Hallado muerto el cura de Vilanova dos Infantes


Adolfo Enríquez, con la imagen de la Virxen do Cristal

Adolfo Enríquez tenía 77 años

Reconocido por su bondad, cercanía y entrega a sus vecinos

Redacción, 12 de marzo de 2015 a las 10:53

Se busca la imagen de la Virxe do Cristal, de la que se desconoce cómo pudo fabricarse en su época y que es la figura más pequeña del mundo que recibe culto

El lugar donde apareció muerto Adolfo Enríquez/>

El lugar donde apareció muerto Adolfo Enríquez

(Cursillos de Cristiandad).- El sacerdote D. Adolfo Enríquez Méndez, Consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad (MCC) de la Diócesis de Ourense y párroco de Vilanova Dos Infantes, ha sido encontrado muerto en la tarde de ayer en un pajar de su casa aparentemente con signos de violencia.

Según los vecinos de la parroquia, la casa rectoral en la que residía el sacerdote de 77 años ha aparecido revuelta y, a la espera de las investigaciones policiales y judiciales correspondientes, todo parece indicar que el móvil del presunto homicidio pudiera ser el robo.

Ante esta noticia tremendamente dolorosa para el Movimiento de Cursillos y para la Iglesia, queremos encomendar al Señor el descanso del alma de este sacerdote. Aunque, para los que le trataron, por su bondad, cercanía y entrega a sus vecinos y al Movimiento en el que participó activamente en la Diócesis y a nivel nacional en Encuentros de Consiliarios, Ultreyas y Plenos, deberíamos ser nosotros quienes nos tendríamos que encomendar a él.

Desde el Secretariado Nacional del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de España mostramos nuestro pésame a su familia más cercana, a la Diócesis de Ourense y a todo el Secretariado Diocesano del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Ourense. Que D. Adolfo, desde allá arriba, nos llene de colores y que descanse en paz y felicidad, cerca del Señor y junto a María, su queridísima “Virgen del Cristal”, a la que tanto veneraba.

Investigación policial

Especialistas de la Policía Científica inspeccionan hoy la casa rectoral en la que residía el cura de Vilanova dos Infantes, Adolfo Enríquez, cuyo cuerpo sin vida se localizó este miércoles, boca abajo, en un pajar anexo, con al menos un fuerte golpe en la cabeza y presencia de sangre en su boca.

La vecindad está conmocionada tras este episodio y, sobre todo, por la apertura de una investigación para dilucidar si este sacerdote, que llevaba más de cuatro décadas al frente de esta parroquia, y cuyo cuerpo sin vida fue trasladado a Ourense para la práctica de la autopsia después de que la jueza ordenase el levantamiento, fue víctima de una muerte violenta.

Los investigadores, además, según han señalado a Efe fuentes cercanas al caso, están buscando la imagen de la Virxe do Cristal, de la que se desconoce cómo pudo fabricarse en su época y que es la figura más pequeña del mundo que recibe culto. Ha aparecido su funda pero no se encuentra la talla.

Tres dias de luto

El Ayuntamiento de Celanova ha decretado tres días de luto oficial tras la muerte del párroco de la localidad ourensana de Vilanova dos Infantes, Adolfo Enríquez, «una vez confirmado el presunto homicidio».

En un breve comunicado, el consistorio celanovés ha apuntado que las banderas ondearán a media asta, durante los tres días declarados de luto oficial, en concreto «desde mañana, día 13 a las 0:00 horas al 15 de marzo».

En dicho escrito, el regidor José Luis Ferro ha expresado sus condolencias y la solidaridad de todo el Ayuntamiento y de todos los vecinos «a la familia y vecinos de la parroquia de San Salvador de Celanova».

En los próximos días, dará cuenta de dicho decreto al pleno de la corporación municipal.

Este acuerdo se produce en plena conmoción por el trágico suceso que ha acabado con la vida del párroco, una persona tranquila y que era muy querida en la localidad.

Especialistas de la Policía Científica inspeccionan la casa rectoral en la que residía el cura de Vilanova dos Infantes, Adolfo Enríquez, cuyo cuerpo sin vida se localizó este miércoles, boca abajo, en un pajar anexo, con al menos un fuerte golpe en la cabeza y presencia de sangre en su boca.

Mañana a las doce del mediodía se celebrarán los oficios fúnebres por el sacerdote, y, antes, su capilla ardiente quedará instalada en el santuario de la Virgen del Cristal.

Los investigadores, además, según han señalado a Efe fuentes cercanas al caso, buscan todavía la imagen de la Virxe do Cristal, de la que se desconoce cómo pudo fabricarse en su época y que es la figura mariana más pequeña del mundo que recibe culto. Ha aparecido su funda pero no se encuentra la talla.

Por el momento, las hipótesis se centran en el robo como móvil de lo ocurrido, aunque no se descarta ninguna otra posibilidad.


Los investigadores que están trabajando en el esclarecimiento de la muerte del cura de Vilanova dos Infantes, Adolfo Enríquez, trabajan con la hipótesis de que pudo tratarse de un homicidio, después de que el cuerpo sin vida de este sacerdote fuese localizado en un pajar y con un golpe en la cabeza, han informado fuentes cercanas al caso.

El cadáver fue encontrado boca abajo, en este anexo a la casa rectoral, y el religioso tenía sangre en la boca, tal y como ha señalado hoy el sacerdote de Viveiro, Freixo y Casardeita, Antonio Gómez, quien ha contado a la prensa que era «amigo íntimo» del fallecido, cuya vivienda apareció totalmente «desvalijada».

Del fallecimiento de este religioso, el cual los investigadores analizan para averiguar si se trató de una muerte violenta, ha dicho que el robo está claro y falta por determinar ahora cómo se produjo el fallecimiento de este hombre, localizado en un pajar anexo a la vivienda, con el cerrojo pasado, «inclinado hacia abajo y sangrando por la boca y la nariz».

Antonio Gómez ha comentado a los informadores que Adolfo Enríquez era una persona «que se daba» a las demás, «completamente solidario, se preocupaba de los otros hasta despreocuparse de sí mismo«, e incluso era capaz de quedarse sin comer por entregarle los víveres a los que más lo necesitaban.

Como natural de Celanova, ayuntamiento al que pertenece la parroquia de Vilanova dos Infantes, Antonio Gómez conocía a Adolfo Enríquez desde el seminario y se enteró del suceso en el retiro que celebran los miércoles para prepararse y orar, aunque en un primer momento se les comunicó que estaba enfermo.

Fue para no preocuparlos, y él lo entendió, pero cuando ya pudieron contactar con los agentes de la Guardia Civil, se les contó con detalle lo ocurrido.

El cadáver del párroco presentaba aparentes signos de violencia al existir señales de, al menos, un golpe en la cabeza.

El arcipreste de Celanova, Cesáreo Iglesias, ha avanzado hoy que mañana a las doce del mediodía se celebrarán los oficios fúnebres por el párroco Adolfo Enríquez, hallado muerto en un pajar anexo a la casa rectoral, y su capilla ardiente quedará instalada en el santuario de la Virgen del Cristal.

En su visita hoy a la parroquia de Vilanova dos Infantes, en la provincia de Ourense, el arcipreste ha comentado que la última vez que se le vio con vida fue el pasado lunes, en la misa funeral por el antaño director de la banda de música de Vilanova, Benito de las Cuevas, que era muy amigo suyo.

Cesáreo Iglesias ha señalado que «mañana habrá una misa, pero por él, por Adolfo, en la explanada que está detrás del santuario donde se celebra la romería» de la Virgen del Cristal cada mes de septiembre y, sobre si esta talla ha podido ser sustraída, ha dicho a la prensa que «no se sabe porque el domingo se la enseñó a una excursión».

Por ello, «hasta que se entre y se mire y se rebusque, no podemos hablar nada, no vaya a ser que digamos disparates», ha reflexionado, y ha concretado que lo que sí está comprobado es que «han venido a robarle, pero el robo de la imagen no se sabe y tampoco aún la causa de su muerte».

La talla de la Virgen del Pilar la tenía Adolfo Enríquez normalmente en su casa, precisamente para protegerla de eventuales robos, «pero de si falta o no, no sabemos nada en concreto hasta que entremos dentro», ha subrayado el arcipreste.

Sobre si el fallecido tenía dinero en la casa rectoral, ha indicado el arcipreste que «algo tenía porque venían muchos pobres a pedirle, como daba… pues vaya».

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, ha dicho hoy que se está efectuando la autopsia al párroco de Vilanova dos Infantes (Ourense), Adolfo Enríquez, de 77 años, y que la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil prosigue con las labores de inspección ocular.

http://www.periodistadigital.com/religion/espana/

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: