COLOMBIA: La marcha del primero de mayo en imágenes


Más de 3.000 personas se movilizan por las calles de Bogotá. Más de 47.000 colombianos participaron de las actividades en 24 departamentos.

  • Carlos Bernate / SEMANA
    Carlos Bernate / SEMANA
  • Daniel Reina Romero / SEMANA
    Daniel Reina Romero / SEMANA
  • Iván Valencia / SEMANA
    Iván Valencia / SEMANA
  • Carlos Bernate / SEMANA
    Carlos Bernate / SEMANA
  • Daniel Reina Romero / SEMANA
    Daniel Reina Romero / SEMANA
  • Iván Valencia / SEMANA
    Iván Valencia / SEMANA
  • Carlos Bernate / SEMANA
    Carlos Bernate / SEMANA
  • Daniel Reina Romero / SEMANA
    Daniel Reina Romero / SEMANA
  • Iván Valencia / SEMANA
    Iván Valencia / SEMANA
  • Carlos Bernate / SEMANA
    Carlos Bernate / SEMANA
  • Daniel Reina Romero / SEMANA
    Daniel Reina Romero / SEMANA
  • Iván Valencia / SEMANA
    Iván Valencia / SEMANA
  • Carlos Bernate / SEMANA
    Carlos Bernate / SEMANA

COLOMBIA: MAESTROS RECLAMANDO SUS DERECHOS:COMUNICADO DE ASODIC


Haz clic aquí si quieres Responder o Reenviar el

Podado y limpiado: Homilía de una Mujer Sacerdote Católica Romana,para el domingo 03 de mayo 2015, Quinto Domingo de Pascua


IMG_0036 - copiaHay un árbol con flores de color magenta red- Bougainvillea (o arbusto) delante de nuestra casa.Mi vecino plantó como un regalo hace unos cinco años. Era una pequeña planta cuando empezó y se tomó mucho tiempo para florecer más allá de unas pocas flores. Con esperanza y paciencia, cortamos y podamos está scraggily, largo, ramas espinosas y desiguales con la esperanza de algo hermoso a aparecer. Contamos con las marcas para demostrar que no le gustaba ser podado. Nos empezamos a notar que en Navidad floreció muy bien y añadimos a nuestra alegría de Navidad. Entonces, por el cuarto o quinto año que estalló con flores por todas partes duración durante todo el año. Todavía necesita poda ocasional, a veces bloomless larga asimétrica dispara sucesivamente dardo. Les cortamos y disfrutar el color abundante y magnífico durante todo el año. Los brotes de corte se marchitan y mueren rápidamente.

Hay árboles de banano en nuestro patio trasero que también necesitan poda. Cuando no se cortan correctamente ningún fruto se forma sólo grandes hojas verdes. Nuestros amigos de Santa Lucía nos mostraron cómo, cuándo y dónde cortar hacia abajo o hacia atrás. Cuando podados cuidadosamente racimos de plátanos crecen hacia la madurez. Esto no es nada menos que un milagro que uno de la ciudad interior de Nueva York.

Recuerdo la escalada en la espalda vides de uva patio de mis vecinos italianos cuando yo era un niño. Nos quedamos encantados cuando nos enteramos de uvas comestibles dulces. A veces nos mordió en las uvas agrias y amargas que no tenía idea de por qué algunos eran dulce y algunos eran agria y algunos tenían ningún fruto.

Jesús comparó a sí mismo a la vid y sus seguidores preciosas a las ramas de la vid. Estamos conectados orgánicamente a Cristo, uno con Cristo, siempre y cuando practicamos lo que nos han enseñado a amar a Dios con todo nuestro corazón y amar a nuestro prójimo-todos ellos-por todas partes- como a nosotros mismos. En la Vid también estamos conectados orgánicamente entre sí. La Epístola de Primera de Juan (3: 18-24) nos dice que no podemos pagar mera labio-servicio para amar, hay que vivirlo, el amor es una palabra de acción. Madre Teresa de Calcuta dijo: “Mi vocación es amar. El amor no es decir que es la acción “. Estoy muy agradecido por todos los voluntarios y miembros que aman y sirven a otros en nuestro Buen Pastor de la iglesia y para las otras iglesias, individuos y grupos que libre y generosamente dan para que nuestro pueblo pueden ser alojados y alimentados, vestidos y protegidos y recibir los beneficios de la educación y el enriquecimiento de aprendizaje.

IMG_0006 IMG_0002

Así que permanecer en la vid, debemos preguntarnos, ¿qué estamos haciendo para vivir el amor y la justicia? ¿Qué estamos haciendo con y para los marginados de todo tipo, los pobres y los diferentes “, el menor de estos nuestros hermanos y hermanas?” ¿Qué estamos haciendo en la cara de la injusticia hacia el pueblo de diferencia hacia la comunidad LGBTQ? Hacia las personas con enfermedades mentales, desafíos mentales y el SIDA y otras enfermedades horribles? Hacia aquellos que experimentan la brutalidad de las autoridades de la ley y para todos aquellos que experimentan violencia al azar entre sí, así como de la Ley de licencia? Todos sabemos acerca de la muerte de Freddie Gray en Maryland y la respuesta de algunos de los jóvenes en la comunidad. En lugar de sentarse y condenar podemos comprender cómo es ser ellos y la cara autoridad policial ya sea justa o injustamente detenidos. Aquí en SW Florida en Cape Coral, un hombre blanco joven fue detenido y golpeado gravemente por las autoridades de policía el año pasado injustamente. Hay protestas aquí también. Aquí, como en otros lugares, se trata tanto de clase como la raza, aunque el doble golpe de ambos duplica el riesgo de discriminación y pre-juzgamiento. Dr. Martin Luther King, Jr. fue asesinado cuando se alió con los blancos y los otros pobres, así como los negros.Cristo vive en el ghetto y en los corazones y las esperanzas de todos los que son más bajos ingresos, así como el bien hacer. ¿Dónde estamos, los llamados seguidores de Cristo? ¿Hemos lo siguió hasta donde las rocas están volando y las armas están matando y la gente tiene miedo?Podemos también entendemos cómo es ser la autoridad la ley cuando la violencia aleatoria se dirige a ellos por hacer su trabajo muy difíciles?¿Podemos entender cómo todo ha salido mal, hacia el odio y no de amor.¿Cómo la anarquía y la violencia son los signos que el amor se está muriendo en la vid. Jesús está diciendo que si no hacemos nada más que hablar de nuestra fe no estamos cumpliendo en él, en su enseñanza, y nos están dando fruto. Nos convertiremos en madera muerta, ramas secas, ya no conectado al Amor y la Vida. Roger Karban dijo, si una vez que sólo adoramos a Cristo y no viven lo que Cristo dijo y lo hizo no “conseguimos”.Y si no lo conseguimos, nuestras comunidades sufren y mueren también.Algunos mueren en el incendio. Algunos mueren en la autocomplacencia.Morir es morir-la pregunta es cómo puede la iglesia ser relevante a la muerte a nuestro alrededor, si nosotros también estamos muriendo en la vid?

Para dar un paso más lejos, la iglesia en sí está muriendo en la vid cuando se transmite la falta de aceptación y la injusticia a cualquiera de nuestros hermanos y hermanas en nuestras comunidades y en nuestra iglesia.Negarse a nadie en la mesa de Cristo es sin amor e injusto. Rechazar cualquier bautismo o la extremaunción o entierro en “tierra sagrada” es lo contrario de Cristo. Para rechazar las Órdenes Sagradas a cualquier persona llamada por Dios y preparada es falta de amor e injusto. Para intentar cortar mujeres ordenadas y sacerdotes abiertamente homosexuales casadas o fuera del sacramento de la Santa Comunión, el uso de facultades y cristiana sepultura es vengativo, sin amor e injusto.También es imposible, ya que nadie puede deshacer nuestros bautismos o nuestras llamadas o envíenos cortar del amor de Cristo. Ninguno.Recordamos con la lectura de los domingos de Hechos (9: 26-31) que el Apóstol Pablo fue difamado inicialmente y rechazado por los discípulos en Jerusalén y que Bernabé tomó cargo y mediada por él, presentándole a los discípulos. Hoy estamos agradecidos de que hay personas como Bernabé que hacen esto para las mujeres sacerdotes y otras personas rechazadas por las autoridades eclesiásticas. Así que, no nos es que en definitiva son cortados, ni hemos separarnos o murieron en la vid. Es la misma iglesia que está siendo podado por el Dios que lo ama por lo que puede dar frutos buenos. No es el fruto de la libre justos tradicionalismo, el paternalismo, o la misoginia o el heterosexismo, o el beneficio de clase y la codicia, pero el verdadero fruto del amor, la inclusión y la conexión a la vid para siempre.

La palabra griega para “ciruela” en las Escrituras (kathairo) es también la palabra para “limpiar”. A pesar de que Jesús limpió el templo del sacrificio cultual sangre, actividades mercenarias, legalismos excesivos e interminables, y la postura hipócrita, hoy Cristo pasas la iglesia de su adhesión a las tradiciones que excluyen, vilipendiar, y en realidad promueven el odio en lugar de amor. Para los que “hacer las cosas” estamos agradecidos a Dios. Para aquellos que responden con palabras de odio vengativo y acciones feas, estamos orando por usted.

Este texto evangélico Domingo, Juan 15: 1-8, es el séptimo y último SOY declaración de Jesús. Cada declaración revela otro aspecto único y divino de quién es Jesús y cómo estamos conectados a él: Pan de vida (Jn 6:35), Luz (Jn8: 12), puerta de las ovejas (Jn 10: 7,9), buen pastor (Jn: 10-11,14), La Resurrección y la Vida (Jn 11:25) el Camino (Jn14: 6) y finalmente la Vid (Jn15: 1,5). En arameo esto también aliados Jesús, el Cristo, con “verdadera religión”. La religión es odioso y vengativo hacia cualquiera de pueblo de Dios no es cierto. Lo que es cierto es lo que se ama. Lo que es cierto es amor viviente. Esta última demanda y ofrecimiento de sí mismo a sus seguidores como la vid tiene lugar poco antes de que es traicionado por Judas y arrestado. Jesús les y nos está asegurando de que somos una parte orgánica de él y de los otros, y mientras continuamos a seguir / acto en sus palabras de amor y de justicia permanecemos tanto conectados y fructífera, pase lo que pase.

Gracias a Dios!

Con amor y oraciones,

Rev. Dr. Judy Lee, RCWP

Co-Pastor  Comunidad Inclusiva Católica del Buen Pastor de Fort Myers

https://judyabl.wordpress.com/2015/05/01/pruned-and-cleansed-a-rc-woman-priests-homily-for-sunday-may-3-2015-fifth-sunday-of-easter/

La Iglesia falla al no incluir plenamente a la mujer: Rv Martha Sherman


Mujer RC Sacerdote Martha Sherman Responde en Contrapunto

Aquí está un artículo del Chicago Sun-Tiimes con la historia-Herstory exacta y el testimonio de una mujer romana sacerdote católico.

JL

Publicado: 05/01/2015, 16:27
En 2005 en Lyon, Francia, en una ceremonia que fue noticia a nivel internacional, Genoveva Beney fue ordenada sacerdote, aunque los líderes de la Iglesia Católica, dijo que automáticamente se le prohíbe recibir los sacramentos de la Iglesia.

La Iglesia Católica Romana, una institución gigantesca andar con paso pesado a través de la historia, cambia lentamente. Chicago Arzobispo Blase Cupich y otros pueden avanzar hacia la plena inclusión de las mujeres, pero hasta que se extienden los siete sacramentos a las mujeres, la Iglesia Católica Romana no alcanzarán la plenitud.

Hasta que la Iglesia acepta la mujer como verdaderamente iguales, la plenitud de la creación de Dios no lo será.

OPINIÓN

Los eruditos modernos han descubierto evidencia de que la Iglesia Católica Romana ordenó a las mujeres a ser diáconos, sacerdotes y obispos incluso en su historia. El Vaticano encargó un estudio de las Escrituras para descubrir los obstáculos a la ordenación de mujeres. Los estudiosos de las Escrituras encontraron ninguna. La Iglesia Católica elogia los muchos dones de las mujeres, sin embargo, afirma que la ordenación de las mujeres es imposible, dicen que simplemente no pueden hacerlo.

Yo soy un hijo del Concilio Vaticano II. Pasé 16 años en las escuelas católicas y luego enseñé en ellos por otros ocho. En el momento en que estaba en segundo grado que había memorizado las Plegarias Eucarísticas en la Misa. Cuando el sacerdote nos invita a rodear el altar durante la liturgia de la Eucaristía me sentí como si estuviera concelebrantes con el sacerdote, a pesar de que todavía estaba en la escuela primaria escuela. Cuando yo estaba entrando en el convento en la década de 1980, mi entonces 70 años de edad, tía sugirió que yo era más adecuada para el sacerdocio. Me reí y luego traté de ser una buena hermana. Pero evitar el llamado de Dios no es una opción para mí y cientos de otras mujeres.

La verdad es que las mujeres pueden ser ordenadas y durante los últimos once años, las mujeres han sido válidamente ordenadas, por los obispos en la sucesión apostólica y la buena situación a través del movimiento romana Womenpriest católica. La respuesta de los obispos de Estados Unidos ha sido la excomunión de esas mujeres que ha sido un “intento” de ordinación “. Insto a mis hermanos sacerdotes y los católicos en las bancas para exigir justicia a través de la inclusión de las mujeres sacerdotes.

Las parroquias cercanas o consolidar mientras que las mujeres sacerdotes se reúnen con los católicos en los hogares y las iglesias protestantes en todo el mundo para celebrar la Eucaristía. Algunas personas dicen que yo, una mujer sacerdote católico, simplemente debería unirme a la Iglesia Episcopal de ser sacerdote. Mi respuesta es: “Yo soy católico, la Iglesia es el pueblo de Dios, es mi iglesia. Dios llamó y me contestó con todo mi ser. “¿Quién somos nosotras para decir que no cuando Dios llama?

Martha Sherman, quien vive en Salem, SD, fue ordenado sacerdote por los Womenpriests Católica Romana de la Región Medio Oeste en 2013 en St. Cloud, Minnesota.

https://judyabl.wordpress.com/2015/05/01/7403/

IGLESIA EPISCOPAL EE.UU.: Cuatro nominados para Obispo Presidente


Cuatro nominados fueron anunciados 01 de mayo por el Comité Conjunto de Nominaciones para la Elección del Obispo Presidente de la Iglesia Episcopal. Listado por orden alfabético, los nominados son:

Thomas BreidenthalEl Rt. Rev. Thomas Breidenthal
Obispo de la Diócesis del Sur de Ohio desde 2007
Anteriormente decano de la vida religiosa y de la capilla de la Universidad de Princeton; profesor de ética cristiana en el Seminario Teológico General; rector de la Iglesia de la Trinidad en Ashland, Oregon; capellán principal de la Escuela de Harvard, Los Angeles (1986 – 1988); Iglesia Episcopal Fundación Fellow, Oxford, Inglaterra. Posee un doctorado en filosofía de la Universidad de Oxford, maestrías de la iglesia de la Escuela de Teología del Pacífico y la Universidad de Victoria, y una licenciatura de la Universidad Estatal de Portland. También tiene dos doctorados honoris causa. Está casado con Margaret; tienen dos hijos adultos.
Michael Curry

El Rt. Rev. Michael Curry
Obispo de la Diócesis de Carolina del Norte desde 2000.
Anteriormente rector de la Iglesia de Santiago, Baltimore, Maryland; rector de San Simón de Cirene Iglesia, Lincoln Heights, Ohio; capellán de la Escuela Betania; rector de la Iglesia de San Esteban, Winston-Salem, Carolina del Norte. Actual presidente de la junta directiva de Ayuda y Desarrollo Episcopales. Posee una maestría en divinidad de Berkeley Escuela de Divinidad de Yale y una licenciatura (con honores) de Hobart y William Smith College, así como cuatro doctorados honoris causa. Es autor de dos libros;Canciones mi abuela Sang (que se publicarán en 2015) y los cristianos locos: un llamado a seguir a Jesús, así como publicados sermones, artículos y ensayos. Está casado con Sharon; tienen dos hijas adultas.
Ian Douglas

El Rt. Rev. Ian Douglas
Obispo de la Diócesis de Connecticut desde 2010.
Anteriormente profesor de Misión Mundial y el cristianismo en Episcopal Divinity School, Cambridge, Massachusetts; asociado de la Iglesia de Santiago, Cambridge, Massachusetts; consultor de Obispo Presidente Frank T. Griswold; asociarse para el desarrollo del liderazgo en el extranjero para la Iglesia Episcopal; Voluntarios para la misión, la Iglesia Episcopal de Haití. Miembro del Comité Permanente de la Comunión Anglicana; representa a la Iglesia Episcopal en el Consejo Consultivo Anglicano. Condecorado con la Cruz de San Agustín por el arzobispo de Canterbury, Rowan Williams. Autor o editor de cuatro libros y más de 150 artículos académicos, capítulos de libros, opinión y artículos populares. Tiene un doctorado en estudios religiosos / misionología en la Universidad de Boston; una maestría en Divinidad de Harvard Divinity School; una maestría en consejería y consulta de psicología de Harvard y una licenciatura de la universidad de Middlebury, Vermont. También posee dos doctorados honoris causa. Está casado con Kristin Harris; tienen tres hijos adultos.
Dabney Smith

El Rt. Rev. Dabney Smith
Obispo de la Diócesis de Southwest Florida desde 2007
Anteriormente rector de Trinity Church, Nueva Orleans; rector de la Iglesia de la Santísima Trinidad, Melbourne, Florida; rector de San Miguel y Todos los Ángeles Iglesia, South Bend, Indiana. Presidente de Provincia IV Obispos, vicepresidente de la Provincia IV. Sirve en Presidiendo Consejo Episcopal Katharine Jefferts Schori de asesoramiento. Mantiene un médico del ministerio de Seabury-Western Theological Seminary; una maestría en divinidad de Nashotah Casa; y una licenciatura de la Universidad del Sur de Florida. Casado con María, con cinco hijos adultos y seis nietos (uno más en camino).

Elección que tendrá lugar 27 de junio
durante la Convención General

Informe completo de la comisión, que incluye más información biográfica y una declaración de cada candidato, se puede descargar aquí .

Los miembros de la Comisión Mixta de Nominaciones para la Elección de la
Obispo Presidente incluye un obispo, un miembro del clero, y un laico de cada provincia y de jóvenes representantes nombrados por el presidente
de la Cámara de Diputados. Obispo sufragáneo María Glasspool de la Diócesis de Los Ángeles era un miembro de la comisión de nombramientos, como representante obispo de la provincia VIII.

El obispo presidente 27a de la Iglesia Episcopal será elegido el sábado 27 de junio durante 78a Convención General de la Iglesia, que se celebrará 25 junio-3 julio en el Salt Palace Convention Center en Salt Lake City (Diócesis de Utah). La Cámara de Obispos elige al obispo presidente; su elección debe ser ratificada por la Cámara de Diputados.

Un procedimiento se ha puesto en marcha para las nominaciones “en el suelo”, que debe presentarse con antelación para permitir el mismo proceso de investigación de antecedentes requeridos para los nominados iniciales. Más información aquí .

Periodista colombiana gana Premio al Coraje después de ser secuestrada, torturada y violada


Escuche/Vea/Lea (en inglés)

Mientras emitimos desde el Foro Mundial en La Haya en la conferencia de Mujeres por el fin de la guerra, Amy Goodman entrevista a la periodista colombiana Jineth Bedoya Lima que cubrió el conflicto armado en su país durante más de 18 años. Bedoya Lima recibió el Premio Internacional a Mujeres con Coraje en el año 2012, después de que hablara tras haber sido secuestrada, torturada y violada por un grupo de paramilitares mientras informaba sobre el tráfico de armas. Además, señala “no quise exiliarme después de esto y sigo trabajando como periodista”. Bedoya Lima luego fundó el grupo de Sobrevivientes Unidas para la Acción.

 

http://www.democracynow.org/es/2015/4/29/colombian_journalist_wins_courage_award_after

Una imagen, un cuento de Anthony de Mello y… el resto es tuyo


PARÁBOLA SOBRE LA VIDA MODERNA
 
Los animales se reunieron en asamblea y
comenzaron a quejarse de que los humanos
no hacían más que quitarles cosas.
“Se llevan mi leche”, dijo la vaca.
“Se llevan mis huevos”, dijo la gallina
“Se llevan mi carne y mi tocino”, dijo el cerdo.
“Me persiguen para llevarse mi grasa”, dijo la ballena.
Y así sucesivamente.
Por fin habló el caracol: “Yo tengo algo
que les gustaría tener más que cualquier
otra cosa. Algo que ciertamente me
arrebatarían si pudieran: TIEMPO
Tienes todo el tiempo del mundo. Sólo hace falta que
quieras tomártelo. ¿Qué te detiene?
 
Anthony de Mello sj
El canto del pájaro
http://peregrinos-robertoyruth.blogspot.com/2015/04/una-imagen-un-cuento-de-anthony-de.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+blogspot%2FjCFHix+%28Peregrinos%2

Editorial: defectos de jerarquía persisten a pesar del final colegial a la investigación LCWR


 | 
EDITORIAL

Parece, en lo que se puede extraer de el informe final de la evaluación doctrinal de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas, que cierta razonabilidad prevaleció en última instancia, en un ejercicio que con razón se ha llamado “un desastre”.

Las religiosas siguen siendo uno de los grandes tesoros de América del Catolicismo. De todos los asuntos de la iglesia en la necesidad de investigación, la organización cuyos miembros son líderes de más de 80 por ciento de las mujeres religiosas en los Estados Unidos no era una de ellas.

La Congregación para la Doctrina de la “evaluación” de la Fe de la LCWR fue un desastre, un signo de desconfianza innecesaria. Teniendo esto en mente evaluación debe moderar la celebración proveniente de algunos sectores de la iglesia y comentaristas aclamando el éxito de “diálogo”.

Si hay razones para animar, es que las mujeres lograron convencer a la Santa Sede que no tenían intención de involucrar el tema exclusivamente en los protocolos arcanos de una cultura clerical de todos los hombres en el que sólo sus miembros están puesta al tanto a los medios de supervivencia. Así que las mujeres llevan a cabo a cabo, al parecer (aunque todavía nadie está hablando), para que la conversación entre iguales.

Mientras tanto, la cultura clerical recibió lo que debe haber sido un impresionante inmersión en la realidad de la Iglesia, ya que existe debajo del nivel jerárquico. El hecho de cruda – un hecho necesariamente política, como resulta – es que la mayoría de los católicos y muchos otros saben las monjas, han sido ayudados por ellos o influenciados por ellos de innumerables maneras, mientras que pocas personas sabrían su obispo si él mostró en la puerta delantera.

“Dirigido por laicos inspirados por el Evangelio y Vaticano II, el NCR juega un papel insustituible en la promoción de la transparencia y la renovación espiritual en la iglesia.”

Las investigaciones gemelas – la evaluación doctrinal de la LCWR y la investigación de las órdenes de EE.UU., en general, por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica – ambos fueron instigados por las personas que habitan en algunos de los rincones más extremos de la iglesia. Sus versiones estrechas de identidad y nociones de lo que la vida religiosa debe constituir Católica están convirtiendo rápidamente en la historia.

Por todo el back-palmaditas pasando sobre el éxito del diálogo entre las monjas y las autoridades del Vaticano, es suficiente decir que la estrategia de las mujeres trabajaba, al menos lo suficiente como para bajar el calor.

Parece obvio que el arzobispo J. Peter Sartain logró en silencio para disminuir los elementos de la cultura guerrera del equipo de investigación y llevar a cabo algunas discusiones razonables con las mujeres. La elección como presidente de la LCWR Inmaculado Corazón de María Sr. Sharon Holanda, ex mujer de más alto rango que trabaja en la Curia y un líder respetado entre las religiosas, demostró ser un movimiento inteligente por la organización estadounidense.

Igual de importante, sin embargo, fue la sabia dirección, deliberada se muestra al inicio de la evaluación en sí por Más Preciosa Sangre Sor Mary Whited, franciscano Sr. J. Lora Dambroski, hermana franciscana de la Adoración Perpetua Marlene Weisenbeck, Dominicana Sor Mary Hughes y franciscana Sr. Pat Farrell. Ellos sentaron las bases de la relación que vimos emerger el mes pasado.Incluso bajo coacción, modelaron el liderazgo que buscaban participar: contemplativa y de colaboración, que fue tan elocuente voz de Farrell en 2012 después de que el mandato fue puesto en libertad.

Farrell, franciscano Sr. Florence Deacon, San José padre Carol Zinn, Holanda y San José padre Marcia Allen celebraría el curso hasta la resolución – sin presiones de trabajo dada pequeños se sentían desde el interior de la organización y sin, agravadas por la intenso interés de los medios.

No es casualidad que el Vaticano justas con monjas estadounidenses – tanto la visita de seis años iniciado por el cardenal Franc Rodé y la investigación doctrinal de la LCWR – llegó a un final conciliador bajo el papado de Francisco. ¿Cuánto tuvo que ver directamente con cualquiera que se desconoce, pero es poco probable que las representaciones de las hermanas como en crisis y que refleja la laicidad de la cultura americana y europea tendrían tan de repente se volvió positiva bajo el papado anterior. Las mismas hermanas que habían sido caracterizados como una sombra por encima de los enemigos de la iglesia estaban ahora concedidos visitas personales con un Papa que expresó su admiración por su trabajo. Funcionarios del Vaticano estaban firmando apagado en documentos que rayaba en el uso excesivo del término “gratitud”.

Nosotros, también, estamos agradecidos de que este capítulo de la historia de la iglesia ha llegado a su fin. A corto plazo, parece que todo está bien. Pero por lo menos dos más profundo preguntas siguen sin resolverse.

¿Qué impide la Congregación para la Doctrina de la Fe desde el principio una investigación similar de algún otro grupo o individuo en la iglesia hoy? La respuesta es: nada.

Esta “evaluación doctrinal” comenzó a puerta cerrada por los acusadores todavía desconocidos. Cargos el criticado toda una clase de mujeres religiosas – recuerde, que fueron acusados ​​de “disenso corporativa” y la herejía – se les ha permitido a desaparecer. Dónde están los que niveló estos cargos hoy? ¿Eso informe inicial permanecen en un cajón del escritorio del Vaticano en algún lugar, listo para volver a acusar a estas mujeres cuando sea el momento adecuado y un nuevo hombre es Papa?

Mientras que el trabajo de la oficina doctrinal se mantiene en secreto y debido proceso básico se ignora, que el miedo permanece.

¿Cuándo terminará el monopolio masculino en el poder en la iglesia? Esta investigación fue iniciada por los hombres, llevada a cabo por los hombres y terminó cuando los hombres finalmente llamaron a una tregua. Esa es una falla que va más allá de una sola congregación vaticana, porque toca las estructuras muy rectores de la iglesia.

Fácilmente podríamos hacer el caso que estas hermanas tienen una verdadera lectura en el corazón de la iglesia – lo que las personas están haciendo, sintiendo, cómo lo están haciendo daño, cómo experimentan la fe. Pero las hermanas no pueden hacer más en la gobernanza de asesorar a un hombre. Eso es absurdo. La inclusión de las mujeres en las filas de liderazgo de la iglesia no será fácil – la reforma y la renovación no son – pero es esencial.

http://ncronline.org/news/vatican/editorial-hierarchys-flaws-persist-despite-collegial-end-lcwr-investigation

Una fe que no necesita ser demostrada


LUPA PROTESTANTE – ESCRITO POR · 01/05/2015

Está claro que, en esta segunda década del siglo XXI, sólo son las ciencias las que adelantan que es una barbaridad, que es una bestialidad, como canta la conocidísima copla zarzuelera. Y nos da lástima, la verdad sea dicha, pues, a estas alturas, nos habíamos hecho la ilusión de que también otras ramas del saber hubieran llegado al mismo nivel y amplitud de horizontes, o, por lo menos, a algo parecido. Nos referimos, de manera específica, al conocimiento de las Sagradas Escrituras y su difusión por las iglesias y comunidades cristianas, especialmente las llamadas evangélicas. Pese a las honrosísimas excepciones que, gracias a Dios, se encuentran en ellas, lo cierto es que un elevado porcentaje de creyentes de estas confesiones aún anda a la gresca con las realidades y los avances de este mundo en que vivimos, sumidos como suelen estar en una especie de cruzada contra todo y contra todos —aunque lo cierto es que sólo dan palos al aire—, en aras de una supuesta fe bíblica que es, dicen, irrebatible y hasta comprobable y demostrable con hechos fehacientes para vergüenza y repulsa de ateos e incrédulos. Lo más terrible de esta situación es que no son pocos quienes, aun ostentando en su haber cierta formación académica, debido a este tipo de profesión de fe anclada en el siglo XVIII, entran de lleno en el juego de las “pruebas” y las “demostraciones” irrefutables de los relatos bíblicos, con lo que contribuyen al acrecentamiento de estas curiosas maneras de enfocar la realidad de la Sagrada Escritura, y, sobre todo, de la crasa ignorancia que las colorea.

Tiene mucha razón, sin duda, aquel dicho popular que afirma: No hay peor ciego que el que no quiere ver. Los escritos de la Biblia, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, no han salido a la luz con la finalidad de entablar guerras dialécticas con nadie, ni tampoco de “demostrar” nada, ni a niveles científicos, ni históricos. El conjunto de las Sagradas Escrituras tiene como objetivo fundamental transmitirnos la Historia de la Salvación, que se inicia con el antiguo Israel y sus ancestros patriarcales, y culmina con la persona y la obra de Jesucristo. Todo ello tiene lugar, ciertamente, en el tiempo terrestre y en unos espacios concretos, y señala a personajes que fueron reales, de carne y hueso. No se trata de meras entelequias ni de historietas inventadas para entretener a nadie, desde luego, pero no podemos pretender ”probar” ni “demostrar” con documentación histórica o con evidencias arqueológicas que tales hechos tuvieran lugar o que tales personajes vivieran en este mundo; o, por lo menos, algunos de ellos.

Vamos a limitarnos, a fin de no cansar al amable lector, a tres ejemplos de lo que estamos diciendo, conscientes de que en otras épocas no muy lejanas han sido caballos de batalla de toda una apologética un tanto trasnochada, y que aún siguen siéndolo en ciertos sectores del mundo cristiano hodierno, lamentablemente.

El primero de todos ellos es el contenido del así llamado Primer relato de la Creación, es decir, Gn 1,1 – 2,4a. Obra sin igual, objeto de admiración, no sólo para creyentes, sino incluso para quienes únicamente se acercan a ella desde el punto de vista estrictamente literario, se muestra como el producto de una profunda reflexión de los círculos sacerdotales israelitas. Lo que nos ofrece es un cuadro de enormes proporciones y magnífico colorido en el que se nos transmiten con tonos sublimes por su sencillez, al mismo tiempo que magistralmente trabajados, dos verdades lapidarias:Dios es el origen del mundo y, sobre todo, Dios es el origen de la especie humana. El hagiógrafo, que debió ser, además, un poeta de elevada sensibilidad, esboza un telón de fondo espacio-temporal en el que el Dios de Israel aparece, no sólo como el único Creador, sino también como el Ordenador (creación implica siempre orden) y Conservador de todo lo existente. El mundo y el hombre pueden descansar seguros en las manos del Supremo Hacedor, que todo lo hace bueno en gran manera (Gn 1,31), y a quien nada se le escapa: ni el cielo ni la tierra, ni siquiera los mares, que tanto aterrorizaban a los antiguos israelitas y otros pueblos de su entorno. Carece de sentido, por tanto, suponer que quien compuso este magnífico poema lo hiciera en contra de las teorías darwinistas del siglo XIX, o para rebatir los descubrimientos y los nuevos planteamientos de los siglos XX y XXI en relación con el universo, la vida y nuestra propia especie humana. Y aún se nos antoja más fuera de lugar la pretensión de quienes se empeñan contra vientos y mareas en ver en esta inspirada e inspiradora obra maestra una especie de mapa paleontológico o guía cosmológica, geológica, biológica o antropológica. Al hagiógrafo no le interesa describir stricto sensu la creación del cosmos ni de la tierra con los seres que la pueblan —no lo hace, de hecho—, ni emitir hipótesis científicas que hubieran sido impensables en su mundo, sino sólo apuntar a Aquél a quien todo cuanto existe, nuestra propia especie incluida, debe el ser. Por ello, no se pueden “probar” ni “demostrar” objetivamente estas afirmaciones puramente teológicas —¡nadie ha poseído jamás una fotografía de Dios creando el mundo o al primer hombre!—, ni nada de ello hace falta alguna. En tanto que creyentes, aceptamos por fe la afirmación lapidaria del primer versículo de la Biblia: En el principio creó Dios los cielos y la tierra, vale decir, que Dios es el Creador del mundo; y ello no ha de resultar incompatible con ningún hallazgo paleontológico ni con ninguna evidencia o formulación científica contemporánea. Finalmente, la belleza del mundo en que vivimos, del universo que contemplamos sin poderlo abarcar en su totalidad, de ese admirable macrocosmos y de los innumerables microcosmos que hoy la ciencia nos permite atisbar, e incluso la de los extraordinarios seres que otrora poblaron nuestro planeta, hoy extintos, así como nuestra propia dignidad en tanto que seres humanos diseñados y ejecutados a imagen y semejanza del Supremo Hacedor, constituyen un canto permanente de loor al Dios que todo lo ha hecho bueno y hermoso en su tiempo (Ec 3,11). No podemos realmente “probar” ni “demostrar” la creación con evidencias científicas, pero tampoco lo necesitamos. En todos los procesos y fenómenos tan bien descritos por la ciencia y con tanto detalle, los creyentes reconocemos la mano divina que dirige y gobierna todo lo existente. Nos basta con ello. Constituye un motivo más que suficiente para dar gracias y tributar alabanza al Dios Señor y dador de la vida.

El segundo lo constituye el hecho capital de la historia del antiguo Israel, tal como nos lo relata el libro del Éxodo y lo conmemora el conjunto del Antiguo Testamento. Nos referimos a su liberación de la opresión egipcia, que se efectuó gracias a una intervención extraordinaria de Dios, la manifestación definitiva de la cual fue el paso de los hebreos por en medio del mar Rojo en seco(Éx 14,16; Neh 9,11; Sal 66,6), mientas que las huestes perseguidoras de Faraón perecían entre las olas y los embates del fiero ponto desatado. Mares de tinta, tal vez de mayor tamaño que el propio mar Rojo, se han vertido desde el XIX hasta hoy, por parte de quienes han hecho de la “demostración histórica” de este evento la tarea fundamental de su vida, intentando “probar” de manera incuestionable que tal o cuál lugar concreto fue el punto desde el que los hebreos iniciaron su travesía de los abismos, así como otros detalles de la historia bíblica en relación con los acontecimientos narrados acerca de las plagas de Egipto, la estancia de Israel en el Sinaí o su peregrinación por el desierto durante cuarenta años antes de entrar en la tierra de Canaán. En ello han destacado, naturalmente, eruditos fundamentalistas honestos, de claras intenciones apologéticas, pero también soñadores de distintos calibres, sin olvidar a unos cuantos embaucadores profesionales[1]. Hay algo, no obstante, que viene a evidenciar, desde el primer momento, la total despreocupación del hagiógrafo que relata estos acontecimientos por los datos históricos. Los capítulos iniciales del libro del Éxodo, aunque ubican la acción en Egipto, dejan por completo de lado cualquier alusión a fechas o nombres propios de personajes destacados del país del Nilo en aquellos momentos (los faraones reinantes aludidos o la princesa que prohijó a Moisés, sin ir más lejos). Toda su atención se centra en tres puntos capitales: es Dios quien reconoce al pueblo de Israel como su propiedad exclusiva en virtud del pacto que había realizado con sus ancestros de la era patriarcal (Éx 2,23-25); es Dios quien se acerca a Moisés en la zarza que ardía sin consumirse para revelar su nombre y su voluntad salvífica (Éx 3,7-10.14-15); y es Dios quien, finalmente, rescata a su pueblo de la esclavitud destruyendo al opresor (Éx 14,21-31) y dirigiendo a las doce tribus al Sinaí, donde entrará en una especial alianza con ellas (Éx 19,4-6). Por decirlo de manera clara y concisa: el autor del Éxodo no se preocupa por escribir una historia al estilo de las crónicas humanas, en las que se exalta a un pueblo concreto o a sus monarcas y figuras descollantes, sino que se propone plasmar por escrito una Historia Salutis, una Historia de la Salvación, en la cual el único protagonista destacado no es otro que el propio Dios, y en la que las únicas hazañas señaladas son las gesta Dei o gestas divinas. Por más que la historiografía actual haya querido ubicar todos estos eventos en una época muy concreta (entre los siglos XV y XIII a. C.), y haya pretendido señalar incluso bajo qué faraones pudieran haber tenido lugar (Seti I, Ramsés II, Mernephta[2]), son datos que siempre quedan en el aire, reducidos al terreno de la conjetura, de la  mera hipótesis. Nadie puede realmente “probar” que los acontecimientos narrados en los primeros catorce capítulos del libro del Éxodo hayan sido reales, hayan tenido lugar tal como los leemos en el Sagrado Texto. No hay evidencias palpables de nada de todo ello, ni tampoco de la existencia histórica de figuras como las de Moisés, Aarón, María o Josué, en la documentación conservada de esas épocas presuntas en que se quieren ubicar. Pero, al igual que decíamos en el epígrafe anterior, no son estrictamente necesarias para nosotros. El testimonio unánime de todo el Antiguo Testamento y del conjunto de la Biblia es que Israel conservó siempre un recuerdo firme, transmitido de padres a hijos, de una liberación portentosa de la servidumbre egipcia, debido a una intervención sobrenatural de Dios, cuya principal manifestación fue la apertura del mar para que los hebreos pasaran por él, mientras que los egipcios perecían (Dt 26,5-8; Jos 24,6-7; Sal 77,16-20; 78,12-13; 105,26-36; 106,9; 114,3a.5a; 136,10-15; 1Co 10,1-2). Ese hecho portentoso no requiere demostración ni comprobación alguna. Nos basta con saber que así fue, aunque ignoremos por completo el nombre del faraón en cuestión o el año en que tuvo lugar. La importancia que tal evento reviste en la Historia de la Salvación es más que suficiente para poder considerarlo como una obra portentosa del Dios que salva, del Dios que redime, rescata y devuelve a su pueblo la dignidad perdida.

Y en tercer y último lugar, nos topamos con el hecho por demás portentoso de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, el acontecimiento más extraordinario jamás referido en la Biblia y que está en la base de la existencia de la Iglesia, del pensamiento cristiano y, quiérase reconocer o no, del mundo occidental moderno. Los veintisiete libros que componen el Nuevo Testamento dan testimonio de ello, pero, de manera muy especial, los cuatro Evangelios; en los tres Sinópticos es siempre el último capítulo el que deja constancia de este evento, mientras que en San Juan lo hacen los dos últimos. Y, algo por demás extraordinario, ninguno de los cuatro, ni del resto de los escritos neotestamentarios, nos ofrece realmente una descripción auténtica de aquel inigualable suceso. Ya se encargará de ello toda una literatura posterior, apócrifa, que pretenderá contar al detalle cuanto aconteció en el sepulcro de José de Arimatea aquella alborada dominical. Ni que decir tiene que los tonos fantásticos de tales descripciones evidencian muy a las claras no ser sino meras composiciones literarias tardías, si bien nadie les niega la influencia que han tenido en el arte cristiano posterior. Lo dicho: no tenemos en el Nuevo Testamento descripción alguna de la Resurrección de Cristo. Y, desde luego, carecemos de cualquier tipo de “prueba” objetiva que la llegue a demostrar. No disponemos de ninguna fotografía ni de ninguna grabación que evidencie el regreso de Cristo Nuestro Señor a la vida en su cuerpo inerte. Ni siquiera el famoso “sepulcro vacío” que, se pretende, recubre hoy la llamada Basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén, u otros que se muestran en ocasiones como “auténticos” por aquellos lares, vienen a demostrar nada. Un sepulcro vacío puede dar a entender muchas cosas, pero no precisamente una resurrección. De hecho, no fue el sepulcro original de José de Arimatea lo que generó en los primeros discípulos de Jesús la fe en la resurrección de su Señor, sino el testimonio de sus apariciones[3]. Años después de tal acontecimiento, San Pablo Apóstol, argumentando a favor de la doctrina de la resurrección de los muertos ante los creyentes de Corinto, apunta en relación con la Resurrección de Cristo que apareció a Cefas, y después a los doce. Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen. Después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles; y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí (1Co 15,5-8). No menciona ni una sola vez la “prueba” del sepulcro vacío. Evidentemente, el Apóstol del los Gentiles cifraba su fe en la Resurrección del Señor en el hecho de que Éste se había mostrado vivo a algunos de sus seguidores, el propio Pablo entre ellos. Con lo que retomamos lo mismo que venimos señalando hasta aquí: no puede haber “pruebas”, “evidencias” ni “demostraciones” objetivas de la Resurrección de Cristo; tan sólo nos queda el testimonio escrito en el Nuevo Testamento de quienes vieron de nuevo con vida al Señor, conversaron con Él y fueron instruidos por Él. Carecería por completo de sentido que hoy se pretendiera, después de veinte siglos de proclamación constante del Evangelio y de la realidad del Señor Resucitado, aducir “demostraciones” fehacientes de que tal acontecimiento tuvo realmente lugar en el tiempo y en el espacio. Creemos en la Resurrección del Señor Jesucristo porque así nos lo enseñan las Escrituras, y porque en ello encontramos la manifestación más clara de que Dios Padre daba su sello a la Redención de la humanidad y abría, de esta forma, una nueva era en la historia de los hombres. Lo creemos porque Dios lo dice en su Palabra. No tenemos necesidad de mayores evidencias[4].

De ahí que nuestra fe cristiana —y especialmente protestante— en la creación del mundo, en la liberación de Israel y en la Resurrección de Cristo, o en cualquier otro de los grandes prodigios narrados en las Escrituras, exija de nosotros una madurez mental muy grande, una toma de postura que vaya más allá de la necesidad de repetición o divulgación de hechos milagrosos en nuestros días, y, sobre todo, de la demanda de pruebas o evidencias tangibles de la autenticidad de cuanto las Escrituras nos enseñan. Las obras de Dios no requieren demostraciones; requieren asentimiento y compromiso. Algo cuya veracidad sólo pudiera depender de un trabajo de laboratorio o de excavación arqueológica, sería cualquier cosa excepto asunto de fe.

No estamos llamados a emprender cruzadas contra la ciencia o el avance de los conocimientos y de la técnica, ni tampoco a favor de las verdades bíblicas por medio de demostraciones palpables. Lo que nuestro mundo necesita no son “pruebas” de que los grandes prodigios de la Biblia se puedan catalogar o medir, sino cristianos firmes y maduros que, en todos los ámbitos y campos de la vida, el conocimiento, la ciencia y la técnica, testifiquen a favor de un Dios Creador y Redentor, el Dios Vivo revelado en Cristo, y lo hagan sirviendo a los demás.

_____________________________________

[1] Uno de los más conocidos, el presunto “arqueólogo” Ronald Eldon Wyatt († 1999), seguidor que fue en vida de una secta fundamentalista norteamericana, se hizo célebre el siglo pasado por sus insólitos “descubrimientos” en relación con éste y otros temas bíblicos, que, aunque desmentidos en su momento con claras acusaciones de fraude y deshonestidad, han encontrado siempre eco entre los sectores más ultraconservadores (y menos formados) del ala evangelical, de manera que aún hoy, pese a todo, siguen difundiéndolos hasta por las redes sociales como si fueran la última palabra contra la incredulidad y el “liberalismo”, cuando únicamente se trata de engaños bien orquestados y con cierta pátina de erudición arqueológica e histórica.

[2] Algunos eruditos conservadores han pretendido que la princesa que adoptó a Moisés tuvo que haber sido la que, más tarde, llegaría a reinar en todo Egipto con el nombre de Hatsepsut.

[3] Tan sólo el Evangelio según San Juan (20,8) nos dice que un discípulo muy concreto, aquél al que amaba Jesús y que, según la tradición cristiana sería el mismo apóstol Juan, autor del Evangelio, ante la evidencia del sepulcro vacío y del sudario y los lienzos que habían envuelto el cuerpo del Señor, vio y creyó. No tiene nada de extraordinario, cuando entendemos la importancia que la resurrección de los muertos ostenta en este Evangelio. Pero es un caso único, no trasplantable al resto de los discípulos de Cristo de aquel momento.

[4] Nos viene a la mente el triste recuerdo de la experiencia de un renombrado arqueólogo británico, creyente convencido, que, al presentar años atrás ante cierto público evangélico de una ciudad española los resultados de las excavaciones realizadas en Jerusalén, y cómo no había evidencias de la Resurrección del Señor, excepto el testimonio escrito de los evangelistas y autores del Nuevo Testamento, aquella audiencia reaccionó mal, pues esperaban “pruebas”, “demostraciones” tangibles de este evento. Este tipo de situaciones, que se producen más veces de lo que fuera deseable, nos llevan a cuestionarnos qué tipo de formación religiosa y bíblica han recibido algunas personas en las iglesias.

Juan María Tellería

El pastor Juan María Tellería Larrañaga es en la actualidad profesor y decano del CEIBI (Centro de Investigaciones Bíblicas),Centro Superior de Teología Protestante.

http://www.lupaprotestante.com/blog/una-fe-que-no-necesita-ser-demostrada/

Una misteriosa masa de agua caliente en el Pacífico alarma a los científicos


Publicado: 30 abr 2015 01:54 GMT | Última actualización: 30 abr 2015 01:58 GMT
12K1.1K
.nasa.gov

Los científicos estadounidenses están alarmados por una misteriosa masa de agua caliente detectada en el Pacífico que podría ser la causa de las condiciones meteorológicas anómalas registradas en EE.UU. en los últimos años, como la grave sequía que sufre el estado de California y los duros inviernos que han afectado el noreste del país.

De acuerdo con el estudio de los investigadores de la Universidad de Washington, la causa de la inusual meteorología es una enorme masa de agua caliente de unos 90 metros de profundidad (bautizada como ‘la mancha’) que se extiende unos 1.600 kilómetros a lo largo de la costa oeste del continente norteamericano, desde Alaska hasta México, informa la cadena CBS News.

LEA TAMBIÉN: “Estudio: Más de un millón de californianos no tienen acceso al agua potable

Los científicos opinan que esta misteriosa masa de agua caliente se formó debido a la alta presión registrada en el noreste del Pacífico en 2013, que evitó que las aguas oceánicas se enfriaran en invierno.

SEPA MÁS: “La vida en el océano se enfrenta a una extinción masiva

No obstante, según alarman los investigadores, el raro fenómeno también ha afectado a la flora y la fauna marinas y ha alterado la cadena alimenticia. Así, el agua acumulada en esta zona, cuya temperatura a veces es entre 1ºC y 4ºC superior a las temperaturas medias, provoca una escasez de nutrientes en el océano que hace que los animales marinos tengan que abandonar la zona para buscar alimento. Los leones marinos, por ejemplo, se ven obligados a nadar más lejos de lo habitual y sus crías, desesperadas, hambrientas y enfermas, se dirigen a la costa.

http://actualidad.rt.com/ciencias/173444-misteriosa-masa-agua-caliente-pacifico?utm_source=Email-Message&utm_medium=Email&utm_campaign=Email_weekly

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: