Papa recibe a transexual, pero posición de la iglesia sobre la diversidad todavía no es clara


Marcela Belchior
Adital

La noticia de que el Papa Francisco recibió al transexual español Diego Neria Lejárraga en una audiencia privada el último 24 de enero, en el Vaticano, generó fuerte repercusión mundial y optimismo por parte de movimientos sociales con miras a la relación de la Iglesia Católica con la diversidad sexual. Lo que poca gente se pregunta es, al final qué fue discutido durante el encuentro. ¿Qué posicionamiento el Sumo Pontífice presentó ante la discriminación de la comunidad religiosa al fiel católico? ¿Qué defiende claramente sobre las varias formas de género? El gesto es simbólico y puede indicar un cambio gradual, sin embargo todavía no es un hecho que la Iglesia esté abierta a las diversas manifestaciones de la sexualidad.

Ante el silencio del Vaticano en cuanto al tenor de la conversación entre Francisco y Lejárraga, el teólogo André Musskopf abre la discusión sobre los significados del episodio. “Sabemos que el Papa lo recibió y eso ya es un gesto de acogimiento importante, que puede servir como ejemplo para la postura de la propia Iglesia. Pero no sabemos la posición del Papa. (…) ¿Por qué el Vaticano no comenta nada de lo que ocurrió en ese encuentro?”, cuestiona Musskopf, que estudia las relaciones entre religión y sexualidad.

En entrevista con Adital, el teólogo destaca que, hasta el momento, no se observa ningún movimiento en el sentido de modificar los rumbos de la Iglesia en relación con la Teología y la doctrina. “No sabemos qué ocurrió [en la audiencia], ni qué va a ocurrir. Sabemos que Diego salió del encuentro con un sentimiento de mucha paz, pero, ¿qué tiene para decir el Papa de las otras personas –transexuales, gays, lésbicas, travestis– que participan de la Iglesia Católica Apostólica Romana? Él no puede recibir a todas ellas en audiencia privada”, provoca el estudioso.

Musskopf también llama la atención sobre el futuro desdoblamiento del caso, que involucró la discriminación de Diego Lejárraga en su parroquia, en la ciudad española de Plasencia, región de Extremadura. “¿Qué ocurre con esa persona y su familia? ¿Va a haber un proceso de diálogo en la parroquia? ¿Esto abre el debate dentro de la Iglesia?”, indaga Musskopf.

andy_sole
El español habría sido hostilizado en la parroquia después de una cirugía de reasignación de sexo – Créd Andy Solé.

El estudioso va más allá. Señala cambios de género que permearían el evento, sus personajes y los valores involucrados en la repercusión del caso. Para él, la construcción de la nueva identidad de género de Lejárraga apuntaría a la atención de un patrón masculino heterosexual, valorizando ideales tradicionales de género.

Contribuiría para esto el énfasis, en la cobertura mediática, del hecho de que la compañera del transexual habría participado en la audiencia y en el hecho de que Lejárraga tendría su origen en una tradicional familia católica. Para Musskopf, esos factores corroboran el discurso de afirmación del patrón de familia tradicional defendido por la Iglesia Católica. “No estoy diciendo que esto es bueno o malo. Estoy constatando que el discurso de la repercusión del acto en sí refuerza un modelo tradicional de familia, de la importancia de la preservación de la tradición”, explica.

Entienda el caso

Diego Neria Lejárraga relata, a través de los medios de comunicación internacionales, que después de recibir una carta, el Papa Francisco le habría telefoneado e invitado a participar de una audiencia en el Vaticano. En el documento enviado al Santo Padre, el transexual relataba sentirse fuera de la Iglesia desde que se sometiera a una serie de cirugías para reasignación de sexo, ocho años atrás. El español pedía al Papa que lo ayudara a encontrar un lugar en la “casa de Dios”.

Hoy, a los 48 años de edad, el español nació con sexo femenino, fue educado en familia católica y dice considerarse un fiel “practicante”, con estrecha relación con la Iglesia. Sin embargo, venía sufriendo por la hostilidad de la comunidad religiosa y de la población de su ciudad natal, que cuestionaban su presencia en la iglesia. Según Lejárraga, un sacerdote le habría llamado “hija del diablo”.

Aunque parezca lejos de repercutir institucionalmente, el accionar del Santo Padre puede resonar en las representaciones católicas de todo el mundo. En entrevista con Adital, Carlos Fonseca, presidente de la Asociación Brasilera de Lésbicas, Gays, Bisexuales, Travestis y Transexuales (ABGLT), llama la atención sobre el potencial de propagación del gesto de Francisco en las iniciativas locales de la Iglesia. “Esto empodera a algunos sacerdotes y obispos que ya tenían alguna posición progresista, pero que tenían recelo de sufrir represalias”, afirma. “Es tan importante como cuando una presidente de Estado habla en contra de la homofobia en la ONU (Organización de las Naciones Unidas). El Papa ya dio la señal”, evalúa el activista.

Para Fonseca, la iniciativa del Sumo Pontífice da señales, si no de una apertura, por lo menos no expresa prejuicio de parte de la Iglesia Católica, colaborando a la causa de la diversidad sexual, dentro y fuera de la comunidad católica. “Espero que, además, un día, la Iglesia Católica pueda pedir perdón”, agrega Fonseca, refiriéndose a la marginación y represión histórica que la institución ha conferido a la población homosexual.

getty_images
Papa Francisco habría invitado a Diego después de recibir una carta – Créd. Getty Images.

Acciones anteriores de Francisco

En visita a Río de Janeiro (Brasil), durante la Jornada Mundial de la Juventud, en julio de 2013, el Papa Francisco demostró lo que sería “tolerancia” en relación con la homosexualidad. “¿Quién soy yo para juzgar a los gays?”, afirmó. “Si una persona es gay, busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla?”, dijo el Sumo Pontífice. En la ocasión, el primer Papa latinoamericano enfatizó que “el catecismo de la Iglesia Católica explica en forma muy bonita” el tema de la homosexualidad. “Dice que no se debe marginar a esas personas por eso. Es preciso integrarlas a la sociedad”, comentó Francisco.

Aunque haya generado buena repercusión entre militantes y organizaciones que defienden la diversidad sexual, la postura del Santo Padre no ha reverberado dentro del propio Vaticano, de manera institucional. En octubre de 2014, durante el Sínodo de Obispos, convocado por Francisco para discutir temas relacionados con la familia —como aborto, contracepción, homosexualidad y divorcio—, la propuesta que pedía mayor aceptación de parejas homosexuales dentro de la Iglesia fue rechazada.

Un informe preliminar de la propuesta afirmaba que los homosexuales tendrían “talentos y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana”. “¿Será que somos capaces de recibir a esas personas y garantizar que ellas tendrán un espacio fraterno en nuestras comunidades?”, decía el documento. Francisco defendía el reconocimiento de los “aspectos positivos de las uniones civiles y la convivencia” entre personas del mismo sexo, además de instar a los eclesiásticos a acoger y tratar con más respeto a las personas homosexuales y a las parejas “no tradicionales”, evitando la discriminación.

Aún así, la propuesta no impugnaba la histórica oposición de la Iglesia al casamiento gay. Gran parte del alto clero todavía se mantiene en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Lea también

[ENTREVISTA] Teólogo puntualiza desafíos de la Iglesia en la relación entre espiritualidad y sexualidad

Para organizaciones LGBT, el Papa no expresa cambios reales en el tratamiento de la diversidad sexual

Marcela Belchior

Es periodista de Adital. Maestra en Comunicación y Semiótica en Pontifícia Universidade Católica de São Paulo (PUC-SP), investiga las relaciones culturales en América Latina.

Correo electrónico:
marcela@adital.com.br
belchior.marcela@gmail.com
http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=83850

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: