. A lo que yo respondí: “No, no, lo que tenemos que hacer es pregunta a este concepto de persona como un ser autónomo que se concibe a sí mismo independientemente de su relación.” Si en serio creo que ser una persona está siendo hecho a imagen de Dios, voy a tomar mi idea de Dios y en base a ella, cuestionar la noción de la persona moderna. Por esto, estoy dibujando en St. Augustine: Esse en sería la dimensión de la irreductibilidad distintivo (libertad personal) y Esse anuncio , la dimensión relacional, y, en mi teología, no es que se complementan entre sí, pero que ‘re dos aspectos de una misma realidad. Son dimensiones radicalmente simultáneas, constitutivas del ser humano, que no puede ser dividido en las mujeres (más relacional o amante) y masculina (más libre e independiente). PRECIADO: Mi noción de subjetividad, por otro lado, no presupone la libertad individual . Ya sea como origen o destino.Como pretencioso como parece, tal vez sería más fácil para usted trabajar con mi idea de que con la tuya. Empiezo con un tema que es fundamentalmente vulnerable, relacional, no virtuoso en absoluto. Históricamente, hemos interpretado la subjetividad como la soberanía individual basado en necropolítica, sobre la política de la guerra y la dominación, alegando que sólo “el hombre” podría ser un agente de la historia. Pero hay otra filosofía, que está tejiendo redes para que la vida vulnerable puede seguir existiendo, para ser viable. Y creo que la parte de la tradición mística usted reclama va de esa manera, y no exige específicamente un actor autónomo heroica, pero un agente relacional, siempre dependiente. Forcades: No – Sí, entiendo su posición – pero es que Yo no quiero renunciar a esa irreductibilidad. El problema, como yo lo veo, es que no todos en el mundo tiene acceso a la libertad personal que nos permite individualizar a nosotros mismos, porque nuestra estructura social siempre tiende a generar “segunda clase” a los ciudadanos, ya sean mujeres, los negros, etc ..Also, parece muy sospechoso para mí que sólo cuando todos empiezan a tener acceso a ese espacio – el sujeto autónomo – ya sea que ya no es visto como algo positivo o se convierte en una ilusión. VALDÉS: Oops! Parece que nos están llamando …PRECIADO: No creo que estemos tan lejos, Teresa, pero estás jugando algunas tarjetas contra el cual el activista homosexual no puede jugar. Cuando no estoy prestando atención, os hará subir la Trinidad, la Encarnación de Cristo, Dios! …. (risas) . No tengo tarjetas metafísicas para poner sobre la mesa, simplemente la necesidad de cambiar el mundo tomando críticamente la responsabilidad de nuestra propia historia. Mi respuesta no puede venir de Teología porque yo no creo que nadie va a venir a salvarnos. Necesitamos una política de tierra diferente y no creo que lo podemos hacer, poniendo el mito dominante arrogante del ser humano en el centro de nuevo.Tenemos que aprender de el árbol más que de Dios. Forcades: “Le dije al almendro, ‘Háblame de Dios’, y el almendro floreció.” … En este punto, nos fuimos a la habitación. Teresa Forcades tenía que inaugurar la Escuela de Teología Queer con Ulrike Augia y Lisa Isherwood. Hay que decir que el ser un tanto ronca, ella tenía que susurrar durante la entrevista de tal manera que sus palabras adquirieron el tono débil de la contra-argumento que hace tan a menudo. Pero no nos engañemos, en su próxima intervención, sacó una botella de Condis pimienta negro. “Dicen que es bueno para la voz. Voy a tratar un poco y ver qué pasa …” Después de ese mini-actuación que se ganó a la audiencia, Forcades pasó a actualizar la parábola del Buen Samaritano, para que el asaltado era una mujer que había sido violada y ante quién ni profesoras ni los políticos se detuvo, sino una prostituta inmigrante. Ella estuvo de acuerdo con Beatriz Preciado que los “excluidos” tienen mucho coraje para compartir y que lo hará. Para empezar, un sector se ha vuelto un insulto (“maricón”) en torno al cambio en una herramienta fundamental. Y aquí estamos, tomando notas. Nota del traductor: El uso de los pronombres masculinos en este artículo cuando se refiere a Beatriz Preciado no es un error; que es lo que prefiere.

Por qué creo en el dogma de la Santísima Trinidad


Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. (Mt 28,19 RVR60)

El día 7 de los corrientes, según se lee en la revista Protestante Digital, el CEM (Consejo Evangélico de la Comunidad de Madrid), reunido en asamblea extraordinaria, hacía dos declaraciones en relación con la identidad cristiana y evangélica que creía necesarias. Y las formulaba desde el punto de vista más ortodoxo, más conservador, se podría decir, con todas las connotaciones, positivas o negativas, que tales calificativos pudieran implicar. La segunda trata acerca del orden moral, más concretamente de la ética sexual cristiana; y la primera, que es aquélla que nos ha llamado a compartir esta reflexión, entra en el terreno doctrinal, y si afinamos un poco más, diremos que es una declaración trinitaria. Las palabras literales, tal como las ha difundido esa publicación digital, son las siguientes:

Somos trinitarios en cuanto considerar la Trinidad como verdad central sobre la naturaleza de Dios, un ser único que existe simultáneamente como tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Por ello, aceptamos plenamente el bautismo realizado en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Lo que ha motivado tal toma de posición ha sido, al parecer, la realidad de ciertas congregaciones postulantes a la membresía del CEM, pero que no profesan creencia alguna en la Trinidad y que bautizan únicamente en el nombre de Jesús, como, según se dice, hacían también algunas asambleas cristianas de los primeros tiempos (Hch 2,38; 8,37[1]; 10,48; 19,5). Y es que, según se constata, el unitarismo, vale decir, la negación de la doctrina trinitaria, es hoy por hoy una realidad en bastantes denominaciones evangélicas procedentes del continente americano, que se hace palpable también en nuestro suelo.

Ni que decir tiene que esta publicación del CEM ha suscitado ya en las redes sociales comentarios de todo tipo y sus discusiones correspondientes, con tomas de posición (algunas más radicales que otras) y críticas de todos los colores. Todo ello, que en principio es positivo —emitir críticas sobre algo que ha sido publicado implica, por lo menos, dos factores: primero, que se ha leído; segundo, que se muestra cierta capacidad de comprensión de lo tratado—, nos ha obligado a replantearnos el porqué de nuestra aceptación personal de esta doctrina, o mejor, de este dogma de fe trinitario que profesamos, no sólo por adhesión intelectual a nuestra denominación, sino por convicción personal. Porque ni el trinitarismo ni el unitarismo son simples “modas teológicas pasajeras”, como se podría pensar. El primero tiene a su favor una larga serie de declaraciones ortodoxas, desde las primeras formulaciones, allá por los siglos finales de la Antigüedad, hasta las confesiones de fe reformadas y otras más recientes[2]. Y el segundo, reconozcámoslo sin rubores, se cimenta en algo tan simple como la constatación de que la Biblia no contiene jamásdeclaración alguna a favor del dogma trinitario tal cual[3], además de en la propia razón humana: si creemos en un solo Dios, pues ha de ser un Dios único. Eso es lo que significa ser monoteísta, y el cristianismo, al igual que el judaísmo y el islam, es una religión monoteísta.

Puesto que nos vienen a la mente, cómo no, recuerdos de nuestra época de joven seminarista, cuando estudiábamos con atención (y con ese deseo tan humano de obtener buenas calificaciones) las disputas trinitarias en la Antigüedad cristiana, con sus declaraciones conciliares cruzadas y entrecruzadas, sus Orígenes de Alejandría, sus Arrios, sus Eusebios, sus Pablos de Samosata y sus Atanasios, sus herejes y sus defensores de la fe, sus discusiones adopcionistas, modalistas, patripasianas, monofisitas, monotelitas y pneumatómacas, sus omoûsios y sus omoiûsios, sus acusaciones de diteísmo y triteísmo, sus personas y sus uniones hipostáticas, preferimos, sinceramente, no entrar de nuevo en esos terrenos. No porque los consideremos negativos, sino porque su complicación conceptual en nada nos ayuda a definir por qué hoy estamos convencidos de la verdad del dogma trinitario. Ni siquiera nos posicionamos a favor o en contra del controvertido término persona[4], que tanto ha dado que hablar, o de la solución propuesta en su día por Karl Barth (Seinweise o “modo de ser”[5]), sin duda muy acertada. Nuestra reflexión va por otros derroteros.

Ya lo hemos dicho antes. Lo repetimos sin ánimo de ofender: las Sagradas Escrituras no enuncian jamás el dogma trinitario tal como se recoge en credos, confesiones de fe o catecismos. No constituía, desde luego, una preocupación para los apóstoles y los autores del Nuevo Testamento. De hecho, alguien ha dicho, y probablemente con gran tino, que autores como Marcos en su Evangelio o Pablo en sus epístolas darían la impresión de un claro adopcionismo en lo que toca a la relación de Dios con Jesús. Sólo el Evangelio de Juan rompería esa tendencia de la Iglesia antigua al presentar una clara teología del Verbo, una teología encarnacional. Y en lo referente al Espíritu Santo, pues todavía es mayor la oscuridad. El Jesús de Juan aún dirá en un conocido pasaje Yo y el Padre uno somos (Jn 10,30[6]), pero el Paráclito, que no hablará por su propia cuenta (Jn 16,13), es alguien que procede del Padre (15,26), sin más[7], y de quien en ningún pasaje se predica una igualdad absoluta con el Padre y el Hijo. La polémica está servida, desde luego, pues tan sólo el versículo de Mateo con que encabezamos esta reflexión, y algún que otro texto doxológico perdido del estilo de 2Co 13,14, parecen equiparar a Dios Padre, Cristo y el Espíritu Santo.

Ante la realidad de tan escaso material y tan disperso, tan poco concreto, que nos permitiera formular un dogma trinitario bien anclado, y la declaración lapidaria de Dt 6,4-5, el famoso Shemá del judaísmo, aceptado sin discusión alguna por el propio Jesús (Mt 22,37; Mc 12,29-30; Lc 10,27), se entiende perfectamente el unitarismo. Es más, la fe cristiana habría de ser unitaria. Sería lo propio. Pero no puede serlo.

En primer lugar, el razonamiento que entiende a Dios como un ser único en el que cualquier división interna o diferenciación personal en su naturaleza y esencia constituya un contrasentido, es correcto desde el punto de vista humano; más concretamente, desde el punto de vista humano occidental, es decir, con un pensamiento modelado por la filosofía y la lógica griegas, por el aristotelismo del motor que mueve sin ser movido, y que, dígase lo que se quiera, está en la base de religiones como el judaísmo y el islam[8]. Ese Dios estrictamente único se adapta bien a las categorías mentales del hombre racional, es decir, de aquél que ha llegado a cierto desarrollo en la evolución del pensamiento religioso. Es un Dios, en definitiva, diametralmente opuesto a todo lo absurdo y contradictorio, y por lo tanto, una perfecta imago hominis rationalis. Digámoslo claro: un Dios a quien podemos hacer entrar en un paradigma previo y lógico conforme a nuestros patrones de razonamiento (“si Dios es uno, pues no puede ser dos ni tres, y basta”), no es en realidad el Dios trascendente revelado en las páginas de la Biblia, y muy especialmente en el Nuevo Testamento. Sí puede ser, y de hecho lo es, el Dios del judaísmo, esa divinidad que, aun siendo creadora y señora, aparece atada a la propia Torah, y que, según algunos pasajes talmúdicos, la estudia con esmero. Y también puede ser el Dios del islam, otro peculiar “dios del libro”, que aun siendo el Grande y el Misericordioso, sólo es capaz de moverse y actuar conforme a unos patrones muy estrechos previamente trazados. El Dios que únicamente se muestra como absolutamente único en su naturaleza y esencia, tiene todos los atributos que leemos en los manuales de teología dogmática (eternidad, infinitud, omnipotencia, omnisapiencia, etc.), pero carece de una dimensión fundamental: su misterio, su total y absoluta otredad, es decir, aquello que lo hace diametralmente distinto de cuanto los seres humanos podamos imaginar o concebir sobre él. Es decir, de esa trascendencia que nos obliga a reconocer que ni sabemos ni podemos saber nada acerca de él, y que todo cuanto afirmamos sobre su ser o su actuación es pura entelequia, puro flatus vocis, aunque lo revistamos de altisonantes términos griegos o latinos.

En segundo lugar, las Escrituras del Nuevo Testamento se hacen eco de ciertas contradicciones bien patentes, de ciertos flagrantes contrasentidos cuando se refieren directamente a Dios, o a Jesús, o incluso al Espíritu Santo, que nos obligan a replantearnos de continuo la realidad de lo Divino, aunque siempre tengamos la frustrante sensación de que nos quedamos donde estábamos, sin avanzar nada. Porque el Nuevo Testamento no se limita a mostrarnos a un Dios que, por fidelidad a una alianza antiquísima, viene a nuestro encuentro en una zarza ardiente o nos habla a través de unos siervos escogidos que hoy son y mañana ya no están; lo realmente sorprendente es que el Dios neotestamentario habla y actúa a través de un hombre muy concreto, Jesús de Nazaret, por medio del cual lleva a su culminación la Historia de la Salvación de nuestra especie, y con quien mantiene una relación que trasciende con mucho la que podía haber mantenido en el pasado con Abraham, Moisés, David, Elías o cualquiera de los profetas. Y este Jesús de Nazaret, que por sus orígenes y su extracción social se muestra como cien por cien humano, y se comporta como tal, tiene ciertos “ramalazos” que lo catapultan a otra dimensión: sin tocar para nada el Cuarto Evangelio, por aquello de la teología encarnacional antes mencionada, en los Evangelios Sinópticos encontramos ciertas declaraciones sorprendentes en las que Jesús habla como Dios (Oísteis que fue dicho… pero yo os digo, Mt 5,21-22.27-28), actúa como Dios (Tus pecados te son perdonados, Lc 5,20), y experimenta ciertos fenómenos paranormales en los que se evidencia una naturaleza no humana (la transfiguración o el bautismo), el mayor de los cuales será su propia resurrección, seguida de su ascensión y exaltación. Y este mismo Jesús, en quien sus discípulos reconocen al único capaz de traer la redención a la humanidad (Hch 4,12) y al que llaman Señor y cuya segunda venida esperan (Ap 22,20), enviará el Espíritu, que, si en un principio pareciera un poder desatado e impersonal (el viento recio de Hch 2,2-3), al más puro estilo de las tradiciones veterotestamentarias (cf. Jue 14,6.19), luego el testimonio apostólico lo presentará como una entidad personal y activa en la obra de la salvación de los hombres (Ro 8,26-27).

Lo dicho: demasiadas contradicciones. El Nuevo Testamento no presenta las cosas, en lo referente al tema de la naturaleza divina, con la lógica y el raciocinio que nos gustaría, con los que nos sentiríamos mentalmente cómodos. Lo que hace es confrontarnos de continuo ante un misterio insoluble, ponernos delante de unas realidades que nunca define, que nunca explica, que simplemente se limita a señalar como un desafío permanente a nuestra capacidad de comprensión y un llamado a la humildad.

No tendría sentido hoy, desde luego, condenar a los unitarios de nuestros días estigmatizándolos como herejes diabólicos o arrojándolos de las iglesias, como sucedió en la Antigüedad en las tristemente célebres disputas arrianas. Probablemente, no hay guerra más absurda (ni más cruel y más dañina) que la guerra declarada por motivos religiosos. En nuestra opinión, los antiguos arrianos y cuantos a lo largo de los siglos se han declarado unitarios (como los socinianos de los días de la Reforma) hasta la hodierna UUA (Unitarian Universalist Association of Congregations), han cometido un error: han querido comprender realmente la naturaleza divina aplicando un modelo mental humano (¿y qué otro podrían aplicar?). En una palabra, han caído en un extremo propio de creyentes que desean aprehender a Dios, pero encerrándolo o limitándolo a una dimensión muy terrestre. Personalmente, seguimos creyendo, y creyendo firmemente, en el dogma trinitario, en un Dios que siendo uno solo y único, como dice el Shemá del Deuteronomio, encierra en sí el gran misterio de su pluralidad al que tímidamente apunta la fórmula bautismal mateana. Y sobre todo, el gran misterio de su contradicción intrínseca: por amor a mí y a toda mi gran familia humana, se hizo hombre.

[1] Con sus problemas textuales de todos bien sabidos.

[2] Sirva como botón de muestra el primero de los llamados Treinta y nueve artículos de la Iglesia Anglicana, donde leemos: “Sólo hay un Dios vivo y verdadero, eterno, sin cuerpo, miembros o pasiones; con un poder, sabiduría y bondad infinitas; el Hacedor y Preservador de todas las cosas, tanto visibles como invisibles. Y en unión con esta divinidad hay tres Personas de una sola sustancia, poder y eternidad: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”.

[3] El famoso comma johannicum (1Jn 5,7) no es hoy admitido como texto original ni siquiera por los más ultraconservadores. Que no se diga que la formación y la cultura no dan sus frutos.

[4] “Tres Personas distintas y un solo Dios Verdadero”, que nos enseñaron en el catecismo nacional (sic) cuando éramos niños.

[5] El genial teólogo suizo entendía que esta definición no daba pie a tantas controversias, y tenía, sin duda, toda la razón.

[6] Hen esmén, o como traduce la Vulgata, unum sumus, o sea, no una misma persona, sino una misma cosa. ¡Y ahora entiéndalo quien pueda!

[7] La famosa cuestión del Filioque, que, pese a los siglos transcurridos, sigue dividiendo más de lo que pensamos la cristiandad ortodoxa oriental de la cristiandad católica y protestante occidental.

[8] Mal que les pese a muchos, el judaísmo alcanzó su forma definitiva a comienzos de la era cristiana, vale decir, en un mundo profundamente helenizado y con claras categorías mentales de tipo griego. La religión judía de las tradiciones talmúdicas no es la misma que profesaban los hebreos de la Biblia, sino una derivación muy posterior. Y el islam, por su lado, se gesta en la mente de alguien que, pese a ser árabe y semita, vivía en continuo contacto con cristianos y judíos profundamente helenizados, de quienes tomó sus líneas fundamentales de pensamiento.

 

http://www.lupaprotestante.com/blog/por-que-creo-en-el-dogma-de-la-santisima-trinidad/

MEXICO: Sin respuesta sobre los estudiantes desaparecidos


La investigación ha revelado una trama criminal que involucraba a las autoridades locales, pero sigue sin saber qué sucedió con los 43 “normalistas”.

FUENTES El Universal, BBC MÉXICO D.F. 24 DE OCTUBRE DE 2014 19:06 h

544a895bb2b9c_082157_Apoyo_Normalistas2

Manifestación de apoyo a los normalistas desaparecidos.

 

Cada día México despierta con noticias sobre la impactante desaparición de 43 estudiantes en Iguala y la creciente sospecha de su asesinato ordenado por una trama criminal que involucraba a autoridades, y agentes de la ley de la zona. Sin embargo, la pregunta más importante sigue sin respuesta: ¿dónde están los normalistas desaparecidos? Esta semana, el Procurador General de México (fiscal) Jesús Murillo Karam dio una rueda de prensa para dar detalles del avance de la investigación sobre lo sucedido en Iguala, Guerrero, la noche del 26 de septiembre, cuando seis personas murieron y 43 más desaparecieron. La exploración de nueve fosas comunes tiene en vilo a los amigos y familiares de los desaparecidos. Hasta el momento se han hallado treinta cuerpos, los cuales todavía esperan una verificación total con muestras de ADN que están a cargo de un gabinete especializado. Las autoridades, por el momento, han detenido a 52 personas, en su mayoría agentes de la policía de las poblaciones de Iguala y Cocula. SIN NOTICIAS DEL ALCALDE El Procurador General confirmó que los autores intelectuales de la desaparición de los estudiantes son el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, quienes se encuentran prófugos. Según el Procurador, ambos trabajaban directamente con el grupo Guerreros Unidos, una organización paralela que dictaba su propia ley en el lugar. Ángeles Pineda era la “principal operadora” de esta organización criminal en Iguala.

 

UNA TRAMA CRIMINAL Abarca entregaba alrededor de tres millones de pesos mensuales (unos 175.000 euros) a los Guerreros Unidos, de los cuales al menos 600 mil pesos (35.000 euros) se destinaban como pago adicional de la nómina de la policía municipal. También refrendó -como había adelantado los medios- que dos de los hermanos de María de los Ángeles Pineda trabajaban para el cártel de los Beltrán Leyva, uno de los más poderosos de la zona. Un antecedente importante para entender lo que ocurrió es que en junio de 2013, María de los Ángeles Pineda Villa había sido “agredida” durante “un conflicto entre personas afines al alcalde y el grupo Unión Popular Emiliano Zapata”, entre quienes había normalistas de Ayotzinapa.

 

RECONSTRUCCIÓN DE LOS HECHOS Ese viernes -sigue el relato del Procurador- a las 6 de la tarde, estudiantes de la normal “abordaron dos camiones en Ayotzinapa, los cuales los obtuvieron en Chilpancingo, y de ahí partieron con destino a Iguala”. A ese municipio llegaron hacia las 9 de la noche, donde “toman dos unidades adicionales. Hubo resistencia del chofer de una tercera unidad y resultó lesionado”. Al parecer una mujer también resultó herida cuando los estudiantes se apoderaron de los buses. A partir de ahí los eventos se aceleraron. “Según testimonios, los “halcones” -informantes de Guerreros Unidos- y elementos de la policía de Iguala, reportan al Centro de Control de Iguala el arribo de estudiantes de Ayotzinapa y algunas otras personas”, indicó el Procurador. Lo que asumen tanto funcionarios como integrantes de los Guerreros Unidos es que los estudiantes se dirigían al centro de Iguala a sabotear la presentación del informe de gobierno que realizaba el alcalde acompañado de su esposa. “En las declaraciones de los detenidos se precisa que, pensando que podría repetirse el escenario de conflicto que se vivió en junio de 2013, se les ordena reaccionar y pedir apoyo a la policía de Cocula. El encargado del centro de control de Iguala declara que la orden de enfrentar a las personas viene de parte del A-5, clave que se usaba para identificar al alcalde de Iguala”. Empieza, entonces, la persecución contra los estudiantes. “Entre ambas policías bloquean la carretera y evitan el desplazamiento de los autobuses en los que se movían los estudiantes. En este primer incidente un policía municipal priva de la vida con arma de fuego a uno de los normalistas”, explicó el procurador. Algunos de los jóvenes logran escapar en un bus. Es en ese momento que, tanto los policías como los sicarios de los Guerreros Unidos, se confunden y atacan el autobús en el que se transportaban los integrantes del equipo de fútbol Los Avispones de Chilpancingo. Al menos dos personas mueren ahí: un futbolista y el conductor del bus. “Minutos después detienen al camión que se había escapado y que transportaba estudiantes”. Luego “el grupo de normalistas es ingresado a la Central de la policía de Iguala y tiempo después son sustraídos de esta dependencia por policías del municipio de Cocula, quienes actuaban en complicidad con los de Iguala”. La maniobra revela la comodidad con la que la organización criminal operaba no solo en Iguala, sin en la vecina Cocula: “Se tiene acreditado que el subjefe de la policía de Cocula, César Nava, estaba también a las órdenes de Guerreros Unidos”. “La policía de Cocula trasladó al grupo de detenidos a un paraje entre los límites de Iguala y Cocula y ahí son entregados al grupo de Guerreros Unidos en presencia de policías municipales de Iguala. En ese momento un grupo de personas en el que se presume estaban algunos estudiantes son subidos a una camioneta de redilas y toman un camino de terracería que los lleva hacia la zona de Pueblo Viejo”. Pueblo Viejo está situado en zona rural de Iguala, a unos 20 minutos en vehículo de la población. Allí, en las estribaciones de una montaña, fue donde se encontraron las nueve fosas clandestinas con 30 cuerpos calcinados.

 

DETENCIONES Y DIMISIONES La captura, el 18 de octubre, de Sidronio Casarruvias, uno de los jefes de los Guerreros Unidos, fue lo que permitió completar el rompecabezas de lo que ocurrió esa noche. “En esta coyuntura Sidronio Casarruvias, líder máximo de Guerreros Unidos, es contactado por su lugarteniente, conocido como “El Gil”. Este último reporta vía mensaje celular los conflictos que se estaban suscitando en Iguala atribuyéndolos al grupo delictivo contrario (Los Rojos, con quienes mantienen una cruenta confrontación)”. “Ante ellos Sidronio Casarruvias da su aval a las acciones para la defensa de su territorio de influencia en Iguala”. De nuevo, todas las pistas y testimonios conducen a la montaña de Pueblo Viejo donde se encontraron las fosas comunes. El propio Murillo Karam había dicho que, según los primeros análisis, los cadáveres allí encontrados no eran de los normalistas. Sin embargo, en su rueda de prensa de este miércoles introdujo un elemento de duda: “En estas fosas se han realizado dos exámenes periciales. El primero de ellos (…) basado en las muestras genéticas otorgadas por la Fiscalía General de Guerrero. Los resultados de este primer examen han resultado negativos (…). El tercer peritaje está siendo realizado por forenses argentinos. Ellos realizaron muestras directas a los familiares de los estudiantes y estamos en espera de sus resultados. Estos serán fundamentales para corroborar o no la muestra que nos fue entregada por la fiscalía guerrerense”. Es decir, todavía no se puede descartar de manera definitiva que los 30 cuerpos hallados en las nueve fosas comunes pertenezcan los estudiantes. El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, ha anunciado este jueves su dimisión ante los hechos terribles ocurridos el 26 de septiembre que continúan sin resolver del todo.

 

Leer más:

 

http://protestantedigital.com/internacional/34272/mexico_sigue_sin_respuesta_sobre_los_estudiantes_desaparecidos

MEXICO: “Hay narcopolítica pública y privada”


REPORTAJE SOBRE LA CRISIS MEXICANA AL HISTORIADOR RODRIGUEZ KURI

La matanza de Ayotzinapa se descargó sobre una fuerte tradición social mexicana, la de los estudiantes de magisterio. Su relación con el mundo rural. Los problemas de la penetración de los narcos. Los desafíos para el PRI y para el PRD.

 Por Martín Granovsky

Investigador del Centro de Estudios Históricos del prestigioso Colegio de México, Ariel Rodríguez Kuri dialogó telefónicamente con Página/12 sobre los efectos de la matanza y la desaparición de estudiantes de magisterio de Ayotzinapa y la crisis del municipio de Iguala con su alcaldía colonizada por los narcos y su alcalde José Abarca prófugo de la Justicia.


–¿México vive una situación de Estado narco o de narcopolítica?

–La masacre de Ayotzinapa es una de las muestras de que los poderes locales están copados, ya sea por la pura violencia de grupos delincuenciales o por otros métodos de connivencia que incluyen el soborno y las dádivas económicas. Sí hay un problema de narcopolítica y es probable que no incluya sólo a los poderes públicos, al Estado, sino a la esfera privada. Hay una denuncia contra Banamex, del grupo Citi, donde en los procesos contra el Chapo Guzmán, el jefe narco, descubrieron que había también personal de seguridad del banco involucrado. Esto fue denunciado por la propia matriz estadounidense. Por eso hablo de narcopolítica: el narco va permeando las esferas públicas y las privadas.


–¿Se puede saber hasta qué punto el narco permeó las distintas instancias del Estado?

–Tenemos muy claro que sí se estuvo colonizando el poder del Estado a nivel local. No hay una investigación seria para saber si tocó al gobierno federal. Pero ya sabemos que sí tocó al ejército y a las policías federales. Por lo tanto hay un problema muy delicado. También hablo de narcopolítica por la violencia y la impunidad que muestran los criminales en el caso de Iguala. Los narcos están penetrando a los actores de la vida pública mexicana, como los partidos políticos.


–Amnistía Internacional dijo que se trata de una catástrofe anunciada y evitable.

–Sí, y no sólo por lo que dijo Amnesty, sino por los procedimientos para combatir la narcopolítica. Haber colocado al ejército en función de policía tornó muy vulnerable la vida cotidiana de muchas personas y la vida del propio ejército, porque en este caso cambia lo que debe y puede hacer. Fue una discusión intensa entre 2006 y 2008 en México.


–En estos días la escritora Elena Poniatowska recordó la masacre de Tlatelolco en 1968.

–Me andaría con cuidado en la comparación con 1968. Aquélla fue una confrontación sin mediaciones entre un conjunto de estudiantes que demandaba libertades civiles con fuerzas formales o irregulares del Estado. No hubo ni siquiera algo tan malo como lo de hoy, por su extensión, ni en los peores años del macartismo en México, que por cierto fue horroroso pero que no llegó a los niveles alcanzados en otros países. Lo de ahora es más difícil de caracterizar porque insisto en que la narcopolítica permea todo: Estados, empresas, etcétera. Pero trazar una línea sin información precisa en cada caso es difícil y puede generar psicosis sobre la penetración de la narcopolítica. Uno de los problemas de la impunidad es que convierte en sospechoso a todo el mundo. Si continúa la impunidad, no quedarán a salvo ni políticos, ni empresarios, ni movimientos de protesta social. Y entonces habrá aparecido en la sociedad mexicana un arma con dos funciones: disuadir primero y reprimir después. En los últimos días aparecieron mapas sobre lo que algunos llaman el Triángulo de las Bermudas, por la desaparición de personas, sobre todo de varones y jóvenes. También sucede en Michoacán y Jalisco. Y aumenta.


–¿Hay cifras precisas? Leí que pueden ser más de 20 mil los de-saparecidos.

–Es que hay los que desaparecen y no dejan rastro hasta que otro hecho lleva al desenterramiento de las fosas. No sabemos cuántas fosas hay en México ni cuántos desaparecidos hay. En estos momentos el pesimismo nacional es muy profundo y la pregunta es si el país se está convirtiendo en una fosa.


–¿Qué efecto político genera ese pesimismo sobre el gobierno de Enrique Peña Nieto?

–La repercusión sobre el gobierno nacional estaba fuera de los planes del presidente. No imaginó que un día debería argumentar que en México sí se puede invertir. Es un problema mayúsculo y recién va apenas por el tercer año de gobierno. Las crisis de esta magnitud son al sexto año. Recordemos el asesinato de Luis Donaldo Colosio y el levantamiento zapatista.


–Los dos hechos son de 1994.

–El último año de Carlos Salinas de Gortari. En esa época se incubó también la crisis económica de 1995. Veremos qué sucede hoy con esta crisis, porque le pegó a Peña Nieto en la línea de flotación.


–¿Por qué justo en el Estado de Guerrero?

–Guerrero tiene sus particularidades. Es el espacio del mayor brote guerrillero rural en México en la segunda posguerra. Son guerrillas campesinas. Genaro Vázquez y Lucio Cabañas eran profesores normalistas. Primero fueron cercados al PRI y luego se fueron radicalizando tanto por el no cumplimiento de demandas gremiales como por la represión. Estamos en presencia de maestros rurales. El primer brote de foquismo, Chihuahua, también fue dirigido por profesores normalistas. El normalismo es un producto directo de la revolución. Es un agente civilizador. Se buscaba formar para enseñar y formar para formar. Creo no violentar la historia si hablamos de una genealogía del normalismo en México, un fenómeno que tiene un peso espectacular en la política nacional.


–¿Por qué la relación entre el normalismo y las guerrillas rurales o los reclamos campesinos?

–En México entre el 25 y el 30 por ciento de la población vive en comunidades de menos de cinco mil habitantes, naturalmente relacionadas con el campo. A pesar de que la contribución en el PBI no supere el 5 o 6 por ciento, la incidencia demográfica, y por lo tanto simbólica, es muy importante.


–Ayotzinapa no pasa de los dos mil habitantes.

–Y es representativa de una proporción considerable de la población, que todavía en México se mide en millones y millones de personas. Sé que es un hecho atípico en la región y a veces por eso conviene explicarlo bien en el resto de América latina.


–El gobierno de Peña Nieto comenzó con pactos. ¿Haría falta un nuevo pacto contra la narcopolítica?

–Le contesto con un ejemplo de lo que haría falta en México. El jefe de gobierno del Distrito Federal propuso en mayo un aumento del salario mínimo. Pasar de los 67 pesos mexicanos (cinco dólares) a 83 (siete) en un país que tiene el menor salario mínimo de América latina. Y desató una Jihad entre los economistas ortodoxos de este país, que son hegemónicos, sobre todo por acto reflejo en los economistas vinculados al sector bancario. El menemismo en México está fuerte en los aparatos financieros. Por eso la guerra santa contra el aumento del salario mínimo. Claro, tanto conflicto convirtió el tema en un gran asunto nacional. Y generó discusiones. ¿Hace falta un nuevo pacto que esta vez tenga un gran alcance social? Un nuevo pacto, entonces, no sólo tiene que pasar por un aumento del ingreso de los siete millones de trabajadores que reciben el salario mínimo, sino por la dignidad del trabajo. Pero, ¿cómo se hace si sólo discutir el ingreso genera una hecatombe? En México las sesiones de la Corte Suprema son públicas, pero las de la Comisión Nacional del Salario Mínimo son secretas. Un secreto para pactar aumentos de uno, dos o tres pesos… Es necesaria una reforma social que tiene que ver con el mundo del trabajo. Si no, no habrá incentivos para el trabajo legal, cuando además hay sicarios que matan por cinco o seis mil pesos al mes. El crimen organizado se aprovecha de la gente y le da un AK-47 para que asesine. Por eso es imprescindible un nuevo pacto social y no sólo un pacto político que encare reformas puramente políticas, por más importantes que sean.


–¿Cuál sería la base de un pacto social?

–Es obvio que hay que ir a las calles, a las rancherías, y darle esperanza a la gente, porque el asunto se está saliendo de cauce. Hay una violencia latente que no es sólo por el crimen organizado. Hasta las propias clases medias están en una situación extraña. Hoy tienen una angustia nueva: qué pasará con los muchachos que están en la educación secundaria, porque no pueden con las cuotas y el consumo los endeuda. El debate apunta a la construcción de futuros más o menos estructurados que tienen que ver con ingresos dignos incluso para las clases medias de profesionales liberales o free-lance. Ya la clase media echa humo. O el gobierno propone el nuevo pacto social o se está metiendo en una bronca muy grande. Y las famosas reformas estructurales que buscan desregular y privatizar todo, lo sabemos, son una adicción.


–¿En qué sentido una adicción?

–Avanzan y avanzan y siempre terminan no siendo suficientes. ¿De qué reformas estructurales hablan si ya están entrando al país las grandes corporaciones y el Estado no es capaz de controlar a un jefe municipal y a un grupo de matones que sobornan y matan? Y la gran petrolera, ¿será neutra políticamente? ¿Y las fuerzas armadas? ¿Tienen alguna doctrina? Yo, por supuesto, esperaría que tuvieran una doctrina democrática y no estoy convocando a ninguna guerra. Pero hoy no tienen ninguna doctrina de defensa. Cuando se celebraron los acuerdos comerciales de integración con Estados Unidos se terminó la doctrina. Ahora, ¿qué pasaría si el Tea Party ganara? Ese grupo es tan antimexicano y tan antiinmigratorio que cerraría la frontera en la primera semana de gobierno. ¿Y qué haría México? ¿Alguien lo pensó? Hay tantas cosas a resolver… Por supuesto que el narco puso y pone dinero en las elecciones. La cuenta pendiente de Peña Nieto es la política anticorrupción y quedó en nada. Los asesinatos de Iguala cambiaron el tono de toda la administración. Obligaron a Peña Nieto a redefinir escenarios y a ocuparse de la política interna con la necesidad de ocuparse de realidades distintas.

martin.granovsky@gmail.com

Página 12, (Argentina), 24-10-14

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: