MEDICAMENTO QUE DESTRUYE EL HIGADO: PARACETAMOL (ACETAMINOFEN


Es importante conocer este medicamento

El Dengue es una enfermedad viral pariente de la hepatitis C, y, en dos variedades, una benigna y otra, la hemorrágica, mas grave  ¡Y NO MATA!

 Eso hasta 1957, cuando surgió en el mercado la droga llamada PARACETAMOL (ACETAMINOFEN)

Inmediatamente indicada como tratamiento sintomático para el Dengue, para la fiebre y el dolor, por Ministerios de Salud, a pesar de no existir ningún estudio EN TODO EL MUNDO, que compruebe la eficacia de este analésico en el tratamiento del Dengue.

 A partir de 1957, el Dengue comenzó a derivar en muertes.

El ACETAMINOFEN es una droga que destruye el hígado del paciente.

 El virus de la hepatitis C, ya lesiona el hígado y con el  PARACETAMOL, ese hígado es destruido lo que lleva al paciente a la muerte.

El Dengue hemorrágico, nada más es la reacción del organismo cuando el hígado, destruido por el ACETAMINOFÉN, provoca la muerte del enfermo.

Todavía según el Profesor Doctor RENÁN MARINO, si el paciente NO TOMA ACETAMINOFÉN, él tendrá todos los síntomas del Dengue: malestar, fiebre, dolores en las juntas, vómitos, comezones y dolor en los fondos de los ojos, pero, después de una o dos semanas, estará VIVO y bien.

PERO, SI TOMA ACETAMINOFÉN, corre el riesgo de morir. ¡Y pensar que ESTE MEDICAMENTO la gente le da a sus hijos sin ninguna prescripción médica!  a pesar de que según su literatura está contraindicado en menores de 12 años. 

En los Estados Unidos e Inglaterra, este medicamento está prohibido hace tiempo.

En Inglaterra, es usado como forma de suicidio.

 Tomando 10 pastillas de ACETAMINOFÉN Ó PARACETAMOL, en cinco días, el hígado es destruido y si no se hace trasplante, es muerte segura.

Por eso es conveniente informar sobre esto a amigos y familiares. 

En el empaque del PARACETAMOL se advierte que es hepatotóxico, nefrotóxico, pude producir metahemoglobinemia, necrósis hepática, y está contraindicado en enfermos del hígado, en personas que toman anticoagulantes, trastornos de la coagulación, úlcera péptica. Reaciones secundarias son nauseas, vómitos, dolor epigástrico, y no debe ser administrado a personas que toman barbitúricos o alcohol. TODAS ESTA LEYENDAS APARECEN EN EL EMPAQUE DEL PARACETAMOL, desgraciadamente son pocas las personas que las leen. Este debería de ser un medicamento controlado.


Según el médico Prof. Dr. RENÁN MARINO, se puede tomar DIPIRONA y sus derivados, pues no son metabolizados en el hígado.


Hasta cuándo los gobiernos permitiran que se siga jugando con la vida de sus habitantes?.


QUISIERA ROGARTE QUE LO REENVIES,GRACIAS SE QUE LO HARÁS PORQUE ERES UNA PERSONA RESPONSABLE  

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: