Según avanza la igualdad, hay una reacción “posmachista”


Miguel Lorente, forense y exdelegado del Gobierno para la Violencia de Género, cree que facen falta más medios y mas especializados para luchar contra la violencia machista

 Madrid 26 NOV 2014 – 18:24 CET71

60 mujeres asesinadas al año por sus parejas y exparejas, de media, desde 2003, cuando empezaron a contabilizarse los casos de violencia de género. “La sociedad sitúa la violencia contra las mujeres en un determinado contexto, no se ve como un problema social”, asegura Miguel Lorente, forense y delegado del Gobierno para la Violencia de Género hasta 2011. Lorente considera que las campañas de prevención de la violencia machista son efectivas. “Al final”, dice, “hablar de la violencia de forma continuada y de distintas maneras, no solo el puñetazo, hace que la gente identifique como violencia elementos que antes no le parecía que lo pudieran ser”.

Para este experto, que hoy sigue colaborando con las instituciones en la prevención de los delitos, los medios policiales y judiciales que hay son suficientes, pero deberían utilizarse mejor y, en cualquier caso, siempre se pueden mejorar. “Si queremos que la sociedad reaccione y que las mujeres denuncien, hacen falta mas medios y más especializados”.

Y lo más grave: Lorente considera que fue un error pensar que las cosas irían mejorando con las nuevas generaciones, porque hay un resurgir de las actitudes machistas entre los jóvenes. “Muchos chicos se sienten desorientados e incluso atacados como gallitos y han retrocedido a lugares que consideran más seguros que el machismo les ha ofrecido tradicionalmente. Se dice que las mujeres buscan hombres que todavía no existen y que los hombres, a mujeres que han dejado de existir”.

 

Fuente: http://www.elpais.com.es

1 Domingo de Adviento – B (Marcos 13,33-37) 30 noviembre 2014 José Antonio Pagola


Buenas noticias… continúa

Por estos días se cumplen 34 años desde que comencé a escribir mi comentario semanal al evangelio de cada domingo. Primeramente, a través de la prensa y la radio de mi ciudad de San Sebastián (España). Luego, a través de internet por medio de la Red evangelizadora Buenas Noticias. Siento que me ha llegado el momento de cerrar este ciclo, tan estimulante y enriquecedor para mí.

No me retiro de mi actividad evangelizadora ni de mi oficio de escritor. Mientras tenga fuerzas, quiero vivir mis últimos años contribuyendo al impulso de esa renovación de la Iglesia a la que nos está llamando el papa Francisco. Quiero seguir promoviendo de diversas maneras la conversión a Jesús, a su Evangelio y a su proyecto humanizador del Reino de Dios.

En el futuro seguiréis recibiendo, desde la web de Grupos de Jesús, mis comentarios de cada domingo, seleccionados de los muchos que he escrito.

Esta red evangelizadora que hemos formado entre todos a lo largo de estos años no debe romperse. Vamos a utilizar los comentarios para seguir difundiendo cada semana la Buena Noticia de Jesús. No perdamos nunca la confianza en él. Jesús renovará nuestra fe y salvará a su Iglesia de esta crisis.

José Antonio Pagola

UNA IGLESIA DESPIERTA

José Antonio Pagola

Las primeras generaciones cristianas vivieron obsesionadas por la pronta venida de Jesús. El resucitado no podía tardar. Vivían tan atraídos por él que querían encontrarse de nuevo cuanto antes. Los problemas empezaron cuando vieron que el tiempo pasaba y la venida del Señor se demoraba.

Pronto se dieron cuenta de que esta tardanza encerraba un peligro mortal. Se podía apagar el primer ardor. Con el tiempo, aquellas pequeñas comunidades podían caer poco a poco en la indiferencia y el olvido. Les preocupaba una cosa: «Que, al llegar Cristo, nos encuentre dormidos».

La vigilancia se convirtió en la palabra clave. Los evangelios la repiten constantemente: «vigilad», «estad alerta», «vivid despiertos». Según Marcos, la orden de Jesús no es solo para los discípulos que le están escuchando. «Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: Velad». No es una llamada más. La orden es para todos sus seguidores de todos los tiempos.

Han pasado veinte siglos de cristianismo. ¿Qué ha sido de esta orden de Jesús? ¿Cómo vivimos los cristianos de hoy? ¿Seguimos despiertos? ¿Se mantiene viva nuestra fe o se ha ido apagando en la indiferencia y la mediocridad?

¿No vemos que la Iglesia necesita un corazón nuevo? ¿No sentimos la necesidad de sacudirnos la apatía y el autoengaño? ¿No vamos a despertar lo mejor que hay en la Iglesia? ¿No vamos a reavivar esa fe humilde y limpia de tantos creyentes sencillos?

¿No hemos de recuperar el rostro vivo de Jesús, que atrae, llama, interpela y despierta? ¿Cómo podemos seguir hablando, escribiendo y discutiendo tanto de Cristo, sin que su persona nos enamore y trasforme un poco más? ¿No nos damos cuenta de que una “Iglesia dormida” a la que Jesucristo no seduce ni toca el corazón, es una Iglesia sin futuro, que se irá apagando y envejeciendo por falta de vida?

¿No sentimos la necesidad de despertar e intensificar nuestra relación con él? ¿Quién como él puede liberar nuestro cristianismo de la inmovilidad, de la inercia, del peso del pasado, de la falta de creatividad? ¿Quién podrá contagiarnos su alegría? ¿Quién nos dará su fuerza creadora y su vitalidad?

ELIZA ESNARAZI

José Antonio Pagola. Itzultzailea: Dionisio Amundarain

Lehen kristau-belaunaldiek ezin kendu zuten burutik Jesus laster batean etorriko zela. Piztua zen hura ezin atzeratu zitekeen. Hartarainokoa zuten harekiko irrika, ahalik arinen egin nahi baitzuten harekin topo. Denbora bazihoala eta Jauna ez zetorrela ikustean sortu ziren arazoak.

Laster konturatu ziren, ezen atzeratze hark herio-arriskua zuela berekin. Hasiera hartako sua itzaliko zen arriskua. Denbora joan ahala, elkarte txiki haiek pixkana axolagabe bihur zitezkeen, eta guztiaz ahaztu. Gauza bat zuten buruan: «Kristok, iristean, ez gaitzala lo aurkitu».

Zain egotea zuten hitz giltzarri. Etengabe errepikatzen dute ebanjelioek: «zain egon», «erne egon», «adi egon», «esna egon». Markosen arabera, Jesusen agindua ez doakie entzuten dioten ikasleei bakarrik. «Zuei diotsuedana guztiei diotset: egon erne» (Zuei esana guztiei esana da: egon erne). Ez da dei huts bat gehiago. Aldi guztietako Jesusen jarraitzaile guztiei doakien agindua da.

Joanak dira kristautasunaren hogei mende. Zertan da Jesusen agindu hori? Nola bizi gara gaur egungo kristauok? Esna jarraitzen ote? Bizirik jarraitzen ote gure fedeak ala itzaliz joan da, axola-gabeziara eta geldotasunera joz?

Ez ote da ageri bihotz berri baten beharrean dela Eliza? Ez ote dugu sumatzen geure geldotasunari eta auto-engainuari astindu bat eman beharrean garela? Ez ote dugu hasi behar Elizan den gauzarik onen hori iratzartzen? Ez ote genuke biziberritu behar fededun xume guztien sinesmen umil eta garbi hori?

Ez ote genuke berreskuratu behar erakartzen, dei egiten, interpelatzen eta esnarazten duen Jesusen aurpegi bizi hura? Nolatan segi genezake Kristoz hainbeste hitz egiten, idazten eta eztabaidatzen, hark liluratu eta pixka bat eralda gaitzan utzi gabe? Ez al gara konturatzen Jesu Kristok liluratzen ez duen eta bihotza ukitzen ez dion eta “lo dagoen” Eliza batek ez duela etorkizunik, itzaliz eta zaharkituz joanen dela bizi-arnasaren faltaz?

Ez al dugu sentitzen esnatu eta Jesusekiko geure harremanak biziarazi beharra? Beste zeinek iratzar lezake gure kristautasuna mugimendu-falta horretatik, zurruntasunetik, iraganaren zamatik, sormen-faltatik? Zeinek kutsa diezaguke bere alaitasuna? Zeinek eman diezaguke bere indar kreatzailea, bere bizitasuna?

UNHA IGREXA ESPERTA

José Antonio Pagola. Tradutor: Xaquin Campo Freire

As primeiras xeracións cristiás viviron obsesionadas pola pronta vinda de Xesús. O resucitado non podía tardar. Vivían tan atraídos por el que querían atopalo de novo canto antes. Os problemas empezaron cando viron que o tempo pasaba e a vinda do Señor demoraba.

Axiña se decataron de que esta tardanza encerraba un perigo mortal. Podíase apagar aquel primeiro ardor. Co tempo, aquelas pequenas comunidades podían caer aos poucos na indiferenza e o esquecemento. Preocupáballes unha cousa: «Que, ao chegar Cristo, nos atopedurmidos».

A vixianza converteuse» na palabra clave. Os evanxeos repítena constantemente: «vixiade», «estade alertas, «vivide espertos». Segundo Marcos, a orde de Xesús non é só para os discípulos que o están a escoitaren. «O que vos digo a vós, dígollo a todos: Velade. Non é unha chamada máis. A orde é para todos os seus seguidores de todos os tempos.

Pasaron vinte séculos de cristianismo. Que foi desta orde de Xesús? Como vivimos os cristiáns de hoxe? Seguimos espertos? Mantense viva nosa fe ou haseir apagando na indiferenza e na mediocridade?

Non vemos que a Igrexa necesita un corazón novo? Non sentimos a necesidade de sacudírmonos da apatía e o autoengano? Non imos espertar o mellor que hai na Igrexa? Non imos reavivar esa fe humilde e limpa de tantos crentes sinxelos?

Non temos de recuperarmos o rostro vivo de Xesús, que atrae, chama, interpela e esperta? Como podemos seguir falando, escribindo e discutindo tanto de Cristo, sen que a súa persoa nos namore e transforme un pouco máis? Non nos damos conta de que unha Igrexa “durmida” á que Xesús Cristo non seduce nin toca o corazón, é unha Igrexa sen futuro, que se irá apagando e avellentando por falta de vida?

Non sentimos a necesidade de espertarmos e intensificarmos a nosa relación con el? Quen coma el pode liberar o noso cristianismo da inmobilidade, da inercia, do peso do pasado, da falta de creatividade? Quen poderá contaxiarnos a súa alegría? Quen nos dará a súa forza creadora e a súa vitalidade?

UNA ESGLÉSIA DESPERTA

José Antonio Pagola. Traductor: Francesc Bragulat

Les primeres generacions cristianes van viure obsessionades per la ràpida vinguda de Jesús. El ressuscitat no podia trigar. Vivien tan atrets per ell que volien trobar-se de nou com més aviat millor. Els problemes van començar quan van veure que el temps passava i la vinguda del Senyor es demorava.

Aviat es van adonar que aquesta tardança representava un perill mortal. Es podia apagar el primer entusiasme. Amb el temps, les petites comunitats podien caure a poc a poc en la indiferència i l’oblit. Els preocupava una cosa: «Que, en arribar el Crist, ens trobi adormits».

La vigilància es va convertir en la paraula clau. Els evangelis la repeteixen constantment: «vigileu», «estigueu alerta», «viviu desperts». Segons Marc, l’ordre de Jesús no és només per als deixebles que l’estan escoltant. «El que us dic a vosaltres, ho dic a tothom: Vetlleu!» No és una crida més. L’ordre és per a tots els seus seguidors de tots els temps.

Han passat vint segles de cristianisme. Què ha estat d’aquesta ordre de Jesús? Com vivim els cristians d’avui? Seguim desperts? Es manté viva la nostra fe o s’ha anat apagant en la indiferència i la mediocritat?

No veiem que l’Església necessita un cor nou? No sentim la necessitat de sacsejar l’apatia i l’autoengany? No despertarem el millor que hi ha a l’Església? No revifarem aquesta fe humil i neta de tants creients senzills?

No hem de recuperar el rostre viu de Jesús, que atreu, crida, interpel?la i desperta? Com podem seguir parlant, escrivint i discutint tant de Crist, sense que la seva persona ens enamori i transformi una mica més? No ens adonem que una Església “adormida” a la qual Jesucrist no sedueix ni toca el cor, és una Església sense futur, que s’anirà apagant i envellint per falta de vida?

No sentim la necessitat de despertar i d’intensificar la nostra relació amb ell? Qui com ell pot alliberar el nostre cristianisme de la immobilitat, de la inèrcia, del pes del passat, de la manca de creativitat? Qui podrà encomanar la seva alegria? Qui ens donarà la seva força creadora i la seva vitalitat?

A CHURCH AWAKENED

José Antonio Pagola. Translator: Fr. Jay VonHandorf

The first Christian generations lived obsessed by the immediate coming of Jesus. The Resurrected One can’t be far of. They were living so drawn by him that they wanted to meet up with him again as soon as possible. Problems began when they saw that time was passing and the Lord’s coming was delayed.

They soon realized that this delay was deadly. It could dampen their early enthusiasm. With time those small communities could fall little by little into indifference and amnesia. They were worried about one thing: «What if the Christ comes and he finds us asleep».

Keeping awake became a key phrase. The Gospels repeat it constantly: «Keep watch», «Be ready», «Stay awake». According to Mark, Jesus’ order isn’t just for the disciples who are listening to him. «What I’m saying to you I say to all: Stay awake». It’s not a new calling. It’s an order for all his followers for all times.

Twenty centuries of Christianity have passed. What’s become of Jesus’ command? How are we Christians living today? Are we staying awake? Are we keeping our faith alive or has it burnt out through indifference and mediocrity?

Don’t we see that the Church needs a new heart? Don’t we feel the need to shake ourselves out of apathy and self-deception? Aren’t we going to awaken what’s best in the Church? Aren’t we going to revive that humble and pure faith of so many simple believers?

Don’t we need to recover the living face of Jesus that attracts, questions and awakens? How can we keep talking, writing and discussing so much about Christ, without falling in love with him and letting him transform us a little bit more? Aren’t we aware that a “sleeping” Church in which Jesus doesn’t seduce anyone or touch anyone’s heart, is a Church without future, one that goes on burning out and growing old because of its lack of faith?

Don’t we feel the need to wake up and intensify our relationship with him? Who but he can free our Christianity from its paralysis, its inertia, the weight of the past, the lack of creativity? Who can infect us with his joy? Who will give us his creative energy and vitality?

UNE ÉGLISE ÉVEILLÉE

José Antonio Pagola. Traducteur: Carlos Orduna

Les premières générations de chrétiens vivaient obsédées par le retour imminent de Jésus. Le ressuscité ne pouvait pas tarder. Ils se sentaient tellement attirés par lui qu’ils voulaient le rencontrer le plus tôt possible. Les problèmes ont commencé lorsqu’ils ont constaté que le temps passait et que la venue du Seigneur prenait du retard.

Ils se sont très tôt rendu compte que ce retard enfermait un danger mortel. La première ardeur pouvait s’éteindre. Au fil du temps, ces petites communautés pouvaient tomber peu à peu dans l’indifférence et dans l’oubli. Une seule chose les inquiétait: «Que le Christ, à son retour, ne les trouve endormis».

La vigilance est devenue le maître-mot que les évangiles répètent constamment: «veillez», «soyez vigilants», «restez éveillés». D’après Marc, l’ordre de Jésus ne s’adresse pas seulement aux disciples mais à tous ceux qui l’écoutent. «Ce que je vous dis-là, je le dis à tous: Veillez». Ce n’est pas un appel de plus. L’ordre s’adresse à tous ceux qui vont le suivre à travers le temps.

Vingt siècles de christianisme se sont écoulés. Qu’en est-il de cet ordre de Jésus? Comment vivons-nous,-nous les chrétiens d’aujourd’hui? Sommes-nous éveillés? Notre foi, est-elle toujours vivante ou est-elle en train de s’éteindre dans l’indifférence et dans la médiocrité?

Ne voyons-nous pas que l’Eglise a besoin d’un coeur nouveau? Ne sentons-nous pas le besoin de nous libérer de l’apathie et du leurre? Pourquoi ne pas éveiller ce qu’il y a de meilleur dans l’Eglise? Pourquoi ne pas raviver cette foi humble et limpide de tant de croyants simples?

Ne devons-nous pas redécouvrir le visage vivant de ce Jésus, qui attire, qui appelle, qui interpelle et qui réveille? Comment continuer à parler, à écrire et à discuter tant de choses à propos du Christ, sans nous laisser saisir et transformer un peu plus par lui? Ne voyons-nous pas qu’une Eglise «endormie», qui ne se laisse pas séduire ni toucher par le Christ, est une Eglise sans avenir, qui ira en vieillissant et en s’éteignant par manque de vie?

Ne sentons-nous pas le besoin de nous réveiller et d’intensifier notre relation avec lui? Qui pourra mieux que lui libérer notre christianisme de l’immobilisme, de l’inertie, des lourdeurs du passé, du manque de créativité? Qui pourra nous transmettre sa joie? Qui nous donnera sa force créatrice et sa vitalité?

UNA CHIESA SVEGLIA

José Antonio Pagola. Traduzzione: Mercedes Cerezo

Le prime generazioni cristiane vivevano ossessionate dalla venuta imminente di Gesù. Il Risorto non poteva tardare. Vivevano così attratte da lui che volevano trovarlo di nuovo quanto prima. Incominciarono i problemi quando videro che il tempo passava e la venuta del Signore ritardava.

Presto si resero conto che questo ritardo comportava un pericolo mortale. Si poteva spegnere l’ardore degli inizi. Con il tempo, quelle piccole comunità potevano cadere a poco a poco nell’indifferenza e nell’oblio. Le preoccupava una cosa: «Che, al ritorno, Cristo non ci trovi addormentati».

La vigilanza divenne la parola chiave. Gli evangeli la ripetono costantemente: «Vigilate», «state all’erta», «vivete svegli». Secondo Marco, l’ordine di Gesù non è solo per i discepoli che lo stanno ascoltando. «Quello che dico a voi, lo dico a tutti: Vegliate». Non è un richiamo in più. L’ordine è per tutti i seguaci di tutti i tempi.

Sono passati venti secoli di cristianesimo. Che ne è stato di questo ordine di Gesù? Come viviamo noi cristiani di oggi? Rimaniamo svegli? Si mantiene viva la nostra fede o si è andata spegnendo nell’indifferenza e nella mediocrità?

Non vediamo che la Chiesa ha bisogno di un cuore nuovo? Non sentiamo la necessità di riscuoterci dall’apatia e dall’autoinganno? Non ci preoccupiamo di risvegliare ciò che c’è di meglio nella Chiesa, e di ravvivare la fede umile e limpida di tanti credenti semplici?

Non dobbiamo recuperare il volto vivo di Gesù, che attrae, chiama, interpella e risveglia? Come possiamo continuare a parlare, scrivere e discutere tanto di Cristo, senza che la sua persona ci innamori e ci trasformi un po’ di più? Non ci rendiamo conto che una Chiesa «addormentata» che Gesù Cristo non seduce e a cui non tocca il cuore, è una Chiesa senza futuro, che si andrà spegnendo e invecchiando per mancanza di vita?

Non sentiamo il bisogno di svegliare e intensificare la nostra relazione con lui? Chi come lui può risvegliare il nostro cristianesimo dall’immobilità, dall’inerzia, dal peso del passato, dalla mancanza di creatività? Chi potrà contagiarci la sua gioia? Chi ci darà la sua forza creatrice e la sua vitalità?

Buenas Noticias es un servicio ofrecido por

ppc_editorial

Homilía  Comunidad católica Espíritu Santo , primer domingo de Adviento, ciclo B por Beverly Bingle, RCWP


Las cuatro semanas de la temporada de Adviento que entramos hoy 

simbolizan los 4.000 años que el pueblo elegido esperó
antes de que viniera el Mesías.
A pesar de que Dios estaba con el pueblo
a través de todos esos 40 siglos,
que no siempre eran conscientes de la Presencia Divina.
A veces reconocieron la mano de Dios:
en la zarza ardiente,
la separación del mar,
nube de día y fuego por la noche,
en Moisés y Miriam y Aarón
y los profetas.
Pero a veces se distrajeron con otras cosas
y simplemente no vieron Dios con ellos.
__________________________________________
Muchas de las personas de la época de Jesús
no reconocen la presencia divina en él,
un ser humano como nosotros,
el que estaba alerta a la Divina Presencia de Dios
y anduvo enseñando a la gente
cómo vivir en relación con Dios.
Todavía sabemos que Dios está con nosotros,
pero que no siempre prestamos atención al hecho de
que Dios tiene el hábito de entrar en nuestras vidas,
siendo dentro de nosotros,
caminando el camino con nosotros.
__________________________________________
Dondequiera que miremos estos días
se nos recuerda de la historia de la Navidad,
como Jesús, única expresión de la presencia- Divino
nació entre nosotros.
Las campanas y los villancicos y belenes.
Vamos a escuchar cómo María y José viajaron a Belén
sin un lugar para quedarse
hasta que el posadero dejarlos dormir en su establo.
Nos decimos a nosotros mismos
que nos hubiera acogido dicha familia en nuestra casa
si había llegado a nuestra puerta.
Hace unos 15 años, una pareja de jóvenes con sus niños
se presentó a las puertas de un amigo mío, Paul.
Los conocía de la iglesia y les invitó a entrar.
Cuando le contaron la historia de su desalojo y pidieron ayuda,
Pablo les trasladó a su propia casa
y alquilaron una habitación hasta que consiguieron volver a sus pies.
Vio la Presencia Divina en esa familia sin hogar,
y tuve el privilegio de ver en él.
Y veo a Dios de cerca en ti
como llegue con el tiempo y la comida y la ropa y dinero en efectivo
a Promesa Familiar, Asunción Outreach,
Cherry Street Mission, Habitat … la lista es interminable!
__________________________________________
Otro parte de nuestra tradición navideña
es la historia de los padres aterrorizados
que toman al niño Jesús a otro país,
que va desde el terror y la masacre causada por el rey Herodes. Nos decimos a nosotros mismos
que nos los hemos recibido en nuestro país
si hubieran venido aquí.
Al igual que los niños en nuestra frontera.
En el Valle del Río Grande en Texas,
los voluntarios que actúen en su propio
han estado acercándose a las familias.
Cuando los refugiados llegan ,
de acuerdo con la hermana Norma de los Misioneros de Jesús,
“tienen miedo, tienen hambre, están cansados.
Ellos no saben en quién confiar.
Temen alguien se aproveche de ellos. ”
Hermana Norma le dice al pueblo
cuando ella se reúne con ellos en la estación de autobuses,
“Somos de la iglesia. ESTAMOS aqui Para Ayudar.”
(“Estamos con la iglesia. Estamos aquí para ayudar.”)
__________________________________________
Luego están las personas que vemos en las noticias,
apenado y muriendo, pero muy lejos de nosotros.
Son víctimas de naturales disasters-
inundaciones, sequías, huracanes, tifones, terremotos, enfermedades.
Sabemos los desastres realmente no son “naturales” más.
Su gravedad está aumentando debido a la acción y actuar-
de nosotros los seres humanos que están cambiando el clima de nuestro planeta.
Curiosamente, un estudio reciente muestra político
que los católicos en Estados Unidos que son de herencia latina o afro
están más preocupados por el cambio climático
que los católicos blancos son.
¿Por qué?
Como personas marginadas en nuestra sociedad,
que entienden que el cambio climático
va a golpear primero, y el más duro y más largo.
Esos rostros de aspecto de TV como ellos.
__________________________________________
Aquí en Espíritu Santo que estamos poniendo en marcha
lo que para nosotros es un gran esfuerzo
para mitigar el cambio climático.
Nos ‘he decidido volver a los bosques Toledo.
Para el planeta en su conjunto, no es mucho.
Para nosotros, es algo que podemos hacer en este momento
para ayudar a nuestros hijos y nietos
y toda la tierra.
Pero, ¿por qué nos importa?
Nos ‘ re no pobres.
No vivimos en las tierras bajas costeras o en un desierto.
Tenemos médicos y hospitales a mano,
y el seguro para ayudar a pagar el costo de la atención de salud.
Incluso si vivimos en la pobreza,
seguimos siendo acomodada comparación a la mayoría de los pueblos del mundo.
__________________________________________
Entonces, ¿por qué nos importa?
¿Por qué nos acercamos a las personas sin hogar y los pobres?
¿Por qué donamos para el alivio de desastres?
¿Por qué apoyamos la reforma migratoria?
¿Por qué firmamos ese comentario público carta a la semana pasada la EPA?
Cuando nos fijamos en los reportajes de televisión,
ya sea un terremoto en Haití
o un ciclón en Myanmar
o deslizamientos de tierra en Brasil
o el hambre por la sequía en Somalia,
vemos a las personas creadas a imagen de Dios,
las personas que son templos el Espíritu Santo,
la gente con la chispa de la Presencia Divina en ellos.
Vemos a nuestras hermanas y hermanos, nuestros hijos, el sufrimiento.
Son parte de nosotros, un pueblo, un cuerpo-
y estamos obligados a ayudar.
Es una moral imperativo para nosotros.
Y a partir de ese impulso para ayudar a que hemos hecho dos cosas.
En primer lugar, nos acercamos cuando cada vez que podamos
para ayudar a las personas necesitadas ahora.
Hemos enviado ayuda directa en todo el mundo
, contribuyendo a través de Catholic Relief Services.
Ayudamos a Toledo personas sin hogar en Family Promise y Tent City,
y nos ayudan a alimentar a los pobres en Claver Casa
y Asunción Outreach Center.
En segundo lugar, vamos a cambiar el clima
por lo que es mejor.
No estamos esperando
mientras los gobiernos averiguar las políticas ambientales
con plazos 5 o 10 o 20 años de distancia en el futuro.
Vamos a comenzar a plantar árboles en la próxima primavera,
tan pronto como los saltos de tiempo.
Si plantamos una semilla de pino blanco en 2015,
que crecerá un pie de un año
y para el año 2040
se se respiraba en 15 libras de dióxido de carbono al año,
equivalente a las emisiones de 26,000 millas de conducción de un coche;
y se respiraba fuera 260 libras de oxígeno al año,
suficientes para mantener a dos personas con vida.
_________________________________________
Dios nos habla en muchas maneras: a través de otras personas,
a través de la naturaleza, a través del mensaje de Jesús.
A medida que avanzamos a través de Adviento,
la voz de Dios es fuerte y claro:
! Esté alerta
vivir en buena relación con todas las personas, con la tierra,
y conmigo, Dios dice .
Yo estoy con vosotros! – Espíritu Santo comunidad católica en 3535 Executive Parkway (Unidad de Toledo) los sábados a las 4:30 pm los domingos a las 5:30 pm http://www.holyspirittoledo.org Rev. Dr. Bev Bingle, Pastor 419-727-1774
Remitido al e-mail

Joan Chittister: Usted puede perder todo, pero ganar al final simplemente pasando


joan-717x450

Joan Chittister, una monja benedictina y autor.

 

Margery Eagan, nuestro columnista espiritualidad, es un escritor y comentarista de temas de actualidad. BIO COMPLETA
Más historias Margery Eagan

Por Margery Eagan
En Espiritualidad columnista 17 de noviembre 2014
El día antes de que el cardenal de Boston Sean O’Malley fue en “60 Minutes” de declarar la investigación del Vaticano de monjas estadounidenses “un desastre”, la mujer que una vez llevó esas monjas, Joan Chittister, sacabas fuera del parque antes de 600 aficionados que extasiadas lleno el Wellesley College capilla sábado.

“El aumento viene por cuando somos capaces de comprometer nuestras vidas a algo digno de ser condenado”, dijo Chittister, una monja benedictina.

En 2001, el Vaticano durante el papado de Juan Pablo II, hizo, de hecho, condenan Chittister. Ellos realmente amenazados castigos sin nombre deberían ella insista en seguir adelante con un discurso en Dublín favorecer la ordenación de mujeres. Era bastante el enfrentamiento. Pero entonces su superior valentía envió al Vaticano una carta diciendo que no castigaría Chittister por hablar. La carta incluye firmas de 127 de 128 de hermanas benedictinas de Chittister. Además, 35 monjas más jóvenes firmaron una declaración pidiendo que cualquier castigo infligido a Chittister ser infligida en cada uno de ellos.

Y los hombres con poder se echaron atrás.

Lo que un día glorioso, al menos para aquellos de nosotros que consideran la justicia social de trabajo monjas traer la misericordia de Dios a los pobres y marginados – un ejemplo moralmente superior a la establecida por una jerarquía que aún no ha celebrado obispos responsables de décadas de sexual abuso.

Pero la dirección del Chittister sábado fue espiritual e inspirador, no político. Hubo apenas una mención de sus temas favoritos – mujeres sacerdotes, inmigración, justicia minoría, derechos de los homosexuales – y ni una palabra sobre Francisco. En sus blogs y otros escritos que ella no ha dicho mucho acerca de él tampoco, aunque ha expresado su optimismo cauteloso.

ANUNCIO

En cambio, ella habló de las 14 estaciones de la Cruz como un modelo de cómo el resto de nosotros “se puede obtener a través de las duras paradas de la vida sin pestañear, cómo se puede perder todo y ganar en la final por pasando.”

En la primera estación, Jesús es condenado. Comparó que a la soledad y el abandono mayoría de nosotros encontramos en algún momento de la vida. “Usted está acusado de algo. Los trabajadores y los vecinos dicen que es así. No hay ningún recurso. ‘No puedo llamar a mi familia; estarían avergonzados “. “Mi esposa o esposo no lo entenderían. ‘ Nadie le pregunta cómo se siente o lo que piensa. Ahora está sospecha y su reputación se ha derrumbado. Dignidad se ha ido “.

Sin embargo, usted, como Jesús, debe seguir adelante, llevando su cruz, de levantarse una y otra vez, dijo.

Chittister es 78. Tal vez la mitad de la audiencia en su mayoría mujeres Sábado apareció cerca de su edad, si no pasado. Sin embargo, si no llegan a la universidad a las 9 am para su evento 9:45 am, encontraron dos enormes estacionamientos completo y tuvo que recorrer a través del campus en el frío de un tercer lote grande. Un testimonio de su devoción, lo hicieron, algunos muy, muy lentamente.

Antes de que ella hablaba, Chittister ella caminó vacilante hacia abajo el centro del pasillo de la capilla. Pero una vez detrás del podio, inestabilidad desapareció. Ella pronunció un barnburner, medio monja con una misión, medio orador motivacional (que ella es, en realidad, haciendo Ted Talks y pronto a aparecer con más famosa animadora espiritual de América, Oprah).

Chittister dijo a las mujeres allí: no importa la edad o cansado o enfermo usted este, decidir lo que puede hacer en el tiempo que le queda, y lo hace. “Elegir qué es lo mejor en la vida sobre lo que es cómodo. Eligió testigo en la vida sobre la escena club de campo … Encontrar un propósito suficiente sobre la cual grandes para pasar a vosotros mismos. Tortura, el cambio climático, algo que dice, “mi vida no ha terminado. Esto aún no se ha hecho. ” ¿Qué van a recordar de ti cuando te has ido? ¿Qué estás haciendo ahora que no será olvidado? Se puede decir, ‘Oh, yo no voy a esas cosas de rally. ” Miel, espero que recuerde esa explicación cuando su propiedad está bajo el agua “.

Más de Crux

La calma y la tranquilidad de la misa diaria
Para la inmigración de Obama: ¿Qué es un republicano católico a hacer?
El ex presidente estadounidense Jimmy Carter dice restricciones a las mujeres sacerdotes, imanes y pastores es una mala interpretación de la Biblia y el Corán. (AP Photo)
Jimmy Carter dice discriminación religiosa es en parte culpable de la violencia contra las mujeres
Más
Joan Chittister, una fuerza de la naturaleza católica, ha hablado en todo el mundo. Audiencia del sábado vino de tan lejos como Maine y Vermont. Ella también ha escrito al menos 50 libros. Su más reciente, “El Camino de la Cruz”, sigue el tema del sábado. Está muy bien ilustrado por Janet McKenzie, que ha creado un Jesús negro y María. Es perfecto para Chittister: provocador, conmovedor, llamando a examinar sus propias incomodidades – ya considerar lo que la Iglesia podría ser eran mujeres como Joan Chittister conduciéndola.

Recuerde, dijo mientras se terminó a una prolongada ovación de pie, “Estas 14 estaciones no son sobre el sufrimiento, sino acerca de cómo vivir a través del sufrimiento. No son acerca de la muerte de Jesús, sino de la vida de Jesús nació en nosotros para que nos apoyen a través de nuestra propia muerte y resurrección.

“Nosotros no estamos destinados a estar la gente de la cruz. Somos gente de la tumba vacía. Somos gente aleluya … y está aquí, con nosotros. Emmanuel, Emmanuel. ”

 

http://www.cruxnow.com/faith/2014/11/17/joan-chittister-you-can-lose-everything-but-win-in-the-end-by-simply-going-on/

Papa Francisco: El Evangelio se debe dar gratis y con amor


El Papa Francisco con la Familia Paulina / Foto: Petrik Bohumil (ACI Prensa)

El Papa Francisco con la Familia Paulina / Foto: Petrik Bohumil (ACI Prensa)

VATICANO, 27 Nov. 14 / 01:42 pm (ACI/EWTN Noticias).- “Todos tienen derecho a recibir el Evangelio”, afirmó el Papa Francisco en su discurso a los miembros de laFamilia Paulina que este año celebra los cien años de fundación por parte del Beato Santiago Alberione, y los invitó a renovar su compromiso de vivir la fe y comunicarla, pues la caridad más auténtica y necesaria es llevar el Evangelio a las masas populares.

“El Beato Santiago Alberione vislumbraba en el anuncio de Cristo y del Evangelio a las masas populares, la caridad más auténtica y más necesaria que se pudiera ofrecer a los hombres y mujeres sedientos de verdad y justicia”, afirmó el Papa.

La Familia Paulina está formada por cinco congregaciones religiosas, cuatro institutos seculares y una asociación de cooperadores, y entre las instituciones que agrupa están la Sociedad de San Pablo y a las Hijas de San Pablo (Paulinas), dedicadas al apostolado a través de los medios de comunicación y nuevas tecnologías.

“‘Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente’, dice Jesús. En estas palabras está el secreto de la evangelización, que es comunicar el Evangelio en el estilo del Evangelio, es decir, la gratuidad: la gratuidad, sin negocio. Gratuidad. La alegría del don recibido por puro amor se comunica con amor. Gratuidad y amor. Sólo quien ha experimentado tal alegría puede comunicarla, es más, no puede no comunicarla, porque ‘el bien siempre tiende a comunicarse’…Comunicándolo, el bien se arraiga y se desarrolla”, aseguró.

En ese sentido, los invitó a ir especialmente hacia quienes “no conocen a Jesucristo o que siempre lo han negado”, pues “muchos de ellos buscan a Dios secretamente, movidos por la nostalgia de su rostro, incluso en países de antigua tradición cristiana. Todos tienen derecho a recibir el Evangelio”.

Francisco recordó que la evangelización debe llegar “también a las periferias existenciales”. “El Concilio Vaticano II nos ha presentado la Iglesia como pueblo en camino hacia una meta que supera todo y todo lo logrado en Dios y en su gloria”.

“Por lo tanto, nuestro ser Iglesia en camino, mientras nos arraiga en el compromiso de anunciar a Cristo y su amor por todas las criaturas, que nos impide seguir siendo prisioneros de las estructuras terrenales y mundanas; tiene abierto el espíritu y nos hace capaces de perspectivas e instancias que encontrarán su cumplimiento en la beatitud del Señor”, señaló.

Asimismo, indicó que todo el trabajo de la Iglesia debe estar lleno del “amor por la unidad”. “Nunca favorecer conflictos, nunca imitar aquellos medios de comunicación que sólo buscan el espectáculo de los conflictos y provocan el escándalo de las almas. Favorecer siempre la unidad de la Iglesia, la unidad que Jesús pidió al Padre como don para su esposa”, afirmó.

Finalmente, les recordó la importancia de testificar el Evangelio con la propia viday los alentó a “abrir nuevos caminos para llevar el soplo del Evangelio en las culturas y en los más diferentes ámbitos de la sociedad”.

 

https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-el-evangelio-se-debe-dar-gratis-y-con-amor-22975/

Mi vana gloria


 

Esta misma conversación, con estas o parecidas palabras, la he tenido últimamente varias veces con distintas personas en lugares diferentes.

De primeras me agrada que me digan que me leen, pero en seguida me entra la sospecha de que solo quieren ser agradables conmigo por que, en rigor, deberían decir te leía(pasado) y no te leo (presente).

Así que me pongo a escribir hoy mismo para que cuando alguien me diga te leo pueda yo vanagloriarme a gusto, sin dudas.

El motivo de este post (que es como se llama ahora a los artículos de toda la vida) es mi reciente estancia en Londres para asistir a un evento llamado Run Alpha, organizado por Alpha Internacional en la iglesia de Holy Trinity Brompton. El encuentro, de dos días, ha consistido en una serie de charlas significativas sobre como poner en marcha y llevar a cabo el Curso Alpha en este momento cultural concreto. La media de edad de los participantes, unos 700, ha sido de 24 años. Todos ellos, en sus distintos países, son los próximos líderes que llevarán a cabo Alpha para alcanzar a los de su generación, jóvenes adultos.

Lo que me ha movido a escribir este post, después de tanto tiempo,  es que he quedado impresionado por el potencial evangelizador de muchachos que apenas llegan al cuarto de siglo devida. Me ha llamado poderosamente la atención su madurez como cristianos, el compromiso con sus “iglesias” (casi todos los participantes eran de países de tradición protestante), su fervor por el evangelio, su relevancia cultural (no eran FFRCC´s = frikis fácilmente reconocibles como cristianos).

Alpha nació hace 30 años en una parroquia anglicana muerta, de gente mayor y hoy lo están siguiendo en el mudo entero jóvenes postmodernos de todas las denominaciones cristianas, incluida la católica romana, y evangelizan eficazmente a otros jóvenes de su misma generación. Lo más llamativo es que las conversiones que se dan no son flor de un día, sino que el proceso, allí donde se da, está revitalizando comunidades y cambiando iglesias.

Yo quiero que todo esto pase en mi parroquia. En enero comenzaremos el cuarto curso Alpha. La media de edad del equipo que lo va a dar bajará con respecto a los que empezaron hace dos años y la edad de aquellos a quienes va a ir dirigido el curso también va a ser menor. Después de dos años y tres cursos se han formado ya dos grupos en la parroquia con personas que participaron en Alpha y que antes o no venían o si venían era ocasionalmente a misa. No son muchos pero hace dos años no estaban.

Hay una preocupación que quiero poner de manifiesto en este post y es la siguiente: el mayor problema que veo para llevar a cabo la evangelización en mi parroquia no está fuera de la Iglesia, sino dentro. Mi parroquia todavía está estructurada para atender y mantener a los que están dentro y no para llegar a los que están fuera. Una simple mirada al horario de misas, al uso que hacemos del edificio y al presupuesto parroquial lo revela. La parroquia no está enfocada en la evangelización sino en su autoconservación. Esto es a causa de una, llamémosla, cultura eclesial que tenemos los católicos y que tenemos mucha resistencia a cambiar.

El pasado fin de semana, viendo a todos esos protestantes  pensaba ¿les falta algo? y me respondía: sí, la plenitud de la comunión eclesial y los sacramentos. Y, ¿a mí que es lo que me falta? Yo estoy en plena comunión con la Iglesia y recibo los sacramentos pero me falta la audacia, el ardor y la libertad para cambiar cosas que se antojan inamovibles. Pongo dos citas deEvangelii Gaudium

En su constante discernimiento, la Iglesia también puede llegar a reconocercostumbres propias no directamente ligadas al núcleo del Evangelio, algunas muy arraigadas a lo largo de la historia, que hoy ya no son interpretadas de la misma manera y cuyo mensaje no suele ser percibido adecuadamente. Pueden ser bellas, pero ahora no prestan el mismo servicio en orden a la transmisión del Evangelio. No tengamos miedo de revisarlas. Del mismo modo, hay normas o preceptos eclesiales que pueden haber sido muy eficaces en otras épocas pero que ya no tienen la misma fuerza educativa como cauces de vida. (EG, 43)
Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que lascostumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación. La reforma de estructuras que exige la conversión pastoral sólo puede entenderse en este sentido: procurar que todas ellas se vuelvan más misioneras, que la pastoral ordinaria en todas sus instancias sea más expansiva y abierta, que coloque a los agentes pastorales en constante actitud de salida y favorezca así la respuesta positiva de todos aquellos a quienes Jesús convoca a su amistad… (EG, 27)

 

¿Qué quiere decir el papa con costumbres propias no directamente ligadas al núcleo del Evangelio? ¿Cuales son esas normas o preceptos eclesiales que ya no tienen la misma fuerza educativa como cauces de vida? ¿Podemos enumerar lascostumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial de las que habla? ¿Qué estructuras son las que hay que reformar?

 

En esto hay que hacer un verdaderodiscernimiento pero ¿por qué no empezar por darle una manita a nuestros salones parroquiales decorados estilo cuéntame?

 

También podríamos invertir en diseño

 

Puede que no nos viniese mal adaptar un poco nuestra imagen a los tiempos que corren

 

 

 

Todo esto no son mas que algunas ideas. Seguro que hay cosas más de fondo.

http://www.religionenlibertad.com/mi-vana-gloria-38975.htm

COLOMBIA: Informe proceso de restitución de tierras – Amnistía Internacional



Compartimos con ustedes la presentación del nuevo informe de Amnistía Internacional sobre el proceso de Restitución de Tierras en Colombia.

 

Estimados Señores y señoras:

 

Le presentamos el nuevo informe titulado Un título de propiedad no basta: Por una restitución sostenible de tierras en Colombia, en el que Amnistía Internacional analiza los puntos débiles y los fallos en la implementación de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras (Ley 1448),  concebida para ayudar a devolver las tierras robadas a algunas de las víctimas del largo conflicto armado del país.

 

El presente informe analiza si las autoridades pueden garantizar ese derecho abordando los puntos débiles de la Ley 1448; acabando con las amenazas y muerte de reclamantes de tierras y otras personas involucradas en el proceso; garantizando que las personas que deseen regresar a sus tierras pueden mantenerse económicamente; y abordando la situación de impunidad de la que gozan las personas sospechosas de responsabilidad penal en los desplazamientos forzosos y abusos y violaciones de derechos humanos asociadas.

 

Aunque Amnistía Internacional acogió con satisfacción la promulgación de la Ley, la falta de medidas para aplicarla de manera efectiva y abordar sus deficiencias, ha supuesto que el gobierno no esté respetando el derecho de las víctimas a un recurso efectivo. Incluso cuando se entregan títulos de propiedad en virtud de la Ley 1448, las amenazas de violencia y la falta de infraestructura básica y de apoyo económico impiden a la gente regresar a casa.

 

En Colombia, casi seis millones de personas han sufrido desplazamiento forzado desde 1985, la mayoría a consecuencia del conflicto armado interno. Esta cifra representa casi el 13 por ciento de la población del país, y significa que Colombia cuenta con uno de los índices de desplazamiento forzado más altos del mundo. La mayoría de las víctimas de desplazamiento forzado han sido campesinos o miembros de comunidades indígenas y afrodescendientes. A menudo, sus tierras revisten un interés económico y político para las partes enfrentadas en el conflicto. La mayoría tenían la tenencia o la posesión de la tierra antes de verse obligadas a huir.

 

Se calcula que se han adquirido ilegalmente unos ocho millones de hectáreas: una superficie equivalente al 14 por ciento del territorio de Colombia. Casi 220.000 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares únicamente en 2013.

 

Sin embargo, desde la aplicación en 2012 de la Ley 1448, sólo se ha devuelto un pequeño porcentaje de los millones de hectáreas de tierras robadas. Hasta el 1 de agosto de 2014, se habían devuelto a los campesinos menos de 30.000 hectáreas. Los jueces y magistrados de restitución sólo habían devuelto a sus legítimos ocupantes un territorio indígena de 50.000 hectáreas.

 

Sin embargo, la cuenta atrás ha comenzado: la vigencia de la Ley 1448 es de tan sólo 10 años, de los que ya han transcurrido casi tres.

 

Los reclamantes de tierras, los defensores y defensoras de los derechos humanos y los funcionarios estatales implicados en el proceso de restitución de tierras han sido víctimas de amenazas y homicidios, en su mayoría a manos de paramilitares. Al final de agosto de 2014, la Fiscalía General estaba investigando al menos 35 homicidios de personas vinculadas al proceso, pero es probable que la cifra real de muertos sea mucho mayor.

 

Hasta la fecha, el proceso de restitución ha estado centrado, en gran medida, en devoluciones de tierras en pequeña escala y relativamente sencillas, y no en las grandes áreas en las que los gigantes empresariales, tanto nacionales como internacionales, han estado utilizado reiteradamente el conflicto armado para promover, consolidar y proteger sus intereses económicos, incluso por medio de la adquisición ilegal de grandes extensiones de tierra. 

 

Además, no todo el mundo puede beneficiarse de dicha Ley, ya que ésta ha creado una jerarquía de víctimas en la que el derecho a la reparación depende de la fecha en que se cometieron los abusos. Ninguna de las personas cuyas tierras les fueron arrebatadas antes de 1991 tiene derecho a optar a la restitución.

 

El informe de Amnistía Internacional se publica en un momento decisivo, en que el gobierno y el principal grupo guerrillero del país, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), han entablado conversaciones para poner definitivamente fin al conflicto armado, que dura ya 50 años. La cuestión de las tierras es uno de los principales temas de las negociaciones.

 

Consideramos importante que la comunidad internacional implemente las recomendaciones que aparecen en el informe que adjuntamos, así como que estreche la vigilancia sobre los esfuerzos de las autoridades colombianas a la hora de implementar plenamente las recomendaciones contenidas en el informe y las recomendaciones en materia de derechos humanos formuladas por la ONU, por el sistema interamericano de derechos humanos y por otros órganos intergubernamentales.

 

PAP de Colombia
Amnistía Internacional – Sección española

 

 

 

 

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: