Mujeres Sacerdotes en la Iglesia Católica Romana


18/01/2014 11.05.56DESDE EL ORLANDO SENTINEL
“En 2002, en la orilla del río Danubio, siete mujeres católicas rompieron la tradición y la enviaron temblores a la base misma de la Iglesia. Ese día, el Danubio 7 fueron ordenadas como sacerdotes – una oficina no reconoce como válido para las mujeres feligreses en la Iglesia Católica.
Al hacerlo, el septeto comenzó un movimiento que los adherentes dicen concursos para nada menos que la igualdad espiritual en forjar una iglesia más incluyente que refleja una sensibilidad del siglo 21.
Es una lucha sin no partidarios. Hace dos años, una encuesta de la Universidad Quinnipiac encontró que al menos el 60 por ciento de los católicos de Estados Unidos respaldó la ordenación femenina. Es un movimiento polémico que tocó tierra en la Florida Central en enero. En la Iglesia de Cristo Unidad en Orlando, la Asociación de Mujeres Sacerdotes católicos romanos ordenada octogenaria Rita Lucey una sacerdote.
Los partidarios de la ordenación de las mujeres, entre ellos uno de los columnistas de hoy, sostienen que sólo no excluir a las mujeres del sacerdocio católico romano tiene sus raíces en el sexismo anticuada, pero también viene carente de toda justificación bíblica convincente.
Mientras tanto, los defensores dicen que el status quo es dependiente de la fe, no la moda. Los caprichos de los cambios de épocas tienen nada que ver con la palabra inmutable de Dios. Y Dios, como sostiene el actual otro columnista, optó claramente a los hombres a entregar su mensaje y ministrar a su rebaño.
Humo rosa no puede elevarse desde el Vaticano. Sin embargo, las mujeres como Lucey continúan sirviendo – fiat o no.
http://bridgetmarys.blogspot.com/

A QUIEN PUEDA INTERESARLE…


  Queridos Hermanos,as:
Presbíteros casados, en ejercicio, religiosas, laicos, y de otras denominaciones
LA FEDERACION LATINOAMERICANA DE  RENOVACION DE LOS MINISTERIOS Y LA ASOCIACION NACIONAL YAHUARCOCHA
Con ocasión de la venida del Papa Francisco a nuestro país Ecuador, los días 5,6,7,8, de Julio, del presenta año, se encuentra preparando una carta y una revista, en la cual queremos que estén vuestros saludos. Los cuales serán entregados en el debido momento. Por lo tanto solicitamos comedidamente se sirvan escribir y enviar pronto al correo de mariomullo@yahoo.com
También estaremos atentos en caso que algún compañero o compañera, desee venir a este acontecimiento, para lo cual debe comunicarse al mismo correo
Esperamos que esta solicitud se acogida.
Atte.
Mario Mullo   – Rosa Leiva

Caminando hacia Emaús en Tierra Santa y en Suecia


Caminando hacia Emaús en Tierra Santa y en SueciaUna de los participantes de la peregrinación, Salam M. Qumsiyeh, cuyo nombre significa “paz”.

12 de Mayo 2015

Versión en español publicada el:15 de Mayo 2015

*Peter Kenny

Fue una caminata de paz inspirada en la historia bíblica de Emaús, atravesando parte de Tierra Santa y tras la huella de Jesús.

El Evangelio de Lucas nos explica cómo dos hombres recuperan la esperanza al ver a Jesús Resucitado en la ciudad de Emaús.

Emaús inspiró a un grupo de 60 mujeres y hombres jóvenes procedentes de lugares como Palestina, Sudáfrica, Alemania y Suecia, a emprender una peregrinación de paz en dos etapas.

Los participantes compartieron sus vivencias y su fe en una caminata dividida en dos etapas de una semana cada una. Caminaron, bailaron, conversaron y viajaron juntos en autobús en una tierra en paz, y en otra en conflicto.

El imponente muro que se levanta entre Israel y Palestina y los dorados campos de trigo de la Suecia occidental quedan lejos del lugar que vio crecer a Yolanda Ngxishe, Qunu (Sudáfrica), y también a Nelson Mandela.

Al igual que Madiba, gran luchador contra el apartheid y artífice de la paz, Ngxishe es miembro del clan de habla xhosa.

Si bien Ngxishe pertenece a la generación sudafricana postapartheid de los “nacidos libres”, en su opinión, “muchas personas de Sudáfrica no sienten la libertad por la que nuestro pueblo ha luchado”.

Pensando en Mandela

Yolanda Ngxishe dijo: “Pensé en ese hombre [Mandela] y en su lucha por la libertad, y recordé la película Un largo camino hacia la libertad. Ahora que podemos movernos con libertad es un buen momento para pensar en ese gran hombre, porque aquí hay veces que no es el caso”.

Señaló que en Sudáfrica aún existe un apartheid económico y, sobre la cuestión de los palestinos, afirmó: «no son iguales desde el punto de vista económico; no tienen agua suficiente. Y el agua es sinónimo de vida». Añadió que los palestinos no pueden desplazarse con facilidad.

Las vivencias en grupo fueron muy enriquecedoras para él, y constató que la música era un elemento común para todos: «Puedo ver los aspectos positivos. Mi mente está más abierta», afirmó.

Según Ngxishe, lo mejor que aprendió es que el grupo se toma muy en serio la educación, y en Sudáfrica no es así. «La mayor parte de nuestros jóvenes no estudia. La educación hace mejores a las personas», declaró.

Al bendecir la primera etapa de la caminata, el obispo palestino Munib A. Younan afirmó: “¡Ahora son misioneros de una peregrinación mundial sobre el Señor Jesucristo Resucitado!”

“Cuando hablamos de la paz, adquiere unas dimensiones mayores en países en los que la población vive en una situación de peligro, como en nuestro caso, puesto que vivimos una situación de ocupación”, afirmó el obispo Younan. “Ello se debe a que, en ocasiones, en sociedades que viven una situación cómoda y democrática, la xenofobia o el racismo surgen con mucha facilidad.”

Munib A. Younan es obispo de la Iglesia Luterana en Jordania y Tierra Santa, miembro del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), y presidente de la Federación Luterana Mundial (FLM).

La peregrinación comenzó en la Diócesis de Skara de la Iglesia de Suecia, en agosto de 2014, con ocasión de la conmemoración de los mil años de la institución. Como proyecto del jubileo, la Diócesis acogió a jóvenes de diversas procedencias para una peregrinación de una semana.

La segunda parte de “Caminando hacia Emaús” se desarrolló en Tierra Santa, del 4 al 12 de abril de 2015, con un contingente de 60 jóvenes y tres obispos y dirigentes eclesiásticos de Alemania, Palestina, Sudáfrica y Suecia.

En Tierra Santa, estuvieron en lugares bíblicos icónicos, como Belén, Jericó y Nazaret.

Un estudiante alemán, Mario Münsterer, afirmó que para él fue una gran experiencia nueva conocer a gente de Suecia y de Palestina. «Yo nací después de la caída del muro», dijo refiriéndose al muro de Berlín, construido para dividir a Alemania oriental de Alemania occidental durante la guerra fría. Añadió que, con la caída del muro, entre 1989 y 1990, la gente había comenzado a desplazarse con libertad en una Alemania unida. Tal no es el caso en Tierra Santa, donde Israel ha levantado un muro y una barrera que lo separan de Palestina.

Haciendo alusión al hecho de haber dejado de lado los teléfonos móviles durante esta peregrinación, declaró: «Hemos tenido tiempo para nosotros y para reflexionar; la peregrinación nos ha permitido entrar en contacto directo con la esencia de los problemas existentes en nuestro entorno, y comprenderlos. De este modo, la experiencia ha sido mucho mejor”.

Salam M. Qumsiyeh, cuyo nombre significa “paz”, es una mujer palestina de Beit Sahour. Tuvo ocasión de viajar junto a los caminantes de la paz y de explicarles y mostrarles cómo vive junto a la barrera.

«El hecho de que en todos los puestos de control la situación se desarrollara con normalidad no me permitió mostrar al grupo nuestra realidad. Para los palestinos, es distinto: tenemos que hacer fila y se nos somete a cacheos, y hemos de tener un permiso para ingresar a Israel. Si no viven la experiencia ellos mismos, no podrán entenderlo.” Señaló que el grupo sí había sido testigo de los bloqueos de carreteras, pero que no habían tenido que sufrir lo que allí padecen los palestinos.

«Me encanta caminar, y esta caminata tiene un propósito: caminar hasta Emaús junto con personas que están conociéndose; personas que están experimentando lo que hacemos y cómo vivimos”, dijo Salam M. Qumsiyeh durante el viaje.

Habló de las preguntas que le habían hecho sus compañeros de viaje en el autobús, y añadió: “aquí uno vive las respuestas. Quería contarles muchas cosas sobre nuestras vivencias: para mí, luchar por Palestina es dar a conocer al mundo lo que sucede y contar nuestra realidad. La gente solo sabe lo que los medios de comunicación les muestran, y en ellos no se ve nuestra realidad.”

La división entre los jóvenes israelíes y los palestinos

Salam M. Qumsiyeh se refirió a las divisiones entre los jóvenes palestinos y los israelíes, que viven tan cerca, y cuya vida es tan diferente.

«Estoy dispuesta a ser amiga de un israelí si entiende lo que siento yo; pero, si alguien tiene tintes racistas o extremistas, ¿por qué querría ser su amiga? A mi entender, en gran medida lo son, porque no comprenden cómo somos los palestinos; creen que somos terroristas. No cuentan con información real sobre los palestinos”, afirmó.

La estudiante palestina explicó que la respuesta es la aceptación. «Si piensas que solo tú tienes la razón, no percibes la existencia de los pensamientos de los demás, ni de las personas de otros pueblos. Cuando entiendes y observas lo que los demás son con respecto a ti, ello propicia la paz».

Caminar, hablar, reflexionar

“El hecho de caminar en grupo es una buena forma de dialogar y reflexionar juntos; básicamente, esa es la idea”, dijo Daniel Uddling, dirigente del proyecto de la Iglesia de Suecia.

En la peregrinación también participaron la periodista sueca de televisión, Marika Griehsel, y su marido, camarógrafo de la televisión de Sudáfrica, Simon Stanford, que filmó el viaje en Suecia y en Tierra Santa. Stanford filmó para la televisión internacional el final del apartheid en el decenio de 1990, y la lucha contra éste en los años ochenta.

«Para mí, estar con este grupo y experimentar lo que el intercambio de experiencias puede enseñarnos sobre la paz ha sido fuente de gran inspiración», señaló Simon Stanford.

Goran Rask, presidente e impulsor del proyecto, se dirigió a los jóvenes al final de la peregrinación y les dio las gracias.

Una larga caminata

«¡Lo logramos! ¡Caminamos hasta Emaús! Fue una larga caminata. Vinimos desde Sudáfrica, Alemania y Suecia, y después fuimos desde Belén, Beit Sahour, Beit Jala, Ramallah y Jerusalén en Palestina, hasta esta “Emaús”. Fue una larga caminata, en especial, porque hicimos un desvío para llegar hasta Skara, en Suecia, pasando por Flämslätt, Husaby, Forshem, Kungslena, Gudhem y Varnhem.”

Señaló que una persona del grupo, Khaleed, dijo estando en Flämslätt: “Bailar parece ser nuestro idioma común.

«Con el canto y el baile hemos compartido la fe y la vida de un modo especial», confirmó Goran Rask.

Puntualizó que más importante que el caminar era que el grupo hubiera compartido expectativas de vida, sueños, la rutina cotidiana, pesares y dificultades. Los miembros del grupo analizaron los efectos del sufrimiento, de la injusticia, y la forma en que la ocupación ilegal afecta a las vidas de sus amigos residentes en Palestina.

También compartieron la fe a través de la vida de Jesús y el Evangelio de Lucas, mediante textos bíblicos relacionados con los cinco temas de sostenibilidad, bautismo, misión, pluralidad y paz. Compartieron sus testimonios y su fe interactuando en la vida cotidiana.

«Mi sueño es que perciban su misión de seguir soñando y trabajando por la paz y la justicia, defendiendo un mundo plural y sostenible”, añadió Goran Rask.

Deseaba que el grupo recordara que «Dios está con nosotros y Jesús camina a nuestro lado, tal como lo hizo con los discípulos camino de Emaús; nuestro bautismo es la señal divina de que Jesús camina con nosotros».

La organización del proyecto se realizó en estrecha colaboración con la Iglesia Evangélica Luterana en Baviera (ELKB); la Diócesis Sudoriental de la Iglesia Evangélica Luterana en África Austral (ELCSA); la Iglesia Evangélica Luterana en Jordania y Tierra Santa (ELCJHL); la juventud de la Iglesia de Suecia en Skara; la organización de la juventud Sensus y el Departamento Internacional de la Iglesia de Suecia.

*Peter Kenny es periodista y consultor en comunicación. Colabora con Ecumenical News, The Wall Street Journal, The Star, de Johannesburgo, y otros medios de comunicación.

Entrada en el blog de Salam M. Qumsiyeh, la participante palestina

Entrada en el blog de Bandile Vukani Ndaba, el participante sudafricano

http://www.oikoumene.org/

Con presencia del Papa y de Gustavo Gutiérrez, la Asamblea de Cáritas debate cambios climáticos


Cristina Fontenele
Adital

La 20ª Asamblea General de Cáritas Internacional comenzó este martes 12 de mayo, y sigue hasta el próximo domingo 17 en Roma, Italia. El encuentro se realiza cada cuatro años para la elección de la presidencia de la entidad y el planeamiento de nuevas directrices. Con el tema “Una sola familia humana, cuidando de la creación”, también se discuten los cambios climáticos y sus consecuencias, principalmente sobre los más pobres. Participan del evento 300 delegados de organizaciones mundiales, empleados del Vaticano, gobiernos, representantes de la juventud, comunidades de base y activistas contra el hambre. La misa de apertura fue celebrada por el Papa Francisco en la Basílica de San Pedro.

cnbb
En la misa de apertura, el Papa Francisco destacó la actuación de Cáritas en el combate al hambre en el mundo.

“Cáritas es la Iglesia presente en muchas partes del mundo, y aún debe lograr una mayor difusión incluso en las diferentes parroquias y comunidades, para renovar lo que sucedió en los primeros años de la Iglesia”, dijo el Sumo Pontífice durante la misa de apertura. “Cáritas prepara muchas mesas para quienes tienen hambre. El planeta tiene alimentos para todos, pero parece que falta la voluntad de compartirlos con todos”.

En su discurso inaugural, el actual presidente de Cáritas Internacional, el cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, dijo que en 2015 la entidad está recibiendo un “llamado claro de Dios” y que la Asamblea es un punto de partida para atender a ese llamado. “Es el año en que llegan a su fin los Objetivos de Desarrollo del Milenio y se lanzan los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Los gobiernos negociarán un nuevo acuerdo climático en París en diciembre. Y el Papa Francisco nos encomendará su carta encíclica sobre ecología”, afirma. El sacerdote hondureño recordó las recientes catástrofes naturales de Nepal y Vanuatu e invitó a los presentes a reafirmar el compromiso de transformar el mundo “para mejor”.

Después de ocho años como presidente, el cardenal Maradiaga dejará el cargo. Compiten para el puesto el arzobispo Youssef Soueif, presidente de Cáritas Chipre, y el cardenal Luis Tagle, arzobispo de Manila. Las elecciones se realizarán al final de la tarde de este jueves 14.

caritas.pt

Temas

Entre los oradores invitados están: el cardenal Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz; el teólogo y sacerdote Gustavo Gutiérrez, fundador de la Teología de la Liberación; el economista y profesor Jeffrey Sachs; Jacques Diouf, enviado especial para Sahel y África; y Beverly Haddad, profesora e investigadora de la Universidad de Kwazulu-Natal.

El teólogo, filósofo y sacerdote Gustavo Gutiérrez participó este miércoles 13 de la conferencia “Una Iglesia para los pobres”. El sacerdote es uno de los fundadores de la Teología de la Liberación, movimiento que defiende la justicia social y el compromiso con los pobres. En sus declaraciones, Gutiérrez afirma que la opción preferencial por los pobres es el 90% de la Teología de la Liberación y que hoy existe la mayor distancia registrada en la historia entre riqueza y pobreza. La Teología sería la “hermenéutica de la esperanza”. Sobre las críticas sufridas por la TL dentro de la misma Iglesia, el sacerdote afirma que nunca hubo una condena pero sí un diálogo muy crítico con la Teología de la Liberación.

larepublica.pe
Según el padre Gustavo Gutiérrez, la Teología de la Liberación es la “hermenéutica de la esperanza”.

Además de las cuestiones climáticas, otros temas se discuten en grupos menores durante la Asamblea, como el papel de la familia en el desarrollo integral del ser humano, la salud y el VIH/Sida, la migración, la seguridad alimentaria y la ayuda humanitaria.

Por primera vez en los encuentros de Cáritas Internacional, los jóvenes fueron invitados a participar y exponer su visión sobre los desafíos del mundo actual. Leon de Souza, coordinador de la Juventud de Cáritas Brasil, participó del panel “El aumento de las desigualdades: un desafío para una única familia”, el día 13.

La comitiva brasilera en el evento está representada por el obispo emérito de Colatina (Espírito Santo), Don Décio Sossai Zandonade; la vicepresidente de Cáritas Brasilera, Anadete Gonçalves; la directora nacional de la entidad, Maria Cristina dos Anjos; y Leon de Souza.

Cristina Fontenele

Estudiante de Periodismo en Faculdades Cearenses (FAC), publicista y Experta en Gestión de Marketing por la Fundação Dom Cabral (FDC/MG).
Correo electrónico

cristina@adital.com.br
crisfonte@hotmail.com
http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=85034

 

“Nos corresponde a nosotros mismos exigir la protección de nuestros derechos”, Roa


Por: Confidencial Colombia | Mayo 15, 2015
Tomado de Internet (Foto: )
Tomado de Internet Foto:
A nueve años de la despenalización del aborto, Confidencial Colombia habló con la Vicepresidenta de Estrategia y Relaciones Externas de Women’s Link Worldwide, Mónica Roa, sobre los aciertos y falencias de Sentencia C-355 de 2006, que garantizó el acceso al aborto en Colombia en tres circunstancias.

La organización internacional de derechos humanos Women’s Link Worldwide y el Departamento de Derecho Constitucional de la Universidad Externado, conmemoraron el aniversario de la aprobación a la Sentencia C-355 de 2006, que garantizó el acceso al aborto en Colombia en tres circunstancias.

Derechos reproductivos, democracia y postconflicto, fueron los ejes temáticos de la jornada que este pasado jueves invitó a reflexionar sobre la importancia de reconocer y validar los derechos sexuales y reproductivos de la mujer para lograr una paz sostenible; y evaluar los casos de éxito en Uruguay y México para superar las barreras de acceso al aborto legal y seguro.

Ahora que el país está en transición hacia la paz, una de las múltiples piezas para la construcción del rompecabezas son los derechos sexuales y reproductivos que deben engranarse, y ser consideradas por la sociedad y el Estado como elementos centrales en la construcción de una paz, asegura la organización internacional.

Como panorama, en Colombia por lo menos el 52% de las familias se construyen a partir de embarazos no deseados, o a partir del deseo de mujeres adolescentes que ven en el embarazo una oportunidad para escapar de contextos de violencia en sus propias casas.

Entre el 30% y el 40% de combatientes de las Farc son mujeres. Muchas de ellas vieron en la guerrilla una oportunidad de huir de la violencia intrafamiliar. Sin embargo, otras tantas que han abandonado el grupo guerrillero lo han hecho porque allí también encontraron abuso y violencia sexual.

Entre tanto, familias diversas que quieren adoptar enfrentan barreras legales para hacerlo, mientras que más de 10 mil niños y niñas esperan que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar les brinde la oportunidad de tener una familia.

Las mujeres que deciden ser madres enfrentan diferentes problemas. En la Guajira y en otras partes del país enfrentan riesgos, para ellas mismas o para sus embarazos, por falta de agua, comida y atención en salud. Las que viven en zonas de fumigación sufren abortos espontáneos o graves malformaciones fetales. Otras mujeres pierden sus embarazos por la violencia física de sus parejas.

Las mujeres que deciden abortar dentro de la legalidad porque consideran que es la decisión más responsable, siguen encontrando obstáculos que imponen tanto los prestadores de salud como las instituciones que deberían garantizar su derecho al aborto y con ello,  la protección a su salud y su vida.

Confidencial Colombia habló con la abogada Mónica Roa, quien hace 9 años logró mediante demanda de constitucionalidad, despenalizar el aborto en Colombia, acerca de los aciertos y falencias de la ley, la desinformación sobre la misma y los retos que comporta su consolidación tanto para las mujeres como para la sociedad.

Confidencial Colombia: Ya son nueve años de la despenalización del aborto, ¿qué ha pasado tras su aprobación?, ¿Qué se rescata y cuáles son las conclusiones?  

Yo creo que uno de los principales aprendizajes es que los ciudadanos nos hemos empoderado para exigir la protección de nuestros propios derechos. Sabemos que cuando la política no nos da respuesta, nos corresponde a nosotros mismos exigir la protección de nuestros derechos.

C.C.: La cifras siguen siendo altas, ¿qué se está haciendo en cuanto a la educación y la información de la ley y a los derechos que tiene la mujer de tomar sus propias decisiones sexuales y del aborto?

Hay políticas por escrito pero yo creo que no soy la única en decir que no se ve, que no se percibe en la realidad. Yo creo que tanto la ministra de Educación como el ministro de Salud tienen muy claro el tema. Me gustaría ver un compromiso político más fuerte en donde, de alguna manera, también entiendan cuál es la oportunidad estratégica que este tema tiene porque estamos  hablando de el país que podríamos crear si realmente permitimos que las más de 24 millones de mujeres y niñas en Colombia realicen su pleno potencial.

Creo que cualquier estadista sabe que no se pueden hacer políticas públicas sin tener en cuenta a la mayoría de la población y en el mundo. Además también hay estudios que demuestran que el indicador más importante para asegurar que la paz sea duradera, es el estatus de la mujer.

C.C.: Existen hoy por hoy los Centros Amigables que trabajan en pro de la salud de la mujer. ¿Qué tanto conocimiento hay en las mujeres frente a la implementación de anticonceptivos, la toma de decisiones sobre su cuerpo y los centros que brindan ayuda?

Muy poco, uno de los problemas más grandes que tenemos es precisamente la falta de información. Hay muchos derechos que están ahí en el papel pero si no hay información las mujeres no van a saber ni que tienen esos derechos ni cómo hacerlos efectivos.

Yo admiro muchísimo el trabajo que se está haciendo desde estos Centros Amigables. Creo que las personas que trabajan ahí son personas valientes, profundamente comprometidas con el tema, pero me gustaría que el impacto fuera mucho más grande, que fueran muchas más mujeres, adolescentes y niñas las que se pudieran beneficiar de toda la gama de servicios que se prestan en estos centros.

C.C.: Qué se puede rescatar de los casos de Uruguay y México respecto a la superación de las barreras en este tema. ¿Qué cree que nos hace falta?

Hay varios aprendizajes que me parecen muy interesantes. Uno de ellos es el aprendizaje de los médicos. Ellos señalan que hay que hacer un tránsito desde las tecnologías viejas y las maneras en cómo les enseñaron a hacer legrados en la universidad, a la posibilidad de utilizar por ejemplo el Misoprostol y la Mifepristone que son pastillas que permiten hacer abortos de una manera segura y mucho menos invasiva para las mujeres.

Hay otro aprendizaje que también me pareció muy importante y es que el haber empezado a trabajar en el aborto con un marco amplio de derechos sexuales y reproductivos, les permitió aprovechar el momento en el que se atienden las mujeres que solicitan un aborto para empezar a hacer prevención y trabajar con métodos anticonceptivos de larga duración.

C.C.: ¿Cree que, en ese sentido, las EPS y otros centros de salud deberían empezar a implementar procedimientos que también le ayuden a la mujer en este tipo de casos o debería ser algo externo como los Centros Amigables?

No, yo creo que es importantísimo empezar por entender que toda la red pública de salud tiene la obligación de garantizar toda esta gama de servicios. Que haya unos centros amigables es algo extra para reforzar la prestación del servicio, pero eso no le quita la obligación a todos los centros.

Ojala con un enfoque en los de primer nivel y esa es ahora otra de las lecciones que nos deja casos como el de Uruguay y México, que realizan el abortos en las primeras semanas de gestación y no los demoran con tantos obstáculos.

Ayer por ejemplo supe que las mujeres hacen solicitudes en la semana quinta de gestación y les dan las autorizaciones en la semana 23. Eso quiere decir que en lugar de que las puedan atender en un centro de primer nivel, con una atención muy sencilla, tengan que acudir a hospitales y que la atención se vuelva mucho más compleja tanto para la mujer como para los médicos. Creo que ese entendimiento es también fundamental.

C.C.: ¿Como institución qué están haciendo para ayudar a las mujeres y ayudar al conocimiento de sus derechos?

Nosotros trabajamos de la mano con grupos que dan atención directa y acompañamiento a las mujeres, seguimos generando debate, haciendo seguimiento de los avances legales, demandando ante los tribunales los retrocesos, manteniendo el tema en la agenda. Tenemos absolutamente claro que los problemas no se acaban cuando uno gana una sentencia y por eso es que nueve años después seguimos haciendo este tipo de eventos para continuar discutiendo cuales son los problemas, los obstáculos y seguir buscando diferentes alternativas de solución.

C.C.: ¿Qué retos tienen como institución frente al tema de la despenalización del aborto, qué se viene para ustedes?

Yo creo que el reto más grande en este momento es poder armonizar los debates, hacer que las fichas encajen. No podemos seguir hablando por un lado de aborto y por otro lado de maternidad. Son dos caras de la misma moneda y nos interesa protegerlas a las dos.

Las mujeres tienen que tener el derecho de decidir de manera autónoma. En determinados momentos de su vida sin necesitan un aborto o necesitan servicios de maternidad segura. Tienen que tener acceso a los dos. Su decisión se tiene que respetar, cualquiera que sea. Y no se pueden seguir muriendo mujeres en Colombia, ni por falta de un acceso a un aborto seguro, ni por falta de acceso a servicios de embarazo y parto seguro.

C.C.: ¿Se podría decir entonces que la ley de la despenalización del aborto no ha funcionado del todo como se ha estipulado?, lo digo respecto a una de las tres circunstancias que se tienen en cuenta y es la salud psicológica y física de la mujer.

Yo creo que esa es frente a la que más desconocimiento existe. Mucha gente no ha entendido que el aborto en Colombia ya está reconocido para las mujeres que tienen cualquier afectación en su salud tanto física como mental y eso lo tienen que entender las mujeres en edad reproductiva, lo tienen  que entender las personas que trabajan en sector salud, los funcionarios públicos y los periodistas que cubren este tema y que muchas veces dejan la palabrita “salud mental” por fuera de la nota, para que de verdad podamos hablar de que la sentencia se pueda empezar a implementar de una manera completa.

C.C.: ¿Qué hace falta?

Primero, remover todos los obstáculos para que no sigan muriendo mujeres y ellas puedan tomar las decisiones autónomas sobre si quieren o no continuar con los embarazos.

Desafortunadamente acabo de saber que en el Cauca tres mujeres se han muerto porque les negaron la posibilidad de interrumpir el embarazo y me duele profundamente que nueve años después sigamos viendo que existen este tipo de casos.

Segundo, me parece muy importante entender que ese tema no puede tratarse de manera aislada, sino que hay que ver el marco completo. Hay que pensar en brindar educación sexual,  el acceso a toda la gama de anticonceptivos, la posibilidad de tener embarazos y partos sanos, de dar en adopción y recibir en adopción, en brindar el acceso a reproducción asistida, la libre elección de como quiero formar una familia.

Todo eso de la mano es lo que realmente va a permitir que haya individuos libres y éticos que decidan formar familias por lazos de amor y  apoyo mutuo y a su vez esto forme comunidades que sean respetuosas de la diferencia y que posibiliten el éxito y el sostenimiento de la paz de la que tanto estamos hablando en estos días.

http://confidencialcolombia.com/es/1/actualidad/16456

 

Karlijn Demasure: “Durante años, los obispos subestimaron el problema de la pederastia”


Karlijn Demasure

Directora del Centro de Protección de Menores de la Santa Sede

“Ser cristiano significa ocuparse de las víctimas de abusos sexuales”

Darío Menor, 14 de mayo de 2015 a las 10:32

Durante años algunos obispos trataban de esconder los abusos de sus sacerdotes. Lo tomaban solo como un pecado: si los abusadores confesaban y mostraban arrepentimiento, lo dejaban pasar

Karlijn Demasure/>

Karlijn Demasure

(Darío Menor, en Vida Nueva).- Pocos problemas han hecho tanto daño a la Iglesia católica como los abusos sexuales a menores cometidos por sacerdotes y religiosos. De esta espinosa cuestión lleva 20 años ocupándose la profesora belga Karlijn Demasure, adquiriendo una experiencia que le ha llevado a ser nombrada directora delCentro de Protección de Menores (CPM), un organismo impulsado por el Vaticano para luchar contra los abusos a menores, dependiente de la Pontificia Universidad Gregoriana.

Entre otros proyectos, este centro ha lanzado un curso por Internet para que los eclesiásticos aprendan a establecer protocolos que eviten la pederastia y sepan cómo responder cuando se produce un caso.Aproximadamente mil curas, religiosos y laicos ya han completado el curso.

PREGUNTA.- Usted empezó a investigar sobre los abusos sexuales a menores hace 20 años, cuando la concienciación social frente a este problema era mucho menor y se tendía a ocultarlo. ¿Por qué decidió dedicarse a este campo?

RESPUESTA.- Yo enseñaba en un centro de educación secundaria para chicas en Flandes y supimos que una de las muchachas había sido abusada por su padre. Los profesores no sabíamos qué hacer, ni siquiera la psicóloga. Después de que surgiera este caso, otras chicas también contaron experiencias similares. Todos los abusos habían sido cometidos en las familias. Entonces pensé en dedicar mi doctorado a este tema para ver cómo ayudar a las víctimas.

P.- ¿Cuándo empezó a dedicarse a los abusos cometidos dentro de la Iglesia?

R.- Cuando mis hijos fueron mayores volví a estudiar. Hice el doctorado en Lovaina. Entonces me topé con los escándalos de abusos que habían surgido en Estados Unidos, Canadá e Irlanda. Empecé a estudiarlos también, aunque no era el tema central de mi tesis. Estudié cómo la Iglesia debía reaccionar con la gente que había sufrido abusos. Un par de años después de hacer mi tesis escribí un libro en el que también hablaba de los abusos de los sacerdotes.

P.- ¿Hubo alguna reacción por parte de la Iglesia?

R.- Durante el doctorado me entrevistaron en una revista católica flamenca en la que hablé de lo que suponían los abusos. En cuanto se publicó, me llamó el obispo de Gante. Me dijo que quería invitarme a que me reuniera con él porque estaba en la misma línea respecto a los abusos. Luego hasta fue a la defensa de mi tesis.

 

 

P.- ¿Cómo se consiguió cambiar la atmósfera para pasar de la ocultación de estos casos a la denuncia?

R.- No todo el mundo estaba de acuerdo. El cambio llegó por distintos motivos. El primero es porque evolucionó la posición del niño. Antes no era algo importante. La familia no estaba tan centrada como ahora en los niños, que habitualmente tenían que trabajar. El feminismo contribuyó a este cambio. Una vez que consiguieron sus derechos, las mujeres fueron a por los de sus hijos. Se impuso el concepto de paternidad responsable, de que si tienes hijos, debes ser capaz de educarles y alimentarles. La situación de los niños ahora ha cambiado, al menos en Occidente. Otro motivo es que el Concilio Vaticano II cambió la posición de los laicos. Antes era muy difícil decir que un sacerdote había cometido un abuso, porque la gente no te creía. En núcleos rurales los sacerdotes fueron durante mucho tiempo los únicos que estudiaron. Con la democratización de la educación, los laicos tuvieron más oportunidad de expresar sus propias opiniones al hablar de estas cosas.

P.- ¿El cambio en la jerarquía eclesiástica se produjo como consecuencia de esta nueva tendencia?

R.- Durante años algunos obispos trataban de esconder los abusos de sus sacerdotes. Lo tomaban solo como un pecado: si los abusadores confesaban y mostraban arrepentimiento, lo dejaban pasar. Subestimaron el problema. No veían que algunos sacerdotes eran enfermos mentales que abusaban de niños una y otra vez. Al final el problema llegó a Roma. Los primeros casos provenían de Estados Unidos. Juan Pablo II pensaba que el problema estaba relacionado con la ética demasiado liberal de Estados Unidos. Más tarde se verá que existe también en Europa: Irlanda, Alemania, Austria, Bélgica, Países Bajos… Entonces se dirá que es un problema de Occidente. Pero los reportes de la Congregación para la Doctrina de la Fe muestran que los casos se dan por todo el mundo. Poco a poco cada uno se ha dado cuenta de que los abusos estaban mucho más extendidos de lo que parecía al principio.

Para leer la entrevista completa, pincha aquí:

 

http://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2015/05/14/karlijn-demasure-durante-anos-los-obispos-subestimaron-el-problema-de-la-pederastia-religion-iglesia-centro-proteccion-menores-abusos-v

 

Video muestra a los marines de EEUU entrenando prácticas de ley marcial sobre la población civil


Un video de un ejercicio de entrenamiento de los marines estadounidenses que tuvo lugar en Arizona el mes pasado, muestra a tropas armadas realizando simulacros de detención de ciudadanos indisciplinados y encierro en campos de internamiento.

Mientras tanto, algunos de los participantes en las maniobras y que ejercen el rol de ciudadanos, suplican por comida y agua.

El ejercicio, que involucró a marines estadounidenses, se llevó a cabo el 18 de abril en Yuma, Arizona, y giró en torno a la formación de “tácticas de apoyo de asalto”.

140515drill2

140515drill3

El simulacro estaba destinado a entrenar a los miembros del ejército en el domino, arresto y encarcelación de ciudadanos que protestaran durante un escenario parecido a una ley marcial.

140515drill

140515drill4

140515drill5

El video muestra a infantes de marina aterrizando en helicópteros en un campo al lado de una carretera muy transitada. Los habitantes locales pueden presenciar el ejercicio desde detrás de una cerca perimetral, mientras algunas personas juegan el rol de “ciudadanos a controlar”.

Los infantes de marina afirman que el objetivo de estos ejercicios es prepararse para misiones de combate y de ocupación en el extranjero, pero algunos manuales del Ejército de Estados Unidos han dejado claro que este tipo de operaciones también están destinadas a aplicarse dentro de los propios Estados Unidos durante un posible estado de emergencia nacional.

Otro video de Fort Lauderdale, Florida, que surgió en marzo, también mostró entrenamientos de sometimiento de población civil en escenarios parecidos a la aplicación de una ley marcial.

A ello cabe añadir un ejercicio conjunto de las tropas de operaciones especiales de Fort Bragg junto con el sheriff del condado de Richland, Carolina del Sur, unas maniobras conjuntas que violarían la Ley Posse Comitatus aprobada en 1878 que limitaba al gobierno federal en el uso de fuerzas militares para hacer cumplir las leyes contra los ciudadanos estadounidenses.

¿Qué razón hay para que la policia y el ejército realicen prácticas conjuntas?

¿Con quién piensan enfrentarse y en qué circunstancias?

¿Por qué el ejército de EEUU realiza tantas maniobras y ejercicios de control civil?

Realmente, es muy sospechoso…

Fuente: http://www.thedailysheeple.com/video-marines-practice-subduing-citizens-inside-internment-camp_052015#sthash.6VdsFr2Z.dpuf

Visto en : El Microlector

http://periodismo-alternativo.com/2015/05/16/video-muestra-a-los-marines-de-eeuu-entrenando-practicas-de-ley-marcial-sobre-la-poblacion-civil/#more-91582

Anteriores Entradas antiguas

A %d blogueros les gusta esto: