Domingo XXXIII Tiempo Ordinario 16 noviembre 2014 Evangelio de Mateo 25, 14-30: Enrique Martinez Lozano


 

 

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos esta parábola:

Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata; a otro, dos; a otro, uno; a cada cual según su capacidad. Luego se marchó.

El que recibió cinco talentos fue enseguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor.

Al cabo de un tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar las cuentas con ellos.

Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo:

¾ Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco.

Su señor le dijo:

¾ Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor.

Se acercó luego el que había recibido dos talentos, y dijo:

¾ Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos.

Su señor le dijo:

¾ Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor.

Finalmente, se acercó el que había recibido un talento y dijo:

¾ Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo.

El señor le respondió:

¾ Eres un empleado negligente y holgazán. ¿Con que sabías que siego donde siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco para que al volver yo pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadlo fuera, a las tinieblas; allí será el llanto y el rechinar de dientes.

 

*****

¿UNA PARÁBOLA QUE FOMENTA LA IDEA DEL MÉRITO?

He aquí una parábola que se presta a ser fácilmente malinterpretada. O peor aún, a fomentar la sobreexigencia y el perfeccionismo. Y, en consecuencia, la culpabilidad.

En un ámbito específicamente religioso, esa misma lectura puede conducir a una religiosidad peligrosa por varios motivos: porque supone la imagen de un Dios como patrón que exige un cumplimiento; porque fomenta la idea del mérito y, con ello, una religión mercantilista; porque potencia un perfeccionismo religioso –aquella formación basada en el “ideal de perfección”-, que ha generado sufrimiento y fariseísmo a partes iguales; porque parece estimular la competitividad para ver quién logra un “premio” mayor… En definitiva, nos encontramos ante una parábola potencialmente peligrosa.

Si ya de por sí la mente religiosa tiende al perfeccionismo, lecturas de este tipo vendrían a confirmarla en esa misma dinámica. Con la grave consecuencia de que estaríamos pervirtiendo el mensaje de Jesús caracterizado básica y radicalmente por la gratuidad.

Realmente, cuesta reconocer a Jesús como autor de esta parábola. Y quizás habría que pensar más bien en alguien que buscaba, de buena fe, estimular un compromiso activo en los creyentes. En cualquier caso, no habría que perder de vista que se trata de una parábola, y que la lectura tampoco puede ser literal.

 

¿Cómo leer la parábola para no desactivar su mensaje genuino y, al mismo tiempo, evitar los riesgos que el propio relato conlleva?

Solo cabe una manera, coherente con el propio mensaje evangélico: leerla como palabra de sabiduría –no como código moral- y desde la gratuidad –no desde la idea del mérito y la recompensa-. Todo es don y somos felices en la medida en que permitimos que ese don se viva a través de nosotros.

Dios es la fuente de la Vida, o mejor, el propio Don, el “talento” que se da generosamente en todo. Al conectar con nuestra verdadera identidad, nos descubrimos en él, no como una presencia separada, sino como nuestro núcleo más íntimo y profundo.

Ese descubrimiento es la fuente de nuestra acción: estamos permitiendo que el “talento” –el Don, la Gracia, Dios…- pueda vivirse en nosotros.

La vivencia siempre da fruto abundante. Pero el fruto no es algo añadido, que antes nos faltara y se nos dé ahora en forma de premio o recompensa –para engordar el ego-; el “premio” no es otro que el descubrimiento de lo que somos y el gozo de vivirlo. El “talento” que se nos regala es el descubrimiento de la plenitud que siempre hemos sido.

Finalmente, aquel que no hace fructificar el talento habla también de nosotros mismos, cuando permanecemos en la ignorancia de quienes somos y, de ese modo, “perdemos” la vida, encerrados –el talento enterrado- en nuestro pequeño caparazón narcisista. A ese “se le quita” el talento y va a las “tinieblas”: permanece perdido en la confusión y el sufrimiento.

Pero no se trata de una amenaza y, menos aún, de un castigo: es una palabra que nos llama a despertar, para que salgamos precisamente de aquella ignorancia que nos priva del gozo de vivir lo que somos.

 

www.enriquemartinezlozano.com

El Papa advierte de los “sacerdotes clericales y funcionarios” que “alejan a la gente del Señor”


Grupo se sacerdotes en el Vaticano

Reclama a los obispos italianos “unidad, paz y fuerza”

Insta a “confirmar, sostener y consolidar a estos sus primeros colaboradores”

Radio Vaticano, 11 de noviembre de 2014 a las 08:38

Aún es tiempo de presbíteros de este espesor, “puentes” para el encuentro entre Dios y el mundo, centinelas capaces de dejar intuir una riqueza que de otra forma se pierde

Francisco con algunos sacerdotes/>

Francisco con algunos sacerdotes

El Papa Francisco saluda a un grupo de sacerdotes/>

El Papa Francisco saluda a un grupo de sacerdotes

(RV).- La tarde del lunes se dio a conocer el Mensaje del Papa Francisco a la LXVIIAsamblea General de la Conferencia Episcopal Italiana, que se lleva a cabo en la ciudad de Asís del 10 al 13 de noviembre, y que discute entre otros temas la formación de los presbíteros. El Obispo de Roma recuerda a los prelados italianos que entre las principales responsabilidades que el ministerio episcopal les confía se encuentra la de confirmar, sostener y consolidar a sus primeros colaboradores, a través de los cuales la maternidad de la Iglesia alcanza al entero pueblo de Dios.

“Solamente quien tiene fija la mirada en aquello que es verdaderamente esencial puede renovar el propio sí al don recibido y, en las diversas estaciones de la vida, no dejar de hacer don de sí mismo, solamente quien se deja conformar al Buen Pastor encuentraunidad, paz y fuerza en la obediencia del servicio; solamente quien respira en el horizonte de la fraternidad presbiteral sale de la falsificación de una consciencia que se pretende epicentro de todo, única medida del propio sentir y de las propias acciones”.

“No sirven sacerdotes clericales, cuyo comportamiento corre el riesgo de alejar a la gente del Señor, ni sacerdotes funcionarios que, mientras desarrollan un rol, buscan lejos de Él la propia consolación”, advierte también el Papa.

 

DISCURSO COMPLETO DEL SANTO PADRE

 

Queridos Hermanos en el episcopado,

con estas líneas deseo expresar mi cercanía a cada uno de ustedes y a las Iglesias en medio a las cuales el Espíritu de Dios los ha colocado como Pastores. Este mismo Espíritu pueda animar con su sabiduría creativa la Asamblea general que están iniciando, dedicada especialmente a la vida y a la formación permanente de los presbíteros.

Con este motivo, su converger en Asís hace inmediatamente pensar al gran amor y a la veneración que san Francisco nutría por la Santa Madre Iglesia Jerárquica, y en particular precisamente por los sacerdotes, incluidos aquellos por él reconocidos como “pauperculos huius saeculi” (del Testamento).

Entre las principales responsabilidades que el ministerio episcopal les confía se encuentra aquella de confirmar, sostener y consolidar a estos sus primeros colaboradores, a través de los cuales la maternidad de la Iglesia alcanza al entero pueblo de Dios ¡Cuántos hemos conocido! ¡Cuántos con su testimonio han contribuido a atraernos a una vida de consagración! ¡De cuántos de ellos hemos aprendido y hemos sido plasmados!

Cada uno de nosotros conserva sus nombres y sus rostros en la memoria reconocida del corazón.

Los hemos visto gastar la vida entre la gente de nuestras parroquias, educar a los jóvenes, acompañar a las familias, visitar a los enfermos en casa y en el hospital, hacerse cargo de los pobres, en la certeza que “separarse para no ensuciarse con los otros es la suciedad más grande” (L. Tolstoj). Libres de las cosas y de sí mismos, nos recuerdan a todos que abajarse sin conservar nada es el camino para aquella altura que el Evangelio llama caridad; y que la verdadera alegría se saborea en la fraternidad vivida.

Los sacerdotes santos son pecadores perdonados e instrumentos de perdón. Su existencia habla la lengua de la paciencia y de la perseverancia; no han permanecido como turistas del espíritu, eternamente indecisos e insatisfechos, porque saben que están en las manos de Uno que no falta a las promesas y cuya Providencia hace que nada pueda jamás separarlos de tal pertenencia. Esta certeza crece con la caridad pastoral con la que rodean de atención y de ternura a las personas a ellos confiadas, hasta conocerlas una por una.

Si, aún es tiempo de presbíteros de este espesor, “puentes” para el encuentro entre Dios y el mundo, centinelas capaces de dejar intuir una riqueza que de otra forma se pierde.

Sacerdotes así no se improvisan: los forja el precioso trabajo formativo del Seminario y la Ordenación los consagra para siempre hombres de Dios y servidores de su pueblo. Pero puede ocurrir que el tiempo entibie la generosa dedición de los inicios y, entonces, es vano poner nuevos remiendos sobre un vestido viejo: la identidad del presbítero, precisamente porque viene de lo alto, exige de él un camino cotidiano de recuperación, a partir de lo que lo ha hecho un ministro de Jesucristo.

La formación de la que hablamos es una experiencia de discipulado permanente, que acerca a Cristo y permite de conformarse cada vez más a Él. Por ello no tiene un término, porque los sacerdotes jamás dejan de ser discípulos de Jesús, de seguirlo. Por lo tanto, la formación como discipulado acompaña toda la vida del ministro ordenado y concierne integralmente a su persona y a su ministerio. La formación inicial y aquella permanente son dos momentos de una sola realidad: el camino del discípulo presbítero, enamorado de su Señor y constantemente tras sus huellas (cfr Discurso a la Plenaria de la Congregación para el Clero, 3 de octubre 2014).

Por lo demás, hermanos, ustedes saben que no sirven sacerdotes clericales, cuyo comportamiento corre el riesgo de alejar a la gente del Señor, ni sacerdotes funcionarios que, mientras desarrollan un rol, buscan lejos de Él la propia consolación.

Solamente quien tiene fija la mirada en aquello que es verdaderamente esencial puede renovar el propio sí al don recibido y, en las diversas estaciones de la vida, no dejar de hacer don de sí mismo ; solamente quien se deja conformar al Buen Pastor encuentra unidad, paz y fuerza en la obediencia del servicio; solamente quien respira en el horizonte de la fraternidad presbiteral sale de la falsificación de una consciencia que se pretende epicentro de todo, única medida del propio sentir y de las propias acciones.

Les deseo jornadas de escucha y de confrontación, que lleven a delinear nuevos itinerarios de formación permanente, capaces de conjugar la dimensión espiritual con aquella cultural, la dimensión comunitaria con aquella pastoral: son éstos los pilares de vidas formadas según el Evangelio, custodiadas en la disciplina cotidiana, en la oración, en la custodia de los sentidos, en el cuidado de sí, en el testimonio humilde y profético; vidas que restituyen a la Iglesia la confianza que ella primero ha colocado en ellos.

Los acompaño con mi oración y mi Bendición, que extiendo, por intercesión de la Virgen María, a todos los sacerdotes de la Iglesia en Italia y a cuantos trabajan al servicio de su formación; y les agradezco por sus oraciones por mí y por mi ministerio.

FRANCISCO

En el Vaticano, 8 de noviembre 2014

 

http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2014/11/11/el-papa-advierte-de-los-sacerdotes-clericales-y-funcionarios-que-alejan-a-la-gente-del-senor-religion-iglesia-francisco-obispos-italianos.shtml

 

El Vaticano acelera los procesos contra los curas pederastas


Protestas en Irlanda contra los abusos

Crea una comisión de 7 obispos o cardenales para su examen rápido

Nuevas normas para los “delicta graviora” contra la fe, los sacramentos y la moral

José Manuel Vidal, 11 de noviembre de 2014 a las 19:35

El presidente de esta comisión podría ser el arzobispo argentino José Luis Mollaghan, llamado recientemente al Vaticano

El papa Francisco ha decretado la creación de una comisión (Coleggio) de siete obispos o cardenales para examinar rápidamente los recursos de religiosos condenados por delitos graves, como la pederastia, informó hoy el Vaticano.

El Vaticano publicó hoy las nuevas normas reescritas por el papa argentino sobre los recursos de los eclesiásticos por “delicta graviora”, es decir contra la fe, los sacramentos y la moral, y entre los que se encuentran el de pederastia.

Esos casos se juzgan desde laCongregación para la Doctrina de la Fe, el ex Santo Oficio, dentro del cual se crea esta nueva comisión.

La decisión de crear un “Coleggio” de cardenales y obispos, señala la nota de la oficina de prensa, se debe a la necesidad de garantizar una mayor rapidez a la hora de examinar los muchos recursos existentes.

El presidente y los siete miembros de este nuevo organismo, que pueden ser también externos al ex Santo Oficio, serán nombrados por el papa Francisco, agregó el comunicado.

Durante la Sesión Ordinaria de dicha Congregación (conocida como Feria IV), donde se examinan las posibles violaciones, este nuevo organismo se ocupará de analizar los recursos, pero sin “modificar las competencias ya establecidas”, se lee en las nuevas normas.

Si el reo es obispo, añade, “su recurso será examinado por la Sesión ordinaria” de la Congregación, pero el papa también podrá decidir que se ocupen de otros casos.

La nueva comisión deberá informar periódicamente de sus propias decisiones a la Sesión Ordinaria.

Según el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, la decisión del papa de crear este “Coleggio” de cardenales y obispos para examinar los recursos de los religiosos condenados por abusos sexuales y otros delitos graves “ha sido acogida bien y considerada una buena solución” por parte de la Congregación.

Lombardi explicó que los recursos de apelación, sobre todo los de abusos sexuales a menores, “son un trabajo arduo” y “hay casos acumulados” que estaban haciendo absorber todo el tiempo de la Sesión Ordinaria, que se reúne una vez al mes.

El portavoz vaticano comentó que actualmente los recursos presentados son “unos cuatro o cinco al mes”, pues “muchísimos miembros del clero”, sobre todo los condenados por abusos a menores, recurren sus sentencias.

Tras la creación de esta comisión, considerada como un Tribunal de Apelación, en el interior del ex Santo Oficio, se verá el cargo que tendrá el arzobispo argentino José Luis Mollaghan.

El exarzobispo de Rosario (Argentina) fue convocado al Vaticano el pasado mayo para que formase parte de esta comisión que aún no había sido creada y que ahora podría presidir.

Mollaghan nació en Buenos Aires el 2 de mayo de 1946 y fue ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1971. Elegido obispo titular de Teuzi y auxiliar de Buenos Aires el 22 de julio de 1993 por Juan Pablo II, posteriormente fue promovido a arzobispo de Rosario el 22 de diciembre de 2005.

El arzobispo argentino es licenciado en Teología y doctor en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Con la creación de esta comisión, el papa aborda de nuevo el tratamiento de los escándalos en el seno de la Iglesia, sobre todo en lo que concierne en los delitos de pederastia.

Francisco, en su vuelo de regreso de Tierra Santa, ya aseveró que no habría “privilegios” para los religiosos acusados de estos delitos y meses después ordenaba la detención del exnuncio en República Dominicana, el polaco Josef Wesolowski, en espera de que sea juzgado en Ciudad del Vaticano por la acusación de abusos a menores.

El papa argentino también ha creado una Comisión formada por cardenales y laicos para que estudien cómo prevenir estos casos de abusos por parte de religiosos y cómo ayudar a las víctimas.


Texto del rescripto papal

El Motu Proprio Sacramentorum Sanctitatis Tutela (SST) de San Juan Pablo II, publicado el 30 de abril de 2001 y actualizado el 21 de mayo de 2010 por el Papa Benedicto XVI, precisa cuáles son los delitos reservados a la competencia de la Congregación para la Doctrina de la Fe (cfr. art. 1-6) de conformidad con el artículo 52 de la Constitución Apostólica Pastor Bonus.

La Congregación para la Doctrina de la Fe juzga dichos delitos a través del proceso penal, judicial o administrativo (cfr. Art. 21 § 1 y § 2, n. 1 SST), teniendo en cuenta la posibilidad de someter directamente la decisión al Sumo Pontífice en los casos más graves (ver. Art. 21 § 2 ,n.2 SST). Se entiende, por cuanto respecta a los delitos contra la fe, que la competencia en primera instancia es del Ordinario o del Jerarca (cfr. Art. 2 § 2 SST).

Debido a la cantidad de recursos y a la necesidad de garantizar un examen más rápido de los mismos, después de una profunda reflexión y tras la audiencia concedida el 3 de noviembre al cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin, el Papa Francisco ha decretado cuanto sigue:

1.- Se establece dentro de la Congregación para la Doctrina de la Fe un Colegio especial, que consta de siete cardenales u obispos que pueden ser tanto miembros del dicasterio como externos al mismo.

2.- El Presidente y los miembros de dicho Colegio serán nombrados por el Papa.

3.- El Colegio es una instancia de la que la Sesión Ordinaria (Feria IV) de la Congregación se dota para una mayor eficiencia en el examen de los recursos de los que habla el art 27 SST, sin que se modifiquen sus competencias en materia según lo establecido en el citado artículo. 27 de SST.

4.- En el caso de que el reo posea la dignidad episcopal, su recurso será examinado por la Sesión Ordinaria, que también podrá decidir casos particulares según el juicio del Papa. A dicha Sesión se podrán remitir también otros casos que decida el Colegio.

5.- El Colegio informará periódicamente de sus decisiones a la Sesión Ordinaria.

6.- Un reglamento interno especial determinará la modalidad operativa del Colegio.

http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2014/11/11/el-vaticano-acelera-los-procesos-contra-los-curas-pederastas-iglesia-religion-dios-jesus-papa.shtml

 

Una mujer sacerdote en el lado equivocado del Vaticano


Austriaco de la semana

El sacerdote hembra en el lado equivocado del Vaticano

Foto: Christine Mayr-Lumetzberger

Publicado: 11 de noviembre 2014 12:11 GMT + 01: 00

Facebook Gorjeo Google+ reddit

Un ex maestro de escuela, Mayr-Lumetzberger quedó bajo el punto de mira después de que ella y un grupo de otras mujeres católicas anunció que habían sido ordenados como sacerdotes por un obispo jubilado en un barco en el medio del Danubio.

El llamado Siete Danubio han inspirado a otros por lo menos 100 mujeres a seguir sus pasos. En 2003 Mayr-Lumetzberger llevó un paso más allá al ser consagrado obispo.

Ella le dijo a The Local que hay muy pocas mujeres sacerdotes que ejercen en Austria como la Iglesia Católica es tan potente aquí que puede ser una vida difícil para alguien que decide hacer un soporte.”Uno tiene que ser muy fuerte”, dice ella. “Muchas mujeres no quieren estar en el centro de atención y no quieren ser atacados por la prensa.”

Ella dice que en Austria y Alemania, que ahora es muy bien aceptado y se le pide que diga bodas masivas y de conducta y los entierros en las iglesias y abadías.

Ella ha ordenado mujeres sacerdotes a sí misma, en su mayoría extranjeros, a pesar de que no voy a decir de dónde son, por temor a exponerlos.

El Papa Juan Pablo II, en 1994, le dijo a los católicos que no sólo eran mujeres excluidas del sacerdocio (porque Jesús era un hombre, y el razonamiento es que el sacerdote está de pie en el lugar de Jesús), sino también que la cuestión ni siquiera debería ser discutido.

Sin embargo, Mayr-Lumetzberger cree que Francisco es muy a favor de la ordenación de mujeres. “Así que mucho ha cambiado en los últimos 12 años, anteriormente ni siquiera se habló sobre la ordenación de mujeres y ahora es algo que la gente está hablando abiertamente, en todo el mundo.”

“Fui ordenado por el obispo argentino Antonio Braschi, el Papa es argentino y creo simpático, y hay un sacerdote español en favor de la ordenación de la mujer que está muy cerca del Papa.”

Mayr-Lumetzberger creció en una familia católica en Linz y como una chica, lo único que quería era ser un monaguillo. Su tío, en lo alto de la iglesia local, le permitió hacer todas las cosas que los chicos lo hicieron, pero no podía llevar la inversión de un monaguillo, porque ella era una mujer.

Como adolescente, ella se convirtió en una monja, pero su fin no se lo permitió la teología estudio, enviándola fuera de lugar para entrenar como profesor de cuarto de niños.

Dejó a su fin en 1981, pero continuó enseñando en una escuela católica y participar en su parroquia local. Hoy ella hace el trabajo basada en la fe cerca de su casa en Pettenbach, Alta Austria, con los enfermos, afligidos y los marginados de la sociedad.

Después de dejar a su fin conoció a su esposo, Michael, un historiador.Había estado casado antes y tenía cuatro hijos. Su boda no estaba en la iglesia – porque él se divorció – pero tenían una fiesta en la casa parroquial después.

Ella nunca perdió su creencia de que Dios la llamaba al sacerdocio y la enseñanza continua y el trabajo en las parroquias, y respondiendo a las peticiones cada vez más a llevar liturgias a sí misma. Incluso corrió cursos para mujeres que se sentían llamados al sacerdocio.

Ella antagoniza aún más el Vaticano por ser consagrado obispo. La ceremonia se llevó a cabo en secreto y ella no va a nombrar a los obispos varones involucrados en su consagración en caso de que sean disciplinados por el Vaticano.

Mayr-Lumetzberger dice que ella tiene una buena relación con la Iglesia oficial, y que está en contacto con los obispos de Austria que no tratarla como un paria. “Tenemos redes no oficiales – muchos de mis compañeros están ahora en las primeras posiciones en la Iglesia Católica Romana.”

Ella es, dice, una feminista, pero en “una manera amenazante amable, no. Quiero colaborar con los hombres de una manera pacífica, pero creo las mujeres deben ser tratados por igual “.

Foto: Christine Mayr-Lumetzberger

 

http://www.thelocal.at/20141111/the-female-priest-on-the-wrong-side-of-the-vatican

Las bebidas de fruta infantiles contienen más azúcar que la Coca Cola


La cuarta parte de las bebidas, zumos y batidos de frutas para la alimentación infantil en el Reino Unido contienen la misma cantidad de azúcar que la Coca Cola y pueden provocar enfermedades como la diabetes.

57 de las 203 bebidas infantiles comercializadas como ‘saludables’ en el Reino Unido contienen tanto azúcar que pueden causar problemas de obesidad en los niños, así como diabetes y otras enfermedades graves, informa ‘The Independent‘.

“Nosotros aconsejamos que se coma fruta en lugar de beber estos zumos. El zumo debe consumirse ocasionalmente y no como una bebida cotidiana”, afirmó Katharine Jenner, que encabeza el equipo científico Action on Sugar, formado por 23 expertos en el campo de la alimentación. “Estas bebidas están cargadas de azúcar y calorías y no tienen los beneficios nutricionales de la fruta y la verdura frescas”, añadió.

“Es realmente escandaloso que estas bebidas se vendan a los niños y a los padres como si fueran ‘saludables’. Hay que hacer algo al respecto”, dijo el profesor de la Universidad Queen Mary de Londres, Graham Mac Gregor. “Hay que frenar la obesidad infantil en Gran Bretaña, una epidemia que está fuera de control”, declaró.

Fiona Hunter, una nutricionista independiente y miembro de la Asociación Dietética Británica, dijo que el zumo 100% natural contiene el azúcar natural de la fruta, además de otros elementos necesarios para una correcta alimentación como vitamina C, potasio y ácido fólico, entre otros.

RT

 

http://periodismo-alternativo.com/2014/11/11/las-bebidas-de-fruta-infantiles-contienen-mas-azucar-que-la-coca-cola/#more-83346

Nos envenenan con Flúor – Roser Marti


Por Roser Marti

En este video explico como un producto altamente tóxico y mortal procedente de residuos industriales ha pasado a consumirse diariamente en el agua y la pasta de dientes y ha considerarse como saludable. La manipulación y el adoctrinamiento de los que nos gobiernan no tiene límites.

 

http://periodismo-alternativo.com/

Las 10 reglas esenciales para reducir la velocidad y disfrutar más de la vida


 

Posted: 10 Nov 2014 06:19 AM PST

REGLAS

Parece contradictorio que, en nuestra vida moderna, donde continuamente la tecnología evoluciona para ahorrarnos tiempo, cada vez vayamos más acelerados. Parece que todo es una carrera, y tratamos de meter en cada minuto del día la mayor cantidad posible de tareas.

A veces necesitamos sentirnos ocupados. Si no estamos ocupados nos sentimos perezosos e improductivos. De hecho, a menudo competimos tratando de demostrar lo ocupados que estamos. ¡Tengo mil proyectos que hacer! ¿Ah, sí? ¡Pues yo tengo 10.000! El ganador es la persona que tiene el horario más loco, que se precipita de una tarea a otra sin perder la energía, porque eso significa que es más exitoso e importante.

Tal vez estamos jugando al juego equivocado. Tal vez vamos a la velocidad equivocada. Tal vez si estamos constantemente corriendo, nos vamos a perder la oportunidad de la vida misma. La vida se mueve a un ritmo tan rápido que nos parece que se está pasando sin poder disfrutar de ella.

Sin embargo, no tiene porqué ser así. Nos podemos rebelar en contra de ese ritmo agitado, y reducir la velocidad para disfrutar de la vida. Disminuir la velocidad es una elección consciente y no siempre es fácil, pero conduce a un mayor aprecio por la vida y a un mayor nivel de felicidad.

10 reglas esenciales para reducir la velocidad y disfrutar más de la vida

1.- Dejar de hacer lo innecesario

Es difícil reducir la velocidad si tratas de hacer miles de cosas. En su lugar, toma la decisión consciente de hacer menos. Revisa tus tareas y compromisos, y determina qué es lo realmente importante. Con cada una, pregúntate: “¿Cómo es de necesario que yo haga esta tarea? ¿Qué pasaría si no la hago? ¿Cómo puedo eliminarla, delegarla, automatizarla?”  Céntrate en hacer las cosas importantes, y deja de lado el resto.

Si haces menos cosas, puedes hacerlas a un ritmo más relajado, en lugar de tratar de hacerlas dentro de un horario establecido. Deja espacios de tiempo entre tus tareas y citas, y así podrás moverte a través de tus días a un ritmo más pausado.

Esta regla se aplica no sólo a tu vida laboral, sino a tu vida en general -hacer menos recados, tareas, actividades de ocio, etc.- con el fin de tener un horario más relajado.

2.- Estar presente

No es suficiente con hacer menos, también es importante ser realmente consciente de lo que estás haciendo en este momento. Practica elMindfulness: aprende a vivir en el presente, en lugar de pensar tanto en el futuro o en el pasado.

Eso significa que, cuando te encuentras pensando en algo que tienes que hacer, o algo que ya ha ocurrido, o algo que podría suceder… lleva suavemente tu pensamiento a tu momento presente.

Concéntrate en lo que está pasando en este momento. Cuando comas, aprecia completamente tu comida. Cuando estás con alguien, está con esa persona plenamente. Cuando estás caminando, aprecia tu entorno, sin importar dónde te encuentres.

Esto requiere práctica, pero es esencial.

3.- Desconectar

Practica la desconexión de vez en cuando. Apaga todos los aparatos electrónicos. Apaga el teléfono. Apaga Internet. La televisión. Estarconectados todo el tiempo significa que estamos sujeto a interrupciones, totalmente estresados pendientes a la información que entra, estamos a merced de las demandas de los demás. Es difícil reducir la velocidad cuando siempre se está comprobando los mensajes entrantes.

Desconecta y dedica ese tiempo a hablar, jugar, leer un libro o dar un paseo al aire libre. Si apagar tu teléfono móvil te resulta difícil en un principio, empieza desactivando todas las notificaciones de mensajería instantánea, redes sociales, correo electrónico… Desconecta Internet de tu móvil por un tiempo, quizás 15 minutos o una hora.

Haz la prueba: ten un día entero tu teléfono apagado. O mejor, déjatelo en casa. Sí, puede parecer muy drástico, pero créeme: sobrevivirás. Y te sentirás más libre y relajado. Disfrutarás más de la vida.

4.- Comer conscientemente

En lugar de abarrotar los alimentos en nuestras gargantas tan rápido como sea posible, aprende a comer más lentamente, con atención plena.

Sé consciente de cada bocado, aprecia los sabores y las texturas. Suelta el tenedor entre bocado y bocado, disfruta de los olores.

Comer despacio tiene la doble ventaja de saciarnos antes y hacer que la comida sepa mejor. Te sugiero que comas alimentos más vivos que puedas -menos procesados- y uses especias en lugar de sal, grasas o azúcar.

Para comer con atención plena es muy importante que comas sentado y sin distracciones: apaga la televisión y el teléfono. ¡Y por supuesto nada de comer delante del ordenador!

5.- Moverse despacio

El movernos rápidamente de un lado para otro es consecuencia también del ritmo de vida y el exceso de tareas. Andamos como locos de una cita a otra, llegando tarde y acelerados a todos lados.

Prueba a moverte más despacio. Cuando camines, obsérvate: ¿vas casi corriendo? Afloja el ritmo. Mira a tu alrededor, aprecia el lugar por dónde te mueves, estés donde estés.

Acostúmbrate también a reducir la velocidad cuando conduces. Conducir rápido es bastante frecuente en nuestro mundo de ritmo acelerado, pero también es responsable de una gran cantidad de accidentes, de estrés y de combustible gastado. En su lugar, conduce más despacio. Aprecia tu entorno. Que sea un momento de paz para contemplar la vida y las cosas que te están pasado. La conducción será más agradable y mucho más segura.

La mayoría de las veces estamos constantemente corriendo a citas u otros  lugares porque no hemos asignado el tiempo suficiente para la preparación y el trayecto. Si todos los días vas con prisa al trabajo, igual es que tienes que salir 10 o 20 minutos antes. Organiza tu tiempopara llegar puntual y sin prisas a todos sitios.

6.- Reducir compromisos

El principal motivo por el que vamos tan acelerados es porque tenemos demasiados compromisos. Y no me refiero sólo a compromisos laborales -proyectos, reuniones, citas y similares. También a:

  • Actividades extraescolares de tus hijos: fútbol, natación, baile, guitarra…

  • Limpieza y cuidado del hogar

  • Compromisos sociales: citas con amigos, colegas, agrupaciones…

  • Compromisos cívicos: voluntariados, asociaciones…

  • Foros, grupos de Google, listas de correo…

  • Clases y grupos a los que vamos, aficiones…

Trata de reducir tus compromisos. Haz una lista con todos ellos y reflexiona sobre cuáles puedes prescindir. Quédate con los más esenciales -4 o 5- y date cuenta de que el resto no encajan con este momento de tu vida. Elimínalos lentamente. Informa cortésmente a la gente de los motivos por los que dejas esos compromisos.

7.- Focalizarse

Esto es difícil a veces. Pero también es una causa del aumento de la tensión en la vida. Si estás con tus hijos y tienes trabajo en mente, por ejemplo, la solicitud de jugar de tus pequeños puede ser una molestia más que una invitación al juego imaginativo con tus hijos. Si estás conduciendo y a la vez hablando por el móvil, raramente te sentirás con paz interior en ese momento.

Céntrate en una cosa a la vez. Olvida la multitarea, que es amiga de la prisa -y también enemiga de la productividad, aunque parezca lo contrario. Concéntrate en una sola tarea y estáte 100% presente mientras la haces.

Cuando sientas la necesidad de cambiar a otras tareas o de pensar en hacerlas, haz una pausa. Respira y vuelve a focalizarte.

8.- Centrarse en las personas

¿Cuántas veces te has encontrado con un amigo o familiar, le has saludado rápidamente y a continuación te has ido porque tenías prisa?  Creo que esta es la clave de la deshumanización: ya no nos conectamos con las personas tanto como solíamos hacer. Hemos perdido las habilidades necesarias para tener una conversación agradable y relajada.

Por otro lado, con demasiada frecuencia pasamos tiempo con amigos y familiares y no estamos allí con ellos. Hablamos con ellos, pero estamos distraídos por aparatos. Estamos ahí, pero nuestras mentes están en cosas que necesitamos hacer. Escuchamos, pero realmente estamos pensando en nosotros mismos y en lo que queremos decir.

Ninguno de nosotros es inmune a esto, pero con esfuerzo consciente se puede apagar el mundo exterior y sólo estar presente con la persona a la que estás. Te animo a que dediques un tiempo de calidad a tus seres queridos, que los escuches activamente.

La próxima vez que te encuentres con alguien, detente, respira, sonríe, relájate habla, escucha.

9.- Disfrutar de las pequeñas cosas

Esto se relaciona con estar presente, pero un paso más allá. Se trata de estar plenamente presente en lo que estás haciendo, y también apreciar todos los detalles de lo que haces, y encontrar los detalles agradables.

Por ejemplo, cuando estás lavando los platos, en lugar de hacerlo rápidamente como una tarea aburrida para terminar cuanto antes, siente las sensaciones del agua, de la espuma, de los platos. Realmente puede ser una tarea agradable si aprendes a verlo de esta manera.

Lo mismo pasa con otras tareas que hacemos a lo largo del día. La vida puede ser mucho más sencilla y placentera si tenemos este pequeño hábito.

10.- Conectarse con uno mismo

Una manera de reducir la velocidad y disfrutar más de la vida es conectándote contigo mismo. Hay distintas formas de hacerlo:

  • Respira. Cuando te encuentres acelerado y estresado, haz una pausa y toma una respiración profunda. Siente el aire entrar en tu cuerpo, y siente el estrés salir de él. Centrarte plenamente en cada respiración te traerá de vuelta al presente, y te desacelerará.

  • Estate sin hacer nada. Muchas veces cuando tenemos que esperar, nos sentimos impacientes e incómodos. Cogemos una revista o nuestro teléfono móvil, para “aprovechar” ese tiempo. En su lugar, trata de estar sin hacer nada, mirando a tu alrededor, absorbiendo el entorno. Observa y escucha a la gente que te rodea. Hazlo con una sonrisa.

  • Medita y/o haz ejercicio. Estas dos actividades te permiten estar más conectado contigo mismo, con tu mente interior y con el mundo que te rodea. Si estás sentado en la oficina todo el día, ¿cuándo vas a salir a la calle a respirar aire fresco y ver cómo está el cielo? Si no dejas de hacer el millón de cosas que haces todos los días, ¿cuándo vas a ser capaz de cerrar los ojos y escuchar lo que está dentro de ti? Te recomiendo encarecidamente que todos los días bloquees un tiempo de tu agenda para meditar o hacer ejercicio.

Prueba estas cosas para reducir la velocidad y disfrutar más. La vida es mejor cuando estamos tranquilos. Y dada la naturaleza fugaz de esta vida, ¿por qué perder ni un momento en acelerarla?

Artículo de Inma Torres,  bloguera minimalista.
vida positivo
Inma es  minimalista existencial.  En su blog www.vidaenpositivo.org habla sobre minimalismo, productividad, y cómo llevar una vida más sencilla y más plena, una vida con menos cosas y enfocada en lo importante. También puedes seguirla en Twitter (@iVidaenPositivo) o en Facebook: https://es-es.facebook.com/vidaenpositivo1

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las 10 reglas esenciales para reducir la velocidad y disfrutar más de la vida es un post de El Blog Alternativo

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: