PRESIDENTA DE LA CLAR: Mercedes Casas: “Debemos despertarnos para despertar al mundo”


Publicado el 14.05.2015

Presidenta de la CLAR (Confederación Latinoamericana de Religiosos)

Mercedes Casas, religiosa mexicana, presidenta de la CLAR

ÓSCAR ELIZALDE PRADA. Fotos: CLAR | Más allá de la dimensión celebrativa, el Año de la Vida Consagrada –que comenzó el pasado 30 de noviembre y se extenderá hasta el 2 de febrero de 2016– es “un año de renovación” para revitalizar la identidad, la misión y la manera en que los religiosos asumen su propia consagración. Así lo plantea Mercedes Casas Sánchez, F.Sp.S., presidenta de la Confederación Latinoamericana de Religiosos (CLAR), con sede en Bogotá (Colombia), al analizar las implicaciones de la propuesta del papa Francisco. La religiosa mexicana también se refiere en esta entrevista a los clamores de la Vida Consagrada (VC) en el “continente de la esperanza” y a la necesidad de configurar un “nuevo rostro” menos estructurado y más solidario con los pobres.

PREGUNTA.- ¿Qué representa el Año de la Vida Consagrada para la Vida Religiosa en Latinoamérica?

RESPUESTA.- Es un año de gracia, un regalo que nos ha hecho el Papa, sorpresivo y a la vez esperanzador, porque nos despierta al don tan grande que la Iglesia ha recibido a través de la VC. Representa un año de renovación, de formularnos preguntas sobre nuestra identidad, nuestra misión y la manera en que vivimos nuestra consagración. Este año puede revitalizarnos mucho si lo celebramos también desde la confrontación y la reflexión, generando espacios para escuchar las luces del Espíritu a la VC. De este modo, creo que este año puede suscitar una VC que dé respuestas nuevas al hoy, de tal forma que es un año generativo, que nos lanza hacia al futuro, que nos proyecta.

P.- ¿De qué manera la VC puede “despertar” en la misión?

R.- Es necesario que nos cuestionemos cómo estamos en nuestra misión, y para ello es fundamental que nos preguntemos cómo están nuestros pueblos, nuestros hermanos, de modo que podamos despertarlos desde la esperanza y la compasión. A mí me encanta cómo el Papa insiste en el seguimiento radical de Cristo, que si bien corresponde a todos los cristianos, en el caso de los religiosos consiste en “despertar al mundo”, y despertarlo desde un testimonio alegre que se traduce en ternura y consuelo. Se trata, entonces, de un despertar a través de los gestos, de lo simbólico, de las mismas actitudes, evitando que nuestra misión se vea ahogada y adormecida ante los muchos asuntos que tenemos entre manos y ante las estructuras que a veces opacan lo más importante: la calidad humana, el saber ser más hermanos, más compañeros de camino, más cercanos.

P.- ¿Cómo se sitúa la CLAR ante el proceso de renovación que está impulsando Francisco en la Iglesia?

R.- Ante todo, somos buscadores de Dios. Todo el caminar de la CLAR ha sido movido por el Espíritu. Siempre ha habido disposición y apertura para dejarse llevar por el Espíritu con humildad, desde nuestra pequeñez y minoridad. La CLAR se sigue moviendo con esta misma convicción, con una profunda pasión por el seguimiento de Cristo y por los pueblos a los que Dios nos ha enviado. Desde ahí experimentamos la mística y la profecía, el discipulado y la misión, con el deseo de que nuestros pueblos “tengan vida, y la tengan en abundancia”. La mística, la profecía y la esperanza nos están ayudando a revitalizar nuestra misión. Hoy queremos seguir escuchando a Dios donde la vida clama, comprometiéndonos ante los nuevos escenarios y los sujetos emergentes del continente, y ese también es nuestro aporte para apoyar el camino de renovación de la Iglesia, respondiendo a los clamores de la sociedad.

Seguir leyendo (solo suscriptores)

En el nº 2.941 de Vida Nueva

 

LEA TAMBIÉN:

– See more at: http://www.vidanueva.es/2015/05/14/mercedes-casas-debemos-despertarnos-para-despertar-al-mundo-presidenta-clar/#sthash.n2vCbhfc.dpuf

Francisco recibirá al presidente palestino Mahmud Abás el próximo sábado


Israel, “decepcionado” con el reconocimiento de Palestina por parte del Vaticano

El papa Francisco recibirá en audiencia en el Vaticano al presidente de laAutoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás. La reunión se celebrará en la Biblioteca Privada del pontífice a las 10.30 am, según figura en la agenda semanal de las actividades del papa.

Papa Habbas Peres

Al día siguiente, Bergoglio celebrará la ceremonia de canonización de dos monjas nacidas en territorio de Palestina, acto al que tiene previsto asistir Abás. Las nuevas santas, primeras en la historia moderna de ese territorio, son Sor María de Jesús Crucificado, cuyo nombre original era Mariam Baouardy, nacida cerca de Nazaret en 1846, y de Sor María Alfonsina, de nombre original Mariam Sultana Danil Ghatas, que nació en Jerusalén en 1943, antes de la creación del Estado de Israel.

La participación de Abás en la ceremonia del domingo en la Plaza de San Pedro fue anunciada el pasado 9 de mayo por el obispo auxiliar del Patriarcado Latino de Jerusalén, William Shomali.

El Gobierno de Israel se ha mostrado “decepcionado” por la decisión de Vaticano de reconocer el “Estado de Palestina” en un acuerdo sobre “aspectos esenciales de la vida y la actividad de la Iglesia Católica en Palestina” que se firmará próximamente.

Fuentes del Ministerio de Exteriores de Israel citadas por el diario israelí ‘The Jerusalem Post’ han afirmado que la decisión de Vaticano “aleja al liderazgo palestino de volver a las relaciones bilaterales directas”.

Horas antes, el subsecretario vaticano para las Relaciones con los Estados, monseñor Antoine Camilleri, indicó en una entrevista con el diario oficial del Vaticano, el ‘Osservatore romano’, que “sería positivo que el acuerdo ayudara a que los palestinos vieran establecido y reconocido un Estado de Palestina independiente, soberano y democrático que viva en paz con Israel y sus vecinos”.

Asimismo, afirmó que esta firma puede animar a la comunidad internacional, especialmente a las partes interesadas, a llevar a cabo una acción más incisiva para contribuir al restablecimiento de una paz duradera y a la solución de los dos estados”. “Esta sería una bella contribución para la paz y la estabilidad en una región tanto tiempo afligida por los conflictos”, subrayó.

En 2012, la Asamblea General de la ONU concedió a Palestina la condición de “Estado observador no miembro” de la organización, aunque aún no es “miembro pleno” de la misma, ya que se necesita la aprobación del Consejo de Seguridad. En 2014, el Parlamento Europeo apoyó públicamente el reconocimiento del Estado de Palestina.

http://www.religionconfidencial.com/roma/Francisco-presidente-palestino-Mahmud-Abas_0_2490350959.html

Los de Boko Haram hacían turnos para violarme»


EDUARDO S. MOLANO / CORRESPONSAL EN ACCRA
Día 12/05/2015 – 10.08h

ABC recoge el testimonio de afectados por la violencia de los yihadistas nigerianos

«Los de Boko Haram hacían turnos para violarme»

«¿Son las estudiantes de Chibok?». En el último año, a Mallam Shettima Haruna y Enoch Mark esta pregunta les provoca un nudo en el estómago.

Desde el pasado 28 de abril, el Ejército nigeriano ha liberado a cerca de 700 mujeres y niñas del bosque de Sambisa, el último bastión en poder de los yihadistas de Boko Haram. Sin embargo, entre las rescatadas no se encuentran las hijas de Haruna y Mark, dos de las niñas de Chibok, cuyas 219 vidas se esfumaron el 14 de abril de 2014 de esta pequeña comunidad del noreste de Nigeria, despertando una mediática campaña internacional bajo el lema #BringBackOurGirls.

Quizá porque entre las liberadas no se encuentre ninguna de las desdichadamente famosas jóvenes de Chibok, el dramático relato de estas mujeres no ha trascendido demasiado. A pesar de la amarga crudeza de su historia.

«Todos los días moría una de nosotras y solo esperábamos a que nos llegara el turno», relataba Asabe Umaru, una de las rescatadas. En este sentido, el Fondo de Población de Naciones Unidas (FPNU) ha confirmado que un número «considerable» de las jóvenes excarceladas están embarazadas. Fuentes no oficiales elevan a 214 el número de secuestradas que quedaron encinta durante su secuestro. Son solo una parte de los crímenes que, de momento, han podido salir a la luz: se estima que Boko Haram ha secuestrado, desde principios de 2014, a más de 2.000 niñas y mujeres.

«Me convirtieron en objeto sexual. Hacían turnos para violarme, estoy embarazada y no sé quién es el padre», recuerda Asabe Aliyu, de 23 años. Según ha podido saber este diario, la mayor parte de las jóvenes liberadas corresponden a secuestros más recientes que el de Chibok. Por ejemplo, un núcleo importante es originario de la comunidad de Gumsuri, en el estado de Borno, que fue atacada el pasado mes de diciembre.

El infierno natural en el que fueron esclavizadas es Sambisa, un bosque en la frontera entre Nigeria y Camerún que se extiende a lo largo de más de 60.000 kilómetros cuadrados.

«Tras el secuestro, formamos un equipo de búsqueda hacia la reserva, sobre la bae de las informaciones que decían que nuestras hijas se encontraban retenidas allí», asevera a ABC Mallam Shettima Haruna, padre de unas de las jóvenes de Chibok.

«Visitamos varios lugares haciendo preguntas, pero cada vez nos dirigían a un nuevo sitio, hasta que llegamos a un espacio en medio de la selva con solo dos casas», añade Haruna. Posteriormente, decidieron regresar debido a que los secuestradores iban armados. Pese a ello, denuncia que el grupo islamista estuvo «acampado durante once días sin que el Ejército nigeriano hiciera absolutamente nada».

La comunidad de Chibok, mientras, vive todavía en la incertidumbre. Según fuentes de seguridad consultadas por este diario, se teme que algunas de las jóvenes, o incluso todas, fueran asesinadas tras la recuperación de la ciudad de Bama por parte del Ejército de Nigeria a mediados de marzo.

Poco antes de la huida final, Abubakar Shekau, líder de Boko Haram, dio la orden de eliminar a todas las mujeres en manos del grupo islamista para evitar que éstas cayeran en manos «infieles». Decenas de vidas fueron cercenadas. No obstante, el Gobierno, de forma oficial, descarta esta hipótesis. En palabras de Mike Omeri, coordinador del Centro de Información de Nigeria, el Ejecutivo aún cuenta con la esperanza de lograr un desenlace feliz con las «niñas de Chibok».

La situación, eso sí, es ahora muy diferente. A finales de marzo, el opositor Muhammadu Buhari, líder del Congreso de Todos los Progresistas (APC), era declarado vencedor de las elecciones presidenciales. Su nombramiento fue un claro castigo a la ineficiente campaña contra la milicia islamista emprendida por el expresidente Goodluck Jonathan: solo en los últimos seis años, más de 13.000 personas han muerto a manos de los insurgentes y 3,3 millones han sido desplazados por la violencia.

Nueva estrategia

Al margen de diatribas políticas, el caso de las «niñas de Chibok» ha supuesto también un cambio de estrategia por parte de Boko Haram, con un notable incremento en los raptos en los últimos doce meses.

La reciente participación forzosa de mujeres o niñas en operaciones militares, como atentados suicidas, demuestra el interés del grupo en convertir a las secuestradas en activos del conflicto. Sobre todo, después de que las tropas nigerianas invadieran en abril el bosque de Sambisa. Desde entonces han acabado con varios campamentos de Boko Haram en una ofensiva con ayuda de Chad. Pero todavía, cientos de familias de Nigeria esperan el regreso de sus hijas.

http://www.abc.es/internacional/20150511/abci-boko-haram-nigeria-201505091859.html

El arzobispo de Manila elegido nuevo presidente de Cáritas International


Roma, 14 may (EFE).- El arzobispo de Manila, cardenal Luis Antonio Tagle, fue elegido hoy nuevo presidente de Cáritas Internationalis en sustitución del cardenal hondureño Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, informó en un comunicado esta organización humanitaria.

“Trabajemos juntos para fortalecer la iglesia de los pobres, para que nuestro testimonio ayude a construir un mundo de justicia y comprensión, de libertad y paz verdaderas”, afirmó el cardenal tras conocer su designación, según una nota de prensa de Cáritas.

Tagle fue elegido para el cargo en la vigésima asamblea general de Cáritas celebrada en Roma.

Con este nombramiento, el arzobispo de Manila se convierte en el primer presidente elegido de Cáritas Internationalis que procede de Asia.

Nacido en Filipinas el 21 de junio de 1957, Tagle fue uno de los 115 electores del Colegio Cardenalicio encargados de designar al sucesor de Benedicto XVI tras su renuncia en 2013.

https://es.noticias.yahoo.com/arzobispo-manila-elegido-presidente-c%C3%A1ritas-internationalis-191202381.html

Homilía en la comunidad católica del Espíritu Santo, Ascensión, 17 de mayo 2015 [1 Anexo


El pasaje de hoy es una de las tres finales diferentes para el Evangelio de Marcos.
Las líneas leemos como los últimos doce versículos del capítulo 16,
conocida como la “terminación más larga,”
no eran parte del original
y no fueron escritos por la misma persona
que escribió el resto del libro.
El Evangelio en sí, escrito entre el 66 y el 80 dC,
se produjo después de una tradición oral
que había estado ocurriendo por décadas de antemano.
La evidencia más temprana de esta terminación más larga
llega 80 años después de que el Evangelio, alrededor del año 160.
______________________________________
Hoy los católicos no están obligados a creer
que Marcos escribió este final.
En una nota al pie de nuestra Nueva Biblia católica estadounidense
cita su historia desde su creación en el siglo II
a la aceptación canónica en el Concilio de Trento
a los hechos que no fue escrito por Mark
y que resume material de otros documentos
“En relación con las apariciones de Jesús resucitado,
refleja, en particular,
tradiciones que se encuentran en Lucas 24 y Juan 20. ”
______________________________________
Así que la ascensión no tiene raíces profundas
en el repertorio la narración de los primeros cristianos.
La primera secuencia de los informes posteriores a la crucifixión
vio la resurrección y exaltación de Jesús como una sola evento-
de la muerte a los brazos de Dios.
Cuando el esperado Parusía-la Segunda Venida-no llegó,
las historias sobre Jesús comenzó a tener explicaciones
por qué no había llegado.
La comunidad cristiana llegó a adjuntar
mayor y mayor importancia
a quien tenía y que no tenía
sido visitado por el Cristo resucitado,
lo que resulta en una serie de historias
reclamando prioridad para uno o el otro de la discípulos-
Peter vs María Magdalena
vs Santiago el hermano de Jesús vs. Pablo, y así sucesivamente.
Tensiones importantes comenzaron a perturbar la paz
de las sucesivas generaciones de la comunidad:
Jesús amaba el líder de nuestra comunidad más que la tuya.
Jesús se apareció a nuestro líder y lo puso a cargo.
La visita de Jesús a los líderes de nuestra comunidad
era más real que la tuya.
______________________________________
Todo esta escritura comentario es fascinante mirar y reflexionar,
y nos ayuda a conceptualizar con mayor precisión
lo que realmente sucedió y cómo se desarrolló la tradición,
pero la pregunta que queda es la siguiente:
¿qué significa la Ascensión para nosotros?
¿Cuál es el mensaje de que este evento,
Sin embargo pensamos en ella,
acarreos para nosotros hoy?
______________________________________
En primer lugar, nuestra visión del mundo del siglo 21 nos permite adoptar
la primera interpretación de los seguidores de Jesús,
que Jesús es levantado a Dios,
quedar subsumido en la Divina Presencia.
El que era fiel,
quien pasó su vida
enseñar el amor y la igualdad y la paz y la justicia,
que orado y reflexionado y meditado el sentido de la vida
y la forma en que debe valorarse y vivió,
que uno, Jesús de Nazaret,
es reconocido y favorecido por Dios.
Como que la verdad se le dijo y re-dijo,
¡Gracias enmarca en las metáforas de montaña y en la nube
familiarizado con la tradición judía
y, finalmente, se convierte en la Ascensión se celebra hoy.
______________________________________
En segundo lugar, podemos escuchar la gran comisión como hablado.
Nuestra tradición y las Escrituras están llenas de mensajes de Jesús,
redactada en historia, pero todavía con la verdad lecho de roca
de la fe que Jesús vivió y enseñó.
Él nos dice creer la Buena News-
ir a contar la historia de entrada en funcionamiento de esta manera, Dios te ama.
______________________________________
Yo sé lo que el amor se parece,
y lo que no se ve como,
y sé que tú también.
Cada uno de ustedes ha trabajado en caminar la caminata,
a través de los muchos lugares en que vives tu vida
en su casa en el trabajo, en la escuela, en la familia, entre los amigos,
en el campo de golf, en la autopista, en el supermercado,
en el gimnasio, en diversas actividades y organizaciones.
Usted ha caminado la caminata,
a veces tropezando recta y, a veces,
tratando de amar a todos.
A veces es un tramo de bienes, tratando de perdonar las heridas.
A veces fallamos,
pero giramos el fracaso en una lección
que ayuda a responder más amorosamente la próxima vez.
______________________________________
El pasaje que escuchó de la carta a los Efesios
es como una charla para ayudarnos en los momentos difíciles.
Se dice que somos de vivir
de una manera digna de la vocación que hemos recibido,
soportándoos unos a otros a través del amor,
preservar la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz:
un solo cuerpo y un solo Espíritu, un solo Dios y creador de todo,
que está sobre todos, por todos y en todos.
Y el pasaje continúa,
con ecos de siervo discipulado
y el Cristo Cósmico del P. Pierre Teilhard de Chardin,
diciendo que la gracia se da a cada uno de nosotros,
y Dios nos regalos para la obra del ministerio,
para la edificación del cuerpo de Cristo, para madurar a la plena humanidad.
______________________________________
Así que, no importa lo que contorsiones al mensaje de Jesús
nuestra sociedad, o nuestra religión, intentan torcer nosotros a través de,
la Buena Nueva se mantiene.
Estamos surgido de Dios y vivimos en Dios.
Estamos llamados a amarnos unos a otros,
amigos y enemigos y todos los demás.
Estamos llamados a servir,
y por nuestras acciones mostramos
que también somos expresiones de la Presencia Divina.


Espíritu Santo comunidad católica
Sábados a las 16:30
Domingos a las 17:30
en 3925 West Central Avenue (Iglesia de Washington)

www.holyspirittoledo.org

Rev. Dr. Bev Bingle, Pastor
Dirección postal: 3156 Doyle Street, Toledo, OH 43608-2006
419-727-1774

__._, _.___

Ver archivos adjuntos en la web

El miedo o respeto en el matrimonio cristiano (Efesios 5:33)?


Algunos cristianos están desconcertados sobre las instrucciones de Pablo en Efesios 5:33, donde dice que la mujer le debe “miedo” ( phobētai de  phobeo ) a su marido. ¿Pablo quiere esposas que le  tengan miedo a sus maridos?

En la antigüedad, e incluso hasta los tiempos más recientes, muchos gobernantes, líderes militares,maestros, y de los empleadores, etc., pensaron que tenían que temer si fueran a ser respetados y tienen sus deseos obedecieron. Por otra parte estos hombres y mujeres poderosos podían ejercer su autoridad sobre los subordinados en formas terribles. [1] El verbo griego phobeo , que puede significar “miedo”, “veneran” y “respeto” ,  refleja esta dinámica. Sin embargo, el uso de phobeo no implica necesariamente que el miedo siempre acompaña a la reverencia o al respeto.

Tristemente, muchos  maridos también ha creído que tenía que temer si quería ser respetado y tener una esposa obediente bajo su control. [2] Sin embargo, el significado y el contexto de Efesios 5:33 descarta el entendimiento de que una esposa debe tener miedo de su cristiano marido. Por el contrario, ella debe esperar ser amada y nutrida, y tener un marido que se da a sí mismo por ella (. Efesios 5:25, 28-29). Por consiguiente, muy pocas traducciones al inglés usan la palabra “miedo” en Efesios 5:33. [3]

El miedo o respeto en Efesios 5:33?En su primera carta, Pedro le dice a las esposas que sus maridos no guardados se ganaron más cuando observan conducta casta de su viva combina con reverencia o respeto ( phobos ) [4] (1 Ped. 3: 2). Algunas esposas con que no haya guardado esposos que viven en el mundo grecorromano patriarcal habrían tenido verdaderas razones para temer a sus maridos, y, sin embargo, unos pocos versículos abajo, Pedro escribe que no deben tener miedo de nada (1 Ped. 3: 6). Así, al igual que Pablo, Pedro no está instruyendo esposas a tener miedo de sus maridos sino simplemente respetarlos.

Pedro también dijo a los esposos que respeten a sus esposas, pero, en 1 Pedro 3: 7, él utiliza una palabra griega diferente – Tiempo . Esta palabra significa “honor”, que es sin duda una especie de respeto que más fuerte o mejor phobos . Razón tiene Pedro para este honor se debe a que el marido y la esposa son “coherederos de la gracia de la vida”. Me gusta la forma en la Nueva Traducción Viviente pone esta frase: “ella es tu socio igualitario en don de la nueva vida de Dios” (1 Ped. 3: 7 NVI).

En la nueva vida que Jesús nos,da a todos nosotros,  – hombres y mujeres, y los maridos y esposas – son iguales, y no debe haber lugar o disposición por miedo o intimidación. En lugar de ello debe haber el honor y el respeto mutuos.


Notas finales

[1] Hoy en día tenemos en cuenta algunos de los comportamientos y demandas de los poderosos del pasado como inmoral, abusivo, y francamente cruel; y estas acciones ahora son ilegales en muchos países.

[2] Algunos filósofos griegos antiguos abogaron por temor de esposas (por ejemplo, Jenofonte, Oeconomicus  7,25; pseudo-Aristóteles,  Oeconomicus  3.144.2).

[3] Efesios 5:21, que prologa el paso de esposas y maridos contiene el sustantivo phobos : Estamos todos a someterse mutuamente unos a otros en el temor ( phobos ) para Jesucristo. “Reverencia” en lugar de “miedo” parece ser el significado aquí. La sumisión y respeto parecen estar relacionados aquí y en otros pasages bíblicos. [Ver artículos relacionados a continuación.]

Notas sobre la Gramática

En ambos Efesios 5:33 y 1 Pedro 3: 6 formas de mediana pasiva del verbo phobeo se utilizan. La voz media es de uso frecuente para los verbos de emoción. En Efesios 5:21 y 1 Pedro 3: 2 El sustantivo afines phobos se utiliza.

Efesios 5: 33b

La última cláusula de Efesios 5:33 es difícil de traducir con precisión del griego, y muchas traducciones al inglés agregar palabras para ayudar a hacer un poco de sentido de la misma. En particular, ¿qué hacemos con la palabra “hina”? Es posible que esta cláusula está destinada a ser entendida como “Así que la esposa puede respetar a su marido?” ¿Es el respeto de la esposa dependiente, o como resultado, la conducta como la de Cristo su marido?

http://newlife.id.au/equality-and-gender-issues/fear-or-respect-in-christian-marriage-ephesians-533/

Abandonados en alta mar


Entre 6.000 y 10.000 inmigrantes y refugiados rohingya y bangladeshíes, a la deriva en el sureste asiático tras la campaña contra el tráfico humano lanzada por las autoridades tailandesas

Indonesia, Tailandia y Malasia han decidido expulsar a los barcos de sus costas, abandonando a su suerte barcos cargados de personas sin agua ni alimentos

Muchos traficantes están abandonando sus barcos, con sus ocupantes a bordo, para evitar ser detenidos

Mapim

En las imágenes se ven familias enteras a bordo de barcazas de madera, anegadas por el oleaje y la lluvia. Padres llorosos e impotentes con niños aterrados y demacrados que parecen amontonados, sin apenas espacio para moverse, que viajan hacinados en endebles embarcaciones donde se agotan las reservas de alimentos y agua potable, soportando las altas temperaturas sin destino fijo. Partieron hace dos meses con destino a Malasia pero hace varios días la tripulación abandonó el barco a nado, para evitar ser detenidos. De las costas malasias fueron rechazados, como les ocurrió en las aguas territoriales tailandesas. Hoy, los pasajeros beben su propia orina y lanzan por la borda los cadáveres de aquellos que no superan la travesía. A gritos, contaban a los periodistas que se acercaron a ellos que ya llevan 10 muertos.

Hablamos sólo de un barco con 350 pasajeros pero son miles los refugiados e inmigrantes que, en estos momentos, pasan por la espeluznante experiencia de haber sido abandonados en alta mar y que se enfrentan a una muerte segura si nadie les rescata. No se trata del Mediterráneo sino de la Bahía de Bengali y el estrecho de Malacca, entre el Pacífico y el Indico. Es allí donde unas 6.000 personas, según las estimaciones más conservadoras, y 10.000 según las más alarmistas corren el riesgo de morir de hambre y sed o, simplemente, de ahogarse después de que las autoridades de Malasia, Tailandia e Indonesia hayan anunciado que rechazarán toda embarcación que se acerque a sus costas. “No dejaremos que se acerque ningún barco extranjero salvo que se esté hundiendo”, ha anunciado el responsable de la agencia marítima malasia, Tan Kok Kwee. “En caso contrario, les entregaremos provisiones y les obligaremos a marcharse”. La postura es similar a la adoptada por Indonesia. “No deberían haber entrado en aguas indonesias sin permiso”, denunciaba el portavoz del Ejército Fuad Basya.

Según UNCHR, agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, un millar de personas han muerto desde marzo en esta huida desesperada por el mar. Fallecen de hambre, deshidratación o golpeados hasta la muerte por los traficantes, y la cifra aumentará en las próximas horas si prosigue el rechazo a lanzar operaciones de rescate para auxiliar a los barcos que permanecen en alta mar a la espera de una costa segura donde atracar. “Francamente, tienen pocas posibilidades de sobrevivir sin agua ni alimentos”, evalúa John Lowry, portavoz de la Organización Internacional de Migraciones. “Las condiciones a bordo deben ser horribles”.

Sólo en 2014, se estima que casi 55.000 birmanos rohingya o bangaldeshíes tomaron estos barcos como último recurso para escapar de la persecución o de la miseria, una cifra rebasada con creces este año: sólo en los tres primeros meses, 25.000 rohingya pagaron una fortuna para escapar.

Mapim

El problema que ahoga hoy a centenares no es nuevo, simplemente ha sido ignorado hasta que la realidad de las fosas comunes ha estallado en la cara de los dirigentes. Hace dos semanas, el hallazgo de un campo de tráfico humano en la jungla tailandesa con una treintena de fosas removía conciencias.Fueron hallados 26 cadáveres de inmigrantes bangladesíes o refugiados birmanos de la comunidad rohingya, una de las más perseguidas del mundo.

En su país, Birmania, esta minoría musulmana (800.000 habitantantes) no tiene derechos. Ni siquiera es llamada por su nombre. “Llevan sufriendo desde hace muchos años abusos y persecución estatal. Hay unas 150.000 personas en situación de apartheid y eso les lleva a embarcarse”, explica el director ejecutivo de Fortify Rights, Matthew Smith, desde Bangkok. Los rohingya viven confinados en poblados rodeados por el Ejército, sin posibilidad de trabajar y por tanto sin futuro: una situación tan desesperada que todo aquel que puede reunir los 2.000 dólares necesarios, los paga a una mafia de inmigración para que le ayude a escapar a Malasia, Estado musulmán vecino donde siempre hay un familiar o amigo que, confía, le ayude a empezar una nueva vida, o a cualquier otro destino donde no sean perseguidos. Unos 140.000 rohingya ya han seguido ese camino desde que en 2012 la violencia religiosa se cobrara 280 muertos. En cuanto a los bangladeshíes, la pobreza les lleva a buscar oportunidades a cualquier precio.

Se trata de un negocio que mueve 250 millones de dólares al año, valoran en Tailandia, y una oportunidad de oro para las mafias sin escrúpulos que han desarrollado una industria intermedia, la del secuestro: tras pagar sumas astronómicas por un pasaje en una barcaza ilegal, sin apenas agua ni alimentos, que a veces tarda meses en consumarse –dependiendo de si se llena o no la barcaza y de los controles marítimos- muchos traficantes les obligan a parar en la costa tailandesa. Allí les hacen andar a pie por la jungla con la promesa de hacerles cruzar la frontera con Malasia a pie, pero antes deben parar en campamentos provisionales erigidos por la jungla donde son confinados, a veces encadenados, por guardianes armados.

Allí el agua escasea, los alimentos son casi inexistentes y los abusos están a la orden del día. Pueden hacer una llamada telefónica a sus familiares, durante la cual serán golpeados para añadir dramatismo: en ella, pedirán a sus seres queridos que paguen un rescate a sus secuestradores. Otros 2.000 dólares que no todos pueden recaudar. En el caso de no pagar –mediante un intermediario en su país de origen- a las mafias, hay variantes: pueden ser golpeados hasta la muerte o vendidos como esclavos a barcos pesqueros, en el caso de los varones, o como esclavas sexuales en el caso de las mujeres.

El relato de Mohammed Tasin, un joven rohingya de 18 años de Sittwe, en el Estado de Rakhine (Arakan) resume bien esa realidad. El joven abandonó Birmania en 2012 en un barco que llevaba a un centenar de mujeres, hombres y niños. “Nos arrestaron las autoridades tailandesas en el mar”, explicaba a la ONG Fortify Rights. “Nos dieron agua potable y cortaron el ancla remolcando el barco al oeste por un día y una noche. Después, nos dejaron marchar”. El barco terminó encallando en una isla tailandesa, donde volvieron a ser detenidos. Durante 11 meses, el grupo permaneció arrestado en un centro de inmigrantes ilegales de Ranong. Después, los oficiales tailandeses les entregaron a traficantes de personas que se llevaron a Mohammad y al resto a un campo situado en lo más remoto de la jungla. Entre torturas, les exigían 60.000 bath (unos 2.000 dólares) por persona. El joven describió cómo asistió al asesinato de varios secuestrados: los traficantes les obligaron a cavar fosas comunes donde enterrar sus cadáveres. “En las últimas semanas, 17 personas murieron. Los enterramos al amanecer. A veces, cuando regresábamos al campo, encontrábamos que otro había muerto”.

El negocio del secuestro de refugiados e inmigrantes era un secreto a voces en Tailandia, como ya contamos en Periodismo Humano, pero las autoridades negaban su existencia hasta que las imágenes de las fosas y de los famélicos supervivientes hallados al borde de la muerte fueron publicadas en la prensa. En un momento, además, sensible para las autoridades ya que el próximo mes Estados Unidos revisará su Informe de Tráfico de Personas (Tailandia, que ocupa el último escalón, intenta mejorar su graduación para así evitar sanciones) y la UE acaba de sacar ‘tarjeta amarilla’ amenazando con prohibir las importaciones de pescado a Tailandia si Bangkok no se compromete con el final de la pesca ilegal y de la esclavitud en los barcos pesqueros.

La maquinaria tailandesa de las relaciones públicas se inició con una campaña por todo lo alto, con batidas en la jungla e investigaciones en las localidades próximas a los campos hallados. A fuerza de buscar ya han sido hallados 78 campos de traficantes, tres de ellos masivos –con capacidad para mantener secuestradas a un millar de personas- y han sido ‘rescatados’ 213 inmigrantes y 63 víctimas de tráfico humano. Unos 80 funcionarios, cifra que incluye alcaldes y responsables municipales de toda índole, han sido detenidos o están en busca y captura y 67 policías han sido apartados de su cargo. Las autoridades aseguran que el líder de la principal red de trata de blancos es Patchuban Angchotipan, más conocido como Ko Tong (Gran Hermano), antiguo responsable municipal y propietario de varios complejos hoteleros en la provincia de Satul, incluida una isla privada cerca de Malasia desde donde se sospecha que dirigía su red de tráfico humano. Ko Tong está huido de la Justicia.

“Hemos acabado con el problema al 50%”, se ufanaba un alto cargo tailandés ante el escepticismo de las ONG, que consideran la campaña una mera estrategia propagandística para mejorar la imagen de la dictadura. La Junta militar discute la posible apertura de campos de refugiados para rohingya tras hallar a 300 rohingya y bangladeshíes abandonados por la red de traficantes, una posibilidad que horroriza a muchas víctimas: de los 300 rescatados por la Policía tailandesa, 187 han sido acusados formalmente por entrar ilegalmente en el país mientras que el resto será considerado víctima de trata.

Mapim

El despliegue militar ha congelado el paso de refugiados e inmigrantes por Tailandia y ha generado pánico entre las mafias, que están optando porabandonar su ‘carga’ en alta mar. Unos 1000 civiles habrían sido dejados a su suerte en las costas de Langkawi, en Malasia, mientras que otros 900 fueron rescatados en las costas de Aceh, en Indonesia, en los últimos días antes de que Yakarta se negara a permitir la entrada de más barcos. Las autoridades de Kuala Lumpur también aceptaron inicialmente la entrada de 350 refugiados antes de cerrar sus aguas territoriales, pese a los llamamientos internacionales como el del portavoz de UNCHR Adrian Edwards, que ha pedido a los gobiernos que “continúen sus operaciones de salvamento para encontrar y lograr el desembarco seguro de los pasajeros, muchos de los cuales están en un estado de extrema debilidad después de días, posiblemente semanas, sin comida ni agua”. La Organización Internacional para la Migración (OIM) se ha expresado en el mismo sentido. “Se necesita un esfuerzo regional… No tenemos capacidad para buscarles pero los Gobiernos sí la tienen. Ellos tienen barcos y satélites”, explicaba Joe Lowry.

Chris Lewa, fundadora de Proyecto Arakan –ONG especializada en la persecución de la comunidad rohingya- suena conmocionada al otro lado de la línea. “Una de las experiencias más duras de mi carrera se produjo esta misma tarde, cuando hablábamos con los ocupantes de un barco abandonado en alta mar: se podía escuchar a los niños llorando y gritando de miedo”, se desesperaba. Se refería al barco finalmente hallado por los reporteros y la Armada tailandesa al principio del texto. “Hemos estado en contacto con esa embarcación desde hace días. Tras dos meses en el mar, fueron abandonados hace tres días cerca de Langkawi, hoy (por el lunes) vieron un barco oficial de color blanco aproximarse a ellos y en lugar de rescatarles, se marchó. Podía oir a los niños gritando, es terrible. Necesitamos rescates, necesitamos acción. Esa gente está muriendo en medio del mar. Cientos de personas están muriendo por falta de agua y de alimentos, necesitamos que desembarquen y sean asistidos”.

El barco fue avistado finalmente por varios reporteros que fletaron barcas, entre ellos un equipo de la BBC. “Son unos 350 rohingya y están desesperadamente hambrientos y sedientos”, decía su corresponsal mientras la cámara enfocaba a un nutrido grupo de niños llorosos que se llevaban la mano a la boca pidiendo comida. Un barco de la Armada tailandesa también se aproximó: les entregó provisiones y se volvió a alejar. Se sabe con certeza que al menos otros siete cargueros de grandes dimensiones están errando por el mar.

Proyecto Arakan está siguiendo varios barcos con refugiados e inmigrantes. Uno de ellos lleva 350 pasajeros, la mayor parte rohingya, y partió desde la costa birmana hace dos meses. “Sus ocupantes ya han pagado a las mafias pero éstas ahora no les pueden desembarcar por la vigilancia que se ha impuesto en todos los países involucrados. Muchos capitanes y tripulaciones han decidido huir para evitar se arrestados, así que abandonan a la gente en el mar. Es el caso de este barco de 350 personas: fue abandonado por su capitán tres días atrás porque consideraba demasiado arriesgado atracar en la costa tailandesa. Los inmigrantes no saben cómo utilizar el motor, no saben cómo dirigir la barca”.

Otras mafias de los barcos habían optado por convertir sus embarcaciones en el nuevo campo de secuestrados: quien no pague el rescate exigido es arrojado por la borda. Una vez que pagaban, eran desembarcados hasta que el despliegue militar impidió nuevas llegadas en Tailandia. Pero los secuestros se ejecutan de formas variadas y por diferentes agentes, no sólo las mafias implicadas en el tránsito de personas. En declaraciones a Burma Times, Noor Kayas, una refugiada rohingya, relataba cómo asistió al secuestro de su marido junto a otros 12 hombres cuando atravesaban la frontera de Bangladesh provenientes de Birmania: el grupo, compuesto por 12 mujeres, 13 hombres y varios niños permanecía agazapado en la jungla para evitar ser detectados por los agentes de fronteras cuando siete hombres armados con machetes aparecieron y se llevaron a los varones. Nunca más se les volvió a ver.

Ahora, la campaña tailandesa para acabar con los campos de tráfico humano condena a los inmigrantes y refugiados a morir en el mar si nadie pone remedio, “lo cual es casi peor que los campos”, evalúa Lewa. “No podemos dejar a esa gente morir en medio del mar”, continúa. “Todo es un maquillaje político. Nos pretenden hacer creer que combaten contra la corrupción y contra el tráfico de personas y usan para ello a los rohingya, pero no creo que sea una política destinada a salvar vidas. De hecho, más gente va a morir si no se les permite desembarcar. No tienen a dónde ir, ningún país les quiere, no pueden regresar a Birmania porque no tienen documentos, porque el Gobierno birmano les niega su documentación. Siempre salen perdiendo”.

El representante especial de la Organización de Cooperación Islámica para los Rohingya, Tan Sri Syed Hamid Albar, ha pedido a la ASEAN (Asociación de Naciones del Sureste Asiático) una acción conjunta y urgente. “Si este problema no es afrontado por Tailandia, Indonesia, Malasia y Birmania, se convertirá en una tragedia humana de dimensiones catastróficas”, ha evaluado. Syed Hamid ha pedido al régimen birmano que revalide las ‘tarjetas blancas’ –tarjetas de identidad temporales emitidas a la comunidad rohingya y retiradas el pasado 31 de marzo por órdenes del presidente Thein Sein, dejando a los rohingya del Estado de Arakan sin papeles- para evitar que crezca el éxodo. “Si la mayoría de la gente opta por marcharse, podemos ver una repetición de la crisis de las gentes del barco vietnamita”, estimaba el representante en referencia a los cientos de miles de personas que abandonaron la represión de Vietnam tras la guerra, a finales de los 70 y los años 80, a bordo de precarias embarcaciones con rumbo a Malasia provocando una crisis de refugiados que terminó afectando a todo el sureste asiático: unos 800.000 sobrevivieron (llevó dos décadas reasentarles en todo el mundo) pero  incontables personas murieron en alta mar.

La temible posibilidad de que aparezcan barcos cargados de cadáveres en las costas del sureste asiático está llevando a organizaciones internacionales como la ONU a presionar a los países concernidos. Tailandia ha convocado una cumbre regional el próximo día 29 a la que han sido invitados, además de Indonesia, Bangladesh, Malasia y Birmania, Vietnam, Laos, Camboya, Australia y Estados Unidos además de instituciones como la OIM o UNCHR. “Tailandia sólo es un país de tránsito”, ha señalado el general Prayuth, a cargo de la Junta militar tailandesa. “Se trata de un movimiento criminal trans nacional y sólo nos afecta como país de tránsito, así que tenemos que resolver el problema con la cooperación de otros países”. ONG como Fortify Rights han pedido a las autoridades de Tailandia, Indonesia y Malasia que “abran sus fronteras a los refugiados, garanticen su acceso a los procedimientos de asilo y les protejan de detenciones y regresos forzados, garantizando su libertad de movimientos”. Matthew Smith califica la situación de “grave crisis humanitaria que requiere una respuesta inmediata, porque hay vidas en juego”.

http://periodismohumano.com/migracion/abandonados-en-alta-mar.html

Pastores protestantes bendicen más de 30 parejas gays


Cuba-chica-2Por Ivet González/IPS

LA HABANA, 14 May 2015 (IPS) – Más de 30 parejas de gays y de lesbianas fueron bendecidas por pastores protestantes, que se han sumado al activismo por los derechos sexuales en esta isla caribeña y participan en la VIII Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia.

El culto ecuménico abierto a un público diverso en el habanero Pabellón Cuba en el marco de esta jornada, selló el compromiso de algunos sectores progresistas cristianos en la lucha por legitimar estas uniones, altamente discriminadas y sin reconocimiento legal en el país.

“Son grupos que están trabajando dentro de las propias iglesias para motivar un discurso inclusivo, respetuoso y de amor”, declaró la sexóloga Mariela Castro, directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual que organiza esta actividad, desarrollada entre el 5 y el 16 de este mes.

Las jornadas contra la discriminación a las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI) comenzaron a desarrollarse anualmente en Cuba en 2007, en las fechas previas al 17 de mayo, cuando se celebra el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia. La VIII Jornada culminará en la oriental ciudad de Las Tunas y abre una campaña bianual contra la homofobia en el espacio laboral.

Desde hace unos años, lesbianas y gays de diferentes credos protestantes integran sus demandas a estas campañas, con aspiraciones iglesias donde puedan participar libremente de sus liturgias y estructuras sin ocultar su relación sentimental con personas de su mismo sexo.

chica-cuba-11-629x428

“La fe también puede ser un espacio para que las personas LGBTI reconozcan sus derechos”, declaró a IPS la teóloga Elaine Saralegui, principal impulsora del incipiente movimiento cristiano por la diversidad sexual en el país.

Saralegui lidera el proyecto “Abriendo brechas de colores” en la ciudad de Matanzas, a 105 kilómetros al este de La Habana.

Sin atender a ojos escandalizados de fundamentalistas bíblicos, personas no heterosexuales de diferentes iglesias protestantes comenzaron hace un año esta iniciativa, que busca enfrentar la homofobia en el ámbito eclesial y articular a activistas religiosos e instituciones ecuménicas seguidoras de estas causas.

Como precedente tienen al grupo “Somos”, de apoyo y autoayuda entre personas LGBTI, que desde 2012 funciona en la Primera Iglesia Bautista de Matanzas por sugerencia de sus pastores.

“Al principio no teníamos experiencia sobre lo que íbamos a hacer y en las reuniones solo contábamos lo que nos había sucedido, veíamos películas o debatíamos algún texto bíblico”, recuerda Saralegui, de 34 años y pareja desde 2008 de otra joven de confesión protestante.

Con el tiempo, se corrió la voz por la ciudad y a los encuentros llegaron gays y lesbianas de diferentes iglesias, religiones o sin ninguna fe, que encontraron un espacio para fortalecer su autoestima, deprimida por el estigma social.

“Cuando en las reuniones tuvimos más de 50 personas nos dimos cuenta que habíamos rebasado nuestro objetivo inicial y debíamos abrirnos”, reseña la estudiosa de la teología “queer”, como se define el rechazo a divisiones entre heteros y homos y designa las expresiones sexuales diversas.

“Abriendo brechas” realiza semanalmente conversatorios y videodebates para sensibilizar en el respeto a la diversidad y reuniones de crecimiento espiritual y apoyo mutuo entre homosexuales.

Además, organizan sesiones científicas para vincular las investigaciones sobre sexualidad con las teológicas.

Aunque en las iglesias protestantes cubanas no abunda la teología feminista ni la que incluye a las diversidades sexuales, el grupo promueve enfoques teóricos que pudieran entregar otra dimensión de justicia social para la iglesia.

El tabú sobre la sexualidad, la lectura sesgada de la Biblia y los fundamentos patriarcales de casi todas las religiones son aspectos que asientan la discriminación homofóbica en las iglesias, refieren especialistas.

El sincretismo caracteriza a la población religiosa cubana, que se estima en 60 por ciento de los 11,2 millones de habitantes del país. La mayoría se inscriben en la fe católica, cuyo bautismo es un requisito dentro de la santería, la otra religión, de origen africano, extendida en la isla. Pero en los últimos años crecieron los seguidores de credos protestantes, algunos fundamentalistas.

Para Orestes Milián García, la devoción que aprendió en una familia religiosa conservadora le hizo pensar en sí mismo como un ser “desviado” por sentir atracción hacia otro hombre.

Por este motivo abandonó la iglesia metodista donde asistía desde los 17 años y en la que llegó a ser líder laico.

“Sentía que Dios era casi un inquisidor”, contó a IPS el joven de 25 años, graduado de informática y profesor de una escuela primaria en Matanzas.

Dos años después se integró a una iglesia bautista más abierta en la que fue posible reconocer su identidad sexual y asistir como pareja con su conviviente, un estudiante de medicina.

Algunas iglesias protestantes han logrado avances en materia de género, como la ordenación de las mujeres al ministerio pastoral, sobre todo entre la comunidad bautista y presbiteriana.

Pero el general el cristianismo valora la homosexualidad como un pecado que debe ser castigado y corregido, incluida la Iglesia Católica, que en Cuba se mantiene elocuentemente al margen de las jornadas contra la homofobia, pese a ser la mayoritaria.

Entre las 28 modalidades reconocidas por el Consejo de Iglesias de Cuba, entidad ecuménica no gubernamental que nuclea a esta comunidad religiosa en el país, no existe una posición común con respecto a las sexualidades que no siguen las normas heteros.

Si bien hay lesbianas y gays entre los pastores y otros niveles de poder en las estructuras religiosas, muy pocos reivindican públicamente su orientación debido a los prejuicios, consideró a IPS la pastora bautista Raquel Suárez.

A su juicio, no existe una desaprobación explícita a la homosexualidad en las doctrinas cristianas, pero estas se han interpretado fuera de contexto por las ideologías represivas dominantes.

El activismo LGTBI va tomando fuerza para forzar estos cambios, con acciones de sensibilización, que tienen en las jornadas anuales uno de sus momentos culminantes. Pero las reivindicaciones legales aún son escasas y sigue sin aprobarse derechos elementales de la ciudadanía sexual.

Ninguna ley cubana censura a la población LGBTI, pero el rechazo social que alimentan la homofobia y el machismo ancestrales propicia múltiples discriminaciones en el ámbito público y privado. El Código de Trabajo de 2013 es la única norma que hasta ahora incluye la orientación sexual entre los principios para no discriminar, pero no menciona la identidad de género como demandaba ese colectivo.

Raúl Suárez considera que la comunidad religiosa cumple con su mandato espiritual al seguir estas causas.

Este pastor retirado de la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba recordó que también los cristianos fueron excluidos y discriminados en las primeras décadas de la Revolución cubana, triunfante en 1959 y debieron luchar por sus derechos lo mismo que hoy hacen las personas con orientación sexual diferente a la heterosexual.

Los grupos LGBTI cristianos coinciden en el reclamo del derecho a la familia con opciones como la adopción y la reproducción asistida, el reconocimiento del matrimonio o las uniones legales entre personas del mismo sexo, la protección ante abusos homofóbicos, mayores garantías laborales, entre otros.

“En el ámbito religioso también pedimos la bendición matrimonial como a cualquier otra pareja cristiana y la ordenación al sacerdocio de personas lesbianas y gays”, especificó Abdiel González Maimó, coordinador del colectivo “Abriendo brechas”.

José Tejada Gómez

Periodista, fundador y director de DiarioDigitalRD. Para contacto Ave. Independencia, Km 10 1/2 Plaza Jose Contreras, Edif 1 Manz 6, Local 1B, Santo Domingo. Tels.  809-274-8539 fax. 809-616-6354 Cel. 809-980-6500.josetgomez@diariodigitalrd.com.
http://diariodigital.com.do/2015/05/14/pastores-protestantes-bendicen-mas-de-30-parejas-gays/

GRACIAS A ALAINET: Lo más reciente en NOTICIAS Alainet.org al 14 mayo


Ponemos a su disposición los artículos más recientes (español, portugués, inglés y francés) ingresados al sitio web de “América Latina en Movimiento” – http://alainet.org

– Español

Crisis terminal del capitalismo o crisis terminal de la humanidad (Pablo González Casanova)
La Gran Transición hacia una nueva civilización (Wim Dierckxsens)
Política monetaria heterodoxa (QE), guerra de divisas e ´inercia inflacionaria´  (Alberto Graña)
Especulación en el mercado del cobre (Oscar Ugarteche), (L. David Segovia Villeda)
El precio del petróleo y el talón de Aquiles (Gerardo Honty)
Las ignoradas y/o silenciadas causas de la Gran Recesión (Vicenç Navarro)
Conglomerados económicos “comiéndose” a países enteros (Giorgio Trucchi)
Por una economía en beneficio de las mujeres (Carlos Ayala Ramírez)
Los países en desarrollo destinan más dinero a sus acreedores que lo que reciben en préstamos  (Jérôme Duval)
El proyecto neoliberal en su fase rentista-financiera (2006-2015) (Luis Paulino Vargas Solís)
El camino hacia la cobertura universal (A. Jorge Cosme Casulo)
Descolonizar en cambio de competir sin garantías  (Manuel Humberto Restrepo Domínguez)
La cobertura mediática sesgada del programa económico de Podemos (Vicenç Navarro)
El valor de la economía invisible (Elizabeth Peredo Beltran)
Eurogrupo y gobierno de Grecia, un conflicto de fondo (Xavier Caño Tamayo)
Revire laboral neoliberal (Salvador González Briceño)

¿Otra Internet es posible? (Sally Burch)
Tan abierto, tan cerrado (Pedro Cagigal)
Seguridad versus privacidad, derecho a la resistencia (Montserrat Boix)
CMSI + 10: temas, actores, qué esperar (Richard Hill)
El desafío democrático en Internet (Norbert Bollow)
Neutralidad de la red por una Internet igualitaria (Parminder Jeet Singh)
¡Haz la ciberpaz, no la ciberguerra! (Prabir Purkayastha)

Política para el bien común (III) (Víctor Manuel Barceló R.)
Occidente se arroga el derecho a intervenir en otros países (Roberto Savio)
La impunidad sionista y la complicidad de la prensa occidental de masas (medios masivos de incomunicación social) (Luis E. Sabini Fernández)
“Cortinas de humo” sobre “Cortinas de humo” (Fernando Buen Abad Domínguez)
Armas fuera de control (Fran Araújo)
La planificación del Terror Estatal y la estrategia de confundir (Azalea Robles)
El retorno del gatopardismo en España (Germán Gorraiz López)
Tensión entre los movimientos sociales y partidos políticos (Abdiel Rodríguez Reyes)
Política para el bien común (II) (Víctor Manuel Barceló R.)
Mujeres por la paz: un siglo de lucha (Amy Goodman)
De nuevo contra el mundo (Freddy J. Melo)
Centro político, fiscalidad y para quien se gobierna (Xavier Caño Tamayo)
Crítica al etcétera o por una ciencia social exacta, del sup Galeano (Eugenia Gutiérrez)

Burundi: ¿Se aproxima al abismo? otra vez (Guadi Calvo)
Rusia, no Hollywood, ganó la guerra (Salvador González Briceño)
En la víspera de la Victoria sobre el fascismo (ANI-gt)
A 70 años de la victoria soviética sobre el fascismo (Angel Guerra Cabrera)
Derrota del fascismo en Europa: 70 años después (Atilio Boron)
EUA-Rusia: la disputa geopolítica (Salvador González Briceño)
Putin: 15 años en el Kremlin (Juan Manuel Karg)
Siria: Desde los escombros (Guadi Calvo)
Siria: La hora del lugarteniente (Guadi Calvo)
Cameron, el Brexit y las Malvinas (Germán Gorraiz López)
Estrategia de defensa asimétrica en Asia: Rusia e Irán versus EE.UU. e Israel (Nicole Schuster)

Con tres heridas (Gustavo Duch)
Qué nos dirán nuestros hijos y nietos? (Leonardo Boff)
Vía Campesina entrega estudios sobre transgénicos en la Embajada de Ecuador en Brasilia (Cloc – VC Brasil)
De mosquitos a bebés transgénicos, ¿qué CRISPR sabes? (Silvia Ribeiro)
Campesinado y proyectos para la agricultura (Valter Israel da Silva)

Encuentro Internacional de Movimientos Populares de Juventud (Botshabelo Rural Workers), (et al)
Migración y juventudes campesinas, indígenas y afrodescendientes (Sayra Ticay), (Gonzalo Galván)
El trabajador desarraigado de sí mismo (Wooldy Edson Louidor)
La Belleza y el terror (Elaine Tavares)
Un oficio, un arte, una misión (John Fernando Restrepo Tamayo)
Cabezas bien puestas (Mauricio Castaño H.)
La educación libertadora (Elaine Tavares)
Dignificar a las madres (Carlos Ayala Ramírez)
Autonomía, subjetividad y afropersonalidad (Jesús Chucho García)
Ni un tantico así  (Freddy J. Melo)
El problema “negro” y el racismo (Wooldy Edson Louidor)
No manipulemos la Biblia para torturar a “homosexuales” (Pablo Richard)
Grass y Galeano al oído (Carlos Yusti)

El Club de los “atemperados”: derechas y nuevas derechas en América Latina (Esteban De Gori), (Gisela Brito)
El problema de la basura en las calles latinoamericanas (Carlos Fermín)
– A.Latina Aram y la Internacional del terror mediático (Álvaro Verzi Rangel)
Riesgo de estancamiento económico en América Latina y Caribe (Germán Gorraiz López)
El papel del rentismo importador en el siglo XXI en América Latina (Alfredo Serrano Mancilla), (Nicolás Oliva)
La OEA ya no cree en la ‘Guerra contra las drogas’ (Marco A. Gandásegui, h.)
Neoecumenicamente, Abya Yala (José Toledo Alcalde)
– A.Latina, EE.UU. La Cumbre de Panamá (Latindadd)
UE-Centroamérica: Diálogo Bi-regional (Javier Suazo)
América Central ante el desafío del cambio climático (Andrés Mora Ramírez)
Riesgo de estancamiento económico en América Latina y Caribe (Germán Gorraiz López)

– EE.UU., U.Europea ¿Hay alternativas al TTIP y los tratados de “libre comercio”? (Juan Hernández Zubizarreta), (Pedro Ramiro)
UE-Centroamérica: Diálogo Bi-regional (Javier Suazo)
– U.Europea ¿Colapso del Estado asistencial en España? (Germán Gorraiz López)
– U.Europea Inmigrantes comunitarios (Sami Naïr)
– U.Europea Syriza tiene que fracasar (Emir Sader)

– Argentina El Estado Monsanto (Darío Aranda)
La alimentación sin control en la Argentina (César Augusto Lerena)
– Argentina La cultura del despojo (Fernando Buen Abad Domínguez)
– Argentina Reclamos contra un pesticida (Darío Aranda)
– Argentina, EE.UU. De imperialismo, manteros subversivos y pilatos modernos (Juan Grabois)
– Argentina, Uruguay Orillas electorales del Río de la Plata (Emilio Cafassi)

– Bolivia, Chile Primera batalla de pie y con orgullo (Rafael Artigas)
Chile y la demanda marítima boliviana una realidad sin mitos (Carlos Mesa)
Bolivia y Chile a audiencias ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) (Nicolás Boeglin)
– Bolivia, Chile Primera batalla de pie y con orgullo (Rafael Artigas)

– Chile A partir de Pinochet se privatizaron hasta los cementerios (Martín Almada)
– Chile Educación autogestionaria: lo público-no-estatal (Henry Renna), (Juan Gonzalez)
– Chile Educación autogestionaria: un recorrido por los jardines comunitarios (MPL)
– Chile Huelga de hambre de ex presos/as políticos/as (Victoria Aldunate Morales)
La agenda entre Perú y Chile post espionaje (Oscar Vidarte Arévalo)

– Colombia, EE.UU. Ni glifosato ni guerra química (Camilo González Posso)
– Colombia Uribe y Santos en trance de unidad (Fernando Dorado)
– Colombia “La paz debe estar acompañada de la verdad” (Sergio Ferrari)
– Colombia La Cara Escondida de la Glencore en Colombia (Eliécer Jiménez Julio)
– Colombia La infancia, primera víctima del conflicto (Cristiano Morsolin)
Colombia en la “guerra económica”: el enemigo campante (Yldefonso Finol)
Colombia hacia la paz (Alfredo Vera)
– Colombia Uribe se trepa al carro de la paz (Fernando Dorado)
– Colombia Se acabó la pelea de comadres entre Santos y Uribe (Horacio Duque)
– Colombia, EE.UU. Ni glifosato ni guerra química (Camilo González Posso)

Pueblos indígenas en Salitre: CIDH solicita medidas cautelares a Costa Rica (Nicolás Boeglin)

Visita histórica del presidente francés a Cuba (Salim Lamrani)
– Cuba La Isla se amplía al mundo ¿es un proceso o una circunstancia? (Víctor Andrés Gómez Rodríguez)
El sistema político de Cuba es de una democracia avanzada (Emilio Marín)
Paradójico tema del turismo estadounidense (Manuel E. Yepe)
Cuba depende; de qué depende… (Víctor Andrés Gómez Rodríguez)
¿Ha patrocinado Cuba el terrorismo? (II y final)  (Angel Guerra Cabrera)

– EE.UU., Ecuador ‘Yes we can’ derrocar a Correa (Mario Ramos)
– Ecuador Planteemos la polémica. ¡Ya es hora! (Jorge Oviedo Rueda)
– Ecuador Las libertades (Alfredo Vera)
– Ecuador Política laboral y reformas al IESS (III) (Juan J. Paz y Miño Cepeda)
– Ecuador Política laboral y reformas al IESS (II) (Juan J. Paz y Miño Cepeda)

– El Salvador El palabrero de Dios (toma II) (Francisco Bosch)
– El Salvador Visión global de la violencia social de postguerra (Luis Armando González)
– El Salvador El significado de la beatificación de Mons. Romero (Luis Armando González)
El Salvador: Libertad bajo ataque (Arpas)
– El Salvador Schafik Handal y el problema del poder (Roberto Pineda)
– El Salvador El poder absoluto niega la democracia (Luis Armando González)
La construcción de la teoría revolucionaria en El Salvador (Roberto Pineda)

La agenda de la Diplomacia Económica de Estados Unidos (Umberto Mazzei)
– EE.UU. El país más rezagado en derechos humanos (Manuel E. Yepe)
– EE.UU. Pentágono – Operación “Jade Helm 15” (Néstor García Iturbe)
– EE.UU. El nuevo sueño americano: sobrevivir a la violencia policial (Amy Goodman)
– EE.UU. Para que la vida de los negros sí importe (Manuel E. Yepe)
– EE.UU. Barack Hussein Obama, luces y sombras (Adrián Mac Liman)
– EE.UU. Si Baltimore no fuera estadounidense (Manuel E. Yepe)
EE.UU.: la hegemonía no termina de morir, la fase de dominación ya ha comenzado(Katu Arkonada)
– EE.UU., Cuba, Venezuela ¿Tomar a Obama en serio? (Mark Weisbrot)
– EE.UU. El capitalismo renquea de una de las patas de su hegemonía (Víctor Andrés Gómez Rodríguez)
– EE.UU. Baltimore…la espina dorsal del racismo (Jesús Chucho García)
– EE.UU. 13 de mayo, hace 30 años (Mumía Abú-Jamal)
– EE.UU. La segunda revolución estadounidense está en camino (Néstor García Iturbe)
– EE.UU. A 40 años de la victoria de Vietnam sobre yanquis y títeres (Emilio Marín)
– EE.UU. Estado represor y Patriot Act (Salvador González Briceño)
– EE.UU. Impunidad, ciudadanos negros son asesinados (Silvio Castro Fernández)

Presión popular motiva renuncia de la Vice-Presidenta de Guatemala (Simona V. Yagenova)
– Guatemala Urge una Asamblea Constituyente Popular Plurinacional (Ollantay Itzamná)
– Guatemala Impunidad continúa y sistema de justicia se encuentra en crisis (Genocidio Nunca Más)
– Guatemala La crisis de la SAT ¿Punto de partida para cambios en el país? ¿Señales de algo más grande y profundo? (Walter Alejandro González Gramajo)
– Guatemala Arranca la desenfrenada e intolerante carrera proselitista (Camilo Martiano)
– Guatemala ¿Por qué la izquierda política no cautiva a las mayorías sociales de indignados/as? (Ollantay Itzamná)
– Guatemala Cambiar nosotras y nosotros al tiempo que cambiamos el país (Andrés Cabanas)
– Guatemala Protestas y Crisis política (Simona V. Yagenova)
– Guatemala Resurgir (Ileana Alamilla)
– Guatemala Atreverse a transitar por los caminos del Sur (Ollantay Itzamná)
Guatemala, la creatividad de la manifestación urbana del 25 de abril (Sergio Palencia)

– Honduras Corrupción contra reelección (Javier Suazo)
– Honduras Toda una Comunidad garifuna a juicio por invadir su territorio ancestral(OFRANEH)
– Honduras Los hondureños Nacidos en El Salvador (Salvador Zúniga)
– Honduras Continuismo neoliberal (Javier Suazo)

Urge hablar bien de México (Salvador González Briceño)
– México Sociedad Punto Cero / San Quintín, al borde de un estallido social (José Víctor Rodríguez Nájera)
– México Diligencia con soldados de Iguala (Eduardo Ibarra Aguirre)
– México Las Madres (Sara Lovera)
Los orgullos de los mexicanos (Eduardo Ibarra Aguirre)
– México Mujeres de pie (Eugenia Gutiérrez)
– México Campañas en la recta final (Eduardo Ibarra Aguirre)
– México “Con el amor más feroz” luchamos creando (Eugenia Gutiérrez)
– México “Nuestra dignidad y cuerpo no están en venta” (Eduardo Ibarra Aguirre)
– México ¿El qué frente a la qué? Arranca un seminario-semillero zapatista (Eugenia Gutiérrez)
– México El pueblo mexicano convocado a la emancipación después de Ayotzinapa (Ariel Noyola Rodríguez)
– México Sociedad Punto Cero / La legislatura histórica del Congreso de la Unión (José Víctor Rodríguez Nájera)
– México Más preguntas que respuestas de Rubido (Eduardo Ibarra Aguirre)

– Panamá, EE.UU. Como el tratado de libre comercio arruinó el agro (Marco A. Gandásegui, h.)
– Panamá Ojo al enemigo principal  (Nils Castro)
– Panamá Movimientos sociales y populares en contra del capitalismo histórico (Abdiel Rodríguez Reyes)
– Panamá La abundancia no llega a los obreros (Marco A. Gandásegui, h.)

– Paraguay Vender la paz y administrar la violencia para garantizar el negocio de la guerra (Ignacio Denis Del Rosario)

– Perú A propósito de Tía María, otro balazo en el zapato (Giselle Huamaní)
Perú: represión y muertes en conflictos mineros (Magali Zevallos)
– Perú Tía María: la radiografía del modelo (Nicolás Lynch)
– Perú Mujeres y minería: La defensa de nuestros cuerpos y territorios (Raphael Hoetmer)
– Perú ¡Conga no va! ¡Tía María no va! Qué perspectivas (Hugo Salinas)
– Perú ¿Se aleja la inversión en minería? Porque (Paco Muguiro Ibarra)
– Perú ¿Es la economía, estúpido? (Fernando de la Flor A.)
La agenda entre Perú y Chile post espionaje (Oscar Vidarte Arévalo)
– Perú Ollanta Humala: Muñeco ventrílocuo (Guillermo Burneo Seminario)
– Perú TPP: una medicina que mata (Otra mirada)
– Perú, Venezuela Carta de Juan Bautista Tupac Amaru a Simón Bolívar (Ricardo Jimenez)
– Perú Javier Diez Canseco cabalga por un mundo con justicia (Hugo Cabieses)
– Perú Unidad de la izquierda ¡ahora! (Linda Lema Tucker)

– Puerto Rico Recortes a agricultores y el mantengo ilegal a Monsanto (Jessica Rodríguez Martín)
– Puerto Rico Armas largas en el Capitolio (Jesús Dávila)

– Uruguay Unidos o concertados? (Emilio Cafassi)
– Uruguay Multiculturalidad como política educativa estatal (Susana Andrade)
– Argentina, Uruguay Orillas electorales del Río de la Plata (Emilio Cafassi)

Venezuela: Un semestre ¿con final electoral? (Aram Aharonian)
Lo que la gran prensa calla sobre Venezuela (Benjamín Forcano)
– Venezuela Mi encuentro con el Che (Roberto Savio)
– Venezuela Universidades, ciencias y zonas económicas especiales (Miguel Angel Núñez)
Fondos buitre contra Venezuela (Luis Britto García)
Injerencia del gobierno español en la República Bolivariana de Venezuela (Aidiana Martínez)
– Venezuela Seguridad ciudadana y Seguridad de la nación (Keymer Ávila)
– Venezuela Los adioses (Luis Britto García)
– Venezuela, EE.UU. Si Baltimore fuera Caracas… (Andrés Mora Ramírez)
– Venezuela Maduro reconoce que en socialismo se ha revindicado la clase obrera venezolana (Lucía Berbeo)
– Venezuela La confusión con el 19 de abril  (Freddy J. Melo)

* Português

– Brasil Os saberes indígenas, muito além do romantismo (Ricardo Cavalcanti-Schiel)
– Brasil Políticas públicas: prioridade para alimentos saudáveis (Najar Tubino)
– Brasil As inovações do novo marco regulatório das relações entre Estado e sociedade civil (Sandro Ari Andrade de Miranda)
– Brasil A legitimidade popular para cobrar função social à propriedade (Jacques Távora Alfonsin)
– Brasil Ainda sobre reforma agrária (Gustavo Noronha)
– Brasil Apoio à condecoração de João Pedro Stedile com a Medalha da Inconfidência (Frei Betto), (et al)
– Brasil Livro alerta sobre o uso de agrotóxicos no Brasil e aponta caminhos alternativos(Eduardo Sá)
– Brasil Um freio na tragédia brasileira de agrotóxicos? (Marco Weissheimer)

– Brasil A abolição não rompeu todas as correntes (Jacy Afonso)
– Brasil 13 de maio: a ressaca continua… (Raquel Almeida)
– Brasil Negro ainda é maioria em trabalhos mais precários, afirma Pochmann (Rede Brasil Atual)
– Brasil Genocídio dos negros e racismo de Kamel (Altamiro Borges)

– Brasil Terceirização e Desenvolvimento: Uma conta que não fecha (CUT)
– Brasil Arena de terceirização (Bruno Peron)
– Brasil Reflexões sobre o estilo de trabalho (Wladimir Pomar)
– Brasil Barulho lá fora, negócios cá dentro (Luciano Martins Costa)
– Brasil 1º de maio: Uma data nada festiva este ano (Jacques Távora Alfonsin)

– Brasil Resgatar valores com os olhos no futuro (Osvaldo Russo)
– Brasil ‘Crise da economia brasileira tem mais de 30 anos’ (Caio Zinet)
– Brasil As origens da crise e o ajuste necessário (Luis Fernando Vitagliano)
– Brasil O viés sinistro da reforma política (Jeferson Miola)
– Brasil Dois apátridas que querem vender o Brasil ao inimigo do Norte (J. Carlos de Assis)
– Brasil Os três Poderes (Mino Carta)
– Brasil Depois de alguns anos de hibernação, a retomada neoliberal (Marcio Pochmann)
– Brasil Longa vida aos corruptos (Luciano Martins Costa)
– Brasil Política monetária: Tarefa de Sísifo (Fernando Nogueira da Costa)
A China, o Brasil e a indústria (Luiz Gonzaga Belluzzo)
– Brasil São Paulo: professores estaduais fazem história (Maria Izabel Azevedo Noronha)
– Brasil A conjuntura em duas durações: da crise à disputa do futuro (José Maurício Domingues)
– Brasil A mão que segura a bengala (Luciano Martins Costa)
– Brasil Aumento dos juros: ruim para trabalhadores e empresários, bom para banqueiros e especuladores (Pedro Rafael Vilela)
– Brasil Dilma, devolva o Levy (Brizola Neto)
– Brasil Paraná: pesadelo durante a gestão Richa (Enio Verri)
– Brasil Paraná: genealogia de um massacre (Gilberto Calil)
– Brasil De tijolo em tijolo, Sem Terra construíram a primeira escola do campo (José Coutinho Júnior)
– Brasil Ciclos e crises (José Luís Fiori)
– Brasil Banco Central bloqueia participação do Brasil no Banco dos BRICS  (J. Carlos de Assis)
– Brasil Modelo esgotado (Frei Betto)
Como age a mídia para inviabilizar a política, os partidos e as instituições no Brasil(Geniberto Paiva Campos)
– Brasil A crise vai se agravar, mas a esquerda se uniu e Lula voltou (Saul Leblon)
– Brasil Lutas vãs (Mino Carta)
– Brasil A barbárie de Beto Richa (PSDB) contra os professores do Paraná (Sandro Ari Andrade de Miranda)
– Brasil A miséria da política (Roberto Amaral)
– Brasil Desentendimentos entre colonos (Bruno Peron)
– Brasil A falência do presidencialismo (Roberto Amaral )
– Brasil O santo Dom Helder Camara (Frei Betto)
– Brasil Bancada ruralista ameaça direito dos consumidores (Sandro Ari Andrade de Miranda)
– Brasil

[Mensaje recortado]  Ver todo el mensaje

El valor de la economía invisible.   Elizabeth Peredo Beltran


11/05/2015

Tuve el privilegio de conocer personalmente a Riane Eisler durante la celebración del Día de la Madre Tierra en Naciones Unidas hace unos años cuando un grupo de pensadoras, académicos y activistas se había reunido para reflexionar sobre los caminos a seguir para ayudar a recuperar el equilibrio perdido y salvar a la humanidad de lo que parece ser un camino de destrucción sin precedentes en la historia del planeta.

 

La narrativa emergente sobre el Vivir Bien y los derechos de la Madre Tierra, daban contexto a la reflexión. Sin embargo, parecían requerir precisamente de la perspectiva feminista para encontrar las claves de un urgente y necesario proceso de transición que se apoye en un tejido social sólido, cálido, verdaderamente humano que abarque al mismo tiempo cambios profundos en nuestras vidas, en nuestras relaciones y en nuestra propia subjetividad.

 

El análisis y la propuesta de Riane me conectaron nuevamente y de manera muy fresca con la posibilidad de salir de las palabras vacías de contenido que solemos repetir a nombre del cambio social, para pensar en lo posible desde la vida cotidiana, desde la economía del día a día, desde los cuerpos y los afectos, en fin, pensar el cuidado como una teoría envolvente. Una mirada que al abarcar la economía (base estructural) y la subjetividad (superestructura) en una relación de interdependencia y no de determinismo, me abría el camino hacia una aproximación holística y, por tanto, la posibilidad de incluirnos a nosotras mismas –y a nosotros mismos por supuesto- con nuestros sistemas de valores y conocimientos como parte del desafío y de las soluciones.

 

Hoy, en este nuestro mundo más que nunca, necesitamos de una mirada que recoja la dimensión personal, íntima, la de la subjetividad, el conocimiento, los valores y las actitudes con la misma pasión que las dimensiones social y política, para deconstruir los sistemas de opresión que dan soporte a la injusticia social y la violencia, no solamente contra las mujeres, sino también contra la Madre Tierra. Y esta es una posibilidad que ha sido abierta históricamente por el feminismo al plantear que lo privado es político y proponer derribar los muros de la “privacidad” familiar para desenmascarar la hipocresía de una sociedad que se ha empeñado en no mirar a las mujeres, en no escucharlas y no valorar el trabajo que realizan, a pesar de ser éste de un valor imprescindible para la vida.

 

Necesitamos con una urgencia inédita cuestionar los paradigmas dominantes, sobre todo los de los valores sociales y de la teoría política y económica convencionales que en su explicación del mundo han invisibilizado esta dimensión y han devaluado la economía que sostiene la vida como es el trabajo de cuidado que sustenta la actividad del conjunto de la sociedad a pesar de que, de admitir su valor accederíamos a reconocernos como seres interdependientes y vulnerables capaces de desarrollar los mejores sentimientos por nosotros, por la naturaleza y por los seres con los que interactuamos. Es decir, como seres humanos.

 

El reconocimiento de la propia vulnerabilidad, de la necesidad de pertenencia y de interdependencia es fundamental para reconocernos y evolucionar como humanidad. Sobre todo hoy en día, cuando pareciera que hemos olvidado los propios límites y la propia fragilidad y nos hemos convencido de que somos tan poderosos hasta considerarnos casi “semi – dioses” absolutos del presente y del futuro. Muchos recursos creados por la civilización moderna refuerzan este proceso de enajenación en el que ya –sin ficción alguna- corremos el riesgo de perder las dimensiones de lo tangible, de la interacción humana y del tiempo.

 

Necesitamos retornar a la noción de vulnerabilidad, fragilidad y pertenencia que nos permita desmontar la ficción de que lo controlamos todo y nos posibilite asumirnos como personas capaces de mirarnos y reconocernos en el Otro para apoyarnos mutuamente y seguir el camino en adelante.

 

El Siglo XXI encuentra a la humanidad habitando un planeta que ya no es el mismo ni siquiera de hace 20 años atrás, sumergido en una situación más próxima al colapso que a la sobrevivencia y que parece clamar por un cambio radical en nuestras vidas, en los sistemas sociales de producción y sobreconsumo y en las relaciones sociales que hemos generado.

 

Según la ciencia, los humanos estamos ejerciendo una fuerza destructiva mayor que la de la propia naturaleza por la que los elementos más fundamentales para el sostenimiento de la vida como el agua, el aire, los alimentos, las semillas, el territorio, experimentan un deterioro que amenaza la vida de la civilización y ya ha destruido las de varias otras especies. Un Estudio del Programa Internacional Geosfera – Biosfera (IGBP) titulado El Cambio Global y el Sistema de la Tierra (IGBP, 2004) dice que: “La actividad humana iguala o supera a la naturaleza en varios ciclos biogeoquímicos. El alcance de los impactos es global, ya sea a través de los flujos de los ciclos de la tierra o de los cambios acumulativos en sus estados. La velocidad de estos cambios está en el orden de décadas a siglos y no de siglos a milenios en referencia al ritmo de cambio comparable en la dinámica natural del Sistema de la Tierra”.

 

El cambio climático es una de las crisis más emblemáticas de esta devastación, pues incluye en sus conexiones todas aquellas dimensiones que nos han llevado a límites tanáticos como son la energía, el crecimiento industrial, el desarrollo, el sobreconsumo, el agotamiento de los llamados “recursos”. Pero, no es que estemos ante un conjunto amorfo y masivo de gente responsable del agotamiento de los medios de vida; esta situación es producto de la ambición de pequeños grupos de poder que gozan de los beneficios de un mundo pleno de riquezas mediante sistemas de apropiación y violencia; una élite que desde su práctica ha globalizado valores de mercantilización, apropiación de la vida, usufructo de la energía y el trabajo de la gente y en particular de las mujeres. Y los valores y aspiraciones que sostienen a esas élites han impregnado el imaginario de estratos más amplios de la sociedad, haciéndonos presas de valores, sentimientos y aspiraciones extremadamente insostenibles de ponerse en aplicación generalizada y permanente.

 

El trabajo de Eisler nos demuestra con varios argumentos y perspectivas cómo los sistemas económicos y sociales de dominación que llevan al mundo a más violencia y destrucción, están vinculados a sistemas de valores y comportamientos de escala individual, familiar y grupal. Y nos muestra que no es suficiente cambiar los patrones energéticos o las tecnologías para detener el cambio climático, pues mientras el patrón de despojo sobre la vida de las mujeres permanezca –sobre el que han teorizado las ecofeministas como Vandana Shiva y muchas otras- éste trascenderá las tecnologías y sistemas sociales para seguir instalándose como un sistema de dominación del uno sobre el otro a escala civilizatoria. Y que mientras no logremos crear un sistema que permita que las personas doten de sentido y empatía a sus vidas, esta lucha será mucho más difícil.

 

Afortunadamente, a pesar de la destrucción y la violencia económica y social, existe un tejido vivo en las sociedades que se ha mantenido asegurando el cuidado de la vida, del agua, de las relaciones humanas y de la naturaleza que nos cobija. Un tejido social cuyo rumor de selva cálida va llegando a más y más personas que son capaces de celebrar lo que hace posible la existencia misma de la vida. Un rumor que nos dice que no sólo somos interdependientes, sino “eco dependientes” como lo vienen recordando las corrientes ecofeministas que alimentan las reflexiones de un “logos” global que empieza a levantar la mirada desde otra perspectiva.

 

La lectura de la Verdadera Riqueza de las Naciones es un texto de enorme riqueza conceptual y teórica, que recupera aportes y teorías para un cambio social de dimensión civilizatoria y nos conduce a diferentes fuentes de la ciencia y el pensamiento que puedan orientarnos en la búsqueda de respuestas a los dilemas contemporáneos de una civilización que incuba el nacimiento de una nueva cultura para habitar el planeta. Los planteamientos que se presentan en este libro nos recuerdan varias cosas que por la inercia de una sociedad profundamente patriarcal y “ecocida” olvidamos con frecuencia:

 

En primer lugar que la economía feminista rompe los marcos de interpretación que nos ofrece la economía tradicional enfocada en el mercado y las finanzas, para dirigir la mirada a la riqueza que producen las personas con sus manos, con su tiempo y con sus cuerpos, y la riqueza de la propia naturaleza que, justamente por ser parte de este círculo virtuoso de dones, no es ni debería ser objeto de mercantilización. Riane, a su vez, desmonta los conceptos tradicionales de la economía para proponer que el trabajo del hogar no es un trabajo reproductivo, subalterno a la producción para el mercado, sino fundamentalmenteproductivo porque produce bienestar, individuos, personas con habilidades y capacidades para contribuir a la sociedad y argumenta que esta definición es una manera de superar la obsoleta visión de que sólo es trabajo con valor aquello que está orientado al mercado.

 

Por ello, apunta a la necesidad de crear sistemas e indicadores que contribuyan a visibilizar y evidenciar el valor del trabajo del hogar, así como a alentar la inversión social argumentando que esta inversión crea dinámicas socioeconómicas de prosperidad y ganancias duplicadas, es decir que apunta al valor económico del trabajo de cuidado; que además de ser un esquema que va a favorecer la equidad de género, la equidad social y el reconocimiento de un trabajo que, al ser alentado y valorado socialmente, permitiría relaciones de solidaridad y complementariedad. Y esta es una propuesta que la conecta a las ya innumerables valiosas iniciativas de las feministas latinoamericanas, europeas y de otras regiones que han estado buscando la visibilización del valor económico del trabajo del hogar mediante encuestas del uso del tiempo y otros recursos. Más aun, esta reflexión y argumentación alienta a países como Bolivia a que se empiece a aplicar en serio una de las conquistas de las mujeres y del movimiento feminista en su Nueva Constitución Política de 2009 que establece que el Estado debe visibilizar el valor del trabajo del hogar en las cuentas nacionales.

 

En su libro, Eisler cuestiona con varios argumentos el Producto Interno Bruto como un indicador de “crecimiento y bienestar” de la economía tradicional y de las cuentas y administración de los Estados, demostrando que las inversiones de éstos y de las corporaciones están dirigidas la mayor parte de las veces a la reproducción del dinero y dejan de lado la inversión social necesaria para crear personas productivas, felices, críticas y creativas. Demuestra con innumerables ejemplos cómo las inversiones de éstos (públicas y privadas) se concentran en medios de violencia (presupuestos para las guerras y la seguridad), destrucción ambiental e infraestructuras dañinas y, aún así, se las considera “crecimiento y desarrollo”; mientras que aquellas dirigidas al cuidado, la protección social, la educación, la salud y la infancia son proporcionalmente ínfimas. Es crítica a la utilización del PIB como un indicador de prosperidad puesto que éste incluye los gastos que se realizan inclusive en la destrucción de la naturaleza o el daño a las personas.

 

La Verdadera Riqueza de las Naciones es un libro que como un diamante de muchas caras ilumina las diferentes perspectivas de análisis sociológico, económico, político, antropológico psicológico y humano de las razones que explican la dinámica económica y social de la sociedad desde los niveles más esenciales de la vida cotidiana, hasta sus estructuras más complejas; desde la subjetividad y la psicología hasta la razón pura económica y productivista.

 

Riane, quien ha vivido de cerca los extremos de la violencia durante el fascismo nazi en Europa y se ha sobrepuesto a la misma encontrando en cada una de sus experiencias de vida, aprendizajes y vitalidad para mirar con amor el camino de salida a la violencia y la pobreza, ha podido brindarnos una comprensión y perspectivas de este tipo. En su obra ha logrado encontrar aquello que, a pesar de la oscuridad que puede rodear la historia de la humanidad, permite trascender apoyada en una fuerza transformadora: la solidaridad, el cuidado, la empatía, el amor, el respeto mutuo. Nos ofrece en este libro un trabajo maestro de análisis de los paradigmas que rigen la economía y la sociedad y recoge los avances más significativos del pensamiento y la creatividad humanas apostando por una perspectiva evolutiva y humanizante.

 

La Verdadera Riqueza de las Naciones, es una de las contribuciones más importantes que se han hecho para entender la las causas de la desigualdad humana, la violencia y la destrucción de la Naturaleza. Es al mismo tiempo un magnífico recurso para encontrar un camino de sanación del planeta pues nos invita a pensar en una dimensión civilizatoria y no simplemente sistémica. Gracias al trabajo de Riane Eisler, los problemas que vivimos, pueden ser comprendidos en su complejidad e integralidad; desde la historia y la economía, desde lo personal y lo colectivo, desde la política y la subjetividad para reflexionar hacia una dimensión ética que convoca al Amor, el Cuidado y la No Violencia como las claves más importantes de la economía feminista para una evolución civilizatoria.

 

Ciudad de La Paz, Bolivia

 

Para la 1ª Edición en Español de LA VERDADERA RIQUEZA DE LAS NACIONES de Riane Eisler (Traducción: Hernando Calla, Edición: Elizabeth Peredo) Ed. Fundacion Solon/Trenzando Ilusiones, La Paz, 2014.

 

Elizabeth Peredo Beltrán, es Psicóloga Social, autora de publicaciones sobre mujeres y trabajo del hogar, agua, energía y cambio climático. Ha coordinado el Comité Impulsor de los derechos de las trabajadoras del Hogar en Bolivia y la Campaña Octubre Azul por el agua (2006-2015). 

– See more at: http://www.alainet.org/es/articulo/169515#sthash.OUr4nBtA.dpuf

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: