JESÚS AMIGO Escrito por Xavier Pikaza


 

Se ha discutido mucho sobre Jesús enamorado (de mujeres y/o de varones), se han hecho y se siguen haciendo novelas sobre Jesús casado, con María Magdalena o Salomé. Pero los evangelios no dan pie para sacar esas conclusiones. Ellos hablan, sin embargo, de Jesús amigo.

— Éste es un tema del que apenas ha tratado la Iglesia, porque, en general, ha tenido miedo a la amistad, que constituye el centro del Evangelio de Juan. Ciertamente, Jesús es el carismático de Marcos, el maestro de Mateo, el hombre del gran señorío de Lucas… Pero Jesús es sobre todo y ante todo “amigo”, como sabe el evangelio de Juan.

— El Jesús de Juan empalma así con el ideal de amistad del mundo griego, pero le ofrece unos rasgos distintivos, como muestra el “discípulo amigos” (más que amado) de Jesús. Recuperar y cultivar ese rasgo de Jesús amigo, en la línea del evangelio de Juan, tendría grandes consecuencias para la Iglesia, entre ellas estas cuatro:

1. Superar la visión y esquema jerárquico de la Iglesia, que va no sólo en contra del Evangelio de Juan, sino de toda la tradición cristiana.
2. Plantear sin miedo, con claridad y hondura, el tema de la amistad entre los diversos grupos de creyentes, especialmente en un tipo de clero, obsesionado a veces por las llamadas “amistades particulares”.

3. Concebir y vivir la Iglesia en forma de comunidad de amigos (no amiguetes) de Dios y de Jesús, de clérigos y no clérigos, de hombres y mujeres.

4. Entender y acoger a Dios (y a Jesús en Dios) como amigo, superando una teología del poder y de la sumisión.

TEXTO JUAN 15, 9-17
Este evangelio es una apuesta por la Iglesia como espacio de amistad humana, desde el Jesús Amigo.
‒ Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos... Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud. Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.

Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros.”

COMENTARIO

1. NO OS LLAMO SIERVOS, SOIS MIS AMIGOS

El mensaje más hondo del evangelio de Juan ha venido a expresarse en el amor fraterno, vivido en forma de amistad. No es simplemente amor al enemigo, no es tampoco amor esponsal. Es amor de hermanos que se vuelven amigos.

Ésta revelación del amor fraterno/amistoso es el don supremo del evangelio de Juan a la historia de occidente. La comunidad que ha descubierto ese amor sabe que no necesita autoridades externas, jerarquías sacrales, obediencias impuestas. La comunidad del Discípulo amado sólo reconoce la autoridad de ese Espíritu, que anima y dirige en amor mutuo a los creyentes/amigos, como muestra el Discurso de la Cena, que empieza con la experiencia del amor mutuo (Jn 13, 1-17) y culmina con la oración por la unidad (Jn 17), centrándose en la palabra clave sobre el amor interpretado como amistad y conocimiento compartido:

Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. No os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; os llamo amigos porque os he manifestado todo lo que he escuchado de mi Padre (15, 14-15).

El esquema señor-siervo, que ha sido analizado, desde una perspectiva social, política y económica, por Hegel (Fenomenología del Espíritu, cap. 4º) y por Marx (Manifiesto comunista), aparece en nuestro texto desde una clave religiosa, como poder de imposición. Señores son aquellos que mandan porque saben más, sin tener que razonar, ni compartir su “secreto” con los subordinados, que son siervos. Pueden actuar con apariencia bondadosa (como los sabios de la República de Platón o los dirigentes de la Jerarquía Eclesiástica de Dionisio Areopagita), pero son dictadores, pues emplean su mayor conocimiento para imponerse a los demás; interpretan el poder como saber superior, que sólo ellos poseen, y lo ejercen manejando el secreto, sin decir la verdad, ni tener que dar cuenta de aquello que hacen.

Quienes saben así “pueden” (pues saber es poder); quienes manejan la “buena información” tienen oportunidad para imponerse a los demás. Estos “sabios” gobernantes (civiles o eclesiásticos) piensan a veces que es bueno guardar el secreto y dirigir desde arriba, por su don o magisterio (episcopal, presbiteral), la vida de los otros, pero al fin se vuelven contrarios a Jesús, pues Jesús no oculta nada a quienes quiere y habla, nunca miente.

Sólo es propio de Jesús (y de la iglesia) el poder de la amistad (verdad), que se expresa en forma de comunicación y encuentro directo, de persona a persona. Ésta es una autoridad y comunión contemplativa: Jesús comparte con los suyos (les dice) lo que ha oído de su Padre. Allí donde se pone al servicio de otra cosa (poder administrativo o sistema económico-social) la autoridad del amor se pervierte. Juan sabe que ha llegado el fin de los tiempos, hemos recibido el Espíritu de Jesús, la Autoridad del amor, que es magisterio interior, testimonio personal y transparencia comunicativa: «para que todos sean Uno, como nosotros somos Uno: tú, Padre, en mí y yo en ti; para que el mundo crea que tú me has enviado» (17, 21).

No hay autoridad de algunos sobre otros, sino comunión de amigos. Esa misma comunión es la autoridad, presencia del Espíritu Santo. Las mediaciones ministeriales son por tanto secundarias. Pueden cambiar las formas de organización eclesial, las acciones concretas de la comunidad. Pero debe permanecer y permanece la verdad como libertad y la autoridad como amor mutuo que vincula a los creyentes:

1. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor (Jn 15, 15a).
Hegel estudió esta relación de siervo y amo, de señor y esclavo, en términos de lucha por el reconocimiento, en claves de miedo y violencia, de mentira y frustración. A su juicio, para valorarse a sí mismo, un hombre necesita que otro le valore (=reconozca) y, no pudiendo conseguirlo en transparencia (gratuidad de amor), le esclaviza; de esa forma consigue sólo un reconocimiento parcial, que no nace del amor y libertad, sino de la imposición (el amo obliga al siervo a que le acepte).

En el principio de toda servidumbre humana se encuentra según eso la fuerza y ocultamiento del señor que domina, sin mantener relaciones de reciprocidad con su siervo, que no puede responderle en libertad. En el principio de esa historia de esclavizamiento se encuentra la sumisión y mentira del siervo, que se inclina pero no ama, que obedece pero no acoge de verdad el mandato del amo. Ésta ha sido la esencia de la ley violenta, en plano social y religioso. Dioses y humanos “superiores” han inventado la jerarquía como poder divino: uno manda, otro obedece; esta sería la más honda verdad de lo sagrado.

Pues bien, tanto en plano religioso como social, se establece así una relación de opacidad, de manera que al fin ambos (amo y esclavo, dios y su devoto) se ocultan y esconden, se engañan mutuamente. La sacralidad que surge de esta relación es mentirosa y opresora: un tipo de dios de oscuridad (sin transparencia) planea por encima del amo y del esclavo, como razón impositiva y fuente de violencia. De esta forma se establece una relación de engaño que está tejida de muerte y que a la muerte lleva: una vida de imposición no puede durar para siempre.
2. Os llamo amigos, porque os he dicho (=os he dado a conocer) todo lo que yo he recibido (=he escuchado) del Padre (Jn 15, 15b).

Significativamente, frente al siervo (doulos) pone Juan al amigo, no simplemente al libre (eleutheros), como hace Gal 3, 28.

Lo contrario a la servidumbre y opacidad de la ley que se impone, lo que se opone al “dios” del silencio y de la obligación, no es la libertad en abstracto, sino la amistad (philia), es decir, la amistad compartida. Lo propio de esa amistad es la transparencia comunicativa, expresada aquí en plano de palabra (os he dado a conocer…), pero abierta a todos los niveles de la vida, interpretada desde el recibir, el dar, el compartir.

El Padre ha dado a Jesús todo lo que tiene, Jesús lo ha recibido, pero no para encerrarlo en sí, en forma egoísta, sino para ofrecerlo y compartirlo con sus amigos. Siglos de ley y miedo, de sacrificios violentos y expiación por los pecados (de justicia impositiva), habían situado la religión y vida humana bajo la disciplina de la imposición violenta, del silencio y la obediencia a los mandatos exteriores. Normalmente, los mismos gestores sociales de la religión (sacerdotes y reyes) habían utilizado esa visión de Dios para imponerse con violencia sobre los demás, teniendo de esa forma sometido al pueblo. Pues bien, en contra de eso, Jesús ofrece a todos su experiencia de Dios como libertad para (en) el amor.

Esta palabra (ya no os llamo siervos, sino amigos…) no está mediada por ninguna autoridad social, no depende de ningún jerarca o sacerdote externo, sino que Jesús la dirige de manera directa a cada uno de los creyentes. Ellos son, desde ahora, mayores de edad: amigos de Jesús, llamados a expandir su amistad sobre el mundo. En este fondo se entiende el texto programático de Jn 1, 18: “a Dios nadie le ha visto; el Dios Unigénito, que estaba en el seno del Padre, ese nos lo ha manifestado”. No conocíamos a Dios por sacrificios de violencia, por leyes de imposición; pero ahora, en el amor de Jesús, lo hemos descubierto y acogido.

2. LA EXPERIENCIA ESENCIAL DEL DIOS AMIGO

1. Amistad es camino compartido. Nadie hace camino a solas, lo hacemos juntos, y así somos amigos.

La amistad implica en este plano con-currencia (correr juntos, para así ayudarse unos a otros). Amistad es co-laboración (trabajo compartido). Frente a los que entienden la vida como lucha o competencia, frente a los que intentan combatirse o silenciarse en el proceso de la vida, frente a los que oprimen o dominan a los otros, los amigos cooperan, se respetan y trabajan juntos. Los amigos tienen que dejar a un lado las opciones partidistas, con los egoísmos particulares, e integrarse en la búsqueda común, con la alegría de encontrar unidos, y la tristeza mitigada de compartir las penas… Quien no sepa o no quiera colaborar en la obra común nunca será verdaderamente amigo.

2. Amistad es con-fianza, es decir, “fe común” de los unos en los otros.

Sobre otros tipos o intentos de unidad de clase o de puro trabajo, destacamos la amistad como espacio en que hombres y mujeres habitan en confianza. Ser amigos significa estar dispuestos a decirse lo más hondo, a conectar en transparencia. La vida no es campo de batalla, sino lugar donde puede dialogarse.

No es lo mismo confianza en general y confidencias concretas. No hay amistad si no surge un campo de confianza, si no existe fe en el otro. Sin embargo, el nivel de confidencia que se alcance en cada caso variará según las circunstancias y los tiempos. Ciertamente, es difícil que perdure una confianza siempre silenciosa, que no baje a confidencias. Pero puede darse el caso de que existan confidencias de carácter más o menos hondo (con el médico, confesor, psiquiatra) que no impliquen confianza. Sea como fuere, no existe amistad sin confianza básica, sin palabra de llamada y de respuesta. Ser amigos significa dialogar gozosamente, hacernos transparentes. Son creyentes de una religión los que confían en Dios y le responden. Pues bien, los verdaderos amigos son creyentes: valoran y se aceptan los unos a los otros.

3. La amistad es gratuidad y ayuda mutua.

Amigos son aquellos que se quieren por quererse, sin buscar por amistad otras ventajas. Pero la misma amistad hace que ellos se ayuden en gesto de benevolencia activa: Se acogen, se perdonan, se potencian unos a los otros. La amistad implica dos rasgos. (a) Quiero el bien para mi amigo; por eso le enriquezco con mi vida, mi presencia, mi palabra. (b) Pero, al mismo tiempo, cuento con él: sé que hay alguien que se ocupa de mis cosas. Vela por mi vida. Ha decidido ofrecerme su asistencia. Eso me permite estar tranquilo.

La amistad es desinteresada, vale por sí misma, no por lo que hace. A pesar de eso, la auténtica amistad es la que más hace, pues siempre ha de expresarse en la ayuda que se prestan los amigos, más por lo que son que por lo que hacen. Lo que importa más en esa línea es compartir proyectos y tareas más profundas: ideales y búsqueda, éxitos, fracasos, vida. Eso conduce ya al plano siguiente: los amigos dan y aceptan, comunican lo que tienen porque quieren construir una existencia compartida.

4. La amistad implica un tipo de con-vivencia.

No basta colaborar en una tarea común, ni confiarse y ayudarse mutuamente. (1) Los amigos comparten de algún modo la vida: asumen tareas comunes y se ofrecen mutuamente lo más grande que tienen, su presencia.

Lo que más importa no es hacer, ni darse cosas, ni siquiera comunicar cosas secretas. Hay algo más hondo: el estar en unidad, es la con-vivencia: participar de vivencias y experiencias comunes. Allí donde no existe amistad se encuentra cada uno cerrado en su combate, condenado a su inquietud, amarrado a su vieja soledad. Pues bien, en el momento en que surge la amistad, hombres y mujeres saben que la vida es compañía, de manera que van surgiendo lazos de verdad; sobre el cimiento de los intereses y valores comunes se hace posible un contacto libre de personas, una comunión sin más proyecto que el hacernos, siendo en comunión lo que somos.

5. La amistad incluye también un momento de esperanza.

Los amigos pueden empezar uniéndose a partir de un trabajo, de una solidaridad, de una tarea. Pues bien, recorrido el camino de la comunicación y convivencia, es necesario que los amigos asuman, de algún modo, un horizonte común, desarrollando de esa forma un tipo de vida abierta hacia la Vida. Es más, la misma amistad va suscitando un futuro, va engendrando proyectos compartidos, un futuro que ilumina y da sentido a lo presente. Platón decía que «amar es caminar unidos, engendrar en la belleza». En esa línea se podría decir que vivir en la amistad implica cultivar de tal manera la confianza y convivencia que el camino de los hombres y mujeres se mantenga en esperanza y gracia.

6. Amistad y trascendencia.

Muchos han afirmado que la verdadera amistad sólo es posible y culmina cuando al fondo de ella brota algo más alto, la presencia de un «tercero», es decir, de un Bien Común que centre y unifique a los amigos ¿Cuál será ese bien común ante el que deben unirse los amigos? ¿La verdad, alguna idea general? Los cristianos, han vinculado la amistad con Jesucristo, que les dice: «Como yo os he amado, amaos mutuamente» (Jn 13, 34). Como están unidos Padre e Hijo en el misterio trinitario así han de estar unidos, los creyentes, en transparencia amistosa: «Ya no os llamo siervos, sino amigos; porque el siervo no sabe lo que hace su señor; yo, en cambio, os he comunicado todo lo que he recibido del Padre…» (cf. Jn 15, 13-15).

Entendida así, la amistad constituye un regalo de la gracia: es la verdad de Dios que se ha ofrecido en Jesucristo, es el misterio de una vida que se funda en el Dios de la vida compartida, en el Dios que es amistad (siendo, también, amor enamorado).

7. Amistad y alteridad sexual.

Antiguamente (me refiero a los tratados clásicos De Amititia, empezando por Cicerón) parecía que sólo podía darse amistad entre varones, una amistad que con frecuencia tenía ciertos rasgos homosexuales. Las mujeres no podían elevarse hasta un nivel personal de la amistad, pues su vida se encontraba relegada a un plano de “materia” (=maternidad), sensibilidad y sometimiento.

Pues bien, esa concepción ha cambiado, como muestra el evangelio de Juan, que es evangelio de Jesús y sus amigos (varones y/o mujeres), empezando por el “discípulo amigo/amado”, que puede ser hombre o mujer. Ese florecimiento de amistad sólo es posible allí donde el ser humano (varón o mujer) accede a su libertad espiritual y se vuelve capaz de cultivar una relación personal en la que viene a transcenderse (no negarse) el nivel de los deseos de tipo sexual.

Muchos han pensado que la amistad es un peldaño inferior, una especie de amor más bajo, que en el caso hombre-mujer debe culminar en el enamoramiento. Así ocurre algunas veces, pero no de una manera necesaria, pues la amistad tiene un valor en sí misma, sin necesidad de convertirse en otra cosa. Todo enamoramiento implica un momento de amistad, pero puede haber un tipo de amistad sin enamoramiento estricto; una amistad entre personas del mismo o de distinto sexo, hombres y/o mujeres, que comparten sobre todo la palabra y de esa forma enriquecen sus vidas. Este modelo de amistad constituye uno de los retos mayores para los hombres y mujeres del futuro.

8. Futuro de amistad, número de amigos

Humanamente somos todavía casi niños. Apenas hemos salido del cascarón de un tipo de naturaleza muy centrada en el clan, en un tipo de familia patriarcalista o de la lucha por el sexo. Casi no sabemos lo que implica hacerse y ser hombres y mujeres en amistad.

Pues bien, llega un mundo nuevo de creatividad en el amor y de amistad más amplia, que apenas somos ahora capaces de intuir. Evidentemente, siguen teniendo fuerza los viejos principios: está la atracción del sexo, la pasión de la vida, la tendencia al placer… tantas y tantas experiencias buenas. Quien no cuente con ellas acaba engañándose a sí mismo. Pero, en este tiempo nuevo, de nueva libertad de amor (sin los tabúes y las prohibiciones moralistas, tan abundantes antaño) puede darse y se dará un florecimiento nuevo en la amistad.

En este contexto se puede plantear, por fin, el tema de la extensión numérica de la amistad: ¿cuántos pueden ser los amigos? Algunos dicen que sólo puede haber amistad entre dos o tres personas: sólo entre ellas puede darse el nivel de confidencia, convivencia y esperanza en que se forjan los amigos. Pero esa visión no me parece exacta. Ciertamente, existen amistades duales muy perfectas. Pero en su misma entraña, la amistad incluye un germen de apertura.

El enamoramiento es, por esencial, dual: enamoramiento «a tres» resulta imposible, al menos a la larga. La amistad es diferente. Ella tiende a comunicarse, a crear ámbitos más amplios de confianza y convivencia, como dijo Jesús a sus discípulos, que eran más de dos o y más de tres «No os llamo siervos; vosotros sois mis amigos…» (cf. Jn 15, 14-15). En esa línea pienso que las comunidades contemplativas (vida religiosa) son, ante todo, espacios de amistad compartida.

Xavier Pikaza

http://feadulta.com/es/buscadoravanzado/item/6348-jesus-amigo.html

1931: La causa de todas las enfermedades ¿Por qué no se hizo público este conocimiento?


ScreenShot046

Por Roberto Benítez

¿Sabias que en 1931 Otto H. Warburg (Premio Nobel) descubrió La causa de todas las enfermedades? VER + http://www.robertobenitez.info/la-cau…Sigue leyendo

http://periodismo-alternativo.com/

“SOLO ESTOY MIRANDO CUÁNTAS COSAS NO NECESITO PARA SER FELIZ” Por Frei Betto


 

 

Description:   Frei                                                           Beto

Al viajar por Oriente, mantuve contacto con los monjes del Tibet, en Mongolia, Japón y China.

 

Eran hombres serenos, solícitos, reflexivos y en paz con sus mantos de color azafrán.

 

El otro día, observaba el movimiento del aeropuerto de San Pablo: la sala de espera llena de ejecutivos con teléfonos celulares, preocupados, ansiosos, generalmente comiendo más de lo que debían.

Seguramente, ya habían desayunado en sus casas, pero como la compañía aérea ofrecía otro café, todos comían vorazmente.

Aquello me hizo reflexionar: “¿Cuál de los dos modelos produce felicidad?”

Me encontré con Daniela, de 10 años, en el ascensor, a las 9 de la mañana, y le pregunté: “¿No fuiste a la escuela?”  Ella respondió: “No, voy por la tarde.”

Comenté: “Qué bien, entonces por la mañana puedes jugar, dormir hasta más tarde.”

“No”, respondió ella, “tengo tantas cosas por la mañana…”

“¿Qué cosas?”, le pregunté.

“Clases de inglés, de baile, de pintura, de natación”, y comenzó a detallar su agenda de muchachita robotizada.

Me quedé pensando: “Qué pena que Daniela no tenga clases de meditación!”

Estamos formando súper-hombres y súper-mujeres, totalmente equipados pero emocionalmente infantiles.

Una ciudad progresista del interior de San Pablo tenía, en 1960, seis librerías y un gimnasio; hoy tiene sesenta gimnasios y tres librerías!

No tengo nada contra el mejoramiento del cuerpo, pero me preocupa la desproporción en relación al mejoramiento del espíritu. Pienso que moriremos esbeltos: “¿Cómo estaba el difunto?”. “Oh, una maravilla, no tenía nada de celulitis!”

Pero cómo queda la cuestión de lo subjetivo? De lo espiritual? Del amor?

Hoy, la palabra es “virtualidad”. Todo es virtual. Encerrado en su habitación, en Brasilia, un hombre puede tener una amiga íntima en Tokio, sin ninguna preocupación por conocer a su vecino de al lado!

Todo es virtual. Somos místicos virtuales, religiosos virtuales, ciudadanos virtuales. Y somos también éticamente virtuales…

La palabra hoy es “entretenimiento”; el domingo, entonces, es el día nacional de la imbecilidad colectiva.

Imbécil el conductor, imbécil quien va y se sienta en la platea, imbécil quien pierde la tarde delante de la pantalla.

Como la publicidad no logra vender felicidad, genera la ilusión de que la felicidad es el resultado de una suma de placeres: “Si toma esta gaseosa, si usa estas zapatillas, si luce esta camisa, si compra este auto, usted será feliz!”

El problema es que, en general, no se llega a ser feliz! Quienes ceden, desarrollan de tal forma el deseo, que terminan necesitando un analista. O de medicamentos. Quienes resisten, aumentan su neurosis.

El gran desafío es comenzar a ver cuán bueno es ser libre de todo ese condicionamiento globalizante, neoliberal, consumista. Así, se puede vivir mejor. Para una buena salud mental son indispensables tres requisitos: amistades, autoestima y ausencia de estrés.

Hay una lógica religiosa en el consumismo post-moderno.

En la Edad Media, las ciudades adquirían status construyendo una catedral; hoy, en Brasil, se construye un shopping-center.

Es curioso, la mayoría de los shopping-center tienen líneas arquitectónicas de catedrales estilizadas; a ellos no se puede ir de cualquier modo, es necesario vestir ropa de misa de domingo. Y allí dentro se siente una sensación paradisíaca: no hay mendigos, ni chicos de la calle, ni suciedad…

Se entra en esos claustros al son gregoriano post-moderno, aquella musiquita de esperar al dentista.

Se observan varios nichos, todas esas capillas con venerables objetos de consumo, acolitados por bellas sacerdotisas.

Quienes pueden comprar al contado, se sienten en el reino de los cielos.

Si debe pagar con cheque post-datado ó a crédito se siente en el purgatorio.

Pero si no puede comprar, ciertamente se va a sentir en el infierno…

Felizmente, terminan todos en una eucaristía post-moderna, hermanados en una misma mesa, con el mismo jugo y la misma hamburguesa de Mac Donald…

Acostumbro decirles a los empleados que se me acercan en las puertas de los negocios: “Sólo estoy haciendo un paseo socrático”.

Delante de sus miradas espantadas, explico:

“Sócrates, filósofo griego, también gustaba descansar su cabeza recorriendo el centro comercial de Atenas. Cuando vendedores como ustedes lo asediaban, les respondía: ..“Sólo estoy observando cuántas cosas existen que yo no necesito para ser feliz”!

Remitido al e-mail

BRASIL: Pastoral Afro-Brasilera reafirma necesidad de políticas afirmativas para la población negra


Adital

El coordinador de la Pastoral Afro Brasilera de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), el padre Jurandyr Azevedo de Araújo está difundiendo un mensaje con miras a los 127 años de la firma de la Ley Áurea [Abolición de la Esclavitud en Brasil], en este 13 de mayo, una de las fechas que marcan la memoria de las luchas de la población afro brasilera. Él considera al 13 de mayo como “una fecha marcante para Brasil”, pero resalta que “la abolición de la esclavitud es una obra inconclusa, debido a las precarias condiciones de vida de la población negra”.

divulgacao
Pastoral Afro Brasilera se suma a las luchas por la igualdad racial en Brasil.

Para el sacerdote, el “recuerdo de esta fecha trae para la nación brasilera la oportunidad de renovar el compromiso de solidaridad con la población afro brasilera, que mayoritariamente vive en condiciones de pobreza y miseria”.

Papel de la Iglesia

La Iglesia se coloca, acentúa Araújo, en una posición de solidaridad y en defensa de la población afro. “La Iglesia Católica en Brasil, consciente de su misión de ‘ser la abogada de la justicia defensora de los pobres’, se coloca al lado de esos hermanos todavía marginados”.

El coordinador de la Pastoral Afro Brasilera recuerda, especialmente, a los pueblos quilombolas, muchas veces perseguidos en su lucha por la recuperación de sus territorios. “Garantizar a esa población la posesión legalizada de su territorio significa mucho más que garantizar un pedazo de suelo. Es la garantía de la preservación de la herencia de las culturas y de las tradiciones afro brasileras presentes en esas poblaciones”.

Políticas públicas

divulgacao
El Padre Jurandyr de Araújo, coordinador de la Pastoral Afro Brasilera: lucha de los quilombolas merece más atención.

En la opinión de la Pastoral Afro Brasilera, una educación básica de calidad es uno de los caminos para profundizar las políticas y acciones afirmativas de inclusión ciudadana del resto de la población afro brasilera, especialmente de los niños y jóvenes. Además, se hace necesario el acceso a la enseñanza superior pública y gratuita y la atención calificada en las cuestiones de salud.

La Pastoral Afro-brasilera está en proceso de preparación del VIII Congreso Nacional de Entidades Negras Católicas (Conenc), que tendrá lugar del 16 al 19 de julio de 2015, en Duque de Caxias, Estado de Río de Janeiro. El tema del Conenc es “Profetismo: construyendo una sociedad justa y solidaria”. El lema “Te llamé para el servicio de la justicia y te puse como alianza de mi pueblo y luz de las naciones” (Is 42, 6).

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=85006

PERU: Se calienta debate sobre descriminalización del aborto en caso de estupro en Perú


Marcela Belchior
Adital

La descriminalización del aborto en caso de estupro vuelve a ser discutida esta semana en el Congreso Nacional de Perú. La nueva legislación es propuesta por el Proyecto de Ley nº 3839, de 2014, y ya cuenta con el respaldo de más de 64 mil ciudadanos. La discusión promete ser acalorada, ya que en la segunda y última sección para debatir la proposición, realizada el último mes de abril, hubo desentendimientos en relación con la sinceridad del proceso.

reproducao
Activistas en acto público a favor de la descriminalización del aborto en Perú. Foto: Reproducción.

En la ocasión, militantes de la campaña Déjala decidir, que defiende la legalización del aborto en el país, cuestionaron los trámites del debate. “No está siendo un debate justo bajo las reglas del Congreso. Por una parte, el Ministerio Público y el Poder Judicial recibieron la invitación 24 horas antes de iniciar la sesión. Curiosamente, ambos organismos cuentan con una opinión favorable a esta iniciativa”, dijeron las representantes de la campaña, alegando interferencia y favorecimientos hacia los órganos que están en contra del proyecto.

Para Lucy Zare, representante del Poder Judicial en el debate, se trata de una cuestión de igualdad de género. “La libertad de la mujer para decidir llevar o no a término un embarazo producido en circunstancias de violencia sexual y reproductiva, garantizará en mayor medida la igualdad de género, lo que representa un deber para la sociedad y el Estado y una garantía dentro de un Estado constitucional de derecho”, expresa Zare.

Para el Poder Judicial, imponer a las mujeres un embarazo forzado es un ejercicio abusivo del poder del Estado, en una ilegítima coacción legal. “No tiene otro sustrato que la discriminación contra la mujer, la cual deber ser abolida”, defiende la institución, en oficio enviado al Congreso Nacional. Para la congresista Verónika Mendonza, la iniciativa busca que se reconozca como sujeto de derecho a la mujer y no haya imposición en su contra como consecuencia de un acto no consentido sobre su cuerpo.

Número de violaciones

Recientes relevamientos indican que cuatro de cada cinco casos de estupros en Perú son practicados contra niñas y adolescentes. Además, nueve de cada 10 casos de embarazo de jóvenes con edades inferior a 15 años se deben a incesto. De la misma manera, 34 de cada 100 jóvenes con franja etaria entre 10 y 19 años quedaron embarazadas en circunstancias de estupro. De cada 100 muertes maternas, 29 están vinculadas con abortos inseguros.

Los espacios donde acostumbran ocurrir la mayoría de los actos de estupro es el propio hogar, la vecindad o hasta inclusive, la escuela. De acuerdo con datos de la Policía Nacional de Perú, el 24% de los agresores son padres biológicos, padrastros, profesores, tutores, entre otros adultos que asumen la responsabilidad del “cuidado” de las niñas y adolescentes.

Actualmente, la criminalización del aborto genera informalidad y muchas mujeres lo realizan de manera clandestina, en lugares inseguros y con métodos arriesgados, poniendo en riesgo sus vidas y hasta inclusive llegando a morir.

reproducao
Imagen de divulgación de la campaña en favor de la descriminalización del aborto en Perú. Foto: Divulgación.

Sepa más sobre la campaña Déjala decidir en el blogy en la fanpage de la movilización.

Lea también

Gobierno salvadoreño es presionado para eliminar criminalización total del aborto

Campaña #YoSoy65 por la despenalización del aborto en caso de violación

Brasil es ineficiente en la discusión sobre aborto y tráfico de mujeres

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=85004

Libertad religiosa, de cultos y conciencia será política pública en Plan Nacional de Desarrollo


Bogotá D.C.
11 Mayo 2015

Una trascendental decisión que contribuye a la cultura de paz y de convivencia en el país, fue la inclusión, por primera vez, de la libertad religiosa, de cultos y conciencia, como política pública en el Plan Nacional de Desarrollo, lo que significa un compromiso del estado en la promoción y defensa de este derecho fundamental, consagrado en los artículos 18 y 19 de la Constitución Nacional.

La iniciativa, fue un compromiso del Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y se gestó en la Oficina de Asuntos Religiosos del Ministerio, con la colaboración de líderes de varias confesiones, iglesias y comunidades religiosas, además del apoyo del Partido Liberal y Movimiento político MIRA, en la Cámara de Representantes.

El artículo incluído en el Plan Nacional de Desarrollo señala: Artículo 244. Libertad religiosa, de cultos y conciencia. El Ministerio del Interior, en coordinación con las entidades competentes, emprenderá acciones que promuevan el reconocimiento de las formas asociativas de la sociedad civil basadas en los principios de libertad religiosa, de cultos y conciencia. El Gobierno Nacional formulará y actualizará la política pública en la materia con la participación de las entidades religiosas, garantizando la libertad e igualdad religiosa en términos de equidad y reconociendo su aporte al bien común en lo local, regional y nacional.

La Coordinadora de Asuntos Religiosos del Ministerio del Interior, Lorena Ríos, afirmó que este hecho histórico implica que el estado, a través del Ministerio del Interior, deberá promover el reconocimiento de las libertades religiosas, de cultos y de conciencia, así como el respeto por los distintos credos en igualdad de condiciones.

En este sentido, el estado deberá disponer de los recursos presupuestales y establecer instancias institucionales, no solo en el orden nacional, sino también en el departamental, municipal y local. Significa también que todos los grupos y entidades religiosas podrán trabajar en el proceso de posconflicto que sobrevenga a una firma de la paz, tema en el que varias organizaciones y entidades religiosas tienen ya programas y estructuras definidas, sobre todo en lo que atañe a la reconciliación, con lo que se da un paso importante en la construcción y refuerzo de una cultura de paz.

(Mayor información en la Oficina de Asuntos Religiosos del Ministerio del Interior Tel 2427400 Ext 3301 – Coordinadora de Asuntos religiosos: Lorena Rios  Cuellar, e-mail: lorena.rios@mininterior.gov.co)

Autor:
Sala de Prensa
Asuntos Religiosos

– See more at: https://www.mininterior.gov.co/sala-de-prensa/noticias/libertad-religiosa-de-cultos-y-conciencia-sera-politica-publica-en-plan-nacional-de-desarrollo#sthash.nBeG3TeX.dpuf

https://www.mininterior.gov.co/sala-de-prensa/noticias/libertad-religiosa-de-cultos-y-conciencia-sera-politica-publica-en-plan-nacional-de-desarrollo

Indígenas aportarán soluciones para la paz en Colombia


El conflicto armado en Colombia ha dejado casi cinco millones de desplazados y más 600.000 muertos en aproximadamente 50 años

native community in colombiaOcha Colombia-cc
Unos 36 pueblos indígenas de la Amazonía colombiana aportarán nuevas ideas al Gobierno de Juan Manuel Santos para consolidar la tan esperada paz que demanda el pueblo colombiano desde hace más de 50 años.

El documento será presentado durante el 6º Congreso de los Pueblos Indígenas que tendrá lugar en la ciudad de Villavicencio el próximo 19 y 20 de mayo.

Visibilizar las condiciones en las que viven los indígenas y desarrollar un documento de nuestros aportes y exigencias en la construcción de la paz es parte de nuestro objetivo”, aseguró el portavoz de la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana (Opiac), Henrry Cabria Medina.

La Opiac es una organización que busca promover, desarrollar e impulsar mecanismos para la interacción de los pueblos y organizaciones indígenas de la Amazonía colombiana, articulando procesos con el Estado y ONG’s nacionales e internacionales

A principio de abril de 2015, miles de colombianos marcharon en respaldo a los Diálogos de Paz que mantiene el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) en La Habana.

El Gobierno y las FARC-EP iniciaron en Cuba una mesa de diálogo para poner fin al conflicto armado que ha dejado casi cinco millones de desplazados y más 600 mil muertos en aproximadamente 50 años.

http://www.aleteia.org/es/politica/noticias/indigenas-aportaran-sus-soluciones-para-la-paz-en-colombia-5869274576977920?utm_campaign=NL_es&utm_source=daily_newsletter&utm_medium=mai

A %d blogueros les gusta esto: